Embarazado de mi mejor amigo: Cap 16

1 comentarios


Una cruda realidad



El fin de semana en el rancho “el Rocío” ayudo a ambas parejas a comprender mejor sus sentimientos, en especial a Junsu y a Changmin quienes por fin admitieron el amor que sentían el uno por el otro, un momento que sólo fue de ambos.

Durante los días que estuvieron ahí se la pasaron conversando de sus vidas, compartiendo besos y caricias a escondidas para que sus padres no se dieran cuenta, pero lo que ambos jóvenes no sabían era que todo había sido un plan de ellos, la señora Shim había dejado las mantas y la canasta con comida en el galpón. Las señoras Shim y Kim se reían al ver como sus hijos intentaban esconderse de ellos y que no se dieran cuenta de lo que sucedía, definitivamente sus hijos aun eran muy ingenuos.



…………………………..



Un mes después…

Yoochun ya tenía cuatro meses de embarazo, la pansita ya era muy visible ahora junto a Yunho estaban en la consulta de Junsu realizando la ecografía correspondiente al mes para ver el crecimiento de su bebé.

-¿Cómo está Junsu?- le preguntaba Yunho sentado a un lado de la camilla donde estaba recostado Yoochun, tomando una de sus manos

-déjenme decirles… que han sido muy buenos padres el bebé esta creciendo muy fuerte y sano… los felicito

-gracias- dijeron ambos con sendas sonrisas en sus rostros

-¿Quieren oír algo?

-¿Qué cosa?

-ya lo verán

Junsu apretó uno de los botones debajo del monitor dejando escuchar un fuerte y rápido latir de corazón, Yunho y Yoochun se miraron sorprendidos, esos eran los latidos del corazón de su hijo. Sonrisas habían en sus rostros, con tanta felicidad de poder oírlo, Yunho no pudo aguantar las lagrimas que bajaron por su rostro, por primera vez estaba viendo a su pequeño bebé, su figurita, sus latidos fuertes, era una emoción nunca antes vivida tan distinta a tantas cosas, una felicidad que crecía en su pecho.

Yoochun miraba sorprendido a su novio nunca pensó verlo llorar, eso de cierta forma lo emociono mucho, por fin comprendió que los sentimientos de Yunho eran verdaderos, que realmente deseaba el nacimiento del bebé.

-¿de verdad es su corazón?

-si, es un chico fuerte

Yunho miró a su novio y beso su frente.

-Te amo, este ha sido el regalo más hermoso que me has dado

-este es nuestro pequeño milagro

-así es

Se dieron un beso corto y lento mirándose fijamente a los ojos, aquellos ojos que demostraban un brillo enamorado en ellos, un brillo que los acompañaría hasta el último día de sus vidas.

Junsu los miraba con una sonrisa en su rostro, no sabia por qué pero últimamente cuando veía aquellas entregas de amor entre sus amigos un sentimiento inexplicable crecía en su interior, una especie de envidia de verlos tan felices juntos formando una familia. Ojala su relación con Min fuera tan buena como la de ellos. Desde hace ya un mes que se ha estado viendo a escondidas con Changmin, citas que muchas veces terminan en el departamento del abogado… se siente feliz de que estén conociéndose y entregándose al deseo que sus cuerpos reclaman, pero siente que algo falta… desde aquella primera vez en el rancho Changmin no le ha vuelto ha decir que lo ama, ni siquiera quiere contarle a sus padres que están saliendo, y se ha dado cuenta que su prometido no quiere formalizar su relación a la cual ni siquiera sabe que nombre ponerle… ¿amantes? Podría ser el término adecuado…

Suspiro cansadamente y limpio la pequeña pansita de Yoochun del gel frío, y apago la maquina, para después entregarles una copia del video y unas fotos de la ecografía.

-bien chicos los veo el próximo mes para una nueva revisión, recuerden comer una dieta balanceada, evitar ejercicios bruscos y ocupar mucha fuerza, desde ahora en adelante todo se va complicando un poco más, hasta un disgusto muy grande podría causarle dolores de parto a Yoochun, deben cuidarse lo mejor posible… confío en que lo harán bien…

-gracias Junsu, de verdad que has sido de gran ayuda para nosotros este ultimo tiempo, y espero tu y Changmin nos sorprendan pronto- decía Yunho ayudando a vestirse a Yoochun y bajarlo de la camilla

-no se preocupen noso…

De repente un extraño mareo hizo que Junsu se tuviera que apoyar de la camilla para no caer, últimamente no se estaba sintiendo muy bien, tenia mareos como estos demasiado seguidos para su gusto y los olores muy fuertes ponían su estomago demasiado delicado, varias veces estuvo durante horas devolviendo todo lo que comió en el día en el baño. Sabía que no era normal estos síntomas, pero en estos momentos estaba tan preocupado por su relación con Changmin que no tenia cabeza para estar preocupándose por su salud.

Yoochun y Yunho lo miraron preocupados como trataba de afirmarse a la camilla con una de sus manos en su rostro.

-Junsu ¿te encuentras bien?- Yunho se acerco hasta él

-no te preocupes, es sólo un mareo ya pasara

-pero…

-de verdad no se preocupen

Junsu respiro profundo y trato de mostrarles una sonrisa para que no se preocuparan.

-será mejor que se vayan debo atender a otros pacientes

Yoochun se acerco hasta él y acaricio una de sus manos.

-por favor no te sobre esfuerces, recuerda siempre que lo primero es tu salud y si te sigues sintiendo mal lo mejor será que te hagas un chequeo, no por ser medico debes dejar tu salud a un lado y velar por la de los demás, recuerda que tienes familia y amigos que nos preocupamos por ti- le sonrió Yoochun

-muchas gracias Yoochun, tendré tus palabras en mente, cuídense mucho

-nos vemos Junsu y cuídate tu también- respondió Yunho

Yoochun se aferro de una de las manos de Yunho y salieron de la consulta rumbo al departamento. Yunho al fin había encontrado un trabajo muy bueno y él con esto del embarazo tenia muchas ganas de pintar, gracias a un amigo pronto varios de sus cuadros serian presentados en una galería junto a varios artistas. Poco a poco la vida les estaba abriendo las puertas y con más razón ahora que un bebé venia en camino.

-¿Qué quieres comer hoy Chunie?

-mmm… que te parece pasta, tengo unas ganas de comer algo de pasta desde hace unos días-decía Yoochun con un tierno puchero en sus labios

-como tu digas, entonces hoy habrá pasta para comer…



……………………………….



Junsu luego de que sus amigos se fueran se sentó en su escritorio para descansar un poco, al parecer tendría que hacerse un chequeo medico sólo para descartar cualquier cosa, no podía seguir con esos síntomas, esos síntomas no son comunes en hombres.

-no puede ser que yo este… embarazado…

Se rió de su propio comentario, pero rápidamente la sonrisa se borro de su rostro, si lo pensaba mejor haciendo cálculos todo esos síntomas le aparecieron hace ya unas dos semanas atrás, la ultima vez que tuvo relaciones con Changmin fue hace una semana, pero imposible que fueran tan rápidos por lo menos deberían haber cerca de un mes para que se presentaran. Y él mismo se respondió.

-el rancho… no puede ser

La piel de su rostro se volvió tan blanca como el papel, hace exactamente un mes tuvo su primera vez con Changmin, pero él era un hombre, imposible que pudiera quedar embarazado… no él, no ahora que ni siquiera sabe cual es su relación con su prometido. Una gran preocupación lo ataco, si hacia las pruebas y estas daban positivo no sabia que haría, que pasaría con él y Changmin.

Con ambas manos cubrió su rostro tratando de contener las lagrimas que luchaban por salir, no tendría otro escape que realizarse los exámenes para salir de toda duda.

-por qué ahora… ¿Qué hago Changmin?



…………………………..



La señora Kim notaba demasiado extraño a su hijo durante las ultimas dos semanas, como madre que era sabia que algo no andaba bien, esos síntomas no eran normales, la dos veces que vio a su hijo este estuvo a punto de desmayarse y ciertos olores le provocaban arcadas, esos eran los mismos síntomas que tenia cuando estuvo embarazada de su hijo, definitivamente debía hablar con Junsu y preguntarle que le estaba pasando.

Llamó a su amiga, la señora Shim que al igual que ella también estaba preocupada por su hijo, en este caso de Changmin.

-amiga ¿Cómo has estado?- pregunto la señora Kim

-bien, pero estoy preocupada por Min, últimamente lo noto distante con suerte y nos habla sobre lo que ha hecho este ultimo tiempo, creo que al final nuestro plan de juntarlos no funciono del todo bien… y tu ¿Cómo has estado?

-bien, pero al igual que tu yo también estoy preocupada por mi hijo, lo he notado extraño puedes creer que las dos veces que lo he visto las ultimas dos semanas estuvo a punto de desmayarse y para que hablar de esas extrañas nauseas que le dieron con tan sólo oler un poco la comida

-amiga no será que Junsu…

-yo también estoy pensando lo mismo, esos fueron los mismos síntomas que sentí cuando lo estaba esperando…

-creo que lo mejor que puedes hacer es hablar con él sobre esto

-tienes razón… voy a ir hablar con él, luego te llamo para contarte como me fue

-esta bien… cuídate y mándale saludos de mi parte a Junsu

-esta bien… nos vemos

-nos vemos

Ambas señoras cortaron la llamada, pero preocupadas por la situación de sus hijos como madres que eran siempre se preocupaban por ellos… pero lo que no pensaban era que a lo mejor sus sospechas pudieran ser ciertas…



……………………………



Ya eran cerca de las cinco de la tarde y Changmin aun seguía trabajando en un nuevo caso en la oficina de su departamento, pero por alguna razón no se podía concentrar muy bien, la única persona que rondaba por sus pensamientos era Junsu, aquel chico de risa alegre y de un cuerpo que lo volvía cada vez más loco…

Desde su primera vez juntos en el rancho su relación estuvo bien hasta hace ya una semana que él se había distanciado un poco de su prometido, sabía que su relación hasta el momento no era seria, a pesar de que más de una vez llegaron a la cama no ha sido capaz de decirle nuevamente que lo amaba. Estaba seguro del amor que sentía por Junsu, pero no encontraba el momento ni la forma adecuada para pedirle formalizar su relación, sentía que ya era la hora de pedirle a Junsu que sea su novio… también sabia que sus padres cuando se enteren de su relación querrán adelantar la boda y eso era a lo que le temía un poco, por eso desde hace una semana que rehúye de las citas con Junsu, aún esta algo confundido, lo desea a su lado, pero aún no esta dispuesto a dar ese paso tan importante…

-… Junsu… ¿Qué hago?...



……………………………..



Junsu aquel mismo día había pedido a uno de sus amigos que le realizara las pruebas, pero no dijo que eran para él sino que para un amigo. Al cabo de unas dos horas los resultados ya estaban en sus manos. Nerviosamente miraba el sobre aun sin abrir sentado en el escritorio de su consulta, ya era la hora de su salida.

-vamos Junsu… definitivamente tus sospechas no serán verdaderas… tu no puedes estar…

Mordió su labio inferior para evitar dejar salir la última palabra. Lentamente abrió el sobre, saco el papel y antes de abrirlo cerro sus ojos y respiro profundamente. Abrió el papel y lentamente abrió sus ojos.

Se levanto bruscamente de su asiento arrugando aquella hoja y lanzándola hacia la puerta, fue hacia la ventana tratando de mirar la ciudad frente a sus ojos que se comenzaban a nublar debido a las lagrimas que osaban salir por sus ojos, se aferro al marco de la ventana con ambas manos mientras las lagrimas bajaban por su rostro sin control y un dolor se apoderaba de su corazón…

-no puede ser… no puede ser… por qué ahora… ¡por qué!

Cayo al suelo llorando desconsoladamente, sus sospechas eran ciertas la prueba de embarazo dio positiva, tenia apenas casi un mes de gestación. Se abrazo a su delgado cuerpo temiendo enfrentar la verdad, sabia que Changmin no lo aceptaría con un bebé que ninguno de los dos pensó que serian capaces de concebir.

-debo hacer algo…

Limpio sus lagrimas y se levanto del piso helado, tomo sus cosas y salió de su consulta con el papel escondido en su mochila. Debía hablar con Changmin sobre esto, no quería que se enterara de la peor forma, si su prometido realmente lo amaba como se lo dijo aquel día en el rancho ambos serian capaces de encontrar una forma de salir adelante con su pequeño hijo.

A pesar de todo se sentía un poquito feliz, le encantaría tener la felicidad que comparten Yoochun y Yunho, una pareja que a pesar de todo hoy están juntos y amando como nunca al hijo que nacerá en unos cinco meses más.



…………………………….



-Yunho… ahh… me quiero dar un baño primero

-pero yo te quiero ahora… eso te pasa por volverte tan hermoso

-tonto

Yunho tenia acorralado a Yoochun en la puerta del baño sin dejar de besar sus labios, desde que se entregaron aquella vez en el rancho Yunho se había vuelto muy deseoso de su novio, habían probado hacerlo en partes nunca antes pensadas, pero siempre con cuidado de no hacerle daño a su hijo, debía saciarse lo mejor posible porque luego en el ultimo mes no podría ni tocar a Yoochun y menos después durante la cuarentena…

-Yunho… ahh… por favor

-ahh… esta bien… te dejare bañarte

Yunho se alejo de Yoochun y salió del baño dándole un corto beso antes de irse. Ya afuera se fue hacia la sala para ver un poco de televisión escuchando como el agua de la ducha caía he imaginándose el cuerpo desnudo de su novio…

-Yunho cálmate…

En eso estaba cuando su celular sonó… miro para ver quien lo molestaba en ese momento, pero se trataba de un numero desconocido.

-diga…

-¿Cómo estas Yunnie?

Una mueca de asombro se formo en el rostro de Yunho, pero rápidamente fue cambiada por una de enojo.

-que quieres… Taeyeon

-pero por qué me hablas de esa forma mi querido Yunnie

-te recuerdo que tu y yo ya no tenemos ningún tipo de relación así que por favor no me vuelvas a llamar

-jajaja se nota que eres muy ingenuo querido… o acaso no te preocupa lo que le pueda pasar a Chunie

-no lo metas en esto

-sino quieres que se vea involucrado nos vemos en una hora en mi departamento… te daré la dirección… ven solo

-Taeyeon por favor no le hagas nada a Yoochun

-todo depende de ti… nos vemos

Taeyeon corto la llamada dejando enojado y a la vez preocupado a Yunho, quien ya no reconocía a esa chica, esa chica que una vez fue su mejor amiga y novia, pero lo que más le preocupaba era lo que seria capaz de hacerle a Yoochun.

Fue hacia el baño donde aun se bañaba Yoochun.

-Yoochun, amor tengo que salir por un momento

-ehh? ¿Por qué?

-es un cliente que necesita hablar conmigo ahora- odiaba mentirle a Yoochun, pero debía hacerlo por su bien o sino la preocupación no le haría bien al bebé

-esta bien, pero no llegues tarde

-nos vemos

Salió de la casa rápidamente tratando de despejar su mente y lograr una forma de que Taeyeon saliera de una vez por todas de sus vidas.



………………………….



Changmin seguía trabajando en su oficina cuando el timbre lo sorprendió.

-¿Quién será a estas horas?

Se levanto de su escritorio y fue hacia la puerta para ver de quien se trataba. Grande fue su sorpresa al ver detrás de esta a ni más ni menos que a Junsu con un semblante algo desganado.

-¿Qué haces aquí?- Changmin lo miraba enojado

-necesito hablar contigo

-está bien… pasa

Junsu tímidamente entro al departamento de su prometido necesitaba contarle sobre lo que había descubierto hace unos momentos atrás.

-¿Qué quieres hablar conmigo?

Changmin no fue amable ni cariñoso, miraba con el seño fruncido a Junsu ni si quiera lo invito a sentarse, la visita lo sorprendió bastante y no sabía como actuar ante su prometido que no veía desde hace unos días. Pero algo en su interior le dijo que esta era la oportunidad que estaba esperando.

-veras yo…

-¿Qué pasa Junsu?

-yo… necesito saber que pasa entre nosotros… - Junsu miraba con algo de miedo a Changmin, miedo de las palabras que puedan salir de esa boca

-Junsu… he estado pensando desde hace unos días sobre nuestra relación- se acerco hasta Junsu- de verdad que estoy enamorado de ti y… Te amo… yo he estado buscando la forma de pedirte esto desde hace unos días, se que no he sido muy expresivo, pero no suelo decir muchas veces esas palabras… ¿Quieres ser mi novio?...

Junsu lo miró con los ojos llenos de lagrimas, esas palabras la deseaba escuchar desde lo más profundo de su corazón, Changmin al fin estaba dispuesto a formalizar su relación y… podría confiar en él con respecto a esta nueva etapa en sus vidas, pero aún así el miedo y la felicidad se mezclaban en él.

-Changmin de verdad que quiero ser tu novio… yo también Te amo… pero

-pero… - el semblante de Changmin se volvió serio

-pero hay algo que tengo que decirte… yo… - lagrimas bajaban por el angelical rostro de Kim Junsu, debía decirlo ahora-… lo siento… no se cómo… pero… estoy embarazado… vas a ser padre…

Con ambas manos cubrió su rostro lloroso, mientras que Changmin no salía de su asombro, si había escuchado bien… Junsu… ¿Estaba embarazado?... no… no podia ser verdad.

Cayó sentado en el sillón que se encontraba a un lado suyo, apoyo los codos en sus piernas para cubrirse el rostro con sus manos… no estaba entendiendo bien nada de lo que Junsu le había dicho…

-¿estas… seguro?

-si… hice una prueba y… dio positivo

Changmin se tenso ante las palabras de Junsu, bajo sus manos de su rostro, pero no despego la vista del suelo.

-vete por favor

-Min yo…

-¡vete por favor!

Aquel grito asusto a Junsu, no pensó que Changmin tomaría de esa forma la noticia. Se limpio un poco las lágrimas y salio de la casa de su prometido casi corriendo, no dijo nada todo había quedado muy claro, Shim Changmin no deseaba tener a ese bebé que venia en camino. Con una de sus manos no dejo de abrazar su vientre plano, a pesar de todo deseaba tener un hijo, fruto de la unión con el hombre que amaba y que ésta noche se había encargado de romperle el corazón…

Mientras que por otro lado Changmin estaba frustrado, aún no se explicaba cómo es que Junsu pudo haber quedado embarazado… no lograba comprenderlo… pero algo extraño crecía en su corazón… arrepentimiento… arrepentimiento de no haberle dicho nada, de no haberlo detenido, pero es que no sabía como actuar o como reaccionar ante una noticia así… una lagrima descendió por su preocupado rostro, a pesar de todo amaba a Kim Junsu…

………………………



Yunho estaba en el edificio donde vivía Taeyeon. Ingreso y toco el timbre de la puerta, Taeyeon le abrió rápidamente vestida con un elegante vestido negro que se adhería muy bien a su cuerpo, pero que no causo nada en Yunho en lo único que podía pensar en ese momento era en su hermoso ratón.

-¿Qué es lo que quieres Taeyeon?

-Yunho por favor ponte cómodo

-no quiero, por favor Tae déjanos en paz

-¡No! ¡Tu eres mío, siempre lo has sido todo es por culpa de Yoochun!

-no es así, tu sabes que siempre lo he amado a él, no a ti

-si tanto lo amas supongo que no querrás que le pase nada a él… ni al hijo que esta esperando

Los ojos de Yunho se abrieron a más no poder, ¿Cómo es que se entero de l embarazo de Yoochun?

-por tu cara veo que estas sorprendido, te recuerdo que mi familia tiene mucho dinero y en este mundo todo tiene precio…

-tu no serias capaz

-soy capaz de hacer cosas que ni te imaginas con tal de conseguir lo que yo quiero mi querido Yunnie

-Tae por favor no les hagas daño… haré lo que quieras- Yunho desvío la mirada, con tal de proteger a Yoochun y a su hijo de las garras de esa mujer seria capaz de dar hasta su vida

-¿Lo que yo quiera?

-si….

-bien, entonces quiero que te cases conmigo

-eh??... Tae

-¡tu dijiste lo que yo quiera, y lo que yo quiero es que seas mío y sólo mío!- se acerco hasta el cuerpo de Yunho

-esta bien, pero antes de que sea tuyo necesito que me hagas un favor- Yunho la miró a los ojos

-que favor

-déjame compartir los últimos meses antes de que mi hijo nazca al lado de Yoochun, luego de que nazca seré todo tuyo y así lo dejaras en paz

-esta bien, entonces dentro de cinco meses nos veremos de nuevo mi querido Yunnie y ahí serás sólo mío y de nadie más

Yunho se alejo de aquella mujer yéndose de aquel lugar con un dolor indescriptible en su corazón, sabia que si luego de que su hijo naciera Yoochun se entera de su matrimonio con Tae éste lo odiaría de por vida, pero era un precio que estaba dispuesto a pagar con tal de que no le sucediera nada a Yoochun y a su hijo.

Lagrimas de impotencia salían por su rostro al no saber que hacer, antes de que los cinco meses se completaran debía encontrar una forma de salir de aquel trato con Taeyeon, no quería alejarse se Yoochun ni mucho menos que éste lo odiara, seria un dolor que lo destruiría poco a poco durante el resto de su vida.



………………………….



Junsu en su departamento estaba acostado en su cama con sus mantas cubriendo su cuerpo entero, de pronto sintió como una mano toco su hombro.

-hijo…

Junsu salto de la cama como un resorte debido al susto y frente a sus ojos pudo ver a su madre, ella desde hace un tiempo tenia una copia de la llave de su departamento, pero nunca pensó verla ahí menos ese día que no se sentía del todo bien, ni física ni emocionalmente. El joven medico se abalanzo hacia su madre abrazándose al regazo de ésta llorando desconsoladamente, la mujer preocupada acariciaba la cabeza de su hijo para calmarlo, hace tanto que no lo veía de aquella manera.

-hijo… ¿Qué te pasa?

-omma… omma… tengo miedo…

-de que mi bebé

-de…

Junsu levanto su rostro secando un poco sus lágrimas y mirando a su madre con algo de miedo. Tomo una de las manos de la señora Kim y la dirigió hacia su vientre plano.

-omma… no se como afrontar esto… él ya no me ama y yo…

Nuevas lágrimas caían como ríos por su pequeño rostro. La señora Kim no necesito que su hijo terminara la frase lo abrazo protectoramente hacia su cuerpo, dándole algunas palmaditas en su espalda.

-papá y yo te ayudaremos… eres nuestro tesoro y nunca te dejaremos solos… ni a ti… ni a mi nieto…

Junsu se aferro a aquel abrazo llorando nuevamente, mientras la señora Kim pensaba las mil y una formas de acabar con Shim Changmin, pero sólo por ser hijo de su mejor amiga no acabaría con él, pero ya conocería lo que una madre es capaz de hacer con tal de no ver sufrir a su hijo… Shim Changmin la conocería.



…………………………



Yunho llego tarde a casa, encontrándose con Yoochun profundamente dormido, se sentó a su lado acariciando su rostro tranquilo, mientras pequeñas lágrimas caían por su rostro, el sólo pensar de dejarlo solo nuevamente partía su corazón.

Yoochun lentamente comenzó a abrir sus ojos al sentir ruidos, viendo a su novio llorar desconsoladamente, se levanto preocupado y lo abrazo a su cuerpo.

-amor ¿Qué sucede?

-sólo abrázame y no me sueltes por favor

Yoochun no dijo nada abrazándolo y acariciando su cabeza. Hizo que se recostara a su lado sintiendo como su pijama era mojado por las lagrimas de Yunho, quien se aferraba a sus brazos sin querer soltarlo, como si tuviera miedo de perderlo, esto preocupo mucho a Yoochun, pero no dijo nada… tan sólo rezaba para que pudieran ser felices de verdad y que nada malo pasará…

Era una noche fría donde dos almas sufrían por el hecho de alejarse de las personas que realmente amaban. Cuatro almas que han cometido equivocaciones y errores a lo largo de este camino que una vez más se cubre de espinas. Nuevamente tendrán que ser fuertes y afrontar estas nuevas pruebas en sus vidas, un destino que muchas veces tiene más dolor que alegría…


1 comentarios:

  1. Pobre Junsu, Tener que enfrentar la reacción de ChangMin si da miedo, su carita de "Quiereme, no rompo un plato" y ese caracter no deja margen de espectativas. Esto los superó a ambos que momentó tan dificil para el Minsu. AaaaIiishh Esa mujer

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD