El Fin Del Mundo

4 comentarios
Título: El Fin Del Mundo
Autor: Jesús de Hamasaki
Parejas: JaeMin / HoMin
Género: Angustia, Drama, Slash, Lime
Extensión: One-Shot
ADVERTENCIA: Violencia, Muerte de un personaje

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
PALABRAS DEL AUTOR: ¿Qué será que me gusta ver sufrir al pequeño Changmin? Jajajaja *risa maniática*. Pero ya enserio, mi primer (intento de) One-shot. Se me ha ocurrido al ver una pareja de novios pelear frente a mi casa ._.' (aun que la historia no tiene nada que ver con esa pelea, solo fue la “inspiración”).
Creo que me maché con el mini epilogo...
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

Era la mañana del 21 de Diciembre del año 2012, los “creyentes” esperaban ver a ciudades enteras bajo el agua, huracanes y terremotos dejando desastres a su paso, fuego ardiendo en cada rincón del planeta, muertes inevitables a todo momento... Pero no era así, era una mañana soleada y despejada, con un claro cielo azul en ella, eso si, el frío era una de las cosas que no se podía soportar pero era normal ya que en esa época del año solía haber frentes fríos muy frecuentes.
Changmin abrió los ojos lentamente al sentir los tenues rayos del sol, aún estaba en su cama acostado, desnudo y con aquel cuerpo detrás de él igualmente desnudo, los brazos de aquel cuerpo lo tenían sujeto por su pecho y por su cuello, como si tratara de detenerlo. Lentamente y con mucho cuidado quitó lo brazos de aquel rubio que ya hacía a su lado. “Dios mio, ayúdame... que no se despierte” rogaba. Con mucho trabajo logró quitarse de encima a aquel muchacho. Tomó ropa limpia de su cómoda, una toalla y se dispuso a bañarse; a duras penas se metió en la bañera y se quedó pensando un momento, entonces miró uno de sus muslos y divisó que todavía seguía ahí, aquella mancha de sangre seca seguía dibujada en sus dos muslos, un nudo se formó en su garganta y las lágrimas querían resbalar por su rostro por él no las dejó. Salió de la bañera y se puso la toalla alrededor de su cintura, se dirigió al espejo que allí mismo estaba, agarró su cepillo de dientes, les untó pasta dental y se cepillo aquellos blancos dientes, su mirada se volvió al espejo; aquella marca de color purpura, aunque no muy grande, se podía notar en su cara a simple vista, su brazo derecho también dibujaba una inflamación del mismo color. Cambió la camiseta que había escogido para ponerse por una camisa de manga larga, se puso sus jeans azules y unos lentes grandes y oscuros fueron puestos delante de sus ojos, no es que se sintiera una persona demasiado importante, sino que el tenía sus razones para usarlos y también razones tenía para haber cambiada una camiseta por una camisa de manga larga... Y esa razones tenían nombre y apellido: Kim Jaejoong, aquel chico que seguía dormido en la cama de Changmin.

~FLASH BACK~

A JYJ por fin le habían dado las vacaciones que tanto merecían, Junsu y Yoochun fueron a pasar las fiestas desembridas con sus familias... pero Jaejoong decidió ir de “visita” con su todavía novio Changmin.
La madrugada del 16 de Diciembre un avión arribó desde Japón al aeropuerto de Seúl, Korea. Jae venía bajando de él, no le aviso de su llegada, quería llegar de “sorpresa” según él, tomó su equipaje y paró un taxi indicándole a donde debería ir. “Ahora si Changmin, no te la vas a acabar” era lo único en lo que pensaba, esbozando una sonrisa de lo más sínica, el taxi se detuvo frente a un condominio de apartamentos, Jae pagó al taxista, tomó su equipaje y se dirigió hasta el departamento donde Changmin vivía y tocó la puerta.
Al escuchar los toquidos casi desesperantes en su puerta decidió levantarse y ver quien tocaba así a altas horas de la noche, seguro sería Yunho que vino por su chamarra que olvidó en el sillón la tarde que estuvo allí.
-Ya voy... Ya voy- Decía con desanimo al notar que los toquidos se hacían más molestos.
Al abrir la puerta sus ojos se abrieron como platos al notar quien estaba parado frente a él. Pensaba que todo su sufrimiento al lado de él había acabado cuando se habían separado.
-Hola Changmin...- Dijo el rubio tomando el cuerpo de el menor entre sus brazos dándole un profundo y largo besó.
-J-J-Jae- Habló un poco atemorizado. -¿Q-Qué haces aquí?- Preguntó.
-A los chicos y a mi nos dieron vacaciones, aquellos se fueron con sus familias y... yo decidí venir aquí contigo a pasar un INOLVIDABLE navidad- Le respondió haciendo un puchero de lo más hipócrita.
Changmin le miró atemorizado y Jae caminó hasta sentarse en uno de los cómodos sillones de la sala.
-¿Quieres un café?- Preguntó.
-Si, por favor- Respondió
Jaejoong veía a Min estar en la cocina preparando el café y su lujuria por él crecía a cada momento al verlo con esa pijama que le hacía ver como su fuera un animalito indefenso. De pronto se sintió un tanto incomodo y supuso se había sentado en algo, se levantó y jaló lo que hacia todo incomodo y miró desconcertado el objeto, una chamarra.
-¿Changmin?- Preguntó.
-¿Qué pasa?- Respondió mientras oía los lentos pasos de Jae acercarse, su corazón se aceleró.
-¿Qué hace la chamarra de Yunho aquí?- Preguntó en un tono serio, casi enfadado.
Changmin la miró, luego le miró a él y tragó saliva.
-¿Y bien?- Volvió a preguntar Jae. -¿Qué hace esto aquí?-
-...Se le olvidó- Y volvió con los preparativos del café.
-Ha...- Soltó. -¿Estuvo aquí hoy?-
-...Si-
-Ha...-
-...-
-¿Y que hicieron?- Preguntó con esa serenidad que no daba confianza a nadie.
-Nada. Solo charlamos, comimos y jugamos videojuegos- Respondió con toda la verdad.
Jaejoong se acercó a Changmin hasta quedar detrás de él y comenzó a besar su cuello posando una mano en sus caderas y la otra acariciando sus cabellos, lo que puso helado al menor.
-Ay Changmin... no me quieras ver la cara de idiota- Esta vez su mano tomó fuertemente sus cabellos.
-Agh...- Se quejó Changmin ahogadamente.
-¿Tu crees que puedes esconder con excusas falsas que ese idiota de Yunho te tiene cuando él quiere?- Preguntó con una furia en su tono de voz.
-No, Jae. Yunho y yo solo somos amigos, nada más- Changmin sentía el dolor que Jae le provocaba jalando de sus cabellos. -No hemos hecho nada malo-
-¡CALLATE!- Le gritó en el oído lo que lo aturdió.
-Ya por favor, Jae. Suéltame- Le dijo con lágrimas de dolor brotando de sus ojos.
-Jeje, si Changmin, te soltaré. Pero después de que logre mi cometido- Dijo pícaramente, lo que hizo comprender a Changmin que es lo que pasaría.
Jaejoong lo arrastró hasta su habitación y lo aventó a la cama donde se posó sobre él y salvajemente lo despojó de sus prendas, él hizo lo mismo.
-Ahora veras “Minnie”, con esto comprobaras que soy mejor que ese idiota- Le decía esbozando una enferma sonrisa en su rostro.
-No Jae, por favor no l... HAAAAAAA!!!!- Lloraba y gritaba a todo pulmón el menor sintiendo como el rubio entraba y salia de él sin piedad.
A la mañana siguiente se sentía muy a dolorido, seguía llorando pero ya no tanto como en la madrugada.
-Changmin...- Jae entró con una bandeja y sobre de ella el desayuno hecho.
Changmin se alteró al verlo, pero simplemente trató de disimularlo.
-Come, anda- Le dijo con una amabilidad que daba miedo, Jaejoong estaba como si nada hubiera pasado.
Changmin no quería problemas con él, así que le obedeció.
-Changmin. ¿Qué tal si hoy te quedas aquí conmigo?- Le preguntó con una sonrisa en la cara.
-Pero Jae... hoy tenemos muchas cosas por hacer, no podemos retrasarnos en nada-
-Anda, nada más por hoy... ¿Sí?-
Changmin de verdad lo dudó, pero no tuvo más remedio que aceptar, no quería problemas.
-De acuerdo. Solo déjame llamar para avisar-
Y Jae le pasó el celular. Changmin se resignó a marcar.
-¿Bueno?-
-Hola Yunho-
-¿Qué pasó Min? Tenias que estar aquí hace 5 minutos-
-Perdón Yunho, pero no podre ir. Veras, no me siento bien-
-Hum... bueno, entonces yo aviso aquí y cuando me desocupe voy a verte-
-...-
-¿Changmin? ¿Sigues ahí?-
-No, digo si. Pero mejor no vengas, no quiero contagiarte, mañana nos vemos-
-Ok, cuídate mucho Changmin-
-...Trataré-
Y colgaron.
~FIN DE FLASH BACK~


Desde ese momento jamás le menciono a Yunho que Jae estaba en Korea, mucho menos le dijo que está con él.
Salió de aquel edificio y se dirigió a SM donde Yunho lo esperaba, al llegar lo vio ahí, sentado frente a un tablero de mezclas haciendo y revisando los últimos arreglos de las nuevas canciones junto con el Staff.
Le miró.
-Hola Changmin- Le saludo con una sonrisa en su rostro y se le acercó. -¿Qué traes puesto? Pareces una mosca Jajajaja- Rió. -Wow, veo que ahora si vienes elegante, casi nunca de vemos con camisas de manga larga-
Changmin esforzó una sonrisa.
-Quítate eso ojos de mosca- Le dijo Yunho bromeando y tratando de quitarle los lentes.
-No Yunho, por favor- Lo intentó detener, pero no lo logró.
La sonrisa de Yunho se desvaneció al ver la notable marca purpura en su ojo izquierdo.
-Changmin... ¿Qué te pasó?- Le preguntó preocupado.
-Nada, no es nada, me resbale en el baño eso es todo- Mintió.
Yunho le miró dudoso.
-Bueno... ten más cuidado la próxima vez- Le dijo no muy convencido.
En ese momento el teléfono del mayor comenzó a sonar.
-¿Diga?-
-Yunho ¿que tal?. Soy Yoochun-
-Ha Hola, ¿Que hay Yoochun?-
-Solo hablo para saber si Jae llegó completo a Korea, jeje-
Yunho al escuchar esto se volteó hacia Changmin y le miró un poco decepcionado pero a la vez un poco molesto.
-No sabía que Jaejoong venía a Korea-
-¿No te le dijo Changmin? Jae dijo que se iba a quedar con él-
-No... no me dijo nada, pero no te preocupes Yoochun, Minnie esta conmigo y ya me confirmó que Jae si esta aquí-
-Uff... me alegró, bueno eso era todo, ¡Que tengas una Feliz Navidad Yun!-
-Igual Chunnie-
Colgaron.
Yunho se aproximó en silencio hasta Changmin que tenía la cabeza agachada. El mayor levantó el rostro de Min y lo revisó detenidamente.
-Que fuerte golpea tu baño, he- Le dijo Yunho en tono sarcástico.
-...-
-¿Por qué no me habías dicho nada Changmin? ¿No somos amigos?- Le reclamó.
-Yunho yo...-
-¿Qué? ¿Ahora me vas a decir que Jae no fue el que te hizo eso?-
Changmin bajó la mirada.
-Changmin, yo vi como ese desgraciado te trataba, desde que estábamos los cinco juntos siempre era lo mismo, Junsu y Yoochun los consideraban la pareja perfecta, pero no veían más allá de eso- Calló por un segundo. -Yo vi cuando te gritaba y te amenazaba. ¿Te acuerdas, he? ¿También te acuerdas que te engaño con Ryeowook y te celaba mucho Sandara?-
Changmin comenzó a llorar en silencio. Al verlo Yunho se sintió culpable así que se le acercó y le abrazó.
-Changmin, no llores- Le dijo. -Lo siento- Y lo abrazó más fuerte.
-Ahg...- Se quejó Changmin lo más discretamente posible.
-¿Qué pasa? ¿Te lastime?-
-No es nada- Volvió a mentir.
Yunho tomó la mano derecha del menor y sin previo aviso subió la manga de la camisa de Min dejando al descubierto aquel moretón en su antebrazo y lo fue descubriendo hasta toparse con otro moretón cerca de su hombro. Le miró y salió furioso de la habitación.
Changmin le miró alejarse.
-Yunho ¿A donde vas?. ¡Yunho!- Corrió tras él.
-...-
-Yunho espera- Le detuvo. -¿Qué vas a hacer? ¿A donde vas?-
-Jae no tiene derecho a tratarte así, ya lo verá-
-No Yunho, no vayas- Y lo detuvo abrazándolo por detrás.
Hubo un momento de silencio. Luego apareció él.
-Jajaja así te quería agarrar Shim Changmin- Dijo una voz a sus espaldas.
Changmin y Yunho voltearon al mismo tiempo.
-¿Se divierten Yunho?-
-¡Maldito Imbécil!- Gritó Yunho enfurecido al notar la presencia de Jae ante sus ojos. Se zafo del agarre del menor y se lanzó a golpes contra Jaejoong. -¡NO VUELVAS A TOCAR A CHANGMIN ¿ME ESCUCHASTE?!-
-¡TU NO ERES QUIEN PARA DARME ORDENES ESTUPIDO, ÉL ES MIO!-
Changmin los miraba aterrorizado. Lo único que pudo hacer fue pedir ayuda para que esos dos no se mataran el uno al otro.
-¡Ayuda por favor! ¡Seguridad!- Gritaba.
El llamado no se hizo esperar, dos agentes de seguridad aparecieron y separaron al par de fieras. Los agentes se fueron contra Jaejoong únicamente indicando que había sido el responsable de todo esto.
A Jaejoong le sangraba la nariz y su mejilla derecha estaba roja, Yunho por su parte, estaba sangrado de el labio.
Changmin y Yunho vieron como una patrulla se llevaba a Jae de aquel lugar.
Changmin soltó un suspiró de alivio mientras veía alejarse a la patrulla luego volteó a ver a Yunho que estaba terminando de hablar con unos oficiales y lo vio dirigirse hacia con él.
-Changmin...- Le dijo esbozando una gran sonrisa. -Ya todo acabó nada más vamos a tener que ir mañana a levantar la denuncia y atestiguar-
Changmin le miró incrédulo y pequeñas lágrimas cayeron por su rostro.
-No llores, Changmin- Le consoló sentándose a su lado y abrazándolo fuertemente. -Tranquilo, ya se acabó-
-Todo parece tan irreal- Dijo un poco más tranquilo.
-Pues no lo es, ya nadie más te hará daño- Le tranquilizó.
Hubo unos momentos de silenció y Yunho volvió a hablar.
-Ya sé, ¿Qué te parece si vamos al cine?... Para tranquilizarnos un poco digo- Preguntó sintiendo como se ponía rojo de la cara. -Yo te invito-
-...- Min no sabía que responder,
-...-
-Ok-
-Perfecto-
Entraron de nuevo al edificio, subieron por sus cosas, pidieron la tarde libre y se fueron en el auto de Yunho.
-Espera Yunho, tengo que cambiarme de ropa-
-¿Enserio? Si así te ves perfecto- Le dijo sintiendo como el solo rojo regresaba a su rostro.
A Changmin le pasó lo mismo, nadie le había dicho que se ve perfecto como esta vestido, ni siquiera Jae lo había hecho.
-G-Gracias- Dijo Changmin un poco apenado. -Pero no me siento a gusto con esta ropa-
-Ok, tu a vamos casa... digo vamos a tu casa-
Al llegar, Yunho estacionó el auto frente del condominio.
-Espérame aquí, no tardo- Dijo el menor para después salir corriendo a las escaleras del alto edificio, era una de las cosas que odiaba, vivir en el ultimo piso, el treceavo para ser exacto.

~YUNHO P.O.V.~
Salió de mi auto y lo vi correr hacia el interior del edificio, creo que va a tardar un poco y pues con mucha razón, vive en el ultimo piso, siempre me ha dicho que detesta vivir en el ultimo piso y le doy la razón pero nuestro manager dice que es mejor y más seguro.
Pobre Changmin, sufrió tanto los malos tratos de Jaejoong... maldito. De un modo me siento culpable por no haber hecho nada en el momento que yo veía a Jae maltratar a Changmin.
El teléfono en mi bolsillo del pantalón empieza a sonar y a vibrar. Lo saco de allí y contesto.
-Diga-
-¿Señor Jung?- Me pregunta la voz del otro lado de la linea.
-A sus ordenes, en que le puedo servir-
-Hablamos de la delegación...-
-Ha sí, como van con la denuncia- Pregunto interrumpiéndolo.
-Señor Jung, el Señor Kim Jaejoong ha escapado- Mi corazón se acelera al oír esas palabras “Kim Jaejoong ha escapado”.
Suelto el celular en el asiento del copiloto y salgo como puedo del coche para subir las escaleras de aquel enorme edificio, mi respiración se hace agitada y un escalofrío me recorre el cuerpo entero. Por fin llego, estoy delante de su puerta y sin dudarlo ni un segundo intento abrirla, no se como ni de donde saqué tanta fuerza para abrirla de una patada y la imagen que veo al entrar en el departamento es una de las más dolorosas que he visto jamás.
~FIN DE YUNHO P.O.V.~

~CHANGMIN P.O.V.~

Salgo del carro de Yunho y me dirijo hacia mi departamento subiendo las tediosas escaleras que conducen a él, desde que me mude aquí siempre he odiado vivir en el ultimo piso, pero que se le puede hacer, nuestro Jefe siempre ha dicho que es para mayor seguridad.
Introduzco la llave en la chapa y la giro. Que extraño, esta bajo llave, no recuerdo haberle puesto llave y se que Jae no tiene una copia de la misma... ¿entonces?.
Al entrar voy directo a mi habitación, preparo ropa limpia, agarro una toalla y me voy a la ducha, cuando termino vuelo a mi habitación y me arreglo para ya bajar con Yunho, peino mis oscuros cabellos cuando de repente oigo que vienen por el pasillo, seguro es Yunho, el muy desesperado viene a apresurarme... o por su chamarra que se me ha olvidado llevársela... no... Yunho no tiene tampoco las llaves de mi casa... dejo de cepillarme cuando la puerta se abre bruscamente y deja ver a quien menos quería ver.
-Jae...- Digo casi sin aliento y viendo por el reflejo del espejo en mi habitación a aquel endemoniado ser dirigiéndose hacia mi. ¿Pero que no se supone que estaba detenido en la delegación?
-¿Creíste que ya te habías deshecho de mi, he Changmin?- Me dijo mientras se posa detrás mio ladeando mi cabeza con su mano sujetándola desde mi cabello, me besa el cuello y yo no puedo hacer nada ya que mi cuerpo se paralizó del miedo. -¿Creíste que te iba a dejar a merced de Yunho así nomas? ¡Pues te equivocaste!- Me grita y mis lágrimas no se hacen esperar.
-Jae, por favor- Le suplico.
-¿Qué? ¿Suplicas por que te haga mio como muchas veces lo hice?- Me dice. -Como quieras- Y me lanza a la cama tratando de quitarme la ropa pero yo me resisto. -¡Quédate quieto estúpido!- Me ordena.
De un movimiento a otro y durante el forcejeo logro darle con el codo en la cara lo que lo hace detenerse y darme a mi la ventaja para salir corriendo de allí, pero antes de llegar a la salida lo escucho decir algo.
-Si no eres mio, no seras de nadie más-
Y siento como un objeto se clava en mi espalda a la altura del pecho, lo que me hace caer al suelo y empiezo a respirar con dificultad, la vista se me nubla y la escena final que veo es la puerta de la entrada abrirse salvajemente y alguien entrar por ella, después todo es oscuridad.
Tengo momentos de conciencia, pero son muy cortos. Veo que ya no es de tarde, esta anocheciendo, luces roja y azul típicas de una patrulla, luces roja y blanca típicas de una ambulancia, siento que voy como en una especie de camilla, con algo tapándome la boca pero que ese algo me ayuda a respirar, ahora me doy cuenta que voy dentro de la ambulancia... y alguien sostiene mi mano y pronuncia unas palabras que no puedo entender. Lo siguiente es una conversación de un doctor, me párese y no se quien más.
-La herida es muy profunda, no sabemos cuanto tiempo tiene, lo siento muchacho, deben estar preparados para lo peor- Lo oí decir, después, todo es penumbra.
No se si han pasado minutos, horas o días desde aquel incidente, no tengo noticias aún. Abro los ojos lentamente y lo primero que veo es a Yunho, Yoochun y Junsu frente a mi, también puedo divisar a mis padres y mis dos hermanas afuera de la habitación donde estoy.
-Y-y-y-un-h-o- Hago un gran esfuerzo por hablar.
-¡Changmin, Changmin!- Le veo hablarme con una sonrisa natural en sus labios.
-Minnie ¿Como te encuentras?- Me pregunta Yoochun.
-...Bien- Miento.
-Vas a ver que de esta sales Min- Me anima Junsu.
-S-si, Junsu-
Veo a mi familia afuera y pido que pasen y me dejen a solas con ellos. Dejo de encargo a mis hermanas que cuiden de mis padres y los obedezcan en todo y a ellos pido que no las desamparen y que también las cuiden, me despido de ellos dándoles un débil abrazo y salen de mi habitación.
Los siguientes en entrar son Yoochun y Junsu, ha ellos pido que no dejen solo a Yunho y que lo traten de animar cuando yo ya no este.
El ultimo fue Yunho...
-Yunho, perdón pero ya no vamos a poder ir al cine- Le digo esbozando una forzosa sonrisa.
-Calla, no digas eso, vamos a ir cuando te recuperes, por que te vas a recuperar- De un momento a otro Yunho comenzó a llorar.
-No, no llores Yunho- Le digo poniendo de nuevo una sonrisa.
-N-no t-t-e va-y-yas- Me dice con la voz entrecortada debido a su llanto. -N-no me d-d-e-je-s-s-
-No Yunho Hyung, si me recuerdas nunca me voy a ir-
-Changmin...- Me dice tomando una de mis manos y en un tono más tranquilo. -Nunca te lo dige... y me arrepiento por eso, pero... te quiero decir que eres la persona más importantes para mi, esa vez que Jae se te declaró yo lo iba a hacer primero pero te vi tan feliz cuando aceptaste su propuesta que no quise entremeterme y decidí deshacerme de toda ilusión contigo- Lo que acababa de decirme era realmente doloroso, si aquella noche después de esa presentación no hubiera aceptado la propuesta de Jae, Yunho seria mi protector y no mi verdugo como lo fue Jaejoong por años. -Te amo Changmin- Me dice por fin.
Es verdad, Jae me ofreció el sol, las nubes, la luna y las estrellas pero lo que no me ofreció fue cariño, que tonto y ciego fui. Cuando me engaño con Ryeowook jamás debí aceptar sus falsas disculpas, pero según él prometió no volver a hacerlo y yo caí de nuevo en su trampa. Medio mes después andaba en líos con la chica llamada Sandara, “Solo lo hago para divertirme un poco” me dijo tan sinicamente que volví a aceptar sus disculpas y su perdón.
-Yunho...- Le hablo. -Soy un tonto, de saber que Jae solo me quería para sexo no lo hubiera aceptado jamas- Lágrimas se escapan de mis ojos.
-No, Changmin yo soy el tonto y más, yo veía como era Jae contigo y jamás lo evite. Pero no te preocupes, ese maldito asesino ya esta pagando su sentencia en la cárcel, ahí se va a pudrir el desgraciado-
A Yunho lo amé y lo sigo amando, esa noche después de la presentación lo vi acercarse a mi y deseaba que me dijera que me amaba pero en medio de nosotros dos salio Jae con un ramo de rosas y me lo entrego y me dijo cosas hermosas, yo como un idiota me creí todas esas palabras y caí redondito a sus pies, después de esto me condene yo mismo al infierno. Soportar su dominio sobre mi, controlar mi forma de actuar, hablar, vestir y caminar, soportar sus amenazas, sus golpes, sus insultos, sus engaños, todo eso... ¿en verdad lo hice por amor?.
Esbozo otra sonrisa y cierro mis ojos.
-Yunho...- Le digo. -Yo también te amo, parece casi irreal y sin sentido, pero como no me queda mucho tiempo solo diré que siempre, desde que te conocí me enamoré de ti, aunque no lo haya parecido en los años que llevamos de conocernos- Le digo. -Solo espero que seas feliz, se feliz Yunho... se feliz-
Mi respiración y mi corazón se detuvieron como por arte de magia, escuche a Yunho gritar mi nombre y llorar fuertemente, a un doctor tocar mi inerte y helada mano revisando mis signos vitales ya extintos y dar la noticia de mi muerte.
~ FIN DE CHANGMIN P.O.V.~

Mini epilogo

Sigue siendo 21 de Diciembre del año 2012, es de noche y faltan unos cuantos minutos para que los vivos vean la nueva luz del nuevo día, los “creyentes” esperaban ver a ciudades enteras bajo el agua, huracanes y terremotos dejando desastres a su paso, fuego ardiendo en cada rincón del planeta, muertes inevitables a todo momento... Pero no era así, es una noche tranquila, el cielo esta despejado y muchos esperan al día de navidad para convivir en familia.
Tal vez no sepamos muchos o nada acerca de estos temas, solo los que ya no están entre nosotros conocen su verdadero significado ya que dejan su cuerpo físico para dejar de existir y no poder seguir desarrollándose en todo sentido, como Shim Changmin que con su muerte El Fin De El Mundo ha llegado para él.


Fin

4 comentarios:

  1. Anónimo8/18/2011

    mmmmm buena historia pero te cambio el final.
    Jaejoong se cae del piso 20, los perros se comen su cara, yunho salva a changmin y son felices para siempre.

    ResponderEliminar
  2. me ha gustado muxo.... aunque no tiene un final feliz.. tiene muy buena trama :)... gracias a la autora por la historia ^○^

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8/29/2011

    ODIE A JAE POR MATAR A MI MIN

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9/05/2013

    sdhjvblsvhdb ME ENCANTO!! amo a Jae malvado muajaja y Min todo pollito xD opino que hagas otro fiiiiic siiiii <3

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD