Por siempre Juntos

6 comentarios
Titulo: Por siempre Juntos
Autor: Aki
Pareja: HoMin
Género: Slash
Extensión: Ones-hot
------



Todo era diferente ahora, algunas cosas habían cambiado, él había cambiado.
Pero sabía que él no tenía la culpa.
Y tampoco los culpaba a ellos.
Si debía culpar a alguien… el destino tendría la culpa.


- Estas más delgado.- sonrió tristemente dándose cuenta de ello.
-Lo sé.- respondió secamente. ¿Cómo no podría saberlo, si todo el mundo se encargaba de recordárselo?. Debía admitir que en un principio no lo había notado, aun tratándose de su propio cuerpo, pero entonces escucho las críticas, si, las hermosas criticas que ahora se encargaban de atormentarlo.

“Su semblante es triste, ha perdido mucho peso, sin duda es el más afectado de todos”- escucho de aquella reportera.

Y aquellas palabras aun se encontraban guardadas en su mente, y como las odiaba, si hasta había destruido su departamento en ese arranque de furia. No quería ser visto como la víctima, aquella que solo recuerdan para compadecerla.
Entonces comenzaron a llegar las cartas de las fans.
Pidiéndole, rogándole, a veces hasta regañándolo y diciéndole que comiera bien, que se cuidara, que pensara en su familia… en sus amigos.
Pero nadie lo sabía.
Nadie sabía cómo se sentía en verdad.

- Deberías comer mejor.- sonrió irónicamente, ¿Cuántas veces había escuchado eso?
-Lo hago hyung.- estaba cansado de todo ello, pero no podía evitarlo. No es que no comiera lo suficiente, es solo que estaba perdiendo el gusto por ello.
-Changmin…
-Estoy bien hyung.- mintió. Aunque era más una mentira para si mismo

No quería admitirlo pero…

“Estaba a punto de romperse en pedazos”.

- solo… es que extraño todo - Los extrañaba, extrañaba las risas, las peleas, las bromas, extrañaba los imparables entrenamientos, los escenarios, cantar junto a ellos …
Extrañaba toda su vida pasada.
Y como poder evitarlo.
Los extrañaba a ellos también.
Y ninguna persona, entendería lo que realmente le costaba vivir tan alejado de ellos.
Podrían decir miles de cosas y jamás estarían tan cerca de la verdad.
- Entonces, porque te niegas a verlos.
- … sabes que estoy ocupado.
- mientes.- otra sonrisa desganada, cuantas veces tendrían esa charla?
Es la tercera vez que se encuentran y siempre terminan diciendo lo mismo.
- Yunho...- se levanto del sillón y miro a través de la traslucida ventana.- lo sabes mejor que nadie…
Y esperaba que terminara yéndose como las veces anteriores. Decepcionado por su orgullo y por su necedad. Esperaba que se fuera a refugiar a los brazos de Jaejoong, diciéndole que lo intento.
Esperaba que terminara abandonándolo como los demás.
Porque así se sentía.
Abandonado, traicionado, desechado.
Y creía que sus hyungs tal vez no lo necesitaban.
Si después de todo no les importo lo que pasara con él. No les importo abandonarlo y dejarlo a su suerte.
-Cuanto tiempo crees que puedes seguir así?.- pregunto molesto.
-Estoy bien.- desvió la mirada, algo que antes era imposible.
Changmin desviaba la mirada.
- Ya basta Changmin.- se acerco a él.- que ganas haciéndote el fuerte? Sabes que todos nosotros estamos pasando lo mismo, no eres el único al que le afecta-Grito molesto.
-Si, pero no fui yo el que decidió demandar a la compañía- respondió sin pensarlo, maldiciéndose casi inmediatamente por la estupidez que acababa de decir. Agacho la mirada.
Yunho retrocedió unos pasos, volviendo a dibujar esa sonrisa tan forzada y cansada.
-Tal vez no hayamos sido los que demandamos… pero si somos los que abandonamos a nuestros amigos, no te parece que hicimos algo peor que lo que hicieron ellos Changmin?
Sintió ese vacío en su interior. Claro que lo sabía.
-Ya basta hyung.- respondió alejándose, tratando de no quebrase enfrente de él.
Porque lo último que deseaba era llorar en su presencia
-Ya vete.
-Quieres que me vaya?- pregunto enarcando una ceja de incredulidad.
-Vete hyung.- volvió a repetir.
Apretó los puños, se sentía peor de lo que de por sí ya estaba, y lo escucho alejarse.
Levanto la mirada solo para ver la figura de su hyung desaparecer por el departamento.
Perdiéndose, alejándose y sintió que algo había hecho click en su interior dándose cuenta de otro error.

Dejarlo ir.

Se deslizo por la pared, cayendo al suelo lentamente, dejando escapar pequeños quejidos, dejándose al llanto que tanto trataba de reprimir frente a Yunho.
Estaba cansado.
Y su hyung no lo comprendía. No entendía que todo para él era lo doble de difícil que para los demás. Y estaba cansado, de esforzarse, de luchar y dejar su vida en cada cosa cuando lo único que recibía eran críticas. Porque en comparación de sus hyungs, el no tenia tanto talento como Junsu, ni gracia como Yoochun, mucho menos el físico de Jaejoong.
No tuvo más opción. Sm lo había presionado tanto que casi lo asfixiaba, y como podía decirle eso a ellos? Si lo habían dejado solo, ofreciéndolo abiertamente a los tiburones.
Entonces comenzaron su guerra.
Una de dimes y diretes.
Una donde no quería participar y aun así termino más que involucrado.
Y lo peor de todo.
Una donde no podía irse al lado de los buenos.
Al menos todo estaba bien porque los dos permanecían unidos.
Porque permanecía a su lado.
Pero entonces todo empeoro.
Todo cambio.
Él cambio.
Y como olvidar aquella sensación de pérdida cuando Yunho comenzó a grabar su Drama, y entonces término perdiéndolo a él.
Ya no tenía más opción, ya no tenía como defenderse.
Aceptar aquel papel como protagonista fue repentino, algo que jamás había esperado, y que se presentaba abiertamente ante sus ojos.
Una oportunidad de zafarse a la continua rutina que se había convertido su vida.

Debía admitir que le sirvió, aunque sea un poco, y comenzó a llenarse de trabajo imparable, de nuevo, aun cuando viajar constantemente le robaba sus energías y todo su tiempo.
Pero fue una oportunidad que pedía muchos sacrificios.
Y todo tiene un precio.
Uno de ellos era no volver a verlos.
Tal vez era traicionarlos, porque así sintió que hacía.
Pero que más podía hacer.
Si desde un comienzo lo habían destinado a morir en aquel medio.
Le habían dado una muerte prematura a su carrera.
Y no podía permitirlo. Porque habían más personas detrás de ese sueño. No era solo él. No era solo Changmin.

Y ahora se daba cuenta de algo más.
Había perdido todo. Todo.
Ya no había nada más.
Estaba perdido.
Y no podía gritar.
No podía pedir ayuda.
No podía salirse de eso. No podía correr.
Estaba hundido hasta el cuello, y quien sabe cuando terminaría de ahogarse.
Aun así no culpaba a nadie, ni siquiera a si mismo.
Simplemente era el destino.
El que deseaba verlo acabado y destrozado.
Y por qué no? si así lo quería eso tendría.
Se levanto torpemente de su lugar, dirigiéndose al pequeño mueble de la sala y abrió la puerta más grande sacando una botella de vino y una copa.
Paso horas bebiéndose aquella botella y las demás que había.
Entendió que se había convertido en un muñeco de la sm, un vil títere que manejaban a su antojo.
En eso se había convertido Shim Changmin.
Acaso sus hyung entenderían eso?
Acaso Yunho podría imaginar los grandes errores que a cometido y podría perdonarlo?
Estaba harto.
Harto de no poder defenderse, de no poder decir a la prensa y a sus amigos que él pensaba como ellos, que el también deseaba zafarse de ese estúpido contrato que ahora no solo lo condenaba a trabajar por trece años, si no que lo obligaba a distanciarse de sus amigos, de sus compañeros, de su familia.
Porque no lo sabían?
Dbsk se había convertido en su familia.
Aventó la botella en uno más de sus arranques de rabia, botando la botella contra la pared y salpicándose de la oscura sustancia de esta y esparciendo los vidrios por la alfombra
Grito, grito como nunca, aventando todo a su alrededor.
Rompiendo los estúpidos cuadros que supuestamente tendrían que calmar su soledad con sus magníficos colores, y entonces lo encontró.
Aquel periódico con el titular en grande. ”Tvxq conquista nuevamente a sus fans” Uno de los logros más grandes de su vida, cuando regresaron a Corea y atraparon a todos con MIROTIC, fue grandioso, sorprendente, magnifico.
Y vio su rostro en aquella fotografía, junto a todos sus amigos, junto a él.
Y vio la sonrisa de Yunho.
-No te vayas.- grito- no te vayas.
Espesas lágrimas brotaron manchando el papel.
-No te vayas Yunho, no me dejes, no como ellos.
Y tomo aquella hoja grisácea entre sus brazos, apretándola fuertemente, tratando de impedir que aquellos hermosos momentos se escaparan de su mente otra vez.
-No te vayas, yo lo siento Hyung… lo siento, yo de verdad lo siento.
-Maldición Changmin!!!.- levanto la mirada, y lo vio de pie frente a él-que diablos estás haciendo?
Lo vio parado frente a él.
Asustado?
Y quiso huir, levantarse y correr, esconderse en algún lugar, cualquiera, no importaba donde, pero no quería ver la mirada de Yunho.
No quería que lo viera tan destrozado.
No quería que lo viera en ese estado, donde no quedaba nada de su orgullo, nada de su actitud, nada de él.
Pero no pudo, su cuerpo no respondía, no podía moverse, se sentía clavado al suelo y pegado a ese tonto periódico.
Era humillante.
Sin duda había tocado fondo. Ya todo estaba perdido.
-Eres un idiota, un tonto.- escucho en un susurro, sin percatarse de en que momento su líder había llorado.
No, Yunho aun seguía llorando.
Y sintió los brazos de su hyung rodearlo, brindándole un calor que lo hacía sentir mejor, y que calmaba su corazón.
-Diablos Min eres un idiota.
-Lo siento hyung.- logro pronunciar por fin, entre los gimoteos, logro pronunciarlo.
-No Changmin, yo lo siento.- susurraba sin dejar de envolverlo entre sus brazos, correspondiéndole y aferrándose a su ropa.
No quería dejarlo, no esta vez.
No quería dejarlo ir otra vez.
No lo soportaría.
-todo estará bien,… todo estará bien.- escuchaba su voz, meciéndolo, tranquilizándolo.- todo estará bien Chagmin.
-perdón hyung.- se disculpo, mientras cerraba los ojos, dejándose llevar por las suaves caricias de Yunho.
-porque te disculpas?.. heee, porque te disculpas pequeño?.
-Por hacer que te quedes conmigo.- murmuro – yo lo siento, no quería que pasaras por esto.
-Entonces con quién crees que debería estar?.
- con Jaejoong hyung.
-No Changmin, si no estuviera contigo, no podría soportar todo esto, porque sabes.. .- callo antes de pronunciar lo de más.
- que hyung?- pregunto intrigado por el repentino silencio del otro.
-Por qué…..- depósito un suave beso sobre sus fríos labios.- Por que te quiero, más que a nada en el mundo.
Changmin sonrió ante tal respuesta.
Ahora lo sabía.

- - - - - - - -

Abrió los ojos, mirando la blanca cortina que se mecía por el viento, se sentía ligero, por primera vez, aunque los ojos le dolieran por el llanto del día anterior, y percibió un dulce aroma, uno que no sentía desde hace algunos meses.
Y escucho unas risas que desde hace mucho añoraba.
Se levanto apresurado dirigiéndose a la cocina.
Pero se detuvo antes de abrir la puerta.
-No es un sueño verdad?- y no quería que fuera uno, eso sería demasiado cruel.
-claro que no lo es.- escucho detrás de él.
-Huyng.- sonrió sinceramente por primera vez desde hace mucho.
-Vamos Changmin, que me muero de hambre.- ordeno abriendo la puerta mientras lo tomaba de la mano.
Entraron a la sala, encontrando a Junsu junto a Yoochun peleando por un panecillo, y a Jae con la comida sobre la mesa.
Ambos sintieron que el corazón se les encogía de Felicidad.
Estaban de nuevo Juntos.
Los cinco…
- Que hacen aquí?- pregunto contento.
-Pues que no has escuchado ese dicho “ si la montaña no va a ti, tu ve a la montaña”?, así que como tu no querías ir a vernos tuvimos que venir nosotros.- explico rápidamente Yoochun.
-Además de que me preocupaba verte tan delgado, si sigues así vas a desaparecer.- sentencio Jae.
-Lo siento hyung, pero es que extraño tus comidas.-
-No, yo vine a reclamarte por qué no fuiste a mi presentación en la obra.- Reprocho Junsu cruzándose de brazos, como lo extrañaba.
-lo siento hyung.- sonrió contento por el adorable puchero que su hyung le daba y casi olvidaba.
Tomo asiento junto a Yunho, sonriendo y mirando aquella escena que se obligaría a tatuar en la retina de sus ojos.
Estaba bien de esa forma, así, como siempre debería estar.
Que más daba la Sm, si podía estar junto a esas personas tan especiales, si podía estar de nuevo con su familia…
Y al lado de su líder.
Fin….

Capitulo extra.
No sabía que mas hacer, cada vez lo perdía más.
Y no quería.
No estaba dispuesto a verlo destrozado.
No a Changmin.
Entonces regreso al departamento, encontrándose con algo que no deseaba, algo que lo atemorizo y le hizo darse cuenta de algo.
Algo tan aterrador.
Lo vio destrozado, perdido, abandonado. Vio como las gruesas, húmedas y amargas lágrimas recorrían por sus mejillas.
Su pequeño Changmin estaba sumergido en la soledad.
Corrió a su lado, rodeándolo con sus brazos y sujetándolo para no dejarlo caer en ese abismo oscuro que amenazaba con alejarlo de su lado.
No, no permitiría que se llevara a Changmin.
No lo permitiría jamás.
-Está bien todo está bien, Min todo va a estar bien.- susurraba.
Y sintió las ganas de decirle cuanto lo amaba.
Porque sentía que aquellas palabras lo rescatarían y lo regresarían al lugar donde pertenecía.
-te quiero más que a nada en el mundo.
Y lo vio sonreír, como hace mucho no lo hacía, era un alivio, un alivio para su corazón, casi sentía como si una gran roca se apartara de su pecho dejándole camino libre para respirar.
No podía creer que todo se reducía solo a eso.
Solo a un Te quiero.
Arrullo toda la noche a su pequeño, viéndolo dormir, perdiéndose en su rostro tan dulce y de niño que aun poseía.
Y robándole de vez en cuando un beso fugas.
Ese era su pequeño, ese que todo mundo amaba, y al que todo mundo esperaba.
Escucho la canción de su celular sonar, era momento verdad?
- bueno.- susurro.
-Yunho?, como esta?
-bien Jae, todo está bien ahora.
-Eso me alegra… entonces… podemos ir?.
-Claro Jae, eso estaría bien.
-Yunho?
-Que sucede?
-Y que pasara ahora?
- Lo que suceda no importa recuerda:
“Por siempre juntos”

Fin

6 comentarios:

  1. Anónimo4/02/2010

    waaaaaaaaaaaa
    que bonito
    (estoi llorando)
    me encanto !!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5/12/2010

    buuuuuuuuu kasi me kedo sin lagrimas de tanrto llorar kreo q ya hice otro oceano pacifico

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5/25/2010

    Ahhhh!!! Te quedo perfecto TuT no e podido parar de llorar, ashh!!! Me choca que ellos esten pasando por esto >_______< y no dudemos que tal vez Minnie si se sienta asip T.Ty bueno como no quieren que deje de comer si su loca Unma Jaejae no le esta cociando T.T!!! O su appa Yunnie le esta diciendo que no coma tantos dulces!!!

    O que sus hermanitos Susu y Chunnie esten jugando, molestandolo y haciendo cada cosa juntitos!!!

    Tu fic me llego mucho a corazón TuT nu pedo dejar de llorar ashhh!!!
    Gracias por el HOMIN y por el super fic que nos acabas de dar T.T espero que pronto puedan estar juntos ( Ciertamente a estas alturas ya no me importa si lo hacen como DBSK yo solo quiero que esten juntos como la familia que son TuT y bueno si dicen cantemos de nuevo todos pues seria super chevere nopXD?).
    Ahh u___U me emociono XD!!! Sigue asi!!! Me gusto muchisimo como narraste.

    Bye n_n

    "ALWAYS KEEP THE FAITH"

    ResponderEliminar
  4. me encanto no sabes cuanto
    me gusto mucho
    me hizo recordar tantas cosas gracias
    por poner este fic

    ResponderEliminar
  5. wooow simplemente me hizo llorar el alma a mi lo único que me importa en este momento es que estén juntos como la familia que son aun si no es sobre el escenario ellos son mas que eso son personas con sentimientos, espero que un día nos sorprendan volviendo a sonreír y vuelvan a tener en sus ojos esa mirada llena de brillo.

    ResponderEliminar
  6. No me gustó :D osea Chabgmin con menos talento de todos?? Osea replop!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD