Moonlight - Cap. 4

3 comentarios
― ¿Hombres lobo? ¿Realmente crees en la existencia de hombres lobo? ―  yo casi me ahogo tratando de retener mi risa cuando hice la pregunta, si bien sabía que el cliente siempre tiene la razón, no sabía si este mantra se aplicaba en estas circunstancias. En este caso, ellos estaban definitivamente equivocados, y yo simplemente no podía guardar silencio acerca de ello.

Varios de nosotros estábamos sentados en la fogata con el Dr. Kim. El resto de nuestro día ha ido más o menos igual que por la mañana: caminando sin rumbo fijo a través del bosque, parando para un descanso, regresando a caminar. Hasta que llegamos a un gran claro y Yunho anunció que allí instalaríamos el campamento. Ya había anochecido para entonces. Ahora era de noche y estábamos tostando malvaviscos.

El doctor Kim ha estado entreteniéndonos con cuentos antiguos acerca de hombres lobos, los cuales han sido fascinantes, absurdos pero fascinantes y luego siguió hablando de los lobos vistos en la región. Estaba convencido de que los lobos, en realidad eran hombres lobos. El creía que este bosque nacional en particular era su terreno de caza, donde ellos se escondieron lejos del mundo real.

― ¿Por qué es tan difícil de creer? ―  el Dr. Kim preguntó en respuesta a mi pregunta. ―Cada cultura tiene sus propias leyendas sobre hombres que cambian a formas animales. Las leyendas se basan en hechos.

―Estoy con Jaejoong en esto ― dijo Junsu, sentado al lado de Changmin. ― Los hombres lobo sólo existen en la ficción. Mira a pie grande y al monstro del lago Ness, todos ellos han sido descubiertos.

―No lo sé ― dijo Changmin ― el Dr. Kim podría estar en algo aquí. Hubo un muchacho en mi dormitorio que podría haber sido un hombre lobo. Nunca se afeitaba, cortaba el cabello o bañaba. Era difícil llamarlo humano.

Me eché hacia atrás por la risa. Al parecer, ninguno de nosotros se estaba tomando en serio sus teorías.

―Pero, ¿qué si es cierto? ¿Que los hombres lobos existen y habitan en este bosque? ― Hyun Joong preguntó. El estaba sentado lejos de mí. Era muy particular acerca de sus malvaviscos, tostándolos lenta y cuidadosamente hasta llegar a un color marrón dorado.

―Entonces todos estamos condenados a morir ― dije en un modo malvado como los científicos en las películas de horror. Changmin y Junsu comenzaron a reírse ante mi teatral actuación. Incluso los alumnos del profesor sonrieron.

―O todos nos convertiremos en lobos ― dijo Yunho ominosamente. El no estaba sentado en nuestro círculo, pero estaba apoyado contra un árbol. ― ¿No es así como funciona, Profesor? un hombre lobo te muerde y luego te conviertes en uno?

― Esa es una posibilidad, la otra es que es genético. Los hombres lobos nacen por alguna clase de alteración genética.

― ¿Qué? ¿Cómo X men? ―  Yunho lo interrumpió con una sonrisa satisfecha.

― Incluso la ficción tiene algo de verdad en ella ― insistió el Dr. Kim.

― Pero ¿por qué son los hombres lobos las mutaciones. ¿Qué si todos los demás son la verdadera mutación? Quizás todos nosotros empezamos como hombres lobos.

― Interesante teoría, pero si este fuera el caso, ellos serían la especie dominante, ¿no crees? , ellos estarían cazándonos en lugar de nosotros a ellos.

― ¿Los estamos cazando? ― Yoochun impugnó.

― Di una mala impresión ― dijo el Dr. Kim ―me refería a que estábamos descubriéndolos.

― Si ellos no quieren ser descubiertos, tal vez vendrán tras nosotros ¿y entonces qué? ― dijo Key.

― No creo que tengamos nada de qué preocuparnos esta noche ― dijo Yunho mirando al cielo.  ―No hay luna llena.

― Eso solo funcionaría si la transformación está controlada por la luna ― dijo el Dr. Kim. ― ¿Qué tal que puedan transformarse a su voluntad?

― Entonces diría que estamos en un gran problema ― su palabras no expresaban ninguna emoción, y no sabía sí hablaba en serio o se burlaba.

― ¿No te crees esta historia, verdad? ― le pregunté a Yunho.

Yunho era el último que yo pensaba que se tragaría esta ridícula teoría de hombres lobo. El me guiñó y mi corazón dio un pequeño revuelco.

― Sólo sé que cuando cierre mi tienda esta noche, no saldré hasta la mañana.

―Las tiendas no detendrán a un hombre lobo ― dijo Hyun Joong, antes de soplar su perfecto malvavisco.

―Nunca ha habido ningún archivo documentado sobre un lobo saludable atacando a un humano ― lo desafió.

―No estamos hablando de lobos, amigo ― dijo Hyun Joong bruscamente, volteando a ver a Yunho. ― Estamos hablando acerca de hombres lobo, de una persona que se convierte en una bestia. Ellos están ahí afuera, y nosotros vamos a probarlo. ― ¿Y era él quien me cuestionaba por haber ido a terapia?

― ¿De esto se trata esta expedición? ― preguntó Yunho con una voz mortalmente calmada que provocó un escalofrío por mi columna vertebral.

― Hyun Joong es demasiado entusiasta ― dijo el Dr. Kim. ―Esperamos ver algunos lobos y tal vez estudiarlos. Admito estar fascinado por la noción de la licantropía. Pero, ¿realmente creo que exista? No, por supuesto que no, pero me gusta tener la mente suficientemente abierta para dejarle espacio a la posibilidad.

― Los lobos estaban extintos en esta área hasta hace 20 años, cuando algunos fueron traídos para repoblarla. Los lobos originales han muerto probablemente ahora, pero sus descendientes han florecido. Son unas especies protegidas ― dijo Yunho.

―No vamos a dañarlos ―  el Dr. Kim le aseguró.

―Bueno, entonces, quizás tengan suerte y vean algunos. Comenzaremos temprano mañana, me iré a la cama ― aseveró antes de retirarse.

Una vez que Yunho se fue a su tienda, la tensión alrededor de la fogata se alivió. Tuve el presentimiento de que yo no era la única que pensaba que Yunho y Hyun Joong se dirigían hacia una pelea.

― ¿Realmente crees es todas estas cosas? ― le pregunté a Hyun Joong.  Riéndose, el sacudió su cabeza.

― No, ¿pero no sería genial?  Un lobo me mordió una vez ― anunció.

― ¿En serio?

―Si ― se inclinó hacia abajo y enrollo su pantalón en su pierna. Ahí en su espinilla había una horrible cicatriz.

―Pero Yunho dijo que no había archivos documentados del ataque de lobos.

―Supongo que él no sabe todo ― dijo Hyun Joong tranquilamente.

―Entonces ¿te conviertes en un hombre lobo cuando hay luna llena? ― Junsu preguntó. Hyun Joong inhaló.

―Desearía, pero siempre pierden su humanidad cuando se transforman ― dijo distraídamente. ― O al menos así es en las películas.

―En todas las leyendas, los hombres lobo hacen cosas horribles e imperdonables ― el Dr. Kim dijo. ―Es natural que Hollywood incorporara esos miedos a sus narraciones.

Hyun Joong me ofreció su luminoso y dorado malvavisco.

― No puedo tomarlo ― le dije. ― Trabajaste muy duro para que fuera lo bastante bueno.

― Porque lo quería perfecto para ti.

¿Cómo podía negarme? , lo lancé a mi boca. Era celestial. Le sonreí. Y el me devolvió la sonrisa. Cuando no discutíamos sobre hombres lobo y Yunho no estaba cerca, yo disfrutaba estar con Hyun Joong. Y él era seguro. El no me hacía querer hacer cosas que no debería hacer. Cosas que van más allá de un beso.

Después Key, Junsu yo entramos a la tienda. Nos metimos en nuestras propias bolsas de dormir. Junsu apagó nuestra linterna principal y encendió una pequeña pluma de luz. Emitía un resplandor fantasmal.

― Entonces ¿que hay entre tú y Hyun Joong? ― me preguntó silenciosamente.

― No estoy seguro. Quiero decir, él me gusta.

― Necesitas ser cuidadoso. Algunos chicos creen que los sherpas son sólo para divertirse, que somos fáciles.

― No creo que Hyun Joong sea así. Y yo definitivamente no soy fácil.

― Sólo ten cuidado, no quiero que te lastimes en nuestra primera expedición.

― Tal vez salga con él, pero nunca en serio con alguien a quien quizás no vuelva a ver nunca.

― Si, eso es lo que todos dicen ― murmuró Key.

― Pensamos que estabas durmiendo ― dijo Junsu.

― ¿Cómo puedo dormir con ustedes dos hablando? ― Junsu le sacó la lengua a la espalda de Key mientras se acomodaba en su bolsa. ―Sólo ten cuidado ―  susurró antes de enroscarse para dormir.

Miré al techo de la tienda. Junsu quiso que la pluma nos sirviera como luz de noche. A él no le gustaba dormir en la oscuridad total. Él fue la primera persona lejos de mi familia a la que alguna vez le conté sobre el asesinato de mis padres. Por alguna razón, excepto anoche, no tenía pesadillas cuando estaba cerca de Junsu, quizás porque él no me define por mi pasado, en cierto modo, es mucho más aceptable que mi terapeuta.  También había conocido a Key el verano pasado, pero no me sentí tan cercano a él, quizá porque sentía que tenía sus propios problemas. Ahora estaba roncando. Era un poco ruidoso, un sonido similar al que Fargo, mi perro, hacía en casa.

Pero no era la luz o el ruido lo que me estaba manteniendo despierto. Eran los lobos. Ellos no estaban aullando, pero sentía que estaban acechando muy cerca. Si lo que dijo Yunho era correcto, ellos habían estado en estos bosques por veinte años. El tiempo suficiente para haber estado alrededor cuando mis padres biológicos y yo habíamos venido a acampar hace mucho tiempo ese verano. ¿Los cazadores los habían visto? ¿Estábamos de excursión cerca de donde los lobos habían estado, cerca de donde mis padres habían muerto?  Yo no había querido visitar el lugar el verano pasado. No estaba preparado para eso. Además, nadie había parecido recordar donde había sucedido. Esta noche, yo estaba recordando los bajos gruñidos guturales que no estaban precisamente en un sueño inducido. ¿Habíamos estado escapando de los lobos? Pero Yunho había dicho que ellos nunca atacaban a las personas, así que mis extrañas divagaciones no tenían sentido.

¿Qué había realmente pasado ese día? Tire hacia atrás la parte superior de mi saco de dormir y me senté. De repente sentí como si tuviera que salir de la tienda de acampar. No me había molestado por desvestirme temprano, así que todo lo que tenía que hacer era ponerme mis botas. Cuando estuvieron firmemente atadas, agarre mi linterna, tan silenciosamente como pude, abrí la cremallera de la tienda y me deslicé hacia fuera.

Un par de faroles habían sido dejados encendidos, pero no había nadie alrededor. No quería compañía. Yo solo quería…. No sabía lo que quería.

― Enfrenta tus miedos ― decía mi psiquiatra. Eso sería mucho más fácil de hacer si yo conociera exactamente cuáles son esos miedos. Tenía una sensación de que algo trascendental estaba en el horizonte, no sabía que esperar, pero sentía como si eso estuviera conectado con mi pasado e influenciaría mi futuro. Yo tenía preguntas, pero no respuestas  y miedo sin ninguna justificación.

Pase por un lado de la tienda y me dirigí dentro del bosque. Había dado sólo unos pocos pasos antes de oír unas voces. Ellos estaban cerca de una de las otras tiendas de campaña.  Yo sabía que esos no eran mis asuntos, pero me acerqué lentamente.

― Lo sé, Papá. ¡Dios!, ¿cuántas veces tengo que decir que lo siento? ― reconocí la voz. Era Hyun Joong.

― No queremos despertar ninguna sospecha.

― Tú fuiste el que comenzó a hablar acerca de hombres lobo.

― Como una leyenda.

― Pero estabas sonando como un predicador, predicando el evangelio de los hombres lobo. Esa fue la razón por la que Jaejoong te pregunto si creías en ellos. Tú hiciste tanto daño como yo lo hice.

― Sólo necesitamos estar alerta y ser más cuidadosos acerca de lo que les decimos. Hyun Joong, cualquiera de nuestros guías puede ser uno.

Tuve que poner mi mano sobre mi boca para evitar reírme en voz alta.

― Apuesto que es Yunho ― dijo Hyun Joong, y yo estaba aun más impactado. ― Ese chico es demasiado silencioso. Es escalofriante como puede comportarse tan calmado. ¿Y por qué desaparece, cada vez que nosotros paramos para descansar? ¿Qué hace cuando está ausente?

―Nosotros lo averiguaremos. No te preocupes, lo averiguaremos.

Permanecí allí, mientras sus voces se hacían más silenciosas cuando ellos caminaban directo hacia sus tiendas de campaña. ¿Qué estaban diciendo ellos? ¿Creían que los sherpas eran hombres lobo? ¿Que Yunho era un hombre lobo?

La completa idea de personas transformándose en animales era ridícula, pero el pensar que alguien realmente lo creía era aterrador. Yo pensé acerca de todo el equipo que ellos estaban cargando. ¿Había una jaula dentro de esa gran caja de madera? ¿Estaban tratando de capturar un lobo? Y cuando ellos se den cuenta de que el lobo es sólo un lobo… luego ¿qué?

Sabía que las personas creían en toda clase de cosas que no existen, pero esto parecía un poco fuera de lugar.

Tan silenciosa y cautelosamente como fuera posible, avance hacia los árboles.  Yo no pensaba que ellos me matarían para silenciarme o algo loco como eso, pero estaba un poco asustado por que ellos parecían estar en una expedición de caza de hombres lobo. Aunque ¿en dónde estaba el verdadero daño? Las personas buscaban OVNIS en los cielos. Supuse que no era tan extraño que algunos creyeran en hombres lobo.

Cuando creí que estaba lo suficientemente lejos para poder ser detectado, encendí la linterna que suministró una reconfortante luz, pero extrañamente estaba tan cómodo por los árboles rodeándome como por cualquier otra cosa.

― ¿Yendo a alguna parte, City Boy?

Hice girar el resplandor de la linterna hacia donde se origino la voz. Yunho estaba parado a mi lado. Yo no lo había escuchado aproximarse. ¿Cómo había  llegado tan silenciosamente? Presioné mi mano a mi pecho, donde mi acelerado corazón estaba amenazando con fracturar una costilla.

― Casi me das un infarto ― mi voz mantuvo la acusación.

― ¿Qué estás haciendo aquí afuera? ― preguntó.

―No podía dormir.

― ¿Así que creíste que era una buena idea deambular por el campamento?

― No estaba deambulando. Yo solo estaba ― ¿Por qué me estaba explicando? Estreché mis ojos hacia él. ― ¿Que estás haciendo tú aquí afuera?

― Tampoco podía dormir. ¿Qué te estaba manteniendo a ti despierta? ― Lamentando haber sido tan abierta con Hyun Joong antes, decidí ser evasiva.

― Sólo tenía demasiadas cosas en mente.

― ¿Tus padres fueron asesinados aquí afuera, verdad? ― su voz se mantuvo compasiva y comprensiva. ― Oí algo acerca de eso el verano pasado. Se nos dijo el porqué tú estabas aquí. Así no diríamos algo insensible cuando te estuviéramos guiando por el bosque. Debió haber sido duro regresar aquí.

Yo asentí, mi garganta de repente se engrueso para evitar el derramamiento de mis lágrimas.

― Si.

― Si quieres caminar un poco más, caminaré contigo.

― Gracias, pero… realmente no estoy de ánimo para compañía.

― Sin hablar. Sólo caminar. Puedo echar un ojo afuera y mantenerte a salvo.

― ¿Y si nos perdemos?

― Conozco estos bosques como la palma de mi mano. Cuando creces en Jeollanam-do, el parque nacional de Jirisan es tu patio de juegos.

― Está bien. Si no te importa. Sólo necesito deambular por un tiempo.

Comencé a caminar y él dio un paso al lado mío. No me gustaba admitirlo, pero él era en muchas maneras más reconfortante que los árboles o el resplandor de mi linterna. Era en verdad muy agradable sólo tenerlo aquí, sin necesidad de mantener una conversación o algo.

Era extraño, pero cuando caminábamos juntos, yo era capaz de oler ese único aroma de su piel. Era un olor a tierra como el de los árboles alrededor de nosotros. Era placentero, poderoso y sensual.

Hice una parada e incliné mi espalda sobre un árbol. Apunté con mi linterna hacia abajo, aunque tuviéramos luz nuestras caras estaban perdidas en las sombras. Pero aun así sentí que él me estaba observando.

― ¿Tienes malos recuerdos? ― pregunté. Él tenía una idea acerca de los míos.

― Todo el mundo tiene malos recuerdos.

― Esa no es una respuesta.

― Sí, he tenido algunos.  ― Su voz no mostró emoción, y supe que él no estaba para hablar acerca de ellos, pero saber que él había tenido malos recuerdos era suficiente. Suspire pesadamente.

― Yo estaba con ellos cuando fueron asesinados. Pero realmente no recuerdo que sucedió. Recuerdo el eco de los disparos. Fueron demasiado ruidosos. Y luego mis padres murieron. Eso me ha estado volviendo loco últimamente, siempre desde que regresé al bosque este año. El año pasado fue como si estuviera dentro de una burbuja, tratando de aislarme del pasado. No quería enfrentarlo. Pero este año es diferente. Es como si algo dentro de mí quisiera liberarse. No lo puedo explicar, pero siento que estoy como en el borde de recordar algo realmente importante.

Él se acerco a mí y rozó sus nudillos a lo largo de mi mejilla. Hasta ese momento, no me había dado cuenta que yo estaba llorando.

― Lo siento. No quería descargar todas estas cosas tan pesadas en ti.

― Eso está bien. Tuvo que haber sido difícil, estando aquí de nuevo. Yo amo estos bosques. Tú tienes que odiarlos.

 ― Tú piensas que lo haría, pero no los odio. De una manera, cuando estoy aquí, siento una conexión con mis padres.

Él se quedó callado. En una forma extraña, me hizo pensar mejor de él por no tratar de decir algo, porque cualquier cosa que hubiera dicho no habría sido más que un comentario inútil o trillado.

―De acuerdo con mi terapeuta, se supone que tengo que enfrentar lo que sucedió, pero yo sólo quiero olvidarlo. Tengo estas pesadillas….que no tienen sentido.

Sus nudillos tocaron mi cara otra vez, pero su pulgar estaba acariciando la curva de mi mejilla. Eso era increíblemente tranquilizador. Aun en la oscuridad, sus ojos sostuvieron los míos.

― ¿Era de noche o de día? ― preguntó en voz baja.

― De noche. Pero apenas era el fin del atardecer. La luz era suficiente para ver, pero no para verlo todo. Y todavía no era lo suficientemente oscuro para usar una linterna.

― ¿Estaban todos juntos?

― Si, ellos querían mostrarme algo. Habíamos dejado a los otros. ―  Yo parpadeé y traté de extraer los recuerdos.  ― Había olvidado que hubiera otros ― ¿Quiénes eran, familia? No, ellos me hubieran acogido. ¿Amigos? Sacudí mi cabeza. ― No sé quiénes eran ellos. ¿Crees que es importante?

― Yo no soy un psiquiatra. ¿Qué era lo que tus padres querían mostrarte?

― No lo puedo recordar. Yo estaba asustado por algo. Había visto algo. No lo sé.

― Yo no me preocuparía por eso. Si es importante, vendrá a ti.

― Creí que tu no eras un psiquiatra.

― No lo soy, pero sé que algunas veces intentarlo demasiado duro es peor que no intentarlo del todo.

― Eso no tiene sentido.

Sus blancos dientes brillaron en la oscuridad. Yo casi los apunto con mi linterna, sólo para ver esa sonrisa de verdad.  Aquí afuera, lejos de todos los demás, cuando él no era el líder, cuando era sólo un chico, no era tan intimidante.

― Así que, ¿por qué no podías dormir? ― pregunté. Asumiendo que su respuesta anterior no había sido simplemente una burla repitiendo las mías.

― Toda esa charla acerca de hombres lobo. No pude evitar echarme a temblar.

Él me hizo sonreír.

― Sí, claro. Estas asustado de el gran hombre lobo malo. ― El sonrió abiertamente. El tenía una amplia sonrisa increíblemente sexy. ― Ellos creen que tu eres un hombre lobo ― dije y le explique ―Dr. Kim y Hyun Joong.

― ¿Ellos creen eso? ―  Oí la diversión en su voz.

― ¿Crees que es chistoso?

―Siempre y cuando ellos no carguen balas de plata.

―Oh, genial. ¿Tú también crees en todas esas cosas?

―No, pero no los quiero disparándole a los lobos, podríamos encontrarlos de casualidad.

―Estas protegiéndolos.

―He pasado mucho tiempo en estos bosques. Llegas a conocer a los animales. Y no quiero verlos lastimados. Justamente como no quisiera verte lastimado a ti.

El bajó su cabeza un poco y yo tuve esa increíble realización de que él iba a besarme. No solo eso  yo desesperadamente quería que él lo hiciera. Un repentino aullido en la distancia nos inmovilizo. Era un solitario sonido. Por alguna extraña razón, me hizo pensar en un animal lamentándose.

― Probablemente deberíamos regresar― dijo Yunho poniendo distancia entre nosotros. Yo asentí.

― Si. ― Dirigí la linterna en dirección al camino.

― De hecho, es en esta dirección ― apuntó Yunho, tomando mi mano y guiándome en la dirección correcta.

― ¿Estás seguro?

― Sin duda.

No estaba seguro de cómo me había desorientado así, pero lo seguí y me deje guiar. Pronto, pude ver las débiles luces de nuestro campamento.

―Gracias por venir conmigo ― dije cuando llegue a mi tienda de campaña.

―En cualquier momento que necesites salir a caminar en la noche, solo házmelo saber. No es seguro salir solo.

No fue hasta que estuve enrollado dentro de mi saco de dormir que recordé que él había estado afuera solo. ¿Por qué era seguro para él y no para mí?  Luego oí otro aullido de lobo. Este último estaba más cerca, tan cerca que podría haber jurado que fue justo afuera de nuestra tienda de campaña. Pensé que debería de haber estado asustado. En lugar de eso, justo igual a cuando había estado caminado con Yunho, me sentí confortado.

Después me quede dormido, por primera vez en mucho tiempo, cuando soñé con lobos no me levanté gritando.

3 comentarios:

  1. Anónimo9/24/2013

    si continualo esta muy interesante....

    ResponderEliminar
  2. Ya habia dicho que amaba esta historia apesar de que el yunjae no es mi pareja amada ahora la historia es buenisima ♥ espero la conti hasta pronto.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD