Vestigios de una promesa en una canción de amor. Cap 1

2 comentarios

RECUERDOS DEL PASADO

Ha pasado ya muchos años desde que llegué a Beijing, después de todo deje hace muchos años el lugar donde crecí; Japón. Desde la muerte de mis tíos he tenido que valerme por mi misma, viajando por diferentes lugares,  tan solo con mi voz y un poco de movimiento, siempre he logrado lo que quiero, aunque me digan que soy como una forastera, tan solo puedo quedarme en un lugar algunos meses y luego extiendo mis alas buscando un nuevo nido donde descansar.

Gracias a la tía pude aprender muchos idiomas, desde chino, coreano, ingles y español, gracias a ello he podido encontrar trabajo como traductora en algunas ocasiones,  he conseguido trabajar en algunos centros comerciales lo que me ha permitido tener algunos ahorros, pero el problema es que aún falta algo de dinero para poder viajar, realmente ahora mi objetivo es Corea, pero ya me cansé de buscar empleo, así que solo me queda algo que hacer…

Tomé mi equipo a máximo volumen, no lo soporto más, hace mucho calor, por lo que solo me puse un polo a rayas, unos pantalones cortos y para completar mi look, dos lindas colitas para que mi cabello no me fastidiara, por cierto, no olvidé las zapatillas, dos de diferente modelo, me gusta hacer la diferencia, también me puse lentes, odio que la gente me mire fijamente el rostro, por lo que prefiero que miren mis movimientos en el baile. J

El momento llegó… realmente amo esa canción de dream high, logré que me prestarán un violín, y empecé, después de la primera parte lo puse  en el suelo y comencéa bailar , cada movimiento cada vez debía hacerlo mas fuerte e impresionante, la gente se iba  acercando y ala vez  dejaban  algo de dinero en la tapa del violín , después de todo para sobrevivir lo he hecho muchas veces, continúe bailando hasta que por alguna razón algo llama firmemente mi atención, ¿es acaso una broma? ¿Realmente es verdad o solo es producto de mi imaginación o el efecto del sol? Ya que por cierto el sol esta muy fuerte hoy y no creo que sea posible ¿verdad?. Ha pasado mucho tiempo y solo recuerdo un video que me llenó el corazón y que despertó en mí el amor a la música y su perfección….


      En un lugar cercano….


No puedo creerlo, Wow, este será uno de nuestros últimos conciertos de este año en la gira de JYJ World Tour Concert dijo un joven con un peinado moderno y estrenando nuevo color en su cabello, el cual le asentaba  muy bien.

- eso es correcto Junsu, pero ahora con lo de Yoochun es difícil poder competir en popularidad, y ahora con lo de Miss Ripley si que será difícil ¿verdad?
- Chicos es vergonzoso que lo digan así, pero este será un gran concierto, estoy seguro. -Dijo Yoochun con determinación.- pero Jaejoong no se queda atrás con la propuesta de Protect the boss.
- Muchas gracias, pero saben este es el último concierto en Asia. Vamos a convertirlo en el mejor concierto que muestre la firmeza inquebrantable de JYJ ".
-Ok… dijeron todos al unísono
-Señor, se puede saber por que no estamos avanzando, preguntó Jaejoong al notar que se habían quedado varados en el mismo lugar por algunos minutos.
- lo que ocurre  es que hay una joven que esta bailando en medio de la plaza y la gente se ha acumulado para observarla, ocasionando a si que algunos autos de adelante se queden sin poder avanzar, voy hacer lo posible  de avanzar un poco , para que ustedes puedan ver que tan congestionado esta  .

El auto avanzó un poco más y ellos pudieron verla con claridad, era una bella joven con ropa extravagante y lo mas llamo su atención  era que la canción que bailaba aquella joven era  coreana.
-esa canción esta en coreano, -dijo Jaejoong . mientras sorprendido observaba a la joven.
-Wow si que baila bien, es una chica pequeña pero se mueve muy bien, ¿no creen?,    preguntó Junsu.

***
¿es acaso una broma? ¿Realmente es verdad o solo es producto de mi imaginación? ¿Así que era verdad que mucho tiempo bajo el sol te puede afectar ?.
Mientras me hacia  esas preguntas, pare de bailar, sin darme cuenta , la sangre se me subió a la cabeza y todo se tornó muy caliente, estaba completamente avergonzada, ellos me estaban mirando y yo me quedé estupefacta, mientras mi respiración se aceleraba cada vez mas .

Al ver que la gente se me quedó mirando, respiré profundamente y empecé nuevamente a bailar, hasta que todo culminó y pude ver que la tapa de mi violín estaba llena de dinero, eso bastaba, lo tomé y cuando volteé para ver si aun estaban ahí, solo llegué a ver la matricula del auto, ellos se habían ido.

Ese sentimiento era realmente adrenalínico, por lo que corrí rápidamente y sonriendo llegué a un mirador cercano y grite lo mas fuerte que pude……..
WOWWWWWWWWWWWW PUDE VER A  HERO, MICKY Y XIAH. AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH

Mi corazón latía rápidamente, y con solo recordarlo me llenaba de emoción, solo recordé que cuando  tenía 18 años y me mostraron un video, la canción que llenó mi corazón fue proud, el mas tierno se puso a llorar y luego le siguió el otro, mientras que los demás solo sonreían tratando de disimular las ganas de llorar.
Eso bastó para que me enamorara de DBSK, pero luego tantos problemas surgieron que mi sueño de conocerlos se fue esfumando hasta ahora.

Bueno ya terminé con ello, tengo un poco mas de dinero y me fue bastante bien con lo del baile. Ahora solo debo dormir, no puedo  más, estoy muy cansada y aunque es dormir signifique soñar otra vez con lo mismo no importa, ya estaba a punto de quedarme dormida en una banca, hasta que vi algo que me despertó por completo.

Un cartel que decía “SE NECESITA PIANISTA”

¿Pianista? Miré el lugar… ahora lo entiendo… es un restaurant cinco tenedores, aquí solo viene gente de mucho dinero, es una excelente oportunidad, me acerqué y pregunte por el dueño del lugar, pero cuando llegué, tan solo me miraron de pie a cabeza y me dijeron que el lugar ya estaba ocupado, quise entrar explicando que soy muy buena con el piano, pero prácticamente me empujaron para que saliera.
Ya me doy cuenta, mi apariencia no ayudaba mucho en este empleo, había olvidado que muchas veces la gente solo te califica por la ropa que llevas.

Muy bien… les demostraré que a quien acaban de echar, con solo mirarme nuevamente  contrataran sin dudarlo.
Pedí prestado un baño y me solté las dos colitas, mi cabello quedó completamente suelto, ahora saqué de mi mochila una ropa muy bonita, especialmente para estos casos y unos zapatos de tacón y por último los lentes, estaba lista para intentarlo nuevamente, me acerqué con mucha seguridad y pregunté.

¿El puesto de pianista esta libre?, el jefe de seguridad me quedó mirando con una cara de pervertido y luego al verme, solo sonrió y llamó al administrador.
¿Pero que tenemos aquí? Eres una mujer muy bella, lo que va perfecto con mi restaurant, pero no todo es belleza pequeña, necesito que pruebes tu talento así que te daré una oportunidad.
Gracias, estoy muy agradecida, -dije y entré,  en medio de todo había un lindo piano, y lo primero que hice fue ver a la gente de mi alrededor, todos me quedaron mirando,  odiaba eso, pero tan solo me senté y empecé saludando.

Pero cuando estaba a punto de hacerlo, mi corazón latió de manera inesperada, como si mi cuerpo pudiera notar algo que yo no había notado en absoluto.
Unos ojos bellos, una sonrisa encantadora y unos labios carnosos que hicieron desviar mi atención, es que Dios me había puesto a prueba, no lo puedo creer, son ellos…
Dos veces en un mismo día, si que es cosa divina.

Al lado de ellos estaban algunas personas mas, al parecer era una reunión del staff del grupo, al verlos, tan solo respiré hondo, y si Dios me había dado la oportunidad de verlos en dos ocasiones, entonces tendría que aprovechar la oportunidad.

Hable en chino para todos los presentes, y comencé…
Buenas noches mi nombre es .................... y para todos ustedes tocaré una melodía especialmente compuesta por mi, pero con inspiración de algunas personas de suma importancia.

Me incliné y luego me senté empezando a  tocar.

- ¿Realmente es una mujer muy bella no creen?- Dijo Yoochun, observándola, mientras que Junsu, por verla desvió su atención  y con su tenedor en vez de ensartar la comida, lastimó a Jaejoong en la mano .
Shhh··%$%& dijo  en voz baja, tapándose con una mano la boca, ¡Junsu. Deberías tener cuidado! ¿Acaso te quieres comer mi mano?
- lo lamento, -dijo Junsu mientras que Yoochun se reía.
Después de ese incidente, un joven se levantó y con la copa en alto, dijo.
- tengamos un brindis por los mejores de Asia y por este concierto tan exitoso, JYJ  salud. Dijo y todos lo siguieron.
El administrador se acercó a la mesa y al ver que estaban a gusto dijo.
-espero que la velada este siendo de su agrado.
- si muchas gracias, especialmente esta ultima presentación. -Dijo junsu
El administrador  puso una cara de angustia ante ese comentario.
- si ella es una señorita a prueba, de hoy depende si la aceptamos como empleada permanente.
- ella ¿no es trabajadora de aquí?- Preguntó jaejoong.
Pero Yoochun interrumpió a Jaejoong ¿quiere que le de un consejo, si me lo permite?
- claro, dígame.
- contrate a esa joven, hace mucho tiempo que no había disfrutado una melodía tan agradable en el piano como hoy.
- gracias por su consejo, lo tomaré en cuenta.
Dicho esto se inclinó y se apresuró a salir en busca de la joven.
- bien dicho Hyung, espero que la contraten, es muy buena -dijo Junsu

                                                             ***

Seguí tocando pero como estaba concentrada en ellos, y al notar lo que había pasado, por poco y desafino, cuando acabe la canción baje del escenario, pero antes de que tratara de verlos a lo lejos, el administrador se me acercó.
- La mesa de nuestros invitados especiales me dio buenas referencias de tu presentación, por lo que gracias a ellos por esta noche te has ganado esto, pero si vienes mañana ganaras un poco más.
Me dio un sobre con algo de dinero, no lo podía creer era justo el dinero que me faltaba para completar. Así que sonriendo dije:

-Muchas gracias por todo, pero MAÑANA NO PUEDRE , YA QUE ESTARE EN COREA Y NO CREO  QUE SE POSIBLE VENIR DESDE AHÍ. ¿Cierto?

Me di la vuelta y empecé a correr y saltar como una niña, todo estaba saliendo mejor de lo que parecía. Y a pesar de mis continuas pesadillas la realidad era otra.
Llegué a un pequeño motel, por lo menos me alcanzaba para ello por 2 días más. Estaba tan cansada que lo primero que hice fue acostarme en la cama.
Mi viaje estaba cada vez mas cerca, después de todo quería conocer el lugar natal de mi madre. Sabía que en Corea podía encontrar la razón de ese sueño que constantemente me acosaba y también enfrentar este peso que se hacia cada vez mas pesado.

Me encontraba sumergida en ese profundo sueño que había tenido consecutivamente.

Era una aldea muy antigua, con pasto y flores a su alrededor,  llevaba la ropa tradicional de corea y recogía flores silvestres todas las tardes.
Tocaba el Punggu Kayageum con dulzura y el estilo de una diosa en medio del bosque, o por lo menos  hombres y mujeres que me observaban me lo decían a cada momento, todo el pueblo estaba orgulloso de tenerme dentro de los suyos, a pesar de que era una época de guerra, poder y avaricia por conquistar nuevas tierras, el pueblo  se había mantenido estable y a escondidas.

Había aprendido a pelear en mis ratos libres, gracias a un joven que me ayudaba, al parecer era mi hermano mayor quien me enseñó tácticas de defensa, en cada uno de mis sueños, trataba de verle el rostro, pero por alguna razón no podía.
Al irse los más jóvenes a la guerra, incluido mi supuesto -hermano, me  había quedado con mi madrastra, quien era una mujer muy codiciosa y de corazón frio.

Este tipo de sueño se repetía constantemente. Y realmente eso hacia que fuera más difícil comprender lo que me pasaba,  porque muchos de mis sueños se hacían realidad a medida que pasaba el tiempo.

Me levante a la mañana siguiente muy temprano, por la emoción de poder viajar, me fui directamente a sacar mi boleto de avión, mi tía me había sacado el pasaporte desde muy joven, por si algún día se cumplía mi sueño de viajar a Corea, por lo que solo fui a comprar el boleto. Pero solo había el horario de la noche, así que de igual forma lo compré.
Lo tenía en mis manos, era como un tesoro para mí, al fin podría encontrar respuestas, y tal vez podría ser el inicio de partida de mis sueños.
Lo guarde en la mochila, y luego saqué una pequeña libreta, en las ultimas hojas pude encontrar la dirección de una amiga de la infancia, bueno, en realidad era una pequeña amiga que vivía cerca de mi casa en Japón, la quería tanto, que fue por eso que me puse tan triste cuando ella se fue con sus padres a Corea, ella me dio esa dirección, tal vez tenga suerte y la encuentre aunque eso signifique rebuscar momentos del pasado que quisiera olvidar.

Antes de partir, fui al cementerio, estaban las dos personas que  me dieron su apoyo   cuando mas lo necesité. Recordé ese  día, que tanto quería olvidar.

                                                       ******


Era un callejón oscuro y triste,  tan solo tenia una mochila y mis lágrimas caían sin parar, la buscaba con desesperación, gritando su nombre, pero  no estaba, no la encontraba fui al hospital y me dijeron que ella había muerto. Estaba completamente sola, sin madre y huyendo de mi propio padre. Pero como creer que el padre que amé tanto, pudiera hacerle eso, ella me tomó en la noche y fue cuando viajamos a China, pero ahora ni siquiera estaba a mi lado, se había ido, a donde yo no pudiera seguirla.
Trate de seguir ese camino, pero no conocía el lugar, me había perdido en esta gran ciudad.
Y cuando caminaba en la oscura noche, alguien estaba detrás de mi, yo miré hacia atrás, pero no había nadie,  hasta que caminando apresuradamente, alguien me tomó de las muñecas y luego me arrinconó contra la pared, estaba tan asustada, intenté gritar, pero me tapó la boca, tratando desesperadamente le mordí la mano, y al sentir el dolor, me soltó, trate de correr pero el me tomó de la pierna.
¡DEJEME! Grité lo más que pude, pero ese hombre no escuchaba y trataba de sujetarme con más fuerza.

Pero al sentirme derrotada, pude ver a alguien de blanco y cinturón negro acercarse a mi, él lo golpeó en la cara y le dio una fuerte patada, dejándolo noqueado en un rincón, mientras que yo me quede paralizada, parecía que tenia piernas de cemento,  y no sabia como huir.
Se me acercó, pero por alguna razón ese hombre no me daba miedo, me inspiraba mucha confianza ,el dijo algo pero no fui capaz de comprender  lo que me decia.
Me tomó de la mano,  me llevó fuera de ese lugar, una mujer estaba esperando en una esquina, el le sonrió y luego ella me tomó de los hombros y me dio un beso en la frente.
Trate de hablarles,  ella sonrió y me dijo:

- no te preocupes niña, todo estará bien, mi esposo ya termino con ese bastardo.
Cuando ella habló pude comprenderla claramente, hablaba perfectamente japonés.
- arigato, arigato, muchas gracias. Le dije y luego me puse a llorar, mientras el señor me cargaba y lloraba en su hombro.
Llegué a ellos a los 10 años, y como no eran mis padres ellos prefirieron que les llamara tíos.
La tía era profesora de idiomas en una  Universidad, pero como era mayor, prefirió dejarlo y trabajar en casa, solo con algunos estudiantes, ella fue la que me enseño muchos idiomas, y a mi me gustaba aprender con ella.
Y el tío era profesor de karate, tenia un pequeño local donde  enseñaba, el fue el que me enseñó tácticas de defensa personal, ya que  después de lo ocurrido tuve que aprenderlo, aunque ello me tomo mas tiempo que el de aprender idiomas.

Pero fue justo después de conocer a DBSK sus canciones, esa armonía, fue en ese instante donde despertó mi amor por la música, y cuando bailaba Yunho y Junsu, fue cuando quise parecerme a ellos, hasta tuve que  practicar  muchas veces cada paso, y poco a poco fui haciendo los míos, y al saber que Yoochun había aprendido solo a tocar el piano, entonces me desafié a mi misma y practique día y noche hasta convertirme en una buena pianista, pero al ver que no conocía todo, la tía me pagó algunas clases para poder así comprenderlo del todo . Sin embargo cuando DBSK estaba en la cúspide, mis tíos tuvieron ese accidente, en el cual perdieron la vida .al verme sola nuevamente y en medio de  esa terrible situación,  tuve que decir adiós a los dioses del oriente.

Ahora iré a esa tierra que los vio nacer, y también podré encontrar las respuestas a ese sueño, después de todo, en el tengo hanbok, y ello es ropa tradicional de Corea. Tiene que ser ahí, es una pista, voy en búsqueda de respuestas.

                                                                   ***


- Por fin regresaremos a Corea, ha sido un largo trayecto…- dijo Jaejoong con una sonrisa.
- Es verdad, es tiempo de regresar, aunque nos encontremos de vez en cuando con personas desagradables. -respondió Yoochun
- Tal vez, pero lo importante es que estaremos juntos, unidos nadie ni nada nos vencerá. -Dijo Junsu sonriendo y dando ciertas palmaditas a Yoochun.
- Es mejor que se apure señor, estamos con la hora, además de que en el aeropuerto se hará una revolución con nuestra llegada -dijo Jaejoong.

Por alguna razón parecía que se habían puesto de acuerdo, porque los tres llevaban anteojos, habían llegado al aeropuerto, y tal como había previsto  Jaejoong, estaba un gran tumulto de fans.

                                                             ******


- Bueno ya estoy aquí, a pocos minutos de abordar el avión, estoy tan contenta que mi corazón late tan fuerte.
Saqué mi boleto de avión, lo tenia fuertemente sujetado, cerré los ojos algunos minutos, pero cuando los abrí, un mar de gente se venia a mi encuentro.
Algunas  chicas me empujaron, tenían peluches, globos y  cosas raras, me puse a un costado tratando de evitarlas a una y otra.
Se alejaron un poco y estuve mas tranquila, pero fue entonces cuando me di cuenta de que…

- MI BOLETO DE AVIÓNNNNNNNNN, ¿QUÉ DEMONIOS? NO PUEDE SER, se había caído de las manos en un abrir y cerrar de ojos , literalmente. Empecé a buscarlo por todas partes, pero no lo encontraba, hasta que fui capaz de encontralo con la mirada , se  encontraba pegado ala zapatilla  de una  de las chicas que estaba  dentro del tumulto de personas. Pero fui capaz de distinguirla muy rápido ya que era la única que llevaba una pancarta muy grande , la cual  estaba escrita en coreano..

Corrí rápidamente hacia ella, pero cuando estaba a punto de agarrarlo, se fue a otro lugar…

                                                                       ***


Caminaron lo mas rápido que pudieron, tratando de sonreír a pesar del cansancio y de que querían abordar el avión y descansar.

- Junsu, no te pases de amable y trata de caminar junto a nosotros, no des ningún autógrafo, porque eso nos comprometerá a quedarnos más tiempo, y al parecer en unos minutos llamarán del avión.
- Ok,ok, pero es una pena dejar Beijing, nuestras fans son lo máximo, ¿no crees?- Dijo Junsu
- Si, lo son, pero a pesar de ello, tenemos que irnos, tenemos muchas cosas que resolver en Corea.- respondió Jaejoong.

Mientras que Yoochun tan solo caminaba sin hablar, escuchando música pensativo.
Seguían caminando, hasta que Junsu y Jaejoong pararon de un momento a otro  asombrados por algo, al percatarse de que ambos se habían detenido Yoochun volteo la mirada y al ver que Junsu que señalaba algo , se  quedó observando. Vieron mucha gente y una joven estaba en el piso prácticamente desmayada.

                                                               ******

Ya casi lo siento entre mis dedos, ya lo tengo, lo sujeto pero las chicas me empujan y golpean, es la primera vez que me siento tan débil, mis ojos cada vez se van cerrando y …..estoy cansada,…. muy agotada.

A pesar de que no veo nada, y las fuerzas me abandonan, puedo sentir el pecho de alguien, ¿Quién me ha levantado? ¿Quién me lleva en sus brazos?
Mi corazón late rápidamente, pero me siento tan segura y protegida, que el dolor que tenia va desapareciendo poco a poco  , el calor de su pecho es tan agradable…

                                                                    ***

Pasaron algunos minutos y pude despertar, pero cuando lo hice, pude ver una sonrisa tan agradable que sonreí, el a su vez me sonrió y miro al costado diciendo:
- ¡Hyung mira ha despertado!—sonriendo tiernamente
- si ya veo.- Dijo Yoochun
- ¿Qué fue lo que paso? Pregunté, después de todo estaba algo confundida.
- ¿Qué paso? Que eres una niña muy irresponsable ¿en que estabas pensando? Acaso no valoras tu vida , por poco y te aplastan, ¿acaso estas loca o te lastimaron el cerebro? Realmente debiste de tener mas cuidado.---lanzando un suspiro .

Un momento…. Acaso era Yoochun el que me estaba gritando, ¿Cuántas chicas estarían encantadas de despertar y escuchar la voz de su artista favorito, pero el escucharlo renegar y levantar la voz, no era para nada agradable.

- Hyung, creo que te estas pasando… -dijo Junsu, - tratando de calmarlo.

Hasta el momento lo escuché, pero luego al percatarme, que tenia algo entre mis manos, era mi boleto, por un momento respiré aliviada, pero luego recordé.

- ¡AHHHHHHHHHHHH, EL AVION! ¿Que hora es?, prácticamente con mi grito, hice callar a Yoochun, tanto que sus ojos se volvieron mas grades por el asombro. Busque algún reloj y el primero que vi fue el de Yoochun, prácticamente lo jalé.
Al percatarme la hora, lo comprendí todo…  lo había perdido….

- te lo dije Hyung, luego se acercó y al ver que yo había puesto mis manos tratando de tapar mis oídos, agarró mis manos y solo sonrió, wow, ello me confortó mas que mil palabras.
- en cuanto al avión no te preocupes, a pesar de que no lo  tomamos, el que si pudo fue Jaejoong, después de todo el siempre viaja primero.
-  no es por eso, conteste, con los ojos rojos, realmente en ese momento estaba tratando de no llorar, era la primera vez que aguantaba tanto tiempo.
Me siento terrible porque no lo abordé… YO!!. Todo ocurrió cuando  el boleto de avión, se me cayó y tan solo trate de encontrarlo, pero fue cuando esas chicas locas se me fueron encima.
- entonces ¿no eres una fan? ¿Todo fue por tu boleto? -Preguntó Yoochun mientras me miraba con sumo interés esperando mi respuesta.
- lamento de verdad que no pudieran tomar su avión, pero deben comprender que se acaba de escapar de mis manos el boleto a mi aventura,…. a mis sueños… por favor, les pido que me dejen sola unos momentos.

PUNTO DE VISTA DE JUNSU

Realmente creo que hoy Hyung se paso, el siempre es muy directo y olvida que las personas pueden ser frágiles, como ella, pensamos que era una fan y que solo quería un autógrafo o tan solo vernos, pero nos sorprendió tanto que ella quisiera llegar a nosotros como para arriesgar a que la pisaran o lastimaran así.

Aunque lo que  realmente me sorprendió fue que  él la cargara…. Bueno aunque no debió ser tan difícil, porque es pequeña y tiene el rostro de una niña, aunque es muy bonita a su manera, pero ¿que estoy pensando?.--.-.-.-

PUNTO DE VISTA DE YOOCHUN

¿Qué demonios le pasó a mi corazón? .-.-.-.-.-.-¿No es suficiente con el asma, como para que ahora me fastidie el corazón?. Pero esa niña, realmente ella se aferró a su boleto como si de eso  le dependiera su propia vida. Bueno tal vez se me pasó la mano, no debí gritarle, sin primero escucharla, pero realmente esas situaciones me molestan.

Espero que no salga nada raro en el periódico, además a quien se le ocurre vestir así en estos tiempos, bueno no es que se vea mal, pero muchos colores aturden a la gente, y ¿Qué son esas zapatillas? dos colores diferentes si que es raro.
Pero en que pienso en estos momentos, ahora lo más importante es encontrar otro vuelo  para   regresar a Corea.

                                           ***                                                ******



Junsu fue el primero en atreverse a entrar, gracias a Dios ya me había lavado la cara, si me hubiera visto unos minutos antes se hubiera dado cuenta de que estaba llorando, pero ahora el rubor en mis mejillas había vuelto a su color normal.

- ya nos tenemos que ir, al parecer ya estas lista para irte a casa, el médico del centro de emergencias del aeropuerto ya te dio el visto bueno para salir.
- si gracias, ya me voy también.- Le dije mirando hacia abajo para tapar mi vergüenza, después de toda esta situación lo único bueno que pude rescatar fue poder volverlos a ver.
- sabes, lamento que Yoochun te levantara la voz, el es una persona muy directa y a veces dice las cosas sin pensarlas, pero no dejes que te de una mala impresión, cuando lo conoces tan bien como yo, te das cuenta que es una persona muy agradable.

Alguien tocó la puerta, era él, quien miraba en diferentes direcciones esperando encontrar el mejor momento para hablar.
- ya es hora de irnos, en poco tiempo saldrá otro vuelo, así que es mejor apurarnos, -dijo dirigiéndose a Junsu, y luego se acercó diciendo.
- lamento haber levantado la voz… y en cuanto a tu vuelo, lo lamentamos también, de alguna forma indirecta también fue nuestra culpa. Es por eso que espero que puedas viajar con nosotros como símbolo de disculpa.

Me mostró un boleto de avión, al tomarlo en mis manos, me dí cuenta de que tenia mi nombre.

- ¿Cómo conseguiste mis datos?
- tome prestado tu otro boleto y pude conseguir los datos.
- oh, ya veo, ok, muchas gracias, lo tomaré porque trabajé muy duro para conseguir ese boleto. Muchas gracias.
Me levanté de la cama, y traté de tomar mi mochila, pero antes de agarrarla, ya alguien la había tomado y salido de la habitación.
- Te lo dije, Yoochun es muy amable. -Dijo Junsu sonriendo.

Después de eso, fuimos directamente al avión, cuando por fin me senté, sentí mi corazón latir tan fuerte, era la emoción y las ganas de llegar ya a mi destino, hasta que escuché hablar a Junsu y Yoochun en coreano, como tratando de evitar que yo escuchara.

- Wow, espero que esa joven de aquel  restaurante haya conseguido el puesto, y el administrador siguiera tu consejo.
- ¿de quien estamos hablando? Crees que el se atrevería a ignorar una sugerencia mía. -Dijo sonriendo, mientras bromeaban.
- ¿acaso estarán hablando de mi? Me pregunté mientras disimuladamente trataba de escuchar.
- pero hyung ¿no crees que era muy bonita?

Trate de escuchar la respuesta pero Yoochun le respondió tan bajito que no pude escuchar nada.
Hasta que vi que Junsu sacaba de su bolso un diccionario de español.
- ¿quieres aprender español? -Le pregunté tímidamente.
- si, me gustaría aprender algunas palabras, lo que pasa es que uno de nuestros proyectos es viajar a algún país de habla hispana.
- wow, que interesante.
- sshhh, por favor, ¿es necesario que des esa información? Esa información es confidencial, -le dijo Yoochun frunciendo el ceño.

Después de esa pequeña charla, no hubo mas, Junsu se concentró en el libro, Yoochun en escuchar música, y yo, bueno tengo que confesar que me quedé dormida.

Estaba en el mismo pueblo que en los otros sueños, estaba vestía de forma diferente, al parecer estaba practicando con la espada y el arco, por eso llevaba ropa negra con una capucha, no quería que nadie me  reconociera y viera esa imagen tan poco femenina . Caminaba rumbo a  casa cuando escuche que alguien venia, era Joo Shin un pequeño muchacho que por alguna razón ,  aparentemente lo  protegía.

              “TROPAS LLEGAN, TROPAS LLEGAN”.— Gritaba Joo Shin


Desperté sorprendida, era la segunda vez que mi sueño cambiaba, ya no era el anterior, ahora era la continuación de una historia.
Cuando desperté, me di cuenta que mi rostro estaba cubierto con un pañuelo, al retirarlo, me di cuenta que estaba en una esquina grabado. PYC  y al darme cuenta a mi alrededor ya todos habían bajado.
- ¿De quien es esto? ¿será de?….. no creo… dije sonriendo para mi misma, mientras lo guardé en mi mochila y me percaté que había una nota.

“espero que cuando despiertes no te asombres de encontrar un pañuelo en tu rostro, pero Junsu me dijo que para ser una chica, tenias expresiones raras, y para evitar tu vergüenza, traté de cubrirla con un pañuelo.
La siguientes líneas tenia otra letra, al parecer habían tenido una pequeña lucha para escribir.
-Hyung solo bromea, en realidad te pareces mucho a alguien que conocemos, pero tu eres mas tierna. Espero que al conocernos también te vuelvas una fan, y no dejes que tu primera impresión sea mala.
Nuevamente el cambio de letra
- Lamento nuevamente haber levantado la voz, espero que estés bien, y encuentres tu camino como lo tenias previsto, después de todo Corea es un excelente lugar. ¡Fighting Corea!
Al terminar de leer estas líneas, tan solo sonreí y luego al ver que una señorita me hacia la señal para salir de ahí, tomé mis cosas y bajé del avión.

- Wow, era tal y como me lo imaginaba, mi respiración se agitaba por la emoción de estar ahí, el cielo era tan limpio y azul, las nubes pasaban rápidamente y yo tan solo como una aventurera caminaría a mi destino.
Busqué la dirección de Amaya, mi amiga de la infancia, tal vez la encontraría en ese mismo lugar, con un poco de suerte.
Preguntando se llega a Roma, o así dice el dicho, al principio tomé un autobús, luego caminé por algunas calles, mientras aprovechaba en mirar cada rincón de esa bella ciudad, aunque Seúl era tan asombroso que parecía que te iba a tragar, después de todo en China, a veces es difícil caminar porque hay demasiadas personas.
Al parecer estaba cerca de la casa de Amaya, pero no encontraba la dirección correctamente, por lo que me atreví a preguntarle a un joven, bueno en realidad tenia toda la apariencia de un delincuente de alguna serie, pero al verlo, no era mas que un adolescente, con imagen para asustar a la gente.
- disculpa, podrías decirme ¿Dónde queda esta dirección? Le dije, mostrándole la libreta.
El me miró algo perturbado y luego haciendo una mueca, me señaló hacia delante.
- es una cuadra mas arriba, aunque… creo que preferible es que no te acerques mucho por ahí.
- ¿Por qué? ¿hay algún problema ahí?
- solo te lo digo.
- ok, gracias por tu consejo, pero iré de igual forma. Él solo se rascó la cabeza y luego levantó los hombros.
- es tu problema.
Al escucharlo hablar de esa manera, me asustó, tal vez… ¿el lugar donde vive Amaya es un lugar peligroso?
Caminé y mientras me acercaba mas a esa calle, me di cuenta que algunas personas gritaban.
- ¡DEJEN MIS COSAS! ¿ACASO NO TIENEN SUFICIENTE? ¡NO VOY A VENDER MI CASA! Dijo una joven, mientras sostenía a unos niños, por alguna razón traté de ver a los niños que ella tenia, acaso ¿era posible que ese niño…?
- ¿están bromeando? Ese niño es…. El mismo de mi sueño. Al percatarme de eso, me di cuenta que las personas que estaban en mi sueño estaban apareciendo en la  vida real, ¿Qué significa?
Cuando estaba a punto de intervenir, alguien salió de la casa, era un hombre que al parecer era el jefe de los que rebuscaban las cosas, estaba tan bien vestido, mientras que los demás delincuentes, tan solo dejaron las cosas a su señal y salieron de la casa, cuando pasaron por mi lado, ni siquiera me miraron.
- No puede ser, son unos malvados, ¿Por qué siguen molestándonos? Dijo la joven mientras trataba de arreglar todo ese desorden.
- Disculpa, le pregunté, ¿aquí vive Amaya? Le pregunté
- Soy yo, ¿Por qué? ¿acaso son los del banco?
- ¿Amaya? ¡SOY YO ………..!
- Omo, ¿de verdad? No lo puedo creer ¿eres tu de verdad? Dijo y luego al mirarme de cerca, lo único que hizo fue darme un fuerte abrazo y tomó mi mano.
- soy yo, aunque ya no me llamo ………… mis padres adoptivos me pusieron otro nombre de cariño.
- ¿padres adoptivos? ¿Cuál nombre?
- es una larga historia, tal vez tenga tiempo y te la cuente, solo te puedo decir que mi nombre ahora es ……….  Anika.
- es muy lindo…. Anika….. me acostumbrare. Dijo Amaya y luego sonriendo dijo
- BUENO CHICOS, ARREGLEMOS ESTE DESORDEN.
Algunos niños que estaban a su alrededor, incluyendo el niño de mis sueños, empezaron a arreglar las cosas, mientras que Amaya  se remangaba su ropa y empezaba a trabajar, dejé mi mochila a un lado y ayudé un poco, cuando todo estaba en su lugar, Amaya se recostó en el mueble, mientras yo seguí su ejemplo y me senté un momento.
- Ahora si, ¿puedes decirme que fue lo que pasó?
- bueno, esta casa me la dejaron mis padres antes de morir, he luchado por mantenerlo, pero llego un momento que para poder comer…. Bueno….. Tuve que hipotecar….. la casa.
- pero  ¿y esos hombres que tienen que ver con ello?
- ellos, bueno, actualmente, la gente de por aquí esta vendiendo sus casas, una empresa las esta comprando, pero esta ha contratado a esos delincuentes para que amenacen a la gente para que venda, de igual forma han llegado, y como tenemos esa deuda, si no pagamos en este mes, pues simplemente nos desalojaran.
- y ¿tienes algo planeado? ¿No hay ninguna solución?
- pues no mucha, no hay forma de conseguir ese dinero en tan poco tiempo.
- Bueno, a mí me queda algo, ¿ya comiste?
- todavía no, pero mis hermanos ya comieron, como puedes ver tengo 3 hermanos, ella es Hiori, el que sigue es Joo Shin y la mas pequeña es Hirim.
- ¿Joo Shin? Mmm … ¿y que haces para mantenerlos a todos?
- bueno yo trabajo en las mañanas, mientras ellos van al colegio.
- ¡estas loca! Con eso no alcanza.
- lo se, pero estoy sola con ellos, y tienen que seguir estudiando, no puedo permitir que me dejen sin casa.
- No te preocupes amiga, estoy segura que con mi ayuda encontraremos una solución, después de todo, dos cabezas piensan mejor que una.

2 comentarios:

  1. uyy U.U que kawaii continualo por el amor a todos los chocolates blancos TT^TT ( ^^ ya se... muy fresa...) actuu me kede prendida en esta historia esta paja ( XD ya salio me lenguaje vulgar) ok >.< actuualiiza pliss esta muy bueno me encanto

    ResponderEliminar
  2. La verdad que la trama que nos traes es bastante atractiva :3 por favor no dudes en continuarle pronto que habremos gente esperándo :3
    JUM JUM, me huele a trio amoroso xD jajajajaaj

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD