Sorry

5 comentarios
Título: Sorry.
Autor: Maxalime
Pareja: 2U
Género: Romance.
Extensión: One-Shot.
---

Corrió lo más rápido que pudo, el viento rasgaba la carne de sus piernas, embutidas en el pantalón corto pegado al cuerpo que utilizaba para las clases de educación física todos los martes.

Amaba los martes, porque era el mejor en educación física. Eso era lo único en lo que era bueno.

Eso y en cagarla.

Atravesó los vestidores con el pecho caliente, pasando a uno que otro estudiante del turno vespertino.

Sus esbeltos y preciosos muslos estaban bañados en sudor haciéndolo todavía más agradable a la vista de cualquiera.
Percibió un par de miradas sobre su cuerpo, "Quiero follarte" decían.

Tanto hombres como mujeres eran apresados por la sensualidad de sus muslos.

Lo ignoró. Tenía un asunto más importante por el momento.

Arribó por fin al gimnasio, que parecía completamente vacio en un primer vistazo, sin embargo avanzó un paso y unos sollozos lo tomaron por sorpresa.

El cuerpo de YooChun yacía sobre una de las gradas, sufriendo pequeños temblores gracias al llanto.

Su boca fue muy lenta y los pasos de Park muy rápidos.

Antes de que se pudiera reponer de su indulgente carrera, los pálidos brazos de su mejor amigo ya se encontraban arrollando su cuerpo, exigiendo respuesta al tacto.

—Me dejó, YunHo—oyó entre los suspiros y temblores—se deshizo de mí como si fuera un objeto.

La palma de hombre de YunHo se posó sobre la frágil espalda del Park, YunHo admiró como la tez estaba más blanca de lo normal y los ojos rojos. Debido a eso, el pelo negro lucia aún más hermoso.

—Tranquilo—besó la frente, de piel fría y desolada.

YooChun lloraba porque JunSu lo había abandonado igual y como se abandona a un perro sin haberle dado de comer ni una vez.

YunHo había salido con JunSu primero, hasta que YooChun apareció, con sus perfectas pestañas negras y largas.

JunSu nunca le prestó atención, pero Park se le restregó como un animal en celo. YunHo no evitó nada.

No le importaba que pasara lo de siempre.

Que de repente el cuerpo y tiempo de YunHo se viera robado por alguien que no era YooChun, entonces el menor tomaba cartas en el asunto y seducía a la novia o novio en turno.

Cuando se trataba de una mujer era bastante sencillo al punto de resultar ridículo, ellas caían a los blancos brazos sin que YooChun tuviera que hacer esfuerzo alguno, ellas esperaban que YunHo sacara dientes y garras para pelear por ellas, obteniendo una hinchazón de ego a consecuencia. No sucedía.

Entonces YooChun se aburría y terminaba con ellas tiempo después.

Porque a pesar de todo, lo único que quería era pasar todo su tiempo con YunHo.

Con los hombres era más difícil, pues todos quedaban encantados por la dulzura de Jung YunHo.

Mas aún con eso, YooChun logró apartar a Mir y al bonito de RyeoWook de los brazos del Jung. Y claro, a JunSu.

DooJoon y SiWon no cedieron, le hicieron hincapiés horribles y le llamaron de la peor forma, YooChun se dejó humillar frente a ellos, por ellos. Y los malditos no lo aceptaron.

Se convirtieron en los dos novios que más tiempo conservaron a Jung YunHo.

SiWon ocho meses, y DooJoon un año. Y ambas relaciones se rompieron por causas que permitieron que la amistad perdurara.

SiWon obtuvo el titulo de presidente estudiantil, DooJoon se inmiscuyó en el atletismo. Dejaron de tener el tiempo que merecía un preciso novio. Rompieron para terminar bien.

YooChun apostaba a que YunHo había querido a ambos de verdad, se enfurruñaba y pataleaba, vociferando que no le gustaba el hecho de no ser el único en la tierra en tener su amor.

—Eres a quien más amo, ¿no es eso suficiente?—murmuraba cansado YunHo, cuando la rabieta perdía el control.

—Quizá ahora digas eso, pero cuando no estoy enojado tú agregas "Eres a quien más amo...luego de mi madre, mis hermanos y mi padre"—unos golpes débiles en su pecho—y yo si te amo YunHo, más que a mi mamá, que a mi papá, más incluso que a mi mismo...

Y era entonces cuando el frágil cuerpo de YooChun caía en sus brazos, y él tomaba los labios enrojecidos, que se le ofrecían cándidos y entregados.

YooChun no se dejaba besar por nadie más que por YunHo, sin importar a cuantos tuviera que seducir para alejarlos de su hombre.

YunHo oía al día al menos tres "Te amo" por parte del menor, siempre respondía "Yo más".

YooChun quería que YunHo lo hiciera suyo por completo de una vez. Lo pedía cada cumpleaños, importándole una mierda si YunHo tenía pareja o no.

El cumpleaños de YooChun no se contaba dentro del tiempo, ese día YunHo se olvidaba de sus propias restricciones y hacía todo lo que el menor pedía.

—Regálame una de tus camisas—pidió mirando a YunHo terminar un apunte.

— ¿Cuál?, ¿mi favorita?—alzó el rostro y preguntó naturalmente.

YunHo era suyo, estaba a su disposición y hacia todo lo que pidiera ese día.

Todo. Sin quejas.

—La que sea, pero tuya.

La sonrisa de YooChun, ese día brillaba como una estrella recién nacida.

—De acuerdo—ese día, YunHo ni siquiera se aseguraba de que su pareja de turno no estuviera cerca. Se aproximaba sin vacilar a los labios húmedos de YooChun y los oprimía lento. Apenas rozando sus labios un poco, sin llamar a la lascivia.

El cuerpo de Park se estremecía, ansioso por sentir más.

—Feliz cumpleaños—murmuraba luego.

Los 4 de Junio YooChun era extremadamente feliz.

Luego, todo volvía a la normalidad, con YunHo ignorando sus suplicas de volverse una pareja formal de una vez.

YooChun no entendía el porque YunHo huía de él de esa manera, ya se había planteado la posibilidad de que realmente no lo amara y estuviera jugando con él. Pero no, imposible.

YunHo se había vuelto ya, tan transparente a sus ojos que no podía creer algo así.

Solo, no sabía las razones de su comportamiento.



Encontró rara la sensación de tener a YooChun en sus brazos llorando por alguien que no era él.

¿Acaso su Chunnie había desarrollado sentimientos por el Kim?

JunSu fue también un novio con trayectoria larga en Jung YunHo; seis meses.

Antes de ser capturado por el demonio Park YooChun, quien temió más que antes debido a la belleza del Kim, de esa boca tierna que se perdía en un puchero y el cuerpo, bien proporcionado. JunSu robó un día un beso a los labios de YunHo frente a YooChun.

Entonces Park comenzó a verlo como un rival a temer.

JunSu declinó todas sus ofertas, hasta que una llamó su atención.

"Satisfaceré todas tus necesidades".

— ¿Qué?

YooChun citaba a JunSu luego de cada clase, ofreciéndole una cosa nueva cada vez.

En las clases se la pasaba tratando de averiguar que tipo de cosa podría atraer a JunSu para que este se alejara de su YunHo.

Perdería su puesto en el cuadro de honor ese semestre, pero no a YunHo. Ni su tiempo con él.

—Lo que dije—la voz de YooChun obtenía una determinación absoluta cuando el enunciado contenía la palabra "YunHo" en medio—satisfaceré cada una de tus necesidades si sales conmigo y te olvidas de YunHo, por estúpida que sea. Lo hare.

JunSu miró a sus ojos ladeando la cabeza, se acercó peligrosamente.

—Todo, ¿entiendes?, si es así acepto.

—Entiendo.

A la hora siguiente que era la de Algebra, JunSu y YooChun ya salían oficialmente juntos, YunHo fue abandonado por su novio en turno frente a todos los de su curso.



Afianzó el agarre sobre la espalda de su mejor amigo, suspirando un poco.

¿Porque el corazón le pesaba?, ¿acaso porque pensó que YooChun lo amaría siempre?

Se guardó un "Si" para sus adentros. Como él amaría siempre a YooChun, quizá supuso que YooChun lo amaría como tal, siempre.

El menor llorando en sus brazos no le había dicho nada al respecto.

Él tampoco había dicho nada acerca de sus rechazos y sus huidas.

Amar demasiado, era la respuesta.

Se conocía bien, si accedía a los lloriqueos de YooChun de volverse novios de una vez, seria capaz de comerse al menor con tal de que nadie lo viera, de que nadie lo tocara, de que nadie pudiera desearlo.

Amaba como aquel ser de piel nívea se desvivía por hacerlo sentir feliz y pleno, por ser solo él su foco de atención.

Cerró los ojos, los sollozos de YooChun perdieron fuerza.

Nadie nunca en la relación de YunHo y YooChun, había significado un peligro. Ni una vez.

Pero al parecer, Kim JunSu ahora entraba en el juego.

— ¿Ya?—cuestionó dulce haciendo que YooChun lo mirara y tomando ambos hombros con sus palmas.

—Si...algo—comenzó a tallarse los ojos, que yacían rojos y húmedos.

—No hagas eso, te dañas.

—Pero no tengo nada con que secarme...—YooChun calló.

Los labios de YunHo se oprimieron con dulzura sobre sus parpados, ambos. Robando los retazos de lágrimas de las pestañas y de la carne tibia.

— ¿Mejor?

—Si—se puso de puntitas y besó los labios del mayor—gracias.

YunHo se removió visiblemente incomodo, y dejando espacio entre su cuerpo y el de YooChun. Espacio que hacia mucho no existía y que Park sintió raro como una punzada al pecho.

—Deberíamos dejar de hacer esto—murmuró, mostrando una sonrisa triste que el menor nunca había visto.

— ¿El que?—dio un paso, matando la horrible distancia que había creado el otro. Pero apenas lo logró el mayor dio uno atrás, creando otra.

—Comprendo que pueda ser difícil deshacerse de esto, que son ya muchos años y nos hemos acostumbrado—YunHo tomó las manos blanquecinas del menor, apretándolas por los nudillos—pero si amas a alguien más que a mi, lo mejor será terminar esto.

"¿Porque dices eso?", quería preguntar YooChun, o quizá un "¿Porque me miras así?" serviría más en esa situación. Todas las preguntas contenían un "¿Porque?". YunHo era el único estúpido en esa ecuación así que no tenía que contestar nada.

Bajó la mirada y soltó un manotazo a los brazos de YunHo que lo alejaban de su cuerpo, se abrazó a la cintura delgada con fuerza, ignorando que el mayor hiciera el amago de soltarse.

—No seas imbécil.

—Yo siempre he sido así—YunHo dejó caer el mentón sobre su cabello, suspirando para luego rendirse y rodear su espalda.

—JunSu rompió conmigo...

—Ya lo se.

— ¡Déjame terminar!—apretó el plano estomago para impedir que el otro hablara—rompió conmigo porque quiere volver contigo...

YunHo bajó el rostro para mirarlo. Parpadear. Y soltarse.

—Voy a decirle que si entonces—concluyó con suavidad dirigiéndose a la salida del gimnasio.

—YunHo...—el mayor paró. Reconociendo el tono en la voz— ¿en verdad quieres seguir con esto?, yo te amo, tú me amas, ¡no somos Romeo y Julieta para pensar que solo terminaremos en tragedia!, confía en mí...

YooChun no lo vio pero YunHo se mordió el labio, a punto de traicionarse a si mismo.

El pensar que su adorado Chunnie podía enamorarse y llorar por alguien que no era él le había movido todo. Le había hecho pensar "¿Porque no?".

YunHo se dio vuelta lentamente, con su sonrisa de lado y el lunar más resplandeciente que nunca. Más hermoso.

YooChun se aguantó las ganas que tenía de correr y besarlo, morderlo y si fuera posible arrancarle ese lunar exquisito de la piel.

—Puede que terminemos en tragedia...pero ya no me importa.

Y fue YunHo quien corrió hacia él—en realidad caminó, tardándose una eternidad—pero fue quien el primer paso.

O el segundo. Pero lo dio.

Las manos de YooChun rodearon la ancha espalda y sus pies se pusieron en puntas por inercia, YunHo era tan alto. Era su hombre, aquel que lo cuidaba de la gripe con sus besos de labios llenos de pastillas medicas.

Park recordó cuanto odiaba la medicina, y que YunHo se la daba de lengua a lengua cuando la necesitaba, haciendo delicioso el proceso.

—Yunnie, estoy enfermo.

— ¿De que?—besó la amplia frente, necesitando de unos cuatro besos para cubrirla toda de su saliva.

YooChun subió los pies sobre los de YunHo, haciendo que este pasara los dedos por el contorno de su trasero y besara su cuello.

—De amor—sonrió.


—Fin—



Yo insisto en que esto es producto de divagaciones mías, perdón por traerlo~♥
"Álgebra", "ecuación", ¿se dieron cuenta?
Ya me traume con eso de que no entiendo las matemáticas. PLOP~~♥
Gracias por leer♥

5 comentarios:

  1. Anónimo10/25/2011

    oo 2yoo OMG cada vex me esta gustando mas XD
    ame tu fic TT__TT

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10/26/2011

    esta pareja me hace alucinar!!!!! *¬* son tan sexys y lindos juntos!!! awwww me gusto mucho!!!

    ResponderEliminar
  3. awwwwww! amé este fic *--*
    Por un momentos sufrí Dx
    Pero que lindo final *v*

    ResponderEliminar
  4. Que amor, me gustó mucho. Yunho tenía que dar su brazo a torcer después de todo :c Si Chunnie lo amaba ♥

    ResponderEliminar
  5. Angsty. Pero al final lindo. <3

    -ztarplay@LJ

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD