Gee!

16 comentarios
Título: Gee!
Autor: Dara & Yóu!
Parejas: ChunHo (2U), HeeJoong (Heechul)
Género: Slash, Humor
Extensión: Oneshot
Notas: Leer este fanfiction puede causar estupidización masiva...y no es por lo bueno que está, si no por lo errado que es a mí me gusta la canción *w*
-------

-¡Rápido Chunnie! ¡Enciende el maldito coche! -los gritos que rompían la apacible y soleada tarde de ese sábado provenían de dentro de un local bastante ignominioso, dedicado al fino y bello arte de bailar en tanga con un tubo como soporte frente a la prestigiosa clientela conformada por borrachines, pandilleros y alguno que otro mafioso en aprietos.

-¡¿Y ahora que hiciste Yunnie?! -Chunnie llevaba un feo traje de dos piezas marrones, bastante holgado para su delgado cuerpo. Pisaba el acelerador a fondo mientras seguía dándole vueltas a la llave del destartalado convertible que conducía y que se negaba a arrancar en una pieza.

-¡Nada, nada cariño! ¡Apúrate maldita sea! -quien gritaba era la pareja de Yoochun, Yunho un alto caballero de fornidos hombros y gruesa voz que corría hacia fuera del local como perro de carreras drogado, ataviado con un cortísimo vestido de lentejuelas rosa chillón, unas zapatillas bastante puntiagudas, la peluca tipo Marilyn que usaba para su turno en el escenario y la sombra de bigote en la cara a la par de su pintalabios favorito, rojo puto pasión.

Yoochun se imaginaba de qué iba el cuento. De seguro se debía a que en un privado algún cliente le descubrió el paquete a su novio y se sintió engañado. Ya le había pasado al pobre Yunnie que quisieran matarlo debido al chistecito, pero se había salvado la misma cantidad de veces debido a "la carrera".

Finalmente el auto arrancó justo cuando Yunnie entraba en el y los clientes apenas salían a la puerta.

-¡Oh, mi Dios!, ¿viste a esos gorilas? Te juro que esta vez sí tuve miedo -Yunho se sujetaba el pecho con fuerza, estaba agitado por correr en zapatillas, un deporte extremo en algunas partes del mundo-. Gracias al cielo Mike los detuvo lo suficiente -Mike era el cantinero-mesero-saca borrachos gordo que manejaba el lugar y protegía a las "chicas". Yoochun lo escuchaba mientras se entretenía en conducir tan rápido como podía.

-¿Tan siquiera conseguiste dinero? Te advierto que ya no nos queda -Yunnie había estado revolteando su bolso en busca de goma de mascar porque según él, eso le tranquilizaba los nervios, pero al oír a Yoochun detuvo todo movimiento.

-¡Park Yoochun! -Micky pensó "Oh, no. Aquí viene"-. ¿Cómo coño puedes ser tan insensible joder? ¿¡Casi me matan y tú sólo piensas en el dinero!?... -Yunho le estaba gritando, sentía que le escupía la mejilla con la saliva que despedía al hablar. Se detuvo en un alto y las personas en los autos vecinos se voltearon curiosas, a ver la pelea de la pareja-. ¿Qué hubieras hecho si de verdad me quiebran? -las personas en los autos vecinos se dieron cuenta de que era una pareja gay y se les quedaron viendo con curiosidad... y asco-. ¿Acaso no te importo? ¡Oh, por Dios! -Yunho se puso a llorar, el maquillaje de mala calidad se le corría por la cara formando caminos negros-. Ya me decía mi madre que no era buena idea juntarme contigo, que era mejor si me iba con el vecino. A fin de cuentas no importa que él fuera gordo y feo... y que pesara 150 kilos y me llevara 15 años, ¡ah, no! Yo me quería ir con el joven y guapo Chunnie y he aquí lo que obtengo. ¡Perdóname madre!, ¡perdona a tu hijo que no sabe lo que hace!

Yoochun miraba a la gente en los autos con cara de circunstancia, pero no era correspondido con miradas de comprensión. Le miraban como a la tipa que se mete entre el matrimonio de alguna buena pareja y es presentada en el show de Cristina... Con odio pues...


****

Mientras estos hechos discurrían en un lado de la ciudad, al otro, en un lúgubre local oculto por millones de telarañas apelmazadas y un anuncio que ponía "Verdulería Chonita" en letras verdes fosforescentes, se encontraba una triste chica, que derramaba lágrimas de congoja como quien se deshace de la basura... fácil, fácil...

-¿Y entonces usted quiere que su prometido muera? -le preguntaba un sombrío joven, que sentado tras una pequeña y redonda mesa pasaba las manos con elegantes y estudiados movimientos sobre una bola de cristal. La chica asintió con lágrimas en sus ojos, sin ocultar la causa de su congoja-. Estará usted de acuerdo en que no es... una situación de poca delicadeza... ¿no es así? -sus palabras se deslizaban por su boca con una falsa suavidad. De nuevo la chica asintió-. Bien, entonces... puedo lanzarle en este momento una maldición que terminará con su vida instantáneamente, pero a cambio usted...

-¡Ni se te ocurra pedirme nada! -le cortó bruscamente la chica-. Recuerda que yo soy la hija de Lee Soo Man, quien no sólo es el dueño de esta plaza -¡Oh, no! El Grandioso Hechicero Changmin ya sabía que no-, si no también un jefe de la mafia que controla la mitad de la ciudad -Changminnie no hubiera querido que se lo recordara, gracias-; así que más te vale que tu conjurito salga y el imbécil engaña-novias de Junsu muera, porque si no lo matas te juro que mi padre acabará contigo, ¿me oyes Shim rata Changmin?

Changmin era un hombre que se distinguía por su actitud fría y su acusada falta de habilidad social... en otras palabras... era un cerdo papanatas que no trataba bien a nadie. Así que fue un shock inmenso el que una tiíta, que no levantaba ni siquiera cinco pies del suelo, le gritara de esa forma y, peor aún, lograra asustarlo hasta el punto de tener la necesidad de cambiar su ropa interior, pero ¡vamos!, tampoco era imbécil. No le quedó de otra más que levantarse del cómodo sillón y buscar entre un montón de rollos, pergaminos, libros y manuscritos polvorientos y medio deshechos por la humedad, aquel donde se encontraban los conjuros más poderosos que le había mencionado su abuelita, fuente de todo el poder y sabiduría que poseía.

TaeYeon se le quedó mirando, mientras cambiaba las páginas del libro como poseso, en busca del sortilegio indicado...

-¡Ah, aquí está! -señaló una página medio podrida-, aunque no se lee muy bien -eso lo había dicho en un susurro para sí mismo. Al escrito le faltaban algunas palabras borradas por el tiempo-. Pone que lo primero que hay que hacer es...

-¿Ya te quieres dar maldita prisa? ¡No tengo todo el puto día para desperdiciarlo en esta pocilga! -la dulce TaeYeon había elevado unas cuantas octavas su tono y sonaba terriblemente aguda. Su voz le perforó los oídos a Changmin haciéndolo saltar del espanto, la bola de cristal rodó por el tapete escarlata de la mesilla y presuroso se lanzó a detenerla de una posible caída.

-Lo primero que hay que hacer es CONCENTRARSE -le lanzó una gélida mirada a la joven- y no interrumpir el curso del hechizo.

-Ya vale, ya capto -los ojos de la chica rodaron. Estaba empezando a preguntarse por qué asistió a ese cuchitril en lugar de pedirle a uno de los matones de su papi que se encargara del trabajito... ¡Oh!, pero ella no quería huellas ni nada de eso. Suficiente tenía su papi con la policía pisándole los talones y los agentes encubiertos que había linchado la semana pasada en una limpia a "La Sociedad". Así que no le quedó de otra que dejar que el maguito Sonrics terminara con lo suyo.

-Bien. Necesito que te concentres en tu ¿novio? -la miró de reojo.

-Ex-novio, por favor. ¡Aish!

-Ex-novio entonces. -Changmin estaba exasperado y quería terminar cuanto antes-. Cuando visualices cada característica de él, yo seré capaz de verlo en esta bola, sin albur, y entonces recitaré el conjuro que le provocará una muerte inmediata, como si fuera un ataque fulminante al corazón, ¿entiendes?

-¡No me trates como a una retrasada y tampoco me mires así! -Changmin la miraba con las cejas enarcadas y con una expresión estupidísima, imitando a los conductores de programas infantiles que creen que son para gente retrasada... Dejó de mirarla así y volvió a repantigarse en su asiento tras la bola de cristal.

-OK, entonces empecemos. Cierra los ojos por favor y...

-¡No!, ¿qué tal si cierro los ojos y me quieres manosear? -TaeYeon tenía cara de asco.

-No lo haré... -suspiro-, ahora cierra los ojos y concéntrate. Rememora como es su cara, su altura, la forma en que camina y se para, sin albur también... -El Hechicero Changmin ya alcanzaba a visualizar algo entre las blancas brumas de la esfera-, en fin, imagínatelo todo.

-¿Todo? -preguntó aún con los ojos cerrados y el gesto de concentración.

-Todo... -pausa para mirar la bola de cristal-. ¿Sabes qué?, mejor todo no. No necesitas ser tan específica mujer.

-¡Aish!, pues quién te entiende.

Changmin se volvió a inclinar sobre la esfera, que mostraba a un atractivo joven esperando de pie con los brazos cruzados sobre una acera. Se veía bastante despreocupado y alegre, para nada como lo había pintado esa bruja que tenía enfrente... pero trabajo es trabajo pensó.

-Muy bien. Quiero que mantengas esa imagen en tu mente mientras yo recito las palabras que le darán la muerte.

-Está bien. -TaeYeon siguió visualizando a Junsu, pero cuando Changmin empezó a cantar esa absurda canción casi se echa a perder la imagen mental que había logrado crear, por no decir que explotaba en coraje...

-¡No te desconcentres!, sigue, sigue... -Changmin volvió a entonar el hechizo...

Wee-ooh wim-o-weh. Wee-ooh wim-o-weh.
Wim-o-weh o-wim-o-weh o-wim-o-weh o-wim-o-weh
o-wim-o-weh o-wim-o-weh o-wim-weh.
Wim-o-weh o-wim-o-weh o-wim-o-weh o-wim-o-weh
o-wim-o-weh o-wim-o-weh o-wim-weh.

In the jungle, the mighty jungle, the lion sleeps tonight.
In the jungle, the mighty jungle, the lion sleeps tonight.

Wee-ooh wim-o-weh...


TaeYeon no lo soportó más.

-¿Por qué cantas esa estúpida canción?, ¿cómo jodida madre va a ser eso un hechizo? -le gritó exigente.

-¿Olvidé mencionar que mi abuela, la que me enseñó todo esto, era de África? -Si no fuera porque todavía no acababan TaeYeon hubiera sacado su revolver, cortesía de su papi, y le hubiera metido una bala en cada rodilla, pero decidió esperar pacientemente a que terminara, como la buena chica que es-. Y no sólo eso, soy un cuarto japonés y cinco octavos inglés...

-¿Y a quién le importa? ¡Termina YA!

-¡Ay, por Dios! la juventud de ahora no aguanta nada... Síguelo imaginando, de un momento a otro morirá In the jungle, the mighty jungle, the lion sleeps tonight. In the jungle, the mighty ju...

Pero antes de terminar de recitar las últimas palabras un estruendoso ruido rompió toda la escena y con ello, aunque todavía no lo supieran en ese momento, la eficacia del hechizo.

Neomu banjjak banjjak nunibusyeo No No No No No
Neomu kkamjjak kkamjjak nollan naneun Oh Oh Oh Oh Oh
Neomu jjaritjjarit momi tteollyeo Gee Gee Gee Gee Gee
Jeojeun nunbit Oh Yeah joheun hyanggi Oh Yeah Yeah Yeah...


Era el ringtone de TaeYeon... Changmin no lo podía creer...

-¿Aló?... ¡Ah, hola papi!... No aún estoy con el tonto Changmin... Sí, ya sé que es una plasta papi... ¿En serio? -TaeYeon interrumpió la conversación para amenazar a Changmin en nombre de su padre- dice mi papi que si no eres eficiente va a venir a reventarte la cabeza y a bailar sobre tus intestinos ¿entiendes?

Changmin asintió como un autómata.

****

Justo en ese instante, de vuelta al otro lado de la ciudad, un auto patrulla, que era conducido por el detective Heechul se detenía en el cruce de una avenida. Su compañero, Kim Jaejoong, checaba el horóscopo de ese día en el diario vespertino.

Al mismo tiempo, en ese mismo cruce, Chunnie pisó el acelerador dispuesto a huir, aunque se pasara el semáforo en rojo, todo con tal de escapar de la vergüenza que le provocaba Yunnie con sus interminables gritos y exagerados ademanes de brazos que mostraban el negro vello de sus axilas.

Al mismo tiempo un joven sonriente cruzaba la avenida y no se percataba del automóvil que venía irrefrenable justo rumbo a él.

Yoochun frenó de pronto. Se oyó el chirrido de los neumáticos cortando la calurosa tarde sabatina de ese mes de mayo. Yunho gritó.

-¡Oh, mi Dios Yoochun! ¿Pero qué has hecho? ¡Lo has atropellado, Jesús!, ¡te vas a ir al infierno por asesino! ¡ASESINO, ASESINO! -Yunnie comenzó a llorar de nuevo-. ¡No! ¡¿Por qué?! ¡Torito!

-¡Ya cállate quieres!, no ha pasado nada, de seguro que el tipo está bien. -Yoochun se contuvo de meterle tremendo zape a Yunnie para que espabilara. Una lluvia de claxons y pitidos empezó a sonar armando bulla.

Yoochunnie bajó del auto rápidamente, y se agachó a ver al pobre hombre al pie de su auto. Le dio un par de cachetadas bien tronadas a ver si con eso se levantaba, pero el muertito siguió tieso en su lugar, o al menos eso creía él. Yunho también bajó del automóvil y otras personas seguían ya su ejemplo. Chunnie le murmuró por lo bajo...

-¡Rápido Yunho! Ayúdame a subirlo al auto, como se nos muera de verdad ya bailamos, ¿me entiendes? -la gente hacía bola, curioseando el accidente.

-Pero Chunnie, ¿qué vamos a hacer nosotros con este muerto? -susurraba Yunho también. Le había cogido al vuelo el pensamiento a Yoochun, si la policía los agarraba por esto seguramente los refundiría en la cárcel por varios años, ya que no sería la primera, y de seguro tampoco la última vez, que estuvieran envueltos en problemas.

-Tú sólo sonríe y ayúdame a subirlo ¿ok? -siguió susurrando Chunnie-chun, después se dirigió a la gente alrededor, mientras entre él y Yunnie-yun cargaban al muertito sujetándolo por debajo de los hombros-: No se preocupen, ¡este mi amigo, caray!, me acaba de susurrar que andaba de peda y no más olieran el aliento a cuba que trae ¡pfff! No se los recomiendo. No se preocupen ya lo llevamos mi señora esposa -Yunnie levantó un brazo saludando a la gente y sonriendo tímidamente- y yo a su casa, aquí no ha pasado nada, no se preocupen por el compadre briago -Yoochun sonreía excesiva y falsamente..., pero Ciudad Seúl no es una ciudad que se distinga por su alta moralidad ni los inalcanzables y soberbios valores de su gente, así que esas amadas personas murmuraron lo loco que estaba y lo poco convincente que se veía y se devolvieron a sus autos sin tomarse la molestia de nada más...

Sin embargo las coincidencias no se hacen sólo por coincidir...

OK...

Sí es por eso. Terrible lapsus.

Retomando...

-¡Oh, Chullito mira! -Jaejoong puso el periódico frente a los ojos de su mari-novio cubriendo la vista de este, por lo que frenó de golpe atropellando a una viejita-, mira, aquí dice que "tienes que tener cuidado y además ocasionarás un accidente". ¿Ya ves? ¡Pon atención cuando manejas, mira al frente! -Jaeboo(bo) hizo un rollito con el diario y le pegó en el brazo.

-Jae ya deja de joder con eso -la viejita que Chul había atropellado se estaba poniendo de pie con un poco de dificultad cuando en ese momento el gran machito chiquito de Heechul escupió... todo el escupitajo le cayó a la pobre señora-. ¿Qué accidente ni que ocho cuartos? -Heechul arrancó de nuevo el auto atropellando otra vez a la pobre ancianita.

Se encaminó persiguiendo a esa extraña pareja que había subido a un hombre accidentado, probablemente muerto, a su auto y lo que era peor a su parecer... ¡se habían pasado un semáforo en rojo! Eso es algo que Kim Heechul, alias "fuego en los pantalones", no podía permitir.

Aceleró todo lo que pudo a la vez que encendía la sirena, empujó alguno que otro auto rayando la carrocería y sin saber como terminó por volcar el coche que estaba hasta el frente. La defensa de su auto se incrustó bajo la trasera del otro y con una acelerada más potente y la buena suspensión que tenía su coche patrulla lo mandó a volar. El auto, en el que viajaban un par de gals, dio varias vueltas en el aire, durante las que se produjo un extraño fenómeno natural consistente en una lluvia de cosméticos y perros chihuahua con colguijes que decían "Tinkerbell", y finalmente cayó sobre el mustang último modelo de algún gigoló, explotando ambos autos en una gran bola de fuego... Jaejoong sólo miraba la llamarada y el caos por el retrovisor del coche...

O eso parecía...

-Chulli-pop... ¿crees qué este color de pupilentes me queda bien?... -pausa para mirarse las pestañas y peinarse las cejas-... creo que golpeaste algo... aunque no estoy muy seguro.

Los amables ciudadanos de Ciudad Seúl sacaron sus lentes de sol de las guanteras mientras las llamas seguían a lo que daban y cuando llegaron los bomberos se animaron a aprovechar la buena fogata poniendo carne para asar.

Mientras, más adelante...

-¿Chunnie no oyes algo?... es algo que ya he oído, pero no sé donde... -Yoochun volteó a mirarlo con cara de "estás loco", pero miró por el espejo retrovisor y lo que vio no le gustó nada... Pisó el acelerador a fondo y su carcacha tosió humo negro...

-No seas tonta Yunnie, ¡nos persigue la policía...!

-¡Oh, Dios!, ya sabía que no era nada bueno -Yunho volvió a llorar, de hecho lloraba por todo... Lloraba si los clientes no le pagaban completa su tarifa, si no le dejaban propina, si los niños se burlaban de él en la calle, si había subido de peso, si no le quedaba bien la línea de los ojos y también lloraba cuando le decían que lloraba por todo...

-¡¡Vamos!!, ¡ahora no!, te necesito bien, ¡no me hagas esto!, se fuerte, ¡por el amor de Dios! te necesito de verdad, no me hagas esto por favor... -Yoochun sonaba muy emotivo y preocupado. Yunnie lo miró con ojos de profundo amor, su pareja se preocupaba por él, por alentarlo, incluso en estos momentos tan difíciles...

-¡Yoochun! -le dijo con voz ahogada por la emoción-. Nunca me habías resultado tan increíblemente varonil e irresistible como en estos momentos...

-¡¿Eh?!

---

En el coche de la policía, Jaejoong ya se había dado cuenta que el trabajo ya estaba empezado... Heechul se encargó de gritárselo mientras encendía un cigarro y echaba humo como cafetera. Sacó su pistola dispuesto a detener a esos delincuentes, eso sí, cuidando de no rasparse las uñas, que se acababa de hacer manicure, y con la mitad de su cuerpo fuera de la ventanilla del auto se dispuso a enfocar el automóvil de los criminales cerrando un ojo...

Realizó el primer disparo y...

¡Zás!

Una dependienta que estaba barriendo la entrada de su negocio fue la primera en caer.

---

-Es que Yoochun... ¡tus palabras me llenan de emoción! -Yunho se lanzó sobre Yoochun dirigiendo rápidamente sus manos a la bragueta del pantalón de su amor, mientras inclinaba presuroso la cabeza.

-¡¿Qué demonios te pasa Yunho?! -le gritó Chunnie al ver lo que se disponía a hacer-. ¡Nos persigue la policía y tú sólo piensas en esto!

-Pues tú tienes la culpa Chunnie, por decirme esas cosas tan hermosas... -Ya se había erguido y ahora se acomodaba el cabello, que llevaba un poco largo.

-¿A qué te refieres?, ¡yo le estaba hablando al coche, espabila! -le gritó Yoochun mientras se concentraba de nuevo en la carretera.

Yunho puso música en el coche obviando el -casi- trago amargo de hacía unos instantes, mientras su novio seguía intentando evitar a la patrulla que los perseguía, pero en ese momento se dio cuenta de una cosa-. Yoochunnie... ¿los muertos bailan?

-¿De qué rayos hablas? -por la radio sonaba "Gee, gee, gee, gee, baby baby..." la canción de moda.

-¡Wow! -dijo Yunho con los ojos abiertos-. ¡Y baila muy bien!

-¡¡Yunho los muertos no bailan!! -¿podía haber una persona mas desesperante que Yunho en el mundo?

-¡¿Pues si no bailan qué coño está haciendo este?! -gritó Yunho señalando al "muerto"-. ¿Acaso esta jugando a la matatena?

-Yoochun frenó de golpe al ver al chico del asiento de atrás bailando como podía en el reducido espacio-, ¿crees que nos paguen bien en un circo de fenómenos?

-Pues no lo sé, yo creo que sí... y si no siempre lo podemos subastar en Ebay... -Un nuevo disparó sonó en el aire y un señor que orinaba en la esquina semioculta de un edificio fue la siguiente víctima de Jaejoong, quien se hacía llamar en el departamento de policía "Puntería Celestial" y no debido a este tipo de disparos...

-Demoniosssss -siseó Yoochun. Yunho gritó y se agachó en el asiento mientras el muertito no dejaba de bailar al ritmo de "Neomu banjjak banjjak nunibusyeo No No No No No..."

-No es momento de pensar en eso Chunnie, ¡acelera!

---

Heechul manejaba como poseído por los demonios de todo el infierno y para hacerlo más verídico le acompañaba su habitual nube de humo amarillo...- ¡Chulli te he dicho que dejes de fumar esa marca tan barata de cigarros! -...y los interminables gritos y susurros que profería contra todo lo que se le pusiera por delante. Para alguien habituado a ellos, como Jaejoong, que volvía a estar ocupando el asiento del copiloto, sólo eran groserías...

-Andate a parir vacas y dejate de joder.

-¿Por qué hablas con acento argentino?

-Película porno.

-Ah... -"Cabrón, por eso no fuiste a mi departamento anoche." Jaejoong ya sabía que con eso se refería a que había pasado la noche de paja y palomazo frente a la TV-. ¿Por eso no te quitas los anteojos?

-Sí. Ojeras, ya sabes.

-Sí, ya. -Del puro coraje volvió a sacar su pistola y a acomodarse en la ventanilla para disparar-. ¡Los voy a matar putos! ¡¡Acabaré con ustedes ladrones de mierda!! ¡¡Chúpenme un ojo!! -Comenzó a gritar mientras derramaba lágrimas por la falta de amor de Heechul, las venas de su cuello eran iguales a las de las manos de Junsu en Intoxication. Era su forma de deshogarse.

---

-Ahh, ah, aahhh más... síii, así... ¡MÁS! -YooChun se giró un poco para ver a que venían esos sonidos encontrándose con que el "muerto" estaba bailando encima de su novio y este gemía como loco.

-¿Cuándo demonios te pasaste al asiento de atrás?... ¡Por lo menos cóbrale Yunnie! -Sí, en los labios de Yoochun, lo último sonaba más como él.

-¿Cómo quieres que le cobre?... ¡Oh por Dios!... ¡No ves que está muerto!

-Eso no es mi asunto. Sácale la cartera, ¿eres experta en abrir zippers a la velocidad de la luz no? -A Chunnie se le vinieron como un flash maravillosos momentos en los cuales sin aviso previo y en situaciones tan fuera de onda, de repente ya tenía la mano de Yunnie trabajándole cierta zona.

-Está bien -pero un pequeño golpe de su pie apagó la radio y el muerto dejó de bailar-. Chunnie... este ya se enfrió de nuevo.

-¿Qué? ¡No otra vez!... Ahora sí nos tenemos que deshacer de ese cadáver, en cuanto perdamos de vista a esos policías. -Como invocándolos un disparo volvió a sonar, lo malo del asunto es que en lugar de llegar a su destino, o sea, una tipa muy fea, a ojos de Jae, vestida de rosa en el asiento del copiloto, fue a dar contra una gasolinera, pegó en una de las bombas y la pequeña explosión dio pasó a una de mayor tamaño y así sucesivamente por toda la eternidad o hasta abrir un hoyo en la capa de ozono y el Espacio se trague a la Tierra. Los pobres empleados corrieron por sus vidas y salieron disparados por los aires debido a la fuerza de la explosión, era casi casi una escena sacada de las películas de Arma Mortal.

-Chunnie creo que ya los... ¡Oh Dios, que rico! -el viejo auto pasó cerca de un centro en el cual tenían música a todo volumen y el "muertito" volvió a bailar frotando sin querer sus caderas contra las de Yunho. Era la parte después de "Oh Yeah, Yeah, Yeah" justo antes de que Sunny cante... Como si importara que parte, si en toda la canción menean las caderas.

-¿Qué rayos te pasa? ¿¡Estás muerto o no, decídete!? -le gritaba Yoochun al muerto. Yunho, en medio de su revolcón, lo miró como se mira a un estúpido.

-Mu... Muuuu... Muuuuuu -Yunho intentaba formar una frase que por lo visto comenzaba con "Mu", pero su muertito bailarín no lo dejaba hablar-. ¡Aahhhh...! Chunnie, es mejor que tú.

-¡Zorra! Eso si lo puedes decir bien... Esto ya es demasiado. No puedo creer que me engañes tan fácil hasta con un muerto... ¡y en mí presencia! -El auto de los policías se había perdido en la explosión allá atrás, y con suerte pensaba Yoochun, había explotado también, en un ataque de celos y furia Chunnie-chupa-chup dobló a toda velocidad en una avenida y se dirigió al muelle-. Con esto mato dos pájaros de un tiro, nos deshacemos del muertito y dejas de zorrear a la de ya.

-Maldita sea... ¡¡Música!! -Al entrar a la zona del muelle no se escuchaba música y el muerto había dejado de bailar y... Yunho había tenido un lindo orgasmo-. Cada vez que hay música se mueve.

-¿¡Eh!? ¿Es en serio?... Aish ¿cómo no lo había notado?, bueno... no importa. -Se encogió de hombros y siguió conduciendo.

-Chunnie... -Yunho sonrió con malicia mientras paseaba su vista entre la radio, el muerto y su novio- ...quiero intentar...

Los ojos de Yoochun se abrieron tan grandes eran...




O sea, no mucho...



-¡Aaaahhhhh! -Jadeo doble, unas cuantas sacudidas y roncos gemidos al por mayor...

---

En esos momentos el mago Changmin los miraba por medio de su bola de cristal. Cabe decir que completamente rojo.

-Bueno... relativamente... está muerto... Relativamente -volvió a repetir en un susurro-. Al menos alguien le sacó provecho -se dijo mientras encogía los hombros.

La chica grosera ya se había ido con la excusa de obtener extensiones y un facial gratis de otros locales del centro comercial a base de amenazas si no querían ser acusados con su gangstiril Papi.... Y si Buda y su abuelita lo ayudaban... ella nunca se enteraría del resultado final del conjuro.

Aunque no estaba conforme con la maldición. Intuía con sus poderes heredados del Congo y del Sahara que algo había salido mal desde el principio y sospechaba con la magia Shinto y el poder del té Earl grey que la culpa era del ringtone de TaeYeon. Probablemente las frecuencias sonoras de esa canción se habían alineado con la trayectoria mística y lunar de la Luna, Plutón, Venus y la Galaxia M51 y habían provocado que su hechizo fuera la mitad de efectivo, provocándole a la víctima un sueño, probablemente, tal vez... eterno, interrumpido solamente por el hecho de escuchar esa melodía en específico. Lo que se seguía preguntando era el por qué coño bailaba. Según su libro de "Aprenda las mejores artes oscuras, procedimientos para la regulación de los gnomos con problemas de acné, cálculos para la buena economía del hogar y cómo preparar el mejor soufflé de chocolate" únicamente debía recuperar la conciencia, no bailar.

-Bueno, para lo que va a durar esa canción de moda, dos semanas le pronostico... el tipo ya está muerto -se dijo con autosuficiencia. En la entrada un niño que iba de la mano con su madre se detuvo y se rió de él y de su túnica rosa con estrellas moradas.
---

Yoochun fumaba recostado sobre el capó del auto, se notaba bastante relajado. Miraba como el sol se ocultaba poco a poco, mientras el humo de su cigarrillo se perdía en espirales hacia el cielo. En la lejanía se oía el ruido de sirenas de bomberos y ambulancias, pero eso le pasaba por las bolas.

El auto se estremeció y se oyó un portazo. Yunho bajaba de el, sus tacones crujían en la grava.

-¿Cómo crees que inició todo esto?... Digo ¿qué le pasa a ese tipo? -Junsu volvía a estar tieso sobre el asiento trasero.

-No lo sé Chunnie, pero te advierto que no lo vamos a arrojar al agua ¿me estás oyendo inútil?

-Sí, sí... no tienes que gritar, además ni loco lo aventaría... -Yoochun sonreía de medio lado. Yunho lo miró esperando lo peor-. Se mueve mejor que tú. Tal vez debería de quedarme con él.

-¡Yoochun! -Chunnie-chun soltó una carcajada mientras trataba de esquivar los manazos que Yunho le tiraba-. ¡Desgraciado! -Yunnie linda ya estaba llorando.

-¡Arrggghhh! No me pegues, ¡¡ME DUELE!! -Yoochunnie se protegía como podía-. ¡Era una broma te lo juro!

Puede que Yoochun sea un bastardo frío y medio cerdo que hace bromas de mal gusto y sólo piensa en el dinero, pero al final de esta historia nos consta que es menos cabrón con Yunnie de lo que Heechul es con Joongie.



Porque Heechul fue el único que salió herido en la explosión y cuando Jaejoongie-bombón fue a verlo al hospital se encontró con una enfermera saliendo de la habitación de Chullito con la cara roja mientras se bajaba el vestido... y hasta se acomodaba las bragas... eran rosas...

---

Desgraciadamente en esos momentos en el parlamento de Ciudad Seúl se estaba aprobando una nueva ley que echaba a la mierda el antiguo, bello y poético himno nacional e instituía a Gee como la nueva insignia de la nación. En pocas palabras Changmin se chingó y el muerto hasta tenía posibilidades de convertirse en la mascota oficial del himno bailando así de bien.


El grito de Changmin, el Hechicero maravilla, se perdió en el horizonte acompañado por el graznido de los cuervos y el "A 2 el kilo" de doña Chonita (?).


Fin

16 comentarios:

  1. ¡Los voy a matar putos! ¡¡Acabaré con ustedes ladrones de mierda!! ¡¡Chúpenme un ojo!! hahahahaha mori !! xD!

    ResponderEliminar
  2. GdRaGoN7/26/2010

    Sin palabras....me rei como estupida todo el rato!!!! es q es tan sin coherencia ,hilarante, estupido, no se no puedo decir nada..lo ame eso si por q joder es para reirse ,no un ensayo sobre la galaxia m51 XD (si eso es para ti kanna ,has de ser una carilarga mojigata) en fin...10 sobre 10

    ResponderEliminar
  3. Pufff, es tan surrealista!!! Es que iba leyendo y leyendo y no podía asociar a los personajes con sus "caras" digamos, porque es tan retorcida la historia... xDDD Yunho de bailarina, Yoochun de marido/chofer para huídas, Junsu de bailarín muerto, Changmin de hechicero de pacotilla y Jaejoong y Heechul de polis!!! xDDDDD ¡Por Dios! xDDDD
    Felicidades por el premio! ^_^

    ResponderEliminar
  4. esta genial!!! no me paro de reir xDDDD
    todo es taaan...incoherente pero demasiado divertido :)
    me la pase todo el fic riendome y aplaudiendo como mensa xD
    Felicidades

    ResponderEliminar
  5. buajajajaja nose k parte me ha gustado mas pero ame el fic xD jajajajajajaja
    Mu... Muuuu... Muuuuuu -Yunho intentaba formar una frase que por lo visto comenzaba con "Mu", pero su muertito bailarín no lo dejaba hablar-. ¡Aahhhh...! Chunnie, es mejor que tú.

    -¡Zorra! Eso si lo puedes decir bien... Esto ya es demasiado

    bujajajajaja xD
    "¡Los voy a matar putos! ¡¡Acabaré con ustedes ladrones de mierda!! ¡¡Chúpenme un ojo!! " buaajajaj como se chupan los ojos xD

    El grito de Changmin, el Hechicero maravilla, se perdió en el horizonte acompañado por el graznido de los cuervos y el "A 2 el kilo" de doña Chonita (?). K? eh? O,o jejeje xD Gee! mori xB

    ResponderEliminar
  6. -¡Nada, nada cariño! ¡Apúrate maldita sea! -quien gritaba era la pareja de Yoochun, Yunho un alto caballero de fornidos hombros y gruesa voz que corría hacia fuera del local como perro de carreras drogado, ataviado con un cortísimo vestido de lentejuelas rosa chillón, unas zapatillas bastante puntiagudas, la peluca tipo Marilyn que usaba para su turno en el escenario y la sombra de bigote en la cara a la par de su pintalabios favorito, rojo puto pasión.
    imaginarmelo asi aag xD destruyen mi pasion x el :(

    ResponderEliminar
  7. buajaja esto es como scary movie xD

    ResponderEliminar
  8. siii jjaja genial dara y amor imposible you *0* yo tambien ame el "chupenme un ojo" aja si... el ojo hahahahahaa muy bueno muy bueno :) me sirvio para salir de las lagrimas... aki kien lloro fue yunhie XD PD: ame el vestido lentejuelas y el lipstic rojo... pasion XD

    ResponderEliminar
  9. neko-chan7/27/2010

    hasta me hice pipi jajajajajajaja....no es cierto, pero en la oficina solo me miraban raro, pero es que si lo leyeran tambien se harian pipi, digo se reirian tanto jajajajajaja lo mejor: yunie...por dios con ese traje sensual de lentejuelas y su lipstic.....y jusu muerto bailarin jajajajajajajajajajajajajajajajajajaj

    ResponderEliminar
  10. jajaja fue lo mejorxD lo ame... y tambien me lo imagine.......x D IGUAL ME GUSTAN... esto debe ser amor xP`

    gracias :D 20 /20 xD aqui en peru 20 es la mayor nota

    ResponderEliminar
  11. HAHAHAHA! No se como me lo he perdido por todo este tiempo pero... JAJAJAJA! XD me ha matado de la risa repetidas veces casi seguidas, no he parado & hahaha, Junsu de muerto Bailarín~ Lo ame tanto &sobre Yunho~ HAHAHA, con esto se ha ido mucho a la jodida mi respeto a su masculinidad :SS
    Pero bien... Gracias por el ratote de risa <3

    ResponderEliminar
  12. hahahaahahaha xDDDDDDDDDDD

    muero de la risa

    demasiado geniaaal
    todo
    xD

    jae y heechul de policias xD

    hahahahaah

    Todoe stá perfectooo!!

    y taeyeon xD con junsu!

    te doy 20 yo tmbien! -aqi tmbn es mayor calificacion 20-
    me encantó el final xD

    El grito de Changmin, el Hechicero maravilla, se perdió en el horizonte acompañado por el graznido de los cuervos y el "A 2 el kilo" de doña Chonita (?).

    ResponderEliminar
  13. jajajajaja en serio que no paré de reirme en todo el fic!!!!

    Es cierto que una no se puede imaginar las caras de los chicos porque nunca te los habias imaginado asi, pero esta genial jejeje.

    POr cierto, estoy segura no mas bien segurisima que la escritora es mexicana y lo aseguro por aquello de la frase: ¡¡torito!! esa es una frase de una pelicula mexicana.

    O a menos de que en otra parte del continente hayan visto esa peli.

    Pero bueno, el punto es que el fic me mató de risa.

    Felicidades

    ResponderEliminar
  14. Anónimo11/30/2011

    JAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAAJJAJAJAJAJAJAJA

    TOOOOOOOOOOORIIIIIIIIIIIIIITOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    NOOOOOOOOOOO MANCHEEEES COMOOO ME REÍ!!!!!!!!! XD XD XD NO LO SUPERARE!!! ES EL MEJOR FANFIC! ME A HECHO REÍR COMO NUNCA NADIE LO HABÍA HECHO!!!!!! NI MIS AMIGAS CON SUS TONTERÍAS SERIAN CAPACES DE ROMPER ESTE RÉCORD DE RISSAAS!

    Y luego, imaginándome a Yunho con un vestido rosa! XD XD XDD y con Chunie y Junsu, el muerto bailarin! JAJAJAJAJAJAJAJA pobre hechicero Changmiin!! XD y Jaejoongie cuando fue a visitar a su mari-novio al hospital (jajajajaja) Porquee, Heechul, Porqueeeeeeeee???????' TTTTTTOOOOOOOOOOORRRRRIIIIIIIIIIIITOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!

    JURO QUE HASTA MANOTAZOS LE DI A LA CAMA POR QUE NO PODÍA PARAR DE REÍR.
    Dormiré pensando en esto, soñare con el fanfic, y apuesto que mañana en la escuela cuando todos estén callados yo me echare a reír gritando CHANGMIN CONVIRTIÓ A JUNSU EN UN MUERTITO BAILARÍN DEL CUAL YUNHO SE APROVECHA Y ESO HACE QUE YOOCHUN SE ENOJE CUANDO LOS PERSIGUE LOS POLICÍAS SUPER SEXYS HEECHUL Y JAEJOONG!!!!!
    Me mandaran a la dirección y tal vez a algún psiquiatra, pero no se preocupen!! solo diré
    FUE CULPA DE GEE!!

    XD XD XD me pase de largo del coment, pero cuando me aloco no me mido XD XD XD

    Atte
    -Dany, Mexican Cassiopeia

    ResponderEliminar
  15. sdgdsgdsfdh
    omg xDDDDDD

    que surrealista y chistoso x'DDDD

    creo que todos nos quedarmos con el "¡Los voy a matar putos! ¡¡Acabaré con ustedes ladrones de mierda!! ¡¡Chúpenme un ojo!!" épico
    xDDDDD

    ResponderEliminar
  16. Jajajajaja!!! Lo ameeeee!!!
    Tan estupido he incoherente!
    Pero fuck! Fue genial!!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD