E D E N cap 3

0 comentarios
Mientras bajaban



–sabes que te parece si mañana vamos al peluquero

--ahhh?—aquella idea no le agradaba del todo, porque tener el cabello largo le hacia recordar a su hermano, ya que ambos lo llevaban así.

--solo un poco—aclaro-- te tapa mucho el rostro, pareces a SUDAKO “la niña del pozo”.

--o.O – yunho no pudo evitar reír al ver el rostro sorprendido de pelinegro

--…….

--…perdón, no lo pude evitar –decía mientras se calmaba de aquellas gustosas carcajadas.

--Que bien!!, estamos de buen humor ! …siéntense…tu acá jae junto a mí…cada uno tiene su sitio, a partir de ahora y hasta que te quedes, este va a ser el tuyo, junto al mió.

Los dos Jung rodaron sus ojos, la madre, la esposa, la Sra. jung raramente se comportaba así, por no decir nunca; pareciera que hubiese salido de golpe toda esa ternura o esas ganas de madre sobre protectora que tenía y… por lo visto aquel pelinegro era el causante.

--espero que tu estadía sea muy larga –dijo el Sr. Jung, sonriendo amablemente.

“ni se imaginan” contesto para sus adentros el pelicorto

Aquella tarde la pasaron agradablemente ambos padres se habían esmerado con su invitado, comportándose como si fuera costumbre aquella cena familiar…





Y en un cerrar y abrir de ojos, las vacaciones de verano estaba llegando a su fin. Yunho a diferencia de los años anteriores asistiría a la escuela regular. Después de mucho batallar con sus padre estos habían aceptado… pero con la presencia del pelinegro, ya no le agradaba la idea tanto como antes, en primera porque comenzar sus clases significaba que el pelinegro supuestamente tendría que estudiar e irse…claro una mentira, pero sus padres suponían que la estadía del pelinegro solo era por vacaciones y estas, estaban terminando.

Ahora como le haría para prolongar la mentira?

--¿Yunho en que piensas ~?—el pelinegro lo miró inquieto, hace rato que se encontraba relatando el incidente que tuvo changmin con el perro guardián del vecino (al menor no se le daban muy bien los perros grandes y este le había atacado de forma amenazadora)--Yunho –volvió a insistir—Yunho!! –rojo de la indignación de ser ignorado, coloco su rostro enfrente de él, le fue fácil ya que ambos se encontraban en la cama Yunho se encontraba pegado en el respaldar, esperando que el pelinegro se cansara de jugar con sus muñecos de acción, que se encontraban esparcidos en la cama –Yunnie!! –el moreno se percato y volvió en si.

--ahhh?

--te estoy llamando y nada—aun colorado por el grito, puso un rostro de ofendido, aun así era una imagen muy… pero muy adorable.

--lo siento jaeboo—apretando esas suaves y sonrojadas mejillas.

--jaeboo??

--sí, no te gusta?

--sí, si me gusta… –sonriendo aun entre las manos del moreno—…Yunho en que piensas?—el moreno soltó sus mejillas y desvió la mirada, observando al frente y con sus brazos rodeo sus rodillas , no quería decirlo pero… tenía que hacerlo.

--Jae…tienes… que irte…

El pelinegro al escucharlo no pudo evitar que unas lagrimas se le salieran y con los ojitos aguados trato de decir lo que realmente quería.

—No… no quiero…--y eso fue lo más claro que pudo decirlo, ya que su voz se apagaba y un nudo en la garganta se le formaba. Yunho se dio cuenta y al instante lo amparo rodeándolo en sus brazos

--no llores boo…yo, yo no quiero que te vallas.

El pelinegro rodeado en los brazos calidos del moreno hipaba tratando de contener su llanto, porque era verdad no quería irse

…y aunque, lo mas probable era que regresara a la casa del árbol con los hermanos Kim, no era que no quisiera estar con ellos, era solo que extrañaría a los Jung…

Porque el tiempo que había compartido con ellos le había agradado y…ahora era lo mas cercano a familia que conocía…

pero…

sobre todo… extrañaría a yunho

al principio lo vio un poco raro, por lo engreído que parecía, pero esa impresión duro poco porque desde el primer momento que hablo se dio cuenta de que se trataba a de alguien agradable

y no se equivoco por que mientras más lo conocía, más cariño sentía hacia él , yunho se había convertido en el hermano mayor, que lo cuidaba y lo protegía y hasta lo complacía en sus caprichos por muy pequeños que estos fueran, y ahora alejarse no era una opción

porque no estaba dispuesto a perder de nuevo a lo mas importante que tenia …su hermano.

El moreno lo alejó suavemente y con sus dedos apartó esas escurridísimas lágrimas.

--no te vas a ir…--trato de darle seguridad—voy a lograr, que te quedes, no se como, pero lo voy a hacer—el pelinegro entre hipitos se tranquilizo esbozando una liguera sonrisa que calmo el corazón de ambos.





Al día siguiente con temor en el corazón se acerco a su madre y cuidando sus palabras contó la verdad, ella al principio lo miró sorprendida y un tanto disgustada, pero a medida que la historia se profundizaba y contaba el motivo por el cual había mentido, la mirada de su madre se relejaba, ahora se podía ver compasión y tenía que apelar a eso para que no alejaran al pelinegro.

“…No tiene a nadie…solo nos tiene, a nosotros…” y fue así como termino y esperar era lo único que le quedaba… esperar… rezar y rogar a ese ángel de la guardia que el pelinegro siempre llamaba.


-----------------------



La decisión de los Jung estaba tomada. El Sr Jung y su abogado se adentraron a una fachada descuidada, …la casa de los kang

Estos al principio se sorprendieron por la vista de aquellos elegantes hombres y mas cuando le dijeron que venían por su hijo Jaejoong , el padre supuso que eran problemas , que mas podía traerle su hijo , así que lo negó “Yo no tengo hijo”

pero como el Sr Jung ya había investigado la procedencia del pellinegro, no se inmuto con la mentiras y prosiguió

Primero les hizo saber que su hijo se encontraba bien y luego dijo que su familia estaba disputes a cuidar de su hijo ofreciéndole educación y protección a lo que el impávido padre con desfachatez contesto

“A mi, para que me va a servir… yo lo necesito ahora, para que trabaje y no para que estudie, ese es un privilegio de ricos”





El Sr. Jung sintió que la sangre le hervía, aquel hombre era de lo peor pero con esa respuesta tan fría, supo lo que tenía que hacer, ya que en buenos términos no iba a llegar a nada y como era un hombre de negocios acostumbrado de manejar la muchas posibilidades para obtener lo que buscaba, pidió a su abogado que le pasara la maleta negra y para el deleite del Interesado hombre, lo abrió de par en par dejando vislumbrar bastantes fajos de billetes ordenados al interior del portafolio.

Aquel hombre desprolijo abrió los ojos a más no poder nunca en su vida había visto tanta cantidad de dinero.

El Sr. Jung sabia que el efectivo tendría mayor impacto y no se equivoco así que prosiguió, saco unos documentos mientras que el abogado explicaba en su terminología (un tanto engorrosa) lo que decía aquel papel mientras que aquel hombre ponía una cara de confusión, no entendía lo que le pedían, al ver esto el Sr. Jung tomo la palabra y explico en forma mas simple lo que quería a cambio del dinero, una vez explicado el hombre sin la mínima desfachatez dijo

“créame que si tuviera a mi otro hijo también se lo daría”

Aquellas palabras término por desechar cualquier remordimiento, aunque no había hecho nada malo, pero aquella transacción en ojos extraños solo tildarían como una compra


Le dio el dinero este lo recibió y firmo aquellos documentos en donde renunciaba sus derechos de padre y entregaba la custodia de su hijo a la familia Jung. El Sr Jung una vez culminado el trato se alejo con su abogado, dejando atrás el pasado del pelinegro.

A partir de ese instante ya no existía Kang jaejoong , con aquel documento firmado y bajo el registros públicos de corea, aquel muchacho pelinegro seria conocido y llamado Jung JaeJoong

Aquella tarde Miyong esperaba ansiosa la llegada de su esposo, sabia de ante mano el carácter del asunto de este, ya que la noche anterior habían analizado la mejor forma de conseguir que el padre del pelinegro cediera sus derechos, la mujer estaba decidida a no apartar de sus vidas al pequeño jae y ella había sido la artífice de ofrecer el dinero.

Al llegar su esposo ella lo miró y en su rostro una clara pregunta se dejaba entrever “y como salio todo?” a lo que su esposo supo interpretar y solo soltó

--todo salio bien, tal cual lo proveíste

Miyong sonrió, abrazando a su esposo y agradeciendo con ello su esfuerzo.


No tardo mucho para que la “alta” sociedad se enterara del nuevo miembro de la familia Jung. La Sra. Jung había optado por llevar a cada evento a sus dos hijos , para que el pelinegro se diera a conocer, y la verdad nada tenía que recriminar el comportamiento del menor, ya que por lo tranquilo y lindo que era, siempre dejaba una buena impresión y mas cuando las viejas ricachonas pasaban sus adinerados y regordetes dedos en las mejillas del pelinegro , él siempre sonreía como niño adorable(aunque a veces le dolieran los cachetitos) sabia que a su nueva madre le agradaba esos eventos, así que se esforzaba para agradarles a todos

y no le era difícil tampoco… ya que a su costado tenia al mejor maestro , su nuevo hermano… Jung Yunho

y lo miraba orgulloso, copiando la forma en que sonreía, en que se presentaba y hasta como comía y lo admiraba, por el desenvolvimiento tan natural de este.



Esa mañana en el desayuno sus padres les hablaron


--Yunho, la semana que viene comienzas en el “Iter School” así que tenemos que arreglar todo, tenemos que tomarte las medidas para el uniforme, y organizar tu horario.

El moreno sabia de antemano el proceso que conllevaba ingresar a una escuela, aunque nunca había estudiado en ninguna lo había analizado con anticipaciones en mas de una ocasión , porque desde que recuerda siempre quiso estar en una y llevar una vida de colegial como cualquiera de su edad, pero ahora aquella idea no le agradaba demasiado ,no era que no quisiera… solo era, que ahora se encontraba bajo otras circunstancias

primero porque ahora tenia a jae, al cual tenia que cuidar y proteger y en segundo , bueno también era el mismo ya que no quería dejarlo solo

--y jae?—se atrevió a decir.

Ambos padres se miraron, los menores los vieron esperando su respuesta, la madre hablo

–Él…--luego se detuvo miró al pelinegro y prosiguió—Jae pequeño tu tienes que ponerte al día antes de entrar al “Iter School” aquel colegio es muy exigente –y ante la mirada triste del pelinegro trato de suavizar.. ---primero te tienes que preparar mucho, antes de ingresar, vas a estudiar como lo hacia Yunho, en casa. Vas a tener los mismos tutores que tuvo él –el pelinegro había cambiado su semblante aunque no le agradaba la idea de separadse de yunho , sabia que le faltaba mucho para igualarlo , pero lo intentaría,

se esforzaría para estar a la par con el

--yo…yo puedo seguir con mis tutores, ambos…--mirando a jae –podemos estudiar en casa

Esta vez su padre hablo

--hijo ya hemos hablado de aquello, necesitas relacionarte con gente de tu edad y que mejor forma que el colegio en el vas a encontrar a los futuro dirigentes del país.

Yunho bajo la mirada, tenía en cuenta sus obligaciones y aunque quisiera estar el mayor tiempo con el pelinegro, sabía que sus padres tenían razón, por que ambos tenían que prepararse y esforzarse…

--esta bien padre entrare al “Iter School”

Ambos padres se relajaron, aunque no era u n momento de tensión pero si se habían sentido un pequeño malestar por ambos hijos, la madre miró al pelinegro y se dio cuenta, que lo habían obviado y aquellas decisiones también le concernían a él.

--Jae estas de acuerdo con las decisiones que hemos tomado?

El pequeño pelinegro parpadeo entre emocionado e incrédulo, nunca antes ningún adulto había tomado en cuenta su opinión y conteniendo el suave brillo de sus ojos dijo

--Sí, pondré todo mi empeño para así, poder estudiar con yunho…--se detuvo, corrigiéndose—…con mi hermano el siguiente año.

Los padres se enternecieron y bajo una atenta mirada observaron el cambio de miedo a determinación, sin duda el pelinegro era muy diferente por no decir opuesto a su progenitor, el Sr. Jung emocionado dijo “sin duda, eres un Jung”

Y aquellas palabras calaron en el corazón del pelinegro, se sentía mas aceptado y por que no decirlo feliz, era una sensación muy diferente de la que tubo con sus verdaderos progenitores

donde ni siquiera un poco se les acercaba ,

y no los extrañaba…

por que para extrañar tienes que apreciar o querer ese algo(alguien) y el no extrañaba a su padre porque nunca lo sintió como un padre , salvo su hermano que a su corta edad lo cuidaba , y era al único al que si extrañaba…


♥♥♥♥♥♥♥


Había pasado dos años y medio desde aquella decisión jae había cumplido cabalmente lo que había prometido , se esforzó al máximo estudiando las diversas materias entre idiomas , y las diferentes nociones básicas que eran enseñadas a los chico de la alta sociedad coreana.

Yunho a la par había empezado el colegio y en poco tiempo debido a sus habilidades y a su encanto, se había convertido en el chico más popular del “Iter School”


En cuanto los hermanos kim ambos también eran parte del “Iter School” .Changmin había ingresado ya que se quedo maravillado con el departamento de arqueología y sopeso las grandes posibilidades que tendría en ese campo, ya que era uno de los mas grandes colegios capaces de auspiciar una búsqueda en los diferentes países, y por supuesto estaba el hecho de que aquella escuela, era la casa mater de su padre.

Y junsu bueno, a el no le importaba lo prestigiosa o renombrada que pudiera ser o el gran departamento de arqueología que pudiera tener eso no iba con él, el castaño solo ingreso argumentando que tenía el deber y la obligación de cuidar de su hermano menor y claro obviando el hecho de que no quería quedarse atrás.

Claro ambos habían ingresado mucho antes que yunho.


--yunho oppa esto es para ti—una chica de cabellos castaños le entregó una carta, una clara declaración de amor, la primera ese semestre pero…

--------------------------

--a donde fue yunho?—entraba agitado al salón de Junsu porque no había parado de correr en busca del moreno.

Había estado esperándolo en el comedor desde hace rato, cansado, salio a buscarlo para su sorpresa en cada lugar que iba (gimnasio, biblioteca, salón…) la respuesta era la misma

“acá no esta”

Y se preocupaba yunho nunca lo dejaba solo…

--ahh—Junsu arqueo la ceja y Changmin dejó de morder su emparedado.

--lo he buscado en todos lados y no lo encuentro—preocupado

--seguro…decidió irse…tal vez se sintió mal?-- Sentenciaba min

--no Yunnie nunca se iría sin mi—aseguro jae

--yo lo vi…esta en el patio trasero, cerca de los jardines, una linda chica lo cito ahí…--changmin lo codeo y junsu sin entender espeto--¿…Qué?!

--Yunho dijo que no le dijéramos nada—junsu aun mostrando cara de no entender y su rostro decía ¿porque quieres ocultarlo?

Pero el pelinegro solo había tomado interés al paradero de yunho y eso le vasto para salir corriendo, tenía que asegurarse.

--por eso…--al ver salir corriendo al pelinegro--…no es necesario que sepa, algo que carece de importancia.

--pero no es la primera vez que se le declaran a yunho

--por eso Su…

El delfín comprendió que no era necesario y mas cuando esas chicas NO entrarían a la vida del pelicorto, se quedo concentrado así que min aprovecho para revolotear sus cabellos.

--Min!…malogras mi peinado

--un delfín no necesita una cresta de gallito

--Min !!! ya vas ver…voy…voy a infectar tu lapton “MUAJA JAJA”

--eso sonó “tenebroso”… –le mostró la piel chinita de su brazo

--Sí… verdad

♦♦♦♦♦♦♦♦


Jae corrió de alguna manera se sentía confundido, que quería esa chica con yunho? Por que lo buscaba?

No era que no tuvieran compañeras era solo que…

¿Porque tenían que ocultarse?

y lo peor …dejarlo afuera.



Y paró, al percatarse que solo le faltaba doblar la esquina, con la respiración agitada se acercó, asomo tímidamente su cabeza…

Ahí estaba aquella muchacha de cabellos castaños, aunque solo veía su espalda, traía la cabeza gacha como escuchando, yunho movía sus labios y el pelinegro sin descifrar que era lo que decía, solo noto que en su mano yacía un sobre… una carta

Y parecían los segundos eternos… que era lo que tanto tenían que hacer ahí parados?

Y vio como Yunho la abrazo mientras ella hundía su rostro en la hendidura de su cuello

Entonces… lo comprendió

Apretó los puños fuertemente, ella…

ella no podía alejarlo de su lado

...no debía

No podía…

No… cuando comenzaba a sentir alguien a su lado

----------------


Se sentía molesto hasta se podría decir traicionado en cierta forma la consideraba como tal, y no entendía por que su sangre hervía de coraje quería que esa chica desapareciera muy lejos y los dejase a el y a su hermano en paz, porque tenia que aparecer alguien mas…

acaso no estaba bien juntos?

--jae abre—tocó la puerta, preocupado por el pelinegro, aun no entendía por la repentino abandono de clases.

--no…--nervioso--…NO. no estoy ocupado—yunho se pregunto en que podría estar ocupado si todo lo que hacia el pelinegro, siempre Lo hacían juntos y nada le ocultaba.

--por que no me esperaste? Te sientes bien?—

--ya te he dicho que tengo cosas que hacer !...—nunca le había respondido tan duro y frió, algo pasaba y no entendía que

--Boojoongie…--y se sintió mal por decirle esas palabras duras pero que podía hacer si se sentía furioso y hubiese querido descargar toda su rabia con esa chica…

y solo estaba yunho

y en parte el también era él culpable por dejarlo, por andar con ella, por…



Yunho no sabia como reaccionar nunca su Jae se había comportado así que había pasado? o que había hecho mal para que se comportara así… para que lo tratara así, seria bueno insistir? O lo dejaría para que tuviera las cosas claras?

Pensó que era mejor darle su espacio y aunque no quería, lo dejo…

El pelinegro pensó que insistiría, pero no lo hacia, seguro ella era mas importante que él , que tenia esa tipa que él no,

Acaso no era divertido?

Acaso no la pasaban bien?

Estudiaban juntos pero también se reían, bromeaban jugaban y hacían todo…entonces para que la necesitaba?



Pero odiaba estar así, disgustados, porque nunca lo habían estado y porque sentía que no estaba bien así

Y junto a la puerta tembló ante lo débil que podía ser

Necesitaba disculparse, decirle que no se alejara…

que no... que no, lo dejara …tal y cual lo había hecho su hermano


Pero no pudo, apretó fuertemente el picaporte ante su frustración

Y así paso la tarde , encerrado en su cuarto, que ahora le parecia mas grande y la única forma de distraerse era con sus deberes y si seguia asi acabaría con todos los trabajos de la semana

--señorito jaejoong tiene una llamada , es el joven junsu

--ahh yo lo tomo acá

--alo, su

--jaejung como estas?

--bien—respondió sin muchos ánimos

--me preocupe por ti, saliste a toda prisa

--es que…

--los vistes?

--ahhh…Sí

--bueno, pero no es la gran cosa…casi siempre pasa

--siempre pasa?—porque él no lo sabia?

--es que…hay muchas chicas, que se le declaran…es la misma rutina…es que tu hermanito es bastante popular

--esta con todas?

--no tontito, las rechaza por supuesto…--silencio--…no te preocupes, vas a tener hermanito para rato…



0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD