Colors, Melody & Harmony - Cap 4

1 comentarios
Sus ojos se abrieron y un fuerte dolor de cabeza le hizo sostener con ambas manos, su boca estaba seca se sentía deshidratado,  necesitaba un gran vaso de agua y si fuera posible una caja de pastillas para aliviar ese dolor, se sentó sobre la cama y cayó en cuanta que no era su habitación, miro para todos lado con el entrecejo tratando de recordar donde estaba o si pudiera ver alguna foto que le indicara el dueño de ella pero nada.

Su cuerpo estaba molido se la había pasado la mano tomando. No tenía mucho recuerdo de lo que había pasado pero sabía que, en un momento de la noche compartió copas con otra persona más, trato con todas sus fuerzas de hacer memoria y como un flash se le vino el rostro de una sola persona.
Yunho….- dijo al recordar, entonces el lugar donde estaba ahora podría ser su casa.

Se levanto de la cama dispuesto a buscar a su ayudante, pero un mareo por el rápido movimiento lo mando nuevamente a los pies de la cama.
-Juro que no volveré a tomar, aunque esté muriendo no lo hare.
Se dijo tratando de tomar su cabeza y respirando calmadamente para que esos mareos y nauseas se fueran.
-Te lo dije, no eras muy buen bebedor…
Escucho una voz venir del umbral de la puerta, para dar con la persona que pensaba ir en su búsqueda.

-Yunho.
-El mismo Junsu, como te sientes.
-yo lo siento, no debí haber tomado como lo hice.
-No te disculpes, no bebiste mucho solo que no eres muy resistente.
-Pero yo.
-Este bien de verdad, solo me alegro de haberte encontrado yo y anda toma esas pastillas y date una ducha, ahí tienes ropa limpia que tengo que llevarte a tu casa, antes de que tu hermano se vuelva loco.

-Yoochun loco,
Dijo Junsu…. Y  recordo el verdadero motivo del porque ayer había hecho lo que hizo.
-Chunnie mentiroso…- dijo este en un susurro, pero que fue audible para los oídos de Yunho

***********************************

Cuando llego a su casa en su auto que fue conducido por Yunho lo cual él se ofreció a llevarlo, justificándose que estaría cerca de la Casa de Junsu con unos socios.
Todo se veía tranquilo, el reloj marcaba las 6 de la tarde y el sol estaba a punto de esconderse.
Ambos se despidieron de la mano como dos hombre, Junsu agradeció a Yunho por lo bien que se comporto con él, con un claro sonrojo en sus mejillas.

Yunho tomo camino a la salida y  por un instante dio la vuelta para ver una vez más a ese Chico
 Tierno y angelical que se le hacía,  pero sus pies no dieron ningún paso más al ver como ese rostro sonriente y con un aura angelical, ahora era abatido y triste.
Siguió con la mirada el lugar donde estaban clavados los ojos de Junsu y pudo ver una pareja que claramente era el hermano del pequeño y su novia. Sus puños se cerraron en sus manos, y no supo porque pero camino en dirección a Junsu llegando hasta el, sus mano llegaron hasta la barbilla del chico tomándolo para que sus miradas cruzaran.

-Junsu, yo puedo ayudarte.
Y Sin más Yunho lo beso, no sabía el motivo del porque solo lo estaba haciendo, se dejo llevar por esos labios cálidos y dulces, aunque no estaba siendo respondido de seguro era los segundo labios mas excito que allá probado.

Abrió sus ojos para toparse de lleno con los de Junsu que lo miraban sorprendido, vio como este desviaba los ojos a otra dirección para ver como esa mirada se endurecía y podía jurar que eran lagrimas que deseaban salir, iba separar su boca del otro pero lentamente los ojos de Junsu fueron cerrado y respondiendo a su beso, unas manos pasaron por su cuello podía sentir el cuerpo de Junsu ceder a su labios y su abrazo.
Yunho se estaba dejando llevar y su acompañante también estaban compartiendo un beso, tímido y sin sentimientos alguno.
Pero de pronto sintió como los labios de Junsu eran retirados bruscamente de los suyos y a los segundos sentires un calor en su mejilla, que lo tomo desprevenido mandándolo al piso. Algo desconcertado miro al agresor del golpe, ahí estaba el hermano mayor de Junsu con la respiración agitada y sus ojos clavados en el con todo la cólera.

-Que te crees que haces imbécil con mi hermano.
-Ya te dije nada de lo que él no quiera.
Dijo con una sonrisa traviesa en los labios, que hiso enfurecer mas al su atacante
-Lo tocas una sola vez más y te mato. Junsu no es un maldito maricon como tú, a si que ahora lárgate y no lo busques mas.
-Deja de creer que Junsu es un niño, el sabe lo que quiere y parece que tu el hermanito mayor no lo conoces tan bien.
- Tu maldito….- dijo Yoochun con las claras intensión de romperle la cara.
-BASTAAAA!!!!!!! ¡Basta! Por favor...basta... – un sollozo agudo salió de los labios de Junsu Paren con esta estupidez, Yunho es mejor que te vayas.
-Junsu…
Dijo Yunho preocupado al ver como las lagrimas de Junsu.
-Por favor Yunho….
-Te llamare…

Junsu vio como Yunho se alejaba de toda su triste realidad, no quería meterlo en sus problemas y se siento miserable al haber respondido ese beso.
Cuando sus ojos ya no dieron con su figura, se dio la vuelta con la intensión de irse a su habitación.

-Junsu que estás pasando, quiero una explicación ahora.
Dijo Yoochun tomando del brazo con fuerza a su hermano y la mirada clavada en el.
-Nada déjame en paz.
-No explícame.
-Por la mierda Yoochun déjame en paz, tú no tienes derecho a decir lo que está bien o mal para mí estoy harto de todo, no tienes porque importante si soy o no G..
-Que si eres que Maricon.
Este lo dijo retando con la mirada, ajustando más fuerza en su mano sobre el brazo de Junsu.
-Si Yoochun Soy GAY!!!! Feliz quería saberlo no bueno sorpresa tienes un hermano gay y no me siento menos hombre por serlo.
Dijo esto ultima zafando del agarre y corriendo a su habitación.

Llego a su habitación con la respiración agitada y su rostro bañado en lagrimas, se sentía pésimo ahora Yoochun sabia su verdad, sabía que era Gay y tenía miedo que ahora se alejara de él, que tanto podía cambiar su relación,  su pecho dolía se sentía una escoria y ya no había marcha atrás.

******************

Como, cuando fue que paso eso, como es que Junsu su hermano era Gay, porque entonces jamás le conto, acaso no eran hermanos sin secretos.
Se sentía molesto, decepcionado todo lo sentimientos que podían existir los tenia ahora.
Golpeo el muro con su mano importándole poco el dolor y el daño que se causaba, tenía una extraña molestia en su pecho, y su furia aumentaba con solo recordar a su hermano besar a otro hombre, se preguntaba una y otra vez porque diablos se sentía tan mal, porque tenía miedo de Yunho.
 “Porque acaso pensaba que te elegiría a ti, que idiota” una voz dijo en su mente.

Necesitaba hablar con Junsu, no le gustaba sentirse peleado y menos lejos de su ángel como le hacía llamar a veces, Tomo aire para calmar esas miles de sensaciones y fue al encuentro de su hermano.

*********************

Estaba furioso pero consigo mismo, sabía que no fue el mejor momento de haber explotando diciendo su única realidad,  como también sabía que  para Yoochun era un asqueroso maricon como el siempre decía, era un hecho que ya nada iba ser igual.
Sintió su móvil sonar y contesto sin mirar la pantalla.

-Diga.
-Junsu soy Yunho.
-Yunho? Como conseguiste mi número.
-Tú ayer me lo diste.
- Ah claro estaba bebido, y para que me llamas.
-Quería saber si te encontrabas bien.
- Yo….. Por unos segundo no hablo…- lo estoy Yunho
-Junsu quiero disculparme yo no debí haberte besado, por mi culpa a…..
-E.. esta Bien, eso ya paso… dijo este sonrojado había olvidado lo del beso con Yunho.
-Tienes miedo.
-mmm.
-Tranquilo  pequeño el tiempo dirá lo que pasa, pero si no abre los ojos tu hermano después será demasiado tarde.
-Tarde para qué? A que te refieres.
-No estoy en derecho a decírtelo, pero si te diré algo Junsu solo un tiempo le daré si veo que no hay cambios, te alejare de él y serás mío.
- Suyo…- repitió en su mente, que era lo que estaba diciendo Yunho, se estaba declarando pero porque cambios, alejarlo de él a quien se refería
-bueno solo quería saber si te encontrabas bien, cualquier cosa que necesites no dude en llamarme bien me voy.
Lo escucho decir apresuradamente, no entendía nada, y no sabía a lo que se refería Yunho,
-Espera………
-Dime.
-Gracias por…. Por lo de hoy, dijo sonrojado
-Ya te dije que te ayudaría bien ahora si me voy bye.

Y sin más colgó el móvil, que lo ayudaría esas palabras habían salido de sus labios antes de que sus bocas se unieran en un beso, su cabeza dolía ya no quería pensar en nada solo dormir.
Se tiro en su cama con la cara pegada a la almohada y maldijo su mala fortuna.
Sentía como los ojos le pesaban y lentamente el sueñe le iba ganado la batalle, iba perdiendo poco a poco la conciencia, sentía un calor agradable en su mejillas y recorrer su rostro, no supo porque pero lo último que salieron de sus labios fue el nombre del amor de su vida junto a una lagrima que se perdió en la almohada…

********************

Fue a su habitación y estuve a punto de entrar pero su mano se quedo en el picaporte de la puerta, cuando escuche como la voz de su ángel mencionaba el nombre del hombre que ahora se volvía en su pesadilla.
Giro lentamente el picaporte y abrió la puerta solo un poco para mirar a su hermano.
Ahí estaba parado junto a la ventana, el sol iluminaba su hermoso rostro que lo hacía lucir como el ángel que era para el.
Escuchaba como de los labios de Junsu salía el nombre de Yunho, sintió celos al ver como un color carmesí subió sus mejillas
No tuvo que esperar mucho, ya que la llamado había terminado y vio a Junsu tirarse en su cama y decir palabras que no fueron audibles por la lejanía,
Medito un poco si entrar o no pero no podía esperar no se quedaría con la dudas, así que lentamente entro a la habitación de su hermano y con cautela se acerco, miro el cuerpo tendido en la cama, y pensó

-Como no vas a ser sexy baby si era perfecto, no puedo y no quiero dejar que te toquen otra vez ese Yunho.
“Tu no eres gay, no lo mires así es tu hermano”
Esa voz nuevamente hablo en su cabeza.

Sacudió su cabeza y dio un suspiro, se acerco mas hasta sentarse al lado de su hermano vio como este tenía la respiración calmada y los ojos cerrado, estiro su mano y con las yema de dedos acaricio el rostro de su pequeño hermano, con extrañeza vio salir una lagrima de los ojos de su Junsu y en un susurro escucho como su nombre salía de los labios de ese ser celestial que ahora tenía al frente.
Su corazón empezó a latir de una manera extraña, no supo porque lo hizo pero lentamente acerco su rostro al de su hermano podía ver el perfecto rostro, fijo sus ojos en esos labios gruesos y rozados, y sin pensarlo sus labios estaban rozaron los de Junsu. Era algo extraño pero solo eso pequeño contacto le hizo sentir en el paraíso.

Cuando se dio cuenta de su acción se alejo rápidamente del chico durmiente, que estaba haciendo como fue posible haber hecho lo que hizo, de partida eran hermano y el no era gay pero porque de un momento a otro los labios de Junsu lo hipnotizaron, solo se dio cuenta que quería probar esos labios que anterior mente había profanado Yunho.
Se levanto y salió de la habitación con el corazón acelerado, necesitaba calmarse porque lo ocurrido no podía y no debía pasar nunca más.

**********************************

Una corriente de aire hizo que su cuerpo se estremeciera y abriera los ojos, miro por la ventana y ya todo estaba oscuro, se pregunto cuánto tiempo había pasado dormido.
Se levanto de su cama para llegar a la ventana de su habitación, esa noche las estrellas estaban más brillante que nunca y una luna totalmente llena en si era una noche hermosa. Miro por unos minutos todas las figuras que se formaban y sonrió al ver una abstracta figura de ratón.
-Está en el cielo me sales Chunnie.

Dio un suspiro y cerro la ventana, un ruido proveniente de su estomago le indico que no había comido nada desde ayer, así que necesitaba hacer algo para comer miro la hora y ya eran las 10:00 de la noche, se sorprendió por el hecho de haber dormido tanto.

Bajo la escaleras y pudo oír voces proveniente de la sala, quizás eran sus padres o tal vez Yoochun pero primero tenía que ir a llenar su barriga y después iría a inspeccionar.
Se preparo un gran sándwich y un vaso de jugo, lo cual fue devorado en unos segundos
Cuando creyó que ya era suficiente de asaltar la despensa, se fue donde aún seguían las voces
Se podía escuchar que todos conversaban muy anímicamente, al llegar al lugar donde todos conversaban su cuerpo se quedo estático, y su vista solo estaba puesta en la pareja frente a él tomada de la mano.

-Junsu querido ven a conocer a Miki la novia de tu hermano.

Todas los ojos estaban puestos en Junsu, en especial un par de ojos marrones               que lo miraba de forma diferente y que no pudo evitar solar la mano de su compañera al ver plantado la figura de su angel.

-La conocí el día de ayer.
Decía con una sonrisa forzada en sus labios.
-De verdad ósea Yoochun pequeño bribón ya la habías traído.
Dijo su madre ahora clavando la mirada en su hijo mayor.
-Si madre algo así.
Respondió con una leve molestia en su estomago.
-Ven Querido siéntate con nosotros, Yoochun no estaba platicando de cómo conoció a esta hermosa niña.

Junsu no se negó pero tampoco respondió solo se dirigió al único puesto que estaba libre, y nuevamente la conversación empezó amenamente.

Su corazón se hacía cada más pequeño y sus latidos cada vez eran más lentos, se sentía a morir ya no quería escuchar más y menos sentir como ambos se coqueteaban, quería irse y poder liberar ese dolor que estaba sintiendo, todo tenía un límite y el ya estaba viviéndolo, no aguanto más y se levanto repentinamente captando las miradas de los cuatro presentes.

-Lo siento…
 y salió caminado los mas rápidos que pudieran sus pies con la cabeza agacha aguantando esas ganas de llorar.

Corrió por todo el sendero, el camino se nublaba por culpa de las lagrimas, quería liberar todo ese dolor que tenía guardado, llego al lugar que se suponía que sería secreto para siempre de ambos, pero que él se había atrevido a quebrantar esa promesa, se dejo caer a un lado de la corteza del árbol, pego sus rodillas a su pecho y miro al cielo estrellado que esa noche le regalaba.

-Ya no aguanto más, esto duele demasiado porque tuve que fijarme en e, que hice para merecer esto.
Pues sin importar cuán puro o verdadero resultase eso que sentía...no dejaba de ser sucio e incorrecto. Dolía tanto.

***************************************
Cuando vio a su hermano salir casi corriendo y con esa actitud que últimamente llamaban mucho su atención, su cuerpo se tenso quería salir tras él y ver qué era lo que pasaba pero no podía tenía a su novia y a sus padres por mucho que lo único que deseaba es ir por su hermano no podía.
Su nerviosismo y su impaciencia ya estaba a limite necesitaba que su novia se fuera y ya, así que busco una tonta escusa.
Cuando creyó que todo estaba más tranquilo salió de su recamara y se fue a la de su hermano para ver si dormía.
Llego a ella y miro en busca de su hermano pero no había señal de él, y su nerviosismo creció.

-Donde estas Junsu?

Vio el móvil de este, y supo que no había salido ya que el siempre lleva consigo el móvil.
Lo busco por toda la casa pero no había rastro. Un presentimiento llego como señal de luz a su cabeza.
Tomo una abrigo ya eran las  1:00AM y ya estaba bajado la helada.
Camino al lugar donde creía que podía encontrarlo, y en ese árbol que jugaban de niño vio esa figura incomparable una sonrisa se dibujo en sus labios.

-Que te está pasando mi pequeño.
Dijo al ver como Junsu dormía.

Bajos a la altura del otro y toco su rostro estaba helado, se quito su abrigo que traía puesto y lo coloco en la espalda de su hermano.
Se sentó a su lado  y pasó su brazo por su hombro para atraerlo a su cuerpo y darle calor.
Lo observo silenciosamente  se sentía tan completo tenerlo entre sus brazos
Le aparto algunos mechones del rostro. No quería despertarle. Toco sus mejillas muy despacio, le preocupaba que pudiera estar resfriado considerando la hora a la intemperie. Perdía toda cordura en interrogantes que sabía era incapaz de responder...y sin embargo ahí se encontraban a cada latido de su corazón que intentaba romperme las vértebras con sus fuertes latidos.
Por solo tener ese cuerpo tibio junto al suyo
Se removí en silencio sobre mis brazos. Lo observo como lentamente sus ojos eran abiertos.

-Susu… lo llamó en el silencio
Sus ojos se toparon con los de Junsu y su cuerpo se sintió helado cuando vio como este se alejaba rápidamente -Chunnie
Dijo sorprendido. Que haces acá.
-Susu, Yo….. Yo lo siento mucho por mi comportamiento que tuve hoy pero es que no me esperaba a que me dijeras que tú eres……
-Gay…- completo de decir Junsu - Si gay, porque jamás me dijiste que te gustaban los hombre.
- Lo siento Chunnie pero no quiero hablar ese tema ahora.
-por favor Susu dimelo.
-No me gustan los hombres.
-No, pero si acabas de decir… Su no te entiendo.
-Chunnie no me gustan los hombre, solo me gusta uno y nadie más.
-Uno…..
-Si pero no va al caso esta conversación mejor vamos hace frio ya.
- No espera…- dijo este tomando del brazo de su hermano para que volviera a su lugar…..-Dime quien es.
-No puedo decirte.
-Y porque no, acaso ya no confías en mí…..-dijo retándolo con los ojos.
-Si confió en ti Chunnie pero no fui yo el primero en ocultar las cosas.
-Si te refieres a Miki no fue mi intención ocultarlo, pero esa misma tarde te lo iba a decir.
-Déjalo ya, no importa lo que paso esa tarde ni este lugar que ya no es un secreto.
-Susu lo siento.

Pero no siguió escuchando mas solo se puso de pies y se alejo del que ahora tenía su corazón completamente enamorada como completamente destrozado.
Pero antes de irse se armo de valor para hablar con su amor.

-Sabes Yoochun no quiero que te metas más en mi vida, se cuidarme solo y si estoy con Yunho o quien sea es mi problema pero hoy te pido que me dejes en paz.
-Pero que estás diciendo, si te cuido es solo porque eres mi hermano y si quieres estar con Yunho o cualquier hombre bien dale es problema tuyo.
-Exacto así que te pido que no vuelvas a golpear a Yunho, si tanto asco te da verme besar a otro hombre, dímelo y me alejare de tu vida y no me veras mas.

Asco de verlo besar a Yunho si lo viera por ese lado asco le daba que ese hombre profanara los labios de su Susu, pero lo que sintió o lo que sentiría si lo viera otra vez de seguro sentiría otra vez su sangre hervir.
“Junsu no es tuyo Yoochun el merece ser feliz”
 Esa peculiar voz sonó una vez más en su cabeza, era verdad quien era él para prohibir a Junsu de la felicidad, sabía que el estaba enamorado por esa carta que encontró en su habitación, pero tenía dudas si era Yunho después de todo se conocías hace poco y no cree que su hermano se halla enamorado a primera vista o si.

Siento su corazón latir y una tristeza inundo su ser al pensar Junsu lejos de él. No lo iba permitir eso jamás.
“Te gusta admítelo y mueres de celos el solo hecho que otro hombre bese sus labios o posea su cuerpo”
Con solo pensar eso su sangre hirvió, se levanto del lugar y fue en buscar de Junsu.

-Susu espera… dijo

Pero este no escucho su orden y siguió, ya no estaba dispuesto a que pasara más tiempo tenía que averiguar qué era lo que tanto hacia que su cuerpo reaccionara.

Dio alcance a su hermano y se un jalon le dio la vuelta violentamente encontrándose con la mirada interrogativa de Junsu, no espero a que este reclamara he hiso lo que su mente y corazón decía en ese momento…… LO BESO.
Si estaba besando a su hermano no supo porque o que diría cuando sus labios se separaran pero era la sensación mas deliciosa que allá probado, los labios de su hermano eran embriagantes lo tomo de la cintura y lo pego a su cuerpo, sentía el cuerpo de Junsu temblar en sus brazos pero poco a poco iba cediendo a ese besos.
Paso su lengua por los labios de su hermano y este dio paso para que entrara a su boca y así pudo explorar cada parte de aquella boca que lo estaba volviendo loco, sintió los brazos rodear su cuello y supo que todo se había ido a la mierda, estaba besando a su hermano.
Su respiración era agitada y sentía un calor instalarse en su entrepiernas, era delirante todo lo que estaba haciendo su pequeño hermano, Su Susu en su cuerpo, pero gemido de la boca de Junsu le hiso reaccionar, el temor invadió su cuerpo porque si seguía así terminaría por excitarse y quizás no podría detenerse y sería capaz de corromper el cuerpo de su hermano para hacerlo suyo.

De un empujón alejo el cuerpo de Junsu, su respiración era agitada y sus rostros demostraban la excitación.
Miro el rostro de su hermano, estaba totalmente rojo, sus labios mojados por la saliva e hinchados. Se sintió mal y ya no sabia que decir fue su culpa, toda la maldita culpa la tenia el.
-Perdoname, lo siento mucho Susu, Yo no debí, yo.. lo siento
No lo digas, No lo digas por favor Yoochun no digas que fue un error….- decía en la mente Junsu.
-Esto… esto fue un..
No lo digas.
-Un error perdóname Susu.
Por un momento pensé y creyó sentirse correspondido, pero una vez mas todo le estaba jugando encontrar, no dijo nada solo se dio la vuelta y desapareció.
Llego a su habitación cerrando la puerta con seguro y se dejo deslizar por la puerta y sus lagrimas cayeron, como podía llegar a ser tan estúpido no quería seguir en esta lucha quería rendirse, quería desaparecer y si fuera posible irse de la vida de Yoochun.

-Ahora que mi alma se cae en pedazos y las soluciones convergían al quiebre de promesas, esas que solo hacen de mi viacrucis uno más amplio.nEl quedarme a tu lado se tornada cada vez más un imposible...
¿Por cuánto tiempo más YooChun?
¿Cuánto más?
alcance mi límite estando tú presente, que pudieras darte cuenta de esto que lucho por esconderte. De que continuaras ignorando mis sentimientos
YooChun...ah, Chunnie
Yo... Te amo – sollozo sin poder evitarlo – te amo tanto – sollozo un poco más fuerte

********************************

Al otro lado de la puerta estaba apoyado Yoochun paralizado, sin poder creer esas palabras, Su hermano, Su Susu, Su ángel no podía ser cierto, una lagrima bajo por su rostro y se alejándose de la puerta creyendo que todo lo que había pasado era una triste pensadilla.

-Lo siento mucho baby…. Dijo esto mirando a la puerta de Junsu para adentrarse a su habitación.

1 comentarios:

  1. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa gggggggrrrrrrr no Junsu hay tonto yoochun pero hay no se son hermanos osea eso me tien como noooo pecado!!!.....
    Por otro lado YUNHOOO me encantaa que se quede con el jajaj bien me gusta mucho no se su personalidad ooo nunk me habia gustado Yunho en un fanfic..

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD