Provocativa inocencia - Cap. 6

5 comentarios
NO QUIERO PALABRAS VACIAS. NO PERMITIRE QUE VUELVAS A ENTRAR.


JAEJOONG POV.

Han pasado tres infernales semanas desde que Yunho ha invadido mi casa, y no solo eso, también mi jodida mente. Estoy harto del “Te amo” Que siempre susurra cuando menos lo espero. Odio sonrojarme, odio sentir un escalofrío placentero cada vez que lo dice… Como en año nuevo, cuando me susurro al oído que había enfocado todos sus propósitos en mi, o cuando me abrazo con fuerza diciendo “Te amo Jaejoong, gracias por estar otro año más conmigo, permíteme seguir el resto de mi vida a tu lado”

Fue una celebración pequeña, únicamente mi omma, la suya y nosotros dos, como era de esperarse su madre también dijo algo muy similar a lo que oí de la mía cuando le confesé que amaba a Yunho “Era de esperarse, note que algo se traían desde que los arrastre a la cena. ¡Oh bueno! Linda nuera, lindo yerno… Da lo mismo.”

A partir de ese día ambas han estado de alcahuetas al acecho, buscando oportunidades para lograr que Yunho y yo nos quedemos solos en la casa o salgamos solos… ¡Ah mierda! Todo mundo está en mi contra por culpa de Yunho. Lo odio. ¿Por qué no se larga? Además es un maldito acosador. ¡Esta en todos lados! Ya no tengo privacidad. ¡Sufro! Odio mi vida, y me siento traicionado por mi propia madre. Yo soy su hijo, no ese desgraciado mentiroso. ¡Ahh!

—Si sigues cepillándote así te dejaras calvo.

Brinco al escuchar su grave voz y el cepillo cae de mis manos. Como ya dije ¡Es un jodido acosador!

—No es de tu incumbencia lo que haga con mi cabello. —Digo dignamente y me agacho a recoger el cepillo.

Yunho se agacha al mismo tiempo y nuestras manos se rozan, inmediatamente alejo la mia y dejo caer el cepillo nuevamente, me sonrojo y haciendo acopio de todo el valor que poseo en el cuerpo levanto la vista para verlo, seguro tendrá una sonrisa burlona, o una sonrisa victoriosa el desgraciado… ¡Oh no! No es ninguna de las dos cosas, es algo peor, su sonrisa es cálida, llena de esperanza y tal vez ilusión… Hace que mi cuerpo se estremezca. ¡Lo odio! ¡Lo odio!

— ¿Quieres que te cepille el cabello?

—No, lo que quiero es que te largues de mi casa… ¡Y deja de acosarme!

—No te estoy acosando… Quiero entrar al baño.

—No te creo.

Me mira con confusión y me siento como un paranoico, no soporto más esto, tengo que salir de aquí. Paso a su lado y él me sostiene del brazo. Evito mirarlo pero él me toma de la barbilla y me obliga a hacerlo. Me mira detenidamente, viendo a través de mis ojos, cobardemente los cierro y lo empujo con fuerza.

— ¡Déjame ya Yunho!

—Lo… Lo siento… Es que...

—Te-tengo que ir al super.

*****************************


¡Sí! ¡Soy un cobarde de mierda! ¡Ahhhh! No le permitiré volver a entrar en mi corazón ¡No! Ya he sufrido demasiado, es obvio que la culpa de Yunho habla, no es que me ame, y yo tampoco lo amo. ¡Ya no! Él destruyo este amor. ¿Por qué? ¿Por qué tiene que regresar justo ahora?

Recorro los pasillos de la tienda sin saber lo que hago, sólo estiro la mano mecánicamente y echo el producto en el carrito. Aún mi mano quema debido al contacto con su piel ¿Qué hare? Con solo tocarme o verme hace que pierda el control.

— ¡Buenos días! —Dicen por el altavoz. ¡Bien! Seguro mencionaran alguna oferta que me interese, así podre dejar de pensar en Yunho. —Queremos recordarles que todo en el departamento de cosméticos esta al dos por uno. —Silencio. — Al parecer hay un joven aquí que quiere hacer un anuncio.

—Jaejoong… Ammm Soy Yunho. Tal vez no era necesario decir mi nombre ¿Reconoces mi voz no? Ammm… —Titubea. —Como sea… En cualquier pasillo que estés sólo quiero recordarte que te amo. Ya no me importa lo que los demás piensen… Dame una oportunidad de demostrártelo.

¿QUE DIABLOS HACE? ¿Acaso no recuerda que nos criamos aquí durante casi 20 años? Muchos nos conocen. Y no es que me importen las apariencias, mi madre ya lo sabe y ella es la única que me importa… Pero… Él está confundido, cuando abra los ojos, se arrepentirá de cometer estas locuras.

Dejo el carrito de las compras y corro hacía la parte en donde esta Yunho. Paso por varios pasillos y veo varios rostros conocidos, unos me ven reprobadoramente otros con una sonrisa. Subo las escaleras y ahí está Yunho con una sonrisa ladeada. El tipo de sonrisa que aunque intente evitarlo me sigue cortando la respiración… ¡No! Fue la carrera, como sea recorrí un largo trecho, tiene que ser eso.

—Les dije que vendría. —Dice Yunho a las trabajadoras a su alrededor. — ¿Me darás una oportunidad Jaejoongie?

Mi corazón da un latido de más.

—Ha-hace mucho que no me llamas así.

—Lo sé, desde que crecimos… Tú tampoco me dices Yunnie.

—Porque tu dijiste que ya no te gustaba.

—Mentí. —Dice acercándose a mí e inconscientemente doy un paso atrás. —Me asustaba el hecho de que cada vez que me llamabas así sentía un tironcito placentero en mi corazón.

Me lamí los labios nerviosamente y él siguió el movimiento con la vista.

—Te amo Jaejoong. Déjame entrar de nuevo. —Dice poniendo una mano en mi pecho, sobre mi corazón que late desbocado, cosa que obvio él nota y sonríe.

¡No no nooooo! No entraras.

—E-es porque corrí hasta acá… M-me agité de más.

—En ese caso siente el mío. —Dice tomando mi mano y colocándola sobre su pecho. —Yo no he corrido… Mi corazón late rápido porque estoy contigo.

Volteo mas allá de Yunho y las chicas que estaban haciéndole compañía tienen expresión soñadora en su rostro. A algunas mujeres les gusta mucho ver dos hombres juntos, eso es extraño.

—De-debo… volver… De-deje el carrito en el pasillo. —Digo alejando mi mano de su ardiente contacto.

— ¿Puedo ir contigo?

—Si quieres. —Me encojo de hombros queriendo parecer indiferente y comienzo a bajar las escaleras, siento su mano sobre la mía e intento soltarme pero él me aferra con más fuerza.

—Necesito que me agarres de la mano… Puedo perderme.

Esto es tan raro. Yunho es… Diferente… Hace dos semanas ni siquiera quería tocarme en público de algún modo comprometedor y hoy se está pavoneando con mi mano entre las suyas por todo el super… Más bien soy yo el que esta incomodo, como ya mencione, no es que me importe lo que digan, simplemente, no sé, me siento como una novia virgen sonrojada, además Yunho esta derribando fácilmente las murallas que alce a mi alrededor ¿Tan débiles son?

Salimos del supermercado sin hablar, Yunho parece conforme con el simple hecho de continuar sosteniendo mi mano. Alzo la vista en ese momento y veo que Yoochun y Junsu caminan hacia nosotros.

—Hola. —Dice Yoochun con una sonrisa afable. —La última vez olvide decirte algo Yunho… Yo… Lamento lo que sucedió, Junsu me contó lo del golpe y sé que no fue tu culpa, él no debió acercarse así.

—No te preocupes Yoochun, entiendo… Habría reaccionado igual si hubiera encontrado a Jaejoongie lastimado.

Yoochun baja la vista a nuestras manos y me sonríe de un modo desesperante, como diciendo “Te lo dije” Cuando le hable de Yunho él había dicho que amores como esos no terminan así como así, y además mencionó que por experiencia propia sabía el temor que puede causarle a una persona que siempre se ha creído hetero enamorarse de otro hombre, en pocas palabras se puso de lado de Yunho a pesar de que YO soy su amigo. Claro, entre idiotas se entienden.

—Yo… También lamento lo de hace unas semanas Jaejoong. —Dice Junsu viéndome con arrepentimiento. —Estaba celoso y bueno… No me retractare, tienes rostro de niña, pero no lo digo como ofensa, es que eres adorable.

—Mira quien lo dice. —Yoochun sonríe burlonamente a Junsu y éste le da un codazo.

—Yo no soy adorable.

—Lo eres. —Dicen Yoochun y Yunho al mismo tiempo.

Miro acusadoramente a Yunho, no puedo evitarlo, no me agrada la idea de que encuentre a alguien más adorable.

—Pero solo tengo ojos para ti. —Yunho se acerca y besa cariñosamente mi frente haciendo que me sonroje. ¡Ohhhh! Lo odio.

¡Son palabras producto del remordimiento Jae, son palabras vacías, no lo olvides!

—No me interesa a quien encuentres adorable. —Me paso la mano por la frente tratando de borrar su húmeda y abrazadora boca de mi piel, pero no funciona.

—Tortolos, lo que veníamos a decirles es que vamos a salir hoy, así que pensamos que podríamos ir los cuatro, ya saben, salida de parejas.

—Nosotros no somos pareja. —Mirada escéptica de Junsu y Yoochun. — ¡No lo somos!

—Suena divertido. ¿A qué hora?

Yunho me ignora.

— ¿Pasamos a las siete por ustedes?

Yoochun me ignora.

—Me parece bien.

—Bueno, entonces no nos despedimos, nos vemos en un rato.

—Vale.

¿Por qué todos me ignoran? ¡Aghh!




************************************************

— ¿Quieres algo de tomar?

—No.

— ¿Quieres bailar?

—No

— ¿Un beso tal vez?

—Eso menos.

Mentirooooso.

— ¡Vamos Jaejoong! No te pongas en ese plan.

—Lamento si arruino la diversión, pero desde el principio yo no quería venir. —Digo frunciendo el seño y me siento tonto e infantil.

—No hagas eso. —Pasa un dedo sobre mi seño fruncido. —Podría quedarte así.

Su contacto. Extrañe la calidez de sus manos. Extrañe todo de él ¿Para qué continuar engañándome? Aún lo amo. Es más, creo que el amor sólo creció con la distancia, pero el problema es que no me siento seguro cuando de Yunho se trata, bien podría ser sólo un capricho pasajero, luego me volverá a botar y yo sufriré. No puedo pasar por eso de nuevo. Él está confundido, no me ama, lo sé, no me ama.

—Déjame Yunho. —Digo alejando su mano de mi frente, veo su gesto de pena, tal vez fui un poco brusco… Pero inmediatamente lo cambia por una sonrisa.

—No te enojes Jaejoongie. Anda, vamos a bailar.

—Todos nos verán.

— ¿Y? Están viendo a Yoochun y a Junsu, a ellos parece no importarles. ¿Por qué te importa a ti? —Su tono es algo duro.

—No se Yunho… Dímelo tú, tienes experiencia en avergonzarte de tus gustos.

—Jaejoong… No recuerdes más eso… Fui un estúpido… Pero… Enserio te amo, tienes que creerme. —Dice viéndome con verdadera pena marcada en sus facciones.

— ¡Yo no! ¡Deja de decir que me amas! No quiero palabras vacías producto de tu remordimiento Yunho.

Me levanto enojado y camino hacía al baño, debo huir o terminare explotando de nuevo y ya no quiero recordar, no quiero hablar de aquella vez, prefiero bloquear el recuerdo.

— ¡Hola nena! —Dice un tipo fornido y alto tomándome del brazo. — ¿Ya te cansaste de tu acompañante? Tal vez podamos divertirnos un rato.

El tipo esta ebrio, admito que tengo rasgos algo femeninos, tal vez se confundió.

—Ammm… Soy hombre…

—No parece, los de tu tipo no pueden ser considerados hombres, solo nenas.

¡Genial! Un homofóbico ebrio, solo esto me faltaba.

—Escucha amigo…

—No somos amigos, no podría ser amigo de un tipo, o tipa como tú… ¿Por qué ir contra la naturaleza? Déjame probar. —Dice sujetándome del brazo y acercándome a su pestilente cuerpo. —Veamos que de bueno tiene estar con otro hombre.

—Suéltalo. —Es Yunho, y por el tono de su voz está furioso.

— ¡Oh la otra nena! No te molestes, sólo quería una probadita de tu chica.

—Me molesta la gente ignorante ¿Sabes? El hecho de que me haya enamorado de un hombre no me hace menos, ni a mí, ni a él… ¿Por qué ese desprecio hacia los homosexuales? ¿Acaso eres uno reprimido?

¡Oh no! Yunho lo está provocando a propósito para que me suelte.

— ¿Q-que dices? Yo-yo no soy un rarito como ustedes. —Dice el hombre escupiendo por la boca debido al coraje y aprieta mas mi brazo provocando que suelte un jadeo ahogado.

— ¿Quién fue el que te rechazo eh? ¿Fue en la primaria? En esa etapa se quedan más asentados los traumas… O tal vez…

No termina de hablar, con un grito furioso el tipo que me sujetaba se lanza sobre él y le da un puñetazo fuerte que hace crujir su mandíbula y lo manda al piso.

— ¡Yunho! —Grito asustado, el otro tipo sigue encima de él pegándole. — ¡Yunho!

En ese momento se desata todo, los ebrios alebrestados empiezan a pelear entre ellos, puedo ver a Yoochun que corre hacía Yunho para auxiliarlo pero es detenido por otros ebrios agresivos y Junsu se le une para ayudarlo, otros hombre se acercan intentando auxiliar a Yunho pero el tipo homofóbico trae a varios compinches y no pueden acercarse lo suficiente, sin importar el enorme tamaño del sujeto me acerco a él y subiéndome a su espalda lo muerdo con fuerza en su hombro, tengo que ayudar a mi Yunho de algún modo. Me aterra pensar que pueda lastimarlo de gravedad.

El tipo grita y me jala del cabello para hacer que lo suelte pero resisto ¡Oh dios! Si continua jalando así tal vez me deje calvo.

Se escuchan disparos en el local y todos nos quedamos quietos. Suelto el hombro de sujeto y veo que hay sangre. El homofóbico me empuja con fuerza y me tira al suelo dejándome sin aire, me cubro el rostro cuando veo que está dispuesto a patearme en el piso pero en ese momento es embestido por Yunho, quien después cae al piso, al parecer tiene lastimado el pie.

— ¡Suficiente! —Dice una voz prepotente y enojada volviendo a disparar al aire, al parecer es el dueño del lugar. —En este local se respeta a mis clientes, no me interesa si son heterosexuales, homosexuales, hermafroditas o extraterrestres. Ustedes. —Señala al homofóbico y compañía. —He llamado a la patrulla. No puedo permitir que tipos como ustedes sigan causando disturbios.

Inmediatamente los de seguridad se hacen cargo de retener a todos los revoltosos y yo me acerco a Yunho, esta desplomado en el suelo, respirando agitado.

—Yunnie. —El apelativo cariñoso me sale sin querer. —Yunnie ¿Estás bien?

—Eso creo. ¿Tu como estas? ¿Te hizo daño? —Dice viéndome con tal preocupación y afecto que lagrimas resbalaron por mis mejillas. El susto de que algo malo le pasara era demasiado grande aún. — ¡Jaejoong! —Dice con urgencia. — ¿Qué te hizo?

—N-no, yo estoy bien… —Digo acariciando su rostro y él agranda un poco los ojos por el gesto cariñoso. —Eres tonto Yunnie, no debiste provocarlo.

—No podía dejar que te lastimara.

—Soy un hombre, y se pelear, pude haber intentado defenderme solo.

—Eso lo sé, pero quería ser tu salvador. —Dice con una sonrisa avergonzada. —Claro que las cosas no salieron como pensé, tu terminaste quitándome a ese tipo de encima.

—No te hagas de menos, tú me ayudaste también.

— ¿Si verdad? —Hincha el pecho y yo sonrío. —Creo que merezco un premio… Una cita tal vez o…

Sin darle tiempo a que lo vea venir me acerco a él y le doy un beso en los labios, su sorpresa fue tal que ni siquiera pensó en responderlo. De hecho también me sorprendí a mí mismo, creo que estoy demasiado perturbado como para pensar antes de actuar.

—No, espera. —Dice cuando me alejo. —Eso no es justo, no estaba preparado ¿Qué tal otro beso?

—Lastima, ya te di tu premio. —Digo con una sonrisa coqueta y me pongo de pie, el intenta seguirme pero vuelve a derrumbarse en el piso. —¡Yunho! —Le ayudo a levantarse. — ¿No que estabas bien? ¿Te duele mucho?

—Creo que sólo es una torcedura Jaejoongie… Por cierto, ya van dos veces que me dices Yunnie… Me gusta.

— ¿E-estas contándolas?

—Sí, no quiero olvidarlo.

— ¿Puedo hacer algo por ustedes? —El patrón esta ya a lado de nosotros. Es realmente joven para ser el mandamás—Ya llame a la ambulancia, enserio lamento todo este alboroto, espero que no se queden con una mala idea de este lugar.

—Claro que no ammm…

—Mi nombre es Changmin, soy hijo del antiguo dueño.

—Yo soy Jaejoong, él es Yunho… No te preocupes, sabemos que no fue su culpa —Digo con educación.

—Se quienes son, Jung Yunho, Kim Jaejoong… Íbamos en la misma escuela. ¿No me recuerdan?

—Mmmm.

Lo miro detenidamente, es un hombre alto, unos dos años más joven que yo, su tez es morena y tiene unos penetrantes ojos café oscuros. Parece algo ermitaño y huraño, pero ya vi que en realidad es muy afable aunque al parecer bastante imponente. Volteo a ver a Yunho cuestionante y el tiene la misma cara de confusión que yo.

—Jaejoong ¿Están bien? —Yoochun se acerca y Junsu lo sigue de cerca.

—Yo sí, Yunho se lastimo un poco el pie. ¿Cómo están ustedes?

— ¡Bien! ¡Oh! Debieron verme, pude contra dos hombres yo solito. —Dice Junsu orgulloso.

—Si, al verlo con esa carita inocente a veces olvido que es muy bueno peleando. —Yoochun besa su frente y Junsu se sonroja.

—Ah siii… —Digo viendo a Changmin. —Ellos son Junsu y Yoochun, chicos, él es Changmin, dice que estudio con nosotros pero no logro recordarlo.

— ¿Shim Changmin no? Tu abuela y la mía solían ser buenas amigas, desde que volví no te había visto. Hace poco que llegaste supongo. —Dice Yoochun.

—Así es, tengo unas dos semanas viviendo aquí… Park Yoochun ¿Cierto?

—Sí, ahora que lo pienso, no he visto a tu padre, él se hacía cargo del bar—Yoochun habla suavemente. —Acaso esta…

—Nooo. —Dice Changmin sonriendo, tiene una sonrisa bonita, sus ojos se tornan algo asimétricos y le da una apariencia menos intimidante y mas tierna… —Gracias a dios aún tiene buena salud, pero es grande, no puede hacerse cargo de este tipo de situaciones.

— ¡Oh! Ahora te recuerdo. —Dice Junsu apuntándolo con el dedo. —Tú eras el flacucho ese que siempre ponía notas en mi espalda que decían “Soy nena” “Patéame” “Me vendo por un pan duro”.

—Kim Junsu… Si, era yo. —Dice Changmin sin remordimiento alguno.

—Junsu… Cariño, eso fue hace mucho tiempo. —Yoochun trata de salvar la situación. — Ahora Changmin ha madurado… ¿Verdad? —Pregunta con cierto tono de duda en la voz.

—Define madurar. —Dice Changmin fingiendo seriedad.

— ¡Pero Yoochun! Me traumo de por vida.

—Siendo sincero no me arrepiento, era divertido… —Yoochun, Yunho y yo comenzamos a hacerle señas frenéticas desde nuestra posición, atrás de de Junsu. Changmin es un hombre alto y fuerte pero dudo que pueda hacerle frente a un Junsu enojado. Él nos voltea a ver primero a nosotros, luego al furioso castaño. —Solo bromeaba, se que estuvo mal, espero que tengas en cuenta que en ese entonces era un niño, ambos somos adultos ahora. ¿Supongo que podemos ser amigos no?

Todos esperamos la respuesta de Junsu, quien al parecer tiene un corazón muy grande, porque solo sonríe encantadoramente y asiente con la cabeza en dirección a Changmin.




—Bien, ya que todo se ha arreglado… Me divertí mucho hoy. —Dice Yunho con una sonrisa traviesa. — ¿Cuándo volvemos a repetir la salida? Siempre es bueno convivir con nuevos amigos.



5 comentarios:

  1. Quiero la conti pronto xfavor!!! ...........tendre q esperar una semana mas para la conti?? xfavor esta interesante xq estan xfin los 5 juntos y como se desarrollara la historia entre el YunJae, Yoosu , *-*

    ResponderEliminar
  2. Oooh! me los leí todos de corrido *O* kyaaaa están los cinco ahora! que bueno que se arreglaron las cosas entre todos :3 Me dejaste con las ganas... esta muy emocionante :D Gracias por compartir esta historia! estaré esperando actu!!!

    ResponderEliminar
  3. o por fin jae a aceptado a yunho
    y min era muy divertido de chico aun que no lo viera así junsu pobre tener que soportar las bromas de min ja ja

    ResponderEliminar
  4. pameonigiri3/30/2014

    esta genial el cap siganlo please!!!

    ResponderEliminar
  5. Hay ya se reunieron mis Shinkis.. ....y Jae parace que le dará la oportunidad a Yunnie.. ...

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD