Traición - Cap. 2

3 comentarios
El secuestrador cambió por completo su ritmo, y sus acciones eran más rápidas, en guardar armas, meter billetes en todos los bolsillos que se encontraban en su vestir. Algunas veces su mirada se tornaba perdida, como pensando, mirando a un punto fijo, con el ceño fruncido, mientras con sus manos tanteaba los bolsillos de su pantalón de vestir.

Junsu sabía a la perfección que él era la víctima y el contrario el delincuente, pero no podía evitar sentirse curioso, ya que, de aquella mirada penetrante e intimadora, a una perdida e insegura. Debería intentar huir ahora, sin importar las armas, opero se mantenía allí, parado, como escoltando al extraño, acompañándolo, compartiendo sus nervios. ¿Por qué? De una forma extraña, no quería darle más problemas de lo que ya tenía secuestrándolo.

_ ¿Es parte del plan?_

El adverso levanta su mirada, fusilándolo con la misma. Al parecer aquella pregunta lo molestó, sumado a toda aquella tensión que nació en el adverso al recibir esa llamada.

El extraño caminó con rapidez hacia Junsu y lo tomó del brazo con la misma brutalidad de siempre y así poder, prácticamente, arrastrarlo, llevando en su otra mano aquel bolso pesado.

_ ¿¡A donde me llevas!? ¡Espera! ¡Me lastimas! _

Junsu reniega, gruñe, chista, pero esto no interrumpía el momento de desesperación, pánico que despedía el rostro contrario. La idea de escapar del extraño estaba pasando a segundo plano, ya que la curiosidad de saber en lo que pensaba este era ahora su prioridad, suponía que él estaba escapando de alguien más, a alguien a quién temía.

Salieron por la parte trasera de la casa en donde se encontraba un auto con características precarias. El extraño, como si se tratara de un caballero, le abre la puerta trasera a Junsu.

El delincuente era muy rápido y en cuestión de segundos, se encontraba tomando el volante y acomodando la palanca de cambios para arrancar con el auto. El bolso lleno de armas, se encontraba acomodado en el asiento del acompañante.

_ ¿A dónde piensas llevarme? _

El extraño lo queda mirando por el espejo retrovisor.

_ Aún no lo sé._

El auto iba lento, a comparación de la velocidad del auto anterior ¿Por qué tan desesperado y tranquilo a la vez? Pareciera que no tenía intenciones de llamar la atención por ello. El conductor no estaba prestando mucha atención a Junsu, ya que sus ojos estaban puestos en cada esquina que transitaban en aquella ciudad tras dejar atrás a aquel barrio privado.

Esto ya no parecía un secuestro, ya no tenía características de uno, más bien, sentía que el extraño lo estaba cuidando y escondiendo de alguien más.

“El auto se detuvo en una de las costaneras de Seúl, sinceramente pensé que ahí yacería mi cadáver.”

El delincuente ya se encontraba fuera del auto, apoyado sobre el capot del mismo; al parecer lo llamaron o estaba realizando una llamada. Junsu seguía dentro del móvil.

La victima buscaba las perillas de las puertas, pero el estado del auto era tan maltratado que estas, eran inexistentes, por lo cual, no sabía si estaba trabado o destrabado. El bolso con armas se encontraban en el asiento del acompañante. ¿Y si tomara un arma de allí y dispara al delincuente que lo tenía preso? ¡Escaparía con éxito! … No, a pesar de todo el mal momento que le hizo pasar, el extraño no lo ha golpeado ni una sola vez. Estaba confirmado, esto no era un secuestro, el extraño estaba cuidando a Junsu de alguien más.

Junsu tomó la palanca de la puerta del auto y con su mano tira de él, para escuchar el “trac” de una puerta libre de trabas. Sale de allí con calma y camina hacia el “Delincuente”.

_ No podemos quedarnos en zona pública por mucho, así que he encontrado un sitio en donde podemos quedarnos por un tiempo. _

Musita de repente el extraño, sintiendo venir a Junsu hacia él.

_ … Esto no es un secuestro … ¿Verdad? _

_ Lo es. _

Junsu frunce levemente el ceño, toda esta situación, más sus conclusiones lo confundían.

_ Pero dejaste la puerta del auto abierta, y el bolso con armas, dentro… _

_ ¿Tú amas a alguien Jun Soo? _

Interrumpe el extraño.

“Me preguntó si yo amaba a alguien, me sorprendió aquella pregunta tan repentina, no entendí por qué me preguntó aquello, pero supuse que lo hizo para amenazarme con el nombre de alguien y así, yo coopere sin chistar…”

No demoraron en abandonar aquella costanera. Junsu nuevamente recorriendo partes de la ciudad que jamás había recorrido ¿Cuál era el plan ahora? El auto precario del adverso tras recorrer algunos largos minutos  la ciudad, se detuvieron en una tienda, igual de precaria, de comida rápida. El conductor baja del auto y se detiene frente a un hombre, unos centímetros más bajo que él para darse un abrazo, de esos que solo les das a alguien a quien no viste desde hace mucho tiempo.

_ U-know, muchas gracias._

Escuchó Junsu desde dentro del auto. El tal Uknow era bien parecido, de cabello corto y oscuro.

El recién conocido se acerca al auto y abre la puerta con una cálida sonrisa.

_ Sal, nadie te hará daño._

Junsu titubea, pero finalmente sale, y algo temeroso, mirando al suelo.

_ ¿Tú eres el secuestrador?_

_ No, él y yo somos sicarios._

Responde ante la pregunta de Junsu tras un estallar de carcajadas.

_Nosotros no planeamos secuestros, solo hacemos el trabajo sucio, o damos el golpe de gracia, como más te guste llamarlo._

Explica aquello con amabilidad, mientras pasa uno de sus brazos por los hombres de Junsu, invitándole amigablemente a ingresar al lugar.

_ Y… ¿El otro? _

Junsu busca con un poco de preocupación al extraño.

_¿ChoiKang? _

_ ¿ChoiKang?_

_ Así le decimos a él “otro”. Está bajando sus armas del auto, no te preocupes, dudo que algo malo le suceda._

“ChoiKang, así lo apodaban sus amigos, hasta ese entonces, no sabía más que eso.”

Junsu se sentó en el sofá que se encontraba dentro de la casa que yacía detrás de la precaria tienda de comidas, el living, para un lugar de suburbio, estaba en buen estado, con muebles de robles antiguos y muy caros, muy decorado.

_ Lo que ves por fuera, es diferente por dentro ¿Verdad?_

Aparece otro hombre de la nada, arrimado al apoya brazo de aquel sofá, con dos latas de té frío en sus manos.

_ Me dicen Hero, ten._

Junsu aún no pudo decir palabra alguna ante el asombro de tan sorpresiva aparición. Por inercia toma una de las latas de té, con ambas manos. Hero era de esos hombres con gran atractivo, labios rosados y llamativos al igual que sus ojos, oscuros y penetrantes, su piel era pálida y su cuerpo delgado.

_ ¿Tú… tú eres otro sicario?_

_ Emm… Si, se puede decir que sí, solo que recién empiezo con la carrera._

Ambos abren sus latas.

Era ya de noche y aquel misterioso ChoiKang, no aparecía. Hero y Uknow, parecían mucho más que simples colegas, estaba sentados en el sofá, frente a una fogata artificial. Junsu ante la situación que veía entre ambos, empezó a sentirse incomodo, por ende, se retira de aquella sala. Se va hasta la entrada del local, en donde los grandes ventanales de la misma, dejaban que la luz de la luna entrara y alumbrara un poco aquella habitación.

Se sienta con su vestimenta empresarial en el suelo, en uno de los rincones más alumbrado.

_ ¿Qué haces aquí?_

Aquella voz se le hizo familiar, y con una rápida mirada, busca de donde provenía. Y allí se encontraba ChoiKang, sentado, literalmente en la oscuridad.

_No voy a escaparme._

_Lo sé._

_ ¿Cómo es que estás tan seguro de ello?_

A pesar de que el adverso se encontraba en un rincón no iluminado, algo que sacó, aparentemente del bolsillo de su pantalón, fue visible. Un arma, que en su punta llevaba colado un silenciador, que más tarde se encontraba apuntando el entrecejo de Junsu; luego corre el arma y apunta hacia otra dirección, una pared, y dispara. No hubo ruido alguno, y la pared se encontraba perforada.

_Esta si está cargada._

Junsu traga duro.

_Pero ninguna de estas balas, tiene tu nombre._

“Mi primera noche secuestrado, lo pasé en un lugar extraño. Dormí en el suelo.
Cuando desperté, no había visibilidad, no podía ver nada, ni respirar. Había humo, se estaba quemando el lugar donde me encontraba…”

3 comentarios:

  1. Anónimo3/07/2015

    Hace tiempo leí ya este capítulo, quiero la conti, por fa

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4/19/2015

    Continuación por favor, me ha encantado la historia!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/02/2015

    Espero pronto la actualización, la historia es genial

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD