Viajero Solitario

5 comentarios

Titulo: Viajero Solitario
Autor:
Aghna
Pareja(s):
JaeMin
Género: Lime, Angst, viajes en el tiempo.
Extension: Oneshot
Advertencia:
Muerte de un personaje.


Las épocas de la evolución humana, invención, aspiración y guerra, siempre guerra… La más antigua y perdurable de todas las prácticas humanas destruyeron a lo que alguna vez se le considero como humanidad, que ahora se encontraba en ruinas, y lentamente se extinguía, en un intento desesperado fabricaron un arma, una máquina del tiempo, que los llevaría al pasado para poder eliminar a aquellos que cuya invención lentamente llevarían a la extinción de la humanidad.

Al principio aquella invención trajo mas desgracias, se enviaron varias personas, pero jamás volvieron, su misión jamás fue cumplida, y el tiempo se acababa, después de muchos años su creación estaba terminada exitosamente

Se creó un grupo de personas que regresarían en el tiempo para poder traer armonía a este mundo, se les dio el nombre de “Viajeros” ellos eran los elegidos, y pasara lo que pasara deberían cumplir su misión, irónicamente hicieron esto para preservar la vida, para crear un futuro para ti, aun sin nacer, sabiendo que tal vez no sobrevivirían, este fue el último recurso.
δ

Año 3500

Kim Jaejoong un joven de 20 años de edad, con una belleza deseable por todos, considerado uno de los 4 mejores “Viajeros”, pero qué sentido tenía todo eso si “el” no estaba a su lado, estaba muerto por dentro desde que “el” murió, sus ojos vacios demostraban aquel tormento en el que había entrado y lo único qué esperaba es que la muerte se compadeciera y por fin se lo llevara junto a “el”.

Al cerrar aquellos ojos varias imágenes se arremolinaron en su cabeza recordando lo que fue su vida, el observar imponente como asesinaban a sus padres cuando solo tenía 5 años, ver aquel rio que se formaba por la sangre que aun salía de sus cuerpos inertes, que años después sin dudarlo se unió a los muchos voluntarios para salvar aquel mundo en decadencia, siendo advertido que si se unía tendría que dejar todo atrás incluyendo los sentimientos, ya que estos podrían poner en riesgo la misión, pero ya había perdido todo 10 años atrás, y así se convirtió en uno de los tantos “Viajeros”, fue entrenado por 2 años, y al tercero lo enviaron a su primera misión. La misión de todos los “Viajeros” es asesinar a la persona que se te es encomendada, la mayoría de ellos son inocentes, pero al borrarlo del mapa evitaban que nazca el que realmente perjudicaría el futuro, las estadísticas dicen que hay más posibilidades de tener éxito al asesinar a los padres o incluso a los abuelos de aquellos inventores, ningún caso le causo problema, excepto su última misión.
δ


-Esta es su última misión, los hemos elegido a ustedes 4 porque son los mejores, Jaejoong serás el líder- Dijo aquel hombre

-De acuerdo- Miraba a aquel hombre con aquellos ojos sin ningún sentimiento y el hombre sonrío.

Aquel chico era lo mejor de lo mejor, sin sentimientos, sin titubeos y lo más importante jamás fallaba, y eso era importante, una vez cumplida aquella misión toda aquella tortura se acabaría y la gente podría vivir sin ningún miedo

-Si cumplen con esto todo terminara- Dijo con seriedad.

Aquel chico solo asintió y se dirigió a la salida con el resto de sus compañeros, tenían que ir a casa a prepararse para el viaje, ya afuera vio aquel mundo oscuro, y no pudo evitar sentir tranquilidad al imaginarse un cielo azul, y tal vez solo tal vez la muerte daría marcha atrás y volvería a ver a sus padres.

-¡Qué bien! Después de esto al fin todo terminara- dijo emocionado Junsu

Jaejoong giro su rostro inexpresivo para ver a su equipo que tenían una sonrisa en su rostro todos estaban felices de que todo terminaría pronto

-¡Jaejoong! ¿Qué no estás feliz?- Yunho solo recibió la mirada gélida de su acompañante

-Vamos Jae relájate- Pero su comentario apenas si hizo efecto

Iré a casa por mis cosas- Contesto con su típica frialdad

Yoochun solo pudo soltar un bufido de frustración, Jaejoong nunca cambiaría, las normas decían que no deberías tener sentimientos, pero a eso se le llamaba exageración, a veces se preguntaba si alguna vez el había sonreído.

Jaejoong siguió su camino sin prestarle mucha atención ante la frustración de Yoochun, lo conocía lo suficiente para saber que él no demostraba ninguna emoción, y ellos deberían hacer lo mismo, después de todo esas eran las reglas.

Entro a aquella casa, era pequeña pero era su hogar, se lo habían dado desde que había entrado a aquel lugar. Se dirigió hacía su habitación tomo una valija y metió todo lo que necesitaba, armas como cuchillos, venenos, agujas y cualquier cosa que permitiera matar silenciosamente a sus víctimas, también empaqueto algunas medicinas y jeringas, ya que el riesgo de viajar era contraer alguna enfermedad, tomo alguna que otra muda de ropa, la metió, y cerro aquella valija, no necesitaban mucha muda de ropa ya que solo actuaban de noche, tiro al piso la vestimenta que traía puesta, se puso unos pantalones holgados, se sentó en aquella cama y se coloco unas botas estilo militar, tomó de la cama una polera sin mangas que cubrió aquel trabajado cuerpo, se puso de pie y termino echándose una túnica con capucha, se paro enfrente de aquel espejo de cuerpo completo, aun debajo de aquella capucha podía verse, sus ojos vacios vieron su figura con aquella vestimenta negra obligatoria, tomo de un escritorio un pequeño collar y lo oculto debajo de aquella túnica, sin más salió de aquel lugar encontrándose en el camino a sus compañeros vestidos de igual manera.

Llegaron a aquel enorme lugar donde tantas veces estuvieron antes de partir, pero esta vez sabían que era diferente, con pasos lentos llegaron a aquella maquina que tantas veces los habían llevado a lugares desconocidos, que aun después de tantos años no dejaban de sorprenderlos, todo era tan diferente a comparación del lugar donde vivían, ellos jamás habían visto el sol, aquel astro que irradiaba calor, fue una alegría poder verlo con sus propios ojos, ya que en aquel lugar solo había oscuridad, y solo se hablaba de el por medio de leyendas, y ante sus ojos era mejor que cualquier historia que se hubiera contado.

Los 4 con un solo objetivo en su mente tomaron posición en el centro de aquella maquina y esperar pacientemente para que los transportaran a algún lugar años atrás.

-¿Listos?- Un hombre apareció y se puso enfrente de ellos –Contamos con ustedes- Traía una carpeta con algunos archivos y se los entrego a Jaejoong, quien lo guardo en su maleta, además de su bolsillo saco una fotografía y al igual que aquellos archivos se lo dio - El es su objetivo, su nombre es Shim Changmin.


Año 2012

Un joven se encontraba sentado en un pequeño sofá, sus codos sobre sus piernas, sus manos entrelazadas, su cabeza gacha y sus ojos cerrados, lo cual indicaba que estaba perdido en sus pensamientos.


-Flash Back-
Un pequeño niño se encontraba tirado en el piso inconsciente, lentamente fue abriendo los ojos, su vista quedo en un punto fijo, intentando de asimilar lo que había pasado, poco a poco se fue incorporando, sintiendo un gran dolor recorrer su cuerpo, este tenía múltiples heridas, de su labio y ceja izquierda salía algo de sangre, tenía varios moretones por todo su cuerpo y rostro, cuando pudo ponerse en pie sus pequeños ojos se toparon con una horrible escena, que hizo que el dolor desapareciera de inmediato, ahí en el suelo se encontraba su madre, sus ojos abiertos no demostraban vida, con gran temor fue retrocediendo hasta chocar con la pared, por alguna razón sus lagrimas no salían, su mente estaba en shock ¿Qué había pasado?, rápidamente los recuerdos llegaron.

Su padre había llegado a casa borracho (como siempre), gritándole a su madre por tal y tal cosa, para después darle bofetada que termino tirándola al piso, había observado aquella escena escondido detrás de una pared viendo impotente como su madre lloraba, y en un impulso se había interpuesto entre ellos evitando que la siguiera golpeando, pero lo único que logro fue que su padre se enfureciera mas, ganándose así golpes y patadas por parte de su progenitor, lentamente fue perdiendo el conocimiento por los golpes, viendo con miedo como su padre se dirigía a su madre que estaba llorando desesperadamente antes de que todo se volviera oscuro.

Y ahora ahí estaba el parado frente a su madre que estaba sin vida sobre un charco de su propia sangre, con miedo se acerco a su cuerpo, y delicadamente puso una de sus manos que ahora temblaban sobre sus ojos cerrándolos delicadamente, un sollozo escapo de sus labios, pero aun así sus ojos eran incapaces de soltar lagrima alguna.

-Fin Flash Back-



Un suspiro salió de entre sus labios, y con pereza hecho su cabeza hacia atrás, y un susurro salió de sus labios “Lo siento”

Shim Changmin un joven de 18 años que vivía solo desde los 8, 10 años atrás su padre había asesinado a su madre a golpes, después de haber encontrado su cadáver huyo de casa con el dinero que había juntado, aun a su corta edad logro trabajar ahorrando para que algún día él y su madre salieran de aquel infierno

“Te protegeré siempre y saldremos de aquí juntos” esa promesa se la había hecho a su madre, y no lo pudo cumplir, no pudo protegerla mientras su padre la golpeaba, lentamente sus manos se cerraban en puños hasta que sus uñas se enterraron en la piel, hasta hacerlas sangrar, lentamente se relajo y cuando estuvo calmado salió de su casa para ir a trabajar.

δ

En un callejón 4 sombras aparecieron de la nada, 3 de ellas cayeron de espaldas lastimándose al darse el golpe contra el piso, mientras la 4ta caía con gracia y estilo como un gato, y al caer ni se inmuto, solo escucho las quejas de dolor por parte de sus compañeros.

-¿¡Que les pasa!? ¡Que no pueden dejarnos sobre el suelo y no a 1 metro de distancia, siempre es lo mismo! –Grito Junsu molesto.

Yunho y Yoochun se limitaron a encoger los hombros mientras se sobaban la espalda por el golpe, a veces se preguntaban cómo es que Jaejoong era el único en llegar a un lugar sin recibir daño alguno si todos habían tenido el mismo entrenamiento a si que… Sus pensamientos fueron interrumpidos por la voz de Jaejoong.

-Yunho, Yoochun, Junsu, consigan un lugar donde quedarnos, yo empezare la búsqueda- sin decir más comenzó a salir de aquel callejón dejándolos solos.

Caminaba por aquellas calles oscuras, era de noche y no llamaba la atención con aquel traje, de uno de sus bolsillos saco aquella foto y vio a un chico mayor que él, su piel era color canela, su cabello era negro y algo largo, sus ojos eran café, pero aquella mirada lo inquietaba y sin poder evitarlo sonrío ¿Hacía cuanto que no sonreía? No lo recordaba, pero aquella mirada era un reflejo de la suya, por alguna razón aquel chico le llamaba la atención.

-Shim Changmin - Dijo con aquella pequeña sonrisa, y al estar tan concentrado en esa foto no puso atención al frente, haciéndolo chocar con alguien más.

-Oye ten cuidado imbécil- Le dijo molesto un chico.

Jae se sorprendió un poco al ver a su objetivo enfrente, era raro ya que nunca había sido tan fácil encontrarlos, lo único que hizo fue una reverencia en forma de disculpa y siguió su camino, al igual aquel chico, pero una vez que Changmin dio la vuelta el comenzó a seguirlo, no desaprovecharía aquella oportunidad.

Lo siguió a una distancia prudente, sería rápido, solo tenía que esperar a que llegaran a un lugar donde no hubiera gente, acercarse lo suficiente y atravesar el corazón de aquel chico con el cuchillo que traía en la mano, aunque tenía un mal presentimiento, realmente era demasiado fácil.

-¿Qué es lo que quieres?- Cuando por fin llegaron a un lugar sin gente aquel chico se había detenido y había pronunciado aquellas palabras.

Jaejoong se detuvo en seco ante tal comentario y sonrío de lado, aquel chico no dejaba de sorprenderlo, “esto será divertido” pensó.

-Vaya vaya, parece que me descubrieron- dijo con tono de sarcasmo.

-Hay que ser idiota para no darse cuenta- dijo Changmin con el mismo tono –Y más aun el no darse cuenta que te sorprendió el verme cuando chocamos, dime ¿Te conozco?-

-No, no creo pero…- saco aquella foto y se la mostro –Yo a ti si-

Al contrario de lo que pensó Jaejoong, Changmin no reacciono al haberle mostrado su fotografía, lo seguía mirando con aquella cara de indiferencia que lentamente lo estaba sacando de sus casillas.

-Si es así, ¿Qué quieres de mí?-

-Lo siento pero yo no quiero nada de ti- y mientras lo decía la cara de Changmin era de total confusión, y solo pudo sonreír, con aquella cara parecía un niño –Lo que quiero es a ti

-Creo que no comprendo- y así era ¿Qué lo quería a él? A que se refería con eso

-Shim Changmin he venido a aquí para asesinarte- dijo con tono amenazante mientras sacaba el cuchillo pero aun así Changmin ni se inmuto ¿Quién era ese chico?

Jaejoong veía como Changmin sacaba algo de su bolsillo, y se puso en posición de defensiva, pero se quedo atónito al ver como sacaba una cajetilla de cigarros y un encendedor, tomando uno y prendiéndolo.

-¿Quieres uno?- le dijo ofreciéndole aquella cajetilla

Pero aun así Jaejoong no salía de su estupefacción ¿Que acaso aquel chico se estaba burlando de él?

-¿¡Estás loco?!- grito alterado –Te estoy diciendo que vengo a asesinarte y ¿Me ofreces un cigarro?- Jaejoong estaba enojado, pero no solamente eso, estaba furioso -¿Qué no vas a correr, o suplicarme por tu vida?-

Changmin le dio una inalada a aquel cigarrillo, y hecho el humo lentamente por la nariz, con total calma

-No- dijo -Aun si corriera o suplicara acabarías con mi vida- hizo una pausa y lo miro directamente- ¿De qué serviría?

Su mente era un caos, todos sus objetivos eran diferentes, pero Changmin… ¿Quién era Changmin? Aquel niño había bajado todas sus defensas en segundos, por primera vez Jaejoong estaba dudando, ¿Por qué, porque estaba dudando? ¿Qué tenía de especial Changmin que hacía que le temblaran las manos? Esos y otras preguntas se arremolinaban en su cabeza.

-Creí que venías a matarme ¿No lo vas a hacer?-

Ante aquel comentario y sin poder evitarlo, el cuchillo calló de sus manos, por un momento sus miradas se conectaron, pero fue suficiente para Jaejoong entender que aquel chico era igual a él.

Ambos habían dejado todo atrás, el hecho del porque Changmin no reaccionaba, era porque ambos no tenían nada que perder, al mismo tiempo que no tenían nada porque vivir.

-Regresare- Fue lo único que dijo para bajar la mirada haciendo que aquella capucha tapara su rostro.

Dio media vuelta y regreso por donde había venido dejando a Changmin desconcentrado, pero no le importaba, necesitaba arreglar sus pensamientos, aquel chico había sacado a flor de piel sus sentimientos al sentirse conectado con el, y eso no era bueno, sobre todo porque él era su objetivo, sus pensamientos fueron interrumpidos por una vibración que sintió en el pecho.

Jaejoong saco de entre sus ropas un pequeño collar, y paso sus dedos sobre este

-¿Qué quieres?- Pregunto molesto

-Tranquilo, solo quería avisarte que encontramos un lugar donde quedarnos-

-Pásala- dijo un poco alterado

-¿Jae, estas bien? Suenas más humano de lo normal.- El solo pudo soltar un bufido de molestia y termino la conversación.

Observo con detenimiento aquel collar, no solo era un simple accesorio, era un comunicador y la razón por la que podían volver a casa, si lo perdían o se rompía, podrían irse despidiendo de su hogar, porque estarían atrapados en aquel lugar.

Camino por aquellas calles oscuras hasta que llegó a la dirección que Yunho le había dicho, toco la puerta y espero a que le abrieran, cuando la puerta se abrió Junsu estaba del otro lado.

-A Jae, pasa- dijo con una sonrisa.

Junsu se hizo a un lado y Jaejoong entro a aquel lugar que mas que refugio parecía un centro vacacional, se giro hacía donde estaban aquellos 3 sentados en un elegante sofá y los miro seriamente.

-¿Por qué eligieron un lugar así?- Pregunto viendo aquel condominio lujoso

-¿Cómo que porque? Es la última vez que viajamos, y hay que aprovechar ¿No?- Dijo Yunho, y los 3 soltaron una carcajada.

Jaejoong masajeo su sien para calmarse, esos 3 no tenían remedio, esta misión era seria y se lo estaban tomando como un juego.

-¿Dónde dormiré?- Dijo lo más calmado que pudo.

-Al fondo a la derecha, tus cosas ya están ahí- Jaejoong dirigió sus pasos hacía donde le habían indicado- No quieres…- No escucho mas, ya que había entrado a aquel cuarto.

Se quito aquella vestimenta y solo se puso una camiseta de tirantes y unos pantalones holgados, de su mochila saco una especie de folder con unos papeles.

Aquello era el informe de sus objetivos, ahí tenía prácticamente la vida de Shim Changmin, no le importaba la vida de los demás, por lo cual nunca leía aquellos archivos, su objetivo era asesinar no enterarse de su vida, pero este era una excepción, necesitaba saber más de él, abrió aquellos documentos y comenzó a leer.


Shim Changmin (1994-2080)

Nació el 18 de Febrero de 1994 en la ciudad de Busan, Corea del Sur, creció con sus padres, pero después de los 8 años no se supo más de él hasta que se encontró en Seúl cuando tenía 25, se caso con Shim Yong-Rim a sus 27, y su esposa dio a luz a una niña llamada Shim Sang-Jae.

Su nieto Lee Rae-Won fue aquel que perfecciono lo que se considera como arma biológica, su ambición y poder hizo que prácticamente un continente muriera envenenado.

Changmin jamás acepto a su nieto por aquella avaricia que poseía, y jamás tuvieron contacto el uno con el otro, se sabe que viajo a Jeju después de la muerte de su esposa y paso sus últimos años en una pequeña casa, murió tranquilamente a sus 85 años.


Jaejoong frunció el seño, ¿Qué era todo eso? prácticamente no decía nada, ni su carácter ni su comportamiento, nada. Lo más misterioso de todo es que decía que no conocieron su paradero o que fue de él durante casi 20 años, en esta época tenía 18 años, ¿No hubiera sido más fácil transportarlos a sus 25 o tal vez a sus 8?, exactamente estaban en el lugar donde no se sabía nada de él…

Algo hizo clic en su cabeza, volvió a sacar aquella fotografía y se dio cuenta que ahí se veía un poco mayor que él, pero no lo noto porque en realidad su cara casi no había cambiado, tenían la misma mirada fría y calculadora, llevo sus manos a su cabeza revolviendo su cabello con desesperación ¿Ahora que iba a hacer? No sabía nada de aquel chico, y por alguna razón no había podido matarlo, lentamente imágenes de su época aparecieron en su cabeza y volvió a su cara aquella expresión fría.

El era Kim Jaejoong, no mostraba sentimientos, su misión era matar a Shim Changmin, no fallaría, no podía fallar, todo el futuro dependía de que cumpliera aquella misión.

δ

“Así que, mi vida se terminara de esta forma” ese era su pensamiento mientras caminaba hacía su casa, por alguna razón no estaba preocupado, se burlo mentalmente de sí mismo, aquel chico le había agradado y la idea de que la persona en que confías después de 10 años irónicamente es la persona que acabaría con tu vida, tenía un humor retorcido, pero no…. Sus pensamientos fueron detenidos al sentir una mano en su hombro que lo hizo girar, lo único que pudo ver fue un puño dirigirse a su cara, y luego todo se volvió negro.

δ

Se la había pasado todo el día investigando, pero aquel niño parecía un fantasma, nadie sabía nada de él, solo había conseguido una dirección y es ahí donde se dirigía, se había salido sin avisarle a los demás, aquella misión se había vuelto personal y lo haría el mismo, conforme iba avanzando su mente recibía imágenes de él, fue que en cuanto subió la vista que se encontró con su espalda ancha, y por alguna razón sintió un hormigueo en su estomago, tomo de los hombros a Changmin y lo giro, Changmin se llevo los brazos a la cara como si fuera a bloquear algún ataque, ante tal acto no pudo evitar sentir curiosidad.

Cuando Changmin no sintió el golpe bajo sus brazos que había llevado a su cara y pudo ver la de Jaejoong que parecía un signo de interrogación.

-Eres tu- dijo un poco aliviado

Sintió como Jaejoong lo veía detenidamente y su cara cambio a una de… no sabía pero parecía preocupado.

-¿Que te paso? Tienes golpes en toda la cara- dijo mientras fruncía el seño.

Pero este solo lo ignoro y comenzó su camino

-¡¿Demonios dime quien te hizo esto?!- Le dijo agarrando su brazo y gritándole

-Como si te importara- hizo una pausa en la cual sus miradas se conectaron y Jaejoong sintió de nuevo aquel hormigueo – Solo me asaltaron a noche ¿Contento?

Por instinto apretó fuertemente el brazo de Changmin que aun sostenía, causando que su expresión se viera con un deje de dolor, y lo único que hizo fue arrastrarlo, no sintió ninguna resistencia por parte de él, solo se dejaba llevar, y se detuvo frente aquel lugar donde ahora vivía, entro y condujo a Changmin hasta su habitación sentándolo en la cama.

-Quédate ahí- Le dijo para después salir de la habitación

Changmin se quedo solo en aquella enorme habitación, examinándola con la vista, y se dejo caer sobre la cama cerrando lentamente los ojos, se sentía tranquilo en aquel lugar, y podía sentir el aroma de Jaejoong por toda la habitación, y sin poderlo evitar se quedo dormido.

Cuando Jaejoong regreso a la habitación con un botiquín se encontró con que Changmin estaba dormido, y suspiro frustrado, dejo aquel objeto en un mueble que se encontraba junto a él y camino hacia la cama sentándose a un lado de Changmin, lo miro con detenimiento viendo aquellos moretones en su cara, y por alguna razón comenzó a pasar sus dedos suavemente por aquel rostro.

Aquel acto hizo que un escalofrío recorriera su cuerpo, ¿Por qué le pasaba esto? Aquello no podía seguir, el tenía que matar a su objetivo, y sin embargo ahí estaba ahorcadas sobre el pasando sus dedos delicadamente por su rostro, llegando a sus carnosos labios y bajar lentamente por su cuello, escuchando aquella respiración tranquila, de repente los ojos de Changmin se abrieron lentamente, y al encontrarse con el rostro de Jaejoong tan cerca se levanto rápidamente haciendo que ambos se dieran un golpe en la frente.

-¿Qué te pasa?- dijo Jaejoong molesto mientras se sobaba la frente.

-Yo es el que debería preguntar eso- dijo con una mano sobre su frente- ¿Qué haces sobre mí?-

Hubo silencio, Jaejoong no sabía cómo responder a eso y tan solo se acerco a aquellos labios que lo estaban tentando, pudo sentir como aquella sensación solo se incrementaba con tan solo juntar sus labios, pero por alguna razón quería mas, a si que comenzó a lamer aquellos labios para pedir permiso, sintió como las manos de Changmin se posicionaban sobre su pecho para separarlo, y cuando mordió su labio un quejido hizo que abriera su boca, y aprovecho para ingresar su lengua a aquella cavidad, ante aquello Changmin paso sus brazos alrededor de su cuello profundizando aquel beso.-

Ambos se dejaron llevar por aquel beso, sintiéndose después de mucho tiempo completos, aquella pequeña unión hizo que todo el mundo que los rodeaba desapareciera, Jaejoong comenzaba a acariciar los costados de Changmin lentamente, aquellas sensaciones eran nuevas para ambos, intento meter una mano por debajo de aquella polera cuando una voz hizo que ambos se separaran bruscamente.

-¡Jaejoong!- La voz de Junsu se escucho a lo lejos

-¡Maldición!- Jaejoong se levanto jalando a Changmin en el proceso –Entra en el armario- le dijo.

-Pero…-

-Solo hazlo- el sonido de la puerta hizo que Jaejoong literalmente aventara a Changmin en el armario cerrando las puertas al recargarse, al mismo tiempo que Junsu entraba por la puerta- ¿Qué quieres?- dijo molesto

Junsu iba a decir algo, pero no pudo articular palabra al ver el estado de Jaejoong, su cabello estaba revuelto, su respiración era agitada y tenía un leve sonrojo en las mejillas

Changmin miraba aquella escena por una pequeña rendija que había entre las puertas, podía ver como aquel chico que había entrado tenía una cara de estupefacción, y Jaejoong tenía la respiración agitada.

-¿Qué te paso Jaejoong?- A sí que se llama Jaejoong pensó Changmin, ya que él no le había dicho su nombre hasta ahora.

-Nada, ¿Qué quieres Junsu? Y porque demonios entras sin antes tocar- Le dijo ya más calmado

-Yo solo venía a avisarte que tenemos información de ese tal Changmin- El mencionado se sorprendió un poco, al parecer Jaejoong no era el único que iba tras de él y por lo que había mencionado aquel chico no solo eran ellos 2, ¿Qué es lo que había hecho para que lo persiguieran e intentaran matar?

Dejo de pensar y siguió observando aquello vio como el cuerpo de Jaejoong estaba tenso, y no lo culpaba, ellos lo estaban buscando para asesinarlo y él lo estaba protegiendo.

-¿Qué es lo que encontraron?- Y dicho eso ambos salieron de la habitación dejándolo solo, Changmin salió de aquel armario y se sentó en la cama con miles de preguntas en su cabeza.

δ

Mientras los demás le explicaban lo que habían averiguado Jaejoong estaba aburrido, todo aquello ya lo sabía, ya estaba en los archivos, y se los quería decir, pero estaban tan emocionados que mejor no dijo nada, por alguna razón sintió culpa al no decirles que lo había encontrado, que habían tenido un encuentro y que no lo había podido matar, pero lo más importante era que estaba encerrado en su habitación… y de repente recordó que había dejado solo a Changmin, fue cuando Yunho dio por terminado su discurso. Junsu, Yunho y Yoochun salieron para una nueva búsqueda y Jaejoong en cuanto escucho la puerta cerrarse corrió hacía su cuarto encontrando a Changmin sentado en su cama con los ojos cerrados, como si estuviera meditando.

-¿Changmin?- El susodicho abrió los ojos, y sus miradas nuevamente se conectaron.

Para ambos todo aquello era inusual, y hasta un poco incomodo, sentimientos ¿Qué era eso?, esa era su antigua forma de pensar, pero parados ahí frente a frente todo aquello estaba a flor de piel, por alguna razón no se sentían solos en compañía del otro, y esa era la razón por la cual confiaban ciegamente el uno con el otro, ambos querían dejar de sentir dolor y soledad.

-¿Por qué no me has matado?- Aquella pregunta descoloco totalmente a Jaejoong.

-No lo sé- Changmin pudo ver como cerraba los puños por la impotencia que sentía.

Changmin se puso de pie y se acerco a Jaejoong, lo abrazo sintiendo como su cuerpo temblaba levemente, tenía miedo, se sentía como un niño desprotegido, y a lo único que pudo fue aferrarse, a ese cuerpo que le brindaba calor y protección.

Cuando pudo tranquilizarse se dio cuenta que ambos estaban sentados sobre su cama, y el estaba aferrado a Changmin como si este se fuera a escapar, sentía como sus dedos acariciaban su cabello, lentamente subió su cabeza encontrándose con su rostro sonriente, y sin poder evitarlo junto sus labios con los de él.

Lentamente Jaejoong se fue situando sobre Changmin, haciendo mas y mas profundo aquel beso, sentía sus manos acariciando su espalda, ante aquello comenzó a acariciar sus costados por sobre la ropa, metió sus manos por debajo de la ropa sintiendo como se tensaba por el contacto directo con su piel.

Changmin cortó aquel beso para dejar escapar un pequeño suspiro, echando su cabeza para atrás, al sentir como Jaejoong había pellizcado uno de sus pezones y acto seguido sintió sus labios sobre su cuello.

Jaejoong se detuvo y volvió a besar los labios de Changmin levantando aquella polera en el camino dejando al descubierto aquel pecho, sus labios capturaron uno de sus pezones, mientras con una mano acariciaba el otro, podía escuchar los pequeños gemidos que salían de la boca de Changmin y eso lo motivo a continuar, comenzó a mover sugestivamente su cadera rozando sus miembros, los gemidos de Changmin ahora eran más fuertes, sintiendo como su miembro comenzaba a despertar, paro e hizo un pequeño camino húmedo desde su pecho bajando lentamente a su abdomen hasta encontrarse con sus pantalones, donde podía ver claramente su miembro despierto, comenzó a acariciarlo por sobre la ropa y Changmin solo podía cerrar los ojos ante el placer.

-mmm, ahhhh-

Jaejoong se puso de pie, y ante la vista de un agitado Changmin comenzó a desvestirse quedando completamente desnudo, haciendo lo mismo con él, y se volvió a posicionar sobre su cuerpo.

Ambos se tocaban sin pudor incrementando aquellas sensaciones, lentamente Jaejoong abría las piernas de Changmin, posicionándose entre ellas, acariciaba sus muslos para que las flexionara y cuando lo hizo introdujo un dedo, seguido de un segundo y un tercero, los movía lentamente al ver aquella mueca de dolor en la cara de Changmin.

-Solo entra- Le dijo en un suspiro

Jaejoong sonrió ante aquella actitud e hizo lo que le pidió, lentamente se adentraba en aquel lugar, tomo las piernas de Changmin y las enredo en su cintura haciéndolo entrar completamente, Changmin dejo salir un pequeño grito ante la intrusión, Jaejoong daba besos en su rostro, labios, cuello para que se le pasara el dolor, y una vez que sintió el movimiento de sus caderas comenzó las embestidas.

En aquel momento ambos dejaron caer aquellas defensas que forjaron con el tiempo, solo eran ellos 2, eran 2 almas amándose, que a pesar de la diferencia de época se habían encontrado, se dejaban llevar por el momento, porque por primera vez no se sentían solos, si no amados.

Jaejoong abrió los ojos lentamente al sentir un inusual frio, tanteo a su alrededor buscando el cuerpo que hace unas horas estaba junto a él, al no encontrarlo rápidamente se levanto encontrando a Changmin sentado en la orilla de la cama.

-¿Pasa algo?- Le dijo mientras envolvía sus piernas y brazos alrededor de su cuerpo, y posicionando su barbilla sobre su hombro.

Se escucho un pequeño suspiro que soltó Changmin ante el contacto, el solo negó la cabeza.

-¿Por qué quieren asesinarme?- Jaejoong dejo escapar un bufido ante aquello

-No puedo decirte- Changmin lo vio con cara de molestia

-Creo que merezco una explicación, ¿He hecho algo?- Pregunto con curiosidad.

-No, solo puedo decirte que… - Jaejoong hizo una pausa para poder decirlo sin que revelara mucho- digamos que es solo para evitar lo que puedas llegar a hacer- Ante eso Changmin suspiro de frustración, y Jaejoong solo pudo apretarlo más a su cuerpo

-Creo que ya es hora ¿no?- Ante tal comentario Jaejoong lo miro confundido y Changmin le enseño uno de sus tantos cuchillos que utilizaba para asesinar a la gente.

Aquello hizo que Jaejoong se asustara y se separara mientras negaba constantemente, Changmin lo tomo del brazo para evitar que siguiera retrocediendo.

-¡No!, no lo pienso hacer- dijo ya alterado

-Tienes que- hizo una pausa- En tus ojos puedo ver que si no lo haces abra una gran consecuencia-Jaejoong se preguntaba cómo era posible que estuviera tan tranquilo- Quiero que me detengas y evites sea lo que sea que vaya hacer- Changmin se recostó de nuevo sobre la cama llevándose a Jaejoong con él, poniéndole el cuchillo en su mano- Solo hazlo-

De los ojos de Jaejoong comenzaron a salir lágrimas ante aquella impotencia y sostuvo el cuchillo mientras las manos le temblaban, Changmin presiono su mano contra la de Jaejoong y lentamente lo llevo directamente a su pecho, y sin titubear Changmin enterró aquel cuchillo en su corazón.

Jaejoong entro en shock al ver cómo todo aquello se comenzaba a teñir de rojo, y de repente la escena de sus padres muertos apareció en su mente, estaba viviendo aquella escena otra vez, viendo como Changmin se desangraba lentamente, y no podía hacer nada, él sabía que tenía que suceder tarde o temprano, y tenía que pensar que ante tal sacrificio la humanidad se salvaría.

Jaejoong rompió en llanto, lentamente la vida de Changmin se iba apagando y el solo podía abrazarlo y gritarle que no lo dejara.

-No… no llores- Le dijo mientras su vida se iba apagando –Me gusta más cuando sonríes- ante aquello Jaejoong puso una sonrisa aun cuando las lagrimas seguían cayendo por su rostro, ante tal acto Changmin sonrió, y lentamente los ojos se le fueron cerrando para no volverse a abrir.

δ

Yunho, Yoochun y Junsu corrían apresurados a su apartamento, acababan de recibir un mensaje que todo comenzaba a cambiar, y eso implicaba que Jaejoong había cumplido la misión, habían intentado comunicarse con él pero este no respondía por lo cual se estaban preocupando, llegaron y solo escucharon unos sollozos provenientes de la habitación de Jaejoong, se dirigieron a aquel lugar, y al abrir la puerta se encontraron con una escena poco creíble, sobre la cama habían dos cuerpos tapados con una sabana manchada completamente de sangre, Jaejoong abrazaba aquel cuerpo inerte totalmente destrozado mientras susurraba “Regresa, no me dejes solo”, todo eso les sorprendió, jamás habían visto a Jaejoong de esa forma.

Yoochun se acerco a él lentamente mientras intentaba separarlo de aquel cuerpo, pero eso solo hizo que se desesperara más y se aferrara más a él.

-Lo siento- Le dijo Yoochun en un susurro mientras le daba un golpe detrás de la nuca haciendo que Jaejoong perdiera el conocimiento.

-Changmin- Fue lo último que salió de sus labios.


Año 3500

Cuando llegaron no podían creer lo que sus ojos les mostraba ¿Ese era su hogar?, El sol iluminaba todo aquello que alguna vez fue oscuro, se podía sentir la calidez y aquella paz que tanto habían buscado, al parecer todo había valido la pena.

Al regresar se sorprendieron de que todos hubieran olvidado aquel mundo oscuro, los únicos que recordaban aquello eran ellos 4, tal vez porque cuando se hizo aquel cambio ellos no estaban presentes, les costaba trabajo hacerse a la idea, era difícil mantener aquellos recuerdos tan horribles del antiguo mundo, pero ahora estaban tranquilos, sabían que todo iba a estar bien.

Una parte de Jaejoong estaba tranquilo, había vuelto a ver a sus padres, pero por alguna razón no sentía aquel sentimiento que deseaba al volver a verlos, aquella no era su vida, había sufrido suficiente como para aceptar una vida que no le pertenecía, por lo cual dejo aquello atrás y se dedico a viajar, “No llores, me gusta más cuando sonríes” esas habían sido las últimas palabras de Changmin, y siempre mantenía aquella sonrisa en su rostro, para que estuviera donde estuviera Changmin lo viera sonreír.

Todos pensarían que aquella noche solo había sido sexo, pero para ambos había significado mucho más que eso, ambos eran 2 almas solitarias en busca de amor, expresando todo aquello que habían ocultado por tanto tiempo. Jamás llegó a conocer bien a Changmin, para él seguía siendo un misterio, pero aquella diferencia fue lo que bajo sus defensas, no era como cualquier persona predecible o cualquiera de sus objetivos que simplemente suplicaba por su patética vida, y eso lo hacía más interesante, aquel misterio lo hacía diferente, y tal vez por eso se enamoro de él.

Jaejoong vagaba por el mundo, era un “Viajero solitario” cansado de la vida, y lo único que le quedaba de Changmin eran sus recuerdos y aquella fotografía que por alguna razón no sé había desvanecido como el resto de las cosas, eso era su tesoro más preciado, aquello hacía que mantuviera su rostro fresco en su memoria, y solo esperaba a que la muerte se apiadara de él y se lo llevara junto a Changmin.

-Te amo-

Aquellas palabras llegaron como un susurro a sus oídos haciéndolo sonreír.

FIN

5 comentarios:

  1. TT.TT estoy moqueando , no solo porque estoy con una gripe... sino porque esta historia es tan linda. ¿que digo? acaban de matar al motor de mi vida shim changmin y yo digo que esta historia esta linda? wow en serio la gripe me esta afectanod XD broma estuvo genial U.U muy linda historia muy kawaii

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho pero mucho el tema del fanfic y la forma en que está enfocado. ♥

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5/15/2012

    podria haberse quedado con el, dos hombres no pueden tener hijos o nietos xD ..... por que lo mataron T_T

    gracias muy lindo el fic.

    maxshopi

    ResponderEliminar
  4. Tu historia tiene que ganar ;_; ♥Suerteeeeeeeeeee

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD