Porque la estupidez no respeta a nadie

14 comentarios
Título: Porque la estupidez no respeta a nadie
Autor: Izuru Gakurai
Pareja: no, solo hay menciones, pero nada más, se quedan con las ganas
Género: Humor
Extensión: Oneshot
Nota: Mi cerebro ha muerto, solo espero que les guste
------

Bien, eso no era nada bueno… o ¿Sí? … ¡NO! ¡No lo era! ¿Cómo era posible que él, siendo el líder no pudiese controlar a esos cuatro?; todas esas y más preguntas se hacia Yunho mientras veía el desorden en el estudio de grabación de su nuevo video promocional.
Las cosas iban de mal en peor y él realmente no sabía cómo habían llegado a esos extremos…

Y así fue como pasó:

- Ya me aburrí – decía Junsu tirado en el suelo de la sala con los brazos y piernas abiertos, somnoliento y con cara de fastidio.
- Más bien deberías buscar que hacer, estos son nuestros dos últimos días de vacaciones así que aprovéchalos en vez de holgazanear – replicó Jae mientras caminaba con un cesto de ropa limpia para acomodarla.
- Pero hyung, ya hemos jugado todos los videojuegos, los de mesa y hasta inventamos algunos – hablaba Changmin desde el sillón con la misma cara de fastidio y aburrimiento total.
- Busquen algo más que hacer, o descansen; sigan el ejemplo de Yunho que ha ido estos días al gimnasio para estar en mejor forma o de Yoochun quien ha estado componiendo… - y la voz del más grande iba haciéndose lejana conforme iba avanzando a su habitación.
- ¡Ya sé! – dijo fuertemente el menor del grupo dando un salto del sillón poniéndose de pie junto al delfín que seguía tirado en el suelo, quien le mira con los ojos entrecerrados - ¿Qué tal si hacemos esto? – preguntó mientras con un sonrisa picara (la que siempre ponía cuando se disponía a una travesura) se agachaba hasta poner sus labios cerca de la oreja del mayor y susurrarle.
- ¡Qué buena idea! - exclamó mientras se ponía de pie rápidamente ayudado por el castaño dirigiéndose ambos a la cocina con una sonrisa divertida.
- Bien, podemos cambiar los ingredientes que se parezcan para que así los confunda – explicaba el más alto
- Si, mira este se parece a este… - señaló Junsu mientras tomaba los frascos.
- ¡NI SE LES OCURRA TOCAR MI COOOOOOOCIIIIIIINAAAAAA! – gritó Jae fuertemente con un tono de ultratumba mientras sostenía el cesto para la ropa vacio con una mano y con la otra sacaba (de quien sabe dónde) unos tenedores y lanzándolos en contra de los dos menores (muy al estilo anime).
- Hyung nosotros solo… - quiso explicar el delfín al ver como los tenedores habían parado peligrosamente junto a sus rostros quedando clavados en la pared.
- ¡Fue idea de Junsu! – interrumpió Minnie
- ¡Oye! ¡Esa no es manera de tratar a tu hyung! ¡Me estás entregando y eso lo iba a hacer yo! –
- ¡Pero como mi hyung tu deber es sacrificarte por mí que soy más joven, ya que soy parte del futuro de este mundo! –
- ¿Ahora SI soy tu hyung? – reclamaba el más bajo jalándole la oreja
- VAYANSE O SALDRÁN LASTIMADOS – dijo Jae alzando un poco más la voz para asegurarse de ser escuchado mientras les mostraba a los chicos como sacaba otro par de tenedores haciendo ademan de estar dispuesto a lanzarlos nuevamente contra ellos y esta vez dar en el blanco.
- COREEEEEEEEEE – gritó el más alto de todos poniendo a Junsu enfrente de él
- Sí, pero ¡NO ME USES DE ESCUDO! – replicaba mientras huían y al mismo tiempo peleaban.
- Awwwww, la pared de mi cocina… - dijo con voz suave mientras quitaba los tenedores – Esos niños, todo por su culpa – refunfuñaba mientras inspeccionaba el daño.
- Pues nadie te dijo que lanzaras utensilios de cocina contra las personas - reclamó Changmin asomando la cabeza nada más y cuando recibió una mirada asesina por parte del mayor simplemente desapareció.

Como la noche se acercaba los chicos se pusieron de acuerdo para salir a bailar y tomar algunos tragos, para divertirse y disfrutar su última noche libre.
Todos se habían vestido de manera casual, sensual y muy masculina (excepto Junsu al cual tuvieron que vestir pues él no sabe de moda).

Los cinco chicos llegaron al muy exclusivo lugar y en cuanto lo hicieron se apoderaron del lugar con sus sonrisas encantadoras, movimientos hábiles y sensuales al bailar
Yunho bailaba con toda su talento lo cual llamaba mucho la atención y quien le cuidaba muy de cerca como “buena esposa” era Jae quien se perdió entre la gente bailando y después de un rato apareció despeinado y… ¿manoseado?

Mientras tanto Yoochun se encargaba de seducir a cuanta mujer se le cruzaba en el camino con una actitud conquistadora y misteriosa y una que otra sonrisa coqueta y matadora.
Por otro lado Junsu y Changmin apostaban por quien conquistaba a una chica elegida al azar primero pero terminaban peleando cual chiquillos.

Así pasaron horas hasta que el día se convertía en mañana y los jóvenes ídolos pop regresaban al departamento, agotados y felices por haber gozado la noche.

- Detente – dijo Jae de improviso a Yunho quien iba manejando
- Jaeboo, ¿Qué pasa ahora? – cuestionó el líder con el cansancio evidente en el tono de voz
- Mira, una tienda de dulces japoneses que no había visto – explicó el mayor señalando desde su lado la extraña tienda
- ¡Sí! – exclamó Changmin quien profesaba un amor profundo por la comida
- … - Yoochun no decía nada pues se encontraba perdido en algún lugar recóndito de su mente pues estaba dormido (o tal vez inconsciente)
- Vamos a comprar dango, hace mucho que no lo comemos – pidió/ordenó/sugirió Junsu abriendo la puerta de su lado en la parte trasera del automóvil seguido por Changmin.
- Bueno pero se apuran porque si no me quedaré dormido (inconsciente y mosqueado) como el ratón que está allá atrás. – dijo el gran líder en tono de broma.

Ambos jóvenes entraron a la tienda de aspecto viejo y polvoriento haciendo sonar una pequeña campanita al abrir la puerta.
Por dentro tenía ese mismo aspecto, solo que un poco más iluminado; en las vitrinas pulcramente limpiadas y muy bien acomodados se encontraban los dulces japoneses (insertando brillitos) de aspecto dulce y superficie suave, crujiente o esponjosa.
Ambos chicos miraban babeando (sobre todo Changmin) hasta que un hombre de aspecto enfermizo, delgaducho y tétrico se acercó al mostrador mirándolos con incredulidad.


- Buenos días jóvenes ¿En qué les puedo ayudar? – preguntó aquel hombre con una sonrisilla maliciosa.
- Bueno… - habló Junsu saliendo del trance – quisiéramos unas piezas de dango – explicó pues Changmin seguía admirando los dulces deseando comprar todos y cada uno.
- Por supuesto, ¿Cuántas piezas? ¿Dos? – volvió a preguntar sin quitar esa mueca que podía semejarse a una sonrisa
- Espera… - habló Changmin observando fijamente en un punto de la vitrina para después señalarlo - ¿Eso es un ojo? –
- ¿CÓMO? – preguntó algo alarmado dirigiendo su mirada hacia donde se estaba señalando pero antes ubicarlo el dueño lo tomó arrojándolo tras de sí.
- No, claro que no…. Jejeje, es que luego hacemos dulces con figuras extravagantes… - explicó mirando nervioso – para clientes extravagantes… – añadió
- Bueno, este… quisiéramos diez piezas – retomó el delfín.
- ¿Diez? ¿Acaso no son demasiadas dosis para ustedes solos? – preguntó algo incrédulo aquel dueño.
- ¿Dosis? (ha de referirse al azúcar) no… lo que pasa es que nuestros amigos nos están esperando afuera, somos cinco – respondió Junsu
- Ah… bueno eso lo cambia todo, más de tres de estos puede ser peligroso… - señaló el hombre abriendo la puerta corrediza de cristal que se encontraba de su lado tomando con su huesuda mano unas pinzas de tamaño medio - ¿Cuáles quieres? –
- Quisiéramos algo de dango –
- Pero yo no quiero dango – interrumpió Changmin antes de que el dueño fuese a hacer la orden – yo quiero daifuku –
- ¿A si? Pues entonces prefiero el dorayaki –
- No, es demasiado seco, entonces kusa mochi – replicó el menor haciendo puchero mientras que el dueño solo movía las pinzas de una lado a otro y deteniéndose ante los cambios de elección de los chicos.
- Pues que sea mizuame - el delfín no dejaría que el pequeño tomara la última decisión.
- Tonto, ese solo se usa para endulzar o como ingrediente para preparar los dulces ¿Quieres que nos de diabetes? – respondía con seguridad de sus conocimientos de Japón.
- Bueno, decidamos esto como la gente decente… - decidió Junsu procurando mantener la calma.

Unos momentos después ambos chicos salieron Junsu con cara derrotada y Changmin con una sonrisa de oreja a oreja llevando con ambas manos una caja blanca.

- ¿Por qué diablos tardaron tanto? – preguntó un muy fastidiado líder – les dije que fueran rápido no que esperaran a que me hiciera un año más viejo – dijo reclamando.
- Ya, ya… bueno, ¿Compraron el dango? – cuestionó Jae ignorando la molestia de Yunho.
- Jejeje, compré taiyaki – respondió Changmin emocionado mientras subía por la puerta trasera del automóvil y se sentaba junto a Yoochun quien seguía dormido/inconsciente.
- ¿Compraste? ¿Cómo decidieron quien era el que elegiría? – preguntó de nuevo el mayor de todos pues Yunho lo único que deseaba era llegar al departamento y dormir.
- Piedra papel o tijera – respondió molesto Junsu
- Si… pues considera que es una forma que utiliza “la gente decente” yo más bien creo que es la gente infantil jajajajaja. – explicó el pequeño disfrutando de la cara enfadada de su compañero de juegos.

Mientras el automóvil arrancaba alejándose de aquel lugar el dueño de la tienda miraba sonriente hacia afuera mientras que un hombre mucho más joven de mediana edad salía de donde se ubicaba la cocina.

- ¿Clientes nuevos? Creo que jamás los había visto – señaló el más joven
- No, son clientes nuevos, jejejeje – sonreía aquel hombre mientras acomodaba los dulces recién hechos que le había llevado su ayudante.
- Por cierto… ¿Has visto mi pelota con forma de ojo? –

Por otro lado los dioses nacientes del este llegaban a su departamento…

- ¡¡¡Jae!!! ¡Ayúdame con Yoochun que no puedo cargarlo yo solo! – pedía el líder arrastrando el cuerpo dormido (inerte) del ratón.
- ¡Espera!, que estos niños no se quedan quietos… - replicó el mayor volteando con intención de ayudarle, pero - ¡Junsu! ¡Bájate del sillón, no es para que andes saltando! – le regañó mientras volteaba a donde estaba Changmin - ¡Tú deja esa caja en paz, los comeremos al rato! – el menor lo ignora - ¡Te estoy viendo, no te hagas menso! –
- ¡Jae! – casi suplicaba Yunho – Jae… - iba cayendo – Ja… - cayó junto con el bulto que cargaba, perdón, junto con el Yoochun que cargaba.
- ¡YAAAAAAAAAAAA! – gritó el más grande - ¡Tú! Delfín escandaloso te sientas en este instante y ¡Tú! Devorador de todo lo que sea comestible deja eso de una buena vez y… - mira a Yunho y a Yoochun – Deja a ese ratón en cualquier lado, al fin y al cabo ya dormido (muerto) no importa donde pase la noche. – Terminando de decir esto se retira a su recamara para descansar.
- Uy… umma ya se enojó – comentó Changmin mientras por fin había sacado uno de los taiyaki y comenzaba a comérselo.
- ¡Oye!, yo también quiero – exclamó Junsu.
- Bien yo me voy a dormir, chicos no hagan mucho ruido porque si no Jae los matará – Y el gran líder se retiraba a sus aposentos dejando a Yoochun tirado en el suelo cerca de la entrada todo doblado e incomodo (para quien lo viera pues a él no parecía importarle)

Los pequeños de Dong Bang Shin Ki habían dormido unas horas y por alguna extraña razón ya que después de toda esa desvelada y tanta bebida se sentían más que despiertos, más… más… hiperactivos… (¿Más? Eso no podía ser bueno).

- ¿Crees que esté muerto? – preguntó Changmin picando a Yoochun con el dedo
- Quien sabe… - respondió Junsu mientras le metía en la boca semi abierta un taiyaki
- ¿Qué demonios haces? ¿Cómo osas desperdiciar la comida así? - Reclamaba el menor pero cuando iba a quitarle el taiyaki de la boca Yoochun aun con los ojos cerrados tomó con ambas manos el postre con forma de pescado y comenzó a comerlo.
- Por eso le dicen ratón, parece un hámster comiendo boca arriba… - señalaba el menor.

Ya era por la tarde, los tres mayores se sentían todavía muy cansados por las horas de sueño que les faltaban pero debían seguir con el trabajo, así que Jae preparó un almuerzo para darles energía comiendo al final su taiyaki, menos el líder que no era afecto a los dulces cediéndoselo a los menores quienes se lo comieron gustosos.

El set de grabación estaba compuesto de varios mini escenarios en los cuales debían interactuar, había uno que era de un súper mercado, otro era una recamara y otros una especie de parte superior de un edificio como una azotea.
Por alguna extraña razón los cuatro chicos se sentían un poco mareados pero muy felices y eso era más que claro pues no podían borrar las sonrisas estúpidas de sus rostros.

- ¡Comida! – gritó el menor del grupo dirigiéndose hacia unos de los pasillos falsos tomando una lata entre sus manos intentando abrirla
- Eso no es comida, déjalo ahí – le reprendía Yunho
- Pero tengo hambre... – y un puchero se asomó en su tierno rostro
- Acabas de comer, por favor, primero vamos a trabajar – el líder estaba por convencerlo pero las cosas ya no serían fáciles.
- Que mal padre eres – intervino Jae con un fondo de música dramática – Tu hijo se muere de hambre, y tu le niegas el alimento – llanto sobre actuado – ¿Dónde quedó el hombre del que me enamoré? Buaaaaaaaa –
- ¿De qué diablos estás hablando? – pero no tuvo tiempo pues un chillido parecido al de un delfín dirigió su atención al mini escenario de la azotea.
- ¡Mira umma! ¡Puedo volar! – y el delfín se lanzó de la parte más alta de ese escenario produciendo un sonido parecido al de un costal que es arrojado desde dos metros de altura.
- Dios, eso sí fue un fregadazo. – comentó Yunho
- Padre desnaturalizado, en vez de ayudarlo alientas sus estupideces – continuaba reclamando Jae con dramatismo exagerado
- ¿Qué? ¿Por qué ahora yo tengo la culpa? – preguntaba el líder algo frustrado por esas conductas.

Junsu seguía intentando ser el primer delfín volador, Changmin buscaba alguna lata que fuera de verdad y que contuviera algo comestible, mientras Jae lloraba falsamente por sus hijos y el padre desnaturalizado que poseían.
Solo faltaba alguien y al parecer ya hacia acto de presencia…

- Joven Yoochun no creo que deba hacer eso – recomendaba una de las chicas del staff al ver que el ratón se había subido a una viga y bailaba “Stay with me tonight” balanceándose peligrosamente.
- Bien, lo que me faltaba – decía Yunho quien comenzaba a desesperarse.
- ¡No! ¡Yoochun! ¡Se que Yunho no ha sido un buen padre pero no tienes porque suicidarte! – le gritó Jae
- ¡Hey! Si encuentras algo de comer allá arriba lánzamelo – le gritó Changmin sosteniendo otra de las latas falsas.
- ¿Cómo va a haber comida allí? – bien era incluso más estúpido el preguntarlo, pero al parecer el líder no podía pensar bien con todo ese alboroto.
- ¿Ves porque no eres un buen padre? – reclamó Jae alejándose de ahí muy enojado.
- Si te caes, te vas a lastimar… ¡Yo soy el único que puede volar! – y Junsu también se fue para probar que lo que decía era cierto.
- Bien, esto es peor de lo que pensé – dijo para sí mismo Yunho
- “Stay with me tonight kono mama tomodachi nara kimi no kokoro” – seguía cantando el ratón hasta que por fin perdió el balance y cayó de la viga, pero para su suerte (y mucha) al caer una de sus piernas se enredó en una cuerda gruesa y quedó suspendido en el vacío balanceándose.
- Bien… creo que con eso no puede causar más estragos – comentó Yunho mientras lo veía balancearse como un péndulo.
- Wiiiii jajajajaja waaaaaaaa wiiiiiiii jajajajaja waaaaaaa wiiiiiiiiiiii jajajaja – era lo que salía de la boca de Yoochun
- Déjenlo un momento, después bájenlo y no lo dejen suelto – ordenó el líder mientras iba buscando a los otros.
- Yunho, ¿Qué rayos está pasando con esos cuatro? He recibido llamadas de todo el set reportando que se están portando extraño. – cuestionó el manager
- No lo sé, hace unas horas estaban bien - fue lo único que pudo decir
- ¿Tomaron algo? ¿Bebidas energetizantes, mezclaron alguna pastilla con café o azúcar? – volvió a interrogar el manager mientras escuchaba que su celular sonaba de nuevo.
- No, a menos de que el taiyaki de la tienda de dulces japoneses les haya hecho daño – respondió con sarcasmo volteando hacia una dirección incierta al escuchar ese peculiar sonido de delfín.
- ¿Tienda de dulces japoneses? ¿Una tienda de aspecto viejo y algo terrorífico? – interrogó el manager obteniendo un movimiento afirmativo de parte de Yunho – Bien, debo hacer una llamada, encárgate de esos cuatro, creo que se les pasara en un par de horas - ordenó mientras se alejaba buscando en su celular cierto número.
- Bien, esto no va a ser nada bueno… - y Yunho debía cazar a sus propios compañeros.

Primero debía ser el menor…

- Esto es demasiado estúpido y lo peor es que creo que si va a funcionar – hablaba para si esperando a que el menor cayera en una trampa que parecía sacada de una película de casería, pero con indumentaria poco convencional, lo que se puede traducir a una manta sujetada en lo alto sobre un emparedado de mermelada de fresa colocado en un plato de porcelana blanca, era simple; en cuanto Changmin se acercara a la amada comida la manta caería sobre él y los chicos del staff lo amarrarían.

Era el momento, esto realmente iba a funcionar y realmente funcionó; cuando Changmin tomaba el emparedado a punto de comerlo los del staff se abalanzaron contra él enrollándolo como un sushi y amarrándolo.

- Bien, va uno… -

El segundo era el más grande, esto era aun más sencillo; lo único que debió hacer era coquetearle a uno de los chicos del staff y la “esposa celosa” apareció reclamando (por enésima vez) que era un mal padre y lo primero que hizo (más bien lo segundo después de amarrarlo) fue ponerle una cinta adhesiva en la boca para no escucharlo más.
Mientras todo eso pasaba el manager hablaba por teléfono…

- ¿Bueno? Tío… quiero hacerte una pregunta… ¿De nuevo estás haciendo dulces japoneses con tus ingredientes naturales que te dan “ánimos”? –
- … - sin respuesta
- ¡Tío! – le recriminó
- ¿Qué? Son ingredientes naturales y dan energía extra, además ni lo notan – se excusó
- Sí, pero eso es para los adictos, les vendiste a chicos que no consumen ese tipo de cosas –
- ¿Y qué quieres que haga? Tienes que esperar a que se les pase –
- Lo sé, solo quería saber a que me atengo, solo prométeme que ya no les venderás a los grupos idol pop –
- … - sin respuesta
- ¡Tío! –
- Está bien, está bien lo prometo, no vemos - y colgó

Yunho había capturado a casi todos, solo faltaba Junsu al cual no encontraba, así que decidió dejar de buscarlo y que él fuera.

- Juuuunsuuuu, tengo un video juuuueeegoooo nuuuevooooo – decía agitando la cajita para que sonara pero no obtuvo respuesta – y… siiii noooo vieeeeneees se lo doooooy a Changmin – y en ese momento se escuchó su risa escandalosa y se vio como el menor fue corriendo hacia el arrebatándole la caja.
- ¡Oye! Esto es una mini caja de cereal… no jus… waaaaaaaaaaaaaaa – y los del staff actuaron nuevamente de manera rápida y lo enrollaron amarrándolo.
- Por fin… - respiraba aliviado Yunho observando como esos cuatro se intentaban liberar y al no poder hacerlo se arrastraban como gusanos.
- Yunho… no te preocupes por ellos estarán bien en unas horas – le reconfortaba el manager observando como Jae seguía hablando aun con la cinta en la boca, Changmin se arrastraba intentando alcanzar el emparedado aun en el plato, Junsu lloraba por su falso video juego y a Yoochun levantándose como podía pareciendo un tubo y lanzándose contra los otros tres.
- ¡Todos con todos! ¡Todos para uno y uno para todos! – decía gritando y sonriendo de manera estúpida.
- Esto será largo y pesado… - decía resignado el líder.

Unos días después los chicos se habían recuperado, solo les quedaba superar la falta de memoria y los ocasionales dolores de cabeza.
En unos de esos días de recuperación el timbre sonó y como los demás estaban descansando el pobre líder fue a abrir, cuál fue su sorpresa cuando se encontró con Heechul, Leeteuk y otros integrantes de Super Junior, siendo el primero quien cargaba una caja blanca y al verla Yunho sintió un mal presentimiento.

- Hola Yunni – saludó emocionado Heechul
- Pasamos por una tienda de dulces japoneses que nunca habíamos visto y decidimos comprar algunos y venir a comerlos todos juntos – explicó el líder de SuJu inocentemente pero no tuvo tiempo de decir más, pues Yunho al escucharlo simplemente les cerró la puerta en la cara.
- ¿Quién era Hyung? - preguntó Changmin adormilado con una galleta en la boca
- Nadie, mejor ve a descansar – respondió el líder, pues al parecer la estupidez no perdona a nadie.

FIN

14 comentarios:

  1. michel7/25/2010

    aaa q divertidoestuvo muy bien y divertido
    y jae comoesposa desesperada XD

    ResponderEliminar
  2. hahahahaha
    bueeeenisimooooooo!!
    hahahahaha (ataque de risa)

    ResponderEliminar
  3. neko-chan7/26/2010

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA me dió un ataque de risa, estubo genial....la parte de cuando los amarran y se arrastran como gusanos jajajajaj fue la mejor *imaginandolos XD* y cuando chunnie en la viga y susu intentando volar y joongie haciendo drama jajajajaja....muy bueno....hubiese sido divertido ver a la chula y a siwi todos locos jajajajaja

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que el líder no comió también los ansiados dulces, porque sino... ¿Quién iba a poder controlarlos? Cuatro descontrolados ya es suficiente problema, mejor ni imaginar si fuesen cinco.... xDDDD

    ResponderEliminar
  5. Ehm, siento volver a postear, pero creo que hay un error en alguna parte... ¿Por qué al pinchar en el link al fic "Tarde fría" redirecciona otra vez a este fic? O.o

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7/26/2010

    estuvo muy bueno no paraba de reir y mientras mas leia mas me reia sobre todo con la forma de capturarlos gran ingenio de nuestro lider y sobre todo el tuyo felicidades calificacion maxima katyna

    ResponderEliminar
  7. HAHAHA, muy buen fic
    uno casi ya no encuentra fics en los que se exprese el amor a la comida de Minnie o que Jae es una magnifica/celosa umma xD
    en verdad, uno de los mejores fics Comedia/shonenai que he leído =)

    ResponderEliminar
  8. lalablog-fan^^7/28/2010

    hahahahahahaha loo maaaaaaximo este ficcc XDDD !!! de pana que estuvo increible XDD XDDD brillante!!!! XD me hizo reir muxo de verdad felicidades ^^

    ResponderEliminar
  9. HAHAHA! Me gusto x3! (Y)

    & el final.. xD! ¿Qué culpa tenia el pobre Leeteuk & los demas Sujus?

    xD! Gracias por subir 8D!

    ResponderEliminar
  10. lollllll
    lloréeeee xDDDD
    y me reí como locaaa xDDDD
    estuvo demasiado buenoooo xDDDD
    No supero eso de Junsu y que"¡puedo volar!" xDDD HAHAHAHAHAHAH
    Y Changmin con su emparedado xDDD LOLLLL
    Me hubiese muerto de risa viendo como los SUJUS molestaban a Yunho xDDDDD
    Gracias por ti fic! bastante original! *o*

    ResponderEliminar
  11. Anónimo6/01/2011

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    ResponderEliminar
  12. Anónimo11/10/2011

    JAJAJJAAJJAJAAJAJAJA YOOCHUN JAJAJAJAJAJAJ JUNSU JAAJAJAJAJAJ JAJEOOONG JAJAJAJAJAJAJA CHANGMIN JAJJAJAJAJA Y el único normal, Yunnie XD XD XDDDD
    NO LO SUPERARE AJJAAJAJAJA
    Y ahora falta la historia de SuJu AJJAJAJA

    ResponderEliminar
  13. que bueno xDDDDDD!!! este fic es un descojone enserio... solo de imaginarlo me entra la risa tonta XDXD

    ResponderEliminar
  14. Jajajajja muy bueno me encanto y mori de risa changmin con su ampr a la comida y jae jajaja como la puena esposa dramatica y celosa jaja lo ame ♥

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD