Business Affairs - Cap. 2

13 comentarios
“Su tacto fue cálido y su piel suave. Yunho encontró su mano más persistente de lo normal.”

Jaejoong se levantó muy temprano a la mañana siguiente y le puso mucho más esfuerzo a su pelo, quería lucir perfecto. Llevaba pantalones ajustados de llano y una camisa blanca abotonada de cuello, tenía la esperanza de provocar una buena impresión en su primer día. Soyeon parecía una mujer bastante exigente, y Jaejoong había tenido un presentimiento de que sería alguien difícil con quien trabajar.

A pesar de que le habían dicho que llegara a las nueve, decidió llegar media hora antes y acostumbrarse a estar en la oficina. Podía darse el caso que Soyeon le hiciera ir a diferentes departamentos dentro del edificio para hacer los mandados. De pie frente a la gran puerta giratoria, comprobó el trozo de papel una vez más antes de entrar, directo al ascensor.

Cuando llegó al piso número veinte, salió del ascensor y se detuvo. Había un pasillo que conducía a la izquierda y uno que llevaba a la derecha. Echó un vistazo al papel, pero ni el papel ni su entorno le proporcionaba alguna pista para saber por cuál camino debía ir. Se mordió el labio, preguntándose si debía escoger y esperar a que estuviera en lo correcto. Sin embargo, Jaejoong no quería equivocarse de oficina.

De pronto, el ascensor sonó detrás de él. Se dio la vuelta esperando ver a Soyeon, pero en su lugar, sus ojos se posaron en un hombre con un corte extraño que Jaejoong sólo podía describir como un poco de pelo que había sido cortado a la mitad y caía sobre la frente del chico. El chico lo miró de forma inquisitiva. Jaejoong se inclinó rápidamente, murmurando un “buenos días”

El hombre sonrió golpeando a Jaejoong por los hombros. - Tú debes ser el nuevo secretario. Soy Yoochun.

- Encantado, soy Jaejoong. - Respondió. - Ah… Si no te molesta que te pregunte, ¿a dónde debo ir?

- Es extraño tener un nuevo miembro de personal. - Reflexionó Yoochun. - ¡Eres demasiado educado!

- ¿Gracias?

Yoochun rio y comenzó a llevarlo por el pasillo de la izquierda. - No te preocupes, aprenderás rápidamente que no tienes que ser tan educado por aquí. El vigésimo piso es lo que me gusta llamar el “piso épico”.

- ¿El piso épico? - Repitió Jaejoong frunciendo las cejas. ¿Quién era este hombre después de todo?

- Sí. Nuestro piso está encargado del marketing, la publicidad y la gestión de la empresa. Nosotros tenemos a toda la gente genial e interesante trabajando aquí. Como yo, por ejemplo.

Jaejoong rio. - Ya veo. ¿Soy de la parte de marketing y publicidad entonces? - Preguntó, dándose cuenta de que Soyeon no le había dado ninguna información.

- No, tú estás en el sector de gestión de la empresa. Eres el secretario de nuestro gerente aquí.

- Oh, está bien. - Así que ella es el gerente. No me extraña que haya sido tan sencillo entonces, ella debe tener un trabajo pesado. - ¿Cuál es tu posición?

- ¿Yo? Yo soy la cabeza de la publicidad aquí.

- ¿En serio? - Dijo Jaejoong levantando las cejas sorprendido.

Yoochun lo miró. Un rastro de sonrisa en sus labios. - ¿Tan sorprendente es?

- ¡Lo siento! Yo no quise decir eso - Exclamó Jaejoong sintiendo un calor en sus mejillas. Llegaron al final del pasillo y giraron a la derecha. - Es sólo que pareces muy joven y relajado.

- Como te dije - Rio Yoochun.- Somos el piso épico.

Jaejoong sonrió un poco. Llegaron a una puerta esmerilada. Yoochun la abrió para que Jaejoong pasara, quien con una sonrisa agradecida, entró.

- Estás aquí muy temprano, así que tienes tiempo de venir a la cocina - Dijo Yoochun llevándolo a otra habitación en donde había una mesa de comedor, un refrigerador para el agua, una nevera y algunos armarios. Un hombre sentado en la mesa los miró sorprendido.

- ¿Yoochun? ¿Qué estás haciendo aquí?

- Encantado de verte también, Minnie. - Dijo Yoochun secamente. - Min, éste es el nuevo secretario, Jaejoong. Jaejoong, Changmin.

- Encantado de conocerte. - Dijo Jaejoong haciendo una reverencia.

Changmin rio. - ¡Demasiado educado!

- Es lo que dije yo.

- Como sea, ¿por qué estás acá, Chun? Tú no trabajas aquí, tú trabajas abajo.

- ¿No puedo pasarme por aquí algunas veces? - Preguntó Yoochun.

Changmin rodó los ojos. - Claro, claro.

El sonido de unos pasos hizo a Jaejoong mirar por sobre su hombro, viendo a un hombre con un traje más allá de la puerta abierta de la cocina, pelo en punta y un rostro pequeño con un pequeño lunar sobre el labio.

- ¿Quién es el galán? - Preguntó Jaejoong volviendo a mirar a los otros dos.

- ¿Qué? - Dijo Yoochun.

- El chico que acaba de pasar. - Explicó Jaejoong, señalando la puerta. Yoochun asomó la cabeza por la puerta para ver a quién se refería, y cuando se dio vuelta, Yoochun tenía una gran sonrisa en su rostro.

- Oh por Dios, Jaejoong. - Dijo. - ¿Crees que él es apuesto?

Jaejoong frunció el ceño. - Sí - Dijo lentamente, dudando un poco. Estaba seguro de que no era el único que lo encontraba atractivo.

- Min - Dijo Yoochun. - Min, él está hablando de Yunho.

Changmin levantó la vista y comenzó a reír. - Oh Dios, esto es demasiado bueno. Soyeon te va a odiar. - Dijo advirtiéndole a Jaejoong.

- ¿Soyeon? Ella es el gerente, ¿cierto?

- ¿Qué? ¡No!

Ugh, esto es demasiado confuso. - Pero ella fue quien me entrevistó.

- Sí, pero ella no es el gerente. - Le explicó Yoochun. - El gerente, es decir tu jefe, es Yunho. El galán, Yunho.

Los ojos de Jaejoong se abrieron más de lo normal. - ¿En serio? ¿Él es mi jefe?

- ¡Sí! - Exclamó Yoochun, riendo y golpeando una rodilla con su mano mientras se inclinaba. - ¡Esto es realmente clásico! Maldita sea, en momentos como estos me hubiera gustado trabajar en esta oficina.

- ¿Qué es tan gracioso? - Preguntó Jaejoong, poniendo una mala cara. - ¿No puede gustarme?

Los dos hombres se rieron aún más fuerte. - Oh no te preocupes, Jaejoong-ah - Dijo Changmin con una sonrisa. - Creo que él te podría llegar a gustar incluso un poco más.

Jaejoong frunció el ceño. Estas personas son tan extrañas. - ¿Debo ir a presentarme?

- ¡Sí, sí. Buena idea! - Dijo Yoochun juntando sus manos en una palmada. - Ve, él estará en su oficina. Es la que está en la parte de atrás.

Jaejoong asintió y salió de la cocina. Pasó una mano por encima de su camisa mientras caminaba, esperando verse bien. La oficina de Yunho era bastante fácil de encontrar. Jaejoong llamó a la puerta, nervioso.

Oyó un brusco “entra” y abrió la puerta.

Los ojos de Yunho se levantaron y se quedaron inmóviles. Se quedó en silencio un momento mientras observaba todo, esos labios sensuales curvados en una encantadora sonrisa, los ojos oscuros con una gama increíble de colores, el cabello con un estilo perfecto y una piel impecable.

Mierda, es precioso.

- ¿En qué puedo ayudarte? - Preguntó Yunho saliendo de su aturdimiento.

- Yo soy su nuevo secretario. - Dijo Jaejoong haciendo una reverencia educadamente. - Kim Jaejoong.

- ¡Oh! Uh... - Tartamudeó Yunho, poniéndose de pie. - E-es un placer conocerte, Jaejoong-sshi. - Dijo tendiéndole la mano, haciendo que Jaejoong cruzara el espacio entre ellos antes de tenderle la suya.

Su tacto fue cálido y su piel suave. Yunho encontró su mano más persistente de lo normal.

- Entonces, te voy a mostrar tu escritorio. - Dijo Yunho cruzando la habitación y saliendo de su
oficina. Hizo un gesto hacia una mesa justo fuera de su oficina. - Si hay algo que necesites, no dudes en preguntar. ¿Tú, uh, tienes alguna pregunta?

- ¿Cuál es mi papel aquí exactamente? - Preguntó Jaejoong. - Además de contestar el teléfono, ¿tengo otras funciones? Soyeon-sshi no me dio mucha información.

- Ah, lo siento.- Se disculpó Yunho con una sonrisa. - Si las circunstancias lo hubieran permitido, yo habría llevado a cabo la entrevista. - Suspiró. - En cuanto a tu pregunta, a pesar de que tu título es secretario, se supone que también eres mi... asistente personal. Nadie más aparte de mí te va a estar dando trabajo.

Jaejoong asintió. - Entendido, Yunho-sshi. Daré lo mejor de mí.

Yunho sonrió. - Estoy seguro de que lo harás. Yo... Uh, bueno, sí, te dejaré por el momento.

Jaejoong asintió de nuevo, sonriéndole a Yunho antes de tomar asiento y comprobar los cajones para acostumbrarse a su entorno.

Yunho se dirigió a la cocina, deteniéndose cuando vio a Yoochun en la mesa con Changmin. - ¿Yoochun? ¿Qué estás haciendo aquí?

Yoochun le lanzó una sonrisa lasciva. - Oh, buenos días, Yunho. ¿Te gustó Jaejoong?

- Parece que será un gran trabajador. Y claramente, es mucho más cortés que ustedes dos. - Refunfuñó.

Changmin rio. - Pero hyung, él preguntó si te GUSTABA Jaejoong.

Yunho los miró. - No sé de qué me estás hablando, Changmin, pero te recuerdo que le estás hablando a tu jefe. Y lo mismo para ti, Yoochun.

- Oooh, palabras duras. - Bromeó Yoochun. - Ya sabes, no es tan amenazante después de que lo hemos visto borracho.

- Y vomitando. - Agregó Changmin.

- Y desmayado.

- También cuando…

- Está bien, está bien. Entendí el punto. - Dijo Yunho. - No puedo tomar el papel de jefe con ustedes, chicos.

- Oh es cierto, no puedes. - Sonrió Yoochun. - Entonces, ¿Jaejoong?

Yunho tosió dándose media vuelta y dirigiéndose a la máquina de café para que los dos hombres no vieran el sonrojo en sus mejillas. - Él es apuesto, supongo.

- ¿Supones?

- Bueno, sí está bien, él es muy apuesto. - Dijo Yunho tomando la taza de café.

- ¿No debería estar Jaejoong preparándote tu café, Yunho? - Dijo Changmin.

- Él no es mi esclavo.

- Nunca tuviste problemas con que Seulgi preparara tu café.

- Sí, es cierto. Pero, es su primer día. ¡No puedo bombardearlo con cosas!

- En mi primer día me hiciste reorganizar toda la lista de datos del sistema. - Declaró Changmin. - ¿Y ahora te preocupas de decirle a Jaejoong que prepare tu café?

- Es porque Jaejoong es “especial”, Minnie. - Sonrió Yoochun.

- ¿Hm? - Dijo Jaejoong entrando en la cocina. - ¿Soy especial ahora?

Yoochun comenzó a reír y Jaejoong decidió ignorarlo. - Yunho-sshi, ¿me puedes ayudar por favor?

- Sí, claro. - Dijo Yunho dejando a la mitad su café. - ¿Qué necesitas?

- Quería saber la contraseña y el usuario para entrar en el computador.

- No hay problema, te lo muestro altiro.- Le aseguró Yunho saliendo de la cocina tras Jaejoong. Changmin solo se limitó a observar, atónito.

- Él me hizo caminar alrededor de tres horas. - Murmuró Changmin. - Tres horas para buscar a un trabajador de IT que pudiera darme la contraseña. ¡¿Y ahora me entero que podría habérmela dado él mismo?!

Yoochun solo sacudió su cabeza divertido. - Las cosas se pondrán interesantes a partir de ahora, Minnie.

..
¡Hola! =) les saluda Lú~
¿Qué les pareció? ¿Verdad que está muy interesante la historia?
Esperamos tanto Megu que es la quien lo ha traducido y yo que de verdad les guste mucho y puedan comentarnos sus opiniones ya que eso significa mucho para nosotras =3 
Nos estaremos viendo en la próxima actualización (Que no será larga eso sí)
Abrazos Yunjaeyoominescos *0*

13 comentarios:

  1. Jajjaajaajajja a changmin si que le toco sufrir jejeejejje
    jae tiene a yunho todo enbobado jejeejej XD
    gracias~~~ ^-^

    ResponderEliminar
  2. me encanta muy interesante y si que jae es muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy espacial para yunho ya que se desvive por atender a todas sus peticiones
    y la esposa se arrepentirá de la decisión que tomo al haberle dado a jae como su secretario
    pero hizo bien hizo bien yunho se merece lo mejor y al mejor así es que ella no tiene que hacer nada ahí así es que se valla de una buena ves de el lado de yunho
    y lo deje para jae todito XD
    me encanta la historia y espero el siguiente no tardes esta muy muy bueno e interesante hasta pronto cuídense bye bye

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9/08/2014

    Changmin rio. - Pero hyung, él preguntó si te GUSTABA Jaejoong.

    Yunho los miró. - No sé de qué me estás hablando, Changmin, pero te recuerdo que le estás hablando a tu jefe. Y lo mismo para ti, Yoochun.

    - Oooh, palabras duras. - Bromeó Yoochun. - Ya sabes, no es tan amenazante después de que lo hemos visto borracho.

    - Y vomitando. - Agregó Changmin.

    - Y desmayado.

    - También cuando…

    - Está bien, está bien. Entendí el punto. - Dijo Yunho. - No puedo tomar el papel de jefe con ustedes, chicos.

    - Oh es cierto, no puedes. - Sonrió Yoochun.

    JAJAJAJAJAJAJAJA MORÍ

    Quiero seguir leyendo dfjlh
    gracias =D

    ResponderEliminar
  4. Owww ya se esta poniendo interesante, Jae si que no espera hahaha... será interesante ver a Yun todo tímido, ese Yoochun no cambia siempre esta de burlón ... Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  5. kyaaaaaa Me encanta, me encanta, me encanta!!!!!! *W* Yunho ya esta bien coladito por Jae :3 Y eso que solo es el comienzo de su primer día *O* Ya quiero saber como seguirá despues.... Adoro el toque de humor de la historia...
    Muchísimas Gracias por traducirla!!!! >ω<

    ResponderEliminar
  6. La historia es buena y graciosa por favor continuenla

    ResponderEliminar
  7. Muy buena, Jae ya conoció al jefecito y papcito de Yunho jjajajaja

    ResponderEliminar
  8. Me encanto!!! Jae se va a convertir en el amante???? oww!!! Yunho debe divorciarse prontoooo!!!

    ResponderEliminar
  9. yooooooooominnnn quiero yooominnnnnnn jejeje

    ResponderEliminar
  10. Jae trae estupido a Yunho, y sus dos amiguitos ya se dieron cuenta.......todo se pone muy interesante, jefe- secretario, romance en clandestinidad?........................................... creo que no aguantare por la actuuuu, esta super genial, contiiiii

    ResponderEliminar
  11. jajajaja pobre Minnie ^u^ tres horas! pero claro como es Jae! Como dijo Yoochun esto se pondra interesante!

    ResponderEliminar
  12. Hahahhahaaha pobre Changmin tres horas caminando... Se pone cada vez mas interesante

    ResponderEliminar
  13. Jajajaja oh si!!! Lo amé en demasia!!! Me rei mucho con la presencia de yoochun y changmin en la historia!! Jajajaja se ve que harán algo más qué causar problemas con elyunjae xDD y ese yunjae todo coqueto!! Hermosos!!!! Gracias por el cao!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD