Sobre hermanos y esas cosas...

17 comentarios
Título: Sobre hermanos y esas cosas...
Autor: Kitty Jung
Pareja: JaeMin
Género: Universo Alterno, romántico
Extensión: Oneshot
Advertencia: Lemon, Incesto
-----


- Oh vamos Jae, tienes que ayudarme con este problema...-

Se encontraban en plena calle, caminando juntos, regresando a sus hogares tras una larga y agotadora mañana en la universidad, a pesar de que ya deberían estar acostumbrados al estar cursando ya el cuarto año, para Jaejoong y Yunho era casi una tortura desde el comienzo de la universidad.

- Yunho si no lo haces tú, como piensas que harás el del examen? -

- Pues para eso me siento a tu lado, no? - como siempre Yunho se largó a reír con todas las ganas posibles, al final sabía que conseguiría que su amigo le pasara el problema y además... que le ayudase en el examen, alguien como Jaejoong jamás podría dejarle a su suerte, era demasiado bueno como para hacer eso - Vamos Jae, sii? - y para asegurar su pase en el examen pasó uno de sus brazos por los hombros de su amigo, acercándole a su cuerpo, escuchando un suspiro saliendo de sus labios, ese era el suspiro que le decía que si, que le terminaría ayudando

- Yunho... - a pesar de que quería negarse, sabía que terminaría haciendo la tarea de Yunho y ayudándole en el examen- Est... - se detuvo cuando sintiendo que alguien le jalaba la camisa blanca que llevaba, separándole al instante del abrazo y cuerpo de Yunho

- Hyung...

- Changmin! -saludó el mayor a su... hermano menor, que aunque sea el menor y recién curse el primer año de la misma universidad a la que el va, era mucho más alto que el, ahora la juventud tiende a estirarse como un fideo cuando crecen.

- Hyung... prometiste que volveríamos juntos a casa, ahora que vivimos juntos - a pesar de ser el menor su voz se oía fuerte, se hacía respetar, incluso algunas veces mucho más que Jae.

Probablemente se estarán preguntando... como es que Jaejoong y Changmin terminaron de hermanos?, un breve resumen acabará con sus dudas... espero.

La madre de Jae y el padre de Min, si, es justo lo que están pensado, ellos terminaron por juntarse por cosas del destino, se aman y se casaron haciendo que sus hijos se unieran, convirtiéndose en hermanos, no del todo, pero hermanos al final. Lo que más quería Jaejoong era ver feliz a su madre y si ella estaba feliz con ese señor, pues no podría hacer nada al respecto, además, siempre quiso tener un hermanito, alguien a quien cuidar y abrazar, alguien que esté con él cada vez que se sienta mal o cada vez que se encuentre feliz. Por otro lado para Changmin la idea de tener un hermano mayor no le agradaba mucho que digamos, bueno, eso antes de conocer a su hermano, no pudo más que agradecer al destino porque su padre se conoció con la madre de un chico que le daba 100 a todas las exigencias de Minnie "Lo que un chico debería tener para llamar mi atención" todo, todo lo que pedía, Jaejoong lo tenía, le importaba el hecho de que ahora eran hermanos? no, no exactamente, después de todo, no eran hermanos biológicos, de hecho, si no fuera por unos papeles, Jaejoong y él posiblemente podría llegar a formar una relación.

Sobra decir que, después de unos días de conocer a Jaejoong y sus habilidades culinarias, Changmin terminó completamente obsesionado con él, ya lo había decidido. Su hermano, iba a ser suyo y de nadie más, y claro que se lo había dejado claro, aunque Jaejoong se negó en un principio y le costó como 2 meses convencerle... había logrado hacerlo suyo, aunque prácticamente había sido en contra de su voluntad, aunque al final su hermano terminó accediendo a todos sus deseos, disfrutando de ese placer culpable.

Ahora... volvamos al presente...

- Ah, Boo, si tienes que ir con tu hermano yo te dejo...- a Yunho jamás le agradó del todo él, ahora hermano de Jaejoong, después de todo, le había quitado mucho el tiempo que Boo disponía para él y solo para él.

- Lo lamento Yunnie... pero descuida, mañana mismo te paso el problema y... podremos estudiar juntos si quieres...- aunque nadie sería capaz de notarlo, Yunho si lo notó, el imperceptible nerviosismo en el rostro de Jae cuando su hermano estaba junto a el

- Gracias Joongie! no sabes cuánto te amo! - Changmin frunció el seño, sin tratar de ocultar sus sentimientos de desagrado por ese chico, más lo único que pudo hacer fue agarrar a Jae por la cintura, tan posesivamente que hasta el mismo se sorprendía - Bueno... será mejor que me vaya, nos vemos mañana Boo - se despidió con una gran sonrisa de su amigo, para luego cambiar un poco su expresión - Adiós Changmin...-habló secamente justo antes de girarse y caminar rumbo a su hogar

Jae solo se quedó con un brazo levantado, agitando su mano de un lado para otro a manera de despedida mientras sentía tu cuerpo estremecer cuando sintió la mano de su hermano llegar hasta su trasero y estrujarlo levemente.

- Jae... te dije que volveríamos juntos..- la voz de Min en su oído se oía tan ronca que Jae tembló sin poder evitarlo - No quiero que él te vuelva a abrazar... no quiero que nada de él o de nadie te roce... eres mío Jaejoong, entiéndelo de una vez

- Changmin...-susurró el otro, girando su rostro, sus ojos demostraban algo de tristeza, esta no era la relación que hubiera querido tener con su hermano

- Vamos?...- el moreno volvió a abrazarle posesivamente, sin importar las miradas, sin importarle nada. Jae tan solo ocultó su rostro en el pecho del otro, sin imaginarse que ese acto hacía que Changmin... se volviera mucho más loco por él.

El camino a casa era en silencio, Jaejoong estaba demasiado nervioso como para poder decir algo y Changmin estaba demasiado ocupado mirando feo a todo aquel o a toda chica que se atreva a mirar a su hermano con otras intenciones, era realmente gracioso como Jaejoong no notaba eso si prácticamente algunos se lo comían con la mirada.

- Ya llegamos Hyung...- informó Changmin, ya que su hermano parecía algo perdido en sus pensamientos

- Quieres que cocine algo Minnie? - preguntó, servicial como siempre

- Sí, tengo hambre - a veces parecía como si de verdad fueran hermanos, nada más que una linda relación de hermandad entre ellos, pero como dije, solo parecía.

Entraron a su casa, como siempre, sus padres no estaba en ella, a veces parecían un par de adolecentes, saliendo a cualquier hora del día, una de sus miles de citas. Changmin se preguntaba si así sería su relación con Jaejoong cuando la formalicen, porque si, Jae estaría con él, estaba completamente seguro de eso. A pesar de saber que tenían la casa para ellos una vez más, el moreno menor no perdió tiempo y echo un vistazo rápido, asegurándose de que no había nadie en ella, mientras que su hermano mayor casi corrió a la cocina a preparar algo, con la idea en mente de que solo así Changmin podría dejarle un rato a solas.

- Qué haces, hyung? - pero, no tenía mucha suerte. Changmin lo sorprendió, apoyado en el umbral de la puerta, cruzado de brazos observándole de la misma manera en que lo hizo cuando... Jae sacudió la cabeza de un lado para otro, no debía pensar en eso ahora.

- No es obvio? te preparo algo de comer - respondió sin animarse a voltear a observarle, sentía los penetrantes ojos del castaño en su espalda, casi podía jurar que quería traspasarle con su mirada

- Hmm... - Jaejoong estaba tan concentrado en eludir a Changmin que no se dio cuenta cuando este se acercó, el moreno pasó sus brazos por la delgada y abrazable cintura de su hermano mayor, pegándose inmediatamente a su cuerpo, logrando por fin que Jae no prestara atención a nada más que no fuera él, quedándose quieto entre sus brazos - Pero si lo que yo quiero comer... es a ti, hyung - la voz de su hermanito en su oído se escuchaba tan lujuriosa, tan ronca que no pudo evitar dejar salir un suspiro involuntario de sus labios - Quiero hacerlo ahora Jae...- volvió a susurrar lentamente, pasando su lengua por el lóbulo de su oreja, disfrutando de sus estremecimientos

- M..Minnie... sabes que esto está mal, verdad? - no sabía cuántas veces había intentado convencer al castaño de que lo que hacían era totalmente malo, a pesar de que no eran hermanos biológicos, al fin y al cabo, eran hermanos y de por si era malo

- No me importa - desde el principio de su extraña relación, Changmin no le dio importancia a lo que su hyung decía, siempre había salido con lo que quería.

El más alto empezó a dejar besitos, profundos y cortos en todo el cuello del pelinegro, dejando marcas rojizas, demostrando que él ya tenía dueño, que nadie más que él podía tocarle como ahora lo estaba haciendo; sus manos rápidamente empezaron a acariciar su pecho, deteniéndose en sus pezones, pellizcándolos ligeramente, logrando escuchar un melodioso gemido de los labios de su hermano mayor, oh! como le encantaba escucharle gemir, más que nada, eso era lo que le ponía en su punto.

- Deja de resistirte... - Changmin movió las caderas contra el trasero de Jaejoong y solo eso bastó para que su hermano mayor cayera en la pasión, olvidándose de todo lo demás, poniéndose a la disposición del castaño, después de todo, no podía negar que le hacía tocar el mismo cielo.

Changmin sonrió con prepotencia al ver como el pelinegro se giraba entre sus brazos, quedando sus rostros muy juntos, sin darle el más mínimo tiempo a respirar, quitándole todo el oxígeno cuando este lo abrazó por el cuello, uniendo sus labios en un beso necesitado y totalmente excitado, entrelazando sus piernas, logrando un contacto físico aún mucho más pleno, robándole un par de gemidos, así era Jaejoong, una vez que lograba convencerlo, la pasión desbordaba por sus poros, rayos! como amaba esa forma de ser de su hermano, no lo quisiera de otra manera.

A pesar de ser el menor, era el más alto y el más fuerte de los dos, y estaba extremadamente orgulloso de ello, podía hacer lo que quisiera con el cuerpo de su hermano y esta vez se le antojaba levantarlo, cosa que hizo fácilmente, dejándolo sentado en la mesa central de la cocina, apoderándose inmediatamente del lugar privilegiado entre sus piernas, como amaba estar ahí, eso le excitaba mucho más de lo imaginado. Los besos aumentaron en pasión, suspiros y jadeos era lo único que se podía escuchar en el lugar.

Pronto ambos quedaron sin camisas, no sabían cómo, pero cuando necesitaban sentir su piel rozar con la otra, sus manos trabajaban solas, casi sin darse cuenta, se desnudaban mutuamente a una velocidad difícil de creer.

- Me encantas - susurró extasiado el castaño a su hermano mayor que no cabía en nada, solo se dedicaba a disfrutar de las caricias que el otro le ofrecía, su mente estaba totalmente en blanco, concentrada solamente en sentir y Changmin adoraba hacer sentir de esa manera a Jaejoong, no había mejor placer, su placer culpable.

Los, ahora expertos, labios del moreno recorrían toda la piel blanquecina, suave y deliciosa que se le ofrecía, mientras que el pelinegro se recostaba en la mesa, llevando sus manos al borde de ella, agarrándose fuertemente, abriendo las piernas, entrelazándolas en las caderas del otro, acercándole lo necesario como para poder sentirlo de esa manera tan íntima. Jaejoong gimió de puro placer, le encantaba sentirle así.

- Chang... Changmin... - gimió dulcemente su nombre cuando sintió como este le succionaba una parte de piel de su cuello, sin duda, eso dejaría una marca que sería difícil ocultar, obviamente el castaño lo sabía y tenía toda la intención de dejar unas más

- Para que sepan que... no pueden tocarte, que ya tienes a alguien y no necesitas de nadie más. Eres mío Jae, solo mío - Jaejoong no pudo hacer más que sonrojarse más de lo que ya estaba, no era la primera vez que escuchaba esas palabras posesivas salidas de los deliciosos labios del moreno, pero no por eso dejaba de sentirse avergonzado, algo incómodo, como podía ser tan posesivo si... lo que mantenían era una relación enfermiza?... como podía decirlo tan fácilmente y el creérselo igual de fácil?

- Changminnie... te quiero dentro.... - la voz de Jae de por si era sensual, podrían imaginarla en medio de placer? suspirando entre cada palabra, lamiendo sus labios cuando se resecaban por tanto suspiro, jadeo o gemido, Jaejoong no sabía lo sensual que podía ser ante los atentos y pervertidos ojos de su hermanito

Rápidamente el mayor estiró una de sus manos, entrelazando sus dedos con los del menor, acercando su mano a sus labios, donde lamió, chupó y besó tres de sus largos dedos. Changmin podía sentir la lengua caliente y húmeda de su hermano recorrer sus dedos y oh! que eso era excitante, Jaejoong le ponía en formas inimaginables. Se acomodó mejor entre sus piernas, rozando insistivamente su miembro contra el de su hermano, arrancándole más gemidos, deliciosos gemidos que solo podía escucharlos él, gemidos que se unían a los suyos, creando una melodía sensual que inundaba el lugar

- Hazlo - Jaejoong soltó su mano, llevando una vez más sus brazos al borde de la mesa, ejerciendo presión, anticipando lo que llegaría, dispuesto a disfrutar y hacer disfrutar a su hermanito, ver al mayor tan entregado al placer carnal era el detonante para el más alto. Para Changmin era imposible resistírsele y tampoco lo intentaba.

Llevó sus dedos húmedos a la entrada al paraíso, como le decía, no era la primera vez que lo hacían pero.. le gustaba que Jaejoong le rogara... que le grite que lo desea dentro, eso era lo que él quería y lo obtendría, Changmin siempre obtiene lo que quiere, pruebas? su hermano, oh Dios!, que hermano. Ingresó un dedo, escuchando un resoplido de esos labios tan besables, ingresó dos dedos, escuchando un gemido y sintiendo sus leves estremecimientos.

- Hyung... hoy estás muy sensible - sonrió torcidamente, le encantaba

- Solo hazlo... aahmm... Changmin... - Jaejoong mantenía los ojos cerrados, todavía ejerciendo presión con sus manos al borde de la mesa, se sentía demasiado bien para ser real

Rápidamente el más alto ingresó el último y tercer dedo, sintiendo como estos eran presionados por el caliente interior de Jae.... como en todo, Jae era demasiado cálido, casi invitaba a disfrutar de ella, esa calidez embriagante. Sin poder resistir mucho más Changmin quitó los dedos, Jaejoong solo le miró, como pidiéndole que lo haga de una vez, pero esa mirada para el menor era una que decía "Puedes hacerlo Minnie", a pesar de todo, quería que su Hyung lo quisiera tanto como él. Poco a poco se fue adentrando en aquella calidez, cerrando los ojos para concentrarse en las sensaciones que eso le despertaba, indudablemente, le encantaba, poseer el cuerpo de su hermano mayor, poseer su alma, su corazón todo, le encantaba.

Por su parte Jaejoong no tenía la habilidad de Changmin, no podía pensar en nada coherente cuando lo hacían, solo podía sentir como lo complementaban, era irónico, solo en estas ocasiones era cuando se sentía pleno, cuando sentía que nada más importaba, solo ellos dos, nada más, de verdad podía llegar a ser tan egoísta? solo pensando en sus placeres y en lo bien que se sentía ser tomado con tanta pasión, tanto amor.

- Ahh... Chan.Changmin....-los gemidos empezaron otra vez, el movimiento hipnótico de caderas empezaba

- Ja...Jaejoong...- la voz de Minnie siempre cambiaba cuando lo hacían, se escuchaba ronca, fuerte, varonil, lograba remover todas las entrañas del mayor, sin duda.

El acompasado movimiento de sus caderas se hacía cada vez más rápido, las embestidas más profundas, las emociones y sentimientos desbordaban por sus gemidos, dejándose escuchar sin pudor alguno por toda la casa.

- Vamos... hyung, hay que hacerlo juntos...- Changmin, aprovechando de su fuerza, tomó las caderas de Jaejoong, dejándolo sentado sobre la mesa, este entrelazó aun más sus piernas al rededor de sus caderas, abrazándolo por el cuello, dejando que su cabeza descanse en los fuertes hombros de su hermanito, dejándole escuchar todos los sensuales gemidos. Pronto el tiempo pareció no transcurrir más, sus mentes en total neutralidad, sus cuerpos rendidos tras el orgasmo alcanzado, abrazados fuertemente sin atreverse a moverse, no querían que este momento termine.

Tal vez esto era algo que no debía hacerse, las relaciones así, aunque fueran hermanastros, eran malas, entonces... porque se sentía tan bien?, porque sentían que si no se tenían no tenía sentido la vida? porque siempre buscaban una que otra excusa para hacerlo otra vez? porque rayos no hablaban y decían lo que sentían?. El amor es un sentimiento tan bello que, si es correspondido y no causa daño, puede llenarte de una felicidad infinita, una que no pensarías capaz de poseer. El amor es un sentimiento que no se fija en nada, si ellos se amaban, estaba bien verdad? que podría estar de mal con amar a alguien?.

Se abrazaron fuertemente, casi haciéndose daño el uno al otro, las palabras ahora eran insuficientes, quizás luego las digan, ahora, solo arruinarían el momento, ese momento perfecto que compartían estos dos medios hermanos.

Quizá alguno logre entender estas cosas sobre hermanos, porque yo realmente, no logro hacerlo.

F I N !

17 comentarios:

  1. geniaal me encanto
    tan perverso changmin
    yo tmbn lo quiero de hermanastro
    me enamore de tu fic

    ResponderEliminar
  2. me emocione!!!!!

    que chanmgin mas posesivo y obsesivo!!!!!

    viva el jaemin!!!!!

    quiero mas accion yaoi!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. aaaa me fascina changmin todo posesivo aa eso me encanta ..... aa definitivamnt...este fic es super cool ...n_<
    BESOS

    ResponderEliminar
  4. adsdadsdadsdadsdasddadsdads yo quiero que minnie sea mi hermano ºQQQQQQQQQQQQQº

    ResponderEliminar
  5. ME ENCANTOOOOOOOOO asi.. sin mas...
    *OOOOOOOOOOOOOOOOOOOO*

    ResponderEliminar
  6. Kya!! Changmin es como me encanta!! posesivo amo que sea asi!! y jae ultr cute e inocente!! me en encanta cuando son asi!!
    Ame el fic!! estubo absolutamente maravilloso!!

    Viva el Jaemin!!

    ResponderEliminar
  7. Graicas chicas por leerlo! ^^
    q bueno q les gustó :D! no me qice qedar con las gnas de escribir un JaeMin! ♥ pareja q me encanta! *--* y es así, como describí a Changmin, q me gusta con Jae! :) posesivo~ ... me costó mucho dejar de lado a mi Yunho D: después de todo, es mi amore, y el YunJae es mi pareja fav! xD pero buuueno... descuiden q seguiré escribiendo de ellos ♥!

    Gracias por leerlo! :D

    ResponderEliminar
  8. waaaaa Min tan
    macho ke salio , nadien le toka a su jae
    *.* me encanta el jaemin y mas cuando min es el macho bruto de la relacion xD

    jaemin rulez~

    ResponderEliminar
  9. omg KE GENIAL ESTUBO ME FACINOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO GRACIAS .........XD

    ResponderEliminar
  10. omgg ia se qe no tiene conti pero..
    por diooos!! este fic si qe necesita conti!!! xDDD
    asadasafas!
    encerio qe escribes muy bien todo 8DD!!
    gracias por subirlo y hacer el fic :B!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo5/07/2010

    mmm no me gusta la posesividad de changmin... ¬¬ pero si kitamos eso esta muy bien xD

    ResponderEliminar
  12. Anónimo10/27/2010

    waaaa
    amo a minnnie todo posesivoo O.O

    ResponderEliminar
  13. Yo kiero a min de hermanastro xDD

    ResponderEliminar
  14. Oh my god! kyya me encanto este JaeMin ^ ^ waaaa me gustaria saber k haria Yunnie al saber ke su Boo ya se lo robaron : 3

    ResponderEliminar
  15. asdasdasdads *-* min de seme es tannnn .......XD
    senti cosas XD ok no

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD