Suavidad

2 comentarios
Título: Suavidad.
Autor: Maxalime
Pareja: HoMin.
Género: Slash, AU
Extensión: One-Shot
Resumen:
Cuando ChangMin se enamoró de YunHo,
YunHo era suave.

Y esa sensación nunca se fue.
----

La lluvia azotaba contra la cazadora que logró coger entre el ajetreo antes de salir de casa. Pero aún tenía frió, y al mismo tiempo no lo sentía.


Sus pies avanzaban a zancadas desesperadas y hábiles por las calles, alzando el agua que ya antes había caído desde el cielo. El corazón le golpeaba fuerte contra el cuerpo y sentía las mejillas heladas por el viento y la propia lluvia.


No importaba.


Ni siquiera importó cuando sintió el impacto en el lateral del rostro, enseguida se levantó y continuo la marcha.


Ya nada dolía, se sentía tan lejos de su cuerpo, como si este solo fuera el transporte para llegar a lo que calmaría a su alma.


Llegó por fin. Su mirada no perdió tiempo; bailo hasta encontrarlo. Un convertible rojo aparcado a un lado, mojándose sin remedio alguno.


Nada dentro.


Confundido se acercó al carro pero pronto su respiración fue cortada por un apretón desgarrador.


Llevó las manos a su estomago; allí estaban. Las manos de YunHo.


Apretándose contra él, creando un calor sofocante a pesar del frió, haciéndolo sentir seco aunque agua pura resbalaba por su rostro.


No se movió ni respiró. Ni un centímetro.


No confirmó con la vista si era o no YunHo. No lo necesitaba.


Eran sus manos, su altura, su olor, incluso la manera en como lo abrazaba por detrás lo delataba. Era él.


Lo sabía. Y sabía también que eso no duraría para siempre.


Calmó su respiración levemente, y decidió decir algo, tenia que decir algo. Pero no se le ocurría nada.


No se venían desde años y durante ese tiempo él no dejó de amarlo. Esa era una situación bastante delicada, ¿qué clase de diálogos preciosos tenia que usar para que aquello resultara tan mágico como en las películas?


No podía decir que los sentimientos en YunHo estaban intactos, porque en él no era así; lo amaba más. Más que aquella vez que decidieron separarse por el bien de ninguno.


Respiró y ese simple acto le pareció tortuoso. Sin embargo Jung no quiso que fuera él quien dijera esos diálogos sacados de cual película, por que habló. Y lo que dijo dejo a ChangMin estupefacto; era lo idóneo.


Como si esas palabras hubieran sido creadas para decirse de entre todos los momentos en ese, y de emerger de entre todos los labios en los suyos.


—Se siente diferente.


Y respiró más, aún con las palmas de Jung rodeándole la cintura. Si, se sentía diferente. Porque eran diferentes.


No estaban allí como los dos estudiantes de instituto torpes que habían sido años antes. Ahora eran hombres.


Hombres que seguían muy enamorados.


Shim hizo el amago de voltearse pero YunHo lo apretó más.


—Dimelo.


Y sabia que era, de que se trataba, a que iba. La lluvia nunca antes le había parecido tan traicionera.


—No funcionó.


YunHo ni se inmutó y continuo apretándolo.


ChangMin se resignó. Jamás podría ganarle.


—Que nos separáramos, no funcionó. Ahora solo quiero estar contigo y olvidar que cometimos aquella estupidez.


El agarre en su espalda se volvió dulce, y sintió calidez golpear contra su cuerpo; la respiración de YunHo calmándolo.


Todo estaba ya, bien.


Temeroso esperó resistiendo a voltearse. Pero lo hizo, y una sonrisa agradable le da la bienvenida.


—Cuanto tiempo.


ChangMin llevó a su pecho el rostro de YunHo y lo abrazó, con tanta urgencia que daba lo mismo si lo estrujaba demasiado. Quería sentirlo, y que YunHo lo sintiera. Con la certeza de que jamás volvería a irse.


La respiración de Jung golpeo contra su cuello, y se inmovilizaron, quedandose así un rato; con los ojos cerrados y el corazón desbocado. Entonces Shim alzó la mirada y lo vio. Sonrió.


—YunHo.


—¿Hmm?


—La vez que nos separamos, llovia ¿verdad?


El mayor se removió en sus brazos apegandose más, inquieto por lo que ChangMin pudiera decirle.


—Si...¿por?


—Porque esta vez también llueve pero, hay un arco iris.


YunHo se volvió luego que los labios de Shim rozaran levemente los suyos. Restregó la cara en el abrigo algo avergonzado, y admiró aquella curva de colores naturales.


—Si, eso significa que esta vez hay esperanza.


ChangMin no dijo nada y se apresuró a rodear la cintura de YunHo con más fuerza, buscando delicado los gruesos labios.


—Siempre la hubo—susurró antes de perderse en la fragancia y esencia del mayor.


Podían estar mojados, y cansados, llenos de aquel sofocante calor que provocan las emociones y agotados de los sentimientos ignorados.


Pero los labios de YunHo, nunca dejaron de ser tan cálidos y agradables. Suaves.


Y ChangMin lo supo en cuanto los suyos los besaron, presa de la delirante necesidad que causa estar enamorado.


Tanto tiempo, y tan puramente.

2 comentarios:

  1. wa! me encanto!!! gracias ^^ escribe otro mas XD

    ResponderEliminar
  2. mi vida!!!!!!!! <3
    todo cute el fanfic ♥
    adnm9di más my Changmin
    y Yunho guau guau~~
    pero mmm porqué se separaron?
    en fin me alegro que hayan vuelto a estar juntos los dos! \(><)/ I LOVE HOMIN ♥

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD