Almendras & Café

6 comentarios
Título: Almendras & Café
Autor: Axy
Pareja: YooSu
Género: Slash, Romance
Extensión: Oneshot
----

-Me gustas- me había dicho de repente, entre risas luego de haber comenzado una pelea de palomitas de maíz. Habíamos terminado riendo en el suelo, yo estaba echado boca arriba, cuando él se puso sobre mí y me lo dijo.

De por sí siempre que estaba con él mi corazón latía a mil por hora y mi piel se estremecía cada vez que nos tocábamos casualmente. El me había gustado desde que nos convertimos en amigos cercanos. Nunca había querido conformarme solo con su amistad, y mientras más pasaba el tiempo yo mas lo quería, pero a la vez mas me convencía de que él nunca se fijaría en mí, que siempre iba a ser su mejor amigo y nada más.

-Junsu me gustas- repitió acomodando unos cabellos sobre mi frente.
Y yo seguía allí, sin hacer ni decir nada, mis neuronas murieron la primera vez que lo dijo. Había sentido la sangre subir hasta mis mejillas y un claro revoloteo en mi estomago me había hecho sentir feliz. El seguía sonriendo mientras me miraba, sus manos apoyadas en el suelo a cada lado de mi cintura; su cabello ahora corto caía casi hasta la mitad de su frente, haciéndolo ver más maduro de lo que realmente es; sus labios entreabiertos en una sonrisa demasiado dulce y perfecta como para ser dirigida hacia mí.

-…dilo…dilo de nuevo- susurré sin pensarlo, llevando mis manos a su cuello.
Su sonrisa se amplió deslumbrantemente.

-Me gustas Su, me encantas- se acomodó sobre mí, sin aplastarme con su peso, apoyándose ahora a cada lado de mi pecho. Mis manos seguían en su cuello, jugando con su cabello.

-Dilo otra vez- volví a pedir, deslizando mi mano derecha hasta su mejilla, rozando con mi pulgar sus gruesos labios.

-Me encan- lo besé… una, dos, tres veces. Nos quedamos mirándonos, era como un sueño. Lo besé una cuarta vez, ahora probando sus labios, sintiendo lo suave que eran. El tomo el mando de nuestro beso y atrapó entre sus labios mi labio inferior, haciendo presión. Comenzó a darme besos cortos y dulces. Pequeños piquitos que me hacían sonrojar cada vez más.

Terminamos ambos sobre la alfombra uno al lado del otro. Uno de sus brazos rodeaba mi cintura y su mano libre estaba sobre mi mejilla. Mis manos seguían ancladas a su cuello. Me dió un último beso y suspiró sonriente.

-Junsu- acarició mis sonrojos con sus pulgares.
-Y-Yoochun- respondí algo anonadado aún, mi cerebro estaba procesando las cosas muy lento.

De repente miró por sobre mi hombro y se puso de pie jalándome a mí también, quitó la ya olvidada película y puso cualquier canal en el televisor, acomodó la alfombra y antes de llevarse los recipientes con palomitas de maíz que sobrevivieron al ataque, me empujó suavemente del hombro, haciendo que me siente en el sofá.

La puerta de la casa se abrió y entró Yunho-Hyung con el Maknae, a la vez que Yoochun salía de la cocina, tomaba unas llaves de la mesa y se detenía junto a ellos.

-Jae-Hyung me acaba de llamar, me pidió que vaya por él, ya vuelvo- dijo… y se fue… sin mirarme ni decir nada… ¿Qué rayos había sido eso? ¿Habíamos estado… besándonos?... oh Dios.

-Hyung ¿estás bien?- Changmin se había sentado a mi lado, tomando el control de la tv.
-Minnie, ¿Qué significa cuando dos personas se están besando por primera vez y luego una se va como si nada sin siquiera voltear a ver a la otra?- me miró extrañado a más no poder y estalló en risas. Lo miré incrédulo.

-Lo siento, jajaja, es que fue muy de repente. Jajaja que pregunta más rara Hyung. No sé, quizás el chico solo está jugando con ella o no le importaba más que para besarla. ¿Por qué?-

-Ah… no, lo vi en la tv… me voy a dormir- dije levantándome del sofá.
-¿No cenarás?- no respondí… o al menos mi boca no respondió, camine automáticamente a mi habitación, me metí a mi cama y enredado en mis pensamientos confundidos me dormí.

2:30 de la mañana, un gruñido por parte de mi estomago me despertó. Me levante a regañadientes y fui a la cocina, saque un poco de kimchi del refrigerador y me senté sobre el mueble disponiéndome a comer. Y en ese momento recordé… lleve las puntas de mis dedos a mis labios, aun podía sentir el sabor de los besos de Yoochun. ¿El habría estado jugando conmigo? Mi estomago gruño otra vez. Comencé a comer. ¿En serio le gusto… o solo quería besarme? No… el no haría eso… ¿o sí? Pero según Changmin… alto, según Changmin ¿yo soy la chica? Bueno no creo que Yoochun sea la chica… no, definitivamente no… no sé qué hacer… ¡Idiota Yoochun! ¿Por qué tenias que besarme?... yo lo besé primero… ¿¡Por qué me dejaste besarte!?

Mi plato había estado vacio 10 minutos antes de notar que aun seguía allí en la cocina, atorado en mis pensamientos. Deje el plato en el lavabo y fui a lavarme los dientes. Menta… Yoochun sabia como a almendras y café, era delicioso. Suspiré. ¿Por qué seguía pensando en él?

Volví a mi habitación, deteniéndome en la de Yoochun. Abrí despacio la puerta, cerrándola tras de mí con el mismo cuidado. Me acerqué a él, arrodillándome al lado de su cama, observando con atención cada detalle de su rostro que la tenue luz que se colaba por las ventanas me permitía ver. Se veía tan indefenso, y su frente ahora al descubierto le daba un aire sexy hasta cuando dormía. Mi vista se quedo prendada en sus labios… quería probarlos otra vez. No… ¿Qué rayos estaba haciendo?
Me levante y di media vuelta, volviendo sobre mis propios pasos.

-¿Junsu?- su voz me hizo saltar del susto, haciéndome voltear inmediatamente.
-Junsu ¿Qué haces allí?- se sentó de piernas cruzadas sobre la cama, frotándose los ojos. Yo no había respondido, se quedo mirándome y luego estiro su brazo hacia mí, haciendo un ademán con la mano para que me acerque. Camine hacia el por inercia, con el corazón confundido y asustado. Tomó mi mano y haciéndose a un lado me obligo a sentarme. Sin haberme soltado entrelazó sus dedos con los míos. No sabía qué hacer.
-Yoochun ¿estás jugando conmigo?- pregunté sin dudarlo un segundo más. Sus ojos volaron a los míos, mirándome con sorpresa y confusión.

-¿Qué? ¿Por qué piensas eso?-
-Porque Changmin dijo que si alguien se iba de esa manera sin siquiera mirar atrás a quien unos momentos antes estuvo besando, era probable que esté jugando o aprovechándose de la otra persona…- solté de corrido.

-o era probable que su Hyung lo llamara por teléfono diciéndole que estaba escondido en un callejón a cinco cuadras del apartamento porque un grupo de fans lo estaba persiguiendo-
Me sentí avergonzado por mi actitud…
-Su… ¿creíste que estaba jugando contigo?- preguntó despacito, alzando mi rostro con su mano en mi mentón.

-No sé…- susurré -… y tuve miedo de no saber…-
-Junsu, me gustas, me encantas. No quiero que vuelvas a pensar eso… yo nunca jugaría con tus sentimientos ni me aprovecharía de ti Su… porque en verdad te amo-
Sentí toda la sangre de mi cuerpo subir a mis mejillas. Y ese revoloteo en mi estomago que me hacía sentir feliz volvió a aparecer. Me abracé a su cuello y sentí los latidos de su corazón tan alborotados como los míos. Y así abrazados terminamos recostados en la cama.

-Tenía miedo…- le dije -… tenía miedo de no saber, porque tú también me gustas-
Ladeo su rostro buscando mis labios, me besó con demasiada ternura, haciéndome sonreír. Devolví cada uno de esos deliciosos besos con todo el amor que podía darle.
-¿Quieres ser mi novio Baby?- preguntó dándome piquitos en la boca. Asentí sonriente.
-Te amo Junsu- me susurró sonriendo.

-Yo también te amo Chunnie- y me estiré un poco para besarlo.
-No puedo esperar para decirle a los demás. Mañana compraré un postre y les diremos. ¿Algún sabor en especial?-

Mmm… un sabor en especial… antes de contestar lo besé con parsimonia, analizando todas las sensaciones que me provocaban esos adictivos labios gruesos. Y de un momento a otro el chocolate dejo de ser mi sabor favorito.

-Amo la combinación de almendras y café- respondí.
Y continúe saboreando los labios de ese Yoochun que toda la vida seria para mí.

Fin

6 comentarios:

  1. Ah~ Me derrito xD
    Los pintaste tan tiernos, que en serio, estoy ahora mismo en el mundo de la gominola, jaja.
    Yo también habría pensado lo peor si tras un momentazo como ése me dejasen plantada sin una palabra... No Yoochun, por mucho que peligrara la integridad física de Jae, esas cosas no se hacen... xD

    Lindo fic. Gracias por escribirlo ^^

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/18/2011

    ay Dios cuanto amooooooor, cuanta miel entre los dos, son tan tiernossssssss....ohh los amo a los 2.
    Debi

    ResponderEliminar
  3. Nooooooo~ hace tiempo que no leía un YooSu TAN precioso como este ;___; ♥ Te amo~

    ResponderEliminar
  4. amo los yoosu asi de tiernos :3 lo amé, simplemente hermoso

    ResponderEliminar
  5. awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww.....

    sabra dios pork no leia yoosus

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1/17/2014

    Ahhhhhh yo tambien quiero almendras y cafe :3
    Me encanto!! Es todo amor y dulsura!!! Awwww cursi miiiil!!
    Gracias por escribir!! :D

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD