Existencias Entrelazadas. Cap. 15

0 comentarios


“Huida…”

(Narrado x Jae)
-Solo vine a conocer el inframundo, me han hablado maravillas de él que no quería quedarme con las ganas de conocerlo en persona- respondió sarcásticamente.

Un recuerdo fugas llego a mi mente, en esos instantes la imagen de aquel pequeño ChangMin que conocí antes de que nos separaran se presentaba ante mis ojos, recuerdo que mi pequeño Min siempre había sido sarcástico y a mí me encantaba hacerlo enojar.

-Ohh… pues creo que mejor me retiro, diviértete este agujero puede llegar a ser trauman te para las personas- respondí dando media vuelta con la intensión de marcharme

-Sabes que he venido por ti- me tomo del antebrazo para detenerme

Me voltee para quedar frente a él y con este simple hecho me quede enganchado en esa mirada penetrante que hacía que en mi interior se encendiera una llama de sentimientos que quemaban mi piel, no pude resistirme más y lo abrase.

-ChangMin viniste… viniste por mi- solloce en su pecho

-Por fin te encontré Jae- murmuro abrasándome fuertemente

-¿Cómo que por fin me encontraste?- pregunte confundido

-Después te lo explico primero tenemos que salir de aquí- dijo regalándome esa encantadora sonrisa que llenaba todo mi ser

-Tienes razón, mejor vámonos-

Lo tome de la mano y lo jale para que me siguiera, lo cual hizo, abrí la puerta despacio para verificar que nadie estuviera afuera, el pasillo estaba vacío, así que empecé a caminar rápidamente por este tomado de la mano de ChangMin el cual caminaba detrás de mí en silencio.

-¿Cómo uno de ellos pudo entrar aquí?- se escuchó la voz de un demonio

Rápidamente tome a ChangMin y lo arrincone contra la pared para tratar de cubrir un poco su aura con la mía, no sabía si funcionaria pero era lo único que había pasado por mi cabeza, hasta que una mejor idea se cruzó por mi cabeza.

Sin decir nada bese a ChangMin, pero no fue un beso cualquiera si no uno cargado de pasión, al principio el no respondió pero después de unos segundos los dos nos encontrábamos peleándonos por el control de aquel acto, cuando sentí que aquellos demonios se alejaron lo suficiente deje de besarlo.

-¿Pero que crees que haces Jae, estamos en peligro y tú me besas?- me reclamo

Sonreí divertido, me encantaba verlo enojado y mucho más si su respiración estaba entrecortada por el beso de hace unos momentos.

-Tranquilo tengo una explicación para eso pero tú mismo lo has dicho, estamos en peligro así que después te respondo-

Lo volví a tomar de la mano y seguí caminando por los pasillos para llegar a la puerta del inframundo, estábamos cerca podía verla pero nada en esta existencia es fácil, sentí que alguien jalo a ChangMin haciendo que este soltara mi mano, voltee rápidamente para ver qué pasaba, para mi alivio era Siwon quien había tomado a ChangMin para llamar mi atención, hizo una seña de que lo siguiéramos y así lo hicimos, llegamos hasta la habitación que le pertenecía a HeeChul, donde este se encontraba esperándonos.

-Qué te pasa pequeño cabeza hueca como se te ocurre separarte de nosotros que acaso eres estúpido- grito la diva del inframundo molesto

-Hoye primero baja la voz y segundo ustedes se fueron dejándome a mí- respondí de la misma manera

-Basta los dos tenemos cosas más importantes que hacer- hablo Siwon

-Tienes razón, pero primero díganme que hace un ángel aquí- dijo HeeChul apuntando a ChangMin

 -Vine a buscar a Jae y a llevarlo conmigo- respondió ChangMin

Todo se quedó en un silencio por un momento que para mí se hizo eterno, mire a HeeChul mirar a Siwon con una extraña mueca después los dos rompieron a carcajadas.

-¿Por qué se ríen par de idiotas?- pregunte molesto

ChangMin se acercó a mí y tomo mi mano preocupado

-Jae pensábamos que tú serias el que llevaría el rol de activo cuando tuvieras una relación pero ya vemos que no- dijo aun riendo Siwon

-Siwon gane la apuesta, así que paga- gritaba emocionado HeeChul

-Basta ustedes dos no ven que estamos en problemas y en cualquier momento pueden descubrirnos y enviarnos al laberinto del olvido sin decir ni pio- exclame más que molesto

-Jae tiene razón, si nos descubren seremos seriamente castigados, les pido de favor que paren de reír- hablo seriamente ChangMin a mi lado

-Tienen razón y ya hemos perdido mucho tiempo, con este angelito aquí será más fácil que nos descubran por su aura así que salgamos-

Siwon dejo de sonreír al escuchar a HeeChul, estos se miraron nuevamente pero esta vez sus miradas hablaban por ellos, nunca entendí esa concesión que tenían pero me desesperaba que hicieran eso ya que los demás no nos enterábamos de lo que planeaban.

-Ya basta van a ayudarnos o no- grite

-Jae, esto será más difícil ya que nos tendremos que mover más rápido, las alarmas aun siguen sonando y pues el aura de el pequeño no nos ayudara mucho así que hay dos opciones- dijo pensativo

-¿Cuáles son?- pregunte

-Movernos en equipos o dejar que el ángel salga por su cuenta – dijo pensativo

-Eres estúpido no voy a dejar que ChangMin salga solo de esta habitación así que nos moveremos en equipos, aunque no sé de qué servirá esto-

-Los demás demonios también te buscan Jae, si sienten el aura del ángel al lado de la tuya se las pondrás fácil para que los capturen pero si se separan ellos tendrán que hacer lo mismo y así nos darán un poco más de tiempo- esta vez hablo HeeChul

Mire a ChangMin de reojo, el cual solo escuchaba atentamente, y ahí estaba de nuevo aquel pequeño con aquel porte despreocupado, el cual sabia ponía cuando trataba de que no se dieran cuenta de lo que en verdad sentía. Sintió mi mirada y volteo a verme, nuestras miradas se chocaron por unos momentos y solo sonreímos.

-Está bien nos dividiremos, Siwon tu iras con ChangMin pero estas advertido si le pasa algo aunque sea el más mínimo rasguño iré tras de ti y te cortare en pedacitos ok- amenacé

-Y porque yo no puedo ir con el – hablo HeeChul

-Simple porque tú lo pervertirías y no confió mucho en ti-

-Ok entonces ya movámonos no tardan en encontrarnos, y no te preocupes Jae, ChangMin estará a salvo conmigo-

Asentí ante las palabras de Siwon, abrase a ChangMin, quería sentir esa sensación de plenitud antes de que enfrentaremos lo que se avecinaba al salir de esta habitación.

-No te preocupes nos veremos en la puerta del inframundo para largarnos de aquí- murmure contra su oído

-No se te ocurra hacerme esperar Jae- ChangMin me abraso más fuerte

-Tratare de no hacerlo, pero si algo pasa tu sal de aquí ok-

-No me iré sin ti Jae, no quiero volverme a separar de ti- me miro triste, así que cambie las palabras

-Nada nos separara, terminaremos con todo esto y después desapareceremos los dos juntos- bese fugazmente sus labios

-Es hora vámonos- dijo Siwon tomando a ChangMin de la mano y arrastrándolo con él a la salida, antes de que se fueran ChangMin me miro y yo le dedique la mejor de mis sonrisas a la cual el respondió con una igual.

-Ahora es nuestro turno Jae- aviso HeeChul caminando hacia la otra salida de la habitación

No checamos si alguien fuera de la habitación, al abrir la puerta salimos corriendo tan rápido como nuestros pies no lo permitían, había sido estúpido hacer esto pero si algún demonio estaba cerca se percataría de nuestra huida y nos seguiría dándole tiempo a Siwon y  a ChangMin. Y así fue al salir un grupo de demonios nos había visto y ahora corrían detrás de nosotros.

-Jae tenemos que perderlos- grito HeeChul

-De eso me encargo yo-

Estaba en el inframundo así que mis poderes estaban en totalidad y sin dudarlo ataque a los demonios los cuales no tardaron en contestar mis ataques, eran demasiados para nosotros dos pero tenía que salir de esta, golpe a unos cuantos con mi puño dejándolos tirados, esto era muy humano pero de algo ayudaba, mi respiración estaba acelerada al igual que la adrenalina que corría por todo mi cuerpo, nunca en mi existencia había luchado de esta manera, pero me sentía bien, sentía como toda la energía iba en aumento, pero sin dejar de ver mi verdadero demonio. HeeChul utilizo uno de sus poderes el cual dejo a los demonios desorbitados dándonos tiempo de seguir corriendo asta nuestro destino, sabía que ChangMin estaba bien en compañía de Siwon, él era muy cuidadoso con lo que hacía y primero analizaba las cosas antes de hacerlas no como nosotros que solo salimos como alma en pena.

Estábamos cerca de la puerta pero HeeChul se detuvo de repente haciendo que yo chocara contra él.

-¿Qué te sucede porque te detienes?- pregunte sobando mi frente

-Están en problemas- señalo hacia donde se encontraba la puerta

Frente a nosotros Siwon y ChangMin peleaban contra un grupo de demonios, camine hacia ellos no dejaría que le pasara nada a Min y mucho menos si él estaba en el inframundo por mi culpa, pero HeeChul me detuvo nuevamente.

-Jae ¿estás seguro?... acabamos de tener una pelea y debes estar exhausto tratemos de recuperarnos para poder ayudarlos-

-No te preocupes estoy bien, aparte no dejare que esos demonios toquen a mi ChangMin- 

Dicho esto salí corriendo a donde se encontraba el sacando la espada de los lamentos, ataque a unos cuantos antes de llegar a él.

-¿te encuentras bien?- le pregunte

-Ahora sí, ya que estas aquí- dijo sin dejar de pelear con uno de los demonios que se encontraba frente a él.

La pelea se había puesto más difícil de lo que esperaba ya que casi todos los del inframundo se encontraban en estos momentos ahí, en uno de mis descuidos uno de ellos pudo herirme pero no le di importancia ya que solo quería que ChangMin se encontrara intacto.

-Jae las puerta se abrirán en cualquier momento aprovechen y salgan de aquí- grito Siwon
-Pero no los dejaremos solos Siwon-

-No te preocupes por nosotros idiota, solo saca tu trasero de aquí- esta vez grito HeeChul

No quería que por mi culpa ellos recibieran un castigo o peor murieran, pero todo esto sería en vano si los 4 fuéramos capturados y claro mi parte demonio me decía que ellos podrían arreglárselas solos, así que solo espere que la puerta se abrieran para tomar a ChangMin y salir, y esto no tardo mucho, la puerta se abrió para dejar entrar a un grupo de almas, así que tomo de la mano a ChangMin jalándolo conmigo.

-Jae, no podemos dejarlos- dijo ChangMin mientras corríamos a la salida

-No te preocupes ellos estarán bien-

Corrimos esquivando los ataques de algunos demonios asta poder estar afuera, una vez que nos encontrábamos en el limbo, observamos como la puerta se serraba y Siwon al igual que HeeChul dejaban de pelear y nos miraban con una sonrisa hasta que la puerta se serró completamente.

Me deje caer de rodillas, todo había sido tan rápido, que necesitaba asimilarlo pero lo que más me preocupaba ese que ese par de idiotas serian castigados por mí.

-Todo estará bien- murmuro ChangMin abrasándome por la espalda hincándose detrás de mi

Yo solo asentí y me levante tomando a ChangMin entre mis brazos.

-Ahora solo hay que preocuparnos por encontrar a YunHo y terminar con nuestro deber-

Sin decir palabra alguna cruzamos el limbo y nos dirigimos a la tierra en donde nuestra verdadera pelea empezaría y marcaria nuestro destino, pero no me importaba ya que al lado de ChangMin me sentía capaz de acabar con todo lo que nos llegara a afectar.


“Juntos…”

(Narrado x Min)
-          Solo vine a conocer el inframundo, me han hablado maravillas de él que no quería quedarme con las ganas de conocerlo en persona.

Respondí a su pregunta así sin pensarlo, no sé de donde saque esas palabras fue algo dentro de mí que solo me hizo abrir la boca y decirlas.

-          Oh… pues creo que mejor me retiro, diviértete este agujero puede llegar a ser trauman te para las personas.

Vi como me contestaba y daba media vuelta, se quería alejar de inmediato, lo tome del antebrazo no quería que se fuera de mi lado.

-          Sabes que he venido por ti.

Solo me quedaba decirle la verdad y que la creyera, vine solo por él, ante mi comentario él se giro quedando frente a mí, un alivio recorrió todo mi cuerpo cuando sus brazos llegaron a mi cuerpo y me abrazaron, me sentía tan alegre, feliz de estar de nuevo así entre sus brazos.

-          ChangMin viniste… viniste por mí.

Mi Jae sollozaba sobre mi pecho, estrechándolo más contra mi cuerpo, abrazándolo fuertemente.

-          Por fin te encontré Jae – susurre alegre.
-          ¿Cómo que por fin me encontraste? – me cuestiono algo confundido.
-          Después te lo explico primero tenemos que salir de aquí.

Ahora no era tiempo de hablar, tendríamos que salir de ahí lo más pronto posible, había un montón de demonios buscándome, claro era el invitado no deseado, mire a Jae y no pude decir más que tan solo sonreír.

-          Tienes razón, mejor vámonos.

Respondió rápidamente, tomándome de la mano y jalándome tras él, lo seguí hasta una puerta la cual abrió lentamente verificando si había alguien cerca, me di cuenta que no había nadie cuando Jae me volvió a estirar saliendo rápidamente, yo tan solo caminaba detrás de él en total silencio.

-          ¿Cómo uno de ellos pudo entrar aquí?

Escuche que alguien preguntaba pero Jae no me dio tiempo de saber de quién era esa voz ni mucho menos atacarle, ya que cuando reaccione me tenia contra la pared, su cuerpo contra el mío, me sentía algo agitado y sorprendido, ¿a que se debía que hiciera esto? lo mire pero solo pude ver en sus ojos como un ligero brillo se extendía en ellos y de pronto me beso, tomándome por sorpresa, pero no era cualquier beso, sentía como presionaba mis labios con una intensidad que me fue inevitable no corresponder, así que lo hice, lo bese de la misma forma, quería sentir más de eso beso pero en mi mente estaba la idea del latente peligro que corríamos ahí, creo que la molestia de que me besara así justo en este momento hizo que reaccionara de esa forma en aquel beso, de pronto dejo de besarme y el enojo fue lo único que quedo en mi mente.

-          ¿pero qué crees que haces Jae? Estamos en peligro y tú me besas.

Le reclame como pude ya que estaba demasiado agitado por ese apasionado beso, el tan solo sonrió divertido.

-          Tranquilo tengo una explicación para eso pero tú mismo lo has dicho, estamos en peligro así que después te respondo.

Esa fue su simple respuesta, tomándome de nuevo de la mano y volvimos a nuestro camino, ahora que veía las puertas del inframundo comprendía a donde nos dirigíamos, comenzaba a sentir un ligero alivio al pensar que pronto saldríamos de ahí, pero algo se interpuso más bien alguien me jalaba haciendo que soltara a Jae, el rápido giro vi en sus ojos la preocupación pero al ver a quien me tenia agarrado cambio a alivio, entonces me gire para ver de quien se trataba, como no saberlo, Siwon…

Nos hizo seña de que le siguiéramos y ambos lo hicimos, llegando a una  habitación.

-          ¿Qué te pasa pequeño cabeza hueca como se te ocurre separarte de nosotros que acaso eres estúpido?

Unos gritos de reclamo fue lo primero que percibí de la habitación eran de ese extraño demonio que se encontraba ya dentro.

-          Hoye, primero baja la voz y segundo ustedes se fueron dejándome a mi – le respondió Jae de la misma forma.
-          Basta los dos tenemos cosas más importantes que hacer – les cayo Siwon.
-          Tienes razón, pero primero díganme ¿Que hace un ángel aquí?

Me apunto, ni una presentación por lo menos.

-          Vine a buscar a Jae y a llevarlo conmigo.

Respondí mirando sus reacciones, todo era silencio y se miraban entre ellos de manera extraña en un tiempo demasiado largo para mi gusto cosa que me estaba preocupando, de pronto soltaron ambos unas fuertes carcajadas y yo solo me acerque a Jae tomándole la mano.

-          ¿Por qué se ríen par de idiotas? – les pregunto Jae molesto.
-          Jae pensábamos que tu serias el que llevaría el rol de activo cuando tuvieras una relación pero ya vemos que no – le respondió Siwon sin parar de reír.
-          Siwon gane la apuesta, así que paga – escuche hablar emocionado al otro demonio que hasta ahora no sabía su nombre.
-          Basta ustedes dos no ven que estamos en problemas y en cualquier momento pueden descubrirnos y enviarnos al laberinto del olvido sin decir ni pio – grito Jae aun molesto.

Bueno sin duda ellos no eran rivales más bien aliados, así que de ellos no tenia de que preocuparme.

-          Jae tiene razón, si nos descubren seremos seriamente castigados les pido de favor que paren de reír.

Les pedí a aquellos dos demonios con calma, había que salir ahora.

-          Tienen razón y ya hemos perdido mucho tiempo, con este angelito aquí era más fácil que nos descubran por su aura así que salgamos.

Hablo ese demonio extraño y al instante Siwon dejo de sonreír, ambos se miraban no sabía muy que pasaba pero sin duda había como una conexión entre ellos ya que parecía como si mantuvieran una conversación pero sus labios no se movían en lo absoluto, esperaba a que dijeran algo solo expectante de la situación pero al parecer Jae se desespero ya que les grito-

-          Ya basta, ¿van a ayudarnos o no?
-          Jae, esto será más difícil ya que nos tendremos que mover más rápido, las alarmas aun siguen sonando y pues el aura de el pequeño no nos ayudara mucho así que hay dos opciones – le respondió Siwon.
-          ¿Cuáles son? – cuestiono Jae.
-          Movernos en equipos o dejar que el ángel salga por su cuenta – contesto pensativo.
-          Eres estúpido no voy a dejar que ChangMin salga solo de esta habitación así que nos moveremos en equipos, aunque no se de que servirá esto – hablo Jae de inmediato.
-          Los demás demonios también te buscan Jae, si sienten el aura del ángel al lado de la tuya se las pondrás fácil para que los capturen pero si se separan ellos tendrán que hacer lo mismo y así nos darán un poco más de tiempo – ahora hablo el otro demonio raro.

Yo tan solo escuchaba, cualquiera de las dos ideas no me parecían solo por el hecho de que no tendría a Jae a mi vista pero habría que confiar en lo que ellos decían, no había problema si iba solo o en compañía podría salir de aquí pero no dejaba de preocuparme el hecho de que no iba a tenerle a mi lado aunque fuera tan solo un momento, sentí que alguien me miraba así que voltee a ver quién era, quien más que mi Jae, nuestras miradas se toparon haciendo que ambos sonriéramos.

-          Está bien, nos dividiremos, Siwon tu iras con ChangMin pero estas advertido si le pasa algo aunque sea el mas mínimo rasguño iré tras de ti y te cortare en pedacitos, ok? – amenazo Jae.

Esa actitud de Jae me hacía de alguna forma sonreír, me gustaba que fuera así.

-          Y… ¿Por qué yo no puedo ir con él? – hablo el otro demonio.
-          Simple, porque tu lo pervertirías y no confió mucho en ti – respondió Jae.
-          Ok, entonces ya movámonos no tardan en encontrarnos y no te preocupes Jae, ChangMin estará a salvo conmigo.

Hablo Siwon a lo cual Jae solo asintió, se acerco a mí y me abrazo correspondiéndole de inmediato.

-          No te preocupes nos veremos en la puerta del inframundo para largarnos de aquí.

Murmuro contra mi oído, no quería separarme de el así que lo abrase más fuerte.

-          No se te ocurra hacerme esperar Jae – le advertí.
-          Tratare de no hacerlo, pero si algo pasa tu sal de aquí, ok?
-          No me iré sin ti Jae, no quiero volverme a separar de ti. –le mire sus palabras habían hecho sentirme mal, venir en vano… no
-          Nada nos separara, terminaremos con todo esto y después desapareceremos los dos juntos.

Me dio un rápido beso en los labios, interrumpiéndonos Siwon.

-          Es hora, vámonos.

Ordeno y sin más me tomo de la mano y arrastro con él a la salida, mire a Jae sin duda no le dejaría aquí dentro ambos saldríamos, el al igual me miro y sonrió de una manera tal que hizo que mi corazón sintiera un apretujón y le sonreí de la misma forma.

Ambos corríamos, Siwon me guiaba no fue mucho lo que alcanzamos a recorrer, el se detuvo repentinamente haciendo que casi chocara contra su cuerpo, quede a milésimas de él, me hizo hacia atrás recargándome en la pared, escondiéndome detrás de su cuerpo, el se mostro serio mientras que a lo lejos pasaban unos cuantos demonios pero sin percatarse de mi presencia, uno me tomo por sorpresa por detrás, queriéndome atacar con su espada pero de inmediato se interpuso Siwon impidiéndome que sacara mi katana y el mismo mato a ese demonio el cual solo se evaporizo.

-          Si sacas algunas de tus armas tu aura será mucho más fuerte y los demás podrán sentirte de inmediato, sería como si te pusieras en el blanco de todos los demonios.

Lo dijo sin siquiera mirarme, estaba concentrado en lo que hacía y yo solo hice caso a sus palabras, siguió caminando y yo detrás del, un ruido hizo que se girara habíamos quedado expuestos ante esos demonios, corrimos para alejarnos de ellos pero eran demasiados, venían por todos lados hacia nosotros así que no había más que pelear.

Nos detuvimos cerca de la puerta uno a la espalda del otro, atacando a cuanto demonio podíamos, no me era muy fácil ya que no tenía ninguna de mis armas pero hacia todo lo que podía y con las propias armas de los demonios los iba acabando.

No me detenía de atacar, sentía que no había pasado ni un minuto desde que me aleje de de Jae, cuando oí su voz justo a mi lado.

-          ¿te encuentras bien? – me pregunto.
-          Ahora sí, ya que estas aquí.

Me era imposible sonreír en estos momentos pero sin duda lo habría hecho si no estuviera peleando con un montón de demonios, cada vez se me hacía que había más, aunque termináramos con ellos aparecían mas y mas, vi como a Jae le herían lo cual hizo que atacara con más fuerza y terminara con aquel que le había dañado.

-          Jae las puertas se abrirán en cualquier momento, aprovechen y salgan de aquí –grito Siwon.
-          Pero no los dejaremos solos Siwon – dijo Jae.
-          No te preocupes por nosotros idiota, solo saca tu trasero de aquí – grito el otro demonio.

Bueno no podíamos dejarles aquí, nos ayudaron y ahora les abandonaríamos con este millar de demonios, no podría pero algo me decía que tendría que hacerlo, estaba a la espera de que la puerta se abriera aun así no dejaba de atacar, fue rápido, la puerta se abrió dejando ver a un grupo de almas pobre de ellas, entonces Jae tomo mi mano estirándome hacia él y corrimos.

-          Jae, no podemos dejarlos.
-          No te preocupes ellos estarán bien.

Confiaría en sus palabras y por lo menos nosotros dos saldríamos de este lugar, corríamos hacia la salida recibiendo ataques de algunos demonios, esquivándolos como podíamos, hasta que llegamos al limbo, viendo ahora hacia la puerta pero fuera de ella mientras se cerraba, percibiendo a Siwon y al otro demonio los cuales dejaron de pelear y nos miraron regalándonos una sonrisa hasta que la puerta se cerró por completo.

Ya estábamos fuera, entonces mire como Jae caía de rodillas lo cual me asusto pero al mirarle comprendí que el al igual que yo estaba preocupado por aquellos dos que habíamos dejado atrás.

-          Todo estará bien…

Murmure, no me gustaba verlo de esta forma, así que me hinque detrás de él, abrazándole por la espalda, el asintió y se levanto haciendo que yo también lo hiciera al tomarme entre sus brazos.

-          Ahora solo hay que preocuparnos por encontrar  a YunHo y terminar con nuestro deber.

Y así sin más, caminamos hasta salir del limbo, había algo más que hacer, cumplir con el deber como había dicho Jae, a partir de ahora cambiarían cosas, nuestro destino era incierto, otro fuerte enfrentamientos nos esperaba, pero con él, siendo uno… todo es posible.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD