Blind - Cap. 30

2 comentarios
Yoochun limpiaba y lavaba los platos. Junsu decidió secar los platos, aunque no fuera necesario estar parado tan cerca de Yoochun.

“Estás demasiado cerca, mi brazo te está golpeando.”

“¡Está bien!” Junsu sonrió ampliamente.

Yoochun giró los ojos, pero terminó riendo también. “debes dejar de tomar malos hábitos de los otros cuatro.”

“¿Coquetear con mi novio es un mal hábito?”

“Es un crimen” respondió Yoochun sarcásticamente. Fue recompensado con la risa de Junsu.

“La cena aún no cuenta como regalo de aniversario ¿sabes?”

“¿Qué? ¡Pero te comiste todo! ¡Incluso aprendí a cocinar más platos con carne! ¡Es más difícil de lo que parece porque soy vegetariano!” El más joven trató de defenderse.

“Nope, aún sigue sin contar,” Junsu movía su cabeza de izquierda a derecha.

“Bien, ¿Qué regalo quieres?” el hombre más alto se rindió.

“Hmm… ¿un beso?”

Yoochun estuvo a punto de tirar la esponja y el plato que mantenía en las manos. “¿Q…Que?”

“Hemos estado saliendo por un mes. Antes besaba a mi otra mitad en la tercera cita.”

“Um… bueno, Yo… uh… es solo… quiero decir… qué pasa si… qué pasa si los demás vuelven a casa y entran y…”

“¡Oh, por favor, he entrado y salido cuando ellos están haciéndolo en otras ocasiones!”

“¿Qué? ¿Kyhuhyun y Changmin ya lo han hecho?” los ojos de Yoochun se abrieron de par en par.

“¡Cálmate! ¡Cálmate! No me refiero a ‘Hacerlo’. Era solo un beso, un piquito en los labios. Fue su primer beso, hace dos días, en la nueva clínica de Changmin.” Junsu trató de calmar al hermano sobreprotector.

“Oh, okay, entonces no hay problema.”

“¿A qué te refieres con que ‘no hay problema’? Empezamos a andar al mismo tiempo que ellos, pero ellos ya se están besando…”

“Son piquitos,” corrigió Yoochun.

“Bien, ‘piquitos’. ¡No puedo dejar que el mocoso me supere!, si nosotros empezamos a hacerlo entonces…”

“¿Es esto algún tipo de competencia?” exclamó el más alto.

“Algo así,” el más bajo se encogió de hombros.

“¡Junsu!”

“¡Okay! ¡Estoy bromeando!” alzó ambas manos en defensa. “solo quiero un beso… o un piquito por nuestro mes de aniversario. ¿Sí? Es más tú no tienes que besarme, Yo te besaré.”

“¿Cuál es la diferencia?”

“Yo me muevo, tu no.”

Yoochun no estaba seguro si quería reírse o enojarse. Estaban de pie en el lavabo, a medio lavado de platos. No era exactamente romántico.

Estaba de frente al lavabo y Junsu estaba de pie a su lado, sus brazos y caderas tocándose. (porque Junsu estaba muy cerca) Junsu estaba parado a su derecha, lo que significaba que Junsu besaría el lado derecho de su rostro.

Yoochun movió los ojos para poder ver la cara de súplica de Junsu. Quería reír.

“Okay, está bien.” Trató de sonar renuente.

Junsu hizo una pequeña y tierna danza antes de volverse a poner de pie con su espalda recta para verse como un adulto maduro. Acaloró su garganta en una manera seria y educadamente dijo, “Gracias.”

Yoochun trató de no reír mientras su cabeza y cuerpo seguían de frente al lavabo. Dejó de tallar los platos y cerró los ojos, esperando…

Sintió el beso en su mejilla derecha y abrió los ojos, pero en lugar de alejarse después del beso en la mejilla, la cabeza de Junsu continuó cerca (su barbilla descansando en su hombro.)

Yoochun giró su cabeza ligeramente para ver fijamente a los ojos de Junsu. Junsu sonrió inocentemente (o trató de,) antes moverse y capturar los labios de Yoochun.

Yoochun no pudo decidir entre concentrarse en su acelerado corazón, el calor en su rostro (¿explotaría su cabeza?), o los suaves labios que besaban los propios.

No tenía mucho tiempo para decidir porque la puerta se abrió repentinamente y cuatro inoportunas personas entraron apresuradamente. Yoochun se alejó rápidamente mientras Junsu lanzaba duras miradas a los cuatro y se preguntó si tenía que comenzar a perseguirlos con un cuchillo de carnicero.

“¡Mis pobres ojos!” rio Kyuhyun

“¡Te dije que podíamos besarnos! ¡Incluso tu hermano lo hace!” exclamó Changmin.

“¡Son besos! ¡No lo estamos haciendo! ¡Solo ‘besándonos!’ ” gritó Yoochun, esperando que el volumen de su voz pudiera defender su orgullo.

“¡Oh, por favor, nosotros ya pasamos de los besos!” Se burló Jaejoong.

“¡Joongie, es demasiada información!” Yunho jaló la manga de su novio.

“¿Pasar los besos? ¿Cómo?” cuestionó Kyuhyun.

“¡Kyuhyun!” Yoochun discutió. Los labios de Kyuhyun se tornaron en un tierno puchero.

“Lo averiguarás en cuanto hayamos salido otro mes más.” Changmin confortó al más joven.

“No estarás vivo para el siguiente mes si intentas algo,” Yoochun miró serió a Changmin.

“¿No tienes algo más de qué preocuparte?” Changmin alzó una ceja.

Yoochun miró a Junsu (quien lo saludaba con una sonrisa coqueta.) y se sonrojó, “voy… a terminar de lavar los platos. Los demás salgan de mi cocina.”

“Yo estaba ayudando…” comenzó Junsu.

“Ya has ayudado suficiente,” los ojos de Yoochun se movían entre la sonrisa coqueta de Junsu y los otros cuatro idiotas.

“Muy bien para prevenir que tu cabeza explote, llevaré a estos cuatro por un postre, ¿quieres que te traiga algo de regreso?” ofreció Junsu.

“O él puede ser tu postre,” dijo Jaejoong.

“¡Joongie!” gruñó Yunho, temiendo que Yoochun hiriera a su amado.

“Okay, okay, nos vamos. Su cabeza parece un tomate; ¡vámonos!” Jaejoong siguió al risueño Kyuhyun y Changmin fuera de la cocina. Yunho le dedicó a Yoochun una dulce sonrisa (esperando convencer a Yoochun de perdonar a Jaejoong.) y salió.

“¿No vas a ir con ellos?” preguntó Yoochun al restante invitado en la cocina.

“¿No es una mala idea sabes? Realmente no me importa ser un ‘postre’.”

Los ojos de Yoochun se abrieron de par en par. Su roja y avergonzada cara era un contraste con la sarcástica sonrisa de Junsu. En su fallido intento de actuar enojado, Yoochun gritó, “¡odio los postres!”

■■■■■

“¿Jaejoong y Yunho no se están mudando juntos o sí? Quiero decir, tiene sentido ya que han sido dos meses…”

“No, fue solo un malentendido. Jaejoong solo estaba ayudando a Yunho a comprar nuevos muebles y diseñar un departamento para los padres de Yunho. Se están mudando de regreso a Seul.”

“Oh, yo había pensado que…”

“Si, entiendo porque lo habías pensado. Pero confía en mí; es solo hablar y no avanzar. Yunho me contó la verdad la semana pasada. ¿Recuerdas hace un mes cuando Jaejoong dijo que ya habían pasado la ‘etapa de los besos’? “

“Uh-huh” Yoochun recordó mientras jugaba con la orilla de la larga bufanda de Junsu. El sofá era muy cómodo, pero él encontró más cómodo aún, el recargarse sobre su novio.

“Aparentemente, todo eso significaba que solo estaban mimándose y abrazándose en la cama… completamente vestidos.”

Yoochun estalló en risas. “supongo que eso cuenta como ‘pasar de los besos’.”

“Uh-huh” dijo Junsu mientras rodeaba fuertemente con sus brazos la cadera de Yoochun. En los últimos meses Junsu había hecho subir un poco de peso a Yoochun, pero eso no parecía afectar la línea de la cadera del joven hombre. “¿Cómo es que puedes subir de peso y seguir teniendo una cadera tan delgada?”

“Voy al gimnasio. No puedo dejar de estar en forma de otro modo me dejarías. Como si no fuera suficientemente imperfect…” Yoochun se detuvo y se golpeó mentalmente. Habían tratado de ignorar este tema por los últimos dos meses que estaban saliendo.

Las salidas eran mínimas (no era que no disfrutaran el pasar el tiempo en las comodidades del hogar) y cuando salían, Yoochun traía automáticamente su sombrero puesto.

Aun no se había cortado el cabello, pero Junsu nunca (jamás) haría un comentario acerca de la apariencia física de Yoochun.

Lo que era incluso más triste, era que Junsu mantenía a Yoochun en secreto. Todos sus amigos, excepto Changmin y Yunho, pensaban que Junsu seguía soltero después del rompimiento con Heebon. Todos los empleados de su compañía estaban agradecidos de que ya no fuera un jefe con mal carácter, pero no podían sospechar que Junsu había cambiado por amor… porque no sabían que su jefe tenía un novio.

Junsu suspiró. Algunas cosas no pueden ser evitadas por siempre.

“Son las 12:01 a.m.” murmuró, sus ojos en el reloj.

“Si,” Yoochun repitió suavemente, esperando que la molestia se desvaneciera pronto.

“Eso significa que hoy es nuestro aniversario de dos meses.”

Yoochun miró el reloj de delfín que Junsu le había comprado por su cumpleaños. Era naranja, aniñado, y dulce. Decía la hora y la fecha.

“Si,” murmuró una vez más, pensando cómo podía deshacerse de la incomodidad.

“Feliz aniversario de dos meses y muchas, muchas gracias por ser tan paciente con migo,” susurró Junsu en el oído derecho de Yoochun.

Por alguna razón, Yoochun quería llorar.

----------------------------------------------------------

*la traductora ha muerto de tanto amor! <.3 ,espero les haya gustado y perdonen el retraso, solo quedan 3 cap. Para el fabuloso final

gracias por leer!

Cap 31: “Si no te cortas el cabello todo el mundo pensara que soy heterosexual.”

2 comentarios:

  1. Abigail8/05/2013

    Woooooo hermoso
    Tengo una sobredosis de amor
    *w* tan lindos tan lindos :3
    Grax por la tradu :)
    Saluditos ^^

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/06/2013

    Omg cuando sale el siguiente ayyyyyy

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD