Bonjour mi pequeño - Primera parte

0 comentarios
POV Yunho:

Si bien era un día para estar emocionados algo definitivamente no me lo permitía estar al 100% y es que indudablemente él me hacía falta, me había costado una enormidad reconocer que mis sentimientos por él no eran el de un hermano mayor hacia su hermano menor, ni el de un compañero o líder, él, él me gustaba, me gustaba como hombre, como compañero de cama, como compañero de vida.

Todos estaban listos, todos incluso Jae que de forma asombrosa y por primera vez no tardaba en preparar su cerro de maletas que acostumbra a llevar a los viajes y es que ni siquiera usa todo lo que lleva en sus maletas, pero esta vez era una ocasión especial, iríamos a Francia...dios vamos a estar en Francia la ciudad del amor y yo, yo debería estar emocionado de sobremanera pero no y ¿Por qué?, porque él está lejos, al otro lado mundo en un lugar paradisiaco como lo es Brasil y es que me imagino su emoción al ver todos esos lugares tan maravillosos, las playas de arenas blancas y ese hermoso mar color turquesa y los estadios, ay ¡dios! imagino sus ojitos brillantes llenos de emoción al ver esos estadios de fútbol de los que tanto me hablo que visitará antes de irse. Si supieras como me habría gustado ir contigo Junsu, pero el viaje era solo para ti.- ¡¡¡Hyung!!! ¡¡¡hey hyung!!!- la voz del menor de grupo, de nuestro Changmin me sacó de mis pensamientos y voltee a mirarlo y al verlo en el inicio de corredor parado con aquella cámara fotográfica colgada al cuello no pude más que sonreír.- eres todo un turista Changmin…- él solo rodó los ojos y suspiro murmurando algo que no alcancé a entender.- Ya está todo listo para irnos, solo falta que subas tus maletas a la camioneta.- me dijo aquel alto compañero y es que de verdad ya nos había pasado a todos en tamaño y eso era culpa de Jae que lo sobrealimenta, bueno eso es lo que digo yo.

Una vez acomodé mi maleta en la parte trasera de la camioneta me subí a ésta compartiendo asiento con Yoochun y nos fuimos conversando todo el camino hasta el aeropuerto, de lo primero que haríamos al llegar a Francia, de que era lo que más nos emocionaba ver al llegar a esa mágica ciudad llamada París.

En el avión también me senté junto a Yoochun y continuamos nuestra charla sobre las cosas que hacer en París y de pronto él menciona a Junsu y de como le habría gustado que llegáramos los cinco juntos a Francia, lo que sólo me arrancó un suspiro y una mueca de desánimo.- también me habría gustado que él estuviera con nosotro…- susurré para que solo mi compañero me escuchara.- Pero él va a llegar para mañana, así que si estaremos los cinco juntos~- expresó Yoochun con una sonrisa emocionada, yo sabía de sus sentimientos por el agudo del grupo y es que no había necesidad que lo dijera, se notaba en la forma en que lo mira y en como intenta siempre estar cerca de él y celebrar todas sus malas bromas. ¿Será que a mi tambien se me nota?...no, no lo creo. Yoochun es tan desinhibido, a él no le importa el que dirán, es como Jae, a él tampoco le avergüenza mostrar sus sentimientos y me queda claro cada vez que me abraza e intenta acercarse más de la cuenta a mi, si sólo pudiera gustarme él, si tan sólo pudiera enamorarme de él todo sería mucho más fácil porque a Junsu sé jamás lo tendré, él sólo me ve como su amigo, como su líder…- ¿Yunho?...¿Yunho? hey!!...- Y otra vez me había perdido en mis pensamientos.- Yunho ya vamos a llegar, abrocha tu cinturón hyung.- me recomendó Yoochun y fue lo que hice.

¿Yunho esa no es tu maleta?- la voz de Jae me sonó muy cerca del oído y es que estaba apoyando su mentón en uno de mis hombros.- ¡¡¡Si!!! ¡¡¡mi maleta!!!- grité al ver que ésta seguía por la banda eléctrica y corrí, corrí como si la fuera a perder para siempre, casi tirándome sobre las demás maletas.- Si tan solo supiera que la banda da la vuelta…- Oí decir al menor de grupo mientras yo volvía triunfante con mi maleta en la mano.

Una vez llegamos al Hotel el manager repartió las habitaciones y como era de esperar Jae pidió estar conmigo y el manager entonces le pasó la llave magnética de la que sería nuestras habitación por esos días en París. Yoochun compartió habitación con Changmin ya que Junsu no estaba con nosotros aún y eso por lo menos era un consuelo para mi, Junsu tendría un cuarto para él solo cuando llegara.

Una vez en el cuarto fue un gran alivio darme cuenta que había dos camas y no es que tuviera miedo de dormir en la misma cama que Jae, sólo que prefería evitar cualquier cosa que éste pretendiera. Cuando hube acomodado mis cosas en el armario me dirigí hasta la pequeña terraza que había en la habitación y el fresco aire me dio de lleno en el rostro, era demasiado hermoso todo y la temperatura era perfecta mientras el sol se comenzaba a ocultar y los colores pasteles en el cielo hacían ver la ciudad aún más hermosa. Mientras contemplaba ese majestuoso horizonte unos brazos rodearon mi cuerpo y por segunda vez en el día oí la voz de Jae muy cerca de mi oído.- ¿Verdad que es hermoso y romántico Yunnie?- no pude evitar notar ese tono meloso con el que me hablaba y es que era imposible no notarlo si sus intenciones eran muy clara para conmigo y yo con mi amabilidad que me caracteriza no intente siquiera alejarme un poco, sino que al contraria, acaricié sus manos con una de las mías y sonreí.- es verdad es hermoso…- dije con una paz que me trajo el imaginarme en esa misma situación pero con ese al que pienso a cada segundo. Ya debes de estar viajando…pensé mientras me iba alejando de Jae para entrar nuevamente al cuarto. Comenzaba a oscurecer y la noche traía la frescura tan típica de la primavera por lo que fuí por una de mis chaquetas ligeras y salí del cuarto antes de que Jae pudiera decir algo y es que sabía que querría acompañarme, más si le decía que iría a ver la famosa Torre Eiffel y es que me habían dicho que de noche luce espectacular y no quería esperar más para verla y a escondidas fui hasta ahí, ¿cómo llegué hasta ahí?...ni yo se como.

Tenían mucha razón era algo maravilloso y realmente imponente, aquellas luces la hacían lucir hermosa y mágica.- Si tan sólo estuvieras aquí…- y otra vez estabas en mis pensamientos y ese deseo de verte y poder compartir este momento contigo me estaban poniendo ansioso, ya mañana te vería y eso me hizo pensar que si me iba pronto a la cama y dormía la espera sería menos tediosa, por lo que decidí que era hora de volver al hotel antes que comenzaran a extrañarme y mi móvil comenzaría a sonar.

Ya de vuelta en el hotel unos de los asistentes que viajaba con nosotros me indicó que estaban todos en el restaurante del hotel cenando y me apresuré a llegar hasta ahí, los demás ya estaban cenando y un espacio entre Jae y Changmin esperaba por mi.- Lo siento, me entretuve…- me disculpe y tomé asiento.- Ya ordenamos por ti Yunho~- dijo Jae y es que él sabía lo que me gustaba o lo que me gustaría en caso de que no lo haya probado nunca y había acertado, un filete en su punto y vegetales para esa hora era lo mejor. La cena transcurrió entre risas y comentarios, todo muy cómodo y a gusto, pero a mi me faltaba algo...más bien alguien y sonreí al pensar que cada vez quedaba menos para verlo. Cada uno subió a su cuarto una vez terminamos de cenar, Yoochun junto a Changmin en la habitación a la derecha de la nuestra con Jae y nos despedimos en el pasillo.- Buenas noches...que descansen.- le dije al menor y al ratón del grupo y entramos junto a Jae a la habitación.- Me daré un baño~- dijo Jae mientras iba por sus cosas.- no te duermas aún Yunho tengo que hablar de algo contigo, ¿Está bien?- y yo solo asentí. Era obvio de lo que me quería hablar y es que siempre era lo mismo, hablaba de sus sentimientos para conmigo, de como yo sería feliz junto a él y como siempre yo no diría absolutamente nada para no dañarlo y sólo terminaría abrazandolo. Pero ésta noche sería distinto y es que la falta que me hacía Junsu me habían llevado a tomar la decisión de ya no darle más largas al asunto con Jae y de hacer algo para que Junsu viera lo que yo sentía por él, por lo que me fuí a la cama y en cosa de minutos me dormí sin darme cuenta.




POV Junsu:

El viaje había sido agotador y es que las escalas habían durado mucho, pero ya por fin estaba en París y el contraste entre Bahía y París era impresionante, hasta hace dos días estaba parado frente al mar, con el sol en su máximo esplendor y hoy, hoy estaba en la ciudad del amor, en ésta ciudad tan histórica, toda llena de una fascinante arquitectura, todo era tan distinto, pero había algo que no cambiaba y eso era la persona que llenaba  mis pensamientos a cada instante y es que lo he extrañado tanto que creí me volvería loco, había contado los días, las horas, minutos y segundos para volver a verlo, preguntándome si también me extrañaba, si tan sólo una vez en el día había pensado en mí y luego me picaba la cordura para responderme que eso jamás iba a suceder y es que para él yo sólo era como un hermano menor, un compañero y él era mi líder y que jamás me vería como yo a él. Los pensamientos sobre Yunho se mantenían a cada momento rondando mi mente, acosándome sobre todo cuando pensaba en él y en Jaejoong, se notaba a leguas que mi hyung mayor estaba tras los huesitos del líder y que Yunho no le era indiferente y es que nunca lo frenaba cuando Jaejoong se ponía en plan de conquista para con él por lo que todos deducimos que al líder solo le faltaba dar el siguiente paso para que lo de ellos se concretara y eso me dolía, me dolía como no se imaginan y es que yo lo amaba, lo amo desde que lo vi por primera vez, desde que nos hicimos compañeros y amigos, él es todo lo que quiero en una persona y seguramente Jaejoong también vió lo perfecto que es y para mi desgracia Yunho ve a Jaejoong como a su persona perfecta y no hay espacio para mi.-Junsu ya llegamos~- me dijo el manager que me había ido a recoger al aeropuerto y nos había traído en autobús dis que para que conociéramos más la ciudad cosa que me hizo gracia ya que el viaje fue divertido.

¡¡¡Junsu yaaaaah!!!~~~- escuchar el recibimiento de mis compañeros fue muy gracioso y es que siempre eran tan escandalosos, ok si yo lo era más, pero como que se les estaba pegando de mi. Mientras esperaba por atravesar la calle para llegar junto a ellos no pude evitar mirarlo a él y es que se veía tan bien, tan guapo con esa chaqueta roja, dios es que no sabía como me ponía verlo así de guapo, está bien para mi lo era en cualquiera de sus estados. Al llegar cerca de ellos comencé a reír nervioso y es que él, precisamente él me había cogido por las mejillas y por un momento creí que me besaría y mi corazón se comenzó a agitar de sobremanera, pero todo eso pasó cuando los demás estuvieron rodeándome y dando la bienvenida, tomando mis cosas como buenos hermanos. Yoochun me tomaba por la espalda y sonreía lo que me conmovió al ver sus ojos, él era un muy buen amigo y el feeling con él no cambiaría jamás, era mi amigo del alma y lo abracé una vez estuvieran ya todos de vuelta en lo suyo sin prestarme atención.- ¡¡¡tengo que mostrarte todas las fotografías que tomé!!!- le dije emocionado y él solo asentía.- Yo tengo que mostrarte las fotografías de mi nuevo cachorro~- sabía que a mi amigo le gustaban muchos los perros y habíamos hablado mucho antes de mi viaje a Brasil de comprarnos unos lindos cachorros.

POV Yunho:

Era él y estaba más hermoso si es que se podía, mi pequeño y tonto Junsu, su sonrisa estaba intacta, era él y estaba frente a mi, por fin podía verlo y mientras gritabamos como idiotas para darle la bienvenida mi corazón se acelera con cada paso que daba hacía nosotros y no pude, juro que no pude evitar acercarme antes que los demás y tomar su rostro entre mis manos para sólo yo poder contemplarlo e hice mi más grande esfuerzo para no besarlo y es que la tentación era enorme y lo había extrañado tanto que la ansiedad al verlo me comia la cabeza, pero me controlé y el que los demás llegaran hasta nosotros también me ayudó. Todos estábamos muy contentos de que por fin nuestro delfín llegara junto a nosotros y por supuesto que yo era el más feliz, pero esa felicidad no duró mucho y es que notar que Junsu se unió a Yoochun para abrazarlo y comenzar a comentar con él sobre su viaje a Brasil me dolió, ¿por qué con él?, ¿por qué no yo?...y es que  los celos son siempre tan mal consejero que en una actitud infantil me acerqué a Jae que se había subido al barandal de aquel puente y sujeté su mano para que caminara y no perdiera el equilibrio sobre éste.- por eso me gustas, porque eres un caballero Yunnie~- y ahí estaba otra vez, coqueteandome de forma tan directa y yo sólo le sonreí. Los planes de aclararle a Jae mis sentimientos y de mostrarle a Junsu lo que sentía por él se habían ido al diablo y es que no había pensado en Yoochun y en que él tenía siempre la atención de Junsu y por primera vez me plantee el hecho de que a Junsu le gustaba el ratón y es que yo sabía de los sentimientos de Yoochun hacía Junsu por lo evidente que era, pero Junsu, ¿Junsu sentía lo mismo por Yoochun? y si era así yo no lo podría soportar y es que él es mi pequeño, ¡mío!.- ¿Yunho?...¿Yunho, sucede algo?- y nuevamente Jae estaba hablándome cerca del oído, no me di cuenta en que minuto se había bajado del barandal y estaba junto a mi apoyando su mentón en mi hombro.- No, no es nada Jae..- negué y me alejé de él solo un poco para mirarlo y sonríe, para luego revolver sus rubios cabellos con una de mis manos y el sólo se limitó a cerrar los ojos y sonreír.- La omma y el appa~- dijo Changmin burlándose de nosotros y entonces pude notar como Yoochun y Junsu se nos quedaban viendo, el primero con una expresión divertida en cambio Junsu por alguna extraña razón había bajado su mirada y sólo por un segundo sentí que le había ¿dolido? vernos así, no Yunho, no seas idiota el no te ve así, de seguro está muy cansado por el viaje.

Las horas transcurrieron entre el paseo que dábamos por la ciudad y las muchas fotografías que nos tomábamos para nuestro trabajo, aquello iba a ser muy novedoso y divertido para nuestras fans y eso me hacía feliz, poder mostrar algo distinto, mostrarnos en un entorno como lo es París iba a causar mucha curiosidad incluso para quienes no eran fans nuestras.

Todos hicimos muy buenas fotos, tanto juntos como separados y mientras íbamos caminando por las calles de París nos mezclamos entre nosotros, vi como Jae y Yoochun compartían entre ellos y reían, como Changmin se acercaba a mi para mostrarme las fotografías que él obtenía de cada lugar al que apunta con su cámara y también pude ver como Junsu y Yoochun se mostraban sus celulares y las fotos que tienen de sus mascotas nuevas, ellos tenían eso de amar tanto a los animales y hasta se habían puesto de acuerdo para comprar cachorritos juntos, tenían tanto en común.

Seguimos entonces caminando y tomándonos fotos en cada lugar bello e histórico que encontrábamos, de pronto y sin saber en que momento tenía a Junsu junto a mi y sin darme cuenta estábamos ambos cantando y eso llenó mi corazón de felicidad, nuestras voces sonaban tan bien juntas, eran perfectas y estaba mal que yo lo dijera, pero era así y yo era feliz de por lo menos tener algo que solo fuera mío y de él y que mejor que nuestras voces sonando tan bien unidas.


POV Junsu:

Era hermoso, de verdad hermoso cantar junto a él, era las dos cosas que más amaba juntas, cantar y Yunho y por ese momento fui feliz, tremendamente feliz por que eramos solo él y yo, nadie más que Yunho y Junsu; y sé que soy un tonto y que esto me hace daño, pero no puedo evitar sentir esto y si es todo lo que puedo obtener de él pues que así sea.

Cuando llegamos a la plaza de la Concordia me emocioné mucho al ver aquella grandiosa rueda de la fortuna y es que era enorme.- Yo no me voy a subir a eso…- oí a Yoochun a mi espalda y voltee a mirarlo y reír.- No seas miedoso Chunnie, nada malo va a pasar.- le dije mientras le daba mi apoyo poniendo mi mano derecha en su hombro izquierdo.- Vamos Yoochun no hay nada malo en la rueda...bueno si sería malo si se descompone justo cuando estás en lo más alto y se sueltan algunas tuercas y sale rodando por todo París…- la voz de Changmin me hizo gracia y es que su afán por torturar a mi amigo me hacía mucha gracia y entonces sentí a Yoochun abrazarme y esconder su rostro en mi cuello y yo solo negué mientras lo consolaba acariciando su espalda.- No le hagas caso, nada de eso va a suceder…- Yoochun sollozaba molesto en mi cuello y maldecía a Changmin por asustarlo y hacerlo imaginar aquello.- Bueno mientras “Yoochuna” se decide a subir yo me iré con omma y appa que ya están subiendo~- y vi entonces al menor alejarse.- Vamos Chunnie, si no quieres subir no lo hagas, nadie te obliga.- le dije con dulzura para que cortara con el berrinche.- Yo me quiero subir, pero solo si tú vas junto a mi…- me dijo saliendo de sus escondite en el que se había transformado mi cuello, poniendo su cara más tierna cosa que me causó mucha risa.- Está bien, yo iré contigo~- y entonces tomé su mano y caminamos hasta llegar a la fila en donde estaban los demás. Al llegar note la expresión burlona de Changmin y las sonrisa de Jaejoong mientras negaba, pero lo que más llamó mi atención fue la expresión en el rostro de Yunho, su ojos fijos en nuestras manos unidas y su sombría expresión me dio escalofríos y luego sus ojos mirándome directo provocó que soltara la mano de Yoochun y apartara mi mirada de la de él, ¿qué sucedía con él, por qué me miraba así?, era como si estuviera molesto y eso no me gustaba.- ¡¡¡Yunnie nos toca!!!- oímos decir a Jaejoong y ambos lo miramos y luego Yunho volvió a mirarme antes de subir, pero ésta vez su expresión era otra, pero no la pude descifrar.

Junsu ya me quiero bajar…- Yoochun se aferraba a mi brazo, casi clavando sus uñas en mi piel, gracias a dios llevaba puesto un polo de mangas largas.- Chunnie aún ni siquiera a avanzado y ya te quieres bajar, anda relájate y disfruta de la vista~- le dije mientras lo iba alejando para que me soltara y es que con él aferrado a mi brazo no podría disfrutar del paseo y por lo menos quería hacer eso mientras me olvidaba que Jaejoong y Yunho iban juntos, sentado uno al lado del otro en el carro que nos antecede.

Al bajarnos Yoochun ya estaba algo más relajado y ya no se aferraba a mi brazo, cosa que me alivia del algún modo y es que no sé si era mi idea o a Yunho eso no le había agradado y no sé porqué pero eso me hizo ilusión, porque tal vez, solo tal vez sentía ¿celos? y mi corazón con esa solo idea se había alborotado.

Ten Junsu~- uno de los asistentes me entregó un refresco y ese color verde del vaso y la bombilla me provocaban beber.- Uhm~ es delicioso y refrescante…no sabe a nada que haya probado antes, pero sabe bien~- Luego de eso Yoochun se acercó a mi y me dio un hot-dog, o eso parecía pero tenía queso y sabía bastante bien.

Mientras comíamos Jaejoong se puso a jugar con las palomas y éstas se subían a comer de su mano, era muy asombroso y decidí también intentarlo y Yunho nos acompañó en ese juego con las palomas. Jugamos hasta que que llegó la hora de cenar y Changmin había decidido que todos teníamos que ir a comer a un famoso restaurante cerca de la Plaza de la república, justo frente al río san Martín y ahí estábamos los cinco sentados afuera del restaurante mientras esperábamos una mesa para todo el staff y nosotros.

Mientras esperábamos nos pusimos a cantar con Yoochun, reímos divertidos por las ocurrencias de ambos, pero algo no me hacía sentir tan feliz y era la expresión de Yunho mientras nos miraba o más bien me miraba, estaba molesto o triste y eso me dolía, no me gustaba verlo así y por ello cuando Jaejoong se acercó a nosotros y comenzó a cantar el ambiente se volvió más cómodo ya que ahora éramos los tres quienes bromeamos y reíamos, también Yunho sonreía ahora y no supe como tomar aquello, ya que tal vez su sonrisa era porque Jae lo miraba y sonreía con él y eso me dolió.

La cena fue agradable, los escargot que tanto temía comer eran bastante deliciosos y agradables al paladar.- Les dije que confiaran en mi.- replicó Changmin por enésima vez y el grandulón tenía razón siempre era quien mejor elegía donde comer y que comer, su olfato y apetito eran el mejor radar siempre. Terminamos entonces de cenar y decidimos ir nuevamente hasta la Torre Eiffel, esta vez de noche.

El fotógrafo hizo muchas tomas individuales de cada uno y mientras fotografían a Yoochun yo me puse a tontear con el camarógrafo jugando a ser reportero, Changmin me llamó enfermo mientras yo jugaba y entonces Yunho se acercó y quiso jugar también, diciendo “El reportero Kim está loco” y me abrazó, me sujetó por la cintura y se interpuso entre la cámara y yo poniéndome absolutamente nervioso, provocando que riera como idiota y lo sujetara de los brazos mientras él me miraba sonriendo. ¿Acaso no sabía lo que provocaba en mi, cómo me ponía?...no, claro que no lo sabía.




POV Yunho:

Era un tonto, un verdadero tonto enamorado y es que ya ni siquiera podía disimular lo que sentía por él y las ganas que tengo de abrazarlo; y ahí estaba jugando con él mientras nos filmaban, era mi oportunidad, sólo tenía que hacerlo ver como si se tratara de una jugarreta para el DVD que se estaba grabando. Amaba verlo reír de ese modo y es que es tan hermoso mi pequeño que no puedo dejar de abrazarlo, eso hasta que nos interrumpen y nos dicen que debemos volver al hotel y nos separamos, pude notar como sus mejillas se habían tornado bastante coloradas y eso me hizo reír para mis adentros, Junsu, mi Junsu eres tan tímido… pensé mientras caminábamos y es que todo el camino de vuelta al hotel lo hice junto a él, en silencio, en un cómodo silencio que sólo lograba junto a él.

Cuando llegamos al hotel todos fuimos directo a nuestro piso.- Ya que Junsu llegó yo digo que se venga a la habitación con Yoochun y yo duermo solo en la otra habitación~- dijo Changmin, como siempre queriendo sacar provecho, pero como se esperaran a mi eso no me hizo nada de gracia y antes de que Yoochun hablará me adelante.- No, Junsu dormirá solo, él debe de estar cansado se bajó del avión y se fue directamente a filmar con nosotros.- me impuse como el líder que soy y todos los demás se quedaron en silencio asintiendo a lo que yo había dicho.- ahora todos a la cama que es tarde y mañana debemos madrugar para seguir grabando.- Buenas noches hyung…- susurró Yoochun cabizbajo mientras entraba a la habitación.- Buenas noches líder…- recalcó la última palabra Changmin y se metió a la habitación tras Yoochun mientras susurraba cosas que no podía entender.- Buenas noches Junsu~- dijo Jae a Junsu mientras le sonreía y entró a la habitación.- Descansa Junsu…- lo observe por largos segundos mientras el me miraba aún algo sorprendido, muy probablemente por mi actitud anterior.- anda ve a la cama y ten buena noche, mañana es un largo día…- mi voz me delataba y eso lo sabía yo, es que a él no podía tratarlo como a Changmin, bueno a él no lo podía tratar como a nadie más, ya que de él estaba enamorado.

Tras meterme a la habitación y ver que Junsu entrara a la suya, me fui directamente al baño, necesitaba una ducha y pensar en todo lo acontecido ese día. Me desvestí y entré a la ducha dejando que el agua caliente bajara por mi cuerpo mientras mantenía los ojos cerrados. Sentí como la puerta del baño se abría y no me sorprendía para nada, con los muchachos teníamos esa confianza, vivíamos juntos desde hace mucho y vernos desnudo no era gran cosa, por lo que supuse que Jae había entrado por algo, pero mi sorpresa fue grande cuando sentí un cuerpo aferrarse al mío y lo peor es que ese cuerpo estaba desnudo.- ¡¡¡JAE!!!- grite dando la vuelta al instante y viendo a mi amigo, a mi compañero desnudo frente a mi con el agua mojando parte de su cabello y cuerpo.- Yunho...ambos lo deseamos, yo lo sé…- me decía él mientras yo no daba crédito a lo que mi amigo pretendía que pasara y es que estaba más claro que el agua que nos bañaba a ambos.- Anda Yunho…- comenzó a cercar su rostro al mío y yo no me movía ni un ápice, solo lo veía acercarse más y más a mi, hasta que sentí como sus labios rozaron los míos y entonces lo sujeté firme por los brazos.- Jae espera.- dije tratando de sonar firme pero no severo.- Creo que estás equivocado...yo...yo no quiero esto, tú eres mi amigo y es así como te quiero…- intenté ser claro, por primera vez hacerle ver lo que siento y no quedarme callado para no dañarlo.- no quiero lastimarte Jae, porque te quiero, pero mi cariño esta cien por ciento enfocado a la amistad, eres mi hermano, mi apoyo y en quien confio ciegamente, pero solo como amigo…- él soltó su agarre en mi cuerpo y fue retrocediendo lentamente, cabizbajo y no sé si estaba llorando o eran las gotas de agua de la ducha, pero me di la vuelta y cerré el paso del agua, tomé una bata de baño que estaba cerca y la puse sobre los hombros de Jae.- Ven...salgamos…- tomé otra bata y cubrí mi cuerpo para salir del baño y volver a la habitación. Senté a Jae en su cama y yo me senté en la mía, él se secaba el rostro y yo hice lo propio con el mío.- Lo siento…- comenzó a hablar él y entonces me di cuenta que si eran lágrimas.- Yunho yo…- me puse de pie y sujeté sus manos las que se movían nerviosas,- No digas nada, lo sé y no te preocupes, ambos haremos como que esto nunca paso y seguimos siendo amigos y sigues siendo mi mano derecha~- él entonces me miró y sonrió; y yo me acerqué a él para dejar un beso en su frente.- Ya~ ahora vamos a la cama que mañana tenemos que levantarnos temprano…- Jae asintió y se puso de pie para ir nuevamente al baño, lo dejé, sé que necesitaba llorar, así que cuando él cerró la puerta tras de sí me concentré en secar mi cuerpo y meterme a la cama y no supe en que momento Jae volvió a la habitación porque me dormí.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD