Planes

10 comentarios
Titulo: Planes..
Autora: Nin@ & Hitomi
Pareja: YunJae
Género: Lemon
Estencion: Oneshot
-----

Era absurdo.
Era absurdo intentar escribir algo ahora.
Porque no podía, simplemente no conseguía que las palabras formasen frases coherentes y mucho menos que rimasen.
Suspiró arrugando aquella hoja de papel y lanzándola en alguna esquina de la habitación oscura preguntándose si a Yoochun le habría pasado lo mismo cuando comenzó a salir con Junsu.
Tendría que preguntárselo.

Pero aquellos pasos lentos resonando en el pasillo y la manilla de la puerta hicieron que todos sus nervios se tensaran y su cerebro dejase de funcionar.

¿Seguiría respirando?

-Jaejoong ah…
-¿Sí Yunho…?- Tragó saliva bien duro.
-que haces eh...?-murmuró acercándose a él y tomando sus hombros con suavidad oliendo su cabello con ternura

Y sentía como el vello de su nuca se erizaba al tiempo que seguir allí sentado se volvía algo tan complicado.
-Co... Componiendo- susurro ahorrándose la verdad.

Perdiendo el tiempo.

Pensando en el

- me has dejado sólo en la sala....-murmuró con voz de reproche afianzando su abrazo en torno a su cuello, sin mencionar el hecho claro, de que el yoosu se había puesto algo meloso

Y esta vez solo pudo cerrar los ojos preguntándose si el castaño podría oírlo. Si podría escuchar su pulso acelerado y esos latidos de su corazón que aprecian querer traicionarle costase lo q costase.

Agacho la cabeza un poco intentando esconder ese sonrojo vergonzoso antes de volver a tartamudear.

-lo... Lo siento…

Y rió un poco de manera tranquila escondiendo su rostro en su hombro dejando que su respiración golpease delicadamente la nívea piel de su cuello

-no es como si hubiese algo que sentir eh...?

Y ese beso casto que había demorado un poco en decidirse a dejar.

Y tembló.

Tembló al sentir aquel beso sobre la piel desnuda de su cuello.

Cuanto mas podrían aguantar aquello sus nervios?

Inspiro profundamente maldiciendo a yunho por estar tan tranquilo acariciando las palmas de sus manos con suavidad.

-tienes hambre? No has comido mucho en el desayuno...
-hambre...?

Y rió otro poco besando más suavemente su piel, con algo más de dedicación, enlazando sus dedos tranquilamente, sintiéndose de pronto con ese derecho que creía jamás poseería, ese que no pudo más que hacerle sonreír algo bobamente antes de deslizar sus besos cerca de su oreja con infinita paciencia

Y al sentir ese aliento sobre su oreja no pudo evitar dejar escapar aquel gemido casi suplicante que había estado guardando tanto rato.

Porque aun tenía miedo.

Porque aun necesitaba algo más de tiempo para que toda aquella confianza y seguridad pudiesen apartar el temor.

¡Porque lo necesitaba!

Necesitaba ese te amo igual que estaba necesitando los besos y todas esas atenciones suaves que le hacían sentir un poco especial.

Y besó un poco más esa piel algo temblorosa volviendo a acariciar esas manos con las propias antes de oír ese gemido suave que le dió un poco más de esa confianza que necesitaba para sí mismo ampliando su sonrisa otro poco antes de tomar ese lóbulo entre sus labios para lamerlo y susurrarle

-Jae te estoy mimando un poco....ya...préstame atención...-volviendo a seguir ese camino de cortos besos por su costado

Sonrió.

Sonrió al escucharle a pesar de la angustia y el desconcierto. Se giró abrazándole quizás un poco demasiado fuerte y suspirando al sentirse entre esos brazos que parecían protegerle del mundo exterior.

-Si te presto atención... ¿Nada cambiará, verdad?- murmuro algo inseguro respirando sobre esa piel morena que olía a coco.

-¿Cambiar...?... ¿De que hablas Boo..?-acarició sus mejillas un poco antes de besar dulcemente su mejilla y envolverle en sus brazos buscando que le mirase a los ojos...queriendo ver en su brillo algo más que el resto...queriendo sentirse propio en ese suave carmesí de su rostro
-Nada...- suspiro sin ser capaz de entenderse a si mismo. Porque no habían motivos para tener miedo y aun así... Lo tenía -Creo q pienso demasiado estos días...- se disculpó con una sonrisa volviendo a abrazarse fuertemente a ese cuerpo que se amoldó al suyo con facilidad.
-Boo...-suspiró con fuerza, es que también lo sabía...lo sentía...sentía esa inseguridad en sus besos y quería quitarla… y pensó equivocadamente tal vez...que esas caricias que prometían algo más...eran una buena opción. Y le meció suave en sus brazos acariciando su cabello volviendo a suspirar- ¿Quieres ir a dormir ya...?...-mirando hacia afuera- es tarde...y mañana hay trabajo que hacer...
-¡¡no!!- y se sorprendió a si mismo al escucharse gritar aquello pero es que no quería. No quería perder la calidez de yunho ahora. No cuando la necesitaba tanto.

Vio como el mayor lo miraba sorprendido y solo pudo apartar la mirada algo mas avergonzado si cabía.

-No te rindas yunho...- casi suplicó.
-Sabes que no te obligaré a nada de lo que no estés seguro... Estamos en esto juntos no...? Y no me rindo Jae....no me rindo....-cerró los ojos un poco sintiendo esa calidez llenar su interior- es sólo que a veces se me agotan las ideas...

Y no pudo mas que recostar la frente contra la del menor suspirando y sonriendo con algo de culpabilidad.

-siento ser difícil a veces...- susurro - es sólo que... Me siento inseguro-confeso por fin rezando porque yunho le entendiera.

Porque no se enfadara.

-lo sé...-sonrió cerrando los ojos...respirando su aire...-eso me asusta...

Y no hubiese querido reconocerlo...pero si Jaejoong no se sentía seguro a su lado...era por que algo andaba mal con él...era por que él aún no le había dado esa confianza, ni le había hecho sentir esa seguridad que debía y...en fin...había algo que no andaba bien...y estaba asustado...asustado de que el mayor de pronto descubriese que tal vez...se equivocó...

-no te preocupes...-besando su nariz con ternura
-claro que me preocupo yunho- susurro contra esa mejilla antes de depositar un suave beso sin pensar. Y es que ahora ya había abierto la caja de sus temores y parecía que no podía volver a cerrarse-que pasa si descubres que... Soy malo en la cama o que... Estoy feo por las mañana o te cansas de mis bromas yunho? Es... Demasiado complicado- susurro al fin recostándose contra ese hombro sin querer dejarlo ir.
-jae....-y casi rió ante esas pequeñísimas razones- en serio puede que seas malo en la cama...?...y...siento si te ilusioné, pero creo que tampoco estoy guapo por las mañanas...tampoco soy un chiste como Junsu...Dios...-apartándole un poco con esa cara de pánico por la que Min hubiese pagado- crees que sea importante...?

Y se sintió bobo y absurdo de repente. Porque dios! A fin de cuentas era yunho, su mejor amigo, casi su hermano; aunque quizás ese fuese el motivo por el que había sentido toda esa presión. Porque lo que pensara el menor de el le importaba y mucho. Más que cualquier otra cosa en el mundo. Suspiro mordiéndose el labio inferior avergonzado.

-¿he sido muy tonto?- murmuro con la voz algo quedada dibujando ese puchero pocos segundos después - pero tampoco hacia falta q te rieses de mi…
-No me río de ti bobo...-alzándole suavemente el rostro para encontrar esos ojos oscuros que le habían enamorado hasta el último de los suspiros- es sólo que debo hacerte ver...que...hay cosas más importantes no...?-besando ese puchero con ternura, lamiendo sus labios sin ninguna prisa- como decirte que te amo por las mañanas...-ese beso un poco más profundo que el anterior- o ser el responsable de cada sonrisa sincera que puedas regalar…
-me lo dirás yunnie? Me dirás que me amas mañana cuando despierte?- casi suplico perdiéndose poco a poco en esos besos calmados que no llegaban siquiera a robarle el aire pero que le permitían tenerle, tener su sabor durante esos breves segundos.
-te diré que te amo...-recargándole un poco en ese mueble para besarle con algo más de seguridad- y te recordaré lo guapo que estás...-sus manos recorriendo suavemente esa cintura que le traía loco- y lo mucho que he extrañado tus besos...mientras dormía...-susurró besándole con cuidado esta vez, no quería perder el control...sólo hacerle sentir bien...

-te amo...- confeso con voz tomada sabiendo que aquella era la primera vez que se lo decía; y que yunho también se daría cuenta y sonriendo al saberse el primero de haber dado ese paso -te amo...-repitió ahora contra esos labios que se habían detenido por la sorpresa

Y se dejó envolver...por esos labios que parecían de pronto más seguros de lo que él podía creer y no hacía más que abrazarle un poco más contra su cuerpo dejando que el aire faltara y respondiendo ese beso con algo de torpeza, es que le había sorprendido sí, y había disipado algo sus temores...pero no era justo para el mayor...no era justo si sólo él se arriesgaba de esa manera, y tomó sus mejillas con ambas manos apartándole segundos para mirarle a los ojos y sonreír con ese amor que había parecido algo atascado

-te amo también Jaejoong ah...-suspiró alegre sabiéndose más afortunado de lo que quisiese

Y ya no quedaba espacio. No quedaba espacio para la duda ni el miedo, ni siquiera para la inseguridad. Porque ahora solo había espacio para ellos dos allí dentro.

Y sonrió un poco mas besándole como sabia que yunho llevaba días esperando, perdiéndose un poco entre esos suspiros que casi eran gemidos y esas manos que tanteaban su cuerpo por encima de la ropa.

-a... Aquí no yunho...-
-po...-y ese jadeo medio ahogado que arrancaban esos besos-porqué...?-avergonzándose un poco al tomar nuevamente esa boca desatando lentamente esa pasión en la que habían hecho click los besos del mayor.

Y le costo casi un minuto encontrar las razones por las que no quería que su primera vez con yunho fuese en ese cuarto de trabajo.

-por que... Todos pueden entrar- jadeó al sentir esa mano colarse bajo su camiseta y tuvo q apartarse un poco para recuperar el hilo de sus pensamientos -y esta sucio y desordenado y... No hay cama- rió al sentir esas caricias sobre sus costados -por favor...
-pero...yoochun y Junsu están ocupados en el sofá...-esa respiración que estaba siendo difícil controlar mientras encuentra más de mil razones de porqué el estudio es el mejor lugar- además…la mesa es firme y...ordenaremos luego....no está sucio Yoochun dijo...que ordenó en la mañana....y....he puesto antes el seguro...-confesó sonrosándose otro poco ante esa mirada algo sorprendida mordiéndose el labio inferior con culpabilidad...tal vez...y sólo tal vez....la había fregado...
-¡¿has puesto el seguro?!- rió sintiéndose como uno de esos niños que creen haber ganado cuando sólo han sido engañados por sus padres -¿estaba todo planeado?- murmuró todavía atónito sin perder aquella sonrisa algo dulce pero apartando al menor para que le mirase a los ojos.
-¡no…! Es decir...-tragando algo más duro de lo que imaginó- planeaba mimarte un poco....sin interrupciones...pensé que tal vez...era buena idea... ¿no?-sintiéndose algo intimidado por aquella mirada

Y sólo pudo reír algo bajo jugueteando con los cabellos de yunho antes de volver a dejar un suave beso sobre sus labios.

-pues más te vale mimarme yunnie...- sonrió acercándolo con suavidad - y que mañana no me duela la espalda por culpa de hacerlo en la mesa del despacho...

Y esta vez fue un suspiro de alivio el que dio antes de hundirse en esa boca con una sonrisa suave mientras aceleraba un poco sus caricias... esas que le indicaban a Jae que su cuerpo ya pedía algo más de calor, esas ya le insinuaban hasta dónde era que quería llegar y el ambiente simplemente era perfecto...igual que el lugar...

Mordió con algo de rudeza antes de darse cuenta de que ese no era su labio, que era el de yunho recibiendo un quejido bajo como protesta y regalándole unas cuantas lamidas sobre su labio inferior como disculpa.

-ya... Me... Estorba la... Ropa- se quejó incapaz de encontrar algún hueco en la camiseta del moreno por el que colar las manos.
-hey...-rió entre algunos gemidos suaves devorando su boca con necesidad, robándole el aire arrancando un jadeo al palpar de pronto con sus manos la piel de su espalda levantando un poco su playera, dejándole ver aquel bien formado vientre de tanto ejercicio y sonrió suavemente el acariciarle en el borde del pantalón sin prisa sintiéndole vulnerable...vulnerable a él...
-¿te estorba la ropa Boo...?-dejando que dos de sus dedos rompan la barrera del cinturón rozando su ingle- que es lo que más te estorba...-susurró besando suavemente detrás de su oreja luego de susurrarle aquello con voz grave

Y sabia que yunho estaba jugando con el. ¡Pero Dios! Le encantaba. Se cogió a esa camiseta del menor para no caerse moviéndose un poco para lograr algo más de fricción.
-la... La ropa interior- susurro tan bajo que casi ni el pudo escucharse.

Y esa risa que escapó agitada de sus labios mientras besaba ese cuello fue la que erizó los cabellos del mayor sintiendo como esos dedos desataban aquel botón y tomaban con delicadeza la cremallera bajándola lentamente sin evitar rozarle lo suficiente como para arrancar algunos gemidos ahogados de esa boca...de esos carnosos y exquisitos labios, sintiéndole temblar un poco...amando aquel suspiro

-está mejor así...?-y esta vez mordió un poco su piel marcándole con suavidad mientras dejaba a sus dedos recorrer esa extensión endurecida aún sobre la ropa interior del mayor antes de que se apoderasen del elástico de esos boxers que ya moría por quitarle
- sácamelos- gimió ronco contra la piel de su cuello y es que se moría dios! Se moría si no le tocaba!

Sintió como terminaba de desnudar la parte inferior de su cuerpo aguantando la respiración y no pudiendo mas q refregarse contra el sintiendo esa suave presión bajo la tela de los jeans

-nh...Boo...-gimió bajo hundiéndose un poco más en su cuello bajándole algo más los pantalones junto a la ropa interior acariciando su trasero con algo de desesperación apegándole un poco más a su cuerpo sintiéndole estremecerse completamente y subiendo aquella mano por su espalda baja hacia la camiseta tomándola con rapidez para quitarla y permitirse a sí mismo acariciar aún mejor aquella piel-ta... nhaa... también a mi me... molesta la...ahhh... ropa interior...-jadeó más fuerte esta vez

Y era tan injusto. Era tan injusto ser el único vulnerable a las caricias del otro. Sonrió aguantándose ese gemido al sentir esa caricia sobre su entrada y arrodillándose frente al menor quien lo miro con sorpresa.

-a...así que... Todo planeado...eh?- jadeo bajándole de un solo tirón los pantalones y la ropa interior sin molestarse siquiera en desabrochar los botones y sonriendo al ver lo excitado que ya se encontraba con tan solo algunos besos.

Suspiro sobre el miembro del mayor presionando sus piernas con las manos para que las abriera un poco.

-Ja-jaejoong espera yo...ahhh-gimió cerrando los ojos al dejarse apoyar contra esa pared que de pronto parecía más cómoda de lo que pensó al sentir esa cálida respiración
-pues vas a necesitar una buena explicación... Porque si no... Esto acaba... Aquí- jadeo acercándose algo más a esa piel que ya estaba algo húmeda
-a....nh...acabar
-Dilo Yunnie- Ordenó con algo más de autoridad esta vez jadeando y agarrándose a esas piernas que temblaban ya algo incontroladas -Dilo y... Te daré lo que... Quieres- Prometió.
-quiero....? -jadeando desesperado ante aquella presión que ejercían las manos del mayor- quiero...tu boca Boo... ya...nh...por favor...
-¿La... quieres?- casi rió medio histérico acercándose un poco más. Y sabía que si Yunho embestía hacía delante su miembro quedaría entre sus labios pero era consciente también de que el menor ni siquiera era capaz de moverse.-¿No quieres... esto? Va... Vamos discúlpate
-Jae....Jae yo...-y sentía que resbalaba por esa pared que estaba ya algo templada por su calor- jae yo....ahh...me vengo...

Y frunció el ceño algo ofuscado y temeroso por primera vez de no conseguir lo que deseaba a pesar de que Yunho no estuviese en condiciones de negociar. Se apartó un poco mirándole a los ojos y relamiéndose los labios.

-No... No te... No te vienes Yunnie... No antes de... Disculparte- Susurró dejando que ese frío envolviera la intimidad del menor.
-ahhh...Boo...-jadeando un poco antes de entreabrir los ojos un poco volviendo a suspirar y recargarse contra la pared riendo un poco- pero...pero yo dije...que… que...-dios el aire- que si...acababas con esto yo...nh...
-Se paga por... Adelantado- Murmuró ignorando su propio dolor y es que lo deseaba.

Deseaba escuchar a Yunho gritar su nombre y poder disfrutar de ese contacto pero no iba a rendirse.

Oh. No.

-Si quieres puedes... Terminarlo solo...
-e-está...está bien yo...yo lo siento...lo siento no quería encerrarte aquí...conmigo...-sonrió mientras sus mejillas se teñían de carmín y sentía los labios del mayor cada vez más ceca- es...es decir sí quería...-medio rió gimiendo- pero...nhhh… ahh...
-¿Pero...?- Casi gimió con una sonrisa amplia al ver como por fin obtenía lo que quería y dejando escapar esa suave carcajada al ser consciente de que no iba a conseguir otra frase coherente por parte de Yunho; no ahora por lo menos y engulló de golpe ese miembro que ya derramaba un poco.
-ahhhhh...-y casi se deshizo en esos gemidos que su garganta se estaba volviendo loca por dejar escapar

Y ya no pensaba y las frases parecían haber muerto en algún lugar, por que definitivamente aquello no estaba en sus planes cuando cerró la puerta, ni tampoco aquellos lacios cabellos negros que corrían entre sus dedos mientras los jalaba con algo de descontrol imponiéndole un ritmo rápido, sintiendo que cada vez, el cielo estaba un poco más cerca, sintiendo esa calidez anidarse en su bajo vientre y casi hacer que se quemase por dentro, y es que había soñado con ellos durante años, demasiado tiempo, como para poder siquiera pedir un poco más

-Jae...Jae ah...ah...Boo dios...más...más fuerte...

Y sólo pudo aumentar un poco el ritmo sin ser capaz siquiera de gemir porque la voz no encontraba espacio para salir pero demostrando esa necesidad de estar así con succiones cada vez más rápidas y profundas; sintiendo como por fin aquel líquido salado ocupaba su boca sin aviso ni permiso, colándose por su garganta y manchando sus labios.

Y no pudo más que suspirar con profundidad y esa sonrisa marcada en el rostro antes de separarse y apoyar su frente contra la cadera del menor todavía incapaz de levantarse.

-Yun... Yunho...

Se desplomó, simplemente se dejó arrastrar contra es pared tras él despacio, sintiendo la calidez de la respiración del mayor, contra su cadera sin ser capaz aún de soltar sus cabellos, esos que había sostenido con fuerza y que ahora acariciaba temblorosamente, sintiendo como el mayor se venía sobre él en aquella incómoda posición en el suelo del despacho y sólo se preocupó de acomodarle un poco alzándole lo suficiente para poder besarle en los labios y dedicarse a compartir con él ese sabor que había deseado años, mezclar con el suyo...

-te amo Boo...-jadeó liberando su boca y mirándole a los ojos
-Sabes dulce...- Susurró intentando recobrar el aliento para inclinarse un poco y besar ese hombro con suavidad recostándose contra ese pecho sudado, sabiendo que no habían terminado pero que lo necesitaban.

Que necesitaban esos segundos de recobrar el aliento y la ternura.

Le rodeó el cuello con los brazos dejando suaves besitos sobre esa piel que jamás había creído que podría ser suya.

-...te amo...-respondiendo aquellos tiernos mimos sobre su piel con suaves caricias de sus manos, con ese abrazo que de pronto valía más de lo que en realidad pudieron haberlo hecho las palabras...

Porque no había nada más que saber

Nada más de lo que estar realmente seguro

Nada más que su amor, estar seguro de poseer

-Yo también te amo...- Sonrió besando con dedicación por fin esos labios que le respondieron las caricias con lentitud y ternura al principio y algo más de entusiasmo después.

Y es que ya no sabía donde había quedado todo ese miedo, pero de repente sólo quería que le tuviese.

Que le tuviese entero.

Que le marcase y gritase que era de él, que nadie más podía tocarle.

Que le demostrara un poco más cuanto de verdad había en sus palabras.

Y le acarició las caderas con suavidad incitándole a sentarse a horcajadas suyas para dedicarte algunos momentos más llenos de besos que dejaban atrás la ternura para convertirse en los responsables de aquellos gemidos largos y lentos que escapaban de ambos como consecuencia de aquella fricción entre sus miembros que no hacía más, que poner a Yunho a tono de nuevo

Que no hacían más que hacerle desear poseerle entero

Y gimió más ronco al sentir aquel roce algo brusco contra su entrada no queriendo que terminase.

-Yu... Yunho haz... lo ya- Suplicó recostándose contra ese hombro y tratando de encontrar el miembro del menor torpemente con esas embestidas desquiciadas y algo al azar.

Y eso fue lo que hizo que perdiese por completo la cordura

Que olvidase que debía prepararle

Y que dejase que su cuerpo tomase las riendas a sus acciones luego de que su mente se diese el costoso trabajo de aclarar de una vez que es lo que desea

Tomó sus caderas alzándole algo suavemente ubicándolo sobre su miembro y dejándole caer sobre él con suavidad, sintiendo como sentado aún a horcajadas de él recarga su frente en su pecho gimiendo con descontrol en tantos siente que se muere, que aquello ya es demasiado, que como salga y entre en su cuerpo otra vez, olvidará que el mundo existe y que deben guardar pero lo menos algo de silencio por los que aún están en la sala

Pero sólo puede gemir a todo lo que le da la garganta flectando las rodillas sintiendo que debe ponerse en pié pero que es demasiado placer como para que sus piernas respondan, y es jaejoong esta vez, quien se impulsa un poco para volver a meter y sacar su miembro de su cuerpo obligándole a echar la cabeza hacia atrás y hundir los dedos en la carne suave de su cadera

Y sintió como su trasero ardía y el sabor de su propia sangre le llenaba la boca probablemente de ese labio que se había mordido demasiado fuerte. Se ahogaba, pero ni siquiera podía soltar ese aire celosamente guardado en sus pulmones y esas pequeñas lágrimas comenzaron a humedecer el hombro de yunho donde había recostado la frente intentando esconder un poco ese dolor.

Las sintió tibias, cada una de esas lágrimas que se deslizaban por su piel que ya quemaba contra la de Jaejoong y abrió los ojos algo asustado recordando de golpe que ni siquiera había buscado prepararle, y dios...le había hecho daño, le había hecho daño y eso estaba mal, demasiado mal...

-Jae...Jae...-intentando levantarle un poco para mirarle a los ojos aunque este le estaba negando aquello-Boo por favor...

Es que sólo quería que le mirase a los ojos para preguntarle si quería seguir, si le había hecho demasiado daño por que por dios...el podía esperar...todo lo que fuese necesario...

Y se obligo a soltar ese suspiro que relajo un poco su cuerpo haciendo que temblara un poco entre esos brazos que le sujetaban fuerte.

-es... Estoy bien- sonrió levantando un poco al mirada y respirando contra su mejilla -sólo... Sólo dame un minuto- suplicó sintiendo ese suave beso sobre la herida de su labio.
-un minuto...?- saboreando en su boca la sangre que había dejado en sus labios con preocupación- Jae podemos...podemos detenernos...no quería hacerte daño...-acariciando su espalda con suavidad mientras le siente gimotear un poco contra su piel instándolo suavemente a quitarse de esa incómoda posición para liberar su miembro...sólo quería dedicarle unos segundos mientras le arrulla antes de irse a acostar...estar en su interior de por si ya es el mismo cielo...

No necesita herirle para completar aquella entrega de amor
-no... No!- suplico quizás porque sabia que si ahora yunho salía de el todavía dolería mas. Sus manos comenzaron a sudar y sonrió un poco ante su boba excusa.

No era porque fuera a doler más. No era por miedo. Ni siquiera era por yunho. Era por si mismo. Porque quería sentirle un poco más. Porque sabia que ahora dolía, pero que aquello terminaría por desaparecer.

-n... Nhho...- casi gimió atrayendo la cabeza del menor para q sus frentes se tocaran -mue... Muéveme- susurro sabiendo que el no seria capaz de hacerlo y cerrando los ojos al tiempo que tomaba las manos del moreno situándolas en su cintura.

Y no hizo el más mínimo movimiento aunque sabía que se estaba esforzando demasiado por mantener la cordura, pero estaba asustado, asustado de que Jaejoong sólo estuviese deseando complacerle y que se estuviera comportando como el peor de los egoístas, y deslizó sus manos por su cintura acariciándola un poco antes de suspirar a ojos cerrados buscando besar brevemente la boca del mayor

-no tienes que hacerlo...-jadeó un poco ante aquel simple movimiento de Jaejoong para tenerle más cerca

Gruño flojito al ser consciente de que Yunho estaba demasiado asustado como para hacer nada. Se agarró mas fuerte a su cuello enterrando la cabeza en el y apoyando las rodillas en el suelo para que yunho saliera un poco, solo un poco de su interior y dejarse caer de nuevo gimiendo con fuerza ante ese contacto.
-por... Favo... Or- suplico contra ese cuello algo sudado.
-ahhhgg!!! Jae espera....!! Ahhh!!-y por un par de segundos creyó morir en esa cavidad cálida y húmeda que le estaba llevando a la misma gloria

Si Jaejoong no lo mataba de puro placer es que era un sueño, dios, ese sólo movimiento había desatado sin dudas esa pasión que se vio reprimida por ese miedo que le había embargado, y ahora no podía más que hundir sus dedos en esa carne que sólo él tenía derecho a marcar volviendo a alzarle con fuerza para dejarle caer con suavidad pero con más rapidez volviéndose loco con esos gemidos agudos que el pelinegro dejaba con prisas escapar

Esos que parecían atorarse en su garganta y tapaban los suyos

Y tras esas primeras embestidas sintió como el dolor disminuía y solo podía concentrarse en esa fricción que lo estaba matando.

Dios, ya no podía ni pensar, ni devolver los besos de yunho ni siquiera respirar y sintió q todo se desvanecía cuando el moreno encontró ese punto. Ese punto que le hizo gritar olvidando que no estaban solos en casa y que lo estaba haciendo contra los labios del moreno.

-ang... Aq... aqui!!-

Y aquello ya sólo podía excitarle un poco más, por que esa presión a la que sometía a su sexo cada que Jaejoong le albergaba en su cuerpo borraba todo de su mente y bloqueaba a prisa sus sentidos, y sólo le permitía oír ese grito incontrolable de labios de jaejoong contra su boca y le capturó de nuevo entre sus labios para besarle con algo de brusquedad

Con necesidad

Con demasiada ansiedad

Tomó entre una de sus manos ese miembro endurecido que se frotaba contra su vientre insistentemente para masturbarlo con fuerza, de arriba abajo, iba a devolverle todo ese placer, toda esa intimidad, toda esa confianza...iba a hacerle sentir....que nadie podría amarle así otra vez...por que sería suyo...suya esa sensación por siempre

Y cuando pensó que ya no podía aguantar mas aquella mano envolviendo su miembro con rudeza y masturbándolo al ritmo de sus embestidas hizo que tuviese que agarrarse a su espalda clavándole las uñas con fuerza y viniéndose antes de que hiciera el tercer movimiento sintiendo como esa calidez liquida empapaba su entrada y su trasero por completo y como era yunho también quien gritaba esta vez contra su lengua.

Su nombre.

Le abrazo algo mas fuerte perdiéndose en ese mar de sensaciones. En esos temblores y esa plenitud que no solo tenía que ver con esa sustancia que ahora llenaba su interior.

Sonrió sin poder hablar todavía perdiéndose en esa mirada algo desenfocada.

-eso fue...
-fue...-y aún jadeaba demasiado como para poder pensar en algo coherente y tal vez romántico para el momento en tanto habría los ojos- fue maravilloso....-atrayéndole hacia si mismo dejando que aquella húmeda sustancia esparcida entre sus torsos se escurriera un poco más en tanto sale de su interior para besarle en los labios profundamente robándole el poco aire que había conseguido obtener

Y sonrió sintiendo como salía de su interior dejándole ese molesto escozor que le recordaría lo que acababan de hacer allí dentro durante horas.

-gracias...- sonrió un poco mas recostando su mejilla contra ese hombro calido y besando su cuello con suavidad.
-te hice daño...-murmuró aún con ese deje de culpa mientras acaricia con calma sus cabellos negros y húmedos llevando su mano manchada con el semen de Jaejoong a sus labios probándolo con una dulce sonrisa...-también eres dulce...

Y solo pudo soltar una suave carcajada besando esos labios que todavía sabían a el.

-valió la pena...- rió un poco mas acariciando ese pecho que ahora estaba lleno de sus marcas -pero creo que no puedo levantarme...- susurro mordiéndose el labio inferior algo divertido gritándole con la mirada que ese era exactamente el motivo por el que hubiese querido hacerlo en una cama de donde no hubiese tenido que salir.
-pues creo que yo tampoco...-rió un poco volviendo a besar esos labios a los que se había hecho adicto- no estaría mal quedarnos aquí eh...?

miró un poco a su alrededor sonriendo al ver todo lo que había tirado y como la silla había volado lejos, ese papelero volcado en el suelo junto a ellos y su esencia resbalando cálidamente aún por sus piernas manchando el suelo...y rió otro poco besándole con cuidado...debía sacarlo de ahí antes de que reparara en ese desastre

-sujétate fuerte...que te llevo a la habitación...-rodeando su cintura
-no... Yunho!!!- grito al ver como lo sacaba desnudo de la habitación ignorando el hecho que cualquiera que pasara por el pasillo podía verles así y solo pudo cerrar los ojos como esos niños que creen que así no les ven agarrándose fuerte a ese cuello y suspirando tranquilo al escuchar esa puerta cerrándose a sus espaldas por fin.

-acaso estas loco?- se quejo cuando lo dejo con suavidad encima de la cama, enterrando el rostro contra las sabanas.
-un poco si...-sentándose a su lado...y es tu culpa...-recostándose junto a él cubriéndolo con las sábanas antes de acariciar su rostro y observar esos ojos que le miraban con algo de ternura- te vez precioso así...

Y no pudo mas que sonrojarse algo mas furiosamente sonriendo al saber que lo estaba haciendo por el. Por su inseguridad. Por ese “me dirás que estoy guapo por la mañana?”

Le beso en el cuello con suavidad entrelazando sus dedos y aguantando ese bostezo.

-me llevaras mañana a cuello al trabajo? Creo que aun no podré caminar...- bromeo rozando su nariz con la propia.
-como quieras...-cerrando los ojos con lentitud sintiendo como parecía flotar entre suaves nubes de algodón- pero tenemos que ir a trabajar...-ese brazo en su cintura atrayéndole junto a el

Y no pudo más que fruncir un poco el ceño dibujando ese puchero inconsciente.

-y si te propongo un plan mejor?- rió acercándose algo mas hasta que sus cuerpos se tocaron por completo.
-uno mejor...?-rió sin abrir los ojos, consciente de las ideas que cruzaban por la mente del mayor, y no sería mala idea, por que sería él quien tendría que limpiar el desastre que habían hecho antes de que Jaejoong pudiese verlo-ok...podemos idear un plan mejor...-volviendo a besarle en los labios, esta vez con calma

Suspiro sintiendo aquellos besos suaves y esa euforia en la boca de su estomago.

Porque Yunho no faltaba al trabajo. Nunca. Y aquello le hacia sentir especial.

-te prometo que no te arrepentirás-rió una ultima vez a punto de quejarse al sentir como las caricias del menor se detenían antes de darse cuenta de que Yunho se había dormido y dibujando ese puchero de nuevo suspirando con cuidado y recostándose a su lado, usó su pecho como almohada pensó vagamente que sí…

Definitivamente el día siguiente seria un buen día.


FIN

10 comentarios:

  1. ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooomi dios pobre de mi jae esta todo adolorido ..T-T...posdata ..porfa escribe algo de junsu y jae o de junsu y junho plis.....jejeje XD

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/17/2009

    woooooooooo quedo muajajajajaja genial......si escrie algo de jaesu o hosu.... y si se puede algo de yoosu muajajajajajajajaja
    escribes regenial FELICIDADES!!!!!!
    GRACIAS por escribir!!!! TVXQ fighting!!!

    ResponderEliminar
  3. wooo gwnial
    aunque a jae le dolio bastante
    yunho bruto tratale con cariño y delicadeza

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1/22/2010

    sencillamente GENIALLLLLLLLLLLLLLLLLLLL

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1/23/2010

    awww k lindo conti!!!!!!! me encanto esa primera vez!!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4/21/2010

    jujuju me encanto cuando jae se puso a "chantajear" a junho...

    ResponderEliminar
  7. hermosoooooo!
    Enverdad!♥♥

    ResponderEliminar
  8. Anónimo1/12/2011

    wiiiiii!!! pobres chicos quedaron tan adoloridos que no se podian mover, como habra quedado ese cuarto!!! escho un desastre jajaja escribe que paso con junsu y yoochun que segun yunhie estaban "ocupados" en el sillon cuidate full!!!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo2/02/2011

    awwwwwwwwwwwww!! que lindoooooossssss!!

    el lemon mas tierno!!!!! awwwwwwwwwwww osea lemon fuerte pero tan tiernooooo!!!

    muy bueno!!

    ResponderEliminar
  10. Anónimo6/01/2011

    waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    es el mejor lemon-romántico que he leido en mi joven vida XD

    lo amé de principio a fin >.<

    pobre Jae todo adolorido... Yunho se durmió cuando Jae se ponía cariñoso XD

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD