Hosting Hours. Cap. 9

2 comentarios
En el momento en que llegó a su casa Yunho estaba en el peor estado de ánimo que haya tenido. Inmediatamente, fue corriendo a su habitación y cerró la puerta detrás de él, dejando a unos confusos Junsu y Yoochun atrás.

"¿Cuál es su problema?", Preguntó Yoochun mientras miraba la puerta del dormitorio de Yunho.

Junsu se encogió de hombros y siguió leyendo su libro. "No sé, es probable que sea que no puede manejar su tiempo libre o algo así."

Yoochun lo dudaba. "Ve a preguntarle que le pasa", dijo con firmeza.

"¿Qué?" Junsu parecía indignado. "¿Por qué tengo que ir yo? Tu le caes mejor!

"Sí, pero tú eres más guapo, ósea que tienes menos posibilidades de que te golpee."

Junsu levantó una ceja. "Él me odia...”

"No, no lo hace, simplemente piensa que eres raro. Todo el mundo lo piensa... "

Junsu se enfureció, echando su libro a un lado mientras miraba fijamente a Yoochun. "¿Quién piensa que soy raro?"

"Cariño, todo el mundo, Changmin, Siwon, Yonghwa, Donghae, Jaejoong, Heechul..."

Junsu empezó a hacer pucheros. "Tu también piensas que soy raro, no es así...”

Yoochun estalló en un ataque de risa. "Sí, pero creo que eres muy sexy", se trasladó más cerca, haciendo que Junsu lo mire con recelo. "Si me das un beso te defenderé ante todo el que diga que eres raro", le movió las cejas.

Junsu gimió y se movió al otro lado de la habitación. "Yoochun eres tan bruto!"

Yoochun se echó a reír.

"Está bien, voy a ir yo", se quejó Junsu. "Sólo mantente alejado de mí!"

Yoochun aún tenía una sonrisa en su rostro, "¡Buena suerte!"

Junsu le sacó la lengua y tocó la puerta del dormitorio de Yunho.

-------

Yunho trató de ignorar los golpes mientras miraba fijamente las gafas de Jaejoong. A escondidas Junsu entró en el interior, cerrando suavemente la puerta detrás de él. "No me respondiste, así que pensé..." se quedó paralizado por la mirada de muerte que Yunho le estaba dando.

"Eh... bien... mejor me voy" se alejo y huyó fuera.

Apenas diez segundos más tarde, fue empujado otra vez a la habitación por Yoochun que rápidamente cerró la puerta detrás de él, dejando a Junsu sólo con Yunho.

Yunho miró intensamente molesto a Junsu, suspiró, y luego volvió para mirar las gafas.

"Así que..." Junsu dijo moviendo los brazos hacia atrás y adelante. "Así que... eh..." se rascó la cabeza.

"¿Qué quieres?", Dijo Yunho un poco fuerte, por lo que Junsu se inmutó.

"Simplemente... ya sabes, te sientes...mal?"

Yunho se levantó con un suspiro, poniendo las gafas en la parte superior de su mesa de noche y se dirigió hacia Junsu.

"No me mates", chilló Junsu, escondiéndose detrás de una silla. "Pensé que tal vez necesitabas a alguien con quien hablar...”

Yunho alzó una ceja y tomó el suéter que estaba en el piso para arrojarlo a la cama.

Junsu miró a Yunho con cautela. "Así que...?"

"No es asunto tuyo, solo déjame en paz", dijo mientras se quitaba la camisa y se ponía el suéter.

Junsu parecía vacilante. "Bueno... es que Yoochun me encerró aquí y no me dejará salir hasta que descubra lo que te pasa..." Junsu se sentó en una silla todavía un poco inquieto "Tal vez piensas que soy un oyente extraño, pero no lo soy... así que no sé", se rascó la cabeza torpemente, "Si tienes algo que quieres contar...”

Yunho suspiró pesadamente mientras se acostaba en la cama otra vez.

"No es nada importante... es sólo que alguien me irrita".

"Que te irrita?", Preguntó Junsu.

"Si... es por un... eh, una chica," comenzó. "Han estado pasando algunas… cosas entre nosotros, pero resulta que me he dado cuenta que me ha estado mintiendo todo el tiempo y que yo no le importo en lo mas mínimo.

Junsu asintió con la cabeza comprensivamente.

"Y, para empeorar las cosas, desde el principio ya sabía que me estaba engañando, porque tú sabes... su trabajo es engañar a la gente para que se sienta a gusto con ella, pero sin embargo, no dejo de caer en sus mentiras."

Junsu hizo una mueca de desagrado "Yo entiendo... así que ¿qué hizo ahora para hacer que te molestes?"

Yunho dudó, preguntándose si podía seguir contándole su vida privada. "Yo... bueno... hoy pasamos todo el día juntos y pensé que por fin estaba siendo sincera, ya sabes, y al final incluso me dio un beso, y... rayos sueno como a una adolescente en dificultades", Suspiró mientras dejaba caer los brazos a un lado y se quedó mirando el techo.

Junsu se limitó a asentir con atención. "Así que, ¿Qué quieres hacer ahora? Quiero decir, ¿quieres vengarte? "

Yunho se quedó mirando el techo. ¿Qué quería? En ese momento sólo quería ver a Jaejoong sufrir, pero probablemente no fuera capaz de hacerle algún daño.

"Me imagino que es difícil de decidir, he estado en el mismo tipo de situación también. Perdón por preguntar, pero ¿qué clase de chica es?"

"Eh..." Yunho iba a responder cuando de repente se escuchó una risa ahogada al otro lado de la puerta. Junsu frunció el ceño mientras la risa continuaba, se levantó y abrió la puerta. Con un grito Yoochun cayó en el interior.

"¿Qué estás haciendo?", Preguntó Junsu mientras miraba fijamente a Yoochun quien le sonrió desde el suelo.

"Sólo comprobar si estabas haciendo lo que te dije. Hola, Yunho! ", Sonrió y saludó en la dirección de Yunho que ahora estaba sentado de nuevo y solo se limitó a mirarlo.

"Creo que estábamos muy bien antes de que vinieras a interrumpir," Junsu dijo molesto y se sentó de nuevo en la silla y se cruzó de brazos.

"Así que, Yunho," dijo Yoochun con una sonrisa "¿besaste a Jaejoong?”

"¿Por qué mencionas a Jaejoong? ¿Qué es lo que tiene que ver el con esto?", Respondió Junsu sin entender.

Yoochun miro a Junsu como si fuera retrasado. "¿No es obvio? Cuando Yunho estaba hablando acerca de esa 'niña', estaba obviamente hablando de Jaejoong. ¿Quién más podría ser?

"Muchas gracias por tu ayuda Yoochun", respondió molesto Yunho.

"¡Oh! Así que estábamos hablando de... ¡Oh, wow, "Junsu miro sorprendido a Yunho. "En realidad, besaste a Jaejoong?"

Yoochun miro al cielo, "a veces eres un poco lento Junsu, en serio. Pero volviendo al tema, ¿cómo fue? "Una sonrisa comenzó a extenderse por toda su cara.

"Fue..." Yunho miró hacia atrás y hacia adelante entre los dos hombres que lo miraban fijamente, esperando una respuesta. "Fue muy agradable, ¿ok? Simplemente genial! Sobre todo cuando él llamó a alguien después del beso para alardear de ello. POR ESO ESTA ENOJADO, YUNHO ESCUCHO A JAEJOONG HABLANDO CON HEECHUL)

"¡Ay!" Yoochun y Junsu dijeron al mismo tiempo.

"Dímelo a mí. Ahora bien, si tienen algún plan, estoy abierto a sugerencias ", agregó con voz cansada.

"Hm" Yoochun estaba manteniendo una conversación visual con Junsu antes de darse la vuelta. ”He escuchado que Jaejoong hace ese tipo de cosas a las personas que amenazaban su posición...”

"Pero que encantador...”

"Sin embargo", continuó Yoochun, "nunca fue tan lejos, no beso a ninguno antes."

Junsu asintió con la cabeza con fuerza.

"No estoy seguro si es porque no tuvo necesidad de hacerlo o porque no le daba la gana..." Yoochun dudaba. "Pero lo importante es que al parecer le importas lo suficiente como para llegar tan lejos contigo."

Yunho frunció el ceño. "¿Y? Eso no me ayuda a sentirme mejor... "

Yoochun sonrió de repente, cuando un plan vino a su mente. "¿Por qué no... simplemente jugar el mismo juego que él está jugando?"

"Hm", Junsu asintió con la cabeza. "Eso no es una mala idea! Parece que Jaejoong está tratando de hacer que te enamores de él para poder mantener su posición de número uno.

"Ok..." Yunho dijo, "¿que quieren que haga...?"

"Si quieres ganar debes ser tú el que mande, el que decida a donde ir y lo que van a hacer,`` estoy seguro que ha Jaejoong le gustan los hombres dominantes" dijo Yoochun.

"Hm, no es una mala idea", dijo Yunho pensativo.

Yoochun y Junsu se levantaron y salieron de la habitación.



-----------------------------



"Rayos Yunho, yo esperaba que me llevarías a un lugar normal", dijo Jaejoong nerviosamente mientras seguía a Yunho por un barrio que jamás había visto. La mayoría de las casas parecían que iban a derrumbarse, ventanas rotas y la oscuridad que les rodeaba era espeluznante. Yunho se estaba comportando de manera extraña desde aquel beso en el parque, por lo que se había sentido inmensamente feliz cuando Yunho le pidió que lo acompañara a cenar hoy después del club. Pero ahora no estaba seguro si fue buena idea aceptar.

"Yunho, estás seguro de que este lugar no es peligroso?", Dijo Jaejoong cuando vio a algunos hombres musculosos observándolos desde un callejón oscuro.

"Vas a estar bien", dijo Yunho mientras seguía caminando sin mirar atrás. "Yo me crié en este barrio. Nunca he tenido ningún problema con nadie”.

Jaejoong murmuró algo en desacuerdo, pero siguió a Yunho de todos modos.

"Ah, aquí está", Yunho dijo, deteniéndose tan de repente que Jaejoong casi tropezó con él. Yunho se detuvo frente ha una pequeña casa de madera, en la oscuridad parecía que fue sacada de una película de terror.

"Bien", dijo Jaejoong mirando el edificio como si fuera a comérselo vivo en cualquier momento. "Tengo una buena idea, ¿por qué no entras tú y yo me voy a mi casa".

Yunho lo miró. "Si eso quieres, pero tendrás que irte solo."

Jaejoong miró hacia atrás, los hombres musculosos todavía lo miraban con interés. Tragó saliva y se volvió hacia Yunho ligeramente pálido.

"No te preocupes", se rió Yunho mientras envolvía con sus brazos a Jaejoong "Yo te protegeré de los psicópatas", y le guiñó un ojo. Con cuidado abrieron la puerta, la cual hizo un sonido chirriante que hizo que Jaejoong se espantara dando un salto hacia atrás. Este hizo caso omiso de la risita divertida de Yunho detrás de él y lo pisoteó molesto. Tan pronto entraron se encontraron en una habitación a oscuras.

"Yunho, estas seguro de que es aquí...?"

"Sí, hay que bajar las escaleras, el restaurante esta en el piso de abajo", respondió la voz de Yunho detrás de él.

"¿Dónde? No veo ninguna escalera... ah, "jadeó al sentir que el suelo desaparecía bajo sus pies. Un fuerte brazo lo envolvió para impedir que se caiga.

"Veo que la encontraste", dijo divertido Yunho. "Tal vez debería ir primero antes de que te rompas el cuello."

Jaejoong podía sentir su corazón latiendo más rápido cuando el otro tomó su mano y lo guió por las escaleras. Estaba completamente seguro de que era por el estrés. "Puedo caminar perfectamente bien por mí mismo, gracias", murmuró, pero se aferró a la mano de Yunho de todos modos.

"Claro, que puedes", dijo Yunho mientras procedía a guiarlo hacia abajo. "Pero a mi me gusta agarrar tu mano."

Al oír aquello la mejilla de Jaejoong se tiño de un ligero rubor. Él murmuró algo, pero apretó la mano del otro con tanta fuerza que casi se cae de nuevo.

Cuando finalmente llegaron a la parte inferior de las escaleras Jaejoong escucho a Yunho llamar a alguien. La puerta chirriante se abrió y un chorro de luz amarilla cayó sobre los dos. Jaejoong parpadeó por la repentina luminosidad cuando escucho un fuerte grito y sintió como la mano de Yunho desaparecía.

---

"Oh, Dios mío, me has asustado casi hasta la muerte", una mujer pequeña con el pelo recogido gritó cuando apretó a Yunho sobre su corazón. Yunho estaba inclinado hacia delante en un ángulo extraño.

"Pero si llame a la puerta," Yunho exclamó.

"Toca más fuerte la próxima vez entonces", gritó la mujer.

Jaejoong miraba la escena y se preguntó cómo estos dos se conocían.

Hace más de un mes que no me llamas, ni me visitas. Estaba muy preocupada", murmuró con ira y comenzó a lavar los platos. Yunho se acercó y la rodeó con sus brazos. Al ver eso Jaejoong sintió el repentino impulso de patear a alguien, pero se quedó donde estaba. La mujer suspiró y se dio la vuelta y miró al hombre más alto.

"La próxima vez llámame o te freire las manos", dijo estrictamente. "Ahora, creo que viniste a comer?"

Yunho sonrió ampliamente, "tú me conoces demasiado bien."

La mujer no pudo evitar sonreír un poco. "Claro, tu nunca cambias. Ahora siéntate ", dijo mientras miraba hacia arriba, notando al fin que Jaejoong estaba ahí. "¿Y quién es éste?"

Jaejoong se inclinó un poco, sin saber qué tipo de comportamiento era apropiado en esta situación. "Mi nombre es Kim Jaejoong, señorita...”

La mujer lo miró extrañamente.

"Mi nombre es Boa," dijo mientras miraba a Yunho de manera interrogante.

"Es un amigo...", dijo Yunho, tratando de no sonreír.

"Bonito", dijo Boa mirando a Jaejoong de la cabeza a los pies. "Ustedes dos tienen una relación?"

Los ojos de Jaejoong se abrieron como platos.

"Estamos trabajando en eso", sonrió ampliamente Yunho.

"¡Eres un idiota", exclamó en voz alta Jaejoong, dándole una patada en la pierna.

Boa los miró divertida. "Que fiera... me gusta eso, ¿donde te metiste para encontrar a este chico?

"Sólo quería probar algo nuevo", murmuró Yunho mientras se frotaba el pie adolorido. "Se pone odioso cuando tiene hambre, tal vez si comiéramos..."

"Oh sí", dijo Boa, y se dio la vuelta inmediatamente. "Kangin, trae tu trasero perezoso aquí, tenemos clientes", gritó ella.

Esperaron unos segundos antes de que una voz masculina respondiera. "Diles que se vaya a la mierda, son las 2 de la mañana.

Boa suspiró y sonrió a Jaejoong", No te preocupes querido, voy a conseguir comida. Sólo espera un segundo. "

Ella se alejó y cerró la puerta detrás de ella.

Jaejoong la siguió con la mirada. "Bueno, es interesante", decidió.

"Ten cuidado con lo que dices, esa es mi mamá", afirmó Yunho.

"Tu mamá?" Jaejoong le preguntó sorprendido. "Pero ella se ve tan sólo 10 años mayor que tú...”

"No es mi madre biológica, sólo me sacó de las calles y me crió desde que tenía siete años. De todas las personas que conozco es la que se siente más como mi familia. "

"Ya veo", dijo Jaejoong, sintiéndose extrañamente halagado de que Yunho haya decidió invitarlo a conocer su familia.

Boa regreso seguida por otro hombre. Él tenía un aspecto ligeramente desaliñado, probablemente por haber sido regañado. "Hey Yunho-ah", exclamó con alegría al ver a Yunho. "No me di cuenta que eras tú, cuanto tiempo sin verte, ¿Cómo estás?"

Boa lo golpeó con un paño de cocina. "No importa, ve a cocinar algo. ¿No ves que se mueren de hambre? "

"Oh, sí, sí, voy a ir y encender la estufa", dijo el hombre a toda prisa cuando de repente miró a Jaejoong. "Y este es tu...”

"Estamos trabajando en ello", dijo Yunho feliz mientras trataba de evitar que Jaejoong lo pateara de nuevo.

---

Ya habían terminado de comer, Yunho se comió dos tazones de sopa de fideos, pero Jaejoong consiguió comerse cuatro.

"¿Estas feliz ahora?", Preguntó Yunho divertido.

"Sí", suspiró Jaejoong contento.

Boa sonrió. "Bueno, debo decir que tenías razón Yunho. Ha cambiado de humor completamente. "

Mientras tanto Kangin vino de nuevo, mirando a su esposa con cuidado, como si esperaba que lo regañara de nuevo. Al ver que ella estaba tranquila, se sintió mas relajado.

"Así que Yunho-ah, te vas a quedar a dormir", preguntó.

Boa trató de ocultar una sonrisa tras su mano.

"Si, me quedare", dijo Yunho inocentemente, jugando con unos palillos.

"¿Qué?", Exclamo Jaejoong. "Pero, ¿qué hay de mí?"

"Puedes quedarte aquí también, si quieres", dijo Boa mientras le guiñaba un ojo a Yunho.

"Pero, pero..." dijo Jaejoong sorprendido.

"O puedes irte solo si prefieres," procedió Kangin inocentemente. "¿Tienes un bate de béisbol?"

"Un bate de béisbol?"

"Sí, o tal vez una navaja... La mayoría de las pandillas no le hacen daño a la gente que vive aquí, pero nunca se puede estar realmente seguro de cómo reaccionan ante los extraños."

Jaejoong se puso pálido, "Yo...”

"Yo no se si podré contenerme estando los dos solos en una habitación. " dijo Yunho para provocar.

"¿Qué?", Exclamó Jaejoong mirándolo con incredulidad.

" Ok, esta bien, te juro que tratare de mantener mis pantalones arriba por esta noche! Feliz ahora? "

Jaejoong todavía no estaba seguro pero como no tenía ganas de ser degollado por matones callejeros, decidió que podía quedarse. "Bien", suspiró.

"Buena decisión" exclamó Boa feliz.

Yunho le hizo una señal de agradecimiento cuando Jaejoong no estaba mirando.

---

La antigua habitación de Yunho tenía el mismo estilo que el resto de la casa, vieja y pequeña, pero de alguna manera parecía acogedora y confortable. En el centro de la habitación había dos colchones en el suelo, probablemente colocados allí rápidamente por Boa, y un montón de manta. Jaejoong caminaba por la habitación, mirando las viejas pertenencias de Yunho.

"Si quieres ducharte, es la segunda puerta a la izquierda", dijo Yunho mientras caminaba en el interior y se dejaba caer sobre la cama.

Jaejoong pensó que una ducha no era mala idea. Se dio la vuelta y miró con escepticismo a Yunho. "¿Tiene seguro la puerta?"

Yunho miró con el ceño fruncido. "Ya te dije, voy a mantener mis pantalones...”

Jaejoong levantó las cejas con escepticismo.

Yunho suspiró, "sí, tiene una cerradura."

Jaejoong sonrió feliz cuando salió de la habitación.

---

Después de una ducha rápida regresó a la habitación, vestido sólo con una toalla. Yunho miró hacia arriba, agrandando los ojos, al ver al otro medio desnudo. Su pelo oscuro estaba todavía mojado y goteaba agua por todo su cuerpo. Yunho tuvo que contenerse, porque sintió que su corazón bombeaba sangre a sus regiones más bajas.

"¿Tienes una ropa con la cual pueda dormir", dijo Jaejoong, mientras fingía no ver al otro hombre babeando por él.

"Si, solo", dijo Yunho al tragar, "espera un segundo." Se levantó y abrió uno de sus armarios, sacó unas prendas y se las entrego.

"Gracias", dijo Jaejoong, mientras tomaba la ropa. Volvió a mirar a Yunho, "ahora si no te importa, ¿podrías darte la vuelta?."

"Ah, sí, claro", dijo Yunho tratando de no mirar el cuerpo de Jaejoong. Se sentó en la cama y se quedó mirando a la pared, haciendo todo lo posible de no pensar en nada pervertido al oír la caída de la toalla al suelo.

"Ya he terminado", dijo Jaejoong después de un rato y se acostó en la cama junto a Yunho. Él abrió los brazos, simulando un bostezo, por lo que su camisa se abrió un poco, revelando su piel de color cremoso.

Yunho miró el cuerpo de Jaejoong, y su pelo mojado sobre la almohada.

"Debes secarte el pelo antes de dormir", dijo.

"No veo ningún secador?", Respondió Jaejoong con su forma típica de chico arrogante."Ve a buscarme uno", decidió y cerró los ojos pata relajarse.

Yunho suspiró mientras se levantaba y volvió al cuarto de baño para traer un secador de pelo, ya estaba completamente acostumbrado a ese comportamiento. Cuando regresó Jaejoong estaba acostado boca abajo, leyendo un cómic de hace10 años que probablemente había encontrado en alguna parte.

"Toma", dijo Yunho mientras le entregaba el objeto, tratando de no mirar a Jaejoong.

"Hazlo tú" dijo Jaejoong, y se sentó en la cama, completamente inconsciente de los problemas que le causaba a Yunho. "Heechul siempre seca mi cabello", añadió.

Yunho suspiró de nuevo, enchufó el secador y se sentó detrás de Jaejoong, soplando su pelo.

"Oye", Jaejoong gritó: "¡tienes que hacerlo bien, así", hizo un movimiento de arriba a abajo con sus manos. "De lo contrario mi pelo estará horrible mañana”.

Yunho hizo una mueca: "Sí, mamá", respondió, pero hizo lo que le dijo de todos modos.

Con cuidado, él tomó un mechón de pelo negro, secándolo y cepillándolo hacia atrás y así lo repitió varias veces. Cada vez que pasaba los dedos por el pelo de Jaejoong, este se estremecía, dejando escapar un suspiro de satisfacción.

Yunho sonrió. "Te gusta, ¿eh?"

"Hmm," estuvo de acuerdo Jaejoong, con los ojos cerrados.

La parte superior del cabello de Jaejoong estaba seca, pero Yunho notó que la parte inferior todavía goteaba, bajando estas por el cuello, hasta llegar a la nuca de Jaejoong, Yunho capturo una gota extendiéndola sobre la piel blanca y suave con el dedo. Sin apagar el secador se inclinó un poco hacia adelante, y beso la gota de agua alojada en el cuello de Jaejoong. Este se estremeció al sentir la lengua de Yunho lamer un punto tan sensible.

"Yunho-ah", habló en voz baja mientras Yunho ponía el secador de pelo a un lado y colocaba sus brazos alrededor del otro hombre, dedicándose a besar todas las gotas que pudo encontrar. "Me prometiste que no lo harías...", murmuró a regañadientes, al sentir la mano de Yunho desaparecer bajo su camisa, levantando la tela para mostrar la palidez de la piel debajo de ella.

"Te prometí no quitarme mis pantalones", le susurró al oído mientras recorría con sus dedos la línea del boxeador de Jaejoong. "No dije nada acerca del tuyo" sonrió mientras dejaba deslizar su mano más abajo, en el interior del boxeador de Jaejoong.

El otro abrió la boca, y lo apartó dando la vuelta con rabia. "¿Qué estás...", pero antes de que pudiera terminar la frase Yunho atrapo sus labios, empujándolo sobre la cama.

2 comentarios:

  1. Waaaaaaaaaaa no no como me dejas así!!! esto se quedo demasiado buena necesito el capitulo 10!! *w* @___@

    lo estaré esperando!!!!

    ResponderEliminar
  2. como que adonde pues ha comerse ese dulcesito rico que tiene a su lado adonde mas ahhh pero ese yunho si que es listo no se quitara sus pantalones pero los de jae si de todas formas no tiene la necesidad de quitarse los pantalones el conque libere a yunhotron es mas que suficiente para hacer feliz ha jae y de paso ha el también

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD