Que Descanse Nuestro Amor…

7 comentarios
Titulo: Que Descanse Nuestro Amor…
Autor: Felina
Pareja: HoMin
Género: Slash, angst
Extensión: Oneshot
-----



Hacía más tiempo del que podían explicar que estaban en esa situación de esforzarse y no dar para más… pero sin tener el valor de terminar… de dejar atrás algo que sin duda aún estaba ahí, pero que por alguna razón ya no podían expresarse con la misma emoción y felicidad de años atrás…



No era que el amor se hubiese acabado… de verdad que no era eso…



Era… era algo que simplemente no podían comprender ni ellos mismos… y es que ya ni siquiera aquellos besos que les hacían temblar de emoción o que hicieran en su momento que algo revoloteara en sus estómagos hacían afecto…



A veces Yunho quería pensar que era la madurez que les tenía algo atrapados en la rutina, que si ya no hacían el amor no era porque no se desearan o porque las caricias no encendieran sus cuerpos… buscaba mil maneras de convencerse de que ChangMin también le seguía amando… que si ellos ya solo se veían por costumbre, no era porque su amor hubiese sido relegado por ella y que tuvieran que dejarse…



Pero había momentos en que ninguno de los dos daba para más…



ChangMin era ese chico intelectual que para bien o para mal siempre pensaba las cosas mil veces antes de dar paso alguno… y era eso probablemente una de las razones por las que siempre parecía que el tiempo le alcanzaba demasiado pronto y sus raciocinios solo daban pie entonces para más debates mentales en los que solía dejarse arrastrar por los lineamientos de su cerebro, ignorando fuertemente lo que ese músculo en su pecho gritaba con furia golpeándole fuerte y queriendo ser escuchado…



Pero era que ChangMin no podía simplemente dejarse llevar ahora… porque se decía que no tenía 17 años, que ya el tiempo de comportarse como un adolescente o un joven convirtiéndose en adulto habían pasado… que ahora lo era y no había marcha atrás…



Que eran diferentes las responsabilidades y distinta su forma de guiarse por la vida…



Y sin embargo… aún sus mejillas podían teñirse en carmesí cuando su novio llegaba con algún detalle por cursi que pudiera ser, como una rosa roja que deslizaba luego por su cuerpo mientras le acariciaba al desnudo…



Porque en nada podía negar que sí, que le gustaba un tanto aquello y valía aunque después de unos minutos ambos volviesen a caer en la monotonía… en esa en la que las conversaciones se vuelven triviales, en la que las sonrisas casi escasean y los besos son automáticos como si en nada sus corazones participasen de ellos…



Pero es que al final de cada día las cosas no parecían dar para más… y sin embargo, ahí seguía ese sentimiento, casi dormido en el olvido o dejado a su suerte en un camino oscuro de rosales espinosos… de esos que lastiman y hieren, pero que no dejan de ser preciosos… porque en algo recordaban ambos que el amor entre dos chicos era una lucha constante y diaria, que si en algo preocupaban los comentarios mordaces de la sociedad, eran ellos quienes debían enseñarles que no hay nada de lo que arrepentirse o por lo cual pecar…



Porque no es pecado amar, ni repulsivo debiera significar a la sociedad… pero estaba todo eso ahí…



Todo aquello que lentamente parecía haber mermado lo que un día había brillado casi con luz propia…



*****



Aquella tarde el menor de los dos no sabía del todo porqué, pero metía una a una sus prendas en esa maleta que descansando sobre la cama se iba llenando quizá demasiado rápido… ChangMin no quería estar para cuando su novio llegara… pero al mismo tiempo deseaba que Yunho apareciera…



Y quizá que le detuviera…



Terminó de empacar y el silencio del departamento de pronto le pareció abrumador… todo estaba impecable y en su lugar… casi como si en realidad nadie viviese ahí… era en parte su culpa, era un amante de la limpieza y el orden… aunque probablemente su vida íntima no fuera exactamente recta…



Dos maletas descansaban ya en la entrada esperando por su última decisión… el menor miró detenidamente cada rincón antes de llegar a la puerta y suspirar… suspirar como quien pretende no sentir un dolor inmenso que casi le carcome las entrañas y acongoja su corazón…



Era eso lo correcto? Dejarle atrás y emprender un camino nuevo? Marcharse así, sin siquiera platicar o despedirse… era en verdad aquello lo que deseaba?



No…



Esa respuesta se repetía una y otra vez en su mente… pero se negaba a hacerle caso… porque irónicamente… esa vez solo quería seguir al corazón…



Al corazón confundido… herido… agrietado… por su propio silencio y mutismo de una relación de secretos y vacíos que muy probablemente no debieran haber existido pero que había dejado pasar…



- que descanse nuestro amor, Yunho… y tal vez en un futuro nuestros destinos vuelvan a cruzarse… - y mencionar aquellas palabras fue casi como una promesa al aire que entregarle a su novio ausente…



Como un juramento propio que se grababa en su alma con lágrimas silenciosas mientras abandona de una vez por todas ese departamento que por años fue su hogar, pero que ahora no le inspiraba otra cosa que rutina y sinsabores…



*****



Caminaba por las calles de Seúl observando la gente pasar y sonreír, jugar y bromear, gritar y tambalearse.. miraba en aquellas caras el reflejo de su propia historia… de cuando amaba cada detalle como si fuera nuevo… de cuando disfrutaba como un niño al correr por el Parque tras su novio, de cuando sonreía como bobo al atraparle entre sus brazos y hacerle sonrojar por el beso que robaba de sus labios, de cuando debatía cada elevado argumento de su novio con absurdos comentarios que culminaban en una caricia y otra ronda de besos…



De cuando sobraban los motivos para hacer el amor…



Y Yunho sabía que en parte era su culpa que las cosas fueran tan mal… porque se habían dejado absorber por la rutina y envenenar por la sociedad…



Se habían sumido en la trivialidad de la tiranía social que busca matar los corazones que enamorados viven de otro de su mismo sexo…



Y él no había sido capaz de defenderle… de proteger a su amor… y en el curso no solo a ChangMin, sino a sí mismo…



¿Habría tiempo para remediar la falta?



Sí…



Eso le gritaba el corazón y le exigía su alma…



Y corrió… corrió como si la vida le dependiese de ello… corrió esas calles largas que le separaban del departamento donde esperaba que su novio estuviera ya, pues ese día salía temprano del trabajo…



Corrió y casi cayó en varias ocasiones por tropezar con la gente, le fallaba la respiración y ya le había dolido un costado por las prisas… y no sabía… no sabía siquiera si tendría algo que decir con claridad… porque lo único que deseaba en ese momento era estrechar fuerte entre sus brazos a ChangMin y decirle de corazón lo que hace tiempo quizá no le decía…



Que le amaba…



Y abrió la puerta con prisas casi asustado de que hubiese estado cerrado con llave… le dolió el corazón de tanto que golpeó contra su pecho al notar el silencio… y el ambiente frío que se respiraba… caminó tembloroso pasando por la cocina y el baño… sintiendo esa opresión cortarle la respiración al notar los cajones vacíos y solo su ropa en el armario…



Golpeó con furia la pared al sentir la impotencia y el enojo…



Porque su novio se había largado sin siquiera decir adiós…



Y aquello de algún modo dolía más que una nota mal escrita…



Porque había renunciado sin siquiera dar oportunidad de esa vez luchar de verdad…

Porque desde hace tiempo, cada uno tomaba sus decisiones sin considerar al otro, y aquello solo había alimentado la desazón y la incertidumbre…



Aquello que quizá al final, solo había matado su amor…



- pero aún Te Amo, Minnie… - susurró con las lágrimas resbalando por sus morenas mejillas… mientras sus nudillos sangraban otro poco de ese dolor que fuerte se había instalado en su corazón… - quiero verte, quiero una segunda oportunidad… quiero intentar de verdad y que nuestro amor no muera…



Pero esas palabras que lanzadas al aire fueron liberadas, solo retumbaron en el silencio de aquella habitación llena de recuerdos y promesas rotas…



Se perdieron en aquel departamento…



Del que ChangMin ya se había despedido con la ilusión inconsciente de volver a encontrarse…



Porque aunque su amor tuviese que descansar ahora…

Seguía ahí…

Con la esperanza de renacer como el fénix de sus cenizas…




FIN

7 comentarios:

  1. te odio! te odio! te odio!

    T^T

    k triste y ke real ¬¬ y te odio por eso! ya me escucharas!

    ResponderEliminar
  2. Haruka ^^3/16/2010

    Woooow muy real, me hiciste llorar, el querer luchar por su amor, apesar de que la monotonia se ha instalado en sus vidas, fue muy lindo, espero qe en un futuro se vuelvan a ncontrar, muy llegador tu fic ^^
    felicidades por el primer lugar n.n

    ResponderEliminar
  3. Watanabe_custom3/19/2010

    ¡Qué triste! Pero a la vez resulta esperanzador al pensar que tal vez no se haya acabado ahí, que tal vez sigan cada uno por su lado un tiempo, pero en un futuro, sin saber si lejano o cercano, pueden volver a coincidir, a compartir todo eso que han tenido...

    Me ha gustado muchísimo, cada sentimiento está narrado tan, tan bien que casi puedes hacerlo tuyo, sentir lo que ellos sienten...

    Muy, muy bueno ^_^

    ResponderEliminar
  4. waaaaaaaaaaaaaaa pobre yunho, waaaaaaaaaaaa ahora veo x q esta en primer lugar, esta waaaaaaaaaaa estoy llorando waaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  5. AnSaGuCa3/22/2010

    Muy bueno!
    Por favor, quiero leer mas historias tuyas!

    ResponderEliminar
  6. AnSaGuCa3/22/2010

    Es un historia muy realista y adoro la trajedia y el drama XD
    De verdad es muy bueno
    Por favor, quiero leer mas de tus historias.
    Felicidades, es muy bueno ^^

    ResponderEliminar
  7. muy muy triste pero muy bueno me gusto mucho tu historia aunque casi lloro, deja el sabor a que tal vez undia se vuelvan a ver y luchen por su amor en verdad me encanto tu fic,por fics como estos esque amo el HoMin

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD