Shadow - Cap. 9

0 comentarios
-D..disculpe, creo que no lo escuché bien…¿me lo puede repetir?- dije con mis manos temblorosas.

-Jung Yunho- repitió mi jefe- ¿Jaejoong?

No respondí, estaba petrificado, no podía ser cierto, sí, noté que Yunho no congeniaba para nada con Choi, pero…¿asesinarlo? ¿Cón qué propósito? Llevaban años de enfrentarse el uno al otro, ninguno había hecho nada por herir al otro, al menos eso quiero creer. No, esto no podía ser cierto, yo no lo creo.

-¿Jaejoong?

-Voy para allá- dije terminando la llamada.

Mis manos temblaban al volante, no podía respirar, la imagen de Yunho asesinándolo se presentaba una y otra vez en mi mente, parecía irreal, pero posible. Sacudí mi cabeza, necesitaba escuchar primero los hechos, oír la historia del propio Yunho y sacar mis conclusiones; entonces frené en automático, Yunho podía tener un motivo.

“¿Quiere escuchar la historia completa, Kim?”

¡Ese era un motivo!

Choi me había ofrecido contar la historia, yo quería saberla, no pude evitar mostrar mi interés en ella, Yunho pudo haberlo notado, posiblemente había cosas que no estaba en los reportes pero que Choi sabía, cosas importantes, y Yunho no quiere que yo las sepa, eso podría ser.

Encendí el auto de nuevo y manejé lo más rápido que pude a la oficina, poco a poco la duda crecía más en mi interior, pero una parte de mí me decía a gritos que Yunho era inocente de ambos asesinatos, pero la razón callaba esa voz.

Al entrar a la oficina todos estaban serios, enojados y tristes, los comprendo, Choi era un digno ejemplo a seguir, cuando entré algunos me sonrieron, otros sólo se giraron para ocultar su pena, me encaminé directo a la oficina de mi jefe, él ya estaba esperándome.

-¿Qué pasó?- pregunté directamente, sin siquiera saludar.

-El oficial Choi fue encontrado muerto esta mañana en su casa- me dijo- varias puñaladas en el pecho….

-¿Y Jung?- pregunté con ansias.

Mi jefe hizo una mueca y se levantó de su silla, comenzando a pasear por su oficina.

-Él está aquí- dijo fríamente.

-¿Cómo se vincula?

-Él fue la última persona en ver a Choi con vida, las grabaciones de seguridad nos confirman que estuvo en la escena cuando murió.

No podía ser, esto no podía estar pasando, sin embargo, lo hacía.

-¿Puedo ver a Jung?

Mi jefe me miró y volvió a pasearse por la oficina.

-Sí, eso esperaba, me gustaría que le sacara la confesión.

Oh, no.

-Iré a verlo.

No esperé la respuesta, sino que caminé directamente hacia la sala de interrogatorios, el espejo me permitió ver a Yunho sentado en ella, tenía un semblante preocupado y triste, tomé aire para darme valor, ahora lo vería como oficial, no como amigo o pareja, abrí la puerta y entré con una mirada seria.

-¡Jaejoong! ¡Yo no fui! ¡Te juro por mi vida que yo no fui!- me dijo apenas me vio.

No le respondí al instante, me senté frente a él y me acomodé, buscando las palabras correctas.

-Los videos de seguridad te ubican en la escena- dije.

-Sí, no niego que fui a verlo, pero yo no lo asesiné- me respondió demasiado seguro.

-Dime, qué pasó.

Yunho se dejó caer en la silla, esperé pacientemente, si él no quería contarme mi desconfianza aumentaría más.

-Después de llegar a casa, Choi me llamó, quería verme, con urgencia- comenzó a decirme- No me expliqué qué quería decirme a esas horas, pero sonaba alterado, así que fui a verlo…

-¿Pruebas?

Yunho sacó su teléfono y me lo dio, vi el registro de llamadas, comparando el número con el que yo tengo de Choi, efectivamente, lo había llamado casi a la una de la mañana, esa parte era cierta, bien.

-Continúa.

-Cuando llegué a su casa lo primero que hizo fue sostenerme de los hombros, estaba histérico y asustado, le pregunté qué pasaba…”La he visto, Jung….está ahí…”, me dijo, no entendí a qué se refería, traté de calmarlo y entramos a su biblioteca para hablar, me dijo que había visto la sombra en mi departamento, me creía inocente ahora, no me fui hasta casi las dos y media, fue una charla sin importancia, en donde me pedía disculpas por no creerme, donde juraba que había un asesino, pero no era yo….cuando salí lo dejé completamente vivo…

-Yunho, las cosas no se ven bien para ti…

-¡¡Ya lo sé!!- gritó exasperado.

-¿Y Yoochun?

-Estaba en mi oficina- escuché decir en la puerta, Yoochun estaba ahí- No quiero que digas más Yunho, yo hablaré.

-¿Alguien puede confirmarlo?

-El guardia de seguridad, también las cintas, puede ir por ellas si lo desea.

-Jung está en un grave problema- dije, esperaba que comprendiera que quería ayudarlo.

-Lo sé, me lo han informado…-dijo mirando seriamente a Yunho.

-Yo no fui- dijo Yunho desesperado.

-Lo sé, desde donde yo lo veo, alguien quiere incriminarte- dijo Yoochun.

-¿Cómo?

-Kim, yo recogí a Yunho cerca de la estación, y puedo decirle que no tenía nada de sangre o algo parecido, podemos darle la ropa si lo desea, analícela, no creo que encuentre una gota de sangre.

-Me sería de mucha utilidad.

-Por supuesto, la he traído, se la di a su oficial al mando- sonrió.

-Park, las cintas lo ubican en la escena…

-Me gustaría verlas…

Asentí, no había problema con ello. Salí de la habitación para llevar la computadora con las grabaciones, Yoochun se sentó al lado de Yunho y comenzó a decirle cosas reconfortantes, le daba apoyo sin dudar, creyendo en su inocencia, quise golpearme, yo debería creer también en él, sé que lo amo más de lo que Yoochun lo ama…¿entonces por qué desconfío de él?

Al entrar nuevamente en la habitación una sensación de molestia invadió mi pecho, Yoochun abrazaba a Yunho sobre su hombro, Yunho se veía desesperado, al parecer sabía que nadie le creería su inocencia, yo incluido.

-¿Y bien?- me preguntó Yoochun molesto cuando entré, Yunho se levantó de su hombro y me miró, pude notar en su mirada algo parecido a la decepción.

-Aquí están- dije poniendo la pantalla a un lado.

-¿Las ha visto, Kim?

-No, aun no.

Yoochun asintió y los tres nos acomodamos para ver las cintas, efectivamente, Yunho entraba al edifico a la 1:30 am, las cámaras lo ubicaban en la entrada, el elevador y el pasillo, entonces salió como a las 2:15, suspiré cansado, Yunho había estado en la escena.

-¿Cuál es la hora de la muerte?- preguntó Yoochun.

-¿Ahora es abogado, Park?- pregunté molesto.

-Tener una cadena de clubs como negocio tiene sus ventajas, Kim- me respondió de la misma forma- ¿Hora?

-Aproximadamente las 2:20- dije.

-Cinco minutos después de que Yunho saliera.

-Dije aproximadamente- ¿Por qué me empeñaba en hacer parecer culpable a Yunho?

-Así como sus oídos no escuchan- me dijo Yoochun viéndome furioso, sabía que se refería al hecho de que babeaba por Yunho- sus ojos no ven.

-¿A qué se refiere con eso?

-Cualquiera que mirara las cintas con interés, sabría que han sido alteradas.

-¿Cómo?

Yunho y yo lo miramos sorprendido, las cintas parecían de lo más normales.

-Fíjese, Kim, justo después de la salida de Yunho, hay un ligero corte en la cinta, casi imperceptible, entonces, aparece el vestíbulo…

-No veo el punto, Park- dije comenzando a desesperarme.

-¿No le parecen extraños los números que indican la hora? Observe, cambian por un momento, como si hubieran sido ordenados para marcar la hora después de la salida de Yunho- Yoochun tomó una pausa- y sin embargo, la escena corresponde a minutos antes de la entrada de Yunho al edificio.

No supe qué responder a eso, yo no notaba nada de lo que Yoochun decía, y por la mirada de Yunho en la pantalla, sabía que tampoco.

-¿Producto de su experiencia en el trabajo?- pregunté refiriéndome a su obvia experiencia en videos.

-Tener enemigos en el trabajo también tiene sus ventajas- sonrió Yoochun.

-No hay prueba de que haya sido alterada- Traté de no mirar a Yunho, seguramente me veía sin poder creer que trataba de condenarlo, pero no era lo que quería, simplemente quería que todo saliera bien para que su expediente estuviera limpio.

-Tienen técnicos ¿no? Que uno de ellos revise el video- me dijo Yoochun.

Pasaron algunos minutos en donde lo único que se escuchaban eran nuestras respiraciones, por fin me levanté y salí con la computadora en busca de un técnico que pudiera orientarnos.

-¿Tiene razón?- me preguntó mi jefe al salir, había observado todo.

-No lo sé, no pude ver nada de lo que dijo- respondí.

-Te acompaño con el técnico, me gustaría saber cómo es que…¿cómo se llama?

-Park Yoochun.

-Mmm- asintió mi jefe- Cómo detectó todo eso.

Caminamos en silencio bajo algunas miradas curiosas, era obvio, uno de los mejores había sido asesinado, lo comprendía totalmente.

-Es demasiado obvio- nos dijo el técnico después de ver la cinta.

-¿Obvio?

-Sí, una persona común podría detectar la cantidad de errores que tiene la cinta.

-¿Entonces la hora y la escena han sido alterados?- pregunté fascinado.

-No se necesita ser técnico o experto para notarlo- dijo aburrido- ¿Pensaban usar la cinta como evidencia sin revisarla?

-Pues…sí- respondió mi jefe.

-Cualquier abogado hubiera sacado al chico sin problemas, no estoy diciendo que no sea el culpable, él pudo alterar las cintas para hacernos creer que es inocente…o….

-¿O?

-O alguien quiere incriminarlo ¿Tiene algún enemigo?

-No que sepamos- respondió mi jefe.

-Mencionó que Choi vio una sombra antes- dije seguro.

-¿Sombra?

-Sí, pero no sé si se trate de un asesino o un intento de salir ileso.

¡¡Escucha lo que dices!! ¡¡Estás hundiendo a Yunho!!

-Mmm…-asintió el técnico- La cinta no les servirá para acusarlo, no hasta que consiga ver si hay códigos que me ayuden o algo por el estilo.

-Te lo encargo- dijo mi jefe mientras daba vuelta para salir, haciéndome una señal para que lo siguiera.

-¿Qué hacemos ahora?

-Nada, no podemos hacer nada hasta no tener más pruebas- dijo mi jefe decaído.

-Señor, los resultados de laboratorio- un laboratorista se acercó con un sobre y lo entregó a mi jefe.

-¿Qué es eso?

-Park trajo la ropa, mandé analizarla- respondió sacando la hoja del sobre.

-¿Tan rápido?

-Lo quería rápido, y no se negaron en pasarlo al inicio de la lista.

Asentí mientras observaba a mi jefe leer el informe, mi corazón latía a toda prisa, quería leer esa hoja, apenas contenía el impulso de arrancársela de las manos, mi jefe bufó molesto y maldijo por lo bajo.

-¿Sucede algo?- pregunté.

-Negativo…-dijo apretando los dientes- Negativo a todo…sangre…señales de lucha…piel…nada, no hay nada que lo vincule con el asesinato.

Traté de reprimir mi suspiro de alivio, me mantuve sereno, pero por dentro brincaba de alegría.

-¿Lo dejo ir?

-Por el momento, nos encargaremos de buscar más pistas.

Asentí y fui lo más rápido que pude a darle la noticia a Yunho, mi felicidad no cabía en mi ser, Yunho no podía ser un asesino.

-Vámonos, Yunho- dijo Yoochun cuando me vio entrar, tomando a Yunho del brazo para levantarlo de la silla.

-¿Yoochun?- preguntó Yunho con duda, yo iba a hacer lo mismo.

-No encontraron nada en tu ropa, porque tú no fuiste, y han comprobado esa cinta mal editada- sonrió Yoochun caminando hacia la puerta- Yunho, sal un momento por favor, en seguida voy.

Yunho me miró a Yoochun, después a mí y salió sin decir una palabra, me quedé de pie observando a Yoochun con recelo, estaba listo para cualquier palabra que quisiera decirme.

-Muy poca confianza hacia la persona que supuestamente amas- dijo Yoochun.

Está bien, estaba listo para casi todo lo que tuviera que decirme.

-Soy policía, mi juicio se basa en los hechos.

-El mundo no se mueve por hechos, sino por intuiciones.

-Una intuición errónea puede llevar al fracaso.

-O no- sonrió Yoochun, lo miré sin comprender- Tus hechos te llevaron al fracaso, mientras que a mí me han dado un nivel más de éxito.

Abrí mi boca, pero ninguna palabra salió, tenía razón, no estaba seguro de ver nuevamente a Yunho igual, él me dijo que era inocente, y parecía que yo quisiera culparlo, encontrarlo responsable. Yoochun abrió la puerta, me quedé de espaldas al pasillo, mirando el interior de la habitación.

-Si necesita preguntar más, ya sabe dónde estamos- dijo Yoochun antes de salir y dejarme completamente solo.

Me quedé en el mismo lugar tratando de ordenar mis pensamientos, me di cuenta que quería encontrar a Yunho culpable, quería tener un motivo para vincularlo con la muerte de su padre, muy en el fondo quería encontrar la conexión, declararlo culpable y ascender de puesto.

¿Pero todo eso valía realmente la pena?

Tenía que dejar de pensar como oficial por una vez en mi vida y actuar como una persona, alguien que ama, alguien que puede confiar en su ser amado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD