Piano

14 comentarios
Titulo: Piano
Autora: felina
Extención: Oneshot
Trio: YunJaeMin
Género: Lemon
-----

Era su pecado, su tortura, su propio infierno… el haberles tenido y haber sido él mismo quien los dejara; y ahora saber que no podía dejar de desearlos, de amarlos.

Pensando que teniendo a Yunho le dejara por la profunda e inevitable atracción por el castaño oscuro… y que hubiera terminado por renunciar a Jae por no poder vivir sin las atenciones del moreno. Era una locura, amar a dos personas con la misma intensidad n era concebible, no podía ser su realidad… porque no puedo tenerlo todo… porque se ha quedado sin nada.

ChangMin estaba en una de las Salas de Música de la disquera, sentado en el banquillo del piano, pasando sin sentido sus dedos por las teclas, dando vida a una música sin alma, sintiéndose miserable por envidiar lo que ahora Jae y Yunho tienen, saber que fue novio de antes de cada uno y que ahora ellos salieran… era un auténtico dolor de cabeza.

- cómo puedo ser tan egoísta, cómo puedo extrañarles a ambos, tuve mi oportunidad con Yunho y la dejé ir cuando la pasión por Jae nubló mis sentidos, le tuve a él y le dejé por querer volver otra vez con quien era mi mayor seguridad… pero ahora que ellos dos están juntos, no puedo evitar querer ser yo el que les de el placer que entre ellos se otorgan… - sacó su móvil y pasó por las fotografías que en él conserva… - Te Amo Jae… - una foto de ellos dos sonriendo cuando grababan su último MV… - Te Amo Yunho… - una nueva imagen, el moreno y él abrazados en el balcón del departamento, varios meses atrás…

El sonido de la puerta abriéndose lo sacó de sus pensamientos, guardó rápidamente su móvil antes de voltear a ver a quien había interrumpido su momento privado de autocompasión.

- supuse que estarías aquí… - le dijo con una sonrisa dulce…

- Jae… - susurró el menor, en momentos como ése, es cuando menos quisiera estar a solas con su expareja… - creí que habías ido con Yunho a, por ahí…

- el manager lo llamó justo cuando salíamos, así que tuvimos que volver, ahora mismo deben estar hablando…

- y Junsu y Yoochun?

- extraviado haciendo de las suyas en algún lugar… - sonrió con picardía…

Min amaba esa sonrisa, lograba que sus hormonas se encendieran en un dos pos tres y todos sus sentidos se impregnaran del castaño oscuro, que sus más bajos instintos despertaran y no pudieran contener el deseo de tomarlo como tantas ocasiones cuando fueran pareja. y cuando un poco de cordura volvió a su cuerpo, se dio cuenta de que tenía al mayor sobre el piano, el sonido de las teclas presionadas por el trasero de Jae lo había traído de vuelta a la realidad. Acababa de devorar esos rojizos labios con la misma pasión desenfrenada de siempre, la que solo el castaño oscuro despertaba en él…

- no está bien que hagamos esto, Min… - murmuró el mayor con la respiración agitada, sus manos apoyadas en el pecho del menor…

- lo sé… - dio un paso atrás, permitiendo al mayor levantarse. Pero sus miradas no se despegaban, sentían como sus cuerpos se atraían cual imán al magneto.

Sus bocas se fundieron en un nuevo y más fogoso beso, sus lenguas enredándose con lujuria, una mano de Min en la nuca de Jae para mantener la profundidad de esa candente muestra de pasión; las manos del castaño oscuro comenzando a palpar el torso del menor bajo su playera. Se separaron por la falta de aire, sin decir nada, dejándose llevar por el fuego de la llama ya encendida.

El mayor bajó la tapa que cubre el teclado del piano y se sentó ahí para permitirle al menor desnudarlo y tener acceso a su cuerpo, a las caricias sobre su ardiente piel. Y Min no desaprovechó tan grata oportunidad de hacerlo suyo una vez más, después de poco más de un mes sin sentir un cuerpo desnudo contra el suyo. Dejó que sus manos viajaran por su torso en tanto subía la playera del castaño oscuro y se la sacó con parsimonia por sobre la cabeza, desordenando su flequillo, admirando el carmesí en sus mejillas producto de la excitación; después se deleitó con el perfectamente esculpido torso de Jae, acariciando con fervor, tocando y jugando con esos pezones que hacían gemir a su amante con un concierto de sonidos que escapaban desde su garganta e incentivaban su propia libido.

Llevó su boca a su cuello, besando con parsimonia apasionada su blanca piel, suave y tersa como el pétalo de una rosa, lamiendo para sentir su sabor y escuchar esa otra clase de jadeos que le recordaban que ese era uno de sus puntos más sensibles. Luego sus labios bajaron y se perdieron por sus hombros descendiendo nuevamente por su pecho y más abajo hasta los pectorales y ese pequeño orificio en su vientre en donde le gustaba jugar con su lengua, el castaño oscuro aprovechó para sacarle la playera y desabrochar los pantalones del menor…

- sabes cuánto me gusta sentirte dentro… - voz sensual y mirada lasciva, los pantalones de Min bajaron con todo y su ropa interior, tomó entre sus manos su erección…

- mmhhh, así Jae, aahhh… - gemía sin reprimirse, tomando con sus temblorosas manos (por la excitación del momento) los pantalones del mayor para deshacerse de ellos también… - mmhhh, espera, no quiero terminar sin ti… - los masajes en su erección cesaron…

- lo sé, quiero tu semilla en mi interior… - Jae abrió sus piernas y se inclinó ligeramente hacia atrás sobre el piano, dejando su trasero ligeramente levantado para que Min tuviera acceso a su intimidad…

- eres tan hermoso Jae… - jadeó mientras su amante lamía y chupaba sus dedos sin dejar de dedicarle esa perversa mirada. El castaño oscuro podía parecer tierno y en ocasiones hasta femenino, pero era lava ardiente en un volcán por hacer erupción…

Llevó dos de sus dedos a la entrada del mayor, introduciéndolos al mismo tiempo, el castaño oscuro gritó suavemente, pero después de tantas ocasiones en que ha sido penetrado por Min y su actual pareja, su pasaje se ha ido acostumbrando a esas invasiones de la preparación. El menor sacaba y metía sus dedos con un ritmo medio, haciendo círculos para obtener una dilatación más rápido y menos incómoda para Jae, quien comenzaba a gemir con placer, por lo que agregó el tercer dedo, sintiendo cómo las caderas del mayor se mueven hacia atrás y adelante al compás de sus dedos, y cuando notó que ya estaba listo, los sustituyo por su despierta erección adentrándose en él de una sola embestida, quedándose quieto por unos instantes para que su amante se acostumbrara a su intromisión…

- se divierten?...- voltearon hacia esa voz varonil que tan bien conocen ambos, por mera inercia, el menor retrocedió saliendo de Jae, quien gritó porque eso le había causado un poco de dolor por la brusquedad del movimiento…

- puedo explicarlo, Yunho… - pero era claro que el menor no podía hacer tal cosa…

- claro, lo imagino… - dijo con sarcasmo el moreno, acercándose a ellos con una indescifrable mirada que tenía un peculiar brillo… - es que Jae es como una droga, no Min?... – el moreno tomó a su novio por la cintura haciéndolo bajar del piano, en donde luego él se sentó…

- Yunho… - murmuró el castaño oscuro al no entender lo que estaba pasando…

- yo tampoco podría vivir sin él, como tampoco puedes hacerlo tú… - el moreno desabrochó sus pantalones y los bajó hasta sus muslos, apartó su ropa interior y dejó al descubierto su dormido miembro… - no voy a privarte de su hermoso cuerpo, pero no voy a permitir que jueguen sin mí… - hizo que Jae quedara de frente a él y de espaldas a Min… - pídeselo, amor… - el mayor sonrió con picardía ante la lasciva mirada de su novio…

- hazme tuyo, Min… - susurró con voz seductora, agachándose para llevar su boca al miembro de su novio, dejando su trasero a disposición del menor…

- mmhhh, anda Min, ámalo como sé que deseas, aahhh… - el moreno seguía jadeando y gimiendo conforme la boca de su novio lo iba excitando…

El menor no podía negarse a tan tentadora oferta, después de todo las dos personas que más ama estaban ahí dispuestas a dejarle formar parte de su entrega. Tomó por las caderas al mayor, le abrió un poco más las piernas y volvió a penetrarlo de una sola vez, comenzando a moverse inmediatamente, embistiendo lentamente…

- aahhh, sí, mmhhh, más… aahhh, dame más… - gemía le moreno, pero el menor tuvo la impresión de que lo decía como si fuera Jae quien hablaba, era tal vez porque la atención que la boca del castaño oscuro brindaba a la erección del moreno era determinada por el ritmo de sus estocadas, porque conforme más profundas y rápidas, más gozo veía marcado en el rostro de Yunho… - mmhhh, sí, así, aahhh… - sus dedos enredándose en la cabellera del mayor, quien subía y bajaba con su boca en toda la extendión del moreno, dejando que su lengua lo acaricie, sintiendo ese trozo de carne hincharse y arder completamente excitado… - aahhh, basta, Jae… - su novio frenó, incorporándose apenas un poco…

- mmhhh, Min, aahhh… - seguía gimiendo… gemidos que habían sido ahogados antes por la erección de su novio en su garganta…

- espera… - susurró el moreno en el oído del menor, parado de frente a su novio, quien de un segundo a otro se supo prisionero de dos ardientes cuerpos… - no quiero que terminen sin mí… - dicho lo cual, sin moverse de su lugar y viendo que el menor le había hecho caso, llevó sus dedos a la boca del castaño oscuro para que los humectara.

Las erecciones del YunJae se friccionaban con esa postura, mientras la de Min continuaba apresada en las estrechas paredes del mayor. El moreno le pidió al menor que abriera un poco sus piernas, y como lo hiciera éste con Jae, el moreno metió dos dedos en su intimidad al mismo tiempo…

- aahhh, Yunho… - gimió con un dejo de dolor…

- relájate, el placer llegará pronto… - murmuró el moreno, sin detener su actividad, moviendo sus dedos en círculo, entrando y saliendo con rapidez…

- mmhhh, aahhh… - gemía el mayor, porque aunque pocos y pausados los movimientos de sus amantes, era suficiente para que su erección siguiera friccionándose contra la del moreno, y los movimientos que éste hacía en el menor, conseguía que las caderas de Min se movieran suavemente contra él…

El moreno besó a su novio con lujuria a la vez que introducía el tercer dedo en su amante, y éste le besaba el cuello al mayor dejándole una marca. Después Yunho dejó la boca de Jae y buscó la de Min, quien se entregó sin reserva alguna a su ardiente voluntad, el castaño oscuro aprovechó y succionó en el cuello de su novio para marcarlo también. Instantes después le moreno se colocó a espaldas del menor…

- tendremos que buscar una posición cómoda para los tres… - sus palabras llegaron a oídos de los otros dos…

Fue el propio Jae quien se movió primero, alejándose del menor, volvió a sentarse en el piano y dejó su intimidad al descubierto, las piernas abiertas…

- la tercera es la vencida, así que más vale que me lleven al paraíso ésta vez… - su imagen era la perfecta muestra de la sensualidad desbordante, desnudo, con su erección excitada, su intimidad al descubierto, su blanca piel cubierta de sudor y moteada por un tono carmesí producto de la propia temperatura… era el pecado de la lujuria en carne y hueso…

Sin hacerle esperar más, el menor se acercó y lo penetró por tercera ocasión, a la vez que sentía que el moreno entraba en su interior… tres gemidos roncos resonando en la Sala.

Yunho comenzó con las estocadas, marcando el ritmo que Min dejaba contra las caderas de Jae, acelerando rápidamente su cadencia, entrando y saliendo en un vaivén casi salvaje, gimiendo en el oído del menor, deleitándose con los jadeos emanando desde la garganta de su novio y su amante, observando el semblante de gozo en el mayor, escuchando el húmedo sonido de las estocadas del menor contra la intimidad de su novio. Tres cuerpos unidos en una candente danza de lujuria desenfrenada.

- mmhhh, atiéndelo, Minnie… - susurró el moreno…

El menor respondió entendiendo lo que el líder decía, tomando entre sus manos la palpitante erección del mayor, acariciando su extensión, masajeando con fuerza y rapidez, subiendo y bajando, de la misma manera en que entraba y salía con profundas estocadas de su interior.

Para Jae aquella experiencia era realmente la más placentera y lujuriosa que ni en sus más perversas fantasías había imaginado. Disfrutaba de esas caricias en su ardiente miembro, de esa caliente erección entrando y saliendo de su interior, de ese compás de caderas que le arrancaba sonoros gemidos, de aquéllos que escucha en la varonil voz de su novio y su amante, siendo él quien tenía la mejor percepción pues puede ver la expresión gozosa de ambos, la forma en que el moreno embiste contra el menor, la firmeza con le toma del trasero para llegar más profundo, como sabe lo hace con él… mucho… demasiado placer…

- aahhh, mmhhh, me voy… aaahhh, correr… - anunció el mayor…

- dónde lo prefieres Min, aahhh, en su interior o en esa boca de dios, mmhhh… -

- aahhh, aahhh, yo… mmhhh… - pero el menor no podía pensar, no podía hacer más que disfrutar del momento…

El moreno sonrió ante su incapacidad para decidir, esos dos que tanto amaba estaban disfrutando del mayor de los placeres, y él estaba dispuesto a verlos así de felices y plenos siempre… escuchó el ronco gemido de Jae cuando se corrió en la mano del menor, vio la manera en que arqueaba su espalda y cerraba los ojos, su boca entreabierta, los cabellos húmedos pegados en su rostro, la respiración intermitente, los espasmos… poco después fue turno de Min, tres estocadas profundas, un ronco gemido, su cuerpo temblando, su semilla ocupando la intimidad del mayor.

Yunho salió del cuerpo del menor, quien le miró un poco confundido, sabía que aún no terminaba… vio que les sonreía a los dos y llevaba su mano a su propia erección y se masajeaba con fuerza…

- quiero terminar en tu boca, Minnie… - el menor se arrodilló y succionó de su virilidad por unos pocos segundos, porque luego sintió la esencia del moreno liberarse en su boca, tragando con gusto esa espesa y salada semilla… - mmhhh… - gimió ronco, su propio cuerpo alcanzando el orgasmo…

Después el menor besó profundamente a Jae, compartiendo de esa manera la esencia del moreno, y luego cada uno le besó para dejarle probar. Y cuando se hubieron recuperado del orgasmo…

- bueno, ahora tengo dos novios… - aseguró el mayor con una sonrisa, comenzando a vestirse… - no me gusta la palabra “amante”, así que prefiero decir que los dos son mis novios…

Ni Yunho ni Min objetaron a sus palabras, después de todo, en una tal vez retorcida manera, los tres se amaban con la misma intensidad, y les resultaba imposible estar separados. Una vez vestidos, con sendas sonrisas plantadas en sus bocas, los tres muchachos abandonaran la Sala de Música, donde un piano mudo fue su fiel testigo de la primera vez juntos… los tres.

FIN

14 comentarios:

  1. Anónimo7/01/2009

    esta hermoso me ha encantado eso xicos T.T se aman waa me fascino gracias por tan lindo one shot!!felina y gracias yukki!!! por subirlo atte: nono xD el nuevo virus

    ResponderEliminar
  2. POR EL DIOS BI-RAIN!!!!!!

    que ha sido eso!!!
    me gusto mucho xD
    encantador felina!!!

    waaa gracias por subirlo yuuki xD
    esta mas ke genial!!!

    me retiro jeje
    ya es algo tarde!!!

    bye...

    ResponderEliminar
  3. wauuuuuuuu mi corazon palpita de solo leerlo como me gustaria verlo jejejeje..hayyyy...ya tengo pensamientos x3..jejejejeje y es culpa de jaeeee es perfecto...XD

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8/16/2009

    he terminado con la boca abierta y babeando el teclado por dios que oneshot tan bueno

    ResponderEliminar
  5. MARITZA9/21/2009

    HAA NECESITO AGUA FRIA O ALGO PARA SACARME ESTA CALENTURA QUE TENGO GRACIAS POR TU FIC ESTOVO DE CALENTURA Y PERVENCION.

    ResponderEliminar
  6. uaaa q trio
    es genial el yunjaemin
    felicidadesss

    ResponderEliminar
  7. LO AMEEEEEEEE! lejos el mejoor yunjaemin ;O;

    ResponderEliminar
  8. Lo as echo como siempre lo abia soñado! *O*
    ti amo molto!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo4/18/2010

    jajaj ke suerte...kien fuese piano...

    ResponderEliminar
  10. LatinCassiopeia4/20/2010

    *o* mi trio mi trio, FITHING!!! estoy orgullosa ToT jojojo

    ResponderEliminar
  11. agggggggggg q denso, waaaaaaaaaaa jae tan sensual, me dio muxo calor, mi imaginacion es muy buena hehe, vaya, como envidio a min, quiero tener al salvaje yunho conmigo haha

    ResponderEliminar
  12. Anónimo10/28/2010

    O.o
    aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    ke lindo y ke sexoso e_e
    me encanto wiiiiiiii

    ResponderEliminar
  13. Anónimo6/09/2011

    Wao k orgía se m cae la baba ,mi jae siempre tiene k tan irresistible O_o ,kien no kisiera ser piano para disfrutar d los 3 a la vez
    gracias x el fic me encanto *o*

    ResponderEliminar
  14. carotonkis6/14/2011

    WOow por dios es increible este trio me ha amaravillado es tan provocativo y dios *Q* en serio felina como siempre mis respetos escribes muy bien esta super este one shot

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD