Embarazado de mi mejor amigo: Cap 13

1 comentarios


Tratando de comenzar de nuevo

-¿Dónde esta mi hijo?- preguntaba una y otra vez la señora Jung

-en el hospital

-¡entonces por qué no lo has traído a casa!

-¡acaso no te das cuenta que por nuestra culpa nuestro hijo esta en el hospital!

-¡mentira, es por la culpa de ese tal Yoochun!

-¡basta mujer!

El señor Jung estaba arto de la personalidad de su mujer, este último día se había encerrado en su despacho a meditar todo lo que a logrado en el ultimo tiempo, pero la conclusión fue catastrófica. El haber visto a su hijo ser herido y casi morir le abrió de una forma brusca los ojos, nunca fue capaz de criarlo y darle ese cariño familiar, además para que forzarlo a contraer un matrimonio que tan sólo le traería infelicidad, ya tenia todo el dinero que necesitaba para que conseguir más acosta de su hijo.

Miro a su mujer y pudo ver en ella la frialdad, ha intentado hacerla entrar en razón pero no lo ha podido lograr. Necesitaba redimir sus pecados en especial las vidas que fueron acabadas por su causa.

-mujer ya no más, que importan las decisiones de Yunho es su vida nosotros hace tiempo que lo abandonamos

-¡es mi hijo!

-¡ya me canse de tu actitud, si sigues pensando de esa forma nuestro matrimonio acaba en este preciso momento!

-¡de que estas hablando, no puedes irte de mi lado yo…!

La señora Jung no alcanzo a terminar la frase cuando sintieron fuertes golpes provenir de la puerta del despacho. Sin pedir permiso un grupo de hombres armados entro a la habitación dirigiéndose a paso firme.

-Señor Jung usted esta detenido por presunta malversación de fondos y la desaparición de algunos de sus ex trabajadores

-¡¿Cómo pueden irrumpir de esa forma en mi hogar?!- alterada la señora Jung no hallaba que hacer, no podía ser que se llevaran preso a su marido

-¿De qué esta hablando?

-como lo oyó señor usted esta detenido… aprésenlo- dos hombres se acercaron hasta el anciano hombre colocando sus manos tras su espalda colocando las esposas- tiene derecho a guardar silencio

La señora Jung desesperada se acerco hasta los hombres para que no lo esposaran, pero otro dos la alejaron para que no interfiriera con la detención.

-¡¡NO SE LO LLEVEN, POR FAVOR!!

-lo siento señora, pero su marido pasara una larga temporada en la cárcel

-¡¡NOOO!!

El señor Jung no dijo nada ni siquiera miro ni una sola vez a su mujer, la única persona que rondaba sus pensamientos en ese momento era su único hijo, Yunho…

-lo siento hijo…

Esposado fue escoltado hasta un vehículo fuera de su casa y llevado a la comisaria para el juicio de mañana donde seria formalizado, ya no había forma de ser salvado alguien anónimamente dejo una gran cantidad de papeles dando a conocer todas las malversaciones, la creación ficticia de empresas para evadir impuestos, hasta la desaparición de trabajadores que descubrieron su secreto o intentaron chantajearlo. Definitivamente le esperaba una larga estadía tras las rejas.

………………………..

Después de ese encuentro en la cocina entre Junsu y Changmin, la cena transcurrió tranquila y en silencio. Ninguno sabía que decir, ya que se habían dado cuenta que nunca se dieron el tiempo de hablar ni de conocerse tan sólo se dedicaban a molestar al otro.

Cerca de las diez de la noche Junsu dejo lavados los platos y ordenada la cocina listo para irse a su casa.

-Changmin, me tengo que ir

Min estaba apoyado en el ventanal de la sala que en ese momento se encontraba abierto dejando entrar el viento de la primavera, con una copa de vino en sus manos.

-¿Por qué no te quedas un rato más?

Dijo volteando su rostro para mirar a Junsu, el cual rápidamente se avergonzó al ver lo bien que se veía Changmin con su cabello siendo mecido por el viento y la copa de vino en una de sus manos.

-ya es tarde y mañana tengo que trabajar, además quiero descansar

-ya veo, aunque sea bebe un copa conmigo

-Changmin tengo que conducir

-lo se… tan sólo acompáñame un rato más

Changmin le rogaba con la mirada a su prometido que no lo dejara solo, de alguna cierta forma se sentía estúpido al darse cuenta que le gustaba mucho la compañía de Junsu.

-esta bien… tan sólo un rato más

-gracias…

Junsu se acerco a Changmin quitándole la copa de vino de sus manos y bebiendo un pequeño sorbo, la sensación del licor algo dulce bajando por su garganta dejando una agradable sensación le gusto mucho, hace tiempo que no bebía de un buen vino.

-delicioso

Dijo Junsu devolviéndole la copa a Min, pero este hizo un movimiento rápido dándole un beso en los labios a su prometido, mordiendo su labio inferior sin profundizar demasiado la unión. Con una sonrisa en los labios se separo pasando su lengua por sobre sus propios labios.

-tienes razón, delicioso

Las mejillas de Junsu se volvieron rojas rápidamente, aquel beso lo tomó por sorpresa y más al ver como Changmin se lamia sus propios labios. Este chico siempre lo sorprendía con sus acciones, pero aun así muy dentro de su corazón lo quería tener sólo para él y que nadie más se atreviera a besar esos labios que tan bien sabían.

-deja de hablar estupideces

-¿Por qué no hacemos una tregua por hoy?

-a que te refieres

-si no te has dado cuenta desde el momento en que nos conocimos a lo único que nos hemos dedicado es pelear, y a hacer puras estupideces, te recuerdo que dentro de unos meses nos casaremos y no creo que quieras que nos llevemos mal hasta el día de nuestra boda

-definitivamente tanto licor te esta haciendo mal

-no es así, admite que estoy diciendo la verdad

Junsu lo miro a los ojos y pudo ver en ellos un brillo extraño, pero rápidamente desvió la mirada no quería admitir que Changmin tenia toda la razón. Además si de verdad quería conquistar a su prometido esta era su oportunidad de conocerlo un poco mejor.

-… tienes razón…

-ves te lo dije

Junsu lo miro con el seño fruncido y le quito nuevamente la copa de vino bebiendo un sorbo más largo que el anterior.

-esta bien entonces si tanto quieres que nos conozcamos hablemos de nosotros

-estoy de acuerdo

-bien, entonces yo empiezo con la pregunta ¿Por qué te convertiste en abogado?

-simple, porque siempre he querido acabar con los corruptos y ayudar aquellos que son inculpados injustamente, bueno y también por el dinero

-ya veo… entonces ¿Por qué te la pasas en un barrio tan malo como el de la otra noche?

-¿malo? Si no te diste cuenta la gente de ese barrio es muy simpática, además cada uno hace lo que quiera con su vida halla ellos si eligen una profesión que es mal vista ante los ojos de los demás, con tal de que no infrinjan con las leyes a mi me da lo mismo.

-…

Junsu no entendía del todo por qué Changmin estaba tan apegado a esas personas, nunca había tenido ningún tipo de contacto con gente de aquellos barrios. A pesar de ser medico jamás atendió en lugares de bajos recursos sino que más bien siempre en clínicas, ya que al ser hijo de los Kim una familia muy adinerada durante sus practicas siempre estuvo en clínicas no en hospitales publico y eso ahora que se daba cuenta no estaba bien.

-ahora me toca a mi ¿Por qué te hiciste Doctor?

-… veras… - Junsu desvió su mirada hacia el cielo estrellado de la noche, mirando con algo de nostalgia-… ni yo mismo se el por qué, tan sólo lo hice porque mis padres querían que estudiara una buena profesión,  realmente me gusta lo que hago… pero…

-pero…

-ahora que te escucho hablar me he dado cuenta que jamás cumplí el verdadero rol de un medico, el ayudar a las personas cuando más lo necesitan. Para serte sincero nunca he pisado un hospital publico mis padres siempre me han tenido en una especie de burbuja… realmente me gustaría un día ayudar a alguien sin recibir dinero a cambio, hacerlo porque quiero y porque me gusta, desinteresadamente

Volvió su mirada a su prometido sonriéndole nostálgicamente realmente deseaba lograr eso algún día, sintió un gran alivio poder al fin hablar sobre esto con alguien.

-pues yo conozco un lugar donde necesitan de tu ayuda, si quieres un día de estos te llevo

-¿En serio? ¡Claro que si!

Ambos se miraron a los ojos nuevamente dibujando una sonrisa en sus labios, de cierta forma se sintieron un poco más cercanos con esta pequeña conversación.

Durante el resto de la noche se la pasaron hablando de sus vidas, dándose cuenta que tenían muchas cosas en común más de lo que pensaban, esa tranquilidad que disfrutaron mientras conversaban mirando la ciudad iluminada a sus pies bebiendo una deliciosa copa de vino, nunca antes la sintieron. Definitivamente los esperaba un futuro lleno de sorpresa.

Pero las copas demás estaban causando sus efectos, ya se habían bebido cerca de tres botellas, las palabras se trababan en sus lenguas, sus mejillas teñidas de un leve color rojo, sus movimientos se volvieron más torpes y sus miradas no lograban enfocar todo muy bien a su alrededor.

-este vino esta delicioso jajjaja- reía ruidosamente Junsu

-Junsu tienes una risa muy divertida jajaja pareces un delfín

-mentira- hizo un puchero en sus labios

-no me tientes Junsu

-¿Por qué?

-tan sólo no lo hagas

Volvió a beber más del vino en su copa. Junsu lo miro extrañado, pero luego se le ocurrió una idea se cerco hasta el equipo de música de Min buscando algo bueno para colocar, con tanto licor en la sangre le dieron unas ganas de bailar.

-woh esta canción es buenísima

-¿Qué haces?

-ya lo veras

Junsu se subió a la mesa de centro de Changmin, que era bastante amplia y resistente, Min estaba sentado en el sillón de al frente teniendo una vista privilegiada de lo que sea que su prometido pensaba hacer en ese momento.

La canción Intoxication dio inicio, Junsu apenas la música dio comienzo comenzó a mover sus caderas dando inicio a un baile sensual y atrayente. Changmin no despegaba sus ojos de los movimientos que Junsu realizaba.

Te hago temblar un poco mediante el roce de nuestra piel, jugueteando
Que es lo que mis dedos se han encontrado
En el interior, el interior… el loco interior

Hasta ese momento todo iba bien, Min estaba impresionado con lo bien que sabia bailar el medico, muy pocos hombres son capaces de moverse de aquella forma, hasta que el coro de la canción dio comienzo.

Dime que deseas ver, hey hey hey hey
Dime ¿me deseas?, oh no, no, no
Dilo ahora, baby. Se que me deseas
Oh no quiero que lo digas ahora baby

Si Changmin escuchaba bien eso sonaba a una invitación. Junsu constantemente mientras bailaba o se mordía su labio inferior o pasaba su lengua sobre ellos. Poco a poco Min sentía que comenzaba a tener un problema en su entrepierna y el licor en su cuerpo no ayudaba mucho.

Bésame, tócame… pruébalo y tócame baby
¿No quieres probarme haciendo el amor?
Puedes tocarme, matar, tócame baby
Caes en la intoxication

Y esto fue la gota que derramo el vaso, Changmin abrió su boca mientras de su mano cayo la copa de vino que sostenía, ver a Junsu de rodillas moviendo el cuerpo de esa forma, sus caderas y hasta sacarse parte de su chaqueta para dejar ver sus hombros fue demasiado. Aquello era tan sexy y tentador que ya no pudo aguantar más se paro rápidamente tomo una de las manos de Junsu tirando de él para que se bajara de la mesa.

-¿Qué haces?
-te dije que no me tentaras

Junsu no pudo decir nada más, ya que sus labios fueron callados por los de Changmin, no fue un beso lento sino que salvaje y desesperado Min intentaba devorarse esos labios tan deliciosos y dulces. Sus lenguas danzaban desesperadas por mayor contacto, sus salivas entremezcladas y el calor aumentando en sus cuerpos, mientras la música aun se podía escuchar de fondo.

Pequeños gemidos salían de los labios de Junsu debido al beso tan apasionado, pero Changmin no quería tan sólo un beso sino que algo más, sus manos rápidamente viajaron por todo el cuerpo del más bajo acariciando todo lo que estuviera a su paso, reconociendo cada centímetro de la figura de Junsu, las guio hasta ese trasero tan bien formado apretándolo para atraerlo más hacia su cuerpo, un fuerte gemido escapo de los labios de Junsu.

-Chang… min

-lo siento, pero ya no aguanto

Lo elevo enroscando las piernas de Junsu en sus caderas para llevarlo hasta su habitación. Durante todo el trayecto se siguieron besando, Junsu ya no pensaba en otra cosa que no sea besar los labios de su prometido.

Al llegar Changmin lo lanzo a su cama y se puso sobre él descendiendo hasta su cuello dejando pequeñas marcas que de seguro mañana serian visibles. Su cuerpo le pedía mayor contacto así que casi desesperado despojo a Junsu de su polera dejando su pecho totalmente al descubierto.

Changmin comenzó a dejar besos por todo su torso hasta detenerse en los pezones de Junsu, lamiéndolos como si de caramelos se trataran, mientras lamia uno pellizcaba el otro con sus dedos haciendo que el cuerpo de Junsu se retorciera y gimiera sin pudor alguno.

-Changmin…

-tan sólo estamos comenzando

Le susurro cerca del oído para volver a descender hasta llegar a la entrepierna de Junsu donde un bulto grande se podía apreciar. Con una sonrisa en su rostro bajo en cierre del pantalón abriéndolo de a poco para poder sacar su miembro.

-ahh… no…

-se que te gustara

Comenzó a masajear aquel miembro caliente en sus manos de arriba abajo observando como el cuerpo de Junsu se retorcía. Paso su lengua desde la base hasta la punta, luego lamio la cabeza de la erección en sus manos estimulándolo con sus dedos que subían y bajaban.

-mmm… más

Ante aquella palabra Min sin dudarlo se lo introdujo de una vez en su boca.

-¡ahh!

Mas gemidos salían de los labios de Junsu al sentir como aquella cálida cavidad saboreaba su miembro erecto, era una sensación única y deliciosa. Cada vez se sentía más en la gloria aquel musculo que lamia y lamia su miembro le daba un placer que hace años no sentía.

-Min… ah

Movió sus caderas para obtener mayor contacto haciendo que las succiones fueran más fuertes y rápidas. Tan sólo gemidos se podían escuchar en la habitación, gemidos de placer que salían de los labios de Junsu.

-ya… no aguanto más… Min

-córrete

Sin pensarlo Min aumento las succiones sintiendo segundos después un liquido caliente ser expulsado en su boca.

-¡¡AH!!

Luego de correrse su respiración estaba descontrolada tratando de regularla, el sudor caía por sus mejillas, fue una sensación que lo llevo casi a la gloria.

-delicioso

Min lamio parte del semen que estaba en sus labios, un liquido con un sabor extraño pero el sólo saber que provenía de su prometido le parecía el más rico manjar. Changmin miraba a su prometido bajo su cuerpo con una respiración acompasada, se acerco y comenzó a lamer su oreja.

-Junsu

Lo llamaba, pero este no contestaba, Min intrigado comenzó a mover su cuerpo.

-¡Junsu!... no puede ser

Junsu no respondía había caído rendido, tanta emoción después de un largo tiempo lo dejo exhausto cayendo dormido al instante luego de haberse corrido en la boca de su prometido. Min estaba completamente enojado, ahora que hacia con el problema en su entrepierna.

-como me dejas así…

Resignado se paro de la cama cubrió a Junsu con una manta y se encamino hacia el baño de su habitación. Cuando ya estuvo dentro cerró la puerta y miro hacia su entrepierna abultada.

-creo que tendré que recurrir a ti, mano amiga…

Suspiró resignado y se puso manos  a la obra para tratar de bajar aquel gran problema. El ver a Junsu en esa faceta tan sexy causo estragos en su cuerpo, definitivamente no podría esperar hasta la noche de bodas para poseer el cuerpo de su prometido.

………………………….

Al otro día Yoochun se levanto temprano para poder ir a visitar a Yunho. La felicidad estaba reflejada en su rostro se sentía tan pleno al saber que ya no le escondía nada a su amigo.

Al llegar al hospital fue directo a la habitación de Yunho, pero antes de entrar escucho voces dentro.

-hijo por favor ayuda a tu padre

-señora usted ya no es mi madre

-¡soy tu madre! ¡Mírame!

Yoochun cubrió su boca con una de sus manos, esa era la voz de la madre de Yunho. Desde el día que llegaron al hospital que no sabía nada sobre lo que pasó con los padres de Yunho, es más ni siquiera le importaba saber nada sobre ellos. Trató de no abrir mucho la puerta para poder escuchar parte de la conversación.

-no quiero saber nada de ustedes

-¡Yunho acaso no entiendes, tu padre esta preso y tu ¿No piensas hacer nada?! ¡Es tu padre!

-¡NO ME IMPORTA! ¡Esta pagando todo el daño que ha causado!

-¡todo siempre fue por tu bien, para que tuvieras una buena educación!

-¡MENTIRA! ¡Siempre fue para ustedes mismos, jamás han pensado en mi!- Yunho miraba con ira a la mujer frente suyo, esa mujer ya no era más su madre, ni siquiera la conocía como tal.

-hijo, por favor no me puedes dejar sola… sin tu padre… ¿Quién cuidara de mi?

La señora Jung se acerco hasta su hijo mirándolo a los ojos, rogándole que no la dejara sola, sin su esposo no sabia que pasaría con su vida, siempre a disfrutado de la buena vida nunca trabajó en toda su vida, menos ahora seria capaz de hacerlo.

-no me importa lo que pase con su vida, en estos momentos tengo cosas más importantes de las cuales preocuparme. Tuvieron que pensar mejor las cosas antes de llegar a esto, a mi no me metan en sus problemas nunca me vieron como su hijo, ni siquiera pensaron en lo que yo realmente deseaba hacer con mi vida y ahora no me venga a pedir ayuda

-¡Jung Yunho!

-señora por favor salga de la habitación

Yoochun ya no aguantaba más ver como esa mujer olvidaba todas las veces que trato mal a Yunho, así que entro sin ser invitado pidiéndole que se fuera de la habitación.

-tu no eres quien para decirme que hacer…- se giro la señora para ver a la persona que osaba decirle que hacer

-Yunho necesita descansar aun no se recupera del todo, así que por favor lo único que esta logrando es alterarlo, lo mejor que puede hacer en estos momentos es irse- Yoochun en ningún momento titubeo, enfrentó a la mujer frente a sus ojos sin miedo alguno

-¡Tu…

-¡¡SEÑORA VAYASE!!- grito Yunho, ya estaba arto no permitiría que ella le dijera nada a Yoochun, menos en su estado

-hijo…

-¡¡VETE!!

La mujer miraba horrorizada como su hijo le gritaba de esa forma, pero al ver sus ojos tan enojados decidió que lo mejor seria irse por ese momento, ya después regresaría a verlo nuevamente.

-esta bien, me iré pero después vendré a verte de nuevo… hijo… adiós

La mujer salió bajo la mirada de ambos hombres sin mirar atrás. Cuando la puerta estuvo cerrada Yoochun rápidamente se acerco hasta Yunho abrazándolo en el proceso.

-todo estará bien de ahora en adelante, siempre estaremos contigo

-Yoochun… mi padre esta en la cárcel

Yunho se aferro a los brazos de Yoochun llorando amargamente, a pesar de todo eran sus padres y el tratar así a su madre también le dolió un poco, pero tenia que hacerlo además su padre en la cárcel no ayudaba mucho. Ambos debían pagar todo el daño que han causado a tantas personas incluso a su propio hijo.

-Yunho…

-ya no se que hacer

-preocuparte de nosotros y salir adelante juntos como la familia que somos

Yoochun acariciaba su cabeza susurrándole palabras de aliento, sea como sea saldrían adelante juntos y en especial por el bien de su hijo en camino.

-no sabes cuanto Te amo

-y yo a ti

Yunho levanto su rostro para mirar a Yoochun depositando un dulce beso en sus labios. Se limpio las lágrimas de los ojos y acaricio el vientre de su amado, se recuperaría pase lo que pase y en especial por su bebé que nacería dentro de unos meses más.

Ambos jóvenes se miraron con sendas sonrisas en sus rostros,  vislumbrando el hermoso futuro que les deparaba el estar juntos.

………………………..

En el departamento de Changmin…

Junsu se encontraba durmiendo plácidamente mientras los rayos de sol que se filtraban por la cortina bañaban su rostro, perezosamente comenzó a abrir sus ojos estirando sus brazos. Pero detuvo toda acción al sentir otro cuerpo cerca suyo, y cuando logro enfocar mejor todo a su alrededor se dio cuenta que no se encontraba en su casa, casi de un salto se sentó en la cama. Con miedo giro su rostro para poder ver a la persona que dormía tranquilamente a un lado suyo.

Horror fue lo que los ojos de Junsu expresaron en aquel momento, Changmin dormía dándole la espalda al parecer sin darse cuenta que ya estaba despierto, rápidamente cubrió su boca para evitar salir un grito de sus labios, pero mayor fue sorpresa cuando se percato de su desnudes, estaba completamente desnudo y tan sólo las mantas de la cama cubrían su cuerpo.

Junsu miro su cuerpo abriendo sus ojos a más no poder repitiéndose una y otra vez en su cabeza.

-¡¡¡¡¡¡¿QUE HICE?!!!!!!!


1 comentarios:

  1. Esa mujer me cae muuuuuy maaaaal¡¡¡ Qué madre tan poco sencible😡. Uuuyyy se puso bueno el asunto luego del momento de sinseridad entre el MinSu😉 que malvado es Minnie jajaja su vengancita va a resultar un lios jajaja. Para entrar en admosfera puse "intoxication" en mi reproductor y vaya show el que disfrutó ChangMin.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD