Paradise - 4

0 comentarios


Los oficinistas

En aquel lúgubre sitio donde apenas un pequeño foco lograba iluminar medianamente la estancia, dos hombres hombres se besan de manera apasionada.

Al parecer no quieren que nadie los descubra, los dos de constitución alta y fornida, se besan en el pequeño escritorio viejo el cual se encuentra en la orilla de la habitación. El hombre más alto le quita los pantalones y ropa interior al más bajo, lo voltea haciendo que quede de espaldas a él, rápidamente de la misma manera se baja el pantalón.

Los dos tienen una prominente erección a causa de aquellos toques y besos que mantenían minutos atrás. Pronto observamos como el más alto penetra de una sola estocada al más bajo, este se agarra del viejo escritorio dejando ir a su paso un ahogado gemido que se ve obligado a contener.

El viejo escritorio hace un rechinido agudo que se escucha por toda la habitación, se escucha de forma constante junto con los jadeos de aquellos dos hombres, pues debido a las penetraciones del más alto sobre el trasero del otro hacen que el pequeño y viejo escritorio se mueva haciendo aquel ruido de manera constante.

-córrete rápido, alguien puede venir- dice el más bajo en medio de toda esa lujuria y excitación

El otro parece hacerle caso pues acelera sus estocadas haciendo que los jadeos y gemidos sean más audibles. Pronto los dos se corren diciendo el nombre del otro “Yunho” ”Changmin” pero debido a todo ese ruido y confusión no acabamos de saber quién es quién.
Más rápido de lo que nosotros esperábamos los dos se encuentran ya vestidos con trajes de oficina, color azul marino y gris respectivamente. Suben por una pequeña escalera de madera vieja, apagando el pequeño foco a su paso.

Salen a un pasillo solitario, uno de ellos revisa la hora en su reloj rolex de pulsera, al parecer es un alto ejecutivo o así parece.

-Nos quedan cinco minutos, podemos comer algo- dice dirigiéndose a su compañero

-No creo poder comer en cinco minutos Changmin y tú tampoco por muy rápido que puedas comer- le dice con un deje de sermón en sus palabras mientras acomoda el saco del otro.

 Lo importante es que ya sabemos que el hombre más alto se llama Changmin , así que rápidamente deducimos que el más bajo se llama Yunho por los acontecimientos anteriores

………………………………………………………………

El cielo ha oscurecido y vemos caminar a los dos hombres uno junto al otro por los suburbios de la gran ciudad. Las calles están humedecidas, al parecer llovió unas cuantas horas atrás.

Los dos se detienen frene a una casa de dos plantas de color amarillo pastel con un pequeño jardín, el hombre llamado Yunho entra a la Casa despidiéndose con la mano y una sonrisa del hombre llamado Changmin.

Por las ventanas abiertas e iluminadas de la casa lo vemos entrar, pronto se acerca una mujer de constitución menuda a quien besa en los labios en forma de saludo, después ella sonríe, pasan a alguna parte de la casa donde no los podemos ver más.

Alcanzamos al hombre llamado Changmin quien después de despedirse siguió su camino cuatro cuadras más adelante, deteniéndose en una casa igualmente de dos pisos de color blanco. Entra a la casa y lo vemos por la ventana de la casa, besa a una mujer con una magnifica sonrisa.

Pronto lo comprendemos todo aquellos dos hombres son amantes en secreto pues ambos tienen esposa y tal vez hijos pero aquella dulce mirada al verse los delata. Una ligera llovizna se apodera nuevamente de la gran ciudad.

Poco a poco las luces de las casas se van apagando una a una dejando únicamente iluminadas las calles, las cuales son iluminadas por los grandes faros de luz.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD