Shadow - Cap. 11

0 comentarios
No supe cuántos días había intentado hablar de nuevo con Yunho, pero sabía que no era el momento, no todavía, el caso seguía igual, nada nuevo, mi oficina me parecía demasiado grande y sofocante, ahora me arrepentía de ser oficial, siempre creí que en verdad era lo mío, ahora sabía que mi verdadero sueño era la arquitectura, un sueño truncado.

-¿No está el jefe?

Me incorporé en mi asiento y sonreí lo mejor que pude.

-Salió, lo llamaron de central, ¿necesitabas algo?- pregunté al técnico.

-Encontré algo nuevo con el caso de Choi- me dijo, lo hice pasar al instante.

-Dime- dije con excitación.

-He revisado uno a uno los campos en la cinta, fue editada, como sabemos, una escena sobrepuesta, las separé, logré captar al asesino…

-¿En serio?- pregunté feliz.

-Pues…sí y no…

-¿Cómo?

-Después de la salida de Jung alguien entra, tienen casi la misma complexión…

-¿Casi?

-Es difícil de decir, no es una imagen clara, ha sido editada también, y debo decir que admiro a ese alguien, no he podido mejorarla ni investigar más, así que no sabría decirle si es o no Jung….

-Volvemos al punto de partida- dije desanimado.

-No necesariamente.

-¿Eh?

-No puedo decirle con seguridad si es o no Jung, pero en mi opinión, no lo es.

-¿Por qué?

-Esta persona que entra…cómo decirlo….es….

Comenzaba a desesperarme, pero no lo presionaría, no tenía permiso de equivocarse.

-No puedo explicarlo, es como si fuera un fantasma, una sombra….como si no perteneciera a este mundo…

Levantó la mirada y me miró esperando que me burlara de él, pero no lo haría. Una sombra. Ya había escuchado eso antes, era posible que el asesino realmente esperara llegar a Yunho, herirlo a él.

-¡Eso es!- grité levantándome de mi asiento, sobresaltando al pobre técnico.

Sí, alguien estaba siguiendo a Yunho, primero, hace años, en su propia casa, pero asesinó a su padre, lo dejó vivo por alguna razón, tal vez demasiado fácil e incluso aburrido asesinar a un adolescente, entonces, Yunho terminó bajo la exagerada protección de Yoochun, lo que le impedía acercarse para herirle, Yoochun lo mantenía seguro, siguió a Yunho todo el tiempo, estaba en su departamento, pero Yunho no estaba solo, Choi y yo íbamos con él, ambos oficiales de élite, llegó Yoochun con sus guardias y no hubo oportunidad. Dejamos a Choi sólo ese día, él lo vio, pudo ver el rostro del asesino, Choi sabía quién era, lo descubriría, así que lo mejor sería callarlo…también debió enterarse que Yunho iría a verlo, dos pájaros de un tiro…pero al no encontrar a Yunho lo incriminó, esperando que Yoochun lo dejara, pero él no lo hizo, parece tener a Yunho bajo su propia vigilancia….

-¡¡Era tan sencillo!!- la emoción debía ser evidente en mi rostro- Tengo que irme- dije sin darle tiempo al técnico de responder.

Manejé nuevamente al club, no esperaba encontrar gente, era demasiado temprano, lo que me hizo sorprenderme de encontrar al chico ahí.

-¿Es que acaso no descansas?- le pregunté dejando bajo su cuidado mi auto.

-Me gusta el lugar- me respondió sonriendo.

Entré en el lugar corriendo, no esperaba una bienvenida, pero no me importaba, tenía un buen argumento a mi presencia, estaba a punto de resolver el caso.

-Debe gustarle mucho Yunho, Kim- escuché la voz de Yoochun desde la zona VIP, lejos de molestarme su comentario, me alegré de verlo.

-Park, ¿está solo?

-Sabe que nunca estoy solo- me sonrió- ¿Algo de tomar?

-Necesito hablar con Yunho…

-Por supuesto- sonrió, refiriéndose a mi obvio gusto por él.

-Sobre el caso, me gustaría que usted estuviera presente.

Yoochun me miró extrañado y asintió, me señaló uno de los sillones y desapareció por un momento, caminé de un lado a otro, estaba demasiado emocionado como para sentarme. Ambos aparecieron poco después a mi lado, con una expresión de sorpresa.

-Sé que siempre hago comentarios malos sobre usted, Kim, pero ahora debo decir que parece que enloqueció- me dijo Yoochun cuando nos sentamos.

Sonreí y miré a Yunho después.

-Yunho, creo que puedo probar que eres inocente…a todos- dije esperando que comprendiera que yo sabía que lo era.

-¿Cómo?- me miró Yunho con una tímida sonrisa, me alegré, supe que a pesar de todo, me quería, como yo.

-¿Recuerdas tener algún enemigo? ¿Alguien que quisiera herirte?

Se miraron uno al otro sin comprender, entonces Yunho negó. Bueno, sería un poco más difícil, pero les expliqué lo mejor que pude mi hipótesis.

-¿Está diciendo que alguien quiere vengarse de Yunho?

-Sí.

-¿Pero quién?- preguntó Yoochun.

-No lo sé todavía, pero está cazándolo, necesitamos investigar más, saber si tus padres tenían algún enemigo….

-Podría ser uno de mis socios- reflexionó Yoochun- La deuda está a mi nombre, pero somos varios los implicados, tal vez alguien quiere mandar un claro mensaje…

-¿Mensaje a qué?- preguntó Yunho.

-A lo que pasa si no pagas…

Asentí, parecía un buen motivo.

-¿Qué propone hacer, Kim?

-Por lo pronto, mantener a Yunho bajo protección y vigilancia, el departamento puede ofrecerles…

-No es necesario, me encargaré de eso- dijo Yoochun serio- Usted preocúpese de investigar…

No objeté, tenía razón, lo mejor era encontrar al culpable. Me despedí de ambos y fui directamente a mi oficina, necesitaba pensar, terminar de armar el rompecabezas, Yunho estaba a salvo con Yoochun, no tenía que preocuparme por nada.

Me dirigí directamente a las computadoras, cualquier conexión entre Yunho, sus padres y el asesino tenía que estar ahí, necesitaba encontrarla, había un pequeño, casi invisible lazo que unía todo y yo lo encontraría, siempre lo hacía, esta vez debía esforzarme más, la persona que quería, la única que había logrado voltear mi mundo de cabeza estaba en peligro, me necesitaba y no podía fallarle.

Abrí páginas, leí infinidad de archivos, incluso hice algunas llamadas, pero no pude encontrar nada que conectara todo, pero no me daría por vencido, jamás, eso no podía venir a mi mente, no.

El teléfono de mi oficina sonó, lo respondí por inercia sin despegar la mirada de la pantalla, no podía dejar pasar ni la más pequeña frase.

-Kim.

-Buen trabajo, oficial Kim.

Una voz modificada por una máquina me habló, me erguí y escuché.

-¿Quién es?

-Sin duda merece el puesto que tiene, no creí que tan rápido sacara algunas conclusiones, no todas ciertas, pero casi.

-¿Qué quiere?- comencé a rastrear el número con mi computadora.

-Mmm…por el momento, nada, todo saldrá a la luz cuando tenga que hacerlo…sólo llamé para felicitarlo, está uniendo cabos muy bien…pero uno de ellos es erróneo…

-¿Qué quiere decir?

-Las personas no son lo que aparentan…será mejor que se cuide, quien menos espera será quien lo traicione…

El asesino me estaba hablando, me advertía que estaba cerca de mí.

-No es lo que piensa, oficial, yo no soy el asesino, he estado observando el caso desde fuera un buen tiempo, soy un oficial retirado, así como Yunho, usted y el difunto oficial Choi, yo estoy en peligro, si se llegara a saber dónde estoy, mi vida acabará al instante.

-¿Qué quiere?

-Oficial Kim, soy un buen amigo del padre de Yunho y Yoochun, no encontrará nada en los archivos que lo ayude, nada, todo lo que busca sólo una persona puede dárselo…

-¿Quién?

Escuché una pequeña risa senil al otro lado, sin duda era un hombre viejo.

-Sólo le diré que…el asesino está en estos momentos en el club…tratando de asesinar a alguien…será mejor que corra…

Y cortó la llamada. Rápidamente tomé mis cosas y manejé a toda prisa hacia el club, acababa de estar ahí, el asesino pudo haberme visto, pudo deducir que comenzaba a saber todo, Yoochun y Yunho corrían peligro.

Frené con brusquedad fuera del lugar, esperaba no llegar tarde, las llantas quedaron dibujadas en la acera, ni siquiera me molesté en estacionarme o en apagar el auto, sino que corrí directamente a la entrada, un auto llegó justo en ese momento, me detuve y vi a Yoochun bajar con calma.

-¿Oficial? ¿Sucede algo?- me preguntó al verme agitado.

-¿Yoochun? ¿Qué hace aquí? Creí que estaba con Yunho…

-Salí un momento por algo de comer- dijo mostrándome un pequeño bolso con comida- ¿Está todo bien?

-¿Y Yunho? ¿Se quedó solo?

-Hay vigilancia alrededor…

No lo escuché, Yunho estaba en peligro, el asesino pudo haber burlado la vigilancia, esperaba no llegar tarde, Yoochun caminó rápidamente detrás de mí, empujé con brusquedad la puerta, al entrar me detuve en seco, mi respiración se detuvo, Yoochun entró detrás de mí y ahogó un pequeño grito.

Frente a nosotros yacía un cuerpo moribundo, con una herida en el pecho, la sangre llegaba casi a nuestros pies, apenas respiraba, no pude dar un paso, la escena era demasiado…

El chico que cuidaba mi auto estaba a escasos segundos de desmayarse…con Yunho a su lado lleno de sangre.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD