La joya mas valiosa - segunda parte

1 comentarios



-¿A dónde vamos?- pregunta Jaejoong mientras mira emocionado la carretera.

-A donde sea…..

-Nunca oí hablar de ese lugar- responde Jaejoong sonriendo.

-No lo dije para que te rieras- reclama Yunho- cuando uno tiene de esas cosas siguiéndolo debe mantenerse en movimiento ¿o no lo sabes?

-Si lo sé, pero cuando yo me movía siempre tenía marcado un destino, pero siempre me encontraban apenas llegara.

-Ese es tu error, nunca debes planear tus viajes, simplemente muévete, nada más.

-Oh, entiendo, supongo que en eso eres mejor que yo- halaga Jaejoong- ¿Sabes? Una vez cuando era niño iba con mis padres a …..

-¿Tienes la costumbre de hablar mucho?

-Un poco, sí- se sonroja Jaejoong- no puedo evitarlo, pero es mi manera de ser optimista- sonríe de nuevo.

Yunho se está desesperando un poco con él, pero al mismo tiempo le agrada tener a alguien con quien platicar que no sea él mismo, alguien que al menos lo distraiga de todo lo que le pasa, sabe muy en el fondo que él busca lo mismo que Jaejoong.

-¿Por qué te detienes?- pregunta Jaejoong al ver que se ha parado en medio de la nada frente a lo que parece ser una caseta abandonada en medio de la carretera.

-Por que vamos a esperar….

-¿Esperar? ¿Qué vamos a esperar?

Yunho no le responde simplemente se acomoda en su asiento como si fuera a dormir, con la vista fija en la caseta, la luz del crepúsculo ilumina el auto, Jaejoong se mueve inquieto en su asiento mientras que Yunho está tieso como estatua, Jaejoong intenta distraerse con cualquier babosada, pero nada lo logra, lo único que se le ocurre es tararear una canción, poco a poco va tomando ritmo y termina cantando en voz alta….

“Nanananana…. Nanananana…. Wow fantastic baby
Dance i wanna dan dan dan dan.........dance fantastic baby
Dance i wanna dan dan dan dan............dance wow fantastic baby......”

-Cállate quieres.....-dice Yunho sin mirarlo.

-¿Eh? ¿No te gustan las canciones?

-Sí, pero por alguna razón el que las cantes tú me desagrada….

Jaejoong hace un puchero, por alguna razón intuye que no es verdad, que algo le preocupa y sólo quiere silencio en esos momentos, ha comenzado a oscurecer y aún no sabe qué esperan, de pronto el teléfono en la caseta comienza a sonar, logrando asustarlo un poco.

-Quédate aquí- le dice Yunho mientras abre la puerta y baja, Jaejoong sólo asiente y lo mira mientras corre al teléfono para contestar, ahora sabe qué estaban esperando.

Yunho entra en la caseta y se pone de espaldas a Jaejoong.

-Te has tardado- dice con un poco de molestia.

-Mentira, acaban de dar las seis de la tarde

-¿Y no intuyes que quizá llegué antes?

-Una vez lo hice y contestó otra persona, casi me matas aquélla vez ¿recuerdas? Y por el tono de tu voz puedo saber que estás bien, me alegro, supongo que te llamaré después ¿no?

-No….necesito un favor

-Tú dirás….

-Hay un chico que se me ha pegado como chicle…..

-¿Eh? ¿Un chico? Creí que te gustaba ir sólo…..has herido mis sentimientos…..

-No bromees, es en serio

-Bueno ya, ¿qué quieres?

-Voy a ir a tu casa

-No voy a ser niñera…..

-No he dicho eso, simplemente quiero que lo investigues

-¿Y para eso tienes que venir a mi casa? Tengo suficiente con el nombre….

-Y hay un asunto que quiero tratar personalmente

-Mmmmm…..supongo que es importante, entonces te espero

-Llegaré mañana….- dice Yunho colgando el teléfono.

-Uhhh….desgraciado, ni siquiera un “adiós” ni un “te quiero”, nada…..



-Bueno, será agradable verte una vez más Yunho……


-Bien, será mejor que formulemos un plan, el juego ha cambiado un poco y necesitamos movernos con agilidad y destreza- resume Top ante su aliado.

-No tienes que decirlo, será interesante.

Ambos se miran fijamente mientras planean el siguiente paso en la captura de Yunho.


-Creí que llegarías más tarde…..-se quejó mientras los dejaba entrar, tallándose los ojos pues apenas el reloj anunció las 4:00 a.m.

-Te dije que llegaría hoy- respondió Yunho mientras se sentaba en la sala.

-Sí, pero creí que más tarde…..- respondió mientras se sentaba frente a él.

-Él es Jaejoong….-dijo Yunho señalándolo, se había quedado de pie.

-Así que Jaejoong ¿eh?- respondió- siéntate- dijo sonriendo.- Yo soy Micky- se presentó.

-Un placer…-dijo Jaejoong mientras hacía una mueca un tanto extraña ante el nombre.

-Obviamente ese no es mi verdadero nombre- rió Micky- y ésta tampoco es mi casa, simplemente la tomé prestada de una familia que está de vacaciones- dijo Micky señalando una foto de una familia- pero no creas que soy como Yunho, no toco nada, simplemente la paso un par de días y me voy.

-Entiendo……

-Ahhh…..-suspiro Yunho- tengo hambre, Jaejoong, prepara algo….

-Sí….- respondió con una enorme sonrisa mientras se levantaba y buscaba la cocina.

-No está mal…-dijo Micky cuando lo vio irse.

-Te puede oír….-se quejó Yunho

-No, no puede, he tomado mis precauciones ¿o es que acaso no me conoces en realidad?- Yunho no respondió- y bien ¿qué es eso que te preocupa?

-Hace unos días apareció otro de ellos….

-¿Y? Eso no es novedad, te han seguido siempre

-Pero éste era diferente

-¿Diferente? ¿Cómo?

-Un solo golpe bastó para dejarme en muy mal estado

-¿En serio? Yo creo que más bien es la edad Yunho….-se burló Micky.

-Yoochun…- lo llamó seriamente en voz baja.

-Bueno, bueno, no te enojes, ¿qué mas?

-Hay algo que me inquieta de él, también de Jaejoong…..

-¿Podrías ser un poco más específico?

-No, no puedo….

-¿Entonces cómo supones que te ayude?

-No lo sé, eres tú, sabrás cómo apoyarme en esto…

-Ahhh….está bien, supongo que primero tendré que investigar un poco de ambos y después te avisaré, tal vez encuentres la respuesta a tus inquietudes.

-No me falles

-¿Alguna vez lo he hecho?- sonrió Micky- pero tendré que pedirle ayuda a ese niño…..-dijo mostrando una ligera mueca.

-¿Aún le envidias?

-Un poco, es que no me explico como una misma persona puede tener todas esas facetas, inteligencia, sarcasmo, intuición, agilidad…todo en uno….

-Pero siempre nos ha apoyado

-Lo sé…

-Además de que….

-¡¡Cállate!! No lo digas…

-¿Por qué no?- rió Yunho- Ambos sabemos de sobra el motivo principal de tu molestia con él….

-Pero no necesito que me lo repitan una y otra vez….

Yunho rió animadamente.

-¿Tienes su imagen?- preguntó después.

-Le he sacado una foto cuando entró- respondió Micky refiriéndose ambos a Jaejoong- tendré todo en más o menos tres o cuatro semanas, a más tardar cinco….

-Esta bien, entonces espero noticias tuyas- dijo Yunho poniéndose de pie.

-¿Ya te vas?

-Sí, no me gusta este lugar….

En ese momento volvió Jaejoong con la comida, pero se quedo parado cuando vio a Yunho pararse.

-Nos vamos- dijo Yunho caminando hacia la salida.

-Pero…¿y la comida?

-Puedes llevártela- dijo Micky- Yunho no ha dicho que no comerá…..

Jaejoong no supo cómo reaccionar.

-Vámonos- repitió Yunho mientras salía del apartamento.

-No te preocupes, no es tan mala persona- Micky palmeó la espalda de Jaejoong en un gesto amistoso.

Jaejoong sonrió y salió detrás de Yunho aún con la comida en las manos, pues quería que Yunho la probara.

Yoochun los vio irse en el auto desde la ventana de una de las habitaciones, en ese momento la foto de Jaejoong salía de la impresora, la cogió y tomó su celular realizando una llamada mientras observaba la foto.

-¿Tan pervertido eres que me llamas a esta hora?- escuchó decir al otro lado de la línea.

-Ni que fueras tan importante como para pensar en ti de esa manera- respondió Yoochun.

-¿No? Eso no es lo que has demostrado en todo este tiempo…

“Tsk, contrólate, contrólate Yoochun” pensó Yoochun.

-Necesito que nos encontremos….

-¿Ves? Algo me quieres hacer

“Por supuesto….¡¡control, Yoochun!!”

-No pienses mal niñato, Yunho nos ha pedido un favor…

-Querrás decir “Te ha pedido”, pero no eres lo suficientemente inteligente como para resolverlo tú sólo, o tal vez sí lo eres y sólo lo pones como excusa para hablarme…

“¡Demonios, cómo le hace para adivinar el 50 por ciento de mis intenciones!”

-¿Tengo razón?

-¡Claro que no!

-¿Entonces?

-¿Entonces qué?

-Mira que eres burro, me hablaste por algo ¿no?

-Sí, pero no podemos tratarlo por teléfono, tiene que ser en persona.

-¿Tanto así quieres verme?- se burló- Está bien, entonces te veo donde siempre

-¿Hoy?

-Dijiste que es para Yunho, así que entre más rápido acabemos con esto mejor…

-Tienes razón….entonces nos vemos….

Yoochun colgó y trató de normalizar sus emociones, después de todo, Yunho tiene razón, ese niñato le sigue atrayendo a pesar de sus rechazos, le atrae como el primer día que lo vio….




-Micky parece ser una persona agradable- dijo Jaejoong en un intento de entablar una conversación después de casi una hora de silencio en la que Yunho se la había pasado comiendo mientras conducía.

-Depende…

-¿Eh?

-Moriría por sus amigos…..pero con sus enemigos es algo diferente….

-No lo dudo, eso cualquiera

-Pero en verdad, no querrás ser su enemigo por nada del mundo….-sonrió Yunho perversamente, provocando que miles de escalofríos recorrieran a Jaejoong por completo.


-Ya veo, así que Yunho desconfía de ese tal Jaejoong- resumió mientras bebía un poco de su té- ¿Tienes su foto?- Yoochun se perdió en el movimiento de sus labios cuando se relamió un poco en un intento de que no se escurriera un poco de té, queriendo ser él quien las haya limpiado- ¡Hey, pervertido! Te estoy hablando….

-No me digas pervertido- se quejó Yoochun mientras trataba de recobrar la compostura.

-Te digo lo que eres, deja de verme así y concéntrate en todo esto.

-No te estoy viendo

-Lo haces, pero da igual, ya te dije que no importa cuánto lo intentes, la respuesta es no….

“Eso lo veremos” pensó Yoochun mientras le extendía la foto de Jaejoong.

-Es él….

-Vaya, es muy guapo….

“¿¡Qué!? ¡¡Que te quede claro que al único que puedes ver es a mí y el único que se te puede acercar soy yo!!”

-No estamos discutiendo ese tema- respondió celosamente.
-¿Por qué no? El tipo es muy guapo, cualquiera se fijaría en él, yo incluido.

Yoochun golpeó la mesa con su mano y le arrebató la foto de su mano muy molesto.

-Olvídalo, lo haré yo solo- dijo comenzando a guardar la foto.

-No puedes, es demasiado trabajo para ti sólo- se defendió- además, con mi cerebro superior sería más fácil.

-No, gracias, disculpa que te haya molestado Changmin- dijo levantándose listo para irse.

-¿Estás seguro…….Chunnie…?- le dijo mientras apoyaba sus codos sobre la mesa y cruzaba sus manos arriba dejándolas como apoyo para su mentón, dándole un porte intelectual pero al mismo tiempo tierno que sabe, derrite a Yoochun, más al nombrarlo así.- ¿Ratoncito? ¿No me vas a responder?

“¡¡Maldición!! El desgraciado sabe cómo controlarme”

Yoochun no dijo nada, simplemente se dio la vuelta y volvió a sentarse de nuevo frente a él, mientras Changmin sonreía victorioso.

-Está bien, sólo porque suplicas…-dijo- trabajaremos juntos en esto.

-Ajá como digas…-dijo sin dejar de sonreír


-¿En serio nunca te has subido a un juego mecánico?- preguntó incrédulo Jaejoong.

Llevaban ya dos semanas juntos, Jaejoong es todo un parlanchín mientras que Yunho no deja de lado su porte serios, pero eso no le importa a Jaejoong, él sabe que así como el estima a Yunho, Yunho de alguna forma también lo estima, ya que a pesar de que en un principio se niega a hacer algunas cosas, al final termina cediendo.

Ya no le habla tan golpeado como antes ni mucho menos, sólo no es muy platicador con él.

-No, ¿tiene eso algo de malo?- se quejó Yunho.

-Pues no, pero…..es extraño que en toda tu vida no te hayas subido a ninguno.

-No lo es

-Sí lo es

-Bueno, aunque lo sea, qué más da, vamonos.

-No, primero tienes que subirte conmigo a alguno

-¿¡Qué!? Estás loco, vamonos

Yunho se dio la vuelta para irse de aquella feria, pero Jaejoong había aprendido en esos pocos días cómo controlarlo, al menos un poco.

-¿Tienes miedo?- dijo burlonamente.

Yunho se quedó petrificado, con el próximo paso en el aire ante las palabras de Jaejoong.

-¿Qué? ¿Miedo?- dijo con su orgullo lastimado mientras caminaba de regreso- No le temo a esas máquinas inútiles- dijo mientras sujetaba a Jaejoong de la muñeca con fuerza y lo jalaba hacia la montaña rusa más grande que su vista ubicaba, formándose con él en la fila- Te arrepentirás de tus palabras

-No lo haré….

Aunque una parte de él, pequeña, si lo hacía ya que la montaña rusa en verdad era muy alta, además de que las bajadas estaban muy verticales, y con esa velocidad que se cargaba….

-Yunho, si quieres vamonos, debes tener prisa para hacer algo y…..

-No, aquí nos quedamos hasta bajar de ese juego.

Jaejoong suspiró, era inútil hacer cambiar de parecer a Yunho en algo que se había propuesto, también lo había aprendido en esos pocos días, y lo admiraba por tanta determinación.

Por fin, llegó su turno, sentados en la última fila a petición de Yunho que estaba sentado con los brazos cruzados esperando que empezara para poder irse, Jaejoong por su lado sujetaba con un poco de fuerza a el pequeño barandal frente a él, nervioso.

-¿Peleas con sujetos de otro mundo y le tienes miedo a estas cosas?- se burló Yunho.

-Bueno, pelear con personas y esto es muy diferente- se defendió Jaejoong.

-Fuiste tú el necio que quiso subirse a esto
-No creí que me hicieras caso….

-Bueno, como sea, ya estamos aquí.

A los pocos segundos el bendito juego comenzó, con un gran jalón debido a la fuerza con que se impulsó para comenzar, Yunho se mantenía sereno mientras que Jaejoong gritaba y se aferraba al barrote, una subida, una bajada, unas cuantas vueltas, varios jalones…..y Jaejoong terminó aferrándose al brazo de Yunho para darse un poco de valor.

Después de cómo cinco minutos o menos de sufrimiento por fin bajaron del juego, Yunho suspiró y se acomodó el cabello.

-Hey, suéltame, ya ha terminado- le dijo a Jaejoong, pues aún seguía aferrado a su brazo mientras caminaban hacia la salida.

Los ojos de Jaejoong estaban abiertos como platos, jamás, en su vida, se había subido a uno como ese, era definitivamente, el mejor y peor de todos, su cabello parado, como si se acabara de despertar, su respiración agitada que intentaba controlar.

-Deberías verte, y se supone que eres experto en esto…- le decía mientras acomodaba un poco su cabello.

-Bueno, está bien, lo acepto, perdí, pero no me vas a negar que lo pasaste bien.

-Mmmm…..más o…..

-¿Qué?....bueno, no importa.

Mientras iban caminando hacia la salida Jaejoong se embobaba con todo lo que veía a su alrededor, hasta que su mirada se posó en un peluche de un elefante bebé.

-¿Por qué te detienes?

-Espera un poco ¿si?

Jaejoong corrió hasta el puesto, los ojos le brillaban a más no poder.

-Si lo derribas con un disparo, es tuyo- le dijo el chico que atendía el local.

-Lo haré- dijo muy seguro Jaejoong mientras sujetaba el arma de juguete y apuntaba al elefante.

¡Bang!

Fue in disparo perfecto, con la dirección y potencia adecuadas para darle al dichoso muñeco, el tiro no falló, sin embargo el peluche no cedió ante el disparo debido a que estaba suficientemente sujeto.

-¿Eh?- se quejó Jaejoong mientras miraba asombrado.

-Tiene una excelente puntería, pero me temo que no ha sido suficiente- dijo el chico que atendía, ya que él sabe que está muy bien sujeto.

-Pero….

-El chico le dio al muñeco, se lo ha ganado- interrumpió Yunho mientras se acercaba.

-Sí, le ha dado, pero la regla es que te llevas el muñeco que derribes- se defendió burlonamente.

-Eso es una maldita fanfarronada- replicó Yunho.

-Yunho, déjalo, vamos- dijo Jaejoong tratando de calmarlo.

-Suéltame- le dijo Yunho a Jaejoong cuando lo sujeto del brazo- yo lo haré maldito tramposo- dijo Yunho dejando una moneda en el aparador, tomando el arma y acomodándose para tirar del gatillo, el chico del local sonreía porque sabía que no podría tirarlo.

“Bien, calculando la distancia entre el arma y el peluche, la posición de éste, la potencia del tiro, las pequeñas ráfagas de viento…..” la mente de Yunho trabajó a mil por segundo mientras enfocaba.

¡Bang!

-¿Ah?- Jaejoong y el chico miraban sorprendidos.

-Bien, mi premio- dijo Yunho botando el arma.

-Pero….-replicó el chico.

-“La regla es que te llevas el muñeco que derribes” Tú lo has dicho, mi premio- repitió Yunho seriamente, el chico no tuvo más remedio que cumplir con sus palabras……

Y Jaejoong caminaba felizmente al lado de Yunho con su elefante, una Hello Kitty, un león, un tigre y un osito de peluche entre sus brazos, sonriendo ampliamente, abrazando a todos con cariño mientras Yunho se dedicaba a observarlo.

-¿Cómo lo has hecho?- dijo Jaejoong volteando a verlo.

-¿Hacer qué?

-Derribar 5 con un solo tiro…-dijo sin esconder su sorpresa y admiración.

-Cuando tienes sujetos detrás de ti aprendes muchas cosas, a veces creo que en realidad no te han seguido lo suficiente- dijo Yunho.

-Pues parece que tanto como tú no- sonrió Jaejoong.

Yunho no dijo nada, simplemente siguió caminando hacia la salida de ese lugar para continuar con su camino, Jaejoong presionó contra su pecho todos los muñecos y corrió detrás de Yunho para alcanzarlo.

-¡Yunho!- gritó felizmente, Yunho volteó y recibió un beso en la mejilla por parte de Jaejoong que lo había alcanzado- Gracias- dijo de nuevo sonriendo y adelantándose un poco.

Yunho en cambio se quedo en su lugar sin saber realmente cómo reaccionar ante la acción que Jaejoong había realizado, sorprendiéndose a sí mismo de que no le había molestado en lo absoluto, que en verdad había estado esperando una especie de agradecimiento por parte de Jaejoong, que le gustaba verlo feliz y sonriendo, que se había entristecido un poco al ver que no había conseguido su dichoso peluche, orillándolo a conseguírselo él mismo.

-Demonios- se dijo a sí mismo al notar que comenzaba a volverse dependiente de una persona, tenía que saber quién era realmente, saber si puede depender de él o no- Maldita rata pervertida, más vale que te apresures…..


-¡Achú!- Yoochun estornudó y sintió un escalofrío recorrer su espalda por completo.

-¿Qué te pasa?- preguntó Changmin dejando de leer los documentos que tenía enfrente.

-Nada…..sólo sentí escalofríos…

-Mira que eres raro también, ojala no sea contagioso.
-¿¡Qué dijiste!?

-Lo que oíste

-Nadie te está forzando a quedarte aquí.

-El que viviéramos juntos mientras resolvíamos esto fue idea tuya

“Pero yo lo hice con otra intención…..” Yoochun se relamió los labios sin despegar la vista de Changmin.

-¿No estás cansado?- preguntó.

-No

-¿Seguro? ¿No quieres algo de beber?

-No, seguro me drogarías

-¿Un masaje?

-Sólo quieres manosearme

-Podría relajarte mucho….-mirada traviesa.

-Estoy muy relajado gracias- Changmin continuaba leyendo los documentos frente a él.

-Bien, uno intenta ser servicial y tú nada. Yo sí tomaré algo….

Yoochun se levantó y dio la vuelta para caminar hacia la cocina.

“Un beso tuyo…”

En ese momento, más rápido que un rayo se abalanzó contra Changmin que sólo le dio tiempo de sorprenderse ante su acción, ni siquiera pudo soltar los papeles o intentar levantarse porque cuando quiso reaccionar Yoochun estaba ya sobre él en cuatro sujetando su rostro entre sus manos para evitar que escapara, inmovilizando su cuerpo con el suyo.

En pocos segundos Yoochun presionaba sus labios contra los de Changmin, importándole poco que no respondiera y que intentara en vano alejarlo, logrando que a falta de aire abriera sus labios en busca del vital oxígeno, consiguiendo finalmente su objetivo, Changmin cerró los ojos, no supo porqué, sus manos perdían fuerza mientras el beso avanzaba más y más.


-Quédate callado- dijo Yunho mientras se agachaba detrás de unos botes en medio de un callejón.

-¿Crees que nos haya visto?- preguntó Jaejoong detrás suyo

-Lo hizo

-¿Entonces porqué nos escondemos? Ya sabe dónde estamos

-Porque no está sólo y aún no nos localiza bien…

Yunho enfocó más la mirada, la silueta de Top caminaba hacia ellos, las luces de los faros extinguiéndose a su paso, de nuevo, su sola presencia lo puso inquieto, pero lo que más le inquietó fue la figura detrás suya.  Alguien con la misma aura, feroz, ágil, temible, no era de extrañar que esta vez no viniera sólo, pero este le intimidaba un poco más, incluso a Jaejoong, que se aferró a su chaqueta mientras se mantenía detrás de él.



-¿Quién es ese?- preguntó en un susurro.

-No lo sé- respondió Yunho.

“Y lo peor es que no vienen solos, esta vez hablan muy enserio” pensó Yunho mientras su mirada se posaba en otra figura que salía de entre las calles y se les unía, por la apariencia podía decirse que era un poco más débil que los otros dos, pero no debía subestimarlo, las apariencias engañan, él lo sabía de sobra.



-Son tres Yunho, no creo que podamos con ellos- sentenció Jaejoong.

-Aunque no podamos, no tenemos de otra que pelear, además, de nada nos serviría huir, esta vez son demasiados para nosotros.

-Siguen siendo tres Yunho, yo creo que al menos tenemos una oportunidad, si logramos bloquear a uno de ellos, tenemos uno para cada uno, así no tendrán tanta ventaja y….

-Jaejoong, son dos para cada uno, y no creo que sean muy débiles como para darles un simple golpe y ya está, no, ellos son como un equipo de élite o peor para nosotros.

-¿Dos? Pero Yunho, son tres….

-No te muevas mucho, gira la mirada hacia nuestra derecha….

Jaejoong se quedó todo lo quieto posible mientras volteaba un poco la cabeza…..ahí estaba, el cuarto, muy cerca de ellos, casi encima, pero gracias a todos los cielos no los podía ver debido a la oscuridad del ambiente, y a su escondite.

-¿Crees que sepa que estamos aquí?

-Lo sabe

-Yunho…

-Sabe que estamos en este lugar, pero no conoce nuestra ubicación exacta, pero no tardará en hacerlo.

Jaejoong pasó saliva mientras trataba de formular un buen plan para salir vivos y libres de ahí, pero por más que pensaba no se le ocurría nada.

-De nada les servirá esconderse…..-dijo de pronto el cuarto mientras sonreía un poco mientras se acercaba más y más a ellos.



-No los espantes, saben de sobra que están perdidos- dijo Top mientras se acercaba con los otros dos.- Yunho, sé que me escuchas, así que porqué no sales de una buena vez y te entregas, así ni tú ni tu amiguito sufrirán mucho.

-Parecen ratas de alcantarilla acorraladas por un feroz gato- se burló el segundo, con su mirada prepotente y confiada.

“¡Demonios!” Yunho estaba molesto, sabía que en verdad eran como unas ratas acorraladas, y eso le molestaba mucho, no tenía muchas opciones.

-¿En qué piensas Yunho?

La voz de Top le hizo levantarse en guardia, listo para defenderse, pues ya le tenía enfrente, los otros tres detrás para evitar cualquier intento de escape.

-En cómo te mataré a ti y a los otros- dijo confiado.

Jaejoong se levantó también dejándose ver, buscando un medio por el cual librarse de ellos.

-¿Tú no eres….?- comenzó a cuestionar el tercero cuando la luz de la luna lo iluminó un poco.

-¿Qué hace él aquí?- preguntó el cuarto molesto ante la aparición de Jaejoong.

-Ese chiquillo es al que también hemos estado cazando desde hace tiempo, Seungri- respondió Top- ¿No lo han olvidado, o sí? Se los mencioné antes de venir aquí, Daesung.

-Sí, pero nunca dijiste su nombre, no creí que fuera él- respondió el segundo.

-Taeyang, no es momento para que te molestes, ahora nuestra prioridad es atraparlos- dijo Top.- Seungri, Daesung, ustedes jueguen con Jaejoong……Taeyang y yo pelearemos con Yunho- ordenó sonriendo.

-Jugar suena más divertido que pelear- sonrió Seungri mientras se tronaba los dedos y se acercaba.

-No los dejaré acercarse- dijo Yunho interponiéndose.

-Vaya, vaya, miren esto, el solitario Jung ahora defiende a alguien, este es un momento histórico…..toma nota de esto Tae-dijo Top burlándose.

-En seguida- secundó Taeyang sonriendo.

-Pero me temo Yunho, que no podrás defenderlo ya que estarás muy ocupado con nosotros.

Apenas terminó de decir esas palabras cuando los cuatro se lanzaron en su contra, tal y como dijo Top, Yunho no fue capaz de aguantar mucho tiempo delante de Jaejoong, tenía que moverse para esquivar los golpes certeros, como pudo echó un vistazo rápido hacia Jaejoong, se defendía bien, pero sabía que los otros dos en realidad no estaban peleando con él.

“¿De verdad están jugando con él?” Se preguntó mientras sacaba su katana y detenía el puño de Taeyang, al menos eso parecía, ya que no hacían ningún intento real en atacarle, aunque Jaejoong no bajaba para nada la guardia esperando un golpe mortal que quizá nunca llegaría.

Le estaba costando trabajo esquivar todos los golpes que le lanzaban en el aire, no es que volaran, simplemente que se impulsan para pelear, no le daban tregua ni para tomar un respiro, no podía pensar con claridad en una forma de escapar, por un lado Top y Taeyang luchando a muerte contra él, mucho mas hábiles que él, por el otro Jaejoong acorralado por los otros dos, que también deben ser mejores que Jaejoong, porque el poco tiempo que ha convivido con él le ha enseñado que sólo sabe lo básico de las peleas, que en realidad no sabe defenderse de una situación así, que aquél golpe que le dio a Top hace tiempo fue únicamente suerte, nada más.

Tan distraído estaba que no se dio cuenta de que Top y Taeyang se alejaban de él sonriendo.

-¿Qué….?

Pero no terminó su pregunta, estaba acorralado, sin oportunidad de moverse a ningún lado y delante de él estaba una especie de bomba a punto de explotar, sintió una fuerte presencia detrás suya, tan sólo giró la mirada un poco topándose con esa mirada mientras escuchó el susurro alegre a sus espaldas….

-Boom…..

Y la bomba explotó delante suyo, como pudo se protegió con sus brazos, la fuerza de la explosión lo estamparon contra el muro de uno de los edificios de ahí, su silueta quedó marcada en él, ya no tuvo fuerza de sostener su katana un segundo más, no pudo evitar golpear de cara contra el suelo, no podía moverse como quería, tan sólo juntó fuerzas para arrodillarse y mirar borrosamente al enemigo.

-Estás perdiendo tus habilidades Yunho- le dijo- ¿Cómo es posible que no me hayas sentido?

Esa voz, él conocía de sobra esa voz, su mirada por fin pudo enfocar bien, entonces lo vio, arrogante, confiado, inteligente, nada cambió en él, nada.

-GD….-dijo en un susurro apenas audible, con una mueca de desagrado.

-Veo que no me has olvidado Yunho- sonrió GD- pero me entristece que no me hayas sentido antes, si llegué primero que los otros.

Yunho se maldijo una y otra vez, se había distraído tanto pensando en la seguridad de Jaejoong que no se dio cuenta de él.

-Debí suponer que estabas detrás de todo esto, fuiste tú quien envió a Top desde el principio- dijo Yunho levantándose con mucho esfuerzo, con una mano en su abdomen, tambaleándose.

-No te molestes Yunho- sonrió GD- ¡Oh, pero qué grosero soy! Aún no te he presentado formalmente, ellos son mi nuevo equipo, él es….

-Déjate de estupideces- interrumpió Yunho

-Oh Yunho, veo que no has cambiado nada, eso es bueno, porque yo tampoco lo he hecho- dijo sonriendo- por lo que debo llevarte conmigo

-No pienso rendirme

-Yunho, Yunho….mírate, no eres capaz de sostenerte siquiera….no podrás luchar contra mí….

-¡Pero yo sí!

Ante la sorpresa de todos Jaejoong se colocó delante de él con un kunai en sus manos, listo para defender.

-Tú….-GD hizo una mueca de disgusto al verlo proteger a Yunho

-También debemos capturarlo a él- dijo Top

GD sonrió.

-No importa que él esté aquí- dijo al fin- uno o dos, no basta con nosotros.

GD hizo una ligera inclinación de cabeza y los otros cuatro se acercaban peligrosamente hacia ellos, Yunho lo sabía, Jaejoong no podría contra ellos, no saldrían vivos, por alguna razón a ellos no les importaba si vivían o morían, su objetivo era llevarlos quién sabe a dónde y quién sabe para qué, pero una cosa era segura, no importaba que los llevaran muertos.

-Corre…-dijo

-¿Qué?- Jaejoong volteó ligeramente.

-Huye, son muchos para ti, soy su objetivo principal, así que corre

-No

-No te estoy preguntando, corre

-No, te defenderé

Jaejoong estaba decidido, temblaba un poco, pero no dejaría a Yunho ahí sólo, los otros cuatro comenzaron a correr hacia ellos con sus armas listas para dar el golpe final, Jaejoong no podría defenderlos.

-Hasta nunca- sentenció GD sonriendo.

-¡¡Corre!!


1 comentarios:

  1. OMG!!!! Esta todo BIG BANG!! Y son unos malotesss
    Cada vez me encanta mas este fic TTwTT

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD