Solo tienes que decirlo

8 comentarios
Titulo: Solo tienes que decirlo
Autor: katy_malu2
Pareja: YooMin (HoChun)
Género: Slash, Lime
Extensión: Oneshot
Nota: este es el primer fic que escribo, así que no sé si me quedó bien, pero espero no recibir duras criticas.
------

- ¡Hey tú! ¡Trae los refrescos! ¡Ah, y también la película que compramos! – le dijo al menor, mientras él se sentaba cómodamente en el sofá
- ¡Sí hyung, ya voy! – le contestó pensando en lo ocioso que era su hyung, siempre tan flojo y mandón, toda la vida aprovechándose de él, siempre era tan… tan…
- ¡Oye! ¡¿En que estas pensando?! ¡¿No te dije que te apuraras?!
- Si, ya voy, ya voy.


Se disponían a sentarse en el sofá, para ver una película, ya que todos habían salido de compras y ellos no querían salir, cuando de pronto… ¡se cortó la luz!

- ¿Qué rayos….?
- ¡Hyung! – dijo Changmin trepándose al cuello de Yoochun
- ¿Qué diablos te pasa? ¡quítate! – le dijo sacándoselo del cuello y tirándolo al suelo, sin querer.
- ¡Ouch! Lo siento, fue un impulso…- le dijo, poniendo la carita mas tierna que pudo.
- ¡Aish…!,A mí no me pongas esa cara de cordero degollado, que en vez de darme lastima me dan escalofríos, y ya levántate de una vez ¿Qué haces ahí tirado?
- Si, discúlpame hyung
- ¿y ahora por qué diablos me pides disculpas?
- No lo vuelvo a hacer, lo siento.
- Ya déjate de una buena vez de las disculpas y ayúdame a buscar una linterna – le dijo tomándolo del brazo y arrastrándolo hasta la cocina.

Buscaron la linterna por toda la cocina, y por más que buscaron y buscaron no la encontraron, lo único que encontraron, fueron unas cuantas velas.

- ahora… ¡a buscar fósforos!
- Hyung…
- Dime…
- Ya los encontré - le dijo seriamente
- Ah! Claro, ya lo sabía, es sólo que…
- Esta bien, esta bien, ya vamos a la sala – le dijo Changmin dándose cuenta de lo tonto que podía ser a veces su ratón… ¿su ratón? ¿en qué estaba pensando?, lo mejor era distraerse antes de que esos pensamientos regresaran.


Encendieron las velas en la mesita de la sala, y así se quedaron en silencio durante unos momentos, se prepararon unos emparedados y unos refrescos, y trataron de hacer que el tiempo se pase más rápido.

- hyung…
- ¿Qué quieres? – le dijo mientras masticaba un pedazo de su emparedado
- Estoy muy aburrido.
- ¿y a mí qué?
- Aish, no seas así conmigo, haz algo.
- ¿Cómo que?
- No sé, cuéntame algo
- algo… ¿Cómo qué?
- No sé, que tal si me cuentas sobre algún amor que hayas tenido
- He tenido miles, sé más específico – le dijo Yoochun sintiéndose superior
- Que tal uno que hayas tenido… con alguien… del mismo…del mismo…sexo – le dijo sonrojándose hasta las orejas.
- ¿Quéeeeee? – le dijo Micky que estaba bebiendo refresco antes de decir eso, y lo escupió todo en la cara de Changmin de la impresión.
- ¡hyung! ¡Que asco!
- ¿Qué asco?¡eso debería decir yo al oír las cosas que dices!
- ¿Por qué? – le dijo como si lo que había dicho fuese lo mas normal del mundo
- ¿Cómo que por qué?¿qué clase de persona crees que soy yo? ¿cómo se te ocurre decir eso?
- Está bien, está bien, lo dije de broma
- ¿En serio?
- Si, pero mira como te pusiste, estas todo colorado e incluso…¿estás sudando?, jajajajajaja, ¡vaya!¡no puedo creer que te haya puesto en apuros! Jajajaja – le dijo llenando toda la casa de risas
- Ya cierra la boca – le dijo Micky muy sonrojado
- Ok, ok, pero, en serio, ¿Por qué te pusiste así? Tal vez… quizás… de verdad tuviste… una relación de ese tipo?
- No es eso… es que…
- No lo puedo creer
- Yo no he dicho nada Changmin
- Cuéntamelo todo!!!!!! – le dijo Changmin muy sorprendido y a la vez muy entusiasmado con saberlo todo.
- Bueno, creo que ya no puedo ocultarte nada, te lo contaré si me prometes que no le dirás nada a nadie
- De acuerdo, de acuerdo
- Si se lo dices a alguien te mataré Changmin
- Ya entendí, pero empieza de una vez
- Bueno, nosotros íbamos a la misma escuela, así que el primer día de clases lo vi y me pareció que era una persona muy simpática, y más grande fue mi sorpresa cuando me di cuenta de que íbamos a la misma clase, así que me senté a su lado y con el tiempo resultamos ser los mejores amigos, hasta que entró a nuestra clase una chica transferida, ella era muy hermosa, todos los chicos babeaban por ella, incluso mi mejor amigo, a mi no me parecía la gran cosa, así que no le prestaba mucha atención, pero algo estaba mal, ella al parecer, al único chico que le prestaba atención era a mi amigo.
- Pero, eso ¿Qué tiene que ver?
- Sólo escúchame, el empezó a dejar de pasar tiempo conmigo, porque estaba constantemente en sus citas con ella, y algo raro comenzó a ocurrir dentro de mí, ya no podía sacármelo de la mente, todo el tiempo pensaba en él y además comencé a odiarla a ella, no comprendía lo que me pasaba, hasta que traté de analizar todo lo que me ocurría y me di cuenta de que tenía celos, me costó mucho admitirlo, pero esa era la verdad: ¡estaba celoso por mi mejor amigo!
- ¡Wow!, eres… tú eres…gay?
- ¡cállate idiota! ¡si alguien se entera de esto te mato!
- Bueno, bueno; continúa contándome
- Entonces, un día le dije que quería verlo, nos reunimos en un parque, al encontrarnos el solo habló de lo linda y perfecta que resultó ser su nueva amiguita, me dolía ver que se deshacía en halagos para ella, y entonces le dije, bueno mas bien le grité: ¡quiero que dejes de verla!, y el se quedó estupefacto, al preguntarme el porqué, yo no supe que contestarle, y él me dijo: no sabes cuanto tiempo había esperado a que te dieras cuenta de que te gusto, de ser así, mis sentimientos serán correspondidos. Y me besó apasionadamente, fue un beso que jamás olvidaré, y ese mismo día fuimos a su casa y ahí me explicó todo lo que él había planeado, para forzarme a decir que el me gustaba:”no sabes lo difícil que fue pasar tantos días sin verte y aguantando a una chica tan insoportable, pero creo que valió la pena”, luego se me acercó y comenzó a besarme más apasionadamente que en el parque y comenzó a recostarme en el sofá, sus manos fueron bajando hasta mi cintura, comenzó a quitarme la camiseta, y empezó a tocar mi cuerpo y a besar mi pecho, luego se posicionó entre mis piernas haciendo que su miembro erecto rozara con el mío por encima de la ropa, eso hizo que soltara unos gemidos que bastaron para hacer que él comenzara a quitarme los pantalones, para tomar mi miembro y comenzar con las succiones que hicieron que gimiera como nunca lo había hecho y que llenaron toda la casa de ecos de placer, ese mismo día, fui suyo, y creo que por más desquiciado que suene, no me arrepiento de nada.
- Wow!!!, pero hay algo que aun me da curiosidad
- ¿Qué cosa?
- Que en ningún momento mencionaste el nombre de tu amigo
- ¿P-por qué quieres sa-saberlo? – dijo Yoochun tartamudeando y poniéndose muy nervioso
- ¿Por qué tartamudeas?¿solo dímelo?
- No
- Por favor
- No
- Te lo ruego
- No
- Entonces les diré a todos que tuviste relaciones con otro hombre
- Esta bien, pero… es que… tu lo conoces.
- ¿yo lo conozco?¿quien es?¡dímelo!
- Es…es… Yu… es Yunho!!!!!

A Changmin casi le da un infarto de la impresión, se imaginó a varias personas, pero… Yunho? Cómo era eso posible?, el siempre fue tan varonil, tan atractivo y además… no!, no lo podía creer.

De repente la luz volvió.

- bueno, hace mucho calor, voy a bañarme – dijo Changmin mientras pensaba en lo inesperada que resultó ser aquella conversación.
- Ok – dijo Yoochun, quien se levantaba para recoger las velas.


El menor se fue a bañar mientras Yoochun, apagaba las velas mientras pensaba: ¿Cómo es posible que le haya contado eso a Changmin?, se lo hubiera contado a mil personas, pero ¿a él?¿que diablos tenía en la cabeza?, bueno, ya se lo había dicho, ya no podía hacer nada.

Yoochun aun recordaba como al día siguiente, él y Yunho despertaron juntos en la misma cama, y Yunho también le había dicho: “bueno, hace mucho calor, voy a bañarme”, y al salir de la ducha envuelto solamente en una afortunada toalla, fue Yoochun quien lo hizo suyo esta vez.

- Ouch! – dijo Yoochun al darse cuenta de que Changmin le había tirado el shampoo, que le cayó en la espalda
- Ya báñate tú también
- Más tarde… – y Yoochun se quedó paralizado al ver a Changmin envuelto solamente en una toalla, con gotitas que se deslizaban por su piel, con el cabello desordenado salvajemente, aquella escena era muy provocadora…
- ¿en qué estas pensando? – le dijo Changmin que se había quedado mirando a Yoochun porque nunca había visto una mirada así en el rostro.
- ¿ah?... yo… ¿qué? – dijo Yoochun que estaba en otro mundo, recordando viejas escenas dentro de su mente, pero esas escenas de verdad le habían agradado, ¿Por qué no volver a recordarlas?
- Nada, olvídalo – dijo Changmin quien también estaba pensando en todas las cosas que habían ocurrido entre Yunho y Yoochun, y que eran imposibles que también ocurrieran entre su hyung y él, solo le quedaba seguir guardando sus deseos.

De pronto sintió cómo alguien le tomó el brazo.

- Changmin
- ¿Qué pasa hyung?
- Bueno, yo… - dijo Yoochun mientras pensaba: “es imposible, no puedo hacer esto, él es muy inocente, no puedo, no puedo, no puedo… ¡pero sí quiero!”
- Hyung… ¿Qué te su…- antes de que pudiera terminar su frase, Yoochun ya estaba besándolo apasionadamente.
- H-hyung…ah… esto…ah…esto no está bien
- Claro que no está bien, pero tampoco está mal – dijo Yoochun deteniéndose para mirarlo a los ojos
- Te equivocas, esto está muy mal, pero podemos ser malos, muy malos por esta noche – dijo Changmin, sin poder creer que esas palabras habían salido de su boca.

Esta vez fue Changmin quien comenzó a besarlo, y rodeó sus manos por su cintura, haciendo que sus cuerpos se juntaran demasiado, logrando que sus temperaturas ascendieran cada vez más.

- No sabes cuanto te he deseado en silencio hyung – dijo Changmin con sorprendente esfuerzo, ya que estaba siendo devorado por los rosados y carnosos labios de Yoochun
- ¿Por qué nunca dijiste nada?
- Porque sería raro
- ¿raro?¿por qué?
- Yo no sabía que podías amar a un hombre, por eso es que me parecía raro
- ¿amar?, yo no te amo – dijo Yoochun tratando de fastidiarlo
- ¿no me amas?
- No
- Entonces diviértete tu solo – dijo Changmin mientras se alejaba de Yoochun
- Minnie no seas así
- Regresaré si dices que me amas
- No te lo voy a decir – dijo Yoochun – mi orgullo no me deja
- ¿así? Entonces hazlo con tu orgullo, ya que al parecer lo prefieres a él.
- Minnie… Minnie… ¡vuelve aquí!


Y Yoochun se quedó en la sala arrepentido, cuando de pronto sonó el teléfono.

- ¿con quien hablo?
- Yoochun, soy Yunho, mira a pasado algo por lo que no vamos a estar en casa en dos días
- ¿dos días?
- Si, así que pórtense bien los dos, y cuida de Changmin
- Ok, nos divertiremos mucho – “jugando mis juegos preferidos”, pensó Yoochun
- Hagan lo que quieran, pero cuídense y no hagan desastres en la casa
- Está bien
- No hagan incendios
- Está bien
- No la inunden
- Está bien
- No la derrumben
- Ok, ok ya entendí
- Bueno, bye cuídense


Como ya estaba anocheciendo Yoochun pidió pizza.

- ¡Minnie ven a comer!
- Ya voy, ya voy
- Ven siéntate a mi lado, vamos a comer juntos – dijo Yoochun tratando de estar cerca del menor
- Mmm... ¿me amas?
- Ya te dije que no voy a decirlo
- ¿sabes?, tengo ganas de comer en mi habitación, hasta mañana
- ¡Minnie!¡no seas así!


Ya muy noche, Yoochun volvió a recordar a Changmin con la toalla y el cabello revuelto, las gotitas que rodaban por su pecho, llegaban a su abdomen y después… simplemente desaparecían. Yoochun no podía evitar sentir que su amiguito quería despertar, se levantó de su cama para ir a tomar un vaso con agua, y cuando pasó por la habitación de Changmin oyó unos gemidos que parecían suspiros de gloria, se acercó más y oyó con más claridad aquellos gemidos que estaban deleitando sus oídos, pero se excitó mas aún cuando oyó, que esos gemidos murmuraban: “Yoochun, ah…ah…Yoochun…aaahhhh”.

El pobre Yoochun no se dio cuenta que la puerta no estaba cerrada del todo, y sin querer la empujo, haciendo que viera algo que jamás olvidará, vio el preciso instante en que la esencia de Changmin era liberada, seguida de un gemido que casi lo desquicia.

- ¿Qué hacías ahí escuchando tranquilamente? – le dijo Changmin con las mejillas ruborizadas
- Yo…yo…yo solo...,¿Cómo es posible que hagas esto solo?
- ¿Cómo es posible que tu no quieras acompañarme?
- Si querías compañía, solo debiste llamarme – le dijo Yoochun mientras lo besaba apasionadamente
- ¿me amas?
- …
- ¡ya dilo!, si no lo haces…¡te largas de mi habitación!
- … - Yoochun lo soltó, se fue hasta la puerta, cuando de pronto giró y gritó: ”¡te amo Shim Changmin!
- Yo también te amo mi ratoncito – dijo Changmin, contento de poder decirlo al fin
- Entonces… ¿Qué estamos esperando?

Fin

8 comentarios:

  1. Anónimo7/25/2010

    jejeje es una muy uena manera de hacerle decir te amo!!

    ResponderEliminar
  2. jajajaja ese changminnie xD lok daria pork me pasara eso tambn con el, le diria no una mil y mas veces cuanto lo amooooo xD, "soñar no cuesta nada" (8) para todo lo demas existe mastercard ó.ó/

    ResponderEliminar
  3. que insistente changmin con que yoochun le diga que lo ama
    jajajajaja me reí mucho

    ResponderEliminar
  4. Changmin es un chantajista xDDD Pero hay que reconocer que el chantaje generalmente funciona, sobre todo si las hormonas andan en medio. Y ya sabemos cuál es la parte de la anatomía masculina que toma las decisiones en estos casos xDDDDD
    ¿Y dices que es tu primer fic? No parece. Ánimo y sigue escribiendo que se te da bien! ^_^

    ResponderEliminar
  5. LOL................
    dios XD me mato de risa cuando changmin le pregunto "me amas"? osea que no friegue como le pregunta eso si apenas se habian dado cuenta que se atraen XD.. nadie ama asi de rápido.. pero estuvo divertido XD.. yoomin *o*

    ResponderEliminar
  6. jajajajajaja buenaa buenaaa muy buenaa XDD

    ResponderEliminar
  7. Anónimo11/25/2010

    jajajaja lokazo xD

    ResponderEliminar
  8. ahahaha xD muy bueno en serio :)
    me encanto ~
    pero que Minnie para mas uke ...
    "dime que me amas...o no hay nada" xDD

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD