Right Here, Right Now

9 comentarios
Titulo: Right Here, Right Now
Autor: Kelyh
Género: Lemon
Pareja: SuJae
Extensión: Oneshot
----

JaeJoong POV.

Es casi como una agonía permanente, sabes? No duermo apenas, me cuesta concentrarme en el trabajo y todo porque TÚ estás cerca de mí. ¿Sabes lo duro de encajar que es? Que de repente, de la noche a la mañana, sientas que te estás enamorando de un compañero... de un amigo!! Y sé que todos lo notáis que me pasa algo, pero ¿qué hago eh? No puedo terminar con esto de un día para otro, y lo peor... es que voy a volverme loco pues siento que si no te tuviera cerca, sería capaz de morir pronto.

Lo peor de todo, es que nadie se da cuenta de nada… aunque en parte mucho mejor para mí, claro. Así, quizá, pueda pasar más desapercibido que nadie puesto que como siempre he sido calladito, es como si no estuviera algunas veces. Y de hecho, muchas veces, si no digo nada o simplemente me quedo mirando la nada, es porque estoy pensando en ti. En las enormes ganas de tocarte, de tenerte, de besarte, de… de hacerte de todo que tengo. ¿Cuándo piensas darte cuenta? Igual nunca… igual tengo que tragarme todo esto que estoy sintiendo para que no te des cuenta, pero sé que lo harás algún día…

Lentamente, los días van pasando y no te percatas de nada de lo que está pasando, claro. Sigues totalmente en tu mundo, sin prestar atención a las pequeñas muestras de cariño que intento que te lleguen, pero que muchas veces se ven interrumpidas porque simplemente alguien te dice o hace algo más gracioso. Estoy cansado de todo esto, por eso creo que es mejor olvidarme de todo.

JunSu POV.

Y se cree que nadie se ha dado cuenta, pero todos lo hemos notado. A Jae Hyung le pasa algo, pero no nos lo dice. Simplemente hace como que todo va bien, pero ay… ¿Cuándo aprenderá que no nos puede engañar después de todos estos años? Estoy deseando llegar a casa solamente para hablar con él, pero parece ser que nuestra tediosa mañana de ensayos, entrevistas, y cosas varias no va a terminarse nunca.

En uno de los descansos, me acerco a hablar con Jae. Sé que espera que alguien se acerque. Se nota cuando se sienta en un rincón, esconde la mirada bajo ese flequillo rebelde y oscuro que tiene ahora, y cierra los ojos para hacernos creer que está durmiendo. Pero nada más lejos de la realidad. Está demasiado despierto, ya te digo.

-¿Hyung? ¿Estás bien?-pregunto mientras me siento delante suyo, viéndolo a los ojos en todo momento. No sé si vaya a contestarme pues últimamente ha estado algo distante conmigo, pero bueno… al menos tengo que intentarlo, ¿no?
-Su…no te preocupes, va todo bien.-dice sonriendo, intentando que le crea. Sabe que le va a costar que lo haga, pero aún y así lo intenta y no se rinde.
-No me mientas… ¿crees que no nos hemos dado cuenta o qué?
-¿De qué me hablas?-dice como si le temblara la voz…como… si hubiera descubierto un secreto guardado bajo llave…
-De que has estado raro estos días… sabemos que eres algo retraído, pero no con nosotros… y queremos saber qué te pasa… ¿me lo vas a contar?
-Ah…-suspira más tranquilo mientras continuaba mirándome a los ojos, sonriendo todavía levemente.-No es nada… solo estoy cansado, de verdad. ¡¡No te preocupes!!

En vista de que no va a decirme nada más, me levanto del suelo sonriendo como siempre y me doy la vuelta por donde he venido. Me siento en una de las sillas de la sala donde estamos y me pongo a jugar con la DS.

JaeJoong POV.

Casi muero cuando JunSu me ha preguntado aquello… creí que me había descubierto, aunque para mi suerte no lo ha hecho… ¡¡y me siento mucho mejor así!! No hubiera sabido qué decirle si me hubiera pillado… de todas formas, no creo poder ocultar esto durante mucho tiempo más… es prácticamente difícil viviendo todos juntos y con JunSu mirándome fijamente algunas veces, intentando interrogarme…¡¡Ahh!! Voy a volverme loco como no me haga escuchar pronto… aunque no sé como vaya a tomárselo…

Por lo pronto, escucho a lo lejos la voz de YunHo, informándonos de que podemos irnos a casa, así que recojo mis cosas mientras me levanto del suelo, me coloco la chaqueta y el Ipod a toda leche, y salgo el primero de allí. No es que quiera ir de arrogante o algo así, simplemente quiero salir el primero para dejar de estar cerca de él… porque me mata lentamente, por mucho que él no parece darse cuenta de nada... Siempre está en su mundo, y eso es lo que le hace ser tan intensamente tierno a mis ojos.

Llegamos a casa después de un viaje tranquilo pues cada uno parecía estar en un mundo aparte. Apagué la música y bajé de la furgoneta que nos llevaba a casa cada día después de trabajar, para que tuviéramos que tocar el coche lo menos posible ya que nadie quería que tuviéramos un accidente.

-Tengo hambreee~~-escuché a Changmin decir a mis espaldas. Y cuando me di la vuelta, tenía unos pucheros demasiado tiernos como para poder negarme a hacer la cena para todos.
-Vale, vale… haré la cena… pero déjame al menos que vaya a cambiarme de ropa y a dejar las cosas, ¿no?
-Sí, si… lo que tu digas anda, pero tengo hambre *__*

Suspiré mientras reía levemente y después fui a dejar las cosas a la habitación, cambiándome de ropa poco después. Realmente no tenía ganas de ponerme a hacer la cena, a veces preferiría que cualquiera se pusiera en mi lugar y de vez en cuando, hiciera algo, pero no había manera y ays… no podía negarme nunca. Los quería demasiado a todos.

JunSu POV.

Continuaba estando raro, y eso se podía notar a kilómetros. Al llegar a casa, aprovechando que había escuchado que iba a cambiarse, decidí decir lo mismo y de paso, me colé en su habitación. Hacía ya un tiempo que cada uno tenía su espacio, lo que hacia las cosas más fáciles en algunas ocasiones, sobre todo si no queríamos ser molestados por alguna simple razón.

Me planté delante de su puerta, llamé, y sin esperar una respuesta por su parte, entré en la habitación. No sé si para mi mala o buena suerte, lo primero que vi fue su espalda con aquel enorme tatuaje en negro que le había costado una buena bronca con Soo Man y YunHo, pero que tanto significado tenía para todos, pero sobre todo para él. Era demasiado grande, prácticamente de lado a lado de los hombros, y faena tenían los maquilladores para taparlo entero cuando tenía que hacer algo sin camiseta.

No pareció darse cuenta de nada puesto que, hasta que no se dio la vuelta, no fue cuando me vio. Enseguida vi como corría a ponerse una de sus camisetas y se le descolocaba el pelo, lo que le hacía parecer más interesante todavía. Percibí un ligero sonrojo en sus mejillas, ¿acaso le estaba incomodando?

-JunSu… ¿qué haces aquí? ¿Cuándo has entrado?
-Hace un rato, pero estabas de espaldas y no me has oído…

Volvió a sonreírme y entonces, fui yo quien se sonrojó levemente. ¿Qué pasaba conmigo y con aquella sonrisa tan… deslumbrante pero a la vez enigmática? Aix, no sabía desde cuando me gustaba aquella sonrisa… pero quizá era tiempo para descubrir cosas nuevas, no? Aunque… por un lado, no sabía hasta donde iba a ser capaz de llegar, quería al menos saber algo más.

-¿Querías algo? Tengo que terminar de cambiarme para ir a hacer la cena. Creo que estamos todos muertos de hambre, ¿no?
-Quiero saber qué te pasa, Hyung. No te voy a dejar que salgas a hacer la cena hasta que me lo digas, y me importa bien poco lo que diga Min desde el comedor. O me lo dices, o me quedo toda la noche encerrado contigo.

Tenía bien claro que hasta que no supiera lo que le estaba pasando, no iba a dejarle marcharse. Me senté en su cama, tirando de su mano para que hiciera lo mismo, y me lo quedé mirando profundamente a los ojos, esperando a que me dijera alguna cosa.

-No te gustaría saberlo, Su… de verdad que no.
-Prueba. Todavía no me conoces.

JaeJoong POV.

¿Se lo digo o no se lo digo? Me lo estaba preguntando todo el tiempo, pero bueno… no iba a perder nada, ¿verdad? Al fin y al cabo, las cosas iban a salir según lo esperado desde un principio: iba a decirme que lo sentía, pero que no había nada en él hacia mí. Pero si era así, ¿por qué me sentía tan mal?

-¿No vas a decirme nada?-preguntó mientras continuaba mirándome con aquella mirada tan intensa que, a decir verdad, pocas veces podíamos ver. Mucho menos cuando ahora no teníamos nada que hacer hasta dentro de unos pocos días.
-¿De verdad quieres saber la verdad? Créeme cuando te digo que no te va a gustar…
-Que me da igual!! O me lo dices o no sales de aquí, hyung.

Suspiré profundamente, cerré por un momento los ojos y cuando los volví a abrir, le miré directamente, sin ser capaz de apartar la mirada, y entonces hablé:

-Me gustas. ¿Contento? Ya tienes la verdad, ahora ya puedes pegarme, patalear, lloriquear… hacer lo que quieras.

Vi como se quedó en silencio, así que supuse que no era correspondido. Simplemente sonreí ligeramente y me levanté de la cama, revolviéndole el pelo y saliendo después mientras iba a la cocina, mordiéndome ligeramente los labios y empezando a hacer la cena para todos. Ahora iba a tener que quedarme con aquella duda pero JaeJoong, pensé para mí mismo, era algo a lo que te arriesgabas.

Después de tener la cena hecha y de haberlo arreglado todo, les dije que no iba a cenar, que no tenía hambre. Noté la preocupada y angustiosa mirada de JunSu sobre mí, pero no me volví para verle. Les dejé cenando, pidiéndoles por favor que recogieran luego la cocina y la mesa, y me fui a encerrar en la habitación, tirándome en la cama. Recuerdo que lloré en silencio, esperando que ninguno de los chicos me escuchara pues no me gustaba que me vieran de aquella manera. Dejé que todo lo que tenía retenido saliera, y después, creo recordar que me dormí.


JunSu POV.

Desde que Jae hyung me dijera como se sentía, han pasado como 3 meses. Durante estos tres meses, ha estado como evitando cualquier contacto físico conmigo. Yo sé perfectamente el motivo de eso… y quizá es hora de que le diga cómo me siento.

Durante estos tres meses y el distanciamiento que ha mantenido conmigo, lo único que ha conseguido ha sido que me quedé totalmente enamorado de él. Me ha costado, lo sé y lo reconozco, pero creo que va siendo hora de que le diga las cosas claras. Y será mejor aprovechar ahora que no queda nadie en casa. Solo él y yo. Quizá así me quiera escuchar, quien sabe…

Aprovechando que estaba en la cocina haciéndose algo de cenar, decidí aprovechar aquel momento para decirle las cosas claras. Al entrar, le vi de espaldas a mí por lo que pensé que mejor momento, no podía tener. Me acerqué en silencio, y cuando estuve a su altura, rodeé su cintura con mis brazos, apoyándome en su hombro.

-Jae… tenemos que hablar.

JaeJoong POV.

Cuando me dijo aquello, realmente presentí que iba a ser algo malo. Le tenía rodeándome la cintura, pero no me importaba pues llevaba 3 meses evitándolo, y aquello era algo bueno para mí. Suspiré, apagando los fogones y me di la vuelta, viéndolo a los ojos mientras una ligera sonrisa aparecía.

-¿Qué quieres?
-Aclararme… llevas tres meses sin decirme nada… y creo que ahora, es el momento en que yo te diga lo que pasa conmigo…
-Muy bien, adelante…

Vi como suspiraba y cerraba fuertemente sus ojos para luego volver a abrirlos, así que esperé a que me dijera algo, y sintiendo como mí corazón podía ir demasiado rápido muchas veces.

-Después de lo que me dijiste hace tres meses… y después de todo esto… bueno… que me gustas…

Después de que me dijera aquello, me quedé parado, prácticamente boquiabierto y sin tener nada más que decir. O sea… después de tres meses, ¿ahora me decía que le gustaba? Era casi como un milagro, ¿no? No sabía cómo reaccionar, pero antes de que pudiera marcharse de la cocina, prácticamente me lancé a él, devorando sus labios y pasando mis brazos por su cuello.

-Gracias… saranghe…

Vi como sonreía, con aquella dulce sonrisa que tanto me gustaba, y después como empezaba a corresponderme el beso, por lo que me dejé llevar, y me olvidé de todo.

A partir de aquí, narrador.

Una vez JunSu confesó lo que sentía, ambos jóvenes continuaron comiéndose a besos en la cocina, sintiendo como su pulso aumentaba demasiado rápido como para poder negar la evidencia, sintiéndose deseosos de caricias, de besos, de susurros, de amarse hasta no poder más. Ambos sabían que aquella, iba a ser la primera noche realmente juntos pues aprovechando que no había nadie en casa porque todos habían salido, podrían tener algo de intimidad. La pequeña luna sobre el cielo, iba a ser el único testigo.

Enseguida tuvieron que salir de la cocina, deseosos de ganas de más. Las manos del menor, JunSu, volaron enseguida a la espalda de Jae, el mayor de los dos, empezando a colarlas por dentro de la espalda, haciendo que el ahora rubio se estremeciera y no pudiera hacer otra cosa que continuar besando y mordiendo ligeramente aquellos labios que tantas veces había soñado con besar de la misma manera que ahora lo estaba haciendo.

-JunSu… ¿estás seguro de esto?
-Totalmente… sé que te quiero, que haría cualquier cosa por ti… y que prometo que esta será la mejor noche que puedas pasar.

Ante tales palabras, Jae no pudo evitar sonrojarse un poco pues siempre había sido bastante romántico, para qué negarlo. El mayor cogió la mano de JunSu y enseguida lo arrastró a su habitación, cerrando la puerta tras ellos y comiéndoselo a besos de nuevo mientras ahora era él quien colaba las manos por la espalda del menor, acariciándola en todo momento. Por su parte, JunSu rompía el beso para empezar a lamer sensualmente el lóbulo de Jae, bajando luego a su cuello, donde empezó a dejar pequeñas marcas rojas, a la vez que caminaba hacia atrás para caer en la cama de Jae, donde cambiaron papeles y Jae quedó boca arriba.

Sin decir nada, ambos continuaron con aquel juego de caricias donde pronto las camisetas acabaron en el suelo, sin importarles nada más que ellos dos y el momento que estaban compartiendo. Pronto los besos de JunSu descendieron por el pecho de Jae, haciéndolo jadear levemente mientras continuaba acariciando la espalda de JunSu, bajando lentamente sus manos para llegar a la cintura del menor, donde pronto coló una de sus manos bajo el pantalón de chándal color claro que llevaba. Notó como JunSu se estremecía también, lo que significaba que estaba haciendo lo correcto, así que continuó allí, acariciándole suavemente el trasero, apretándolo de vez en cuando, llevando después las manos hacia la parte delantera del menor, tocándolo ligeramente.

JunSu dejó escapar un pequeño grito de sorpresa, a lo que Jae solo reaccionó con más tocamientos, sin dejar de besarlo en ningún momento pues no quería separarse de aquellos labios jamás. A su vez, el menor hizo lo propio con Jae, pero siendo más directo y bajándole el pantalón directamente, viendo el claro estado del otro. Sonrió maliciosamente y lenta y delicadamente, empezó a lamer la punta, escuchando como pequeños jadeos y gemidos escapaban de la boca de Jae.

Al ver que no se oponía a lo que estaba haciendo, decidió continuar con lo que estaba haciendo, incrementando ahora el ritmo de su boca a la vez que Jae empezaba a gemir más alto que antes, dejando de hacer cualquier cosa pues el placer cegaba todos sus sentidos, haciendo que pequeños espasmos tuvieran lugar en su pálido cuerpo mientras intentaba aferrarse a alguna parte, acabando por clavarle las uñas en la espalda a JunSu.

-Au… me haces daño… no vuelvas a hacer eso…-jadeó mientras apartaba la boca del miembro de Jae, viéndolo a los ojos y besándolo de nuevo en los labios con algo de desespero, mordiéndole los labios como si quisiera castigarlo.
-Entonces… no tardes tanto, quieres? O me correré antes de tiempo… tú decides, Xiah JunSu.

Ante aquella pequeña frase de su hyung, JunSu introdujo uno de sus dedos en la entrada del mayor, empezando a prepararlo lentamente, sintiendo como Jae se curvaba ligeramente sobre la cama, por lo que decidió besarlo de nuevo, esta vez intentando ser algo más dulce pero desistiendo al ver que el propio Jae parecía querer algo más que un dulce beso, por lo que una batalla de lenguas tenía lugar a la vez que JunSu introducía otro de sus dedos en el interior de Jae, sintiendo que estaba prácticamente preparado.

Cuando creyó conveniente sacó aquellos dedos, viendo a Jae a los ojos como si estuviera buscando la confirmación que le hacía falta. Al ver como su hyung sonreía ligeramente mientras pequeñas gotas de sudor se formaban por todo su torso, se posicionó entre sus piernas, colocándoselas encima de los hombros para poder entrar mejor. Hecho esto, empezó a penetrarle con cuidado, viendo la expresión de dolor en el fino rostro de Jae. Estuvo a punto de echarse atrás, pero los pequeños jadeos y gemidos de Jae no le dejaron hacerlo. Pronto, cuando llegó al final del interior de su hyung, empezó a moverse lentamente, sujetándole las piernas encima de sus hombros.

Sentía como cada vez Jae dejaba a un lado los grititos de dolor para empezar a gemir de nuevo, cada vez más alto, cada vez con más placer recorriendo todo su cuerpo pues estar así era todo lo que quería. Empezó a moverse por las caderas para darle a entender a JunSu que podía moverse más rápido, así que eso hizo el menor. Empezó a incrementar el ritmo de sus embestidas mientras ambos sudaban prácticamente hasta por los ojos pues el ritmo era frenético por ambas partes. A su vez, JunSu empezó a masturbar a Jae de nuevo por lo que el cuerpo de Jae empezó a temblar de espasmos de placer. Aquello solo hizo que Jae llegara demasiado pronto al clímax, corriéndose en la mano de JunSu. Poco después, el menor lo hizo en el interior de su hyung, marcándolo como suyo por primera vez.

Cuando terminaron de gemir y jadear, sintiendo como sus respiraciones se controlaban de nuevo, JunSu salió de su interior y se dejó caer lentamente al lado de Jae, sonriéndole totalmente satisfecho. A su vez, Jae lo abrazó ligeramente, llenándole la cara de besos mientras sonreía totalmente feliz.

-Gracias… te amo, JunSu…-susurró sonriendo mientras se acurrucaba a su lado, sin soltarlo nunca.
-Yo también te amo, Jae… buenas noches…-susurró mientras cerraba los ojos para quedarse dormido al lado de Jae, sin importarle nada más.


Fin

9 comentarios:

  1. lindoo!! ah! me encanto X3, Jae Uke lo mejor XD, gomen Jae pero para mi eres y seras el uke de todos XD
    Te quedo bello de verdad!!

    bye!
    firma blaze-chan XD

    ResponderEliminar
  2. oooooooooooo OMG ke bueno estbo esto jejejeje y pornoso tambien me encanta el jaesu ^/////^...gracias,,,XD

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9/23/2009

    waaaaaaa que tierno...... no es de mis parejas favoritas pero te quedo lindo.... FELICICDADES!!!

    ResponderEliminar
  4. me encanta ver a jae como uke
    y fue diver ver a junsu de seme
    aunqe le prefiero de uke igual que a jae
    felicidades por el fic

    ResponderEliminar
  5. waaaaa q bonito, pobre jae sufrio 3 meses, pero valio la pena q hermoso

    ResponderEliminar
  6. Anónimo3/09/2010

    q lindos!
    me encanto ♥

    ResponderEliminar
  7. Por fin! SuJae! TwT -se pone a llorar de felicidad(?)-
    woow... tres meses o.o
    si me pasara eso.. ya me habria suicidado x´D!!
    o algo parecido ewe...
    bueeh..
    me gusto tu fic 8D!

    ResponderEliminar
  8. me gusto mucho esta
    muy lindo los de cutes
    me gusto el Seme de Su ^^
    inusual!

    ResponderEliminar
  9. oh my god! me imagino a Jae y a JunSu en esas y me pongo *¬* .. grr so hot!
    y Su, haberte aclarada antes, tres meses es mucho guapo! jeje :3

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD