Just Married - Cap. 1

0 comentarios
“Te recuerdo que ahora eres mío”

- Kim JunSu... ¿Qué tipo de escándalo estás haciendo aquí?
- Oh pero si es mi esposo
- Vámonos de aquí Kim
- No quiero
- No te estoy preguntando vámonos.
- Mira Park tu puedes volver a la habitación y seguir con tu trabajo a mi déjame en paz ¿Quieres?
- Nada ¡Nos vamos! - Sentencio el pelinegro.
- Oye espera... - Intervino ChangMin
- Perdón pero esto a usted no le importa.
Y arrastro a JunSu fuera del lugar, lo llevo hasta la habitación, murmurando cosas para sí mismo, acomodo a "su esposo" en la cama y se sentó en una silla masajeándose la sien, este chiquillo era un malcriado, había bajado para hablar con él y para por lo menos llevarse bien, pero todo esto había terminado mal.
Era temprano y JunSu comenzaba a levantarse, olisqueo... un aroma a café en ambiente, su cabeza dolía horrores y sentía que en cualquier momento iba a estallar.
- Vaya hasta que despierta - La voz malhumorada de Park lo despertó.
- Si, buenos días para ti también. Dijo sarcásticamente.
- Lo que sea, tenemos que hablar de lo que paso ayer.
JunSu se alarmo y se revisó, viendo si traía la ropa puesta
- No seas idiota, claro que no lo hicimos.
- Que bueno me lo habría reprochado, no tengo tan mal gusto con mis amantes
- Créeme yo pienso lo mismo... estoy hablando de lo que paso ayer en el bar.
Y fue entonces cuando Kim JunSu recordó todo.
- Oh, eso
- Si, eso... te voy a pedir un favor... no estés coqueteando por ahí, te recuerdo que ahora eres mío.
- ¿Qué? ¿Tuyo?...
- Si y nadie puede tocar lo mío
- Te recuerdo que no soy ningún objeto, déjame en paz... ahora me tengo que ir
- ¿A dónde vas?
- Eres mi esposo, pero no me vas a estar controlando mi vida.
JunSu se dio una ducha rápida.
- Me voy
- Kim recuerda que hoy vamos a "nuestro" departamento
- Si, si lo sé. - Y salió dando un portazo.
YooChun se alisto lentamente para ir a la oficina, había sido educado para ser el sucesor de la empresa en cuanto su padre se retirara, pero no, su abuelo tenía que poner esa maldita cláusula y por eso él tuvo que casarse con ese mocoso, seguramente era como todos los niños ricos, unos mocosos mimados sin nada que hacer, esperando a que los demás hicieran las cosas por él, si él estaba casi seguro de eso, más cuando se enteró de porque había aceptado casarse con él, solo para no perder su preciada fortuna, estúpido niño que solo pensaba en el dinero.
JunSu corría rápidamente, es que no pensaba que fuera tan tarde y aparte de todo eso se había bajado dos paradas después de la suya así que ahora se encontraba corriendo.
- Lo siento profesor - Dio una reverencia
- Kim JunSu tarde el día de hoy, sabes muy bien que lo más odio es la impuntualidad.
- Lo sé, es que...
- Déjelo profesor ayer fue su boda y supongo que debe estar cansado por la noche - Todos comenzaron a reír, esa voz era la del maldito MinHo, su otro mejor amigo.
- Bueno... supongo... pásale - El profesor se había puesto hasta nervioso - Que sea la última vez.
- Si gracias - JunSu llego a su lugar y golpeó en la cabeza a MinHo.
Más tarde se encontró en la cafetería con el que era su primer mejor amigo... YunHo... él se encontraba con su novio JaeJoong quien era muy expresivo, se encontraba casi encima de YunHo, y devorándolo a besos, estos dos eran la pareja ideal, según muchos se llevaban tan bien, eran populares incluso entre su facultad, ambos estudiaban Diseño, nadie sabía lo que le había costado a YunHo enamorar a JaeJoong, más cuando este era más que especial, era mimado y al parecer siempre obtenía lo que quería, pero eso solo era su máscara para encubrirse de los demás, YunHo había descubierto su verdadero yo el chico alegre, vivaz, el cual dejaba su felicidad por los demás y eso fue por lo que YunHo lucho por el amor de ese chico valioso.
- Oh JunSu no sabía que estabas aquí- Dijo apenado JaeJoong
- Si bueno, si no te estuvieras devorando a mi mejor amigo, ambos se habrían dado cuenta de mi presencia - Rio.
- JunSu ¿qué sucede?
- YunHo, quiero salir de este matrimonio ya.
- ¿Qué sucedió?
- Es que ese Park YooChun es un engreído, ah no lo soporto tratando de controlar todo, diciéndome que ahora soy suyo, como si fuera un objeto, no puedo más, siento que me asfixio.
Y bueno y ahí estuvo un buen rato Kim JunSu, quejándose, tratando de liberar tensión.
YooChun le había dicho a JunSu que pasaría por el a su casa.
Había metido lo más importante en las maletas, después vendría por otras cosas si es que las necesitara.
- Joven, el joven Park YooChun está aquí por usted.
- Si gracias dile que enseguida bajo.
Tomo solo las dos maletas que había hecho y bajo.
- Vaya al parecer es muy puntual señor Park
- Si, bueno... soy un hombre de negocios debo ser puntual, ¿Solo dos maletas?
- Bueno... pues que quieres... ¿Qué me lleve toda la casa?
- Bueno, bueno ya vámonos, te ayudare
- No te preocupes puedo sólo.
- Ok - No insistió más, caminaron hasta el auto de YooChun.
Cuando llegaron al departamento YooChun abrió la puerta, dejando entrar primero a JunSu, el lugar era bonito, elegante.
JunSu prontamente vio fotos de ellos en el departamento, una en donde él sonreía y otra donde se vea el rostro serio del empresario Park, fue hasta la habitación y en la cabecera de la cama estaba una gran foto de la boda de ellos, repentinamente comenzó a reír tan fuertemente que YooChun entro corriendo a la habitación.
- ¿Qué sucede?, ¿estás bien?- JunSu aún no estaba recuperado de su ataque de risa, solo señalo la fotografía
- ¿Y esto es lo que te está causando tanta risa?
- Oh, perdón es que es tan raro
- Oye me asustaste y te estas riendo de algo sin importancia.
- ¿tú nunca sonríes?
- En la vida hay que ser serios
- si pero puedes sonreír aunque sea un poco.
El reloj comenzaba a sonar, eran las 7 de la mañana, YooChun se levantó y se estiro perezosamente.
Fue directo a bañarse, hoy tenía mucho trabajo que hacer en la oficina, salió con solo una toalla en la cintura, de repente cuando estuvo frente a la cama, vio ese gran retrato colgado ahí y fue cuando se dio cuenta que se había levantado sólo y que JunSu no se encontraba con él, se cambió rápidamente, seguramente estaba el menor viendo la televisión.
Cuando salió de habitación no se encontraba nadie estaba completamente en silencio, fue a la cocina.
Sobre la mesa se encontraban platos tapados y una pequeña nota.
"Señor Park su madre me dijo que no desayunaba, pero si es que acaso vamos a intentar vivir juntos, le diré que conmigo tiene que desayunar, así que aquí está el desayuno, más le vale que no lo tire, me daré cuenta si lo hace."
Sonrió, se sentó y comenzó a comer, como quiera estaba a tiempo, la comida no estaba mal...
YooChun después de haber tenido dos juntas, estaba cansado, miro su reloj y apenas eran las tres de la tarde, tomó su auto y se dirigió a la facultad... lo comenzó a buscar, él iba a tratar de llevarse bien con el que ahora ostentaba el título de "su esposo", estaba pensando en llevarlo a comer, tal vez platicar un poco, llegarse a conocer.
- JaeJoong ¿Te sabes el número de JunSu?
- No... Eres tu su esposo deberías de saberlo... ahora déjame que estoy con Yuniie
- Espera...podrías - Y su disque mejor amigo le colgó, apenas le iba a preguntar si su "Yuniie" sabia el número de JunSu.
- Gracias por nada.
Bien ahora quedaba seguirlo buscando, hasta que lo vio, aquel chico con el que antes JunSu había estado en su noche de bodas, corría rápidamente llevando una mochila en su hombro.
Después de haber buscado por mucho tiempo decidió abandonar la búsqueda.
- Bien, la primera vez que trato de hacer algo bueno y no lo encuentro.
Ya en la noche regreso al departamento las luces estaban apagadas, no había rastro de JunSu, fue a la cocina hasta que escuchó el sonido de la puerta abrirse.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD