Un ciclo sin terminar

15 comentarios

Titulo: Un Ciclo sin terminar
Autor:
Secret Dream
Pareja(s):
Minsu
Género: Lemon, viajes en el tiempo.
Extension: Oneshot
Advertencia:
Malas palabras.


Su cuerpo se encontraba ahí recostado en aquella gran cama rodeada de hermosas telas hechas de la más fina seda, había perdido la cuenta de cuantos días llevaba en ese desconocido lugar, un lugar al que jamás en su vida pensó en llegar, un lugar rodeado por la perdición y la lujuria.
A sus cortos 18 años aprendió cosas que aun le eran por completo desconocidas, como también debido a un mero accidente caer en aquel lugar de perdición.
-hey pequeño te dije que aun no estoy totalmente satisfecho
Sus piernas fueron abiertas siendo penetrado de una sola estocada, aferro sus manos a las sabanas tratando de soportar el dolor que sintió al ser penetrado tan bruscamente. Las embestidas eran fuertes y certeras, aquel hombre sobre su cuerpo gemía cada vez más alto con cada estocada.
-Su… eres tan delicioso… me encantas…
-ahhh… mi señor por favor… más lento…
El pequeño de nombre Junsu mordió sus labios tratando de acallar aquellos gemidos que deseaban salir de ellos, no quería caer ante el placer que aquellas estocadas le entregaban a su cuerpo, pero este se negaba a hacerle caso a sus pensamientos logrando que su miembro despertara ante tales sensaciones que desde hace ya un tiempo se le han hecho cosa de cada día.
-ahhh… me corro…
-ahhh!!!...
Aquel hombre se corrió luego de unas cuantas estocadas más dentro de Junsu llenándolo con su esencia, cayo a un lado de este tratando de recuperar el aliento después de tan exquisito orgasmo.
-veo que aun no te has corrido…
-yo…
-vamos quiero ver como te vienes
Junsu con sus mejillas sonrojadas comenzó a acariciar su miembro despierto mientras era observado por esas orbes oscuras, esos ojos que lo observaban con un profundo deseo perdiéndolo en un mar de placer que nunca antes jamás imagino… su nombre era Shim Changmin, el hombre que abusaba de su cuerpo cada vez que podía.
Luego de unas cuantas caricias se corrió en su mano temblando debido a las oleadas de placer que atacaron todo su cuerpo.
-como siempre eres la tentación hecha hombre
Changmin beso sus labios tomando con uno de sus dedos parte de la esencia de Junsu que se encontraba desperdigada en su vientre, la llevo hasta sus labios degustándola complacido sin dejar de mirar los ojos del menor.
-mmm… delicioso
-mi señor… yo…
Unos golpes provenientes de la puerta hicieron que el mayor desviara su mirada pudiendo apreciar como uno de sus sirvientes ingresaba a la habitación.
-mi señor su padre quiere hablar con usted
-dile que estoy ocupado
-pero señor él dice que si no va en estos momentos alguien del harem sufriría las consecuencias
-odio cuando me amenaza con eso… ya vuelvo mi ángel…
Changmin se levanto del lecho colocándose unas cuantas ropas saliendo de la habitación dejando atrás a un cansado Junsu.
-¿Cuánto tiempo más tendré que seguir soportando esto?
Dijo en un susurro desviando su mirada hacia la ventana de la habitación.

*FLASH BACK*

-Junsu ten cuidado aquí hay demasiadas cosas antiguas
-no te preocupes abuelo no romperé nada
Kim Junsu joven de tan sólo 18 años es hijo único de una familia tradicional de Corea, hace unos días llego a la casa de su abuelo, su casa era una de las más antiguas de la ciudad en la cual se guardaban grandes reliquias de tiempos ancestrales.
En esos momentos Junsu se encontraba ayudando a su abuelo con el inventario de la bodega donde se guardaban parte de algunas reliquias.
-hijo voy en busca de algo, ya vuelvo
-¡esta bien abuelo!
Junsu era conocido por ser alguien con una gran curiosidad por esta razón cuando estuvo en el ático y encontró aquel hermoso collar no pudo evitar tomarlo entre sus manos. Era un extraño objeto compuesto por varios círculos que al parecer al girarlos podían conformar ciertos números matemáticos curioso, sin saber su gran importancia giro dos de los cinco círculos, una luz ilumino por completo su cuerpo haciéndolo desaparecer del ático.
-¡hey niño quítate del camino!
Junsu abrió sus ojos asustado ante el grito pudiendo apreciar a un camello que casi pasa por encima de él. Asustado se alejo rápidamente mirando todo a su alrededor dándose cuenta que ya no se encontraba en el ático de la bodega de su abuelo. Cayó de rodillas en el suelo cubriéndose los oídos y cerrando fuertemente sus ojos.
-esto es un sueño, no es real, es un sueño, es un sueño… cuando habrá los ojos me encontrare nuevamente en casa del abuelo… a la cuenta de tres, dos, uno…
Lentamente abrió los ojos rogando que todo fuera un mero sueño, pero grande fue su sorpresa al darse cuenta que todo seguía ahí, las personas caminaban de un lado a otro vestidos con trajes típicos del medio oriente se levanto del suelo analizando todo a su alrededor comenzando a sentir un miedo indescriptible al no poder entender cómo es que llego a ese extraño lugar, lagrimas cayeron por su rostro inocente.
-abuelo… ¿Dónde estas?
Las personas a su alrededor se percataron de su presencia mirándolo con dudas en su rostro al verlo vestido con esos ropajes, Junsu retrocedió buscando un lugar donde esconderse y poder pensar claramente hasta que un grito lo distrajo.
-¡el joven amo viene en camino!
Todas las personas ante aquel grito comenzaron a correr por todos lados para dejar la calle libre, Junsu no sabia que hacer al no comprender que sucedía a duras penas alcanzo alejarse de la calle como lo hacían los demás.
A lo lejos se podía apreciar como varios camellos se acercaban hasta el lugar, Junsu curioso trato de observar a los hombres sobre ellos todas las personas gritaban alabando al parecer a uno de ellos. Todos empujaban tratando de poder ver mejor la llegada de aquellas personas, Junsu no pudo sujetarse bien y por culpa de un golpe de alguien que no alcanzo a ver cayo en medio de la calle justo a los pies de uno de los camellos que pasaban.
Todas las personas se quedaron en silencio al verlo comenzar a levantarse, rápidamente algunos hombres armados con espadas se bajaron de los camellos rodeando al pequeño Junsu quien respingo asustado levantando instintivamente sus manos.
-yo no hice nada malo… -decía con la voz entre cortada
-¡levántate!-le ordenaron empujándolo hacia un lado
Un hombre de piel morena con parte de su rostro cubierto  con las típicas bufandas del medio oriente levanto una de sus manos indicándoles a sus sirvientes que se detuvieran, se bajo del camello acercándose al indefenso chico que se encontraba temblando debido al miedo. Camino tranquilamente alrededor de su cuerpo analizando su figura fijando su vista en cierta parte de la anatomía de aquel desconocido.
-¿Quién eres?- pregunto aquel hombre alto
-yo… yo… soy Kim Junsu…
-¿Qué te trae por aquí, tus vestimentas son poco comunes?
-ve… vengo… - no sabia que responder ante aquella pregunta ni siquiera él sabia de donde venia, así que opto por mentir-… de muy lejos… sólo vengo de paso…
-ya veo… ¿Tienes donde quedarte?
-no…
-decidido te quedaras en mi casa
Sin previo aviso aquel hombre alto tomo una de las manos de Junsu subiéndolo a su camello y sacándolo de aquel lugar. Junsu no hallaba que hacer para escapar, una de las cosas que su abuelo siempre le dijo fue que nunca debía confiar en extraños.
Cuando llegaron al hogar de aquel alto hombre Junsu quedo maravillado con la belleza y grandeza de la casa.
-te presento mi humilde morada- de humilde no tenia nada según Junsu
-creo que no debería recibir su ayuda de esta forma… será mejor que me vaya
-no te vayas por favor… veras que te divertirás
Aquel hombre se saco parte de la bufanda que cubría su rostro dejándolo al descubierto, el corazón de Junsu latió apresurado ante la belleza de aquel hombre alto, de piel morena, ojos oscuros, y un porte varonil que nunca antes había visto quedo maravillado ante su belleza.
-ven conmigo quiero mostrarte algo… ahh… y mi nombre es Shim Changmin señor de estas tierras… debes decirme mi señor, Kim Junsu
-eh?... espera…
Changmin llevo a Junsu hacia una de las habitaciones de aquel amplio lugar, paredes hecha de mármol con tallados de hermosas figuras, finas pinturas colgaban imponentes, esculturas y un sinfín de artefactos antiguos.
Cuando llegaron a una de las partes más alejadas de aquel lugar que parecía ser un pequeño palacio todo cambio, al ingresar ya no habían pinturas sobre paisajes sino que de hombres y mujeres desnudos, las paredes estaban casi cubiertas totalmente con finas telas de seda de un rojo intenso, los ojos de Junsu se abrieron a más no poder al percatarse de que entre el mar de telas que dejaban ver tras ellas varias parejas teniendo sexo frente a ellos, un extraño humo reinaba en el ambiente.
-bienvenido a mi harem-dijo Changmin mientras se sentaba en una especie de trono hecho con hermosos almohadones rojos y alrededor de ellos varias parejas sólo de hombres devorándose entre si perdidos en el placer de sus cuerpos
-¿Qué… que es esto?
-pues este es lugar es donde mis más oscuros deseos se cumplen
-amo… ¿Quién es este chico?
Un joven de piel nívea y cabellos oscuros se acerco hasta Changmin completamente desnudo subiéndose a sus caderas y besándolo hambrientamente, Junsu desvío la mirada con sus mejillas arreboladas de carmesí ante la imagen tan erótica.
-un invitado… ¿Por qué no le muestras lo que eres capaz de hacer mí querido Jae?
-esta bien…
Jae se alejo de Changmin acercándose a otro chico también de piel morena, poseedor de un cuerpo fuerte y bien marcado con un lunar sobre su labio que lo hacia lucir más tentador. Ambos hombres se entregaron al placer de volverse uno frente a los ojos asombrados de Junsu los gemidos se hacían cada vez más fuerte a medida que las estocadas aumentaban, ambos chicos lo miraban fijamente haciendo que la vergüenza y el calor aumentara en el cuerpo del menor.
Changmin se levanto de su asiento y se acerco hasta un nervioso Junsu que no hallaba donde esconderse para dejar de ver esa escena salida de una película porno.
-veo que te gusta lo que ves
-no… no es lo que usted cree… yo…
-desnúdate
-eh??
Junsu levanto su rostro asombrado ante las palabras de aquel joven. Lo miro interrogativo como no entendiendo sus palabras.
-te dije que te desnudaras… si no lo haces puede que mi guardia personal se encargue de hacerlo… tu decides…
-yo…
-déjame ver ese cuerpo que se esconde tras esas vestimentas… Kim Junsu
Junsu trago duro ante las palabras de Changmin, miro a su alrededor y comprendió rápidamente que era lo que el alto estaba buscando, pero sino lo hacia sabia que algo para nada bueno pudiera salir de todo esto al no saber bien en que lugar se encontraba, con sus manos temblorosos comenzó a desabotonar su camisa.
-así me gusta… ven
Changmin se volvió a sentar entre los cojines dejando a Junsu parado frente suyo para poder apreciarlo por completo. Junsu comenzó a quitarse lentamente sus vestimentas aguantando las ganas de llorar, deseaba volver a su hogar rápidamente pero no entendía cómo es que acabo en ese lugar tan extraño a punto de tener sexo con un completo extraño. Cuando su cuerpo estuvo completamente desnudo cubrió su parte intima con sus manos.
-eres más hermoso de lo que pensé… ven…
El más bajo se acerco lentamente hasta Changmin sentándose sobre su regazo, las manos del más alto viajaron por aquella tersa piel sintiendo su erección crecer de sólo imaginar ser capaz de poseer tan hermoso cuerpo. En un hábil movimiento cambio de posiciones quedando sobre un asustado Junsu.
-lo siento, pensaba ser sutil pero con este cuerpo no me podre contener…
Una estocada certera dio de lleno en su intimidad haciéndolo gritar del dolor, varias más le siguieron volviéndose una danza salvaje y desesperada escuchándose los gritos de dolor de Junsu mezclados con los gemidos de placer de Changmin.

*FIN FLASH BACK*

Y desde ese día Junsu se volvió parte del harem de Changmin, este solicitaba de sus servicios casi todos los días poseyéndolo una y otra vez sin descanso. Dos meses transcurrieron en un abrir y cerrar de ojos, un periodo de tiempo en el cual Junsu ya no hallaba que hacer para poder huir de ese lugar, se le tenia prohibido salir de casa y casi siempre uno de los guardias se encargaba de custodiarlo por orden de Changmin.
Estaba decidido a huir ya no soportaba más ser tratado como una puta por Shim Changmin ya no soportaba ser uno más de su harem, sabia que los sentimientos que estaban albergando su corazón no podían ser nada bueno, por esta razón debía irse de aquel lugar los más rápido posible.
-ya no se que hacer… omma, appa…
Lagrimas de frustración cayeron por su angelical rostro mientras cubría su cuerpo con aquellas sabanas, únicas testigos de su sufrimiento. Le dolía saber que las noches de placer que compartía con Changmin le gustaban cada vez más, si en un comienzo fueron casi una violación con el pasar de los días su cuerpo comenzó a acostumbrarse a las caricias que le eran entregadas. Pero nada bueno podía salir de todo esto, Changmin era un hombre frio y calculador el cual lo único que buscaba en la vida era placer y sexo, su corazón jamás albergaría sentimientos tan puros como el amor.
Esa misma noche aprovechando que Changmin se encontraba ocupado con la llegada de su padre, Junsu decidió huir del palacio. Tomo algunas cosas y con sus ropas puestas y aquel collar colgado en su cuello se fue.
No pudo llegar muy lejos debido al frio de la noche en el desierto, admirando las estrellas del imponente firmamento lloro una vez más arrodillado entre las grandes dunas de arena, su cuerpo cansado por el viaje de alrededor de cuatro horas caminando sin rumbo hizo que cayera rendido en la arena conciliando el sueño. Sin saber del caos que su desaparición causo en el palacio.

………

Al día siguiente Junsu lentamente abrió sus ojos acurrucándose mejor entre las tibias sabanas, sus ojos se abrieron sorpresivamente al sentir ese olor tan familiar encontrándose con el rostro de la persona que menos quería ver en aquellos momentos.
-veo que intentaste huir de mi lado mi querido Junsu
-no… yo… yo…
Junsu intento levantarse de la cama pero fue rápidamente detenido por los fuertes brazos de Changmin, quien se abalanzó sobre él aprisionándolo contra su cuerpo.
-¡escúchame bien Kim Junsu!¡jamás!¡JAMÁS PODRAS HUIR DE MI LADO ERES MIO Y SÓLO MIO!
Changmin enojado destrozo las ropas que cubrían el cuerpo de Junsu, el cual trataba de luchar para sacárselo de encima.
-¡suéltame!¡por favor!
-¡cállate!
Un fuerte golpe fue dado en su cara dejándolo algo aturdido sobre la cama, sintió como sus pantalones fueron quitados de un solo jalón mientras sus piernas eran abiertas de par en para, sabia lo que venia y cerro fuertemente sus ojos.
-¡esto es para que recuerdes a quien perteneces!¡este cuerpo sólo me pertenece a mi!¡¿Me escuchaste?!¡respondeme!
-¡si!
Respondió entre lagrimas Junsu sintiendo como era penetrado salvajemente por un enojado Changmin, quien no tuvo piedad arremetiendo fuertemente contra su intimidad, Changmin mordía el cuello de Junsu dejando marcas en él sin dejar de embestirlo una y otra vez sin descanso. Lo volteo colocándolo a cuatro patas sobre la cama embistiéndolo nuevamente agarro sus cabellos jalando de ellos.
-¡eres mi puta Junsu!¡así que dime de quien eres!
-ahhh… detente por favor
-¡respóndeme!
-¡soy tu puta!... tuya…
-así me gusta… mío y sólo mío… ah
-ahhh….
Se aferro a las caderas de Junsu golpeándolas de vez en cuando para seguir penetrándolo con rudeza y sin descanso, hasta que el orgasmo se sintió cerca corriéndose dentro del menor.
Changmin lo poseyó durante el resto de la tarde de ese día recalcándole a Junsu que era suyo y de nadie más. Ya estaba pronto a anochecer y ambos cuerpos se encontraban recostados en la cama, Changmin dormía plácidamente mientras a su lado Junsu no dejaba de llorar silenciosamente.
-ya no lo puedo soportar más… no puedo más…
Tomo el medallón que colgaba de su cuello admirándolo una vez más deseando con todo su corazón poder volver a su hogar, sin darse cuenta dos círculos fueron girados y una luz enceguecedora pudo verse en toda la pequeña ciudad de aquel lugar ubicado entre la nada, rodeado sólo de arena.
Changmin al día siguiente despertó con gran energía, pero cuando se percato que la presencia de aquella persona no estaba a su lado se comenzó a alterar.
-Junsu… ¿Dónde estas?
Busco y busco junto a sus sirvientes por todo el palacio pero por ningún lugar se podía encontrar a Junsu.
-no puede ser… no puede ser… Junsu… ¡¡JUNSU!!
Un grito desgarrador se pudo escuchar por todo palacio.

…………..

Época actual…
Varios meses trascurrieron luego de aquella extraña experiencia vivida por Junsu, nada fue igual luego de ese momento se había vuelto un chico más callado de lo normal, evitaba cierto contacto con las personas y no le gustaba ir de visita a la casa de su abuelo.
Ya no era ese ángel que rebosaba de alegría  dando paso a la soledad y la tristeza.
Sus padres nunca supieron que sucedió con su hijo durante esos dos meses que estuvo desparecido, pero con el pasar del tiempo no quisieron seguir preguntándole para evitarle recordar cosas que a lo mejor no le gustaran.
Por otro lado Junsu siempre se perdía en sus pensamientos recordando a aquel hombre que se robo todo de si, aquella persona que se llevo consigo todo lo bueno que una vez tuvo dejándolo sólo con amargos recuerdos.
-es hora de olvidar Kim Junsu…
Se decía siempre a si mismo. Caminaba por la plaza que se ubicaba cerca de su casa, era un lugar donde podía pensar tranquilamente sin la fija mirada de sus padres sobre él.
Se encontraba tan sumido en sus pensamientos que sin percatarse choco con una persona, debido al fuerte golpe cayo al suelo.
-ahh… lo siento…- sin mirar se disculpo con el desconocido quien le tendió una mano para ayudarlo- gracias… yo…
Sus ojos se abrieron a más no poder al reconocer a la persona que se encontraba frente a él sintiendo como sus piernas se debilitaban sin poder soportar su peso cayendo nuevamente al piso, perdiéndose nuevamente en aquellas orbes negras, esas que pensó jamás volvería a ver.
-al fin te encuentro mi querido Junsu…
Miedo fue lo que recorrió el cuerpo de Junsu, miedo de que todo volviera a suceder nuevamente.



Fin?...

15 comentarios:

  1. como aqui dice deja tus pensamientos pervertidos... que mas da! OH MY SANTA GOSH DE LOS SUEÑOS HUMUEDOS!!! me quede con ganas -de que changmin me hiciera lo mismo XD- esta genaial no por nada esta en el ocncurso super genial y eso fin? pliss que sea twoshot o has otro sumin te kedan pajassss recontra piolas serio.
    pero si haces otro pa la proxima una lemmonada con azucar me gusta mucho el sumin buena parejita

    ResponderEliminar
  2. Como siempre tus historias son fascinantes... el shot me guto mucho... deberias seguirlo ^_^

    ResponderEliminar
  3. OMG!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Morí por completo
    Eso si no me lo esperaba
    ojala le hagas el conti
    es DEMASIADO BUENO COMO PARA QUE QUEDE COMO UN ONESHOT!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5/15/2012

    quiero la conti esta muy bueno :D

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5/16/2012

    lo dire corto y preciso... NECESITO LA CONTI!!! esta demasiado bueno no puede quedar asi!!!!! T.T min lo encontro!! OMG!!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5/17/2012

    waooo genial estuvo genial espero le puedas hacer continuación aaa por dios esta historiaaa me gusto mucho

    ResponderEliminar
  7. OMG!!! Esto merece continuación!! :D

    ResponderEliminar
  8. Anónimo5/25/2012

    yo kiero conti, no lo dejes ahi please TTOTT*

    Att. Lupervert

    ResponderEliminar
  9. Oh porfa porfa porfa no puede terminar así T____T
    *se vuelve loca delante el ordenador*

    Tu historia es genial!!!
    Seguro Changmin lo quiere.. o eso o es que tiene una obsesión de cuidado xDD
    Soy una pervertida que casi muere en sus babas imaginandose el momento en el que Changmin le posee enfadado y le hace llamarse puta asdasdasasdasdasdasd *____*

    Gracias por publicarlo~~

    ResponderEliminar
  10. Anónimo8/01/2012

    oh dios mio!!! quiero la continuación por favor!! no me dejes así ;_;

    ResponderEliminar
  11. este fic es genial! no lo dejes ahi; porfavor continualooo :)
    me quede con la intriga! eres mala ;~;
    me encanta esta pareja! el MinSu es tan <(*¬*<)!!!

    ResponderEliminar
  12. Anónimo1/08/2013

    Omg si lo dejas ahi te mato es buena pliss la siguiente porfa no me decpciones ok. Felicidades y suerte(continiuacion)(haciendo huelga)

    ResponderEliminar
  13. GOD!! por favor!!!! por favor!!! no lo puedes dejar asi es una crueldad!!!!! continuación!!

    ResponderEliminar
  14. OH! Dios cómo lo dejas así ;___;

    ResponderEliminar
  15. Una duda hay continuación de este oneshot? , lo acabó de leer y lo ame también me quedé con la duda de q pasará con ese "al fin te encuentro mi querido junsu "

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD