Shadow - Cap. 10

0 comentarios
No estaba muy seguro de cuánto tiempo había estado en la misma posición, sentado en mi sofá, todas las luces apagadas y una lucha interna, miraba el teléfono una y otra vez, miré nuevamente el número en mi celular, de tanto que lo había hecho estaba seguro que me lo sabía de memoria, sin embargo, usaba como excusa que no era así para evitar llamar.

Una de mis excusas, otra había sido mi supuesta necesidad de ir al baño, otro que necesitaba tomar agua, otra que un cuadro en la pared estaba a punto de caer, miles de excusas estúpidas me impedían tomar el teléfono.

¿Qué diría?

“Hola, soy yo…¿sigue en pie nuestro plan de salir, verdad? ¡Ah! Y quería decir que lo siento por no creerte”

Por supuesto que no.

Pero tenía que llamar, debía hacerlo, había desconfiado de él, sí, pero cualquiera en mi situación lo habría hecho, no todos somos profesionales en edición de cintas y cosas por el estilo, no todos tenemos un negocio lleno de dinero y mafia como para saber cómo funcionan ese tipo de cosas.

-Vamos, sé fuerte- me dije a mí mismo.

Mi mano temblaba cada vez más mientras se acercaba al teléfono, tomé el auricular y marqué automáticamente, estaba seguro que podía darme un paro en cualquier momento debido a la velocidad con la que mi corazón latía, la sangre bombeada tan rápido no le daría tiempo a mi corazón de vaciarse por completo, los las válvulas en él no podrían vaciar las aurículas y llenar los ventrículos a ese paso, habría una sobrecarga.

Un timbre, dos, tres...

-Está ocupado-dije entre aliviado y estresado.

Estaba a punto de colgar antes de que sonara el cuarto timbre cuando una voz me respondió, me quedé mudo al instante, mi cerebro se apagó, o pensaba demasiado que no estaba seguro de qué palabras tomar.

¿Qué hacía?

¿Colgaba?

¿Pedía perdón y decía que me equivoqué?

-¿Diga?

Yoochun insistió, parecía molesto y divertido a la vez, qué clase de persona podía ser tan bipolar como él, me armé de valor, ya había marcado, si colgaba ahora estaba seguro que con todo el dinero y contactos que tiene rastrearía mi número, sabría quién llamó de todas formas, me aclaré un poco la garganta y contesté.

-¿Park?

-Oh, Kim, algo me decía que era usted…¿En qué puedo ayudarlo?

-Creí que este era el número de Yu…de Jung- corregí.

-Lo es, pero estoy seguro que comprenderá las razones por las que tengo derecho a responderlo ¿verdad?

El maldito se estaba burlando de mí, como siempre, tenía que permanecer calmado.

-Sí, por supuesto, pero necesito hablar con Jung, si no le molesta.

-Está indispuesto ahora, pero puede decirme.

-Lo siento, son asuntos confidenciales.

-Terminaré enterándome de todas formas- podía ver su sonrisa.

-Sí, pero es mi deber hablar directamente con el implicado.

-¿Fuera de las horas de trabajo? ¿Desde el teléfono de su casa?

Ni siquiera me sorprendí que supiera cuál era mi número.

-Lo que sucede es que estoy revisando algunas cosas, y tengo preguntas para Jung.

Yoochun no respondió, escuché algunos ruidos y de nuevo una voz.

-¿Hola?

-¡Yunho! ¿Estás bien?

-Sí- respondió a secas.

Sabía que Yoochun debía estar a su lado, me respondería con monosílabos, tenía que hacer las preguntas correctas.

-Quería llamarte y….

-Estuvo mal- me cortó, pude notar tristeza, enojo y preocupación en su voz.

-Sé que estuve mal en no creerte, pero Yunho…las pruebas…

-Sin importancia.

-Lo sé, ahora lo sé, pero Yunho, escúchame…quiero hablar contigo, no por teléfono…

-No.

-Pero Yunho…

-No- volvió a decir.

-¿Es por Yoochun?

-En parte.

-¿Te hizo daño?

-¿En qué sentido?

-En todos los sentidos.

-No.

-¿Esto es porque él creyó en ti en todo momento?

-Sí.

Suspiré, estaba perdiendo.

-Yunho, sé que debes estar enojado conmigo, más que enojado, pero…si tú hubieras estado en mi situación habrías pensado lo mismo.

-¿Por qué?

-Tu padre que…

-¿Qué tiene que ver eso?

-Choi llevaba el caso de tu padre, cualquier oficial hubiera sospechado, murió justo después de encontrarlo en tu casa, justo después de…- me quedé callado un momento.

-¿De qué?

-De ofrecerme contar la historia…-dije inseguro.

-Estás investigando…- comprendió que me interesaba en el caso de su padre.

-Sí

-¿Desde cuándo?

-Encontré el archivo por accidente, llegó a mí porque…

-No me interesa, ¿por qué?

-Yunho, el caso decía asesinato…y entonces aparece el oficial Choi muerto…el principal sospechoso en ambos casos…

-¿Eso es todo, oficial?- me cortó, se había molestado.

-No, escúchame Yunho…

No obtuve respuesta, de nuevos unos sonidos y luego una voz.

-Bien hecho, Kim- me dijo Yoochun alegre.

-Necesito hacer unas preguntas más- dije con evidente molestia.

-Sí, lo sé, pero estoy seguro que Yunho no quiere responder.

-¿Dónde está?

-Mmm…es difícil de decir, dado que ya no está en la habitación, se veía molesto y triste, excelente, oficial.

-¿Qué le causa tanta gracia, Park?

-Pues el hecho de que no va a ser necesario que yo haga algo.

-¿Qué quiere decir?

-Usted solo se está alejando de él…¿debería agradecerle?

No le respondí, corté la llamada, era un idiota, Yoochun tenía razón, me estaba alejando, justo cuando comenzaba a acercarme más, tenía que hacer a un lado mi lado policiaco si quería mejorar el asunto.

Quise arrojar las cosas, destruir algo, pero el único culpable era yo, no podía aventarme desde mi balcón ni nada parecido, era necesario hablar con Yunho, tenía que hacerlo, no quería alejarme de él, justo como lo estaba haciendo, tenía que aprender a confiar.

Los días pasaron sin que mi situación cambiara, había querido llamar a Yunho, pero estaba seguro que Yoochun mantendría el teléfono bajo su poder, sólo para responder y restregarme en la cara el hecho de que él está con Yunho, sólo para confirmarme que Yunho confiaba más en él que en mí, pero el único culpable de todo eso era yo.

-Estás muy distraído ¿sucede algo?

¿Es que acaso mi jefe seguía todos y cada uno de mis pasos? Siempre sabía si estaba feliz, si tenía un problema, seguramente también vigilaba cuando iba al baño, no le respondí, no tenía ganas de hacerlo.

-Es por el caso de Choi- aseguró mientras se sentaba frente a mí- No te preocupes, atraparemos a Jung, tenlo por seguro.

De nuevo no dije nada, yo buscaba lo contrario, me importaba muy poco quién fuera el culpable mientras Yunho estuviera a salvo…y lejos de Yoochun.

-Me siento enfermo- dije por fin, sin continuar su plática.

-Eso puede verse, muchacho. Ve a casa, tómate la semana, haz estado trabajando mucho últimamente, si hay alguna novedad, te la haré saber enseguida.

No le repliqué, me levanté enseguida y salí de mi oficina sin despedirme, quería salir de ahí, pero no para ir a mi casa, hoy tenía que hablar con Yunho sí o sí, y el único lugar donde podía encontrarlo a estas horas era solo un sitio, así que manejé hasta ahí sin importarme las señales de tránsito o lo demás.

Al llegar el mismo chico que me atendió la primera vez me recibió el auto, apenas me reconoció sonrió, no le regresé la sonrisa, arrepintiéndome después, él no tenía la culpa de mis problemas, pareció comprenderlo, ya que en ningún momento dejó de sonreírme.

-¿Está Park en el lugar?- pregunté.

-No, tuvo que salir a atender otro de sus clubs, hubo una pelea o algo parecido- Asentí.

-¿Y Jung?

-Él está dentro, acaba de terminar su turno- me respondió.

Le agradecí y entré al lugar, no hubo necesidad de formarme o mostrar mi placa, el guardia me permitió el acceso sin decir una palabra, caminé enojado entre toda la multitud hasta llegar frente a la puerta de la oficina de Park, había música dentro y una ligera luz encendida, no me molesté en llamar, simplemente abrí la puerta y entré.

Yunho levantó la mirada cuando entré, estaba sentado en la silla detrás del escritorio, apenas me vio sonrió, pero no una sonrisa de “¡Es bueno verte!”, sino de “Sea lo que sea que quieras aquí, no me interesa”

-Hey- le dije.

-Hey- me respondió mientras tomaba un poco de vino.

Me acerqué hasta el escritorio y me senté frente a él, sólo un pedazo de madera nos separaba.

-Quiero hablar contigo-dije después de un rato.

-¿Qué otro motivo te traería hasta aquí?

-Yunho, tú no eres así, deja de aparentar lo que no eres.

-¿Y qué soy? ¿Un asesino?

-No, no quiero decir eso- suspiré cansado- Yunho, no investigué el caso de tu padre a propósito, el archivo llegó por casualidad a mis manos y…

-Te dije que no me interesaba.

-Ya lo sé, pero a mí sí.

-Dices que pude tener un motivo para asesinar a Choi- me dijo ya sin una sonrisa- Según tú, porque te iba a contar la historia completa, ¿es eso?

-¿Qué cosa?

-Estos días me he puesto a pensar en lo que ha sucedido- comenzó a decirme- Nos juzgamos mal.

-No te estoy entendiendo, Yunho.

-Creí tener un interés en ti, porque creí ver un interés en mí viniendo de ti.

-Lo hago, me intereso en ti.

-¿En mí?- se burló, podía ver el dolor y la tristeza en sus ojos- ¿O en resolver el caso y subir de puesto?

-¡Qué estás diciendo!- dije comenzando a molestarme.

-Ahh…puedo escucharlo…”Aquél que resuelva el caso, será el nuevo jefe”

-Sabes que no es cierto.

-¿Lo sé? Confié en ti, te llevé a un lugar que no me había atrevido a compartir con nadie, porque significa mucho para mí…entonces qué es lo que me dices…”¿Cómo murió tu padre, Yunho?”

-No es lo que piensas.

-Y te ofrezco llevarte a mi casa, no lo dudaste, pude ver el brillo en tus ojos, querías estar ahí, no me importó, lo tomé como un interés en mi pasado, un interés en conocerme mejor, en saber por qué estoy donde estoy ahora.

-Así es, Yunho.

-Y entonces Choi te pregunta si quieres oír la historia completa- continuó Yunho- No lo dijiste, pero pedías a gritos que sí, ¿tanto así quieres oírla?

-No, no quiero.

Yunho me miró unos momentos, entonces volvió a hablar.

-La historia es…que no hay historia, te he dicho todo lo que pasó y cómo pasó, quisiste descifrar las emociones en mis palabras, no lo conseguiste, te preguntas si en realidad maté a mi padre porque lo odiaba….¿Que tu padre te haga la vida difícil te da derecho a odiarlo? No, la respuesta es no. No tenía ningún sentimiento especial hacia mi padre, no lo odiaba, no lo quería, no lo detestaba y no lo idolatraba, pero era mi padre, ese simple hecho me hizo respetarlo, me hizo aceptar que sólo lo tenía a él, así como él me tenía a mí- Yunho guardó silencio, no pude contestar- Tú no lo sabes, ninguno de los inútiles oficiales lo sabe, pero compartía con Choi más de lo que crees…

-¿Qué?

-Choi no me quería, tú viste el desprecio en sus ojos, pero no sabes por qué.

Pasé saliva nervioso, estaba a punto de escuchar algo que seguramente no quería oír.

-Choi era mi tío.

-¿Q..qué?- tartamudeé.

-Lo era, hermano de mi madre, él me odiaba no porque supuestamente asesinara a mi padre, sino porque me culpaba de la muerte de mi madre.

-¿Qué tiene que ver la muerte de tu madre?

Yunho hizo una mueca, como siempre, no pude descifrarla, sólo me limité a esperar.

-Cuando tenía cinco años, insistí en ir al parque un día nevado, quería jugar con mis amigos, quería aventar bolas de nieve, mi madre se negó al principio, diciendo que era peligroso conducir con la nieve cubriendo las calles, pero seguí insistiendo, mi tío estaba en casa, me regañó por ser desobediente, incluso me dio una bofetada. Mi madre se molestó, discutieron por varios minutos, a ella no le parecía que alguien me pegara, nadie, entonces tomó las llaves y me levantó del suelo…”Vamos, Yunnie, te llevaré al parque” me dijo, salimos del departamento con Choi gritando maldiciones para evitar que saliéramos, mi madre lo ignoró y me tomó en brazos para bajar más rápido las escaleras…-Yunho se quedó callado un momento, cerró los ojos y suspiró-…entonces resbaló y caímos casi cuatro pisos…

Abrí mis ojos sorprendido, tantas cosas que le había pasado a Yunho, y aun así mostraba una sonrisa a los demás.

-No me hice gran daño, mi madre me abrazó todo el tiempo para evitar que algo me pasara, pero ella…ella terminó grave en el hospital…

-Ya no sigas- le pedí, no quería escucharlo.

-Hematomas, inflamación en la cabeza, cadera fracturada, estado de coma….

-Yunho- insistí.

-No lo logró, Choi me culpó, siempre supe que no me quiso, por ser quien soy, hijo de aquél que provocó que ella dejara todo, mi madre dejó todo por mi padre, así que cuando mi padre murió por asesinato, él no vio otra cosa más que la oportunidad de hacerme pagar la muerte de mi madre- Yunho sonrió de pronto sin dejar de observarme- Ahí tiene más motivos, oficial Kim, úselos como guste, si logra averiguar cómo maté a mi tío sin estar en el departamento, por favor, no dude en decírmelo.

-Yunho, sabes que ese no es el motivo por el que me acerqué a ti- dije.

-¿No?

-No, no lo es.

-Entonces cuál es su motivo.

No respondí, no podía describir mi motivo con palabras, así que me acerqué y lo besé cariñosamente, él no se movió, no me respondió ni hizo nada por alejarse, me separé de él y lo miré a los ojos, no tenía otra forma de comunicarle todo lo que me hacía sentir.

-Así que como los demás, es el sexo- me dijo Yunho, lo miré sorprendido.

-¡No! ¡No lo es!

-¿Le gustaría un revolcón, oficial?- me sonrió Yunho, me estaba hiriendo.

-No, Yunho, quiero conocerte, quiero confiar en ti, quiero que confíes en mí….

-No lo haces muy bien.

-¡Ya lo sé!- dije exasperado- ¡Sé que fui in imbécil por no creerte! ¡Sé que parecía que quería culparte! ¡Pero no es así, no lo es! ¡Quiero demostrar tu inocencia!

-Quieres todo eso, pero no me crees, como los demás, piensas que soy el responsable, porque unas cintas así lo demuestran.

No pude responder, tenía razón, quería todo eso, pero todavía no le creía del todo, muy en el fondo no lo hacía.

-Yunho, he sido un oficial desde hace mucho, he aprendido que las personas no son lo que aparentan…

-Eso nos incluye en la lista.

-Sí, estamos incluidos, no sé cómo explicarte lo que siento y quiero contigo, no lo sé, pero lo quiero, quiero estar contigo, es algo difícil, pero necesito más argumentos y pruebas para saber que eres honesto conmigo.

-Lo soy.

Iba a responder, pero la puerta se abrió de repente, ambos volteamos, necesitábamos hablar todavía más.

-Kim…-me dijo Yoochun- ¿Necesita algo?

-El oficial ya se iba- respondió Yunho.

Era una clara indirecta para que me fuera, asentí mientras caminaba hacia la puerta.

-¿Novedades, oficial?

-Ninguna, Park- respondí- Necesitaba confirmar unos hechos, es todo.

Yoochun me sintió y se hizo a un lado para dejarme salir, cerrando la puerta tras de mí, lo escuché preguntarle a Yunho si todo estaba bien, Yunho sólo quería irse.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD