The story of my life - Cap. 9

2 comentarios
El dichoso día del compromiso se acercaba, Jae Wong insistía a diario que lo acompañara, me preguntaba una y otra vez cómo podía ser tan idiota, algún defecto genético debe tener, por suerte para mí, no sabe dónde trabajo ahora, nadie lo sabe, no los quiero hostigándome todo el tiempo, y con eso quiero decir que Jaejoong también anda paseándose por la facultad, observando desde lejos, tratando de saber dónde vivo o mi número telefónico, y como soy de pocos amigos, obviamente no puede conseguirlos.

-Nuevo pedido- escuché decir a mi jefa mientras salía del local y me entregaba un nuevo paquete de comida, sonreí y me acomodé en la moto listo para una nueva entrega.

Mientras conducía por las grandes avenidas no dejaba de pensar en lo bastante que ha cambiado mi vida, creí que con el tiempo las cosas mejoraban, pero parecía que en mi caso era a la inversa, además, las cosas en la escuela tampoco estaban tan bien, los exámenes se acercaban, amaba mi carrera, pero a la vez la odiaba, no importa cuánto estudies, nunca es suficiente, menos si trabajas medio tiempo como yo.

El viento golpeaba mi casco, me daba una sensación de libertad incondicional…que por supuesto, terminaba apenas volvía a la realidad, no me importaba, ahora lo único que tenía que hacer era ver por mí mismo y mi futuro, nada más, que los demás hagan lo que quieran, que Jae Wong sea un psicópata si quiere, que Hyung Joong me odie todo lo que quiera….y que Jaejoong se case con quien le dé la gana, a mi qué me importa…..qué me importa….

Y precisamente, por ir en mis nubes, casi me estrello contra el lujoso auto que frenó delante de mí, bloqueándome el paso, apenas pude reaccionar y detener la moto sin hacerme daño, el auto no sufrió el menor rasguño, por suerte para mí, seguro si vendiera todos mis bienes no me alcanzaría para pagar la menor abolladura, pero, viéndolo de otro modo, no fui yo quien le cerró el paso, cualquiera lo habría visto, por lo tanto, tenía todo el derecho de reclamar a todo pulmón la idiotez de aquella persona; busqué las palabras correctas mientras me dirigía firme hacia el asiento del pasajero, divisé en una de las esquinas un logo con el nombre “Kim” grabado.

-Jaejoong…-dije entre dientes, o podía ser también Jae Wong, cualquiera de los dos, no me importa, me iba a escuchar e iba a hacerlo bonito.

El vidrio trasero comenzó a bajar, esperé ver la cara de alguno de los dos, pero al verla, las palabras no salieron de mi boca, sino que ésta se quedó en el suelo de lo grande que la debí haber abierto, sí, era un Kim….pero era el Kim mayor….

-Yunho, ¿Cierto?- me dijo observándome desde el asiento, tenía una mirada diferente a cuando nos conocimos, por supuesto, aquélla vez estaba feliz de presumir el compromiso de su hijo, cuando por fin reaccioné asentí débilmente- ¿Tienes tiempo? Me gustaría hablar contigo- sonrió, pero yo conocía ese tipo de sonrisas, son esas sonrisas que traman algo.

-Lo siento- dije rápidamente, cualquiera que sea el asunto, no quiero tratarlo- Estoy trabajando.

-Oh, eso no será problema- dijo mientras miraba al conductor, éste asintió e hizo una llamada telefónica que duró apenas unos segundos, colgó y miró al señor Kim- Listo, eres libre el resto de la tarde- sonrió.

Ahí iba también, presumiendo el gran poder que posee, tal vez por eso los Kim no me caen bien desde el inicio.

-Tengo deberes escolares- mentí.

-No los tienes, muchacho- sonrió de nuevo, ¿Qué acaso me había investigado?

Miré hacia ambos lados de la calle, ninguna persona a la vista, salvo dos guardaespaldas, o algo así, que estaban detrás de mí, me asusté de momento, no los sentí acercarse, sería demasiado fácil para ellos tomarme y meterme a la fuerza en el auto, un secuestro a plena luz del día, en plena avenida principal, curiosamente desierta en este momento.

-Uno de ellos llevará la moto con el dueño- sonrió el señor Kim-¿Vienes?

Ésa no era una pregunta, era una orden que me veía obligado a obedecer, suspiré resignado y entré en el auto, el señor Kim nunca dejó de sonreír mientras nos dirigíamos quién sabe a dónde…y ahora, las calles estaban repletas de autos, qué sucede en el mundo. Llegamos a lo que parecía ser un restaurante lujoso, no me sorprendí, nos atendieron al instante y nos llevaron hacia un cubículo privado, genial, nada mejor como el aislamiento para conversar con alguien como él.

-¿Ordenarás?- me sonrió.

-Preferiría ir al punto- dije seriamente, no me agradaba estar con él.

-Vaya, directo, eso es bueno en una persona- sonrió e hizo una seña para que nos dejaran solos.

El silencio reinó unos momentos, ambos observándonos, analizándolos, el listo para atacar, yo listo para defenderme.

-Hyung Joong ha dicho que salías con mi hijo- dijo por fin, no respondí, ¿A cuál de los dos se refería?- Creo que no me expliqué bien- dijo al mirar mi cara de confusión- Por lo que tengo entendido, sales con Jae Wong…

-Eso no es…

-Pero quieres a Jaejoong- dijo mirándome fijamente, mi corazón se detuvo unos momentos, por qué, no lo sé, pero lo hizo- Mira, muchacho, si sales con Jae Wong me tiene sin cuidado, pero si te metes con Jaejoong…esa es otra historia.

-Lo que haga con mi vida es asunto mío-dije medio enojado.

-No es sólo tuyo si te metes con mi familia.

-¿Acaso no es Jae Wong también su hijo?- sonreí.

-Políticamente.

-Pero lo es- dije- ahora, si salgo o no con cualquiera de los dos, es asunto de él y mío.

-¿Él?

-Cualquiera de los dos.

-No estás entendiendo- dijo cruzándose de brazos- Estarías arriesgando el futuro que tengo previsto para ellos.

-¿Para ellos o para usted?

-Para mi familia- dijo más a la defensiva- Quiero que Jaejoong se quede con lo principal, quien maneje todo, y qué mejor forma de hacerlo que uniendo dos potencias, Jae Wong por su parte, administrará lo pequeño, es lo que él quiere y lo que yo quiero, así que….

-Mire, señor Kim- lo corté- Para que su espíritu de padre modelo quede tranquilo, sepa que nada tengo que ver con alguno de los dos, así que le agradecería mucho si me deja vivir en paz.

-Tal vez tú no tengas nada que ver con ellos, pero ellos contigo sí.

-¿Perdón?

-Jae Wong anda de acosador contigo…y Jaejoong se niega a aceptar del todo el compromiso, por supuesto, a causa tuya.

-Entonces debería hablar con ellos, no conmigo.

-Ellos no me escuchan, jamás lo han hecho.

-No imagino por qué- dije burlándome, él se mantuvo sereno.

-Te voy a decir esto directamente- dijo- Quiero que te alejes de Jaejoong….y que te quedes con Jae Wong.

-¿Qué?- ¿No acaba de decir que me alejara?

-No te metas en la vida de Joongie, en cambio, entra de pleno en la de Woongie- dijo sonriendo.

-¿Qué está planeando exactamente?- dije sintiendo náuseas.

-Nada que te interese, cosas administrativas- sonrió.

Me quedé en silencio unos segundos, ya estaba enojado, me controlé todo lo que pude y lo encaré mientras me ponía de pie.

-Haga lo que quiera, pero a mí déjeme en paz- dije mientras me proponía salir de ése cubículo, él se dejó caer en el respaldo de la silla, con las manos entrelazadas y sonriendo.

-¿Y si a cambio te ofrezco ver a tu familia?- preguntó, me congelé en mi lugar.

-¿Qué?

-Sé dónde está tu familia, chico- dijo poniéndose de pie sin dejar de sonreír- ¿Te gustaría verlos? Sólo pido una cosa a cambio, y es demasiado sencilla. Si te niegas, me aseguraré de que jamás los veas- sonrió frente a mí.

-Es un….

-Lo soy- sonrió- Tienes hasta el día del compromiso para “decidir”- dijo tomando su abrigo y saliendo del lugar, dejándome totalmente solo, herido, enojado y confundido- ¡Ah!- Se asomó una vez más- Y no digas nada, o el trato se cancela- sonrió mientras me guiñaba el ojo y desaparecía.

********

Caminar sin sentido siempre me había dado las respuestas que necesitaba, esta vez no funcionaba, llevaba días caminando y nada, no podía pensar en nada más que en mi familia, quiero verlos, quiero saber por qué me dejaron, si es que lo hicieron, quiero saber tantas cosas, pero…¿Sacrificar mi vida por ello? Supongamos que lo hago, que digo que sí a Jae Wong y conozco a mi familia…pero a ellos no les intereso, apenas me ven, me echan y no vuelvo a saber nada de ellos, dejándome donde inicié, entonces, el haber aceptado habrá sido un total desperdicio y habré cavado mi propia tumba. O, por otro lado, ellos me aceptan y se alegran de que esté vivo, que los haya encontrado, que volvamos a reunirnos, entonces, a pesar de estar con Jae Wong y soportar que Jaejoong esté con Hyung Joong, tendré a mi familia….¿Sería eso suficiente para mí? Mi última opción era decir que no y olvidarme de todos, continuar con mi vida como lo he hecho hasta ahora, viviré preguntándome qué habría pasado de aceptar el trato, preguntándome qué pensaría de mí mi familia, preguntándome qué habría pasado día tras día, viviré arrepintiéndome todos los años que me queden de existencia.

También está la opción del divorcio ¿No?

**********

El señor Kim me sonrió apenas entré en su oficina, lo odiaba, odiaba a todos los Kim, bueno, al menos a los tres que ya conocía, me invitó a sentarme frente a él, sin dejar de sonreírme todo el tiempo, permanecí serio mientras me sentaba.

-Todavía queda tiempo, muchacho- me sonrió.

-Lo sé- y sí, faltaban como tres semanas para la fiesta, pero ya había tomado mi decisión.

-¿Y bien?

-Usted espera que yo haga que sus hijos cambien de parecer, pero no lo haré- comencé a decir- Ellos son personas con pensamientos propios y muy capaces de tomar sus decisiones- él asintió- Así que no espere que todos sus problemas se resuelvan con mi presencia.

-Por supuesto- sonrió.

-Si las cosas no resultan bien entre Jaejoong y Hyung Joong, nada tengo que ver….y si Jae Wong es infeliz, tampoco tengo algo que ver- dije. Suspiré y tomé el suficiente valor para decir lo que tenía que decir- Quiero ver a mi familia- dije al fin, él sonrió, sabía que iba ganando.

-Perfecto- sonrió, mi mundo comenzó a desmoronarse en ese momento poco a poco- Pero supongo que tienes algunas condiciones.

¿Condiciones? Bueno, no había pensado en eso, yo sólo quería ver a mi familia.

-Por el momento, no.- dije.

-Bueno, es un poco razonable, pero en cuanto tengas algunas, házmelo saber- dijo- Y platicaremos de nuevo, por el momento, comenzarás a salir con mi hijo- sonrió, asentí- ¿Se lo digo o prefieres decírselo?

-Yo lo haré- dije, si su padre le decía, era seguro que algo pasaba, me puse de pie para salir de ahí lo más rápido posible, no quería que siguiera mostrando su superioridad.

-Yo tengo una condición- dijo deteniendo mis pasos, no me gire a verlo, me quedé de espaldas escuchando- Quiero te que cases con Jae Wong- dijo, suspiré, ya lo sabía- Si la aceptas, aceptaré todas las que tengas que decirme después- sonrió.

-Está bien- dije antes de salir de ahí.


2 comentarios:

  1. no por que aceptar y casarte es suficiente con alejarte de jae como para que todavía se arruine mas la vida casándose falta y que no se quiera divorciar Jae Wong después de casado y eso sera el infierno para yunho si el no lo quiere

    ResponderEliminar
  2. en q terminara esta historia??
    espero con ansias la continuacion....pronto xfavor

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD