Solo tú y yo... pase lo que pase

5 comentarios
Titulo: Solo tú y yo... pase lo que pase
Autor: Laura (mei)
Pareja: HoMin
Género: Lemon
Extensión: Ones-hot
---------



*Changmin pensando* puedo percibir la mirada extrañada de mis compañeros, mientras murmuran sobre mí actitud, como culparlos, sí por más que lo intento no puedo evitar que la felicidad que siento dentro de mí se refleje en esa sonrisa que aparece en mi rostro siempre tan serio, pero... es que hace tanto tiempo que no lo veo, que hoy que recibí ese e-mail donde dice que vendrías a Nueva York a verme en dos días, no puedo evitar sonreírme a mí mismo, aún recuerdo cuando te lo dije y tú reacción.


******************************

FLASHBACK

******************************



-Así que te vas a Estados Unidos? ¿Cuándo?- me preguntaste y yo recuerdo que pude ver como la tristeza invadía tus hermosos ojos, ¡Dios! esa mirada tan triste me partía el alma, entonces te pusiste a llorar y me preguntaste
- Entonces supongo que esto es el fin de todo lo nuestro, cierto?
-De ninguna manera, pienso que podríamos seguir juntos a pesar de la distancia.- Te conteste.
- Mentiroso, estoy seguro que apenas pongas un pie en Nueva York, te olvidaras de todo, de todos, y de.... de nosotros- quise decirte que te equivocabas, pero hasta cierto punto tenías razón
- Tal vez Yunho, pero estas equivocado sí crees que podría olvidarte -te dije, tú pusiste una mirada interrogante, entonces te abrace y deje que mí fragilidad se apoyara en tú fortaleza, en tú calidez
- Serás ingenuo, como podría olvidar lo único que me ha hecho feliz, al único que le ha brindado algo de luz en mi vida, escúchame tonto, eres lo más importante que tengo, eres lo único que hay en mi vida que me da felicidad, como podría olvidarte- Pude notar cómo te sonrojabas, poco acostumbrado a escuchar como me siento, o lo que pienso, pero entonces con mucha ternura levantaste mí rostro con tus manos y me obligaste a mirarte a los ojos, para luego pedirme que lo repitiera pero esta vez mirándote de frente, lo único que hago es darte un beso que con ternura me regresas.

******************************

FIN DEL FLASHBACK

******************************



-Serás tonto, acaso tanto te costaba creerme?- pensaba Changmin - Pero no te culpo, del mismo modo que no culpo a los otros que ahora se sorprenden de verme sonreír, aunque es más bien sólo una pequeña mueca, puedo escuchar como le preguntan a mí compañero.
- You Know why is he smiling?
- Yes, What is wrong with him?- a lo que él sólo se encoje de hombros, hace una negación con la cabeza y les contesta.
- I don't know! I only know that he receive an e-mail this morning maybe is that- con esto no puedo evitar hacer un poco más grande mí sonrisa dejándolos aún más confundidos, pero que me importa, lo que importa es que viene a visitarme, a verme, aunque no estaba muy seguro de si realmente era una o dos semanas las que tenía para estar aquí, en realidad no importaba cuanto fuera, sino que fuera, con que sólo estuviera conmigo me sentiría satisfecho, hacia casi un año que no lo veía, ¡Dios! lo he echado tanto de menos, como, como lo he querido tener a mí lado, sobre todo cuando llegaba al departamento, en la noche cansado, no tanto por el entrenamiento o el estudio, como por la actitud de mis compañeros en la universidad, a muchos les da lo mismo que yo este aquí, pero hay otros a los cuales todos los "amarillos" les molestamos, en ese instante sentía unas ganas enormes de poder apoyarme en tú fortaleza, de poder recostarme entre tus brazos donde me siento tan seguro, como sí nada me pudiera hacer daño, donde todo parece perfecto, como cuando apoyo mí cabeza sobre su pecho y puedo sentir tu respiración suave, rítmica, tan segura acompañada por los acompasados latidos de tu corazón, sonidos y sensaciones que quitan toda la angustia que pudiera sentir en mí alma y todas las preocupaciones se borran de mí mente, esas sensaciones tan placenteras me adormecían y me acompañaban en mis noches y en mis sueños, fueron tantas veces las que me quede dormido de esta forma que jamás me di cuenta de cuánto lo iba a extrañar ¡Dios! me sentí tan sólo la primera noche que pase aquí, la cama se sentía tan grande, tan fría, tan vacía, ...... vacía, eso era lo peor de todo, el que no estuvieras a mí lado cuando despertara, casi siempre con el desayuno para ambos y una hermosa sonrisa en tus labios, creo que esas sonrisas son lo que más he echado de menos, bueno junto con otras cosas que él..... puedo escuchar como el manager nos llama y nos habla sobre el concierto que se va a realizar, ahora es cuando entiendo todo, viene a verme gracias al concierto, pero eso hará las cosas más interesantes, ¡Dios! dos días, es tan poco, pero a mí me parece una eternidad, ya deseo que este aquí, a mi lado, para poder abrazarlo, besarlo, amarlo...... pero por ahora sólo puedo hacer mí practica como siempre hasta que él manager me deje ir.........


*****************************************



Recorro y me doy mil vueltas por el departamento asegurándome de que todo este perfecto, la mesa, la comida, la luz, todo, todo tiene que ser perfecto, cuando lo vi cruzar la puerta hacia el salón seguido por los demás, apenas pude contenerme de lanzarme encima suyo a besarlo y hacerle todo lo que había pensado para esta ocasión, admito que casi tuve que amarrarme para no violarlo frente a todos, me sonrió al reconocer los mismos sentimientos que sentía el en mis ojos, deseos........ De besarme, absorberme, de tal vez hacerme las mismas cosas que yo pensaba hacerte a ti, después de la ceremonia de inauguración vino una conferencia de prensa, realmente me sorprendió ver lo bien que hablabas inglés haciendo incluso casi de traductor para el resto de los jugadores del equipo, después de eso dijiste que tenías que ir al hotel a dejar tus maletas y todo eso y que después vendrías a mí departamento, para que comiéramos y estuviéramos juntos, pero ¡Dios! ¿Por qué te demoras tanto? Sé que nunca la puntualidad ha sido algo característico en ti, pero por hace ya 30 minutos que deberías haber llegado, ¿Te habrá pasado algo? ¿A lo mejor estas perdido? No, no quiero ni imaginarlo, no puede ser que justo hoy, justo ahora haya pasado algo que...... justo entonces escuchó que alguien llamaba a la puerta, así que corrió... no voló a abrir, entonces pudo por fin encontrarse con aquel a quien había esperado tanto, lo único que logro hacer es tirarme en sus brazos, pero luego cuando intento decirle algo, soy interrumpido porque él me cayá con un beso, largo, profundo, apasionado, como sólo él sabe hacerlo, uno de esos que me hacen perder el control sobre mí mismo.

- ¿Me extrañaste?- me pregunta- porque yo si lo hice- dice mientras me mira con una gran sinceridad en sus ojos, le doy un suave beso y le digo.
- Tonto, ¿Acaso lo dudabas? No tienes idea de lo que te he extrañado, me has hecho tanta falta durante todo este año, Yunho.
- Y tú a mí también me has hecho falta, todo este año se me hizo eterno, pero ahora ya estoy aquí y estaremos juntos dos semanas completas - Entonces recuerdo que todavía estamos en la puerta y que alguien nos puede ver, así que lo obligo a entrar y cierro rápidamente
- ¿Por qué te tardaste tanto? ¿Acaso te perdiste?
- Nah, lo que pasa es que no me dejaron irme del hotel sin antes haber cenado con el staff y menos mal que logre que me dejaran salir solo, el manager quería que fuera con alguien más, tú sabes por lo peligrosa que dicen que es esta ciudad de noche, pero como iba a traer a un estorbo a nuestro encuentro, sobre todo para lo que pienso hacerte después de cenar. - Dice mientras me agarra por la cintura con fuerza y me vuelve a besar, pero con mucha más pasión que la primera vez, como si quisiera decirme que no esperaría mucho más......
- Pero, vas a volver a comer? pensé que habías dicho que venias de comer con el staff?
- Sí, pero tú sabes cómo es la comida en los hoteles, con esas cantidades microscópicas, es como si prácticamente no hubiera comido, además.... -Me mira maliciosamente- Hace casi un año que no pruebo lo que me gusta - Dice mientras me besa en el cuello, me da un pequeño mordisco y luego lame suavemente como disculpándose por lo que hizo - Y bien- me pregunta- ¿Qué preparaste de cenar?
-Todas las cosas que te gustan..... Incluyendo pastel de chocolate y crema para el postre, aunque tal vez esto último podría cambiar - Digo y le doy un beso suave en el cuello, él me sonríe perversamente y me dice:
-Creo que tienes razón, pero por ahora será mejor que sirvas pronto la cena o yo empezare con el postre primero - Dijo mientras se sentaba en una silla, y yo iba a buscar la cena para los dos a la cocina, cuando regrese serví un plato para el y otro para mí y cuando me dirigía a sentarme en la otra silla él me detuvo de un brazo y me obligo a sentarme en sus rodillas.
- No me dirás que piensas sentarte hasta el otro lado de la mesa, o sí?
- Pues... sí, sí pensaba hacerlo.
- Tonterías - Y justo cuando yo pensaba hacerle un reproche a ese comentario, él me obligo a callar con otro beso, después de eso terminamos de cenar, aunque ya no recuerdo ni que comimos, por que como estaba sentado en sus rodillas, él lo único que hacía era usar sus manos para recorrerme de arriba a abajo, mientras yo enredaba las mías en sus hermosos cabellos, lo besaba en la boca y luego bajaba hasta el cuello donde le daba pequeños mordiscos que lo hacían gemir, así estuvimos hasta que acabamos con la comida, entonces fuimos a mí cuarto, donde después de cerrar bien la puerta, perdimos totalmente el control.
-Mío... serás mío y sólo mío, entero incluyendo cuerpo y alma antes que cualquier cosa logre separarnos nuevamente - Susurro en mí oído con una voz suave, pero llena de pasión, amor, deseo...
- Sí, lo quiero...quiero ser tuyo, y que tú seas sólo mío, no quiero compartirte con nadie, serás mío aunque tenga que matarte para que lo seas.

Se abalanzo sobre mí con mucha fuerza y pasión, me acorralo contra la pared, sujeto mis muñecas y empezó a besarme de una manera indescriptible, alcance a abrir mi boca, para dejar entrar su lengua caliente en la mía y así poder dejarlas combatir libremente, él entonces soltó mis muñecas para poder abrasarme con más fuerza como si no quisiera dejarme ir, abrace su ancha y musculosa espalda, mientras él con una mano rodeaba la mía y con la otra me tomaba por la nuca, recorrió y acaricio mí espalda a sus anchas, subiendo y bajando, lento al principio y luego más rápido, de un solo empujón apretó aún más sus caderas contra las mías, mientras yo abría un poco mis piernas para que se colocara entre ellas, entonces sus manos bajaron hasta mis nalgas masajeándolas tiernamente. Podía sentir el calor invadiendo mí cuerpo. Entonces rodeé su cintura con mis piernas, mientras él aún continuaba besándome, cada vez apretaba más su cuerpo contra el mío, sentía como se endurecía su miembro poco a poco, comprendiendo que pronto el río de besos y caricias se transformaría en un mar de fuego y pasión.

- Mmmm...Me gusta...quiero más...por favor - Gemí en su oído, mientras él me acorralaba contra la pared del cuarto, frotando cada vez más fuerte su entrepierna contra la mía, mis manos recorriendo su dura anatomía, de momento era él quien tenía el control, ya que yo había pasado tanto tiempo sin sentirlo que deseaba poder disfrutarlo, recordar mientras lo hacía todas las otras veces que lo habíamos hecho, pero a él no parecía molestarle, sino que se dedicaba a hacerme gemir y suspirar ante cada beso y caricia que él dejaba caer en mí pecho y cintura, mis brazos y cuello, mí rostro y boca abierta...
- aaaahhh...Yun..Yunho- Gemí otra vez. Su mano acariciaba con suavidad mí sexo, por sobre el pantalón. Comenzó a darme aquéllos rápidos masajes que me hacían perder el control, podía sentir como una marejada de fuego me daba vueltas en la cabeza, mientras sentía como intentaba desabrocharme la camisa, cuando la hubo abierta la deslizo suavemente hasta dejarme el pecho completamente descubierto, empezando a hacerse camino por mi abdomen a salvajes lamidas para luego regresar a mi boca, entonces le quite la camiseta y la tire al suelo.
- ¡Maaaaaás!....- Esta vez se lo grite y entonces él me arrastró hacia la cama y yo me deje llevar. Me acosté, y él se recostó a mí lado, de frente y mirándome a los ojos con pasión y ternura mezcladas. Su mano se apoyo nuevamente en mí entrepierna, para continuar con los masajes que había empezado, pero esta vez siguió el contorno a lo largo y ancho, subiendo y bajando con mucha más fuerza. Le bese y él abrió nuevamente su boca, al mismo tiempo, para seguir luchando.

Le escuche gemir cuando estire mí brazo y apoye mi mano en su entrepierna, y le empecé a acariciar al mismo tiempo que él lo hacía conmigo, pero parece que debido a la excitación use demasiada fuerza y eso hizo que dejara de besarme para decirme
- Ten cuidado, Changminnie.
- Te hice daño?
- No, pero me sorprende que hagas esta clase de cosas, tú nunca eres así, qué tienes?
- Tengo un año de no verte, ahora cállate y bésame - Prácticamente se lo ordene, pero él sólo puso una expresión divertida y me volvió a besar, si hay algo de él que me vuelve loco son sus besos, nunca imagine que alguien tan... tan... bueno como es él pudiera besar de esa manera tan intensa, tan deliciosa.....

Él gimió bastante cuando apreté más su entrepierna.

- ¡Sigue.... Min no te detengas..... Por favor.....! -continuamos masturbándonos el uno al otro. Le abrí aún más mis piernas, mientras sentía sus húmedos labios besándome el cuello. Al rato, me volteé, quedando de espaldas a él, uso sus dedos para jugar debajo de mí pantalón en el lugar que esperaba paciente su atención, bajo mi ropa. Terminó de desnudarme y me permitió que yo hiciera lo propio con él. Una vez despojados de toda ropa, ya ninguno de los dos pudo contenerse. Él comenzó besándome la frente, las mejillas y mí caliente boca. Siento su lengua trabajar afanadamente en mi cuello, mientras yo disfruto cada pezón de su bien formado y duro pecho, mordiendo con suavidad en algunos casos, debo admitir que siempre me ha gustado su pecho, tan duro y firme como una roca, pero a la vez tan suave, mientras me concentro en juguetear con su pezón derecho, lo escucho gemir mi nombre, más y más fuerte... él continuo su recorrido por mi cuerpo primero exploro mi abdomen, deteniéndose un momento en mi ombligo y jugar un poco con su lengua en esta zona; llegó hasta la cintura donde encontró mí sexo dispuesto, y entonces se dispuso a hacerlo...

- Hazlo.... hum.... así.... me... gusta -susurre, de pronto, él introdujo mí miembro en su cálida boca e hizo que su lengua resbalara por toda la superficie, él lamió cada vez con más fuerza, con más decisión y pasión, haciendo que mí sexo creciera aún más. Mientras tanto yo me movía en un vaivén y levantaba la cintura cada tanto, indicándole que continuara. Pero repentinamente se detuvo, me coloco otra vez de espaldas y me obligo a levantar las caderas, dejándome en la posición más adecuada para realizar la siguiente etapa de nuestra danza salvaje de amor.
Uso su boca para lamerme, entonces lance un quejido, pero él continuo lamiendo, dejando que su lengua caliente hiciera el intento de traspasar lo que hacía tanto nadie había traspasado. Pude sentir como su saliva entraba en mi interior, entonces levanto aún más mis caderas, se arrodillo arriba de la cama y su miembro ya por completo erecto, hizo fuerza en mi entrada, aunque en un comienzo de forma lenta. Me aferre a las almohadas y las mordí fuertemente al sentir las primeras punzadas de dolor, hasta que de un segundo a otro sentí como mi cuerpo se apagaba dejando mis dolencias físicas a un lado, solo volví a mi cuando sentí que el volvía a lamer mi entrada y todo su contorno. Después volvió intentar introducir su sexo en mi pasaje, pero esta vez no hubo dolor porque mientras lo hacia me masturbaba para que yo me concentrara mas en el placer que en el dolor de tenerlo dentro. Espero un poco a que me acostumbrara a su intrusión antes de comenzar a embestirme lento al principio para terminar en un ritmo casi bestial, no podía mas de placer, no solo eso me llenaba al alma saberlo mío, de haberlo deseado tanto y por tanto tiempo y que ahora estuviera en mis manos. La habitación lentamente se llenaba de gemidos, de gritos de placer, en medio de todo este frenesí amoroso, me tomo una y otra vez, como sí en una sola noche quisiera recuperar todo el tiempo perdido, esa noche me entregue a el por completo alma, cuerpo y mas. Esa noche supe que no podría amar a nadie mas que no fuera Yunho y él a cambio correspondía a mis sentimientos de la misma forma dándome su sexo, su amor, su ternura, sus gemidos, su pasión, su forma de vivir cada minuto la vida al máximo, entonces reafirme lo que decía mi corazón, yo seria suyo y él mío para siempre.

Y la pasión me hacia gritar, sí, gritar y llamarlo, con el torrente que hay dentro de mí corazón, mientras que él golpeaba y no dejaba de acariciar, hasta que en el momento culminante él grito de placer, y cuando terminó quedamos ambos agotados, pero felices, y dejándome a mí lleno de él y de amor.
Entonces pasaron unos instantes, dudo poder decir cuánto fue, en los cuales nos quedamos en silencio tratando de regular la respiración.

- Ven...- le dije, entonces él, se incorporo y se acerco a mí, parecía no comprender mis intenciones, aún sentía su sexo caliente entre sus piernas.
- Ven Yunnie, ahora es tú turno, deja que te regrese lo que me has dado- Entonces sin necesidad de más palabras, comenzó a acomodarse y colocarse de espaldas, frente a mí, ofreciéndome su cuerpo al completo y así poder fundirnos nuevamente en un solo ser......
- Por favor, hazlo, tómame ya...- Gimió, entonces antes de empezar le bese la nuca, el cuello, los hombros, la espalda, entonces cuando llegue al lugar, repetí la operación que había hecho el conmigo y lo lamí con calma... acaricie con los dedos su entrada, provocando murmullos de su parte incomprensible para mi.....reconozco que mi intrusión a su cuerpo fue de forma rápida y violenta sin vacilaciones ni esperas, una vez dentro de el no me pude controlar, me convertí en un loco adicto al placer que sentía en esos momentos, comencé a embestirlo salvajemente con estocadas rápidas y profundas, una y otra vez. Mientras mí sexo entraba y salía con ímpetu, hasta que el orgasmo toco nuestra puerta y la última gota de mi esencia lleno el cuerpo de mí amado......
-Te amo, Changminnie, eso estuvo increíble.
- Yo también te amo, tonto

Esa noche dormimos abrazados, forjando nuestro destino y amor apasionado para toda la eternidad, pues ya nada, podría separarnos...Y ambos lo sabíamos.

**********************************************************

FIN

5 comentarios:

  1. asdasdada es tan... ASDFSADASDA LINDO *OOO* <3

    ResponderEliminar
  2. sheccid3/22/2010

    waaa que lindo y pornoso te confieso que hay unas fraces que me encantaron y lo pornos ni se diga esta lindo gracias.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3/25/2010

    quiero MAS DE ESTO!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10/03/2010

    jijiji yo igual quiero mas XDD estuvo geniall tierno y emocionante *o*

    ResponderEliminar
  5. Aqui de ambos ys que solo homin sino un minho los se entregaron que exotoco y bueno

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD