Frisson - Cap. 5.1

1 comentarios
Jung Yunho

Debe ser una broma. Estoy seguro que debe ser una broma pesada. Este larguilucho de espalda encorvada y completamente arrítmico, no puede ser mi compañero de debut.

-No entiendo nada.- Dije al fin en voz alta. Llevo meses trabajando con Shiwon hyung. ¿Por qué ha cambiado todo ahora?

-En realidad no es que haya cambiado. Shiwon va a debutar en otro grupo diferente. Pero deberías alegrarte, en este grupo para el que has sido elegido, sólo seréis dos, cuando en el anterior ibais a ser más de siete y contando.

Tendrás mucho más protagonismo. Sabes que destacando en el baile, esta oportunidad es bastante extraordinaria.

Quería decir mil cosas. Pero me estaba dando cuenta de que nada de lo que yo pudiese decir ahora iba a cambiar las cosas. Apenas podía controlar mi ira y descontento. En realidad tenían razón con esa última frase.

-De modo que queréis que entrene al dongsaeng, no? Para entrar en la master class? Aprender  coreografías de mi nivel? Y todo eso en 3 meses? Estáis de broma.- Y no sabía decirlo mejor ni mas amablemente. Ni en mejor tono.

El chico por su parte me miraba a los ojos, pero no decía nada. No parecía molesto por lo que yo decía. Solo me miraba con determinación. Eso me estaba molestando casi tanto como  toda esta repentina situación. Y sobretodo el hecho de que…

Espera, ¿Es mas alto que yo?!

Normalmente cuando me encontraba delante de otro chico de mi estatura…. Yo siempre resultaba más guapo…. Pero éste niño….

-Si sólo tenemos 3 meses, más vale que empecemos ya.- Fue lo mejor que se me ocurrió decir, dirigiéndome a él.

Manager Kim, y los demás productores nos dejaron solos en la sala. Al parecer el chico había venido preparado. No quería ni aprenderme su nombre. Un advenedizo como él, comparándose conmigo o con Shiwon que llevábamos años de práctica, experiencia,  y teníamos una posición en la compañía? A quién estaban rebajando aquí? A mi, o a él?

Muchos cambios se hacían en la compañía a última hora, eso lo sabía, pero había ciertas piezas en esta compañía con las que no se jugaba, y hasta ahora pensaba que Jung Yunho era una de ellas. No era capaz de asumir ahora mismo, que yo no era una de ellas, quería pensar que había algo detrás de esto.

Algo bueno para mi, importante. Pero no lo veía. Aunque, era cierto, que era una ocasión única para un bailarín como yo, estar en un dúo… un duo! Donde se había visto eso? Qué clase de habilidad tenía este chico, porque desde luego bailar no era!

-Bueno, vamos a ello. No creas que seré indulgente contigo. Fuera de esa puerta hay mogollón de chicos que intentarán morderte a la yugular, y te llevan años de práctica de ventaja. Listo o no, vamos a ponernos en marcha.- Dije justo antes de poner la música.

Sólo eran las 6 de la mañana.

Quince horas mas tarde, y después de solo 2 descansos, no habíamos cruzado más de dos palabras. Pero el chico no se quejó de nada.

Ni tampoco lo hizo durante los 5 días siguientes, ensayando en la misma línea.
Tan sólo sonreía al despedirse. Y nada más.

Siempre era educado, nuca se quejaba, nunca interrumpía, me estaba poniendo de los nervios hora tras hora porque … después de dos semanas, ya me estaba sintiendo un poco culpable. Aunque, jamás permitiría que alguien más me lo dijese, me lo preguntase, o lo supiera.  Seguimos de la misma forma, hasta que un día, al terminar sobre las 2 de la madrugada….

-Muchas gracias, hyung.- Me dijo tímidamente. Yo me quedé mudo. ¿qué me agradecía este entrenamiento militar? Juraría que había perdido al menos 3 kilos en los últimos días, apenas le daba tiempo ni para comer.-  A pesar de las circunstancias.. estás gastando todo este tiempo en mi. Muchisimas gracias!
Aparté los ojos de su penetrante mirada. No hacía falta tenerle aquí tanto tiempo. El maldito había demostrado mejoría progresiva en tan poco tiempo.

Apenas podía creerlo. Era mi sucio “secreto” ( no realmente, porque quienes me conocían y sabían de esto, estaban seguros de que le hacía bullying) que estaba intentando hacérselo pasar lo peor posible para verle sufrir o escucharle rendirse, o pedirme clemencia. Buscar si quiera un enfrentamiento. Si fuese cualquier otro, haría días que se estaría quejando de cualquier cosa. Pero yo ya me había dado cuenta de que Changmin no estaba evitando un enfrentamiento con esta actitud, porque jamás apartaba la mirada.

Y en vez de lo que yo esperaba, ¿me daba las gracias..? Por mi tiempo…. Y tenía toda la razón. Pero.. yo no me había dado cuenta de ello porque yo… realmente todo esto era lo que yo ensayaba de por si. Siempre pensé que era demasiado para los demás, con.. muy pocas excepciones, como….

-          Vaya,  Cómo sabía que todavía seguías aquí!- Yo conocía esa voz muy bien.

-          Joongie.- Le dije, sorprendidísimo de verle aquí. Aunque, no era el único sorprendido.

-          ¿De qué narices te sorprendes? Habías quedado con Shiwon y conmigo en gangnam hace DOS horas.

Ups. Era cierto. ¿Hoy era sábado ya? El niño no me había dicho nada!

-          Estaba ocupado.- Contesté mientras me secaba el sudor con una toalla. Miré al chíco disimuladamente. Él aún tenía esa mirada de agradecimiento en sus ojos…. Tsk.. realmente, me encantaba enseñar a los demás, esa es la verdad.

Hacía días que ya no sabía si le daba tanta caña al chico solo por fastidiarle… o porque había encontrado a alguien me que seguía el ritmo.

-          Y aún tienes aquí a Changmin?- Preguntó Jaejoong con tono de reprimenda.- Pedazo de bruto…le estás presionando, eh?- Jaejoong siempre tenía esa bocaza…soltó esa frase abiertamente, mientras me daba palmadas en el hombro. Ser tan honesto era algo que… no se por qué demonios admiraba de él…. Quizá porque para mi era imposible.

-          N-no Jaejoong, Yunho hyung me está enseñando mucho. Le apasiona el baile y enseñar, tengo suerte de que esté conmigo….él es increíble.
No sabía cuál de los dos se había quedado más de piedra, si Jaejoong o yo al escuchar a Changmin. Maldita sea, tan obvio soy que estos dos idiotas son capaces de ver a través de mi? Miré a Jaejoong y me encontré con algo que definitivamente no esperaba.

La sonrisa de listillo que tenía y cualquier otra expresión, habían desaparecido de la cara de Joongie. Era extraño porque sólo le había visto hacer eso delante de las cámaras o de los hyungs productores cuando quería ocultar sus propios sentimientos y no sabía hacerlo de otro modo.

El defecto de ser contrario a mi. Yo no era capaz de expresar mis auténticos sentimientos, y para alguien tan naturalmente honesto y trabajando en este negocio, eso era un gran problema. Verle pasando apuros gracias a algo en su carácter que yo envidiaba me hacía sentir un poco mejor de cara a mis propios defectos…… pero lo curioso de este tema ahora era que…

¿Qué demonios podría tener Joongie que ocultar a este dongseng?

Y espera…. Changmin le ha llamado por su nombre??? Joongie es mayor que yo, si se conocen, estoy seguro de que Changmin debe saberlo!

UH… este silencio y esa mirada de Joongie… le ha molestado que no le llame como debe? Esto es extraño… el chico es muy educado, tiene que haber sido un error…

Rápidamente abracé  a Joongie para distraerle y que se le pasara.
Yo podía dar miedo cabreado, pero Joongie era mucho peor. Aunque Changmin aún no me cayese bien del todo, no le deseaba a nadie la ira de Jaejoong.

-Bueno Joongie!- dije abrazándole y zarándeándole un poco, para ver si me miraba a mi en vez de a Changmin tan fijamente.- ¿no tenemos que irnos? Shiwon esta esperando no? Donde esta?

- Si, pero tranquilo, que ya ha ligado, le he dejado allí con un grupo de chicas….- Dijo mirando aún de reojo a Changmin. Quizá el chico no lo notara, porque la cara de Joongie daba de todo menos miedo, pero….yo si lo sabía.- Pero el caso es que son 4 chicas Yunho.. me dijo que encontraramos a alguien más de camino, por eso me he venido hasta aquí, sino te hubiese llamado.- Joongie se giró y miró al chico.- Changmin, nos falta uno.. ¿Qué dices? ¿Te vienes?

Estaba dispuesto a apoyar al chico con cualquier excusa que quisiese poner…. Ïbamos a beber alcohol, conociendo a estos dos…volveríamos por la mañana, además, solo mirándole ya podía decir que este chico no había ni besado a una chica en su vida.

-Chicas en bandeja? Por supuesto!- dijo de pronto. Casi se me descuelga la mandíbula al oírle.- Nos duchamos en seguida, verdad hyung?- Me preguntó mirándome con una sonrisa.

Yo me había quedado de piedra de nuevo. Parecía que el chico se había vuelto otra persona al escuchar las palabras de Joongie. ¡Por dios! Realmente Joongie era una pésima influencia! ¿ Cómo demonios lo hacía? Bueno, yo no era un buen ejemplo porque no podía negarle nada, pero nuestra relación era diferente, eramos colegas desde hace tiempo, hemos pasado por las mismas desventuras.. veníamos del mismo agujero….

Joongie me empujó hacia los vestuarios.

-Pues venga! Date prisa Yunho, que siempre tardas horas en arreglarte….y por lo visto Shiwon les ha prometido a las chicas que irías…. – Dijo Jaejoong mientras me empujaba de nuevo.

- Sin prisa.- Le dije yo.- Si las chicas saben que yo voy…. Esperarán lo que haga falta…



1 comentarios:

  1. Anónimo9/18/2014

    esta historia me encanta, siendote honesta me gusta mas el jaemin el minjae no me gusta para nada, pero bueno seguía esta historia en tu pagina pero no se ha actualizado últimamente, por eso espero poder seguirla acá ya que es buenisima, esperare el próximo, gracias.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD