One Last Cry- Cap. 3

9 comentarios
QUÉDATE A MI LADO


Era extraño para Junsu no recibir una llamada o un mensaje de parte de Siwon en todo el día. A decir verdad, Siwon era el novio perfecto. Siempre cuidando de él y diciéndole cuánto lo amaba.


Junsu pensó que fue una bendición haberlo conocido


Porque gracias a él se había sentido amado como hacía tiempo no lo sentía.


Por eso, le resultó raro que esa semana última Siwon no lo visitara tan seguido. Para ser honestos, Junsu había aprendido a quererlo. Con esos casi ocho meses de embarazo Junsu había conocido más a esa persona y lo extrañaba cuando no estaba.


Sus amigos habían notado eso.


Y Yoochun también.


Sin embargo, nadie se había rendido


Y entiéndase por nadie a Yunho,  Jaejoong  y hasta el recién llegado del extranjero Changmin que preparaban esas reuniones absurdas con el fin de reunirlos a ambos.


Pero Junsu no había cedido


Porque estaba comprometido


Ilusionado.


Casi enamorado.


Porque no dejaba de contar lo fabuloso que era con él provocando así un ambiente tenso, pues Yoochun se veía atrapando sin saber qué hacer para recuperar a su esposo.


–  Es extraño que no llame, hoy quedamos en ir a comprar la cuna para la bebé.


Y sí, Yoochun siempre había tenido razón, su primera hija sería mujer.


–  Extraño, ¿Crees que se le haya olvidado? – preguntó Changmin-


–  Imposible, hablamos en la mañana y todo estaba bien. Creo que pasaré por su casa antes de ir a las tiendas.


Junsu se levantó sofá donde había estado todo el tiempo para dirigirse a la puerta. Fue ahí cuando sintió la mano de Yoochun tomar la suya, Junsu se sorprendió por ello y la soltó con algo de miedo.


–  Disculpa, pensé que podía llevarte.


–   Iré a comprar la cuna con Siwon…


–   Lo sé, solo que pensé que podía llevarte a su casa, queda cerca de la mía y pues no está bien que estés andando solo por ahí en tu estado.


A Junsu no le quedó más remedio cuando Changmin prácticamente los echó de casa y le pidió a Yoochun que cuidara bien del menor.


Gracias a las instrucciones Yoochun pudo llevar a Junsu al departamento de Siwon que quedaba en un lugar bastante exclusivo de la ciudad de Seúl.


–  Ya te dije que puedo solo.


–  No quiero tener problemas con Changmin, él me advirtió que te cuidara.


Junsu bufó un poco, pero sin más remedio dejó que el mayor lo acompañara al departamento de Siwon. Subieron por el ascensor. Yoochun no le despegaba la mirada a Junsu de encima, mientras que Junsu solo trataba de pensar en otra cosa para no caer en el jueguito el cual acostumbraba hacer Yoochun. Porque él siempre se había derretido gracias a sus miradas intensas.


Entonces cuando se abrió las puertas del ascensor Junsu sintió que pudo respirar mejor


Pero no sabía lo que vendría después


Porque al voltear una esquina para encontrarse con la puerta del departamento de Yunho


Lo vio.


Les vio.


Siwon tocaba el trasero de Heechul mientras lo besaba acorralando su cuerpo a la pared. Heechul cerraba los ojos recibiendo todo ese cariño gustoso, también tomaba su cabello y lo acariciaba con pasión.


Y solo el grito que dio Park pudo hacer que todos salieran del trance en que estaban, incluso el mismo Junsu.


–  ¡Hijo de puta! ¿Qué estás haciendo?


Entonces ambos dejaron de besarse y se separaron al ver a Junsu parado casi frente a ellos tratando de detener a Yoochun que seguramente iba a matarlo.


–  ¡Suéltame Junsu! Que le voy a dar su merecido a este mal parido.


–  ¡QUE NO! ¡No hagas nada! ¡Porque tú eres otro que me vio la cara de idiota!


Bastó eso para que Yoochun tratara de controlarse y dejara que Junsu resuelva esto por sí mismo.  Por eso, lo vio dar unos pasos hasta esa pareja que casi no lo miraba por la vergüenza porque no eran malas personas, solo habían tomado la decisión equivocada.


Pero nuevamente Junsu no merecía esto


Entonces fue ahí donde Junsu le tiró una bofetada con la poca fuerza que le quedaba a Siwon.


–  E..E..Espero no vol..vol...ver a verte


Después de eso todo fue simple. Junsu salió corriendo con lágrimas en los ojos siendo perseguido por un Yoochun que lo atrapó justo antes de llegar a esas peligrosas escaleras que podían hacer que se caiga o algo parecido. Lo tomó entre sus brazos, acariciando su cabello con suavidad, porque sabía que no lo merecía, que Junsu solo había sido demasiado bueno en un mundo muy retorcido.


–  ¿Qu..ee.é hice ma..al ahora? ¿ehh? –dijo hipando y aferrándose a su camisa- ¿Sooy un iddioota? Dime, ¿Loo so.y?


–  No, Junsu…tú eres perfecto.


Y besó su frente dulce queriendo protegerlo de todos porque ahora él no sería un idiota y lo cuidaría, así Junsu lo rechace mil veces, él seguiría intentando.


–  Incluso tú me dejaste


Junsu levantó la mirada llorosa, reclamándole lo pasado entre ellos.


Entonces Yoochun también lloró porque se había dado cuenta de lo idiota que había sido al perderlo, porque Junsu era el único que podía ser para él


–  Lo siento tanto, Su.


Junsu no pudo hacer nada más que seguir aferrado al cuerpo de Park llorando porque había vuelto a pasar, le habían vuelto a engañar y se sentía horrible porque estaba ilusionado de tener una vida mejor. Estúpidamente pensó que  Siwon era la mejor opción, ya que, incluso estaba olvidando a ese Yoochun que aún lo perseguía, pero notablemente no fue así. Entonces nuevamente se sintió perdido.


– No llores, bebé.  Yo estoy aquí.


Sin embargo lo escuchó llamarlo así y sintió que de forma inconsciente salían aún más lágrimas porque el que Siwon lo haya engañado le recordó lo terrible que había sido todo en el pasado. En ese instante Yoochun tomó su rostro con ambas manos acercándose a él para hablar un poco.


– ¿Tanto lo amas?


Y Junsu solo pudo mover negando


– ¿Entonces? Creo que me voy a volver loco de verte así por otro.


Yoochun llevó una de sus manos a su cabello para acariciarlo y verlo con amor.


– ¿Quieres ir a casa?


– Llévame donde Jaejoong.


– Bien.


Yoochun tomó su mano y entrelazó sus dedos con el menor como hace mucho tiempo no lo había hecho, de esa forma caminaron hacia el ascensor y al introducirse en él, Yoochun aprovechó para abrazarlo nuevamente. Junsu hundió su rostro en su pecho.


– Me siento estúpido.


– ¿Hablas en serio? El único estúpido soy yo por haberte dejado.


Y a pesar de sentirse terrible por lo que había pasado, pudo sonreír un poco por lo que dijo ese hombre que lo tenía en  brazos.


Porque de repente ese día ya no era tan malo.


Porque su corazón lloraba, pero extrañamente también temblaba por tenerlo cerca.


Porque después de la tormenta siempre viene la calma.





~~~~~~~~~~~~




– Ya sabes, si pasa algo puedes llamarnos a nosotros o a Changmin.  Solo nos tomará unos minutos.


Junsu sonrió divertido porque ahora solo faltaba una semana para que dé a luz y Jaejoong se había vuelto más paranóico de lo normal, al igual que todos que no paraban de cuidarlo. Es por eso que solo por esa semana Junsu había decidido ir a casa de Jaejoong. Yoochun era el más feliz porque así era un poco más fácil visitarlo, ya que, Junsu se ponía nervioso si Park volvía a entrar a la casa que ambos compartieron en el pasado.


– Acabo de hablar con Yoochun, ya viene. Nosotros iremos por las cosas para cocinar.


– Hyung, está bien. Puedo cuidarme solo.


– Tú sí, pero mi sobrinita aún es pequeña y debo cuidarla.


– Jaejoong… -Yunho lo llamó desde las escaleras-


– Ok, Ok, ya voy Yunho.


– Chao bebé, cuida de tu umma y de tu appa que está en camino.


– Hyung!!!


– Ok, ok.


Junsu sonrió contento.


Fue entonces cuando cerró la puerta y se dirigió a la cocina por algo de agua. No había sido un buen día para él porque la bebé no se había dejado de mover y dolía. Sin embargo Changmin les iba a presentar a su novio y no podía arruinarlo con sus quejas de embarazado.


Porque ya les había preocupado mucho hace unas semanas con lo de Siwon


Pero ahora ya estaba bien


Por Yoochun


Y con solo recordar que estaba en camino su corazón también se agitaba


porque Yoochun había vuelto a ser el de antes, volvió a cuidarlo, a traerle flores, a tomar su mano para calentarle en el frío, porque además siempre le traía algo a la bebé, porque lo llamaba antes de dormir y al despertar.


Porque volvió a mirarlo con ternura haciéndole temblar.


Porque casi se habían besado la noche anterior diciéndose adiós.


Por el bebé y sus propios nervios fue difícil ponerse de pie y abrir al sentir el timbre sonar


Pero cuando pasó ambos sonrieron


Porque era un sueño verlo ahí tan guapo, con unas flores de colores y un peluche de delfín rosa


– Hola ¿puedo pasar?


– Claa..ro.


Se apartó recibiendo esas flores y oliéndolas un poco nervioso porque ahora era diferente, estaban solos y ayer casi se besaron.


– ¿Y los chicos?


– Han ido a comprar, Changmin viene en un rato.


– No puedo creer que por fin alguien lo haya podido enamorar, tengo curiosidad por quién es la pobre víctima.


Yoochun ayudó a Junsu con las flores, para luego acomodar el peluche con los otros regalos que había estado trayendo para ambos.  Junsu le dio las gracias y se acomodó en el sillón.


– ¿Cómo estás ahora?


Junsu sonrió un poco fingiendo estar bien, pero después no pudo evitar hacer una mueca extraña en su rostro. Era el bebé que no dejaba de moverse seguramente reconociendo a su padre.


– ¿Pasa algo? – se acercó nervioso, tomando una de sus manos-


– Es la bebé que no para de moverse.


– Oh! pero aún no es el momento ¿verdad?


– Falta un mes – mintió porque Yoochun no sabía cuántos meses reales tenía -


Fue ahí cuando Yoochun tomó su vientre y lo acarició suavemente


– Cariño, a umma le duele. Deja de moverte tanto. Cuando salgas de ahí, vamos a poder jugar, ahora no ¿si?
Y sintió que iba llorar por tenerlo así porque era lo que siempre había soñado. Tenerlo a él hablándole a su bebé y dándole besos para que se calmara. Pero todo había salido mal porque Yoochun no sabía que era su hija y sentía que estaba haciendo mal al no decirle porque sentía que su hija le reclamaba cada que lo tenía cerca. Yoochun notó sus lágrimas y las secó amoroso.


– ¿Qué hice mal? No…no llores.


– Es…es que creo que he sido un… poco …un poco injusto.


– ¿A qué te refieres?


– Yo no puedo alejar a mi hija de su padre.


Eso no lo esperaba. Yoochun había planeado seguir hasta que Junsu lo perdonara y ya sentía a ese bebé como suya porque bastaba con que Junsu la tenga en su interior para amarla.


– Yo…Lo siento…Lamento no ser su padre. Tú no tienes idea cuánto lo hago….


Entonces Park derramó un par de lágrimas porque solo Dios sabía cuánto deseaba que eso fuera real.


Fue ahí cuando Junsu tomó las manos que ya había alejado Yoochun de su cuerpo y las volvió a colocar en su vientre.


– Es…Es tuya.


Habló un poco tímido, casi sin mirarlo porque no sabía cómo lo tomaría y Yoochun rápidamente le tomó las manos en muestra de agradecimiento, por permitirle entrar nuevamente en su vida porque si Junsu lo quería , él podría ser un buen padre, el mejor para su bebé.  Así no fuera él real, él la amaba porque la sentía suya.


– Graa…Gracias, Su, yo la cuidaré, porque la siento como mía, gracias.


Entonces Junsu entendió que ahora el lento era Park porque no había querido decir eso, sino que le estaba confesando la verdad, esa que hacía todo mejor.


– Yoochun, es…es tu hija. Tuya, desde….desde siempre.


Y casi lo entendió, por cómo lo miraba, por cómo se lo había dicho, nervioso y algo asustado.  Porque cuando lo dijo pudo sentirla moverse y ver el rostro de Junsu quejarse un poco.


– ¿Qu..e..é?


– Yoochun…


–  ¿Mi…hija? ¿Mi… bebé? Pero…


Y lo tomó del rostro, mirándolo fijamente para que viera su desesperación, para que no juegue así con sus sentimientos porque no soportaría eso como broma


– Tengo… casi nueve meses Yoochun…yo quería decírtelo. Cuando fui al departamento, pero…ella estaba y…tú…tú no quisiste que yo entrara…yo…lo siento… pero… - sollozando un poco-


Y lo besó


Lo besó con lágrimas rodeándole el rostro, saboreando su parpado inferior e introduciendo su lengua en ese lugar que tanto había extrañado y cuando se separaron lo siguió llenando de besos chiquitos en toda la cara porque nunca había recordado recibir una noticia más buena que esa.


– He sido un idiota,  te amo, nunca dejé de amarte –lloró abrazándole más- gracias, yo…creo que no lo puedo creer….voy a ser appa…Tú…eres un milagro, siento que te amo tanto.


Y ahora Junsu casi no podía respirar por el llanto que desprendía


Porque desde hace mucho, él no le decía que lo amaba


Entonces Yoochun lo tomó nuevamente de sus mejillas y dirigió su mirada llorosa directamente hacia la de él.


–  Yo sé que sientes lo mismo que yo, tú no has podido olvidarme ¿verdad?


Junsu no pudo negarlo, porque Yoochun era el amor de su vida, porque si bien Siwon era la persona perfecta para él en un primer momento. Su mundo se volvía perfecto si Yoochun aparecía.


– Yo… siempre, siempre… te he amado


Yoochun acercó nuevamente ese hermoso rostro al suyo, para unir sus labios y darle esta vez un beso suave y lleno de amor.  No pudieron evitar cerrar los ojos y derramar las últimas lágrimas, porque amar dolía mucho y más si era como ellos lo hacían.


–Por favor no cumplas tu promesa. –susurró-


– ¿No quieres que sea feliz? –dijo Junsu sonriendo un poco, con los ojos aún rojos –


– No te olvides de mí.


– Incluso en un millón de años.


Y así unieron sus frentes sonriéndose porque se sentía como al principio, como siempre tuvo que ser.




~~~~~~~~~~~~




– Junsu ¿por qué lo perdonaste tan rápido? era divertido ver lo patético que se veía Park tratando de reconquistarte.


– ¡¡Changmin!!!


Y Minho le golpeó  la pierna haciendo que su novio saltara de su asiento un poco callándose y mirando con ojos culpables al menor. Casi todos pudieron reír por lo ocurrido; ya que, era casi inaudito que alguien pudiera controlar a Changmin y su gran sarcasmo.


– Yo no me veía patético niño tonto – Yoochun posó una mano en la cintura de Junsu quien reposaba a su lado-


– Admito que era gracioso, pero la mayoría del tiempo, me daba lástima el pobre chico. – Yunho llegó con vino para todos y algo de limonada para Junsu.-


Junsu levantó un poco su cabeza que ahora estaba en el pecho de su novio, para observarle y decir lo siento con la mirada. Yoochun solo le sonrió y besó su frente.


– Extrañaba esto. - habló Jaejoong mirando a todos y dedicándole una sonrisa especial a Yunho.


– Y será mejor.


Porque esa noche Yoochun pudo regresar a casa con él.


Porque estaba seguro que no podía sentirse más seguro que en sus brazos.


Porque era conmovedor cuando le cantaba a la bebé acariciando su vientre emocionado, como nunca antes lo había visto.


Porque era hermoso ver que podían ser una familia


Y en dos noches más el sueño se cumplió cuando a Junsu le despertaron esos dolores terribles, que hicieron temblar de miedo a Yoochun. Porque nunca había sido appa y tenía a ese Junsu quejándose cada vez más del dolor terrible que estaba sintiendo. Entonces recordó lo que había planeado esos días, tomó la maleta con las cosas listas y cargó a Junsu hasta el auto tranquilizándolo y besándolo, porque la bebé se había adelantado unos días y él moría de nervios.


–  Ya…casi…Amor, resiste un poco.


Junsu solo pudo tomar un poco de aire y tratar de controlarse hasta que vio que llegaron a la clínica, donde el personal lo ayudó llevándolo a esa sala, a la que pudo entrar Yoochun después de unos minutos con  ese traje especial. Fue así que ya no sintió tanto miedo porque su mano y sus ojos estaban para él.


– Precioso…vamos a conocerla…


Entonces Junsu lo vio con ojos asustados por última vez hasta que los cerró producto de la anestesia.


Yoochun solo pudo quedarse a su lado, acariciando su cabello, algo preocupado porque los doctores habían iniciado con la intervención y tenía miedo porque sabía que era riesgoso para los hombres.


Pero cuando escuchó ese llanto, le pareció el sonido más bello del mundo.


Y al cargarla ya limpia gracias a las enfermeras que lo rodeaban sintió que no podía amarla más.


Después de unas horas Junsu despertó, con miedo y dolor.


Pero esta vez sí lo tuvo a su lado.


– Yoo…chun…


Y casi no pudo hablar porque dolía todo.


– Ella es la bebé más preciosa que existe. Te amo, les amo…


Y Junsu lloró de emoción cuando esa enfermera entró a la habitación con su hija en brazos, entregándosela.


– Es….Es hermosa.


– Sí, que lo es.


Y no pudo hacer otra cosa que besarlo porque estaba agradecido que exista porque Junsu era el responsable que esa pequeña parte de su vida esté ahí. Y sintió lágrimas caer.


– Vamos a vivir felices.


– ¿Para….para siempre? – preguntó un Junsu algo lloroso-


– Para siempre.



¿Alguna vez han sentido el dolor del corazón? 
Ya descubrí el antídoto. 
¿Saben cuál es?
Kim Junsu. 


FIN


NOTA DEL AUTOR:

Debo decir que es la primera vez que escribo algo para este fandom y me he divertido mucho. Estaba pensando en hacer una precuela o algo parecido, si les interesa pueden dejarlo en los comentarios. Gracias por leer.

9 comentarios:

  1. Me encanto de principio a fin, solo que odio cuando Yoochun es un maldito... Yo lo hubiera hecho sufrir más como dijo Changmin, pero bueno Junsu es el ángel que siempre perdona... si queres hacer la secuela no hay drama... saludos y que bueno que te divertiste... saludos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/21/2014

    Me gusto muchooooooooo!!! Odié a yoochun en un momento, pero bueno al final cambió que es lo importante...Siiii claro que podrias escribir mas...yo feliz♡♡♡♡♡

    ResponderEliminar
  3. Estuvo mas que lindo ...me hizo llorar. El primer cap odié a Yoochun por hacerle eso a Junsu. En el cap 2 Siwon también se llevó mi odio ¬¬ Por qué le hacen tanto daño a Junsu. Si es tan hermosamente bueno. Es bueno que al final encontró la felicidad con su único amor <3. Estuvo muy lindo ^u^ Una precuela sería super O/

    ResponderEliminar
  4. ash lo ame!........ una de las cosas que odio de no tener siempre el internet a la mano es que lamentablemente no te puedo comentar en cada capitulo como es debido, por eso ni modo. En el primer cap quise ahorcar a Yoochun y en ese momento me hubiese encantado decirte que Junsu jamas debio perdonarlo.......pero ya, que poca enserio, me dolio muchisimo que lo haya tratado tan mal, que lo haya humillado, cuando ovbiamente no se lo merecia, en mi opinion Yoochun debio sufrir mas?!?!?!?!?!?!?!?!!?!? jejejejejejejejejejeje porque tendre la obsesion de desear que sufran los semes?-----dejando eso de lado, me encanto en si todo el fic, esta muy bien escrito y tambien redactado, se merece buenos comentarios, y me alegro tanto que Yoochun se haya dado cuenta que Junsu era la persona que estaba destinada para el y que es el amor de su vida......Ese Siwon fue un hijo....agggggg .....
    Me encantaria que hagas una precuela, me quede algo inconforme que Yoochun haya sacado los pies del plato porque se aburrio de Junsu, y que a la hora de tener sexo siempre era lo mismo, y que con la zorra de Yoona experimentaba el sexo mas alucinante, osea que?!?!?!?!?!?!?!?!??! asi que me encantaría que hagas la precuela y narres porfissss que Junsu es bueno en Todo! gracias gracias, me encanto, ojala escribas mas sobre esta parejita o Yunjae, asi con drama pero con finales felices :)

    ResponderEliminar
  5. Hace mucho q no ingreso a leer algun buen fanfic pero hoy me toque con tu historia y me encanto mucho, claro q estoy deacuerdo q Yoochun debio sufrir mas y hacer mas meritos!!! ....pero tambien con la adorable personalidad de Junsu esta bien asi, bueno gracias por tu tiempo!!!

    ResponderEliminar
  6. me encanto esta historia del yoosu a un que yoochun se paso para tonto cambiar a su por esa tonta y mala mujer siendo que su es su gran amor - muchas gracias or comartir esta bella historia

    ResponderEliminar
  7. Para q negar q queria darle un par de combos a yoochun por imbesil!! Pero mu junsu estaba sufriendo tambien!! Aahhh me gusto muchooo!!! Graciass

    ResponderEliminar
  8. Anónimo9/23/2014

    Me encantoo !!!! Merece una precuela prontooo

    ResponderEliminar
  9. QUERIA QUE YOOCHUN SUFRIERA!
    lo perdono muy rapido! aishh
    llore y todo <3

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD