Love is a Force of Nature. Cap 13

9 comentarios

“Tensión y Caída”

Y todo lo que necesito es sentirte […]
Estoy aquí para jugar con fuego…
 [Reach out, Hillary Duff Feat. The Prophet]

Junsu abrió los ojos y se encontró en una especie de cabaña. Era una construcción rustica de madera, más que nada construida por troncos. Estaba tendido sobre un lecho de paja y trató de sentarse, pero aún tenía una enorme pesadez en el cuerpo y se sentía cansado. Sus ojos finalmente se posaron en Yunho, quien estaba de espaldas a él; su forma de lobo sentada en la entrada de la cabaña.
Junsu esbozó una sonrisa. Él estaba velando su sueño, asegurándose de que su vida no corriera peligro, y el sólo hecho de pensar en ello lo hacia sentir una calidez dentro de su pecho.
“Yunho…” susurró y observó al lobo voltear a mirarlo. Sus ojos dorados escudriñándolo con la mirada mientras se acercaba a su lado, transformándose a pasos de él. Junsu observó con fascinación como su cuerpo retornaba a su forma humana, estirándose tal cual capullo de flor.
“¿Cómo te sientes?” Yunho le preguntó, agachándose para quedar a su nivel
“Siento el cuerpo pesado” contestó, dejando escapar un suspiro
“Es natural, te infectaron con sangre de cadáver humano y eso provoca que tu cuerpo sufra parálisis y tus heridas no cicatricen”
“¿Sangre…de un cadáver humano?” Junsu abrió sus ojos de par en par, sorprendido ante sus palabras. Vaya que era un buen vampiro, ni siquiera tenía idea de las cosas que podían matarlo…
“Si, lo sé porque cuando tenemos que enfrentarnos en la guerra, nosotros también utilizamos implementos para inyectarles esa sangre. Eso hace que se paralicen y nos facilita…bueno, ya sabes” contestó, agachando la vista y mordiendo su labio inferior
“Mi herida…ya no está” Junsu le dijo al percatarse que había dejado de sangrar
“Me tomó algo de tiempo, tuve que retirar el veneno de tu herida, pero el resultado fue exitoso” Yunho le sonrió y Junsu se sentó en el lecho de paja, acercándose a él
“Tú haces tantas cosas por mí y yo…no sé cómo podría agradecértelo…” le susurró, sus ojos oscuros brillando mientras lo observaba. Yunho tragó saliva, se sentía horriblemente nervioso ante su proximidad. Sus ojos oscuros resplandecían y se vio en la obligación de desviar la mirada para evitar caer rendido ante su hechizo…
“No tienes por qué agradecerme, yo nunca dejaría morir a un…amigo” murmuró y acto seguido, se incorporó. Separándose un poco de él y sentándose a su lado, apoyando su espalda en la pared.
La puerta de la cabaña estaba abierta y Junsu observó el cielo. Aún era de noche, pero podía percibir que no faltaban tantas horas para el amanecer. Tenía que regresar…de lo contrario estaría en problemas.
Se levantó abruptamente, pero su brusco movimiento provocó que la pesadez de su cuerpo retornara de súbito y perdió el balance. Justo cuando pensó que caería de bruces al suelo, sintió los brazos de Yunho sujetarlo.
“No hagas movimientos bruscos, aún no estás del todo bien” le espetó, sus brazos se habían posado alrededor de su cintura para evitar su caída. Yunho abrió sus piernas para darle espacio mientras Junsu lentamente se sentaba, acomodándose entre sus brazos y apoyando su cabeza en su torso. Su cuerpo se sentía como una verdadera piedra.
“N-No…puedo moverme…” murmuró, avergonzado ante su proximidad…
“Junsu” le susurró, apoyando el mentón en su cabello. “Descansa, yo te despertaré cuando esté próximo el amanecer”
El contacto entre ambos era tan…íntimo, como si ya fuesen amantes, pero ninguno de los dos parecía percibirlo.
Los brazos de Yunho lo estrecharon con fuerza, envolviéndolo completamente en su calor y Junsu dejó escapar un suspiro.
“Yunho…” susurró. Sus ojos cerrados a causa del cansancio.
“¿Si, Junsu?”
“Me gustaría poder ver el amanecer…contigo” le dijo, muy bajito, volviendo a lanzar un suspiro. Su abrupta pérdida de sangre y el cansancio generando un efecto delirante en él, provocando que no pensara mucho en sus palabras…
Las palabras de Junsu le reconfortaron el corazón y Yunho advirtió que su pulso se había acelerado. Teniéndolo tan cerca…estaba seguro que él se percataría del cambio, por lo que debía levantarse para así evitar un interrogatorio, pero… se sentía tan bien. No quería dejar de estrecharlo, su presencia le generaba una paz que no había sentido en años, así que sólo lo apretó más a su cuerpo y le dijo.
“Créeme, que a mí también...”
“Tu corazón late muy rápido” Junsu comentó casi en un susurro, apoyando su mejilla contra su pecho para poderlo escuchar mejor. Yunho no le respondió, sólo se quedó en silencio disfrutando la extraña sensación de su fría mejilla presionada contra su cálido pecho
“Si mi corazón pudiese latir…estoy seguro que en este preciso instante amenazaría con salir de mi pecho”
Fue lo último que le dijo antes de caer profundamente dormido, su cuerpo completamente rígido tal como si estuviese…muerto.
Yunho lanzó un suspiro, sus últimas palabras resonando en su cabeza una y otra vez.
Sin poder contenerse, refugió el rostro en su cuello, inhalando y embriagándose con esa dulce esencia que a diario buscaba por el bosque, esa esencia que lo atormentaba hasta en sueños…y que no quería dejar de sentir nunca…
Dios, Junsu… ¿Qué es lo que me has hecho?...pensó, volviendo a lanzar un suspiro. Esto…que sentía por él…complicaba todo lo que por obligación debía hacer. Yunho se uniría a Changmin y sabía que eso era inminente, pero aun así…no pudo evitar caer rendido ante aquel vampiro que llegó a su vida como un verdadero cometa. Todo en él le atraía, a veces Yunho sentía que entre él y Junsu había una atracción magnética, algo que los juntaba……y que lo hacia recorrer el bosque a diario en busca de su esencia…
Estaba enamorado de Junsu y reconocerlo le quemaba el pecho. Sin duda había sido un proceso gradual que se había infiltrado en él, creciendo desde el mismo día en que se conocieron y aumentando con cada sonrisa y cada gesto que intercambiaban. Cambiando sus sentimientos de una simple atracción a amor en casi un segundo.
Estaba mal, por supuesto que estaba mal, Yunho lo sabía perfectamente. Había demasiadas razones en su cabeza para pensar que jamás podría haber algo entre ellos, siendo la razón de mayor peso sus naturalezas complemente opuestas. Pero a pesar de que las emociones dentro de él eran muy fuertes para negarlas, y eso se notaba hasta en su comportamiento con Junsu, siendo preocupado y hasta…afectuoso con él, eso no significaba que se lo confesaría. Porque sería innecesario complicarlo más de lo que estaba, después de todo…Junsu era un esclavo y también debía unirse a alguien. Además que…le aterraba confesárselo y salir rechazado, lo menos que quería era alejarse de él. Así que Yunho decidió ocultar sus sentimientos, continuando con su vida como si nada hubiese cambiado, a pesar que tenía algo dentro de su corazón, quemándole con fuerza cada vez que lo veía…
Otro suspiro escapó de sus labios. Toda su nueva situación lo complicaba, pero decidió dejar de pensar y relajarse…estaba exhausto y quería dormir algo antes de regresar a la colonia. Finalmente, sus ojos se cerraron y acomodó mejor la cabeza sobre su cuello. Junsu emitió un suave sonido e inconscientemente se apretó más a su cuerpo, buscando el calor. Yunho lo estrechó y el sueño no tardó en apoderarse de él, relajándolo y permitiéndole caer en la inconsciencia.

Cuando Junsu despertó, sintió su cuerpo relajado y casi…como nuevo. Inmediatamente se percató de la respiración armónica de Yunho; él...le estaba respirando en el cuello y sus brazos tenían capturada su cintura, apegándolo a su cuerpo.
Un suspiro escapó de sus labios; se sentía tan bien entre sus brazos. A su lado, Junsu sentía una plenitud completa y en cierto modo eso le aterraba, porque él tenía claro cual sería su destino. Sabía que su unión con Jaejoong era inminente, eso era algo que no podría evitar…estaba atrapado y no tenía a donde ir, por lo que se veía en la obligación de unirse a él. Pero aun así…no pudo evitar caer rendido ante aquel hombre lobo que había llegado a su vida como una verdadera luz en las penumbras. Todo en él le atraía…desde el primer día que lo vio lo encontró sumamente atractivo y después de ese encuentro no se lo pudo sacar de la cabeza. Anhelando a diario tener excusas para poder salir y volverlo a ver…
Estaba enamorado de Yunho  y reconocerlo hacia arder su pecho. Sin duda había sido un proceso gradual que se había infiltrado en él, creciendo desde el mismo día en que se conocieron y aumentando con cada sonrisa y cada gesto que intercambiaban. Cambiando sus sentimientos de una simple atracción a amor en casi un segundo.
Estaba mal, por supuesto que estaba mal, Junsu lo sabía perfectamente. Había demasiadas razones en su cabeza para pensar que jamás podría haber algo entre ellos, siendo la razón de mayor peso sus naturalezas complemente opuestas. Pero a pesar de que las emociones dentro de él eran muy fuertes para negarlas, y eso se notaba hasta en su comportamiento con Yunho, siendo preocupado y hasta…afectuoso con él, eso no significaba que se lo confesaría.
Porque sería innecesario complicarlo más de lo que estaba, después de todo…Yunho era el macho alpha de su colonia y también debía unirse a alguien Además que…le aterraba confesárselo y salir rechazado, lo menos que quería era alejarse de él. Así que Junsu decidió ocultar sus sentimientos, continuando con su vida como si nada hubiese cambiado, a pesar que tenía algo dentro de su corazón, quemándole con fuerza cada vez que lo veía…

Volvió a suspirar. Jamás se imaginó que terminaría enamorado de la persona…menos adecuada, pero ya lo estaba y no había forma de regresar atrás.
Junsu observó el cielo y pudo percatarse de que ya no faltaba mucho para el amanecer. Debía regresar y lo sabía, pero…se sentía tan bien que no quería moverse.
Se acomodó mejor entre sus brazos, embriagándose completamente con su aroma y su calor, disfrutando sus últimos segundos juntos…ya que no estaba seguro de cuándo podría volverlo a ver.
“No sabes cuánto…me gustaría quedarme” le susurró, tratando de hablar lo más bajo posible para no despertarlo, y justo cuando estaba por levantarse sintió los brazos de Yunho estrecharlo con fuerza, reteniéndolo.
“Entonces quédate” Yunho no pudo controlar sus palabras y simplemente dijo lo primero que se le vino a la mente…percatándose de sus palabras al segundo después que las dijo
“¿Estabas despierto?” Junsu abrió los ojos de par en par al percatarse de que Yunho lo había escuchado, pero su respuesta fue lo que más le impactó, provocándole una profunda sensación de ansiedad…
“Sólo un poco antes de que te despertaras” contestó, levantando la cabeza de su cuello y retirando los brazos de su cintura. Al sentirse libre Junsu se separó de su cuerpo, volteándose para quedar sentado frente a él
“¿Tú…quieres que me quede?” Junsu lo miró fijamente a los ojos, escudriñándolo con la mirada. Por un segundo, sus ojos brillaron con un destello dorado, y él se encontró prácticamente absorto mirándolo…
“Puedes quedarte…todo lo que quieras” le susurró, sin dejar de mirarlo. Junsu se sintió hipnotizado ante su mirada, sus ojos aún conservaban aquel enigmático fulgor dorado que tanto lo cautivaba…
Estaba muy cerca de él y de pronto Junsu recordó la sensación de sus labios a sólo centímetros. El pensamiento lanzó una descarga eléctrica por todo su cuerpo, e instintivamente comenzó a acercar su rostro al suyo, acortando considerablemente la distancia que los separaba y buscando…sentirlo nuevamente.
Yunho advirtió que su rostro estaba ahora…peligrosamente cerca, pero no hizo nada para impedirlo. Muy en el fondo sabía que deseaba esto…lo deseaba tanto que podría morir por ello y estaba…prácticamente desesperado por probar sus labios, aunque fuese tan sólo una vez.
“Yo…desearía tanto no ser un vampiro” le dijo, muy bajito. Junsu podía sentir la pesada respiración de Yunho golpeando casi sobre su boca y sus ardientes pupilas negras atravesándolo con la intensidad de su mirada
“Y yo…desearía tanto no ser un hombre lobo” Yunho le respondió, bajando la mirada desde sus ojos hasta…sus labios. Aquellos carnosos labios que lo llamaban, le imploraban que se acercara y rompiera la poca distancia que los separaba…
“Yunho…” susurró y su boca estaba ya a tan sólo centímetros de la suya. Junsu comenzó a batallar una pelea interna. Quería besarlo y…las ganas lo estaban matando, pero sabía que estaba mal y tenía miedo de hacerlo y luego causar finalmente que Yunho se alejara de él.
¡Dios!... vendería mi alma tan sólo por un beso…pensó Yunho, culpablemente, lamiendo sus labios y observó al instante que Junsu imitaba sus acciones, mirando casi en trance como su lengua humedecía sus carnosos labios...
No pudo resistirlo más, Junsu estaba demasiado cerca y el deseo…le estaba carcomiendo hasta el alma. Por un segundo Yunho dejó de pensar, su mente se desconectó y simplemente presionó sus labios contra los suyos, rindiéndose ante la urgencia que sentía de probar sus labios…

Y fue como…chocolates en un día alegre, el calor de una manta cuando hace frío, un despliegue de cálidos colores. Algo reconfortante pero a la vez intenso, un verdadero shock de energía que los hizo estremecer.
Kim Junsu yacía ahí sentado, sus labios presionados contra los de Yunho.
Jung Yunho, su…ahora amigo y también licántropo, lo estaba bendiciendo con un calor desconocido y el dulce roce de sus labios contra los suyos.
Junsu amaba esto…esta sensación, amaba su calor. Lo amaba a él con desesperación y realmente no le importaba que fuera un licántropo, así que simplemente se rindió ante el beso, demasiado sobrepasado por las nuevas emociones que Yunho le estaba haciendo sentir…
Yunho amaba su sabor; se había dicho a si mismo lo feliz que estaba al finalmente saber a qué sabían aquellos carnosos labios. Eran dulces…tan dulces como la miel y dios…no podían ser más adictivos. Definitivamente aquel vampiro sería su perdición…
Cuando finalmente se rindió y presionó sus labios contra los suyos, inmediatamente dejó de pensar. Ya no le importaba lo que el mundo pensara ni que él fuera un vampiro…estaba enamorado de Junsu y lo sabía. Muy dentro, le dolía saber que aquel furtivo beso sería lo único que podría compartir con él y nada más. Odiaba el hecho de que sus destinos fueran tan opuestos, pero por ahora…ya no quería pensar más y sólo disfrutaría el momento, aun si duraba poco.
De pronto, Yunho abrió los ojos en sorpresa al sentir que Junsu respondía al beso; sus ojos estaban cerrados mientras suavemente movía sus labios contra los suyos. Yunho pensó que estaba soñando, pero bueno… ¿Quién era él para detenerlo?
Inclinó su cabeza hacia la suya, suavemente persuadiéndolo  para que abriera la boca y así poder profundizar el beso. Delineó sus labios con su lengua hasta que él finalmente captó el mensaje y abrió su boca, dejándolo entrar. Yunho gimió ante el contacto mientras acariciaba el interior de su boca con su lengua y luego mordía su labio inferior al salir de ella.
Ante esto, Junsu emitió un suave gemido que provocó que Yunho comenzara a temblar, el deseo creciendo considerablemente dentro de su cuerpo…
Se separó de él solamente por falta de aire y cuando Junsu abrió sus ojos se quedaron mirando algo…pasmados. Sus agitadas respiraciones mezclándose mientras trataban de asimilar lo que había pasado. Yunho sintió la realidad golpearle como un balde de agua fría e inmediatamente comenzó a balbucear.
“J-Junsu…s-sobre lo que acaba de pasar-“ no pudo continuar, porque Junsu puso un dedo sobre sus labios y nuevamente se volvió a acercar
“Yunho, por favor no digas nada y sólo…” retiró el dedo de su boca y rodeó sus brazos alrededor de su cuello, volviéndolo a besar. Ya no le importaba nada ni nadie…sólo quería besarlo, tocarlo, sentirlo…dios…era impresionante la fuerza con la que lo deseaba…
Yunho dejó de pensar, su mente completamente en blanco y sólo concentrada en las sensaciones. Sus lenguas se encontraron, rozándose la una con la otra, comenzando un tímido juego de roces y caricias que poco a poco comenzó a ganar velocidad. Junsu se apegó con urgencia a su cuerpo,  ansioso por más contacto, y causando que Yunho perdiera el balance y cayera sobre la cama de paja con él presionado contra su cuerpo.
Al sentirlo tan cerca...Yunho se sintió endurecer ante el contacto y dejó escapar un ronco gemido dentro de su boca. Junsu se percató del…ahora prominente bulto en sus pantalones y, dejándose llevar por sus instintos, comenzó a restregarse a su cuerpo…rozando sus entrepiernas con el contacto y creando una fricción que terminó de encender a Yunho, el deseo nublando cada pensamiento de su cabeza.
“J-Junsu...” lanzó un gemido cuando Junsu se sentó a horcajadas sobre él; la sensación de su rígido miembro presionado a su parte baja lo estaba volviendo loco. Estaban yendo…demasiado rápido y Yunho sabía que si seguían no podría parar, pero aun así…era incapaz de decir algo para detenerlo e instintivamente arqueó sus caderas hacia arriba, presionándose aún más contra su trasero. Un gemido escapó de los labios de Junsu ante la sensación y respondió al contacto con igual presión.
“Haz que me detenga” Yunho se sentó sobre la cama y lo abrazó, deslizando sus manos bajo su túnica y acariciando su fría piel. Junsu cerró los ojos, disfrutando el contacto y atrapó su cintura entre sus piernas, acercándolo más a él y presionando sus sexos con su movimiento, buscando con urgencia la fricción…
“Sigue…sigue por favor…”  le imploró. La voz de Junsu estaba cargada de deseo y esto provocó que el instinto animal de Yunho tomara posesión de su cuerpo. Sus manos se posicionaron en el borde de su túnica y Junsu captó el mensaje, alzando los brazos para que él lo despojara de ella. Yunho abruptamente lo empujó al lecho de paja y se abalanzó sobre él, besando su torso desnudo y embriagándose aún más con su dulce esencia. Sabía que debía parar, que tenía que ponerle un alto a esto, pero….su lobo interno ya había decidido a quien quería como pareja y…antes del amanecer, él…lo haría suyo…
Junsu estaba perdido en el frenesí, su cuerpo se retorcía al sentir la ardiente boca de Yunho depositando besos por su abdomen y quería más…mucho más. Quería todo de él y reconocerlo lanzó una punzada en su fría erección. Sus manos se situaron en sus pantalones de mezclilla, desabrochándolos con manos temblorosas, y al sentir esto Yunho levantó la cabeza de su abdomen, acercándose hasta el nivel de su rostro.
“Tú…no quieres esto” le dijo, una pequeña parte de racionalidad volviendo a él, pero Junsu lo miró con ojos hambrientos y Yunho olvidó todo al sentirlo dirigir su boca hasta su oído
“Si, si lo quiero” le dijo en casi un jadeo, pasando la lengua por el lóbulo de su oreja y luego descendiendo hasta su cuello, dándole pequeñas lamidas. Yunho sintió toda su piel erizarse y un estremecimiento recorrerlo de pies a cabeza. Aferró las manos a sus caderas con fuerza, presionándolo más a su cuerpo. Aquellas palabras habían sacado a flote todos sus instintos animales y Yunho sabía que ya no había fuerza que pudiera detenerlo…tenía que hacerlo suyo ya…
De pronto, Junsu sintió su vena yugular tensarse y una profunda sensación de probar su sangre lo invadió por completo. Dejándose llevar por la incontrolable sed,  volvió a deslizar su fría lengua por su cuello y sus colmillos automáticamente se alargaron ante ello, la ardiente sangre de Yunho a sólo centímetros de alcance…
“Quiero…morderte…” le susurró en una voz bastante…sensual, apenas pudiendo controlar las ganas de clavarle los colmillos. Yunho ladeó su cuello, dándole espacio… incapaz de negárselo, y es que estaba tan excitado y la idea de sentir a Junsu mordiendo su cuello y quizás…otras partes de su cuerpo, le parecía aún más excitante.
Junsu comenzó a darle reiterados besos en el cuello, relajándolo antes de encontrar el lugar preciso para clavarle los colmillos. Cuando Yunho lanzó un suave gemido, Junsu ya no pudo contenerse; abrió su boca y sus largos colmillos se extendieron en todo su esplendor. Estaba a punto de enterrárselos cuando escuchó una voz que provenía desde el bosque…

~o~
A/N: Ok, sé que varias de ustedes querrán matarme por haberlo dejado ahí xd que siempre hago lo mismo y las dejo con las ansias y bueno… lo siento u.u tenía que dejarlo ahí no tuve otra opción por el tiempo de la historia. Y para la gente que me viene leyendo de atrás (Lust Caution, fic que también está aquí en Lala) ya deberían saber que me gusta hacer sufrir a mis personajes! xd mis historias no son para nada color de rosa, para mí el sufrimiento va como parte del desarrollo de cada personaje, y sobretodo ésta historia que está llena de complicaciones y enredos y problemas! Un fic tipo novela típico tiene que tener mucha trama, que es lo que pretendo hacer con mi historia. Pero les prometo algo, no tendrán que esperar mucho lo juro x) después de este cap ya veremos un adelanto en el tiempo para que no se haga tan tortuosa la espera. Sé que ustedes aman el HoSu tanto como yo así que haré que valga la pena la espera lo juro <3
Otra notita aparte, es sobre el mencionado veneno que paralizó a Susu. La idea la saqué de la película “Entrevista con el vampiro” (para la gente que le gusta el vampirismo, Anne Rice es la madre de las autoras según mi perspectiva). Allí paralizan a Lestat cuando bebe sangre de cadáver humano, y encontré que se ajustaba perfectamente a mis requerimientos jeje x)
Bueno, es eso. Como siempre les agradezco eternamente todo el apoyo y quiero que sepan que leo cada uno de sus comentarios y me alegran el día y me hacen escribir con aún más ganas y por supuesto también me alegra que me dejen sus reacciones! <3
Estoy contentísima al saber que éste fic está dentro de los populares y ustedes lo hacen todo posible! Muchas gracias y hasta la próxima! <3
~Koiko.

9 comentarios:

  1. haaaaaaaaaaaaaaa nooo!!!, porq lo dejas aliiii, yo lei lus caution y juro que lo ame y ahora este, pero me da pena, te gusta demaciado hacerlos sufriri a los pobre TT^TT y a nosotras tambn, pero bueno, esperare con impaciencia al proximo capo haaaa!!! aun pienso en la voz que escucho del bosque, por q?, te juro que si yo estuboera en esa hostoria, voy y lo mato XD.... de verdad .-.
    buenp, nos leemos, bye bye

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5/27/2012

    quiero la conti right now!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5/27/2012

    Nooooooooooooooooooooo diantres!!!!!!!
    justo cuando el hosu por fin iba a consumar el deseo
    Y si, vaya que te guzta hacer sufrir al Hosu, yo tambien llegue a leer lust caution y lo ame =mente
    Espero demasiado impaciente el actu de este fic
    Y es popular porque la historia es demasiado buena y te lo mereces Koiko

    ResponderEliminar
  4. Noooo yo te matoooo ahora que por fin estaban juntitos y haciendo caso a sus instintos joooooooooooo no es justo para compensarnos el proximo capitulo ya puede ser emocionante y que aparezca prontito ehh jejee.
    Muchas gracias por tu Fic en serio que me encanta y adoro como escribes jeje muchos besos y espero la conti pronto ehhh jejee

    ResponderEliminar
  5. rayos eres tan malvada Koiko! siempre nos dejas con las ganas y aasdasdada no puedo creeer que lo hayas dejado JUSTO AHI! JUSTOOO XDD mal, mal voy a perder mi sanidad con esta historia si sigues asi u.u
    Yo lei Lust y vaya que te gusta hacer sufrir xD me las sufrí todas con Junsu pero ahg la gente que no lo leyó lealo es increible historia tambien muy muy pornosa y angustiante jaja pero preciosa igual. Espero que la actua sea pronto ya me estoy muriendoo!
    Tu historia merece todos los elogios porque es de verdad una de las mejores que he leido. Eres tremenda autora y con la capacidad de engancharme más y más en la trama! pero por favooor actualiza prontoooo que de verdad que la espera es angustiante ;O;

    ResponderEliminar
  6. Eres mala... más mala que la madrastra de blancanieves ><
    Por qué Koiko????? Por qué lo dejas ahiiiiiii???? TT__TT
    *llora desconsoladamente*
    Eres una magnífica escritora y estaba esperando como loca la actualización. Me dejas con los nervios por el siguiente capítulo!

    PD: Tengo unas ganas de degollar al que los interrumpió... ><

    ResponderEliminar
  7. NOOOOOOOOOOOOOOOO WAE????!!!! *muere de dolor*
    Mataré a quien sea que haya hablado enserio O_O
    Ansiaba ese maldito lemon T_____________T *llora*

    Te amo XDDD Me tienes totalmente enganchada a tu fic enserio! Entro en Lala esperando que esté y cuando porfin sale uno monto una fiesta en mi habitación (y mis vecinos me odian) xDDDDDDD

    porfaporfaporfa queremos más T_____T

    ResponderEliminar
  8. Oh!!!! mi lo acabo en una noche wiii! : 3
    Es que es cierto nos dejas muy emocionadas waaaaa!!!! please amiga no tardes en subir el sig. capo xD es que esta excelente realmente valio la pena la espera pero cielos! mi quiere ya tener capo nuevo u.u lo se soy una lectora exigente pero es que esta genial a mi me encanto ^ o ^ Aigo!!! me encanto los ultimos parrafos >.< lo se soy porno u.u *sonrojada* bueno ya me voy capaz y terminare diciendo cosas que no debo de mi u.u

    ResponderEliminar
  9. Anónimo6/02/2012

    conti !!! lo dejaste en lo mas interesante justo en el momento que tanto he esperado y lo cortas , mi imaginación esta volando mucho nose que sigue porfa actulizalo lo maS antes posible!!! eseta grandioso tu fic

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD