La joya mas valiosa - tercera parte

0 comentarios


El cuerpo de Changmin cayó con fuerza en la cama con Yoochun sobre él, no era capaz de pensar claramente, ni siquiera sabía por qué no se oponía a todo aquello y antes de que pudiera siquiera pensar, Yoochun reclamó sus labios una vez más en un beso necesitado, un beso anhelado.

Changmin gimió bajo el asalto de su boca, Yoochun era todo un experto, se mareó con la intensidad del beso, y en un momento se arrepintió de no haber cedido hace mucho, en no haber siquiera intentado aquello.

Yoochun lo aprisionó en un fuerte abrazo, el fuego acariciándolos, encendiéndolos y animándolos a cada segundo mientras su excitación subía de tono cada vez más, Yoochun besó con calma desde sus labios a su mandíbula, en el mentón, yendo poco a poco al lóbulo de su oreja y por todo el cuello, Changmin se sorprendió de las habilidades de Yoochun, parecía todo un experto, haciéndole creer que no era el primero, y eso le molestó unos momentos, pero se recordó que nunca se ha fijado en otro más que en él, desde el orfanato, así que no había otros.

“Pervertido por naturaleza” pensó mientras sonreía de lado, un hormigueo le recorrió los pezones ante las manos hábiles de Yoochun, que al instante se endurecieron, sobresaliendo.

-Yoochun….- gimió, incapaz de reconocer su voz.

Había mucho poder en sus caricias, le hacía desear mucho más. Yoochun lo aprisionó aún más contra el colchón,  Changmin percibía su erección a través de su pantalón, presionándose sobre la suya, respiraba entrecortadamente producto de todas las sensaciones, pero una parte de él aún estaba orgullosa, queriendo detener todo aquello.
  
-Detente…..- susurró más que habló.

Yoochun ignoró la petición y trazó con la lengua el contorno de su oreja e introdujo una mano bajo sus boxers para tocarle sin reprimirse como lo había hecho por años.Changmin se arqueó en respuesta y clavó los dedos en su amplia espalda ante la sensación, Yoochun comenzó a acariciarle de arriba abajo, atormentándolo, primero suave y lento, para tomar fuerza y velocidad rápido.

-Ahhh….-gimió Changmin, echando la cabeza hacia atrás por la intensidad de todo.

Se aferró más a él, frotándose de forma desinhibida contra él, ansiando más de él. Yoochun saboreó el olor del cuerpo bajo el suyo, sus brazos envolviéndolo, lo sabía, era suyo, siempre lo había sido, le encantaba verlo retorcerse bajo sus caricias, sentirlo temblar anhelando un poco más de su parte, quería llevarlo al límite….hacerlo juntos….le quitó la camisa e inclinó la cabeza hasta atrapar un pezón y succionar suavemente, deleitándose con su sabor y textura, Changmin estaba completamente preparado para recibirlo, bajó de un tirón la prenda que se ceñía a sus caderas, que le impedía un acceso total a aquel lugar que se moría por explorar en toda su profundidad.

Changmin sintió cómo bajaba sus boxers, pero no quiso detenerlo, que hiciera con él lo que le plazca, ya no tenía voluntad propia, estaba absorto en todas las sensaciones, lo único que quería era llegar hasta el final, Yoochun se quitó los pantalones en un movimiento desesperado y le separó los muslos colocándose sobre él sin dejar de besarlo, Changmin arqueó las caderas acercándose más, aferrándose, deseaba sentirlo con una desesperación que no creía que tuviera.

Yoochun no esperó más, penetrándole tan lentamente como el poco juicio le permitió porque se ahogaba en placer al sentir su caliente estrechez presionando su virilidad, era muchísimo mejor de lo que había imaginado.

-Aahhh… - ChangMin gimió ronco y cerró los ojos aguantando todas las sensaciones que ahora Yoochun le daba.

-Changmin….

Changmin sonrió cuando le escuchó, pudo relajarse un poco… pero el dolor no se iba…y como si fuera una especie de masoquista estaba inmensamente feliz por entregarse al dueño de su corazón que muchas veces había negado, cerró los ojos con fuerza y mordió su labio para no emitir esos gemidos incómodos ante las primeras estocadas, lentas, pero a la vez placenteras.

Yoochun sonrió al verle relajarse y mover sus caderas contra él acompañándolo, porque ahora ambos disfrutaban a la par, llegando más profundo y rápido en su interior a cada segundo.

Ambos gemían sin parar, sus cuerpos se abrazaron y el vaivén sacudió la cama, hasta que llegó, Yoochun terminó dentro de Changmin y éste en sus torsos, con un gemido al unísono largo y alto……….


Yunho no supo muy bien por qué lo hizo, pero abrazar a Jaejoong y colocarlo entre la pared y su cuerpo fue lo único que se lo ocurrió para salvarlo, abrazándolo fuertemente y cerrando los ojos, esperando todos los golpes mortales…………que nunca llegaron……….
Abrió lentamente los ojos sorprendido, escuchó los golpes, sí, pero ninguno le había dado a él.

“¡Jaejoong!” Fue lo primero que pensó, se separó un poco para verlo bien, pero tampoco tenía ningún golpe ni nada, se aferraba a él tanto como podía, escondiendo el rostro en su pecho.

“¿Qué está pasando?” Volteó y vio a sus espaldas un enorme muro de hielo que había amortiguado los golpes, tan delgado pero fuerte a la vez, protegiéndolos, todos se sorprendieron al ver ese magnífico muro.

-¿¡Qué es esto!?- exclamó GD molesto.

-No creí jamás que necesitaras ser protegido, Yunho- se escuchó decir al fondo del callejón.

Yunho sonrió al verlo, casi nunca le había agradado verlo, pero ahora le agradaba inmensamente, ahí estaba él, sonriendo con ese porte infantil pero amenazante a la vez.



-Y yo nunca creí que me alegraría de verte, Xiah.

-Wow, supongo que eso es un cumplido de tu parte- dijo alegremente mientras deshacía el muro de hielo- ahora será un 5 vs 3- dijo colocándose al lado de Yunho, ambos delante de Jaejoong- ¿Quién es este?

-Un chicle- respondió Yunho sonriendo.
-Creí que no te gustaban los chicles- dijo Xiah mientras curaba las heridas de Yunho.

-No me gustan, pero éste no es fácil de quitar- dijo mientras veía cómo sus heridas sanaban rápidamente- Gracias.

-No hay por qué- respondió Xiah sonriendo- ¿Estás herido?- le preguntó a Jaejoong, sin embargo no contestó debido al asombro ante las habilidades de Xiah- ¿No hablas?

-¿Eh? Ah, lo siento, no, no estoy herido…..

-Vaya, vaya, así que ahora estás de su lado, por eso nunca supimos nada de ti- exclamó Daesung- los rumores eran ciertos, eres un traidor….

-Mejor traidor que marioneta- respondió Xiah

Seungri no esperó, en un movimiento rápido comenzó su ataque hacia ellos seguido de Taeyang, pero no pudieron ni acercarse, con un simple golpe con su talón Xiah levantó una prisión de hielo alrededor de Seungri; por otro lado, para sorpresa de todos (a excepción de Xiah), Yunho arrojó cristales de hielo de sus manos que cumplían la función de cuchillos que clavaron a la pared a Taeyang, sin herirlo.

-Dos, quedan tres- dijo Xiah

-Já, ¿crees que con eso los vas a detener?- se burló Top.

GD afianzó su mirada contra Yunho.

-Vamonos- dijo de pronto

-¿¡Qué!? Pero…..

-Por hoy aquí lo dejaremos, tienen suerte- dijo GD mientras ayudaba a Taeyang y a Seungri a salir de sus prisiones- Nos veremos después- dijo mientras desaparecía junto con los otros entre las sombras.

-También debemos irnos- dijo Xiah- estás débil Yunho…


La sonrisa de Yoochun brillaba a más no poder, siempre había sabido que Changmin sentía lo mismo por él, sólo que era demasiado orgulloso para aceptarlo, pero después de aquélla noche ya no tenía ninguna duda al respecto, Changmin aún intentaba rechazarlo, pero menos, se sonrojaba demasiado cuando se acercaba mucho a él.

-Aquí tengo los resultados de la investigación- dijo Changmin mientras entraba a la cocina donde se encontraba Yoochun.

-¿Qué dice?

-Déjame ver, dice…..-Changmin se quedó en silencio mientras leía el contenido- Tienes que leer esto Yoochun…

Yoochun se acercó al ver la mirada preocupada de Changmin, leyó una y otra vez las palabras escritas en el papel, Yunho tenía razón, Top en verdad era un peligro, lo habían enviado específicamente a atacar a Yunho, nadie más, junto con otros.

-Tenemos que hablar con Yunho….


-Toma Yunho- Xiah le ofreció un vaso con agua mientras lo sentaba en la cama de la habitación de un hotel en el que se habían hospedado. Xiah estaba preocupado, ya hace una semana que se encontraron con los otros y Yunho aún está débil y cansado-Lo mejor será que duermas un rato- le dijo recostándolo por completo en la cama, Yunho asintió y cerró los ojos, quedándose dormido casi al instante.

Xiah lo vio tiernamente dormir, tomó su camisa y la desabrochó lo suficiente para ver su hombro derecho por la espalda, ahí estaba, como siempre, la marca que varios lunares pequeños habían formado, una marca de nacimiento, sólo que ahora estaba un poco blanca contrastando con su piel morena, se preocupó, ahora Yunho podía manejar mejor sus habilidades que descubrió hace apenas un año, pero le agota demasiado.

-Se vería mejor un dragón o algo así- sonrió- pero qué se le va a hacer, es parte de ti- Y es que la marca no era precisamente para temerle, al contrario………..



-Pero eso demuestra que eres su hijo…..

-¿Qué haces?- Jaejoong llegó después de registrarlos con nombres falsos.

-Tenía una herida, la he curado- respondió acomodando de nuevo su camisa, no confiaba en Jaejoong, sabía que lo había visto en algún lado, pero no recordaba de dónde, o tal vez lo estaba confundiendo con alguien.

-¿Puedo preguntarte algo?

-Dime…

-Ellos han dicho que eres un traidor y…

-Quieres saber por qué- Jaejoong asintió- Por que lo soy, antes yo era uno de ellos, mi único propósito era capturar a Yunho y llevarlo con el jefe, estaba en un error.

-¿Por qué lo dices?

-Él quiere el poder de Yunho únicamente para beneficio suyo, una vez que lo obtenga, se deshará de todo ser vivo en el universo, incluso de sus subordinados.

-¿Poder?

-Larga historia, en fin, Yunho ha llevado una vida dura, sin padres, hermanos, nada, aún así nunca se rindió, siempre luchó por conservar su existencia, siempre, es una persona cálida, amable…..es alguien que me enseñó que del odio al amor sólo hay un paso, que es mejor pelear para defender a aquellos que amas que pelear por propósitos ajenos…..¿No te has sentido así en el tiempo que has estado con él?

-S…sí- admitió Jaejoong, era verdad, ahora sentía cierto afecto por Yunho- ¿Entonces creció solo?

-Ajá

-¿Y cómo conoció a Micky?

-¿Conoces a Micky?- Jaejoong asintió- Vaya, es algo que no me esperaba, como sea, Micky y él estaban en el mismo orfanato, desde el primer momento Micky se acercó a Yunho a pesar de sus rechazos, siempre le ayudó sin pedir nada a cambio, incluso sabiendo que su vida corría peligro a su lado, le enseñó que en el mundo hay personas que valen la pena, personas que no se traicionan……te haré esta pregunta….¿tú serías capaz de traicionar a Yunho?.....Yo no, me di cuenta de eso, ese es el motivo por el que me uní a él, por el que ahora me atrevo a llamarme su amigo, porque daría mi vida por él…..
-¿Lo amas?

-Como amigo, nada más, por eso no dudaría en arrojarme al fuego por él….

Jaejoong escuchaba atentamente mientras pensaba, Xiah tenía razón, Yunho era una persona increíble, lo supo desde el momento en que lo ayudó salvándolo del frío, era totalmente distinto a todo lo que había escuchado; sí, era frío, pero era más cálido que cualquier otro, comenzó a gustarle desde el día en que ganó todos esos peluches para él, ahora se daba cuenta de que tampoco podría dañarlo de algún modo, no se lo perdonaría.

-Saldré un momento….-dijo poniéndose de pie, Xiah asintió.


-La misión está llevando más tiempo del debido

-Lo sé, señor

-¿Necesitas más ayuda?

-No, señor

-Bien, entonces deja que te cuente mi nuevo plan, es una emboscada que he planeado desde hace tiempo….


-¿Cómo estás Yunho?- preguntó Yoochun nada más al contestar el teléfono.

-Bien, Micky ¿Cómo está Max?

-Bien, pero eso no importa ahora, tengo que decirte algo…

-Primero déjame contarte que Xiah está conmigo, me ha salvado de Top y…

-¿Xiah está contigo? Gracias a Dios….

-¿Qué te pasa? Estás extraño

-Yunho escúchame, a Top lo enviaron junto con otros a cazarte….

-Eso ya lo sé, fue GD
-¡Déjame terminar!

-Mira, no sé qué te pasa, pero cálmate, me tengo que ir, nos vemos….

-Yunho….Yunho….¡Yunho!

Pero Yunho ya había colgado el teléfono.

“¡Maldición!”


-Llegamos- dijo Yunho cuando por fin llegaron al orfanato en donde había crecido.

Xiah y Jaejoong miraron por las ventanas del auto, era un viejo edifico en medio del bosque, un lugar triste y lúgubre.

-¿Aquí creciste?

-Bueno, cuando yo venía estaba lleno de gente y más cuidado- respondió Yunho mientras caminaban hacia el edificio.

-Iré a investigar los alrededores- dijo Xiah mientras se alejaba un poco.

-¿Un poco triste, no?- bromeó Yunho.

-No mucho- sinceró Jaejoong.

Veía a Yunho constantemente, queriéndolo cada vez más, admirándolo, ahora se daba cuenta de que lo había cambiado completamente justo como lo dijo Xiah, Yunho le había enseñado muchas cosas, una de ellas, querer a los demás, tenía que decírselo.

-Yunho…..¿puedo decirte algo?

-¿Mmmm?- Yunho se detuvo y le dedicó una enorme sonrisa.

-Yunho yo…

-Primero déjame decirte…..gracias…-Yunho abrazó fuertemente a Jaejoong- Gracias por aparecer en mi vida, tengo pocos amigos de verdad- de hecho sólo tiene 3- pero tú me enseñaste que vale la pena confiar en un desconocido, que no importa quién sea, todos merecemos una oportunidad…..
-Yunho…- Jaejoong estaba estupefacto, feliz por esas palabras, pero culpable a la vez.

-¡¡Aléjate de él!!

Yunho se sorprendió bastante al ver a Changmin y a Yoochun ahí.

-¿Qué hacen aquí?

-¡¡Aléjate de él!!- repitió Changmin apuntándole con un arma, en ese momento Xiah llegó también.



-¿Qué sucede?- preguntó Yunho.

-Yunho, este tipo fue quien envió a Top a cazarte….

-Fue GD…

-Por orden de él- dijo Yoochun señalando a Jaejoong- él los envió a ambos

-¿Qué?- Yunho volteó a ver a Jaejoong quien lo miraba triste- ¿Es eso cierto?

-Yo….

-¡Bien hecho, Hero!- se escuchó decir en uno de los rincones.

De entre las sombras salió una persona aplaudiendo, con el equipo de GD detrás suyo y muchos otros más que comenzaron a rodearlos, en seguida todos se pusieron en guardia.
-Debo admitirlo, un plan perfecto Hero: hacer que lo ataquen, aparecer como un aliado, acercarse, hacer que confíe y después apuñalarlo por la espalda- dijo mientras palmeaba el hombro de Jaejoong que se separó de inmediato de él.

-Tenía razón en no confiar en ti- dijo Xiah- me preguntaba una y otra vez por qué esos dos- dijo señalando a Seungri y a Daesung- no te atacaban en serio, ahora veo el porqué, eres su jefe, no podían herirte.

Yunho no sabía ni en qué pensar, había creído ciegamente en Jaejoong, creído que valía la pena cambiar, pero lo había traicionado, justo como GD cuando eran niños, volvió a caer en la misma trampa.

-Mátenlos, excepto a Yunho- ordenó el líder.

En seguida todos se abalanzaron contra ellos, golpe tras golpe, eran demasiados para ellos cuatro nada más……3…….porque Yunho era incapaz de moverse.

-Vamonos Hero- dijo el líder tomándolo del brazo y desapareciendo.

-Yunho…..- dijo Jaejoong en un susurro antes de desaparecer.

La ira recorría cada vez más rápido sus venas, su corazón latía apresurado, preso de la traición, podía ver pero no procesar la imagen de sus amigos siendo atacados quién sabe por cuántos.

Golpearon a Changmin y a Yoochun tirándolos al suelo, abalanzándose sobre ellos como bestias hambrientas.

“No….” Pensó Yunho.

Xiah apenas lograba mantenerse en pie debido a los mastodontes que lo atacaban uno seguidos, recibiendo varios golpes….

“No….”

Changmin y Yoochun no podían ni siquiera levantarse del suelo por la cantidad de golpes recibidos……

Xiah ya no podía esquivar un golpe más……..

Jaejoong traicionándolo……….

“Yunho……….”



-¡¡¡¡¡No……..!!!!!!!!!!!- gritó por fin liberando toda su ira…..



Se dejó llevar por todos sus sentimientos, con gran velocidad y precisión atacó a cada uno de sus oponentes, quitando de encima los que sus amigos tenían, sorprendiendo a todos, nunca lo habían visto así, de sus manos salían miles de cristales de hielo, su imagen cambiaba poco a poco…..

Ahora vestía una especie de gabardina blanca con unos pantalones un poco acampanados también blancos………..el cabello le creció un poco y se le alborotó de forma ordenada……….su mirada se volvió triste y feroz a la vez……….pequeñas plumas blancas comenzaron a crecer de sus pestañas y cejas, crecían hacia su mejilla cada vez mientras atacaba con un poder increíble.

-Es nuestro turno- dijo GD mientras atacaba con los otros a Xiah, Micky y Max mientras Yunho estaba entretenido con los otros.

Estaban muy débiles como para defenderse de ellos, Yunho ya no veía, no escuchaba….nada…..la imagen de sus amigos siendo capturados le bloquearon cualquier pensamiento, fue hacia ellos sin importarle que aún quedaban muchos que lo atacaban y herían.

-¡No, Yunho, vete!- le gritó Xiah pues sabía que de continuar ninguno tendría oportunidad.

“No lo hagas Yunho…..” Escuchó en su mente, una voz femenina….

-¡Corre, Yunho!- Yoochun quería que se detuviera.

No es el momento de atacar……..”

-¡Vete!- esta vez fue Changmin

“Vive hoy y pelea mañana…..”

-¡Yunho!

“Escúchame….”

-¡¡Huye!!

Yunho ignoro por completo a sus amigos y la voz en su cabeza, corrió hacia ellos dispuesto a sacrificarse por ellos…

“No te dejaré hacerlo………no puedo…….”

Una sombra negra envolvió de repente a Yunho ante los ojos de todos que estaban igual o más sorprendidos, y cuando desapareció……….Yunho lo hizo también

-Vamonos, él vendrá por ellos- dijo Taeyang, y ellos también se fueron.


Yunho sigue la voz que lo está llamando entre las calles, sabe por instinto que esa voz lo conoce, canta en un susurro una y otra vez esas palabras que resuenan muchas veces en su cabeza mientras duerme, esas palabras que le dan tranquilidad y lo arrullan miles de veces.
Ha llegado a una ciudad desierta, cayéndose por el paso de los años, el manto nocturno es todo lo que la ilumina, el viento sopla suavemente en su dirección, deja de correr y camina lentamente por la ciudad, es una ciudad triste, las cortinas se mueven silenciosas en las ventanas, el silencio reina de nuevo, fue una ciudad maravillosa, eso se ve, seguro que en sus años fue gloriosa, ahora no quedan más que ruinas.

De nuevo escucha el dulce canto, no se detiene a pensar y lo sigue, cada vez lo escucha mas cerca, mas claro, llega a lo que parece ser un templo en medio de la ciudad en ruinas, duda, pero entra, escanea con la mirada alrededor, es como visitar una antigua ciudad griega, los pilares están hechos añicos en el suelo, pero ya nada puede sorprenderle, mantiene su mirada fría mientras busca el origen de esa voz, parece venir del edificio principal, gira su mirada hacia él, se ve tenebroso, pero sus pies responden solos y caminan por inercia hacia él.



Mientras camina entre las ruinas no deja de preguntarse qué habrá pasado con todas las personas que habitaban ese lugar, ya que las cosas parecen como si las hubieran dejado de hacer de repente, la luz de la luna apenas puede entrar por las grietas que quedan en los edificios, siente una calidez mientras se adentra más y más por el largo pasillos, como si estuviera en casa, como si desde el principio perteneciera a ese lugar.

Escucha de nuevo las palabras que en sus sueños lo perturban, las que no lo dejan dormir en paz, porque siempre que las ha escuchado sabe que debe ir hacia ellas, aunque no sepa muy bien en qué dirección.

“Mis lágrimas caían, pero pensé que no estaba triste para nada, porque tus sentimientos se hundieron en lo mas profundo de la cicatriz de mi corazón, y la cambiaron por ternura.
Si estas atravesando una gran tristeza, deseo que la compartas conmigo. seré capaz de lo que sea con tal de verte sonreír...”

Ya no puede caminar, corre, corre todo lo que puede, si la persona que canta esas palabras sabe quién es, sabe por qué lo han seguido desde antes, si lo conoce, quiere verla, necesita respuestas, necesita por lo menos alguien en quien apoyarse, porque después de la traición del que él creyó alguna vez su amigo, ya no puede cargar con todo ese peso una vez más, ya no.

Llega por fin a un cuarto enorme en medio de todo y la ve, sentada ahí, mirándolo sin temor alguno, muy por el contrario, pasible, calmada, incluso con tristeza en sus ojos, como si todo el tiempo hubiera estado esperando por él.



Ninguno dice nada al principio, simplemente se miran el uno al otro, como analizándose.

-Tenía razón- dice ella de repente mirándolo fijamente a los ojos- tienes su mirada.

-¿Qué?- responde él sin saber a qué se refiere.

-Las plumas……….
-¿Qué tienen que ver estas plumas?- preguntó notándolas apenas.

-Son un regalo

-¿Regalo?

-Ella te las heredó sólo a ti, ella te las dio para que aprendieras a usarlas, para que te protegieran.

-¿Quién es “ella”?

Pero la chica no le responde, como si no mereciera saberlo.

-He hecho una pregunta

-Eso no me obliga a responderla

-¿Quieres morir, verdad?

-No puedes matarme- responde ella con calma

-¿Lo dudas?

La chica gira la cabeza hacia fuera y comienza a cantar.

“Debajo del gris y cuadrado cielo todo está lleno con toda clase de deseos.
Pero no pierdo de vista la luz entre ellos, y puedo caminar, mirando hacia delante, porque siempre me muestras que aquí permanece algo de pureza, incluso en una esquina de esta ciudad.”

Yunho se queda perplejo al escuchar la letra, lo sabía, esta chica lo conoce.

-¿Por qué cantas eso?

-¿Acaso importa?

-Sí….

La chica ve hacia fuera una vez más, sin responder.

-Es una canción hecha para ti…-dice por fin después de un rato en silencio

-¿Para mi? ¿Quién la ha hecho?

-Era de esperarse que no lo sepas

-¿Tú sabes quién soy?

-Lo sé…..- pero no explicó nada más.

Yunho suspiró y se acercó, sentándose frente a ella.

-¿Fuiste tú quien me trajo a este lugar? ¿La que me hablaba en mi mente?- Ella lo miró y asintió- ¿Eres quien aparece en mis sueños?- ella negó- Por favor, dime quién eres…..- suplicó- o al menos dime quién soy yo….- dijo con una ligera lágrima en sus ojos.

-Me he alegrado bastante saber que estás vivo, estoy muy feliz de haberte encontrado, aunque no lo demuestre…..

-¿Me has buscado?

-No hace mucho

-¿Eres de ellos?

-No

-¿Entonces por qué me has buscado?

Ella lo miró, sufría mucho, eso se notaba.

-¡¡Yunho!!- de repente cayó en un llanto profundo mientras lo abrazaba fuertemente, sollozando, aferrándose a él- Me alegra tanto conocerte al fin…….me alegra verte bien……

-¿Qué tienes?

-Yunho….- ella se separó de él lo suficiente para verlo a los ojos, sin dejar de abrazarlo

-Por favor, dime quién soy….- suplicó una vez más Yunho.

-Eres…..eres mi hermano….-dijo ella.

Yunho abrió los ojos sorprendido, no podía ser cierto, él no tiene hermanos, nunca los ha tenido.

-¿Qué?

Ella intentó controlarse, secó sus lágrimas y le sonrió tímidamente….


Sentados detrás de la reja de aquella prisión trataban de saber qué le había pasado a Yunho, pero no lograban explicárselo, han pasado ya tres días, saben que está vivo, pero temen que intente algo mortal.

-Así que a él si pudiste aceptarlo y a mí me rechazaste- dijo Xiah de repente a Yoochun.

-Te lo dije, no eres mi tipo

-¿Pero por qué a él?- dijo señalando a Changmin

-Porque soy mejor que tú

-O porque eres un facilote- rió Xiah- puedo oler hasta acá que se han portado mal….

-Eso no te importa- dijo Changmin.

-Como sea, puedo quitártelo si quiero…..

-¿¡Qué dijiste!?

-¿Quieres pelear? Vamos, estoy listo, el ganador se lo queda….

-Oigan….-reclamó Yoochun tratando de separarlos.

A unos pasos de ahí una figura sonreía al ver que a pesar de estar encerrados tenían tiempo de bromear entre ellos………..quería formar parte de eso…….


-Así que eso fue lo que sucedió- resumió Yunho cuando terminó de explicar- por eso andan tras de mí….

-Así es….
-Mi madre murió por mí….yo…..-De repente ella le dio un golpe en la cabeza- ¡Hey, qué te pasa!- dijo sobándose.

-No seas tonto, si murió cómo se supone que nací yo….

-Oh, cierto….espera…..¿eso quiere decir que está viva?

-Con todas las de la ley….

-¿Dónde está?

-Donde tienen a tus amigos…..

-Tenemos que ayudarlos

-Ya lo sé- dijo ella cruzándose de brazos y con un puchero.

-Por cierto…..no me has dicho cómo te llamas…

-¿Ah?.....me llamo BoA…….

Él sonrió y la abrazó.

-Bueno BoA, tendremos que trabajar juntos…..como hermanos…..

Ella sonrió y asintió.


-¿Qué hacemos aquí?- preguntó Yunho cuando llegaron a otro edifico más grande que el anterior.

-No podemos ir solos- dijo BoA- necesitamos un poco de ayuda, solo espero que ella acepte

-¿Ella?

-Ya verás…

Entraron en la sala principal de aquel lugar, estaba oscuro, como todo en ese lugar.

-Vaya, vaya, jamás creí verte de nuevo BoA…..- se escuchó decir.

-Ha pasado tiempo princesa Kumi…..- saludó BoA

-¿Quién es el guapo que está contigo?

-Mi hermano….

-Así que él es el famoso Yunho…-dijo ella, Yunho no podía verla, el lugar estaba muy oscuro, lo único que escuchaba era la voz de esa mujer un gruñido constante. La luz de fuera entro por uno de los ventanales y entonces pudo verla bien….



-¿Cómo se supone que nos ayudará ella?- le preguntó a BoA.

-Si pequeña BoA, ¿cómo?- dijo Kumi, Yunho creyó que no lo había escuchado.

-Esperaba que tú nos dijeras- respondió BoA

-No puedo ayudarte, lo sabes- respondió Kumi

-Pero…-replicó BoA

-Sólo soy consejera, nada más, no me entrometo en peleas entre dimensiones, no me gusta

-Pero esto es…

-“¿De vida o muerte?”- Completó Kumi- BoA, no puedo ayudarte, aunque mi vida dependiera de ello.

Yunho y BoA no dijeron nada, se quedaron viendo un poco decepcionados.

-Lo único que puedo hacer y haré es aconsejarte- continuó Kumi- darte pistas, nada más.- BoA asintió- no podrán vencerlo simplemente luchando, no puedes herirlo, un arma cualquiera no sirve, incluso las que poseen no son suficientes, nunca lo serán…..lo único que lo detendrá es el cristal que yace en tu interior- dijo señalando a Yunho- pero para sacarlo deberás morir….

-¿Y cómo se supone que lo usará si muere? Él es el único que puede usarlo

-Eso no es cierto, lo sabes- replicó Kumi- tu madre puede

-Ella está muy débil como para usarlo

-Es por eso que te dije que no podía ayudarte- dijo Kumi, BoA se entristeció- sin embargo, existe una oportunidad….

-¿Qué oportunidad?- exigió Yunho.

-Existe otro cristal como el tuyo, su otra mitad, hace siglos originalmente era un solo cristal, pero no podían controlar el inmenso poder que yacía en él, así que lo dividieron en dos, pero uno de ellos desapareció, nadie sabe qué pasó con él, ni siquiera yo, por temor a perder también el que posees tú ahora lo dejaron bajo el cuidado de una sola persona, esa persona lo transmite de generación en generación, hasta llegar a ti….

-¿Y qué quieres decir con todo esto?

-Si encuentras el otro cristal, tú, al ser portador de su gemelo, serás capaz de usarlo en tu beneficio, usarlo para derrotar a tu enemigo….

-¿Cómo lo encontramos?

Kumi sonrió mientras acariciaba al dragón detrás de ella.

-Eso tendrás que descubrirlo por ti mismo- dijo.

Una inmensa ráfaga de viento los cubrió obligándolos a protegerse con las manos, cuando todo hubo cesado se encontraban en un lugar que desconocían por completo….

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD