Perfect Day: Cap 9

3 comentarios
 Le habían vuelto a hacer la misma pregunta, y Yunho de nuevo contesto con desconcierto:

— No lo sé —

El manager lo miro con aquellos pequeños ojos con cierta seriedad, se había dirigido al apartamento que Changmin y Yunho compartían. Estaba preocupado y desesperado. El manager de ambos, tenia una leve capa de sudor deslizándose por su arrugada frente. Preocupado pero a la vez autoritario dijo a Yunho:

— ¿Como que no sabes donde esta Changmin? Hoy teníais tareas que hacer. El trabajo de hoy era fundamental. — su voz era serena pero fuerte y molesta — Me e intentado poner en contacto con Changmin, pero no hay modo de localizarlo. ¿Era consciente él de la agenda programada para hoy? — le pregunto. Yunho se apresuro a contestar con seguridad:

— Por supuesto. Incluso no paraba de recordarme lo programado para los próximos días. No entiendo por que se retrasa tanto si salio ... — Nunca se sintió tan avergonzado. Era difícil de creer que Changmin se hubiera marchado sin decirle nada. Aquella tarde tenían mucho trabajo que realizar ...

— ¿Ni tan siquiera sabes donde marcho? — pregunto con cierto tono irónico el manager de sudorosa frente — ¿Eso es una convivencia juntos? —

— Lo siento mucho.— Yunho solo alcanzo a hacer una reverencia avergonzado. Volvió a poner su espalda recta y dijo: — La ultima vez que vi a Changmin, él se dirigía a su habitación. Él me dijo que quería descansar. No paso una noche muy agradable, así que quería descansar para los compromisos de ahora. Siempre es responsable, sabe usted de ello. No es propio de él ausentarse. Estoy preocupado. No me dijo que saldría —

Yunho recordaba muy bien aquel momento en el que Changmin le había asegurado que comería algo y se dormiría. Solo había que ver sus gruesas bolsas bajo los ojos para creer que estaba cansado, y Yunho también lo estaba. Así que si dirigió a su habitación, tras utilizar su teléfono móvil, y durmió plácidamente, hasta despertar, y percatarse de que Changmin ya no estaba en el apartamento. Un problema, dado todo el trabajo que tenían como grupo/dúo musical.

— TVXQ debe de ser vuestra prioridad. — le dijo el manager con una voz aun mas fuerte, como un profesor regañando y disciplinando a un alumno — Si no es así ¿Que clase de pensamiento tenéis hacia la palabra "deber"? — Yunho intento volver a hacer una reverencia de disculpas — Ocupate de encontrar a Changmin. Yo intentare ponerme de nuevo en contacto con él. También me dirigiré a aquellos puntos donde puede estar, a la vez en la que intento solucionar vuestra agenda. Y espero que Changmin tenga una buena explicación sobre esto — se movió para dirigirse de nuevo a la puerta principal, a la vez en la que sostenía su teléfono móvil y sacaba unas notas escritas de su importado traje negro y elegante. <<. Tal y como si se tratara de un manager de película .>>, peso Yunho en ese instante.

— Si, no se preocupe. — le dijo, intentando fingir un tono de seguridad, pero en realidad él era el que encabezaba la lista de preocupados.



Tras marcharse el manager, Yunho recapacito e intento pensar con mas claridad. Para ello debía rebajar su dolor en el brazo, el que había estado ocultando frente al desesperado manager. Ahora le picaba y dolía mas que antes. Desde que había despertado, y no había encontrado a Changmin, sentía que su herida se resentía aun mas. En realidad, la venganza de Jaejoong había surgido bastante efecto, aquella herida que dolía solo hacia recordar que la merecía. Pero si debía centrarse en Changmin aquella herida tenia una conexión .... o aquello pensó Yunho, sabiendo que el primer sitio donde buscaría a Changmin seria haya donde se hallara Jaejoong.



~~~~~~~



Changmin sabia que se encontraba en un ensueño. Pero le gustaba estar sumido en aquella inconsciencia durante ese periodo de tiempo.

Sueño en el que Yunho lo cubría con sus fuertes y gruesos brazos color chocolate con leche. A pesar de no ser real, sentía que era los mas aproximado a la realidad.

Tan parecido a lo real que se sentía igual de confuso y avergonzado, aunque le calmaba los besos que el mayor le depositaba en la cara, como si calmara a su hijo.

Changmin se intento apartar de él. Estaban tumbados pero no sabia donde, aunque aquello daba igual, teniendo en cuenta que era un simple sueño.

Yunho lo retuvo volviéndolo a abrazar, sin importar la total desnudez de ambos.

— Changmin, ¿No quieres que te acaricie?­ — le pregunto Yunho

Changmin negó con la cabeza, no quería que Yunho lo acariciara, se sentía extraño cuando lo hacia. Reconfortado y extraño ...

— Estas asustado, calmate ...— parecía leerle la mente, pero para eso estaba en su sueño, para calmarlo del miedo que había sufrido momentos antes de quedar dormido involuntariamente. Así que dejo que lo acariciara aunque solo fuera un momento irreal.

El cuerpo de Yunho era grande y ancho, era alto, tan alto como lo era Changmin (aunque no más que este), eso daba una extraña sensación cuando se abrazaban de ese modo intimo. Changmin, quien solo había abrazado y relacionado íntimamente con mujeres tenia otro tipo de costumbres, en la que las mujeres eran menudas, Yunho era todo lo contrario. Pero se sentía diferentemente bien. Protegido y relajado aun cuando en su imaginativo y lascivo sueño Yunho lo besaba con intensidad.

— Changmin, Changmin ... — susurro Yunho con la voz clara y llena de ecos — No debes preocuparte más por mi. — continuo mientras se deslizaba con agilidad encima del cuerpo del menor — Me estoy volviendo loco, cuando te preocupas por mi, Changmin ... — le toco los cabellos mientras lo miraba a los ojos, y lo beso de nuevo.

— Yunho ... — suspiro. Si aquello era un sueño, y lo sabia, pero no importaba. Yunho se estaba preocupando por él, cuando siempre era al contrario. Un cambio de rol, solo excitaba a Changmin quien solo podía expresar lo que su inconsciente quería decir: — Compartir cama y escenario contigo es muy excitante — Changmin tapo con sus manos la boca, avergonzado por la frase que acababa de decir.

Yunho sonrió: — Esto es solo un sueño, puedes decirme lo que quieras ... — le tranquilizo, recordándoselo.

Hasta en el sueño las mejillas de Changmin enrojecían y la sonrisa de Yunho era blanca y perfecta ... — ¿Te hicieron daño todos esos libros que cayeron sobre ti?— le toco la cabeza y acaricio, Changmin afirmo con la cabeza. Yunho al mismo tiempo hacia presión sobre su cuerpo. Changmin se encontraba bajo él, cuando presiono ambos cuerpos pudo sentir, o quiso sentir, el sexo del mayor.

— Tu mente es muy rápida. Y tu imaginación también. Ni tan siquiera quieres hablar conmigo ... —

Yunho era solo un títere en su sueño, él pedía silenciosamente que su próximo moviente sea abrir sus largas piernas y Yunho lo hacia, agarrando sus piernas y abriéndolas sin mayor problema, aunque era algo que Changmin no podía controlar.

— Pondré tus piernas sobre mis hombros, es así como te gusta, ¿verdad?— no podía negadlo, era extraño sentir sus talones sobre esa gran espalda.

Su sueño ejecutaba sus deseos y cuando deseaba que Yunho fuera mas allá, iba mas allá sin prejuicios.

Hasta su miembro embistiendole parecía ser real, y el movimiento se hacia incesante y doloroso para Changmin.

— Despierta, Changmin ... Despierta ... — dijo Yunho con voz ronca y deseosa mientras abrazaba su cálido cuerpo ...





Changmin despertó. Sus ojos poco a poco se abrían. Estaba tumbado sobre una mullida cama que olía a Jaejoong. Ha la suave y dulce fragancia que siempre desprendía el mayor. Changmin tuvo que pestañear dos veces para observar aquel techo que veía frente a él. Lo único que lograba recordar con claridad era lo ultimo que vio al cerrar sus ojos. Aquella expresión de Jaejoong entre la mas potente rabia, hasta el dolor que sintió cuando aquellos libros aterrizaban sobre su cabeza con tal fuerza que aun ahora, despierto y sobre aquella mullida almohada, sentía el cráneo adolorido.

Estaba asustado cuando se incorporo sobre la cama. Quedo sentado en ella. No estaba cubierto por ninguna manta, simplemente estaba extendido sobre aquella cama individual en una pequeña habitación decorada de una manera muy excéntrica, tal y como era Jaejoong.

Changmin miro hacia su alrededor. Aquella pequeña habitación estaba cerrada, por lo que se sentía un mas solitaria ...



Changmin alcanzo a ver sus pies descalzos. Suspiro al pensar que Jaejoong lo había descalzado y tumbado sobre la cama, cuando estaba inconsciente. Changmin pensó en que debía hacer ahora ... Sentía tanto miedo en su pecho, como antes nunca lo había sentido.

No era miedo a ser golpeado de nuevo por Jaejoong, o ser insultado por este, era un miedo diferente... Changmin sentía miedo a sus propias palabras.

A pesar de haber sido golpeado por aquel mar de libros, él recordaba toda aquella ultima conversación antes de caer desplomado. Sentía miedo a aquellas palabras que había pronunciado, "Yo amo a Yunho" <<. ¿Yo he dicho eso? .>> se pregunto.

Conocía a Jaejoong, al menos, conocía como era antes Jaejoong. Él era una persona sensible y delicada. Mas de lo que podía aparentar aquel frió joven. Changmin sabia que aquellas palabras habían sido demasiado fuertes para aquel frágil hombre, el cual tampoco tenia escrúpulos.



Changmin poso sus pies descalzos sobre el frió piso. Se puso en pie. Y observo aquella bandeja negra que se presentaba sobre la pequeña mesa de la habitación. Había una taza repleta de leche, y un plato que contenía caseras galletas de arroz. Changmin se sobresalto cuando escucho los golpes procedente de la puerta de la habitación.

Dejo de mirar con curiosidad aquella bandeja y camino hacia la puerta, quedando en aquel extraño estado de shock cuando se dio cuenta que era incapaz de abrir la puerta. Estaba cerrada desde fuera...



— ¿Changmin? — pregunto una voz tras la puerta. Aquella voz preocupada de Jaejoong.

— Jaejoong, abre la puerta — exigió Changmin mientras con su mano inútilmente intentaba abrirla.

— Por lo que veo, ya has despertado. — la voz de Jaejoong parecía muy serena a pesar de que Changmin no podía observar su rostro.

— ¿Como es posible que tengas una habitación que cierra desde fuera? — le pregunto sorprendido.

Jaejoong empezó a reír, su risa era dulce e igual que siempre, pero parecía tener un ápice de dolor cuando escucho aquella ultima carcajada del mayor.

— No voy a abrirte, Changmin — dijo seguro tras la ultima carcajada

— ¿Qué diablos ...? — Changmin iba a comenzar a soltar un discurso, pero la voz tras la puerta lo detuvo.

— Tranquilo, no voy a abrirte por ahora... Pero no tengas miedo. No es por algún tipo de venganza hacia ti y tu confesión, Changmin. Solo e aprovechado la oportunidad de que estuvieras indefenso para mostrarte una cosa ­—

— ¿De que hablas? — Changmin pregunto aquello por su infinita curiosidad, pero se sentía estúpido al tener que hablar a una fría puerta.

— Hablo de Yunho —

Changmin quedo callado. Jaejoong nombra el nombre de Yunho con cierta sensualidad, como si la palabra "Yunho" representara algo erótico entre Changmin y él.

— ¿No era a lo que originalmente habías venido a hablar conmigo? — le pregunto Jaejoong, tras el prolongado silencio del menor

— Dejame salir — dijo repentinamente, intentando desviar aquel tema.

— ¿Sabes que vendrá? Yunho vendrá aquí. Tú estas tardando mucho. Él pensara que estas aquí. Yo solo estoy esperando a que aparezca, para mostrarte quien es Yunho en realidad. No tengas miedo, Changmin. Esto no es una película de ficción, ya nos conocemos de años atrás, yo no te e encerrado con fines extraños, como para hacerte desaparecer, o todas aquellas estupideces, yo solo quiero que lo escuches. Se que tu también quieres escucharlo. Dijiste ... — la voz fluida de Jaejoong paro en seco para después proseguir — dijiste que lo querías, ¿no es así? — silencio — Si lo quieres, quieres saber que piensa, ¿Estarás en silencio para escucharlo? —

Changmin había enlazado las palabras de Jaejoong y lo había entendido al fin — Si — le contesto.

— Bien, mientras esperamos, yo te e preparado unas galletas de arroz, se que te gustan mucho, así que me empeñe en hacerlas. — dijo por ultimo, para después escuchar sus pasos alejarse de la puerta.



Changmin se volteo para ver de nuevo aquella bandeja. Quería acercarse y dar un gran bocado a mas de una de aquellas galletas de colores vistosos y tragar de un fuerte sorbo toda aquella blanca leche, pero estaba tan cansado, nervioso y ansiosos ... Sabia que Jaejoong tenia razón. Yunho vendría, y tenia miedo a lo que Jaejoong decía como: "Mostrate quien es Yunho en realidad" "Escuchar sus palabras".

Jaejoong había parecido muy seguro en percibir lo que Yunho diría, pero Changmin desconocía todo aquello. Aunque en el interior de su acallado ser, deseaba extrañamente que Yunho dijera aquellas mismas palabras que él había confesado "Lo amo".

3 comentarios:

  1. Anónimo7/31/2012

    esta genial me cede impactada solo espero que yunho escoga bien con quien de los dos se quedara me gustaria el Homin y por favor continua el fic no lo dejes de masiado tiempo sin conti no puedo dormir pensando que pasara.**

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/06/2012

    tiene q terminar como yunjae ♥ jae sufre por culpa de yunho!! ;_;

    yunjae ♥

    ResponderEliminar
  3. zuzuki-chan10/18/2012

    yunho tiene que escoger a jaejoong por favor nuestro joongie ama a su yunnie.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD