Why / empty?: Cap. 5

2 comentarios
Camino nocturno (Vol. I)


Yunho tembloroso miro como aquella puerta al fin se abría frente a él. Tras la puerta entreabierta pudo observar atentamente e impactado a Jaejoong quien de su boca expulsaba una humareda gris y molesta que cubría todo el aire de aquel olor a tabaco.

El rostro de Jaejoong se mostraba turbado e hinchado por haber estado gran tiempo llorando. Su voz, con la que habló al ver a Yunho, sonó temblorosa pero molesta:

— ¿Qué haces aquí a estás horas? ¿Qué es lo que quieres?  — aún sin abrir por completo la puerta asomo su oscura cabellera.

— ¡Estaba preocupado! ¿Por qué no comienzo yo a realizarte las preguntas? — preguntó Yunho intranquilo mientras su mano se colaba entre la puerta y súbitamente sostuvo el rostro hinchado de Jaejoong — ¿Qué a pasado en tu cara? — rodeo con sus dedos cada una de sus abuhadas mejillas y sus gruesos labios quedaron en forma redonda por la presión de sus dedos.

Jaejoong intento librarse de la mano mientras fruncía el ceño, y Yunho sólo obtuvo silencio como respuesta a su pregunta.
Alarmado por aquella ocultación dio un firme empujón a la puerta principal, empujando con su cuerpo a Jaejoong.

Jaejoong se quejó al ser "arrastrado" por Yunho al interior del apartamento:
— ¡Ah! ¡Detente! ¿No ves que me duele? — tocando sutilmente su cuerpo desinflado y ahora débil. Movió su mano y se llevo el fino cigarrillo de nuevo a los labios.

Yunho cerro la puerta principal tras él — ¿Qué te duele? — le preguntó ahora que estaban solos en la pequeña habitación llamada "casa".

— ¡TODO! — gritó Jaejoong irritado, y el humo salio de su adolescente boca — ¿Recuerdas cuando me hablaste de los sueños, justo en este mismo sitio? —  le preguntó. Yunho recordaba con claridad haber hablado con él de los sueños y aspiraciones — Ahora sé que se han borrado todos los sueños que tenia — confirmó Jaejoong apenado — Estoy cansado, y ni siquiera sé que haces aquí ... — le miró tratando de cuestionarle con sus ojos de búho, a la vez en la que apagaba su cigarrillo definitivamente.

— Te lo he dicho ..., estoy preocupado, Jaejoong — contestó Yunho con sinceridad — desde que te vi con esos chicos, cuando estábamos hoy en el restaurante ... — relató recordando aquella pasada situación en la que Jaejoong había sido llamado por aquel grupo de personas maliciosas — Sabia que algo no andaba bien ... No me equivoco, ¿verdad? —

Jaejoong sonrió— ¿Ahora tienes un sexto sentido? —  le preguntó con desdén, se acomodo sobre la baja cama y suspiro al sentir su cuerpo doblarse.

—  ¿Qué te duele? — le volvió a preguntar Yunho, observando aún en pie como Jaejoong levantaba levemente su ropa.

Desde su posición Yunho pudo observar su costado, que se veía oscurecido por un cardenal.

— ¿Qué te a pasado? — preocupado se acerco, pero Jaejoong se apresuro a cubrirse de nuevo.

— Nada que no esperase .... — contestó y alzo su vista para ver el rostro confuso de Yunho.

— ¿Qué significa eso? —

— ¡Él vino ha buscarme hasta el restaurante! No soy una persona débil, pero tampoco soy estúpido ... — bufó de pronto presionado por la mirada de Yunho.

— Me dijiste que lo habías solucionado, ...en ese momento volviste a la mesa como si nada sucediera. Pero te encontraste con esos tipos después ¿verdad? —

Jaejoong aún sentado, volvió a alzar la mirada, y asintió a la pregunta. — Solo con uno de ellos — musitó.

— ¿Qué fue lo que sucedió? — le preguntó Yunho disgustado.

— Él me dio lo que hay sobre la mesa — Jaejoong señalo lo que había en la mesa que se encontraba no muy lejos de su posición, justamente al lado del lecho. Como una clara contestación, unos vistosos y arrugados billetes se amontonaban en aquella pequeña mesa — No he podido contarlos, pero parece haber sido generoso conmigo, creo que nunca antes me habían dado tanto dinero, y simplemente acabaron en mi mano. Cuando llegue a casa los deje sobre la mesa creyendo que seria capaz de contarlos, pero extrañamente solo quiero descansar ... Ese cabrón me ha hecho daño — abrazo con sus brazos su cuerpo dolido, y suspiro.

Yunho intento tomar aire, pero toda aquella habitación tenia el oxigeno contaminado de nicotina, que ahora sin duda le calmaría.

— ¿Me mentiste? Iba a ayudarte, pero esta tarde tú volviste a sentarte junto a mi habiendo quedado a escondidas después para hacer las mismas cosas de antes — le reprendió, pero Jaejoong hacia tiempo que había desviado su mirada para ignorarle  —  Parece que realmente te gusta lo que hacen contigo, es chico llamado Park ya me aviso, será verdad que no podrás cambiar nunca .... que disfrutas de que desconocidos te jodan por solo un poco de dinero—

Tras esa frase, Jaejoong pisoteo sin consideración el pie de Yunho, el cual aplasto con su talón hasta hacer sonar un crujido bajo este.
Yunho pronuncio un fuerte "Ah" por el dolor de aquel inesperado pisotón mientras perdía un poco el equilibrio.

 — ¡Sí puedo cambiar! Pero tú eres igual que los demás.  —  Jaejoong se defendió aún sentado, mostrando su rostro molesto por aquellas inesperadas frases de Yunho  — Todos estáis enfermos. Dijiste en el restaurante que te parecía hermoso, y conozco a los personajes como tú. — gritó — ¿Eres mi amigo? ¿Crees que me creo el cuento de que me viste en la calle y te encariñaste conmigo? ¿Sólo recibo tu compasión?. No eres diferente a los demás, y cuando menos me lo espere estarás encima de mi, yo ya he vivido eso antes. Así ... que ¿por qué no terminamos esto rápido? — le preguntó a la vez en la que hábilmente con sus manos se desprendía de su oscura ropa superior.

El torso delgado, plano y blanco de Jaejoong quedo tan descubierto como su gran herida morada en el costado.
Sus asalmonados pezones eran indudablemente llamativos en una piel tan nívea, y Yunho no pudo evitar percatarse de ellos.

Se puso de cuclillas para llegar al asentado Jaejoong, ahora "semi-desnudo", y detuvo sus manos que estaban desabotonando los pantalones.
 — Jaejoong, sólo estoy enfadado por que sinceramente quería ayudarte — explicó

Ambos habían explotado, y debido a las finas paredes de aquella pequeña habitación muchos podrían haber escuchado sus recientes reprimendas.

— Las cosas que has dicho antes ... — Jaejoong pareció susurra aquellas palabras con dolor — no digas nunca más esas cosas de mí. No disfrutó de que me hagan daño. Solo hace falta que me digas puta y pisotear mi orgullo masculino para ser como todos los demás —

— No podría ser como las personas que he visto a tu alrededor, por mucho que lo intentara ... seria difícil igualarlas — Yunho embozo una sonrisa con sus labios cerrados, una sonrisa tan dulce que durante unos segundos Jaejoong quedó anonadado. Nunca antes había visto una sonrisa tan servicial.

— Dejame ver que te hizo ... — le dijo, por lo que Jaejoong le mostró su descubierto costado.



Una contusión de gran envergadura teñía la clara piel de Jaejoong en un tono marrón, tan grotesco como doloroso, que marcada desde bajo sus costillas hasta llegar bajo sus pantalones, impidiendo ver a Yunho hasta donde llegaba aquella magulladura.

Con las yemas de sus dedos rozo aquel color purpura y musitó: — ¿Ese tipo quiere morir? —.

— Esta bien así. Realmente no quiero que acabes en algún problema por algo irrelevante — Jaejoong intento apartarse, pero las manos de Yunho alcanzaron de nuevo aquel hematoma.

— ¿Irrelevante? — preguntó incrédulo a la vez en la que hacia una leve presión con sus dedos sobre el moratón, escuchando el sufrido quejido de Jaejoong  — ¿No tiene suficiente con tenerte que ademas debe golpearte? — preguntó enfurecido. Ni el dinero que hacia un momento había visto sobre la mesa podía pagar dicha acción.

— Eres un chico sensato, Yunho, por ello no entiendes a este tipo de personas —  comentó convencido.

— Entonces explicame como son esa especie de personas para que los entienda ... —
Yunho paso sus dedos por aquella herida, como si sus caricias pudieran aliviar algo de aquel desazonado dolor.

— Las bestias siempre se comportan como tal. Les complace hacerlo de este modo, creo. Supongo que todos tienen sus deseos, ¿Acaso tú no los tienes? —

Yunho paro de acariciarle intimidado por su pregunta:— Por supuesto, pero hacer daño a alguien en contra de su voluntad no es uno de ellos —

Jaejoong no había sentido nunca sobre su cuerpo unas yemas tan delicadas como las que tenia las manos jóvenes y grandes de Yunho.

— ¿Cómo te hizo esto? — le preguntó de pronto, despertando a Jaejoong de sus pensamientos.

En lugar de contestarle con palabras, le hizo saber como le creo aquello dándole un golpe en el brazo con su empuñada mano.

— ¡Auch! — se quejó — ¿Con sus manos? — Yunho se sorprendió, pues creía que la contusión fue creada con algún objeto.

— Si te fijas detenidamente podrás ver claramente que no es un cardenal completo, es como moretón junto a moretón. Parece un hermoso mosaico de color purpura y verde — suspiro Jaejoong mientras continuaba comentando:— Él es un chico fuerte, es mas corpulento que yo, por lo que sentirlo encima es como si te asfixiaras. Ya le viste ... —

— Es desagradable.— indicó Yunho refiriéndose al chico de aspecto aterrador que ya había tenido el disgusto de ver aquella tarde— Echate ...Es mejor que estés tumbado — con su mano obligo a Jaejoong a tumbarse sobre la cama donde hacia un momento estaba sentado. Ahora, extendido de lado, observo al preocupado Yunho.

 — ¡No estoy convaleciente! ... Sé cuidarme sólo — protestó con la mitad de su rostro apoyado sobre la almohada — Es tarde, y seguro que tus padres estarán preocupados por ti, Yunho —

Era cierto que la noche ya había caído hacia mucho tiempo, pero Yunho ignoro aquello y osadamente cambió la conversación tras ver de nuevo el cuerpo descubierto y el rostro hinchado de Jaejoong:

— ¿Cómo fue? — se sentó despacio sobre la cama.

— Eres realmente cruel ... Querer que te lo relate ... — Jaejoong entrono sus ojos mirándole con malicia — Tumbate junto a mi— le invitó mientras palmeaba con su mano el lado libre de la estrecha cama — No voy a hacerte nada — añadió al ver el rostro cauto de Yunho, quien al final cedió dejándose caer sobre la incómoda cama, quedando boca arriba junto al chico pelinegro, que comenzaba a hablar de nuevo:

 — Ellos sólo lo hacen para burlarse, o sentir su ego superior. A todos nos gusta sentirnos superiores aunque sea solo por un momento. — relató con voz baja ahora que su oyente estaba tan cerca de él sobre la cama. — GangJa, quien es llamado así por su brío y fortaleza, no es diferente a los demás desdichados, quienes son cortos no solo de mente ...  — comentó con doble sentido, por lo que Yunho no pudo evitar reír sutilmente — Sinceramente él da miedo, y ya sabes que no soy un cobarde ... pero no pude negarme cuando me dijo, en el exterior del restaurante, donde me esperaba hoy ...  — se justifico Jaejoong mientras sus ojos volvieron a adquirir aquella falsa inocencia.

— Yunho, sé que decidí tomar otro camino, y me cuesta decirte que quizás resulte difícil tomar ese nuevo camino. Cuando alguien te dice que va a cambiar, seguramente te este mintiendo .... Es algo complejo cambiar. —

— Me hubiese gustado pensar que tus heridas fueron causadas por que forcejeaste, no por que te dejaste hacer algo así ... ¿Qué piensas cuando te hacen estas cosas?  — preguntó Yunho tumbado inmóvil, ya que se encontraba algo incomodo de estar sobre su cama, aunque solo estaban manteniendo una simple conversación.

—  ¿De que me sirve forcejear? Hubiese acabado más malherido, por mucho que me duela decirlo. Él iba directo a lo que quería, sin distracciones. Por algo me había citado. Su propia dominante iniciativa. Y cuando me preguntas que es lo que pienso en esos momentos en los que una persona tan desagradable de une a mi, podría contestarte sin equivocarme, que ya no pienso en nada — respondió seguro —  suelo cerrar mi ojos fuertemente — dijo Jaejoong mientras cerraba sus ojos de ese mismo modo, arrugando levemente sus parpados  — y dejo mi mente en blanco. Por mucho dolor que sienta, gruñidos y palabras que escuche, mi mente queda desconectada durante un tiempo en el que incluso mis gemidos parecen ser ajenos a mi —  Jaejoong tomó aire antes de continuar relatando mientras mantenía sus ojos cerrados.

Nunca antes había contado esos pensamientos a alguien, pero aquellos últimos días Yunho era sin duda un buen oído donde hablar y aliviarse, quizás era debido a que Yunho no se dejaba guiar por los comentarios maliciosos de los demás, siempre estaba dispuesto a escuchar antes de hablar.

— Hoy, él debió pensar que gemía sutilmente, así que con su cruda voz me gritó mientras su hinchado bálano, su grotesca punta, me había traspasado hacia tiempo —

Mientras lo relataba con sus ojos cerrados, Jaejoong era capaz de sentir de nuevo aquel sucio y venoso miembro hundirse entre su piel, su grasiento cuerpo sobre él, con su aliento asfixiante, gritándole con su fuerte voz y golpeándole con su dura mano  — "¿Eres inútil? ¿No sabes gritar mas fuerte?" — imitó su voz — Me consolare pensando que me golpeo por que le gustaba mi preciosa voz, y no quería dejar de escucharla ¿No crees?— preguntó Jaejoong, a la vez en la que abría de nuevo sus ojos encontrándose junto a él a Yunho inmóvil.

—¿Yunho? — le llamó, pero sus ojos estaban ya cerrados.

Yunho, quien había estado sospechosamente callado, se había quedado dormido junto a él, y su boca había comenzado a abrirse de par en par. Había caído en un sueño profundo ....

— ¿Piensas que te estoy contando un "lindo cuento" para quedarte dormido como un bebé? — preguntó Jaejoong incrédulo, pero Yunho parecía ser incapaz de despertar de su letargo sobre la cama.  — Eres increíble, ¿respondo a tus preguntas y te quedas dormido? — suspiro sin ser capaz de despertarlo, sintiéndose aún mas incapaz al ver como la saliva de Yunho caía por una de las comisuras de sus labios.

— ¿Vas a quedarte esta noche conmigo, Yunho? — le preguntó de manera picará junto a él en la cama, sabiendo que no obtendría respuesta suya — Gracias por venir, Yunho ... — susurró agradecido antes de que, al apagar las luces, la oscuridad les invadiera.



2 comentarios:

  1. T,,,,,,T pobrecito JJ >< YH te quedaste dormido ???

    ResponderEliminar
  2. Aggg que feo y lamentable lo que vive jaejoong y yunho aun sin poder hacer nada para ayudarlo

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD