Provocativa Inocencia - Capitulo 3

5 comentarios
DEMOSLE UNA OPORTUNIDAD A ESTA PASIÓN PROHIBIDA.


JAEJOONG POV.

Ha pasado una semana desde aquél fatídico día con Yunho, jamás imagine que el beso con Zunmi desataría de ese modo a la bestia que hay en él. Voy a ser sincero, si, noté cuando Yunho bajo por las escaleras y si mi novia no me hubiera besado probablemente yo la habría besado a ella... Además, de algún modo el beso fue un experimento, basta decir que el resultado es que únicamente los besos de Yunho me afectan de un modo tan intenso, lamentablemente el final de mi provocación no fue como lo había planeado.

Al principio me sentía realmente mal y deprimido, me dolía todo el cuerpo y caminaba extraño, ni siquiera fui al trabajo al otro día, Yunho intentó hablar conmigo esa mañana pero no le abrí la puerta y él se rindió (bastante rápido a mi parecer) y se fue.

La mañana siguiente nuevamente tocó la puerta de mi cuarto y volví a ignorarlo, esa fue la última vez que intentó hablar conmigo, ahora creo que ambos nos hemos estado evitando, en toda esta semana no lo he visto ni una sola vez… ¡Miento! Una vez nos topamos, él iba llegando del trabajo y yo había bajado por un refrigerio, recuerdo que ambos nos sonrojamos como adolescentes, Yunho murmuro un quedo saludo y subió a su cuarto, desde ese día no hemos vuelto a hablar ni a vernos realmente.

Hoy me siento animado, ya puedo caminar bien, no me duele más la cadera ni el culo, quien me vea por la calle no se dará cuenta de que hace poco me desfloraron la parte trasera… Aunque ese no es el motivo de mi buen humor, estoy feliz porque por fin he decidido luchar por lo que quiero, estoy harto, sí, me molestó y dolió que Yunho me tratara de eso modo, pero sé que se arrepiente, lo conozco, se ha de sentir fatal, por ejemplo, él prefiere que yo haga la comida porque dice que soy el mejor (Él también sabe cocinar pero no es muy bueno) y últimamente me he dado cuenta que casi no está comiendo, por las noches escucho la televisión de su cuarto hasta altas horas de la madrugada, por último, tomando en cuenta que él no es dado a beber… Ya van dos veces que lo escucho llegar haciendo desorden en la planta baja, me preocupa, y no me haré el tonto, lo extraño, extraño platicar con él, ver la tele con él, cocinarle… Pero después de lo que pasó sería absurdo fingir que no ocurrió nada y tratarnos como amigos, así que he tomado una decisión… Lo amo, por eso he terminado con Zunmi, no sé que me depara con Yunho, pero no continuaré ilusionándola ni viviendo una mentira, se que le rompí el corazón pero peor sería atarla a mi lado cuando no tengo nada que ofrecerle… Yunho si bien no me ama, me desea, mucho, nuestra primera vez fue un fiasco, merezco algo mejor, si no puede tener su amor por lo menos gozare con lo que pueda darme… He decidido seducirlo.

De hecho supongo que no tarda en llegar, he preparado la cena y tengo entradas para una peli que Yunho tiene ganas de ver desde que supo que saldría en cartelera… Espero que no la haya ido a ver ya…

Escucho la puerta abrirse y mis manos comienzan a temblar pero no me voy a echar para atrás. La decisión está tomada. Respiro hondo y salgo de la cocina.

—Hola Yunho.

Él voltea a verme estupefacto y la bolsa que lleva en las manos cae al piso. Pude reír por la expresión que tiene pero resistí.

—Ja-jae… Hola. —Dice con un graznido encantador.

— ¿Qué es eso? —Pregunto curiosamente viendo la bolsa.

—Esto… Amm… Es pollo frito…

— ¿Se te antoja pollo justo ahora?

—Si… Bueno… No, sólo vi una tienda en el camino y decidí comprarlo, vengo algo cansado como para cocinar.

— ¿Te importa si guardamos el pollo para mañana? —Digo sonriendo, disfruto de su nerviosismo. —Ya hice la cena.

— ¿Qué? Ah… Si… Digo no… No me importa guardarlo.

— ¡Bien! Entonces ven a la cocina, ya está todo listo.

—O-ok.

Estamos cenando en un agradable silencio, por lo menos yo me siento bien, Yunho más bien parece nervioso e incomodo.

— ¿Y? ¿Me quedo bien? —Pregunto mientras me levanto a sacar el postre, el favorito de Yunho por cierto. —Es un nuevo experimento.

—Sí, todo lo que cocinas siempre es delicioso, pero esta vez te pasaste. —Dice sonriendo por primera vez, ladeadamente, la forma que más amo.

—Gracias. —Digo sonriendo radiante, nada me hace más feliz que complacer a Yunho, por unos segundo él voltea a ver mi boca pero desvía la vista casi inmediatamente, avergonzado… ¡Es tan lindo!

—Oye… ¿Enserio estas muy cansado? —Me inclino para tomar el pay del horno. Lo hago lentamente, quiero que obtenga una buena vista de mi trasero.

— ¿Po-porque? —Pregunta a su vez con un tono ronco ¿Me estará viendo?

—Porque tengo boletos para ir al cine —Digo dándome la vuelta con el pay en la mano y lo cacho viendo mi cuerpo fijamente. ¡Oh si! Voy progresando — ¿Recuerdas esa peli de zombies que tanto querías ver? Pues pensé que podríamos ir a verla hoy, la función es a las once. — Veo el reloj. — En una hora… Aunque igual y ya la viste…

—No, no la he visto… Ammmm ¿Jae? ¿Por qué haces esto? Creí que me odiabas.

¡Ese es mi Yunho, siempre yendo al grano.

—Eres mi mejor amigo, lo hemos sido durante más de 15 años… No me gusta estar enojado contigo.

—Pero…

—Pero nada, no hablemos de eso, lo que ahora quiero es que nos vayamos ya porque luego hay un poco de tráfico… Creo que ya no hay tiempo para el postre.

— ¿Es pay de zarzamora? —Pregunta esperanzado.

— ¿Tu qué crees?

—Creo que en ese caso aún tenemos tiempo.






YUNHO POV.

Ni siquiera en mi primera cita con una chica estuve tan nervioso como lo estoy ahora, enserio no entiendo a Jaejoong, toda la semana estuvo evitándome y de repente hace mi postre favorito y compra boletos para una peli que moría por ver… Es muy extraño… Para colmo ni siquiera le estoy prestando atención porque estoy más pendiente de Jae, de nuestros brazos y piernas que casi se rozan y de lo atractivo que es de perfil, no sé qué ocurrió aquella noche, perdí el control y lo lastime, me siento terriblemente culpable, verlo llorar me rompe el corazón, nunca me ha gustado verlo sufrir y saber que yo fui el causante de su pena me destroza, fue por eso que preferí dejarlo solo ese día, intente hablar con él después pero me ignoro así que deje de intentarlo… Es toda una sorpresa para mí que vuelva a dirigirme la palabra pero ¿Ahora qué? ¿Actúo como si nada hubiera pasado? ¿Me disculpo?

Todo el tiempo he estado viendo la pantalla de la sala pero sin interesarme por lo que pasa, debería prestarle atención a la película. ¡Oh! Una escena sangrienta, tal y como me gustan, realmente tiene buenos efectos esta peli, eso es algo en lo que difiero con Jae, a él no le gustan… Un momento… Lo había olvidado ¡A él no le gustan las pelis de terror. ¿Entonces que hace aquí?

Volteo a verlo adecuadamente, no de reojo como había estado haciéndolo toda la peli, él está algo pálido y tiene cara de estar sufriendo.

— ¿Jae?

— ¿Si?

— ¿Por qué quisiste ver esta peli si no te gusta el género?

—Amm… No sé, no había ninguna que me llamará la atención y tú tenías muchas ganas de ver esta, decidí sacrificarme por una ocasión. —Dice volteando a verme con una sonrisa tímida.

Suena tan cursi, pero cuando Jaejoong me sonríe de ese modo mi corazón da un latido de más, él siempre influye de este modo en mí, es tan inocente y dulce pero puede ser provocativo y sexy a la vez.

—Jaejoong… —Susurro quedamente y acerco mi rostro lentamente al suyo, necesito tocarlo, sentirlo ¡Ya!

Los ojos de Jae se agrandan y se hacen un poco más oscuros, al parecer ya ha notado que siempre que me pongo en plan intimo con él lo llamo por su nombre completo. Estamos en la parte de atrás del cine y como esta es una de las últimas funciones hay poca gente en la sala, de hecho algunas parejas también están en lo suyo así que no nos prestan atención y aunque no fuera así creo que no me importaría, necesito esto, lo necesito a él.

Toco su boca con una caricia suave de la mía, esta es la primera vez que lo beso así, normalmente lo hago a la fuerza y con violencia, pero él merece algo mejor… Lo volteo a ver, no hay mucha luz en la sala pero puedo notar que él ya tiene los ojos cerrados, así que también cierro los míos y vuelvo a besar dulcemente su boca, pero con él no puedo contenerme por mucho tiempo así que lo tomo suavemente de la barbilla y lamo sus labios varias veces hasta que él los entreabre con un jadeo, movimiento que aprovecho para meter mi lengua en su boca y saborearlo, sabe al chocolate que compre para él al entrar al cine, ahora cada vez que coma chocolate pensaré en Jae.

Levanto el apoya brazos que separa nuestros asientos y lo tomo de la espalda, acercándolo más a mi sin dejar de explorar ansiosamente su boca, a su vez Jaejoong me toma del cabello y se levanta del asiento para sentarse sobre mis piernas, el movimiento me ha sorprendido un poco pero no tengo tiempo de reflexionar acerca de su actitud ya que inmediatamente él me estrecha entre sus brazos y me besa con arrebatador ardor, metiendo también su lengua en mi boca hasta casi tocar mi garganta.

Intento dejar de besarlo para que ambos podamos respirar pero él se niega a dejarme libre, aprieta más su agarre en mi cintura y gimiendo contra mis labios captura mi lengua, chupándola mientras se impulsa contra mi ya muy despierta polla haciendo que gruña ahogadamente. Unos minutos después él termina el beso, dejándome ansioso. ¡Quiero más de su deliciosa boca, de su húmeda lengua! Me acerco para volver a besarlo pero él se echa para atrás y riendo entre dientes baja su boca por mi cuello, lame un costado lentamente, seduciéndome, sin poder evitarlo me estremezco anticipadamente… Jaejoong coloca su boca sobre mi cuello y empieza a succionar mi piel con avidez, sé que dejara su marca pero no me importa, nunca he dejado a una chica hacerme un chupetón pero con Jae es diferente, me gusta y me excita sentir ese tironcito entre placentero y doloroso que provoca su boca al chupar mi piel.

Es tan raro. Esta vez Jaejoong tiene el control de la situación, no me molesta, me gusta, pero también quiero que se estremezca y gima por mí.

—Jae…Joong… —Gruño junto a su oído y mordisqueo su lóbulo mientras meto ambas manos debajo de su playera y acaricio su espalda.

Jaejoong me voltea a ver y por suerte en ese momento la escena que está en la pantalla es de un día soleado, por lo que puedo ver claramente su expresión, tal y como aquella vez que estuvimos con esa chica al mismo tiempo, sus labios entreabiertos e hinchados, su vista desenfocada, Jae sonríe pícaramente y echa la cabeza hacia atrás, sin desaprovechar la invitación me pego como sanguijuela a su piel, lamiendo, mordisqueando y chupando su cuello con desenfreno.

—Yun-yunho ah… —Gime él y me toma con más fuerza del cabello, con la otra mano empieza a acariciar mi miembro por encima del pantalón.

Justo en ese jodido momento las luces del cine se encienden y como si de un resorte se tratara Jaejoong salta lejos de mí, acomodándose la ropa sin levantar la vista. Yo por mi parte también me arreglo el cabello maldiciendo por lo bajo mi suerte, estoy tan duro que creo que ni podre caminar…

Salimos del cine sin hablar, pero cuando nos subimos al taxi y quedamos relativamente a oscuras sin poder contenerme coloco mi mano encima del pene de Jaejoong, él respinga y me voltea a ver pero yo mantengo la vista al frente, haciéndole la plática al chofer sin dejar de acariciarlo. De reojo veo que Jae cierra los ojos y se muerde el labio con fuerza… Podría correrme en mis pantalones sólo con verlo.

Bajamos del taxi apresuradamente y comenzamos a subir las escaleras para llegar a nuestro departamento, en ningún momento nuestras miradas se encuentran, es lo más seguro, puede haber cámaras, puede haber alguien por aquí… Llegamos velozmente a la puerta y busco las llaves en las bolsas de mi pantalón, en mi abrigo… ¡Oh mierda!

—Jae… ¿Traes tus llaves? —Digo volteando a verlo por primera vez desde que salimos del cine y estoy a punto de poseerlo en el pasillo, sin duda alguna es el hombre más bello que he visto.

—S-si. —Dice relamiéndose los labios y yo sigo el movimiento con la vista.

Jaejoong se acerca a abrir pero como las manos le tiemblan las llaves caen al piso, sin poder evitarlo suelto una carcajada ruidosa, él me voltea a ver frunciendo el seño y yo río aún más fuerte, Jae no puedo soportar más y comienza a reír también por lo absurdo de la situación, me agacho, recojo las llaves y empiezo a abrir sin parar de reír quedamente, cuando abro la puerta él entra primero y como si estuviéramos sincronizados se da la vuelta justo en el momento en que yo lo estrecho entre mis brazos besándolo con frenesí.

Lo recargo contra la puerta y él se impulsa para enredar ambas piernas alrededor de mi cintura por lo que yo tomo su trasero entre mis manos, acariciándolo y haciéndolo gemir. De repente dejo de besarlo y lo observo fijamente.… No quiero arruinar la atmosfera pero hay algo que necesito saber.

—Jaejoong… —Digo en un tono algo cuestionante. — ¿Qué pasa con Zunmi?

—Yunho… —Susurra. —Me siento como un hijo de perra al decir esto pero… Ella no está aquí, tu y yo sí.

Es lo único que dice, se muerde el labio nerviosamente esperando mi respuesta. No sé qué pensar, no es justo para ella, mucho menos si van a casarse… ¿Ya le habrá pedido matrimonio? La idea aún me carcome por dentro, no puedo evitarlo pero da lo mismo, al parecer ya tomo su decisión, es obvio que sabe que yo solo puedo ofrecerle esto ¡No se qué diablos estamos haciendo! Solo se que aunque lo intente ¡No puedo parar! Creo que ambos iremos al infierno.

Vuelvo a besarlo vorazmente, el corresponde al movimiento de mi boca, abre por completo su dulce cavidad y tomándome del cabello mueve con avidez su lengua contra la mía, bebe de mi boca, hace firme su apretón alrededor de mi cuerpo y se restriega contra mi pene insoportablemente hinchado.

Dejo de apretar su lindo y contoneante trasero para colocar mis manos debajo de su playera, pero no puedo explorarlo bien ya que necesito sostenerlo, camino velozmente hacía el sillón de la sala y me siento de modo que el queda sentado a horcajadas sobre mí, tal y como se quedaron las cosas en el cine, subo su playera por su abdomen y el levanta los brazos para que se la quite por completo, dejo la prenda en el suelo, y mordisqueo su hombro mientras exploro su musculosa espalda (No tanto como la mía pero está en forma) con las manos.

—Mmmm Yunho… Yunho ah…

Cada vez que él gime mi nombre yo me descontrolo más. La voz de Jaejoong es una de las más bonitas que he conocido pero sus gemidos y susurros sin duda alguna son orgásmicos. No que se diablos me pasa, soy un hombre… Él es hombre…. ¡Pero lo deseo tanto! Es una locura… Siento que si no lo hago totalmente mío moriré (tal vez algo dramático, pero eso siento). Esto no se parece nada a la primera vez, no estamos peleando por conseguir dominar, simplemente le estamos dando una oportunidad a esta pasión prohibida.




JAEJOONG POV.

Me estoy quemando, jamás creí que podría llegar a sentir todo esto con el simple hecho de que Yunho me besara y me acariciara, estoy a punto de correrme y el único estimulo que he tenido en mi pene ha sido el del taxi, que duro menos de 10mn.

Yunho ha cambiado las posiciones, ahora yo me encuentro de espaldas sobre el sofá y él se cierne sobre mí con una pasión en bruto reflejada en sus rasgos. ¿Enserio yo provoco eso? Ni en mis más locas y enfermas fantasías imagine que realmente esto podría ser posible… ¿Acaso tenía la misma expresión hace una semana? Jamás lo sabré porque no pude ver su rostro, pero ya no importa, esto no tiene nada que ver con lo que ocurrió aquella vez, esta vez ambos nos estamos entregando con todo lo que tenemos, para mí es como si fuera la primera vez.

Yunho se quita la camisa y comienza a desabrochar mi pantalón. ¿Hasta donde querrá llegar esta vez? ¿Y si se arrepiente y me deja suspendido? ¡No podre soportarlo! ¡Lo necesito con un ansia rallando en la desesperación. ¿Debo dejar claro ese punto? Yunho se inclina para volver a besarme y sé que es el momento de hablar o después me perderé en la magia de su tacto, de su toque.

—Yu-yunho… Espera…

—Jaejoong… No sé que me sucede pero… No me pidas que pare justo ahora…Te necesito… Juro que esta vez no será como la otra, no volveré a lastimarte, seré cuidadoso. Tan sólo... No puedo parar.

Sus palabras me dejan estupefacto, creí que él negaría el deseo, que negaría la obvia necesidad... Hice bien al darle a entender que aún estoy con Zunmi, se que para él ya es difícil aceptar esto que hay entre nosotros y si de algún modo se entera de lo profundo de mis sentimientos huira, no quiero eso, ya no importa si Yunho me ama o no… ¡Me desea! Esto ha dejado de ser unilateral… Además, la forma en que dice mi nombre en la intimidad…. Suena como si dijera “Yeyuan” Mmmm…

—Yunho... — ¡Al diablo todo! Si mañana quiere hacer de cuenta que nada paso. ¡Bien! Pero hoy me quedaré con esto. —No quiero que pares. —Ya no importa si estoy rogando. — ¡Por favor no pares!

Me incorporo y atraigo su boca nuevamente hacía la mía, besándolo con desenfreno mientras recorro su musculosa espalda con las manos, abajo… Más abajo… Hasta meterlas debajo de su pantalón y su ropa interior. Manoseo su masculino trasero y acepto gustoso el gemido gutural que él suelta en mi boca. ¡Amo complacerlo!

Yunho deja de besarme y baja su boca por mi barbilla, mi cuello, mi pecho, mi vientre, haciendo que jadee ahogadamente con cada caricia, mordisco y lametón… Termina de desabrochar mi pantalón y me lo quita junto con el bóxer, dejándome totalmente desnudo, a pesar de que esta es una situación diferente no me da pena, Yunho ya me ha visto desnudo con anterioridad y yo a él también, me incorporo un poco y con manos algo temblorosas por la emoción desabrocho su pantalón, pero cuando voy a tocar su miembro él me detiene

—Aún no, si me tocas creo que explotare y esta vez quiero darte placer…

—Pero quiero tocarte…

—Pronto…

Yunho sonríe pícaramente y dándome un beso suave en los labios baja la cabeza directo a mi regazo. ¡Oh dios mío! Eso si da vergüenza.

—Yu-yunho espera… —Digo tomándolo del cabello. — ¿Qué-que haces?

— ¿No es obvio?

—S-si… Pero…

— ¿No quieres que lo haga?

—No…Digo si… Es que… —Genial, ahora yo soy el que no sabe ni lo que dice. — ¿Enserio quieres hacerlo?

—Es algo incomodo ponerme a reflexionar sobre eso… Pero si, quiero hacerlo… ¿A-alguna vez te lo han hecho?

—Mmm…. No.

— ¿Ninguna de tus novias? —Pregunta sorprendido.

—No. —Digo desviando la vista.

La verdad es que una que otra chica ha intentado hacerlo pero yo no quise, siempre he soñado con Yunho haciéndome eso, preferí fantasear que probar con alguien más, claro que como ya mencione, eso no puedo decírselo, no esta listo para saber todo lo que siento por él.

—No sé si debería sentirme así… Pero… Me alegro… ¿Dejaras que yo te lo haga?

Asiento tímidamente y Yunho me mira con los pómulos levemente teñidos de un tono rojizo.

—Claro que… No sé si te guste… Yo… Nunca he hecho esto.

¡Eres tú! ¿Cómo no va a gustarme?... Quiero decir eso, pero en cambio digo otra cosa.

—Bueno, tampoco soy experto…

Yunho baja lentamente la cabeza y yo me muerdo el labio inferior con fuerza, sentir su lengua tocando mi pene es… es… akasdjskjdaksksda… Sólo así puedo expresarlo, únicamente da unos cuantos toques de prueba y luego mete mi miembro totalmente dentro su boca, seguro estoy tocando su garganta.

—Mmm… Yunho ah… Yun…

Gimo entrecortadamente mientras el succiona mi pene con ardor, me siento… En las nubes, jamás creí llegar a sentir algo parecido… Yunho... Su boca, su saliva, simplemente su aliento en esa parte sensible de mi piel… ¡Me enloquece! Jadeo incoherente cuando Yunho comienza a prepararme con los dedos. Me encuentro perdido en el placer, esta vez ni siquiera me duele tener varios de sus dedos en mi interior, tomo el cojín del sofá con fuerza. Estoy a punto de correrme…

—Yun…ho… Cre-o que voy a….

No termino de hablar, el único aviso que tengo es una corriente eléctrica recorriendo velozmente mis terminaciones nerviosas y ya estoy teniendo el clímax más intenso y maravilloso de mi vida… Hasta ahora. ¡Oh no! Tal vez Yunho se va a alejar asqueado por mi corrida, o se enojará por no avisarle a tiempo para quitarse… En lugar de eso aprieta mas la boca sobre mi pene, tragándose mi semilla y lamiendo la punta, absorbiendo todo rastro de mi orgasmo.

—Mmmm… Sabes muy bien Jaejoong. —Dice con una sonrisa ladeada mientras se relame lentamente los labios.

No sé cómo responder… Me sonrojo con violencia y desvío la vista.

—Yunho… ¿Puedo hacértelo yo a ti?

—Si… Pero no ahora. —Dice riendo cuando notó que yo me incorpore para bajar su pantalón. — Te necesito… Necesito enterrarme profundamente dentro de ti. No puedo esperar más.

Me muero por probarlo pero es más grande mi intenso anhelo de tenerlo dentro de mí también.

—Entonces hazlo Yunho… Tómame… Ahora…

—No quiero lastimarte… —Dice indeciso.

—Ya me estas lastimando… Me duele Yunho, mi cuerpo se siente vacio sin ti llenándome.

Tomo a Yunho de los hombros y lo atraigo hacía mi cuerpo, lamo su varonil clavícula y su cuello justo donde deje mi marca en el cine… Él gruñe y se separa de mí para quitarse el pantalón con rapidez, quiero pedirle que se quede parado para admirar su figura pero inmediatamente Yunho se sitúa encima de mí, besándome con desenfreno, nuestros miembros se encuentran y chocan haciéndonos gemir a ambos por el placer de esa caricia.

Recorro lentamente el cuerpo masculino hasta llegar al miembro viril ¡Cada vez lo siento más grande! Más de lo que recuerdo, tal vez porque cuando lo acaricié en los baños ambos estábamos ebrios, ahora entiendo porque me dolió tanto la primera vez pero no tengo miedo, se que esta vez será diferente.

—Yunho ah… Mmmm…. Ahora… Penétrame ya.

—Pero…

Posiciono el miembro de Yunho en mi entrada y él no puede resistir más, comienza a penetrarme lentamente. Duele, mucho… Pero sí que es diferente esta vez, Yunho tiene su frente sobre la mía, mis brazos y piernas lo rodean y lo que es aún más importante… Puedo ver sus ojos, su mirada feroz y ardiente, su boca ligeramente entreabierta.

—Jaejoong ah… —Jadea. —Eres… Tan apretado… Mmm… ¿E-estas bien?

— ¡Sigue! ¡Sigue! No pares.

Yunho se impulsa con un poco más de fuerza contra mi cuerpo hasta quedar totalmente dentro de mí pero se queda totalmente quieto, observando mi reacción. Ambos respiramos agitadamente y estamos bañados en sudor.

—Yunho ah… ¡Oh!... Yunmg…

Aún duele pero es esa clase de dolor dulce y adictivo. Quiero más, lo quiero todo.

—Más… Necesito más… —Digo removiéndome y corcoveando contra su cuerpo.

—Pero…

No quiero un Yunho cuidadoso, quiero al salvaje de la otra vez, estoy listo.

—Pero nada ¡Joder! Yunho, no soy una mujer delicada, lo quiero duro y…

Lo que estoy diciendo se ve interrumpido por mi ronco gruñido cuando Yunho casi sale por completo de mi cuerpo para después penetrarme con vigor, repitiendo el movimiento una y otra vez, enredo mis piernas en sus caderas y araño su sudorosa y varonil espalda con abandono mientras mi boca por iniciativa propia chupetea el lado aún no explorado de su cuello.

El ritmo de Yunho es brutal, cada estocada que da dentro de mi cuerpo me hace ver las estrellas… El hecho de saber que quien me está poseyendo es mi primer y único amor sólo me lleva más alto. Estoy siendo doblemente estimulado, por un lado está la polla de Yunho en mi trasero, por el otro está su pecho que hace fricción con mi pene, y como bonus extra están sus jadeos, sus gruñidos y el delicioso aroma de nuestra unión.

Siento el inminente orgasmo pero no quiero llegar sin él, así que con cada embestida de su miembro comienzo a apretar mis músculos internos para así provocar con mayor rapidez su orgasmo… Y funciona, Yunho gruñe mi nombre roncamente y muerde con fuerza mi hombro cuando alcanza su liberación, el sentir su semilla llenándome mientras gruñe mi nombre me hacen alcanzar el punto de no retorno, pero la mordida y el hecho de sentir su cuerpo contrayéndose entre mis brazos… Mmm… Me hicieron explotar nuevamente, gimo con fuerza y clavando las uñas en su trasero tengo mi segundo orgasmo entre nuestros cuerpos.

Ya sin energía Yunho cae sobre mí, aplastándome un poco ya que su cuerpo es más sólido que el mío, pero no me importa, lo estrecho entre mis brazos con fuerza y lamo una gota de sudor que baja por un costado de su rostro.

—Jaejoong… —Susurra sin levantar el rostro. —Estas…

—Yunho, si vuelves a hacer esa pregunta nuevamente... —Digo mientras bostezo soñoliento. —… Te pateare el trasero.

—Sólo te lo he preguntado una vez… —Siento su sonrisa contra mi rostro. —Las demás veces no me dejaste terminar.

Ladeo mi cabeza para encontrar su mirada satisfecha y saciada, eso me llena de orgullo, ¡Yo logre eso! Nadie más. Con una gran sonrisa me acercó a su boca y lo beso casi con timidez, Yunho me toma del cabello y profundiza aún más el beso, explorando lozano mi boca.

Rompe el beso y tomando la manta que siempre usamos cuando echamos la siesta en el sofá nos tapa a ambos.

—Descansemos un poco, la verdad acabaste con toda mi energía. Eres feroz Jae.

Voy a decirle que él tampoco se queda atrás pero mis ojos se sienten cada vez más pesados y ni siquiera puedo abrir la boca para articular palabras… Estoy agotado así que me quedo dormido bastante rápido.





5 comentarios:

  1. oh pobre jae rechazado por yunho y yunho tan cobarde que le da mas importancia al que dirán que a sus sentimientos mmmmmmmm creo que los dos sufrirán por la indecisión de yunho

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3/04/2014

    El capítulo esta muy bueno pero creo que hay un error, como es que el final del 2 es por poco la violación del jaejoong y luego en este ya estan juntos? Me explican? Gracias

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3/08/2014

    a ver te doy mi opinion, mi explicacion, esq Jae esta enamorado a morir d Yunho, y en el capitulo 2 la situacion era enojar a Yunho para q x celos tome a Jae (pero no d esa forma), solo q la situacion se les escapo d las manos, pero como Jae ama a Yunho x mas d 15 años, decide seducirlo, y lo logra....espero t ayude un poco mi opinion ....xfa espero la continuacion....

    ResponderEliminar
  4. OH!!!! estuvo so hot!!!jae lo esta seduciendo y yunho deja de ser terco y acepta q amas a jae!!! seguire esperando el proximo capi

    ResponderEliminar
  5. Oh que diferente.. ...ahora si que fue mejor, salvaje pero amoroso.. ....este es un grandioso Fic.. ...gracias por publicarlo y felicidades a la autora.. ....

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD