Malentendido nocturno

7 comentarios
Título: Malentendido nocturno
Autora: Paw Yoochun
Género: Slash,
Pareja: JaeMin
Extensión: Oneshot
Trama: más que trama, dos moralejas; "No hagas cosas buenas que parezcan malas"(para Min) y "¡Ya deja de pensar como una fangirladicta a los fanfics y defiende al maknae!" (para Jae).
------


Era ya entrada la noche y después de un arduo día de trabajo, el mayor de los DBSK se disponía a dormir para recuperarse de su agotadora jornada no sin antes revisar su sitio favorito de fanfics de DBSK. Si, leyeron bien, este chico es un adicto sin cura a esos retorcidos relatos hechos por las fans más extremas. Pues bien, tenemos que después de leer algunas historias, Joongie estaba tan agotado que decidió irse a dormir.

Apagó su laptop, salió de su estudio y se dirigió a la habitación que compartía con Changmin, quien por cierto, es su novio, para pesar de las fans del Yunjae. Caminaba por el pasillo algo adormilado cuando percibió ciertos sonidos provenientes de la cocina “Deben ser el ratón y mi bebé en uno de sus ataques nocturnos a la nevera…” , se dijo a si mismo pero antes de llegar a dicha habitación se quedó parado en el living sin saber que hacer ya que las voces provenientes de la cocina discutían entre susurros, tal vez para evitar despertar a todos en la casa. Dudando un poco, se quedó en ese lugar escuchando sigilosamente la conversación que tenía lugar en la otra habitación.

“No hyung, ¡Es demasiado grande! además no me das confianza y menos con esa mirada...” decía la angelical voz de Changmin en un tono de reproche. “Vamos Min, yo sé que va a gustarte” respondía la voz más grave, que seguramente era de Yoochun. Jaejoong se quedó helado ante tal diálogo. La verdad es que era entretenido leer acerca del YooMin en los fics y todas esas parejas que las fans formaban entre los integrantes del grupo, pero el hecho de saber que una escena de esas que acababa de leer podría ser cierta le causaba celos… además de un morbo enfermizo que lo hizo pegar el oído a la puerta esperando escuchar con mayor claridad lo que los dos dentro de la cocina decían. “¡Pero, hyung! “exclamaba el ya-no-tan-pequeño Min con voz quejumbrosa a lo que Chunnie respondía, “Ya Min, ¡No te hagas el inocente! ¿Quién te manda a tener esa boca tan golosa?”, cosa que Jae no se atrevía a desmentir, sin duda su amado niño era un goloso de primera.

Changmin no decía nada pero el ratón seguía tratando de convencerlo. “Si, no te hagas, sí que la tienes, por eso mismo es que fuiste el primero en el que pensé para hacer esto” explicaba Yoochun en un tono de voz que sonaba entre suplicante y meloso. “Pues para eso tienes a tu delfín, hyung” dijo Changmin con voz quejumbrosa y Jaejoong sólo pudo imaginar a su tierno amante haciendo un puchero con lo que una sonrisa se formó en sus lindos labios.

Esto sonaba muy mal, pero no podía contener las ganas de seguir escuchando sin intervenir. “Sólo estoy pidiéndote un poco de ayuda… anda Min ¿Acaso no piensas ayudar a tu hyung? Será rápido, vamos abre la boquita, di aaaaa…” decía Yoochun con tono suplicante. “¡Pero hyung, está muy grande! “ respondía Changminnie. Los celos de Jaejoong comenzaban a vencer su morbo, sin embargo, quería ver hasta donde serían capaces de llegar estos dos. “No te hagas, que esa boca tuya está hecha para soportar cosas bastante grandes…” decía el ratón con voz juguetona. “Pero hyung… tengo miedo ¿Qué tal si me pasa algo?” se escuchaba a Changmin reprochar con tono inocente y preocupado, pero el otro no cedería tan fácilmente, “Vamos pequeño, necesito que me ayudes, cómetelo completo, mira, incluso le puse tu crema batida favorita…”.

Jaejoong estaba intrigadísimo… eso de la crema batida sonaba bastante raro. “Esta bien, pero recuerda que esto sólo lo hago para ayudarlos a ti y al trasero de pato…porque puede que yo tenga una boca muy grande y que siempre tenga hambre…pero no soy tu conejillo de indias hyung y además… ” Yoochun lo interrumpió, “Si pequeño, ¡Ya lo entendí! Entonces…¿Vas a ayudarme o no?”. Jaejoong estaba atentísimo a la respuesta y se quedó boquiabierto al escucharla. “Está bien Hyung, pero sólo lo hago porque soy muy buena persona… ¡Y me debes una eee!.

El maknae había cedido a la indecorosa propuesta de Yoochun y justo cuando Yoochun decía “A ver Min, abre grande, di aaaaaa” y Changmin respondía con un “Aaaaaaa” Jaejoong sólo podía pensar en matar a la rata pervertida por tratar de aprovecharse de su bebé. “¡Alto ahí pervertido, ni se te ocurra tocar a mi bebé!” dijo mientras abría la puerta de un golpe, en su rostro se notaban el enojo y las ganas de arrancarle la cabeza a Yoochun con sus uñas recién manicuradas, sin embargo su cara de asesino serial se convirtió en una de imbécil al darse cuenta de que la escena que esperaba ver no tenía nada que ver con lo que sucedía en la cocina.

Efectivamente, estaba muy claro que ahí se encontraban el ratón pervertido y su Changmin, sin embargo nadie estaba desnudo, ni de rodillas, y mucho menos, Yoochun tenía su xxx en la boca del maknae… casi se le cae la cara de vergüenza cuando se dio cuenta de lo tonto que se veía ahí paradote con los puños apretados. Sólo atinó a decir “Oigan ustedes dos… ¿Qué rayos hacen en MI cocina a estas horas de la noche?” fingió enojo. Yoochun lo miraba fijamente poniendo también cara de imbécil pero además se le notaba confundido, sin embargo, el menor de los tres captó rápidamente lo que el mayor había malinterpretado y sin dudarlo le preguntó a Jaejoong con una sonrisa tan burlona como traviesa en los labios “La pregunta aquí, hyung, es más bien ¿Qué rayos es lo que pensabas que estábamos haciendo en TU cocina a estas horas de la noche?” y se sintió feliz de usar las mismas palabras del mayor en su contra.“Eso te pasa por ser un morboso adicto a los fanfics Kim Jaejoong” se dijo Jae a sí mismo y se puso de mil colores sintiéndose el imbécil-celoso-descerebrado-asesino-de-ratones más grande del mundo, y sólo atinó a rascarse la nuca y ofrecer una risita demasiado nerviosa que hizo que el deseo de Min por seguir molestándolo aumentara de manera exponencial. “Responde hyung, acaso pensabas que yo estaba a punto de…”. No pudo terminar su frase cuando un abochornado Yoochun (demasiado lento por cierto) con las mejillas de un rojo estilo Don cangrejo lo interrumpió y se apresuró a decir “Estábamos… bueno, Min estaba probando un pastel que estoy practicando para el cumpleaños de Junsu, sabes que apesto en esto de la cocina y em… necesitaba urgentemente que alguien me diera su punto de vista… y como Min es tan comelón, pues pensé en él …”.

El rostro de Jaejoong regresó a su característico tono rosa pálido mientras su expresión se relajaba al tiempo que una sonrisa comprensiva se dibujaba en sus labios, se acercó a la mesa en la que se encontraba un pastel algo chamuscado y torpemente cubierto con crema batida, rio un poco ante la inexperiencia culinaria de su soulmate y quitándole a éste el tenedor con el que pretendía dar a probar el pastel a Changmin, partió el trozo de postre (que por cierto, si era muy grande, incluso para la bocota de Changmin) y se lo comió feliz de la vida.

El maknae hizo un puchero al ver que le arrebataban la posibilidad de probar primero el pastel pero su gesto de berrinche desapareció cuando Jae tomó un poco más y se lo dio en la boca. Yoochun no pudo evitar sonreír porque al parecer, su pastel había pasado la primera prueba (Nadie había muerto al probarlo) luego Jaejoong tomó un poco más y mientras lo saboreaba complacido dijo “Está rico, la próxima vez usa más fruta”. Estaba tan orgulloso de Chun que no se percató de que tenía media cara en barrada de crema batida, cosa que el sonriente Yoochun tampoco notó porque se apresuró a abrazarlo mientras pronunciaba con voz emocionada un “¡Gracias Joongie!” y se dirigía casi flotando a su habitación inmensamente feliz por haber cocinado algo comestible al menos una vez en su vida.

En la cocina se quedaron los otros dos y se ofrecieron una sonrisa cómplice. Mientras Jae se apresuraba a tomar un poco más de pastel, el más alto se acercó a el y con una mueca traviesa en el rostro le dijo “Eres un malpensado Kim Jaejoong…”. Cuando estaban a solas podía olvidarse de llamarlo hyung. El aludido enrojeció de nuevo y nervioso se lamió el labio inferior con aquel gesto que enloquecía a las fans pero que el hacía de forma casi inconsciente.

Sólo pudo articular “Perdón Minnie…” mientras bajaba la mirada. “Soy un tonto” dijo completando su frase “Y además un malpensado celoso” lo interrumpió Min mientras se le acercaba peligrosamente y le decía “Tienes algo de crema aquí”, señalando la mejilla del mayor quien alzó la mano para limpiarse pero dicho movimiento fue impedido por el maknae quien apartó delicadamente su mano y lamió su mejilla.“Que dulce” murmuró con tono provocativo mientras se lamía los labios. Jae dejó escapar un gemidito mientras el maknae continuaba lamiéndole la mejilla y su lengua traviesa se encaminaba a sus labios. Estaba tan atontado que ni siquiera se dio cuenta de que el otro chico tomaba un poco de crema batida entre sus dedos y le manchaba la nariz, “¡Eres un travieso!” dijo Jae mientras hacía un puchero. “¿Quieres ver que tan travieso puedo ser… hyung?” dijo Changmin con la voz más incitante que poseía, poniendo especial énfasis en el “hyung”.

“Los niños malos merecen ser castigados” aseguró Joongie siguiéndole el juego mientras se limpiaba la nariz. “Pero si yo soy un niño tan bueno que … al contrario, merezco un premio!” exclamó Min mientras hacía una pausa y tomaba el envase que estaba sobre la mesa, “…con crema batida encima…” completó su frase y mientras se relamía los labios se acercó a Jae y le susurró al oído “Anda Joongie… compláceme… ¿Qué no ves que sigo con hambre?...” El mayor sólo pudo sonreír y le dijo con tono complaciente “…está bien Minnie, está bien…”.

Mientras los dos hermosos chicos se dirigían apresurados a su habitación, en la cara del mejor se dibujaba un gesto que decía “Me encanta que Jae se ponga celoso” mientras que en la cara del mayor se podía leer un “Creo que más que un premio, mi bebé necesita un buen castigo… además tengo ganas de escenificar ese fic JaeMin que leí hace rato…”.

Esa noche Changmin aprendió que con el celoso de Jaejoong… NO se juega.


Nota de la Autora: Durante la realización de esta fanfic ningún ratón y/o maknae salió herido (al menos no sin su consentimiento...) Cualquier parecido con la realidad… ¡Avísenme que lo grabo!... ejem*cof cof*, digo, es mera coincidencia.

7 comentarios:

  1. hahahaha muy bueno!!! me ha gustado mucho.... gracias ^^

    ResponderEliminar
  2. OMO O.O necesito otro jaemin o al menos la conti de que sucederaaaaaaa en el cuarto que fic escenifican1!!! O.o

    ResponderEliminar
  3. ahhhh jaemin...
    gracias!!!
    estuvo divertidisimo!!!
    ja asi que jae se unio al blog de lala TVXQ!
    hahahaha

    ResponderEliminar
  4. xDD!!
    Jae es un fanficsta anonimo~ xDD
    los fics son adictos a el! no el a los fics! 8DD
    tiene el mismo problema qe yo(?)

    ResponderEliminar
  5. Pochyy8/20/2010

    jjajaaa xD
    jae fanattico de los fic
    se parece a mi xD
    me encanto el fic

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4/12/2011

    Jajajaja, me encanto tu fic. XD
    Y q mal pensado Jae, todo x leer demasiadoa fics, aunq yo estoy en las mimsmas jajaja

    ResponderEliminar
  7. jajajaj..lo ame!!!
    como me gustaria q ellos escenificaran todos los fics Jaemin q hay en este foro~

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD