Existencias Entrelazadas - Cap. 16

9 comentarios


“Presentimientos”

(Narrado x Jae)
Regresamos al instituto, sabíamos que YunHo no se encontraba ahí, pero tenía la necesidad de regresar a ese sitio como si algo nos llamara, caminamos en silencio por los pasillos, los cuales me traían demasiados recuerdos en estos meses que había pasado ahí, no negaría que extrañaría a los chicos, pero sabía que si todo terminaba bien o mal nunca regresaríamos a este lugar, suena absurdo decir que escaparía con ChangMin a donde nadie nos pudriera encontrar, muy absurdo ya que aunque nos escondiéramos debajo de una piedra los dos altos poderes de nuestros respetivos lugares nos encontrarían, pero aun así tenía más que seguro que nadie me alejaría de ChangMin nuevamente.

- ¿En qué tanto piensas Jae?- pregunto mi pequeño sacándome de mis pensamientos.

-En nada importante- sonreí

-No te creo, no te quedas pensativo por nada importante, Jae… Dime que pasa por esa cabeza que tienes

-ChangMin quiero que me prometas algo- pedí

Me miro por unos segundos deteniendo su camino, estaba indeciso a responderme pero necesitaba esto.

-Tus palabras me hacen dudar Jae, dime que deseas que te prometa y si puedo cumplirlo lo hare- respondió cautelosamente-

-ChangMin, necesito que me prometas que pase lo que pase tu estarás bien, si las cosas se salen de control quiero que regreses al cielo donde se que estarás protegido, prométemelo por favor-  pedí

-No…- respondió sin pensar en lo que había dicho

-ChangMin, por favor necesito saber que estarás bien pase lo que pase –

-Estaré bien Jae - me tomo de la mano – estaré bien si estoy contigo, no me pidas que te deje porque no lo haré, no puedo prometerte lo que me pides, solo puedo prometer que pase lo que pase estaré a tu lado en vida o muerte, en el cielo o en el infierno siempre estaré a tu lado nunca te soltare, escucha bien demonio con cabeza hueca solo estando a tu lado estaré bien-

Se sentía extraño pero era fascinante, era la primera vez que ChangMin me besaba sin antes yo haberlo iniciado, al parecer mi pequeño ángel estaba creciendo, sonreí mirando a mi pequeño sonrojado.

-¿Por qué sonríes?- pregunto evitando mi mirada

-Nunca espere que tu llevaras la iniciativa de hacer esto, siempre pensé que si yo no te besaba o te provocaba nunca podría probarte- respondí sonriendo

-No te acostumbres, no creo que vuelva a suceder- soltó mi mano y siguió caminando

-Eso dices ahora pero ya verás que no será la última vez que lo hagas- murmure siguiendo sus pasos

-¿Dijiste algo?- pregunto

-No yo no he dicho nada- sonreí alcanzándolo y caminando a su lado

Llegamos a nuestra habitación, al ingresar esta se encontraba en penumbras y una extraña aura invadía el lugar, ChangMin se quedo en la entrada mientras que yo me adentraba en esta, todo estaba como lo habíamos dejado, sentía como si hubiera pasado mucho tiempo desde esto pero solo había pasado unos días.

-Ellos estuvieron aquí- hablo ChangMin desde la puerta

-¿Es el aura de ellos?- pregunte

-Si pero es extraño, su aura se ha convertido en una misma si pones atención podrás reconocer el aura de YooChun y JunSu por separado, aunque no me imagino que pudieron hacer para que su aura fuera una misma- respondió confundido

-Recuerda que ellos son rangos más altos que nosotros y pueden hacer cosas que nosotros no nos explicamos.

La habitación quedo en silencio nuevamente, cada uno nos habíamos sumido en nuestros propios pensamientos sin notar que alguien más nos observaba desde la oscuridad, sentía que algo había cambiado en el curso de todo esto pero no sabía que era, mire el reloj que se encontraba descansando en la mesa de trabajo de YunHo, aun era temprano para el ritual pero si no nos dábamos prisa en encontrarlos todo terminaría.

-¿Por qué estamos aquí Jae?- pregunto mi ángel cuando me acerque a él.

-No lo sé, tenía esa necesidad de regresar aquí- respondí mirando la habitación una vez mas

-¿Será porque nosotros los llamamos?

Era la voz de YooChun, mire por toda la habitación y ahí estaba sentado en uno de los sofás y detrás de él se encontraba JunSu, había algo extraño en el arcángel no se veía igual que la ultima vez y su aura era muy diferente.

-Maldito imbécil ¿dónde está YunHo? - dije furioso lanzándome contra el

Pero no llegue muy lejos, uso sus poderes ya que me lanzo contra la pared de la habitación, fue tan fuerte el impacto que la pared se estrello causando unas pequeñas heridas en mi espalda.

-JAE…- grito mi ángel arrodillándose a mi lado

-Pero que tierna escena, el angelito se preocupa por su demonio- YooChun se echo a reír tan fuerte que los oídos dolían

-YooChun es mejor acabar con esto de una vez por favor- hablo JunSu seriamente.

-Pero Su yo quiero divertirme un rato, quiero ver a donde llega el amor de estos híbridos patéticos.

-Pero prometiste no herirlos Chunnie - la voz de JunSu se escuchó preocupada.

YooChun se levanto y tomo a JunSu de la mano atrayéndolo hacia él, lo beso salvajemente, el pobre de JunSu solo pudo poner sus manos entre los dos cuerpos, apartando un poco a YooChun el cual sonrió maliciosamente al finalizar el beso, pude ver que el labio inferior de JunSu sangraba lentamente, al sentir esto el arcángel llevo su mano a su labio limpiando su herida.

-No te preocupes no sufrirán mucho- murmuro lo demasiado alto como para poder escucharlo

JunSu se agacho rehuyendo de la mirada de YooChun, este volvió a dirigir su atención hacia nosotros.

-JunSu como dejas manipularte por este demonio, somos almas puras y no sentimos miedo a ellos somos mejor que ellos- grito ChangMin desesperado al ver el comportamiento de su compañero y amigo.

YooChun volvió a reír fuertemente tomando a JunSu de la barbilla haciendo que mirara a ChangMin.

-Responde Su, no dejes a tu amiguito con la duda.

-YooChun no me manipula el me protege, el solo me demuestra su cariño de esta manera, YooChun me quiere al igual que yo a el- La voz de JunSu se escuchaba extraña carecía de ánimo.

-Eso no es cariño JunSu, YooChun solo te utiliza- volvió a gritar ChangMin.

-NO…. El me quiere me lo ha dicho y expresado- grito.

-¿De qué forma JunSu?, el te endulzo el oído con palabras hermosas y te hizo sentir querido en la intimidad JunSu, el te enseño el placer carnal que disfrutan los humanos cuando están en la intimidad, pero no te engañes, el solo te quiere para su plan y utiliza tu cuerpo para disfrutar del pecado que estas cometiendo Junsu, entiende YooChun es un demonio y como ende este no puede sentir, el no puede sentir amor por ti- hable incorporándome con la ayuda de ChangMin.

-¡Mentira!... el me quiere, y si fuera cierto lo que dices, en ese caso tu tampoco sientes amor hacia ChangMin ya que tú también eres un demonio como YooChun.

-No es verdad, Jae no es un demonio como YooChun, el es un ángel mandado al inframundo por un error, y yo estoy seguro de su amor por mi – me defendió ChangMin

-Y yo estoy seguro del amor por YooChun- grito desesperado JunSu.

-Ya es suficiente, me aburre esto ya es hora de terminar - dijo YooChun.

JunSu lo miro con miedo, y eso me puso alerta, algo no estaba bien en todo esto y temía que ChangMin saliera dañado.

-¿Dónde está YunHo?- pregunto ChangMin esta vez

-No te preocupes por ese humano estúpido, el está bien solo que tuvimos unos pequeños contratiempos y necesito otra cosa para poder adueñarme de los planos- respondió YooChun.

-¿Qué es lo que quieres YooChun?-  no sé porque temía preguntar eso pero necesitaba saber que pasaba

-Eso es simple Jae, necesito a tu ángel para que me ayude- respondió como si nada.

Todo mi cuerpo se puso alerta al escuchar esto, ese demonio estaba idiota si pensaba que dejaría que se llevara a mi ángel.

-Ni se te ocurra ponerle una mano encima a ChangMin o conocerás de lo que soy capaz- amenace.

-Ay Jae… pensé que me conocías mejor, yo siempre consigo lo que quiero y ese ángel vendrá conmigo quieras o no quieras.

-Oye no soy un objeto para que me quieran usar como se les antoje - hablo molesto ChangMin.

-No eres un objeto pero si puedo usarte como me dé la gana.

-No si  yo te lo impido.

 Volví a irme contra YooChun pero esta vez no hizo nada para defenderse uno de mis puños fue a dar contra su cara, este solo sonrió y tomo mi muñeca lanzándome contra la pared una vez más pero pude detenerme antes de topar con esta.

- Que ingenuo eres si crees que me dañaras peleando como un humano.

Sin que digiera algo mas, sentí el aura de ChangMin incrementándose, lo mire de reojo y pude ver que mi pequeño sacaba su lado ángel al cien por ciento.

No vi venir lo que estaba pasando ChangMin se estaba enfrentando a YooChun con su katana, me quede inmóvil a ver lo hábil que era mi ángel, se veía tan hermoso, sus movimientos parecían una danza, cada ataque era perfecto era un dios ante mis ojos, pero reaccione bruscamente cuando YooChun contraataco a mi pequeño haciéndolo perder el equilibro cayendo al suelo, corrí enfurecido sacando mi lado demonio tomando mi forma original.

-¿Estás bien?- pregunte ayudándolo a incorporarse

-Sí, solo fue un descuido- dijo tomando mi mano e incorporándose

-ChangMin ataquemos juntos ya que por separado nuestros ataques no le aran nada - sugerí y el asintió

Los atacamos con lo mejor que teníamos, mi espada de los lamentos era inservible ya que al tratarse del hijo del señor del inframundo no funcionaba como debía pero aun así tenía que hacer algo, por más que atacábamos YooChun nos esquivaba fácilmente.

Con un solo movimiento nos mando de nuevo al piso pero esta vez ninguno de los dos salió tan bien como las otras veces, mire a mi ángel que tomaba su brazo derecho el cual sangraba, quise ayudarlo pero algo paralizo mi cuerpo.

-Esto ya me canso así que ya basta de jugar, JunSu toma a ChangMin nos largamos de aquí- ordeno YooChun.

Ese maldito demonio estaba utilizando alguno de sus poderes contra mí dejándome paralizado.

-YooChun, Jae también podría servirnos- hablo JunSu acercándose a ChangMin.

-Este demonio ¿en que puede servirnos?- me miro YooChun burlonamente.

-Recuerda que en Jae hay una parte bondadosa al tener un lado angelical- respondió JunSu tomando a ChangMin.

No comprendía porque mi ángel no hacía nada para librarse del agarre de JunSu hasta que observe que mantenía sus ojos cerrados.

-¿Qué le han hecho?- grite enojado.

-No te preocupes Jae solo duerme- respondió JunSu tranquilamente.

-Vámonos ya casi es hora- hablo YooChun.

-No…. ¿A dónde lo llevan?, ¿Qué piensan hacerle?- preguntaba nerviosamente no quería que le pasara nada.

-No te preocupes Jae no le aremos nada malo y al parecer JunSu tiene razón tu podías ser de ayuda así que tu también vendrás con nosotros.

Sentí como mis ojos se cerraban lentamente sin poder evitarlo, lo último que pude ver fue la figura de ChangMin en los brazos de Junsu, jure en ese instante que si dañaban a la persona que más quería en esta existencia no descansaría hasta que ellos sufrieran lentamente aunque esto me llevara al inframundo nuevamente.


Enfrentamiento.

(Narrado x Min)
Nos encontrábamos en el instituto, el primer sitio al que regresamos después de salir del inframundo, caminando por entre los pasillos y edificios sentía que ya había pasado mucho tiempo de cuando la última vez que estuvimos aquí todos, esas personas que conocí me es duro pensar que eso ya no podría ser, que cambiaria todo si no lográbamos salvar a YunHo por lo que teníamos que encontrarlo y ponerlo a salvo, miraba a los pocos jóvenes que se encontraban en clase, no quería que su vida cambiara, ellos estaban bien así… no dejaría que eso llegara a pasar.

Mire a Jae el cual caminaba en silencio a mi lado, estaba tan sumido en sus pensamientos que no se dio cuenta que lo estaba mirando, se veía tan tranquilo pero algo le ponía mal se le notaba en la mirada y quería saber de qué se trataba.

-          ¿En qué tanto piensas Jae?...
-          En  nada importante – me sonrió.
-          No te creo, no te quedas pensativo por nada importante, Jae… Dime que pasa por esa cabeza que tienes.
-          ChangMin quiero que me prometas algo – me pidió.

Le mire, deteniendo mis pasos, sus palabras me hacían dudar en aceptar, temía que me pidiera algo que no podría o no quisiera cumplir, por lo que pensé bien mi respuesta no le iba a prometer antes de que me dijera de que se trataba.

-          Tus palabras me hacen dudar Jae, dime que deseas que te prometa y si puedo cumplirlo lo haré.
-          ChangMin, necesito que me prometas que pase lo que pase tu estarás bien, si las cosas se salen de control quiero que regreses al cielo donde se que estarás protegido, prométemelo por favor.

Jae hablaba serio, en la forma que lo decía parecía sincero pero no podía, no me iba a alejar de el por nada.

-          No… - respondí de inmediato.
-          ChangMin, por favor necesito saber que estarás bien pase lo que pase.
-          Estaré bien Jae… - tome sus manos entre las mías – estaré bien si estoy contigo, no me pidas que te deje porque no lo haré, no puedo prometerte lo que me pides, solo puedo prometer que pase lo que pase estaré a tu lado, nunca te soltare, escucha bien demonio con cabeza hueca… - solté sus manos, colocando las mías en sus mejillas – solo estando a tu lado estaré bien.

Me acerque rápido a su rostro, depositando un corto pero sonoro beso en sus labios, cuando reaccione de lo que había hecho baje mis manos tomando de nuevo las de él, viendo en él una sonrisa causando en mi que ese liquido rojo llenara mis mejillas en un sonrojo, baje la mirada apenado.

-          ¿Por qué sonríes?...
-          Nunca espere que tu llevaras la iniciativa de hacer esto, siempre pensé que si yo no te besaba o te provocaba nunca podría probarte – me respondió sonriendo.
-          No te acostumbres, no creo que vuelva a sucede – solté sus manos y seguí caminando, totalmente apenado.
-          Eso dices ahora pero ya verás que no será la última vez que lo hagas… - murmuro Jae detrás de mí.
-          ¿Dijiste algo? – pregunte, simulando que no había oído lo que dijo.
-          No, yo no he dicho nada – respondió Jae.

Estaba seguro que sonreía, sintiendo como se colocaba a mi lado y caminábamos así hasta llegar a lo que era nuestra habitación en el instituto, entramos percatándonos que estaba a oscuras, algo llamo mi atención era un aura, me quede quieto ahí en la entrada viendo como Jae se adentraba en la habitación seguía cada uno de sus movimientos sentía algo de temor de que le pasara algo, esa aura era penetrante pero no sentía ningún cuerpo presente por lo que me hice una idea.

-          Ellos estuvieron aquí… - comente.
-          ¿es el aura de ellos? – pregunto Jae.
-          Si… pero es extraño, su aura se ha convertido en una misma si pones atención podrás reconocer el aura de YooChun y JunSu por separado, aunque no me imagino que pudieron hacer para que su aura fuera una misma – dije algo confundido.
-          Recuerda que ellos son rangos más altos que nosotros y pueden hacer cosas que nosotros no nos explicamos.

Algo me decía que todo eso de que su aura fuera una, era por algo más que un poder más allá del que nosotros tenemos, desde aquella última vez que vi a JunSu me percate de algo diferente en él y me daba cierta idea a lo que se debía, el se había enamorado o al menos eso creía, el siempre tuvo curiosidad sobre eso, pero no era tiempo de pensar en esas cosas, el por qué estábamos aquí era una duda, yo solo seguía a Jae…

-          ¿Por qué estamos aquí Jae? – pregunte al tiempo que mi Jae se acercaba a mí.
-          No lo sé, tenía esa necesidad de regresar aquí – respondió.
-          ¿Será porque nosotros los llamamos?

Esa era la voz de YooChun la cual me tomo por sorpresa, trate de ver de dónde provenía su voz pero no lo encontraba hasta que me di cuenta que Jae miraba hacia aquel sofá dentro de la habitación y dirigí mi vista ahí, viéndolo por fin y detrás de él a JunSu, mi mirada se detuvo más tiempo en JunSu había cambiado tanto que me dejo entre sorprendido y temeroso.

-          Maldito imbécil ¿Dónde está YunHo?

Casi grito Jae completamente enojado, lanzándose sobre YooChun pero este ni se inmuto tan solo vi como Jae era lanzado contra la pared de la habitación haciendo que mi corazón se acelerara ante la preocupación y empeoro cuando escuche el sonido que hizo la pared al estrellarse ante el golpe.

-          JAE… - grite, acercándome a él lo más rápido que pude arrodillándome a su lado tratando de ver si se encontraba bien moviendo las manos para todos lados pero sin saber dónde colocarlas.
-          Pero que tierna escena, el angelito se preocupa por su demonio – hablo YooChun, echándose a reír un poco después, ensordeciéndome con tan fuerte risa.
-          YooChun es mejor acabar con esto de una vez por favor…. – hablo JunSu.
-          Pero Su, yo quiero divertirme un rato, quiero ver a donde llega el amor de estos híbridos patéticos – le respondió YooChun.
-          Pero prometiste no herirlos Chunnie – JunSu al contestar sonó preocupado, logrando que yo me alertara más.

No quería mirarles, pero enfrente de mi estaba un espejo el cual duplicaba toda la escena de esos dos, YooChun se levanto tomando a JunSu de la mano atrayéndolo hacia su cuerpo besándolo de una forma demasiado agresiva a mi parecer, JunSu solo coloco sus manos en el pecho de este apartando un poco a YooChun el cual sonreía tan malévolo que causo que se me erizara la piel.

-          No te preocupes no sufrirán mucho… - dijo YooChun en un tono bajo simulando un murmullo.

Vi como JunSu baja la mirada sin oponerse de lo que decía el demonio y toda una sensación de enojo me recorrió entero estaba decepcionado y me sentía enfermo con la situación como JunSu podía ser así.

-          JunSu… ¿cómo dejas manipularte por este demonio? Somos almas puras y no sentimos miedo a ellos somos mejor que ellos – grite, la situación me desesperaba, porque él se tenía que comportar así… sobre todo porque él tuvo que ser el que nos traicionara…

YooChun rio escandalosamente, tomando de la barbilla a JunSu haciendo que me mirara y hablo.

-          Responde Su, no dejes a tu amiguito con la duda…
-          YooChun no me manipula, el me protege, el solo me demuestra su cariño de esa manera, YooChun me quiere al igual que yo a él – sus palabras no me convencían más que tratar de asegurarme que así era, lo oía tratando de convencerse a sí mismo.
-          Eso no es cariño JunSu, YooChun solo te utiliza… - trataba de hacerle ver la realidad pero este estaba cegado.
-          NO… El me quiere me lo ha dicho y expresado – me grito.
-          ¿De qué forma JunSu? El te endulzo el oído con palabras hermosas y te hizo sentir querido en la intimidad JunSu, el te enseño el placer carnal que disfrutan los humanos cuando están en la intimidad, pero no te engañes, el solo te quiere para su plan y utiliza tu cuerpo para disfrutar del pecado que estas cometiendo JunSu, entiende YooChun es un demonio y como ende este no puede sentir, el no puede sentir amor por ti – esta vez el que hablo fue Jae, incorporándonos ambos.
-          ¡Mentira!... el me quiere y si fuera cierto lo que dices, en ese caso tu tampoco sientes amor hacia ChangMin ya que tú también eres un demonios como YooChun – dijo JunSu a la defensiva.
-          No es verdad, Jae no es un demonio como YooChun, el es un ángel mandado al inframundo por un error y yo estoy seguro de su amor por mi – le respondí a JunSu defendiendo lo que estaba seguro era verdad, el me quería podía sentirlo, el no se comportaba así como YooChun, vi como todo lo que decíamos a JunSu le iba afectando.
-          Y yo estoy seguro del amor por YooChun – dijo JunSu en un grito desesperado.
-          Ya es suficiente, me aburre esto ya es hora de terminar – sentencio YooChun.

¿A qué se refería con terminar con todo esto? No podíamos permitirlo, tenía que tomar más tiempo para lograr hacer algo para vencerle…

-          ¿Dónde está YunHo? – cuestione.
-          No te preocupes por ese humano estúpido, el está bien solo que tuvimos unos pequeños contratiempos y necesitamos otra cosa para poder adueñarme de los planos – respondió YooChun.
-          ¿Qué es lo que quieres YooChun? – pregunto Jae.
-          Eso es simple Jae, necesito a tu ángel para que me ayude – dijo el demonio calmadamente.

Al tiempo que YooChun termino de hablar el cuerpo de Jae se coloco frente al mío, estaba alerta, en tensión y pronto atacaría de eso no me quedaba duda, no lo niego sus palabras hicieron que sintiera un vacio en mi estomago causándome nauseas pero por supuesto jamás le ayudaría a ese.

-          Ni se te ocurra ponerle una mano encima a ChangMin o conocerás de lo que soy capaz – amenazo Jae.
-          Ay Jae… pensé que me conocías mejor, yo siempre consigo lo que quiero y ese ángel vendrá conmigo quieras o no quieras – dijo amablemente YooChun.
-          Oye, no soy un objeto para que me quieran usar como se les antoje – los interrumpí, molesto.
-          No eres un objeto pero si puedo usarte como me dé la gana – afirmo YooChun.
-          No si yo te lo impido…

Jae que hace un momento se encontraba frente a mi ahora estaba corriendo hacia YooChun dándole un golpe en el rostro haciendo que él le tomara el puño y lo aventara lejos contra la pared pero Jae para mi alivio pudo caer de pie antes de topar con esta, no podía dejarle solo así que deje que todo mi ser saliera, de un momento a otro ya me había convertido en mi verdadero ser, toda la fuerza que sentía me absorbió, a mis manos llego mi hermosa katana la tome con fuerza entre ambas manos y corrí a enfrentarme a YooChun, le atacaba y el respondía a cada unos de mis ataques, me movía rápido tratando de darle un golpe, un movimiento de JunSu me distrajo haciendo que YooChun me golpeara y cayera.

La aura de Jae se intensifico asiéndome ver en el aquella forma demoniaca que era y se acerco a mí.

-          ¿Estás bien? – pregunto extendiéndome la mano.
-          Si, solo fue un descuido – respondí tomándole de la mano incorporándome.
-          ChangMin ataquemos juntos ya que por separado nuestros ataques no le harán nada – me sugirió a lo cual asentí.

Ambos al mismo tiempo le atacamos, dábamos golpes hacia su figura pero él los esquivaba con facilidad, con un rápido movimiento nos mando directo al suelo, algo me golpeo el brazo y dirigí mi mano a él percatándome que tenía un corte la sangre salía de la herida apenas podía sentir el dolor sentía mis ojos pesados, mi cuerpo perdió fuerza, de pronto todo se volvió oscuro ahora no percibía nada, ni el dolor de mi brazo, ni el duro suelo, no oía tampoco nada, solo era esa oscuridad inmensa que me hacía sentir cautivo y asfixiado.

9 comentarios:

  1. Cómo esperé este fic. Me encantó esta actualización. Me preocupa lo que les pueda pasar a los tres.

    Esperaré el siguiente capítulo con ansias^_^

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/19/2012

    Waaaaaa me encanta espero que actu prontoooooo me encanta de verdad!!!! <3 <3 <3 <3<3 esta emocionanteeeeeee no tardes perpero con ansias

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9/22/2012

    increiblemente me encancto

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9/24/2012

    Les juro que yo sere la que me comvierta en demonio si no actualizan rapido este fic! TT-TT no demoren porfa.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9/24/2012

    Les juro que yo sere la que me comvierta en demonio si no actualizan rapido este fic! TT-TT no demoren porfa.

    ResponderEliminar
  6. Aigo!~

    este fico es genial aunque no lo han actualizado u.u please! capo nuevo : (

    ResponderEliminar
  7. Omg buenisimo fic tienen que actualizarlo por favor se los imploro. amo tanto al maldito de chunnie que me es imposible odiarlo aunque sea malo por favor espero actualicen pronto T_T !!!!!!

    ResponderEliminar
  8. aigo!~ el fico es buenisimo please continuacion :/

    ResponderEliminar
  9. Anónimo4/11/2014

    contiii ...esta muy interesante

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD