E D E N cap 7

5 comentarios
Terribilità.- es una vocablo italiano que los contemporáneos del artista Miguel Ángel Buonarrotti en el siglo XVI utilizaron para definir el estilo grandioso y de fuerza potente que demostraba dicho artista sobre todo en sus esculturas(wikipedia) -lo pongo por que jae lo utiliza porq¿? ya sabran, por que lo dice *se me antojo* -
---


Y se dejaron llevar por aquel abrazo que aprisionaba todo ese amor que se tenían, mas los minutos pasaban y este parecía no terminar, es que tanto tiempo estuvieron sin el otro, que dolía separarse…

La brisa soplo, volviéndolos consientes que ya llevaban varios minutos en los brazos del otro. Yunho lo aparto suavemente. Las lágrimas de ambos estaban mas que seca ya solo se podían apreciar pequeños rastros de ellas.

Se miraban aun atrapados en los ojos del otro.

--jae, te amo –le hablo suavemente pero contundentemente, cuidando de que cada palabra transmitiera eso…Amor

Jaejoong aun no se atrevía a decirlo tan abiertamente, tal vez por la vergüenza (no lo sabia) pero en parte era porque no estaba acostumbrado a decir, tan abiertamente sus sentimientos; no cuando fue mucho el tiempo, que los guardo.

Yunho acariciaba su mejilla y con cada toque, el rosado pálido se hacia cada vez mas intenso.

--sabes? Nos vamos a casar…--lo dijo alegremente, aun no creyéndoselo.

Jaejoong asintió.

--¿puedo? –jae lo interrogo con la mirada. Yunho siguió— ¿puedo besarte?

Y Si su corazón, estaba latiendo apresurado ahora lo estaba más; porque un beso se daba…no se pedía, no cuando decir SI lo intimidaba

Porque después de su primer beso con Yunho jamás volvió a hacerlo. Ahora con el segundo, era con él mismo. Solo que ahora se sentía más nervioso, más temeroso… de equivocarse… de cómo hacerlo.

La primera vez prácticamente había sido un accidente y ahora estaba tan consiente que temía fallar…

Justo cuando se disponía a hablar un perro de la nada salio aventándose encima de ellos, buscando atención. Era amigablemente intenso, que ambos rieron cuando se abalanzo sobre el pelinegro al mismo tiempo que intentaba lamerlo. La dueña apareció apenada y al instante insto, sacándolo encima del pelinegro.

--lo siento de verdad, lo siento, es que pufi es muy intenso—se disculpo la muchacha mientras le ponía su correa.

--no se preocupe—le respondió jaejoong.

Reverencio una vez más y se alejo.

--todos te quieren –yunho rió

Jaejoong pensó «Si fuera eso verdad»

No era exactamente el centro de todo. En la universidad prácticamente lo repelían.

--no es verdad—respondió.

--eso va a cambiar, cuando todos se enteren que eres mi prometido te van a envidiar.

--¿ah? Yo no quiero eso, si así me odian que será cuando lo sepan

Yunho sonrió

--deja, que tengan celos. Que sepan que yo… solo te quiero a ti.

Lo beso en la frente --ahora vamos que tengo que decirles a mis padres y tú, a tu…

--hermano –jae pensó que todo estaba yendo muy a prisa, recién se encontraban y al instante estaban comprometidos…todo era muy rápido incluso para él--.Yo no creo que lo permitan, aun estamos estudiando somos muy jóvenes y…—dudo-- éramos hermanos…no se como…

--lo sé, pero yo no quiero separarme de ti, no mas ok…así que haré todo lo posible para estar juntos…yo sé que ellos entenderán…lo sé—y esas palabras llenas de seguridad le transmitían confianza, esa que necesitaba para luchar juntos.

-----------------

Su Umma se sorprendió no creyó que volvería a ver juntos, a su dos hijos.

--jae como has estado? –Fue a su encuentro mientras le daba un beso en la mejilla—que bueno que se hallan encontrado—acaricio su cabello mientras lo repasaba con la vista.

--tu sabias umma?—pregunto yunho.

Su madre asintió

--que mas me ocultan?— Jaejoong se tenso, no quería que su Yunnie pensaras cosas malas de él, justo cuando las cosas recién iban bien entre ellos.

--yunho…no es…

--deja hijo...Lo que pasa es que ayude a Jae a que ingresara a la universidad, si no hubiese hecho eso, él no iría… o mejor dicho estaba decidido a trabajar.

--que?! – como era posible que su jae trabajase.

--eso mismo—se alegro por que a pesar de los años, su hijo seguía protegiéndolo.

--todavía hay muchas cosas que desconozco—miro a Jae—quiero que me lo cuentes todo ok—Jae asintió

--bueno los dejo para que puedan hablar y recuperar el tiempo perdido—se dirigió al pelinegro--..ah pero después serás todo mió…y no te preocupes que aun tienes tu cuarto puedes pasar la noche ahí…

Jae dudaba en aceptar o no, se moría de ganas por recordar los mejores momentos de su vida, pero también estaba en duda… que dirían los padres de Yunho cuando se enterasen que ambos querían casarse...

Yunho comprendió el dilema de su pequeño –ya veremos umma si se hace tarde se queda.

Su madre sonrió complacida.

--------

Jaejoong miraba los pasillos no perdiendo detalle aun seguían tal y cual los dejo. La puerta de su cuarto, con ese letrero que decía “jaeboo”. Sonrió.

--ven –le cogio de la mano, entrando a la habitación.

Todo en orden tal y cual lo dejo. Aun podía recordar ese sentimiento de angustia cuando se aparto…

Yunho lo abrazo. Jae era tan transparente, que él podía sentir cada liguero cambio en sus emociones.

--estas aquí sabes…Vamos a tener que decorarla de nuevo—lo beso en la nuca—ahora vamos a mi habitación ok.

----------

El cuarto de Yunho estaba tan diferente de lo que recordaba, pero aun seguia conservando ese toque personal que caracterizaba al pelicorto

--e-ese es…--con duda, señalo al pequeño peluche que yacía en medio de la cama.

Yunho asintió—es mi pequeño amiguito. —canturreo.

Jae se acerco estrujándolo en sus manos, le encantaba ese peluche, era su favorito. Por eso había decidido dejárselo, quería que Yunho tuviera un recuerdo suyo, pero nunca pensó que aun lo conservara… y menos que lo tuviera ahí, junto a el.

--te extrañe mucho sabes –le hablaba al felpudito amigo—espero que lo hallas cuidado mucho—le susurro en el oído. Yunho sonrió le encantaba esa faceta del pelinegro—supongo que hiciste un buen trabajo –le siguió hablando.

Y suponía que sí ya que Yunho No lo había olvidado y Mas aun… lo quería…y ahora no parecía tan infantil la idea de dejarle la misión de recordarle que lo “Quería” si esa había sido su misión-Que todas las noches le digiera en lenguaje peluche que- “Jaejoong quería mucho a Yunho que SIEMPRE lo haría”

-- y yo?—yunho pregunto entre ofendido y divertido. Jae se levanto parándose al frente suyo. Tenía una ganas inmensas de abrazarlo de hacerle ver cuan importante era, tenía una ganas inmensas de Yunho. Pero no lo hizo… se contuvo, era muy conciente que su lógica le decía un sin números de razones para detenerlo.

Y lo lograba.

Yunho se acerco ante mirada de jae. En sus ojos vio un brillo, que poco a poco iba cediendo… Se preocupo.

--jae…--tomo sus mejillas acercando su rostro con una mirada que conectaba a ambos, aquella que Jae sentía que lo hipnotizaba y lo hacia olvidarse de todo.

Se acercaron…

Y Jaejoong perdió… El tiempo ya no importaba, solo estaba esa castaña mirada que lo atraía…como imán lo acercaba y como magia lo encantaba y una deliciosa ansiedad que nacía en medio de su pecho los conectaba haciendo que buscaran sentirse juntos, sentirse unidos…

Y Yunho al igual que el solo pudo perderse en esa mirada que brillaba. En ese Ser que espero tanto…que amaba tanto.

Ahora…ahora solo sentían sus labios, reaccionando a la par. Tan calidos y suaves, que cerraban sus ojos embriagándose en esa necesidad, ese buscarse juntos y estar ahí… en la boca del otro, en esa unión que siempre debió ser, y que mostraba que tan natural era probar los labios del otro.


Yunho lo tomo de la cintura apegándolo a su amplio pecho. Jae se tenso tenerlo tan junto. Lo volvió a la realidad. Las cosas estaban yendo demasiado a prisa, hace unos momentos había tenido su primer (segundo) beso y ahora…estaba tan junto a yunho que…bueno, estaban empezando a intimar (si se podía decir así por que ellos SOLO estaban en el cuarto y este, estaba cerrado) y…y se supone que el compromiso viene primero y luego…

--yunho…creo que debem…

-- shhh –lo silencio, sabia que tenia razón pero quería tenerlo así, un poquito mas—solo vamos a estar así ok, no haré nada…

Jae asintió. Yunho se inclino recargando su peso más en él. Yunho era mas grande que él; en edad, en tamaño en todo...Y esto lo comenzaba a comprobar cuando sintió, que no podía sostener mas a yunho…

Sus pierna retrocedieron tocando el respaldar de la cama.

—yun…

--un rato mas si?—se acurruco mas haciendo que el pelinegro se tambaleara y cayera a la cama llevándose a Yunho encima.

Yunho sonrió, era perfecto. Había logrado desestabilizarlo para llevarlo a donde quería, no era que quería…bueno… no sin el permiso del pelinegro. Lo que buscaba era tenerlo así de junto. Tan cerca que podía escuchar el latido aceleroso de jae. Tan cerca que podía fundirse en su aroma y se preguntaba que tenía que lo hacia oler tan bien, tan agradable, tan exquisito…

¿acaso comía flores?

Ahondo mas su nariz. Aquella singular fragancia le recordaría a su pequeño y la absorbía, memorizándolo hasta sus células.


Ahora que estaban en la cama Yunho no era tan pesado, las piernas levemente flexionadas de Yunho amortiguaban su peso y Jae agradecía esa consideración, pero aparte de eso… no podía estar tranquilo. Como podía estarlo!

Si aquello era muy comprometedor, tenerlo tan cerca, hacían un BADABUM intenso en su corazón, y creía que toda su sangre se había aglomerado en su rostro. La sentía arder. Se removió un poco… y fue conciente del cuerpo de Yunho, oh dios para que se había movido.

Error gran a error!…ahora estaba súper, súper nervioso.


“Terrebilita* terrebilita“ y era lo único que se repetía para no pensar en el cuerpo que no sea de otra forma …terrebilita

Y en su vano intento para no ahondar en esas sensaciones que comenzaban despertar en él. La puerta sonó con un toque que hizo que Yunho se despegara de su cuerpo. Al otro lado su madre pregunto:

--yunho hijo…tu padre a llegado

--ok umma, ya voy.


-----------------



Bajo las escaleras sabiendo muy bien lo que haría. Hablaría con sus padres, si entendían bien y si No también, estaba decidido.

Vio a ambos sentados en la sala, parecía que su umma le había contado de jae. Se acerco y antes de que alguno preguntase por el pelinegro Él se adelanto.

--yo…--por un momento dudo pero su firmeza volvió-- .Me voy a casar.

Sus padres no creyeron los que sus oídos escucharon, Estaban tan tranquilos esperando que el pelinegro bajara y ahora…

Su madre parpadeo repetida veces tardando de despertar de un sueño (o pesadilla)

Su padre enarco una ceja aunque su rostro mostraba serenidad estaba muy lejos de ser así.

--¿como es eso hijo?—se atrevió a preguntar la madre—la…¿la embarazaste?—y se arrepentía de no haber hablado de sexualidad, de PROTECCION, de condones…ah se arrepentía de muchas cosas, que su mente no podía enumerarlas.

… Es que como era posible que su único hijo le venga con eso.

…Dios, acaso no había sido una buena madre?, vale que se le pudo haber pasado muchas cosas pero acaso era todo su culpa…y miro a su esposo que seguía con esa misma expresión…

SI todo era la culpa de ese SEÑOR…

Él era hombre, y se supone que entre hombres, tienen que hablar de …

--no umma, no es lo que tu piensas—Ambos padres suspiraron. Claro la madre lo hizo más profundamente—.Estoy enamorado y quiero algo serio.

--Pero hijo. Aun eres joven, pueden estar de novios y con el tiempo lo podrían formalizar…Pero aun eres tan joven, podrías cambiar de parecer…--y quiso morderse la lengua por decir lo ultimo, sabía que los jóvenes cuando se enamoran piensan que “será su único amor” que amaran a esa persona por toda la vida y…bueno, cuando se es “mayor” sabe que eso no siempre pasa.

--no, yo lo amo, lo voy a amar siempre.

Un momento…

Sus padres parpadearon.

Ladearon sus rostros…Yunho se había equivocado o…

--tu “LA” amas verdad? –el Sra Jung enfatizo, su hijo se había equivocado verdad?

Era el momento… era el momento de decir y dejar todo claro. Yunho respiro dándose valor…luego prosiguió

--LO amo.

--que dices hijo?—esta vez era su padre un poco asustado, por como estaban yendo las cosas. Aunque el genero no era tan relevante solo que nunca lo pensaron en una opción, y menos en su familia.

--me enamore desde el primer día que lo vi…Al principio pensé que era una niña pero no…luego lo vi como a un hermano pero su lejanía me hizo ver que tanto lo extrañaba y sin saber como… LO AME…

--Oh… hijo –su madre comenzó a entender, su hijo… Si no se equivocaba

…estaba enamorado de ¿Jae?.

--si umma es jaejoong

Y ahí quedo confirmado todas su sospechas y como podía enojarse o culparlo si amaba mucho a ese muchacho…tanto como a su hijo.

--jaejoong!? –pregunto su padre—Jung jaejoong!?

--si –fue la escueta respuesta de su hijo.

Su padre se puso como energúmeno, que mierda pensaba su hijo, atreverse a fijarse en un muchacho que prácticamente vivió como su hermano…No, no podía ser!

--yunho estas entendiéndolo lo que me estas diciendo…--su padre miraba con desconcierto como tratando de entender, digerir todo lo que escuchaba, se agarro la cabeza…—…es prácticamente TU hermano…--agito la cabeza no entendía nada…pero aun así mantenía la calma por que si hubiese hecho casos a sus instintos hace rato le hubiese mandado una bofetada.

Le había pasado prácticamente el hecho de que se halla ido al extranjero, mintiéndoles que estudiaba cuando NO lo hacia, en vez de eso se la pasaba de ahí por ahí con sus venditos amigos…ahora…Suspiro.

…Jaejoong era muy diferente a Yunho. Un muchacho serio y aplicado. Un muchacho que a pesar de lo poco que tenía salio adelante, siendo uno de los mejores alumnos, hasta había consiguió una beca.

Si, había seguido los progresos de jaejoong, lo había ayudado tanto como pudo, incluso había contratado a su hermano para una sucursales de su empresa claro indirectamente…

Quería mucho a ese niño , si no hubiese decidido marcharse estaba seguro que sería un buen representante de los Jung. Ahora su hijo…bueno aun le molestaba lo que había hecho…que había pensado que iba a seguir con esa mentira toda su vida…

--llama a jae

--pero appa…

--hijo hazlo --Yunho no necesito de nada mas, esas miradas no dejaban titubeación aunque no quería que el pelinegro formara parte de la confrontación (por que el tenía que encargarse de todo) sin embargo tenía que hacerlo.

---------------------

--cuando baje mándale a mi despacho –le dijo a su esposa.

--pero….. No iras… Mira que solo es un niño

El Sr. Jung no dijo nada, solo en silencio la escucho. Camino aun pensando en lo que tenía que hacer. Aun no entendía esa locura de su hijo pero tenia que mostrarse sereno y hacer las cosas con calma.


--------

Jae bajaba las escaleras yunho iba detrás de él

--jae…--la Sra Jung lucia temerosa pero a la vez serena.


-----------------------------

Solo, se adentro al despacho.


--como estas muchacho?—jae soltó un suspiro, que alivio esa tensión de desconcierto.

--bien señor…

--no me digas así, acaso no era tu padre?

Jaejoong asintió con una sonrisa sincera que el señor Jung respondió—ven, siéntate.

Hablaron de la universidad, de cómo iban sus clases, de su futuro (profesional) de todo un poco…

Y la conversación más parecía un encuentro casual…

El señor Jung rió, Jae también lo hacia. Es que concordaban en tantas cosas y hasta se había enterado que el señor Jung era dueño de una escuela de baile…-menuda sorpresa-

--Jaejoong…--de pronto el Sr Jung cambio su semblante a uno serio—sabes que yunho se fue al extranjero, estuvo un tiempo allá-se rascaba levemente la ceja--… no se que costumbres habrá aprendido allá pero bueno, ahora nos dice que quiere casarse—jaejoong se encogió—y tu estas involucrado…--ante el incomodo del pelinegro el Sr. Jung prosiguió--Sé como es mi hijo… impulsivo, un tanto imprudente…y manipulador.

--eso no…

--déjame continuar. A pesar de todo eso, sé también que es un muchacho muy puro en sus sentimientos, y que interpone a otros, antes que a el mismo…Por eso te pregunto

…jaejoong, amas a Yunho?


En la vida hay decisiones que no es difícil tomar, escoger entre uno y otro

… Elegir

… en eso basa todo.

Todo menos “esa” decisión.

Por que para jaejoong “amar a yunho” era lo único cierto y real, tan genuino y natural como lo era El respirar…

Así que sin pensarlo y tan espontáneamente asintió…



----------------------------------------



Los días pasaban relativamente rápidos.

Jae en la clase, aun no lograba concentrarse entre los preparativos de la boda y las tareas lo dejaban exhausto. Yunho le había dicho que no se preocupara de nada, pero del dicho al hecho como que había mucho trecho y como que dejar hacer todo el trabajo a su umma -como que no era justo- aunque se le notaba a leguas que le encantaba hacer todo, pero a pesar de eso trataba de estar a su lado por que si fuera por ella haría todo lo mas grande posible como si de la boda de príncipes se tratase…


-----------------------


La ceremonia había sido en el exterior muy cerca de los alamos donde los Jung tenían una residencia. Entre familiares íntimos y algunos amigos cercanos se había cumplido la ceremonia, y a pesar de ser en el exterior habían usado trajes típicos. La familia Jung era muy tradicionalista y eso hasta se podía apreciar en la decoración.

Después de la ceremonia Jaejoong paraba de conversación en conversación todos querían acapararlo, y bueno Yunho también estaba en ese plan, pero debido a los invitados era casi imposible aunque a veces sus miradas se cruzaban y solo sonreían porque mas ocupados no podrían estar.



--Jae ese chico de allá es tu hermano verdad? –Junsu lo repasaba con la vista. El, Junsu, Changmin y minho estaban en una mesa descansando, si se podría decir así. Habían logrado escabullirse de los demás invitados y ahora lograban relajarse entre ellos. En cuanto a minho era un muchacho delgado alto y muy lindo y era el menor de todos, changmin lo había traído. Supuestamente era su compañero de clases, aunque eso había sonado raro, un chico que era tan “menor” estar a la par de min??

Bueno…seguro era un genio o algo parecido, eso pensaron todos.

--sip no te lo presente??—Junsu agito la cabeza en negación.

--vale, ahora lo hago…

Pero antes que Jae se levantara Changmin lo detuvo –espera no creo que sea necesario, total. Tu… --señalo a su hermano—acaso no fuiste el artífice para que ellos se encontraran?—Junsu entorno su cejas, sorprendido.

–si pero…

--pero nada que quieres hacer ahora ¿llevártelo de nuevo?(se refería al pelinegro)

--oye yo no lo hice por maldad—se defendió.

--si ustedes dos se encuentran…quien sabe (¿?)

--ya he dicho que no lo hice por maldad!—minho los miraba curioso, no entendiendo nada, sus ojitos parpadeaban de un lugar a otro tratando de hilarlo. Jae sonreía divertido de que sus dos amigos o primos? Se llevaran de esa forma

--pero es que tu ya tienes a Minho y YO que soy tu hermano me dejas aun lado –minho se sonrojo instantáneamente mientras junsu fruncía los labios tratando de parecer lo mas dolido. Changmin sonrió. Él era el menor de los dos pero su hermano se comportaba de tal forma que no parecía ser el mayor.

--no te dejo de lado –se acerco aprisionando sus mejillas –es solo que…ya, ya, te voy a compensar…a donde quieres ir mañana, que yo invito?

--bueno…no sé déjame pensarlo, vale?

--ok—changmin no dijo nada mas y para su disgusto, Junsu de nuevo enfocaba la vista en el hermano del pelinegro—Junsu? –que podía hacer era un hermano sobre protector y algo indispensable era conociera a todos los amigos de este, aunque claro conociendo a junsu no lo hacia ya que de seguro su este se paraba conociendo personas cada 3 minutos…

--es que, no se parece mucho a Jae y… y tiene unos bonitos labios.

--eh?!—tanto Changmin como Jae habían quedado con cara de poker y algo desencajada. Junsu sonrió le encantaba ver esas reacciones sorprendidas y tan naturales y ahora lo que mas quería era fotografiarlos.

Y mientras Changmin se la pasaba jaloneando a Junsu para que no se atreviese a ir con Yoochun, la Sra. Jung se acerco al pelinegro.

--ya tenemos que irnos es mejor que te despidas de lo invitados--Jaejoong asintió. No había reparado en lo cansado que se sentía, busco con la mirada a Yunho ambos tenían que irse verdad? . La señora Jung reparo en la mirada de Jae.

--Él ya esta despidiéndose así que solo faltamos nosotros ok...—y así lo hicieron se despidieron cordialmente agradecieron su asistencia.

La nueva familia Jung (con un miembro de vuelta) se alejo en una preciosa limosina con unas flores muy lindas y sobrias que las adornaban. Claro hubiese sido normal que solo los casados se alejaran en limosina rumbo a su luna de miel (pero en este caso no)

El Sr Jung no quería dejarlos solos, en primera porque Jae era aun menor de edad y era su responsabilidad asegurarse de su integridad vale que ya esta casado pero eso no le quita que aun piense que su hijo era muy liberar para ciertas cosas y bueno pensaba que el pelinegro no estaba preparado mental, ni físicamente para su monstruoso hijo. Por eso… dormirían en su casa y cada uno en SU cuarto, como buenos chicos, asi debia ser.

…y en cuanto a la luna de miel… también se había postergado por ESO… y por que aun no acaban el semestre y no podían alejarse mucho tiempo. Bueno para ese caso el Sr. Jung había organizado un viaje FAMILIAR- hasta había invitados a sus sobrinos (junsu y changmin)-…y así mas parecía que Jaejoong había vuelto a la familia como otro hijo y no como el “esposo” de su hijo…

En cuanto a la Sra. Jung ella se encontraba al margen, sabía que su esposo se estaba pasando de la raya al entrometerse en la vida de los chicos, sin preguntarles su aprobación…pero que podía hacer. Cuando se le metía “algo” a la cabeza a su esposo, no había poder humano que hiciera cambiar de parecer.

Por eso había optado en actuar por su cuenta, ella aun no había dado su regalo de bodas pero ya lo tenia casi listo solo le faltaba unos cuantos papeles y listo.

Había comprado una hermosa casa al lado de la suya había buscado ya una manera para que los chicos viviesen sus vidas ellos solos (argumentando que si estaban así de cerca entonces no seria como si de verdad se hayan ido verdad?) sabia que Jae era aun menor pero como que para el amor esas cosas son las que menos importan…y bueno ya quería nietos así que era mejor comenzar temprano verdad?. Sonrió mirando en lo lindo que se vería a su nuero con aquella pancita…

Jae apretujaba sus dedos, estaba nerviosos si esa era la palabra el Sr Jung tenía la mirada fija en la ventana distraído en vaya Dios saber que, la Sra. Jung lo miraba con un brillo especial en los ojos, y… Yunho bueno de él no sabia porque estaba sentado a su lado, muy alejado para su gusto, aunque sentía que lo miraba por la creciente incomodad esa que sientes cuando eres el centro de todas las mirada (bueno y pensamientos)

Yunho reparaba en todo lo que haría…el pelinegro era suyo ante dios y ante la ley y ahora quería comprobarlo es decir hacerlo verdaderamente suyo, que todo en jae diga que pertenece a yunho…y el se encargara de hacerlo de que el aroma de jae se funda con el suyo y así el pueda expresarle cuanto lo ama…es que desde que lo encontró prácticamente no habían tenido un día juntos, siempre había algo o alguien que se entrometían y solo lo soportaba por que sabia que después de la boda el seria solo para él, porque si no ya lo hubiese raptado…

Al fin la limosina se detuvo y todos salieron de sus cavilaciones, cuando el chofer abrió la puerta instándolos a salir.

--ya llegamos? –pregunto la Sra Jung un tanto confundida.

--si madame.

Todos salieron, a la entrada de la mansión se encantaron con la sorpresa que todos los empleados se encontraban parados en el living. El mayor de todos se acerco, aclaro su garganta. y hablo

--bienvenidos Señores Jung…es un honor para mi…--se corrigió cuando todos los demás compañeros de trabajo lo miraron inquietos--…es un honor para Nosotros recibir a un miembro mas de la familia, que regresa como el esposo del joven Yunho…--carraspeo –perdón es que no me acostumbro a aun a Señor Yunho –todos sonrieron –…bueno… sin mas larga queremos entregarle por parte del todos, un pequeño presente –una de las muchachas se acerco con una caja envuelta en papel adornado con lazos de colores encima –espero que les guste...--se inclino con una reverencia y al acto todos hicieron lo mismo. Jae recibió el presente conmovido.

--claro que si --respondió

--es para que lo usen los dos –siguió la mucama mas antigua, con una sonrisa de complicidad que hizo colorear las mejillas del pelinegro.

--espero que no sea nada atrevido –inquirió el señor Jung medio serio medio broma. Todos se permitieron reír. Mas la nana que había cuidado a los hombres Jung. Hablo –nada que una pareja de casados no lo necesite—el Sr. Jung ya no dijo nada mas que –bueno a brindar!!...

Y Ahí, se había formado una pequeña reunión que no duro mucho pero que era muy significativa...Luego de unos brindis y unas copas. Todos se disponían a dormir. Yunho por instinto tomo la mano de Jae, estaba por llegar a l puerta cuando su padre lo detuvo.

--vallan a dormir…pero cada quien a su cuarto—Yunho abrió la boca para replicar pero no dijo nada, su padre se veía serio. Jaejoong callo en cuanta a lo que se refería su padre, es que sin pensarlo había seguido a Yunho estaba tan cansado que se dejo hacer, y ahora que caía en cuenta sus mejillas se sonrojaron, soltando la mano de su esposo.

--bue-nas noches sr…--dudo en como llamarle

–dime padre…ahora eres como un hijo verdad –jae asintió. Y yunho rogó para que esas palabras no fueran tan literales y que no se olvidara que era su esposo y que tenia derechos como tal.

Unas vez que el Pelinegro se perdió en la puerta de su habitación. Yunho aun seguía observando a su padre.

--que pensabas, que te dejaría poner tus manos en ese pequeño--Yunho levanto una ceja – mira hijo, él todavía es un muchacho, así que ni se te ocurra pasarte de listo en mi casa, ok.

--pero appa él es mi ESPOSO acaso no nos casamos ya?

-- hay muchas cosas que no entendientes por tu edad…mira, tomas las cosas con mucha prisa; te casaste apresuradamente sin pensarlo detalladamente, como un mayor debe hacerlo… no dijimos nada, en primera por que estaba seguro que si nos oponíamos, no se que habrían hecho, de seguro que hasta te lo raptabas…--yunho no pudo reprocharle por que tenía razón, si le hubiesen dicho No, se iba con el pelinegro y solo dios sabia donde, con tal de estar juntos…-- pero ahora vas a hacer las cosas con calma…de seguro, todo es nuevo para jae, no creo que tenga la experiencia… tuya, así que hasta que sea mayor de edad(20 años en corea) no lo vas a tocar ok?—que?! yunho no podía prometer algo así, faltaba mucho. su padre hablaba en serio?

--estoy cansado padre—bostezo ---mañana hablamos si?

--yunho aun no acabo—yunho juntaba la puerta tratando de zafarse como mejor podía—yunho?!

--si, si…() lo voy a tocar –cerro la puerta, yunho sonrió recargado en la puerta mientras que su padre daba unos cuanto llamados. En vano. Ya que con su hijo no se podía. Lo dejo por las buenas ya que se encontraba muy cansado ya hablaría otro día. El mismo tenía que asegurase personalmente. Suspiro de seguro si seguía así ese hijo suyo acortaría sus días.


-------------------------

En la habitación de yunho después de un relajante baño, se debatía en hacer caso a su padre o no?. Quería ir donde jae y dormir con él…y bueno consumar su boda, solo si, se daba el momento y si el pelinegro aceptaba…

es que en parte, su padre tenia razón aunque no quisiera…

Pero… debido a esa idea de NO tocarlo, como que eso le hacia querer lo contrario y hasta lo habían hecho mas conciente de cuanto lo ansiaba, y Si ahora se moría por tocar esa suave piel y besar esos rojos labios, eso era lo que debería hacerlo ahora

…pero esa puerta se lo impedía

“jae quiero besarte…”

Lo soltó en aquella habitación que solo el silencio resonó.


-----------------------

Después de ducharse, con los músculos mas relajados se sentó en su mullida cama, miro aquel regalo que le llamo mucho la atención que podría contener que solo los esposos lo necesitaran.

No pudo mas con su curiosidad y fue por el. Una vez de vuelta lo agito suavemente tratando de descifrara su contenido, vano esfuerzo. Lo desenvolvió cuidadosamente, levanto la tapa y al hacerlo sus ojos se abrieron de par en par.

…era lo más lindo que había visto. Un par de pijamas del mismo color con los nombre de Yunho y Jaejoong impresos…tal como los doramas…quiso colocarse el suyo pero callo en cuanta que no tenía gracia si yunho no lo hacia también , a quien le mostraría? . Sonrió melancólicamente mientras se preguntaba que hacia Yunho…si estaba pensando en él o si ya estaba durmiendo…


----------------------


La mañana siguiente todos se encontraron en el desayuno.

Yunho llego ultimo, al hacerlo saludo a todos, dudo cuando se acerco al pelinegro, debía besarle en la boca o no? Total era su esposo no? Pero vio a su padre así que solo se limito a darle un beso en la frente.

Para jae fue suficiente aquel beso, sintió el calor en sus mejillas cuando vio que era el centro de las miradas, bajando el rostro…


---------

--bueno me gustaría que fuéramos al club me comentaron que hay una nueva atracción…--se quedo ahí por que su hijo lo interrumpió

--no podemos a Jae y a mi nos dejaron una presentación y que es para el lunes que tenemos que entregarla –mentía…pero no podían culparlo quería estar a solas con su lindo esposo.

--bueno si así entonces nos quedamos en casa así les acompañamos mientras hacen su tarea –yunho miro suplicante a su madre necesitaba de su ayuda.

--mi amor que te parece si vamos nosotros mientras los chicos hacen lo suyo.

El Sr. jung sabia que no era muy buena idea dejarlos solos, no lo haría y no comenzaría ahora.

--creo que no… mejor nos quedamos ¿si? –la Sra jung sintió perdida su batalla.

Yunho vencido, siguió separando sus huevos revueltos.


----------------------

Yunho y jae se sentaron en la biblioteca

--pero si no tenemos tarea—aseguro el pelinegro,

--shh…No lo digas tan alto—yunho se levantó mientras corría a cerrar con seguro la puerta.


-------


El estar ahí solos, no era una oportunidad que daba muy a menudo, prácticamente habían omitido es etapa de “enamorados”, saltando a casados (aunque no se arrepentía, no lo hacia por que lo amaba y estaba seguro cien por ciento, que lo haría toda su vida)

Yunho acorto distancia. El pelinegro bajo la mirada aun en su lugar se removió un poco.

Yunho se acerco mas, sintiendo ligeramente temblar al pelinegro

--me amas verdad? –jae asintió, le molestaba que su cuerpo reaccionara así es que no podía evitarlo, una parte se moría de nervios otra parte añoraba que se acercara…no sabia que sentir tenía un lío la cabeza por las diferentes sensaciones que yunho le producía.

Yunho acerco lentamente sus labios no quería que jae se asustara así que lo haría lo mas lento posible. Toco esos calidos labios que se movieron ligeramente. Hablo cerca de ellos –solo siente…-- jae cerro los ojos con fuerza…

“sentir”

Era lo único que hacia…

Sentía esa suave caricia, sentía ese calido aliento, sentía como su pecho se oprima girando su mundo, sentía como se adormecía, y cerrando sus ojos, se sentía flotar…

A medida que se sus labios se iban conociendo, sus movimientos se hacían mas seguros, sin practica sin premeditación solo eran guiados por sus sentimientos…


Jae abrió los ojos cuando sintió que los suaves labios de yunho se alejaban…ahí cayo en cuenta que su suéter se había ido y que su polo estaba ligeramente removido.

No sabia en que momento sucedió, en que momento se dejo despojar de casi todo, solo sabía que los bezos de yunho lo mareaban llevabandolo a flotar y olvidarse de todo.

Yunho lo miraba con una sonrisa en los labios y en sus ojos una fina película de brillo lo hacían relucir, como si estos retuviesen todos sus sentimientos.

A un manteniendo la vista fija en el, se acerco para disgustar de esos labios que mas rojos lo esperaban, mas fue detenido por un golpe insistente en la puerta.

--yunho…abre ---su padre estaba preocupado, no quería dejar solo a esos chicos, vallan dios lo que podían hacer.

Yunho le dio un beso fugaz al pelinegro y se levanto de él. Jae tenía el rostro y los labios sonrojados, estaba seguro que si el señor Jung lo veía sabría lo que ellos estaban haciendo. Se acomodo lo más rápido que pudo sus prendas.

Como había dejado que Yunho avanzara tanto? , ni idea… Yunho lo miro como esperando su aprobación para abrir. Jae cogio un libro, asintió y se sentó encima de la alfombraron con el libro entre las piernas, con la cabeza agacha enterándolo en el libro, evitaría mirar al señor Jung.

--no quiero que cierren la puerta –mirando a yunho. El mencionado solo bufo en respuesta—y como va la tarea?

--bien –fue la simple respuesta de yunho.


Después de ese incidente (aunque el padre de yunho no dijo nada intuyo que “algo” había pasado no en vano era un adulto), ahora siempre se encargaba de estar siempre presente(o el peor de los casos que los vigilaran). Cuando llegaban de la universidad su padre estaba ahí (tenia el horario flexible, esa era una ventaja de ser el dueño)



--junsu tienes que hacerlo

--pero hyung, no puedo. Mira mis padres siempre están en casa ahora que mi hermana regreso, no creo, además… no te voy a dejar que hagas cosas pervertidas en mi cuarto.

--y en el de changmin?

--ni se te ocurra que voy a dejar que mancilles la atmósfera del cuarto de mi hermano.

--mm… bien…pero me tienes que ayudar algo tengo que hacer, mi padre no quiere ni que lo toque—suspiro—como puede ser mi esposo si aun no lo tengo.

Junsu al otro la do del a línea removió sus ojos, era demasiado lo que se imagino con esas palabras.

--por que no van al rancho que tienen…

--No, es muy lejos—junsu se quedo pensando, adonde podrían ir?

A Un hostal del “amor”?

No, era muy…desesperado…

ah ya lo tenía!

--yunho y si van no se a un hotel y alquilas uno con la mejor suite…Matrimonial…tu sabes.

Yunho se quedo pasmado, porque no se le había ocurrido antes!

.haría una reservación, sacaba dinero en efectivo , claro por que no podía usar tarjetas, y….y listo

--te amo primito, eres un genio.

--jeje y tu un estupido

--oye no es para tanto--Junsu sonrió.


---------------------------


Ese día jueves como siempre el chofer los dejo afuera del campus. Yunho espero hasta que el carro se alejara. Tomo la mano de su pelinegro—es hora

Jae asintió, sabia lo que Yunho haría a donde lo llevaría. La noche anterior por un breve instante se coló a su habitación, le robo un beso y le dijo que mañana seria un día especial que por fin seria su esposo y que Ya lo tenia todo arreglado, la mejor suite. Jae se sonrojo al instante no podía negarse, tampoco quería y haría todo, para estar mas cerca de yunho, de sentirlo mas cerca. Ese había sido el breve ínstate que tuvieron, por que su padre había llamado de nueva cuenta su hijo para asegurarse que todo estaba en orden.


------------------



Estaban haciendo mal?

Parecía que lo estuvieran asiendo, porque tenían que llegar a eso…Yunho aun mantenía sus manos entrelazadas y de ves en cuando tocaba sus mejillas, como trasmitiéndolo que todo estaba bien…y eso era lo que Jae necesitaba creer.

--ya llegamos –Jaejoong bajo del taxi al frente suyo había un lujoso edificio. El botones se acerco. Jae aferro mas su bolso, era lo único que habían traído. Yunho había optado por dejar lo demás en los casilleros.

En la recepción, en el ascensor, en todo Yunho se encargo, Jae no estaba muy seguro de enfrentarlos se moría de pena y mas cuando el de recepción lo checo de pies a cabeza no se le creía que ambos tuvieran una relación, ya ahi se sintió muy expuesto al escrutinio de la miradas,

--llegamos, espero que disfruten de suite, si desean alga mas no duden en llamarnos, la línea da un absceso directo.

Jae aun aferrado a su bolso repaso el lugar con la vista. Era demasiado amplio con grandes ventanales y una gran cama “oh Sí” una gran cama y por demás preciosa.



--Jae –Yunho lo saco de sus cavilaciones. Jae lo miro.

--cre…–aquella mirada lo desarmo se veía tan adorable que no pudo evitar ponerse nervioso, jae estaba ahí junto a el y harían…bueno…eso lo ponía nervioso --…creo que voy a tomar una ducha.

Jae quiso aceptar pero sabia que si estaba solo pensaría en muchas cosas y solo estaría mas inquieto—puedo hacerlo primero?

Yunho trago, jae era tan hermoso que hasta la manera en que lo decía era adorable. Asintió. Y desde que pelinegro se metió en la ducha yunho revisaba muy cuidadosamente todo(es que no había tenido mejor idea para distraerse) había bebidas, algunos paquetes de bocadillos y algunas cosa que no venían al caso(como papeles impresos con el logo del hotel, etc) aun escuchaba la ducha, miro a su alrededor todo estaba listo, al darse cuenta la ansiedad volvió, solo faltaba poco y…

De pronto la ducha se dejo de escuchar y supuso que jae ya había acabado.

Y ahí callo en cuenta que se había olvidado de lo MÁS elemental (preservativos, y…lo mas importante un lubricante)… “oh dios!” pensó como había podido olvidarse de algo tan primordial. Se paro directo a revisar de nuevo, en la mesita de noche debería haber algo ¿verdad?, total el hotel debería de estar preparado para todo tipo de “situaciones”…

Nada no había absolutamente nada que se asemejara tan siquiera a lo que el buscaba. Y si pedía que lo traigan a la habitación, sacudió su cabeza al pensar tamaña ridiculez…

Sin embargo sus pensamientos se quedaron ahí, cuando jae salio con una bata de baño felpuda que lo cubría. Con el cabello mojado noto que este había crecido, el vapor aun se desprendía de el, su rostro ligeramente coloreado lo hacían mas hermoso… quería besarlo, tocarlo y…

--m…--jae abrió la boca pero la volvió a cerrar, desviaba su mirada, una vez mas lo volvió a intentar—ya puedes bañarte


Yunho se paro acercándose al pelinegro, jae sintió tensarse. Mas solo cogio la toalla que descansaba en los hombros del pelinegro y la llevo a a su cabeza estrujándola suavemente –sécate bien te puedes resfriar –era tan lindo sentir que yunho se preocupaba por todo y especialmente por el.

--mejor me voy a bañar ok – era mejor hacerlo ya! Por que si seguía tan cerca del pelinegro en ese mismo instante lo besaría y…

Una vez que yunho desapareció, Jae se sentó en la cama aun secaba su cabello, que haría mientras esperaba a yunho le tensaba solo el pensar que seguiría que haría cuando yunho saliera.

Oh por dios! … como le esperaría? Tenía que estar ya en la cama?

Con la bata?

Sin la bata?

Trago fuerte, todo era tan nuevo que solo pensar en lo que harían lo abrumaba, su cuerpo reaccionaba se enardecía, se inquietaba. Pero tenia que estar tranquilo Yunho no tenía que encontrarlo así, bueno si iban a estar juntos acaso no debería prepararse. Al instante sus mejillas se colorearon, tenía que estar listo…

Yunho salio, se había limpiado a fondo y se había tomado más del tiempo del necesario pero en el fondo era, porque no sabía como abordar la situación. Vale que estaba haciendo todo lo posible para estar “ahí” con el pelinegro pero ahora que lo tenía tan cerca no podía evitar sentirse nervioso, se acerco. Las luces estaban apagadas, camino buscando el interruptor…por un instante se le cruzo por la mente que tal vez el pelinegro se halla ido, rápido prendió la luz.

… Ahí diviso una figura debajo de las colchas. Jae se había cubierto de pies a cabeza y aferraba con fuerza las mantas. El corazón de Yunho comenzó a latir con mas fuerza, su pequeño esposo estaba ahí, esperándolo, temeroso pero ahí…

--jae…--se acerco sentándose en la cama, quiso retirar la colcha, pero el pelinegro se aferraba imposibilitándolo.

Yunho suspiro, tenía que darle su tiempo.

Pero Jae se preocupo al oírlo suspirar pensó que se alejaría, reacciono al instante saliendo de su escondite, pero al ver a yunho ahí al instante se cubrió.

--boo…

--apaga la luz, es muy vergonzoso.

No quería apagar la luz, si lo hacia no podría ver a jae… no podría verlo como es… y quería memorizar y conocer cada parte se su cuerpo, pero tampoco dejaría que su esposo estuviera incomodo. Al apagar la luz se le ocurrió que podía dejar encendida la del baño si dejaba la puerta abierta esta podía alumbrar vagamente, era eso o nada, sonrió para si.

--ya esta, ahora puedes salir –jae después de dudarlo un poco, comenzó a salir. Estaba oscuro pero no tanto, podía ver la silueta de Yunho, su rostro… Se dio cuenta que la del baño seguía prendida, pero lo permitió, si yunho ya lo había complacido entonces el también lo haría—sabes yo también estoy nervioso—Jae lo miro fijamente. Sus mejillas sonrojadas pasaban desapercibidas.



--de verdad? –yunho asintió, tocando su mejilla. Se acerco tocando, esos labios que quietos lo esperaban, que a medida que se besaban se hacían más calidos, más besables…--yu-nho- ah –Jae se separo por que los labios de Yunho eran tan intensos que con cada moviendo sentía que robaba parte de él y si seguía así perdería su voluntad.

Yunho lo miraba respirando agitadamente aquel beso había sido delicioso era como tocar el cielo mismo, si así era con solo probar sus labios que seria tocando y probando su cuerpo.

--boo eres delicioso.

Jae no sabia adonde mirar(y eso que no podía ver mucho) –no..no… digas, cosas tan vergonzosas.

--pero es la verdad.

--pero suena…atrevido… –puso un puchero inconciente que yunho noto.

--mas lindo así –el pelinegro iba a reprochar pero yunho se adelanto acallando sus labios, saboreando esos rojos y suaves labios que se abrían a merced de yunho, para ese momento jae no sabía si flotaba o si soñaba ya no sabía cual era arriba cual abajo…

--yunho ah –cerraba sus ojos mientras el moreno besaba esa suave piel que poco apoco se acostumbraba a esos húmedos bezos.

Yunho se inclino mas recostándose parcialmente sobre jae. Aun traía la bata por lo que busco el cinturón aflojándola, la parte superior cayó y su pecho firme se dejo al descubierto…Quería ver a jae, quería ver cada expresión que ponía, ya que seria el único que viera cada faceta, cada gesto del pelinegro.

–jae quiero verte—se separo de sus labios. Jae aun en el mundo de las sensaciones acepto no sabiendo lo que hacia. Porque en ese estado hubiese dicho SI a todo, es que yunho tenía esa facilidad de “que olvidase todo”

Yunho sonrió complacido. Al encender las luces, jae se removió, cubrió sus ojos con sus brazos. Parpadeaba acostumbrándose a la luz.

¿Por qué estaba encendida?


Yunho se acerco mirando, cautivado por el hermoso cuerpo de su amante

Su cuello tenía una liguera rojizidad ahí donde yunho había besado. Yunho se quedo admirando esas rosadas tetillas que para si, se veían tan redonditas y blanditas.


Succiono y jae se removió elevándose ligeramente, su cuerpo reaccionaba con cada toque, con cada roce de yunho le brindaba. Era la primera vez que alguien le tocaba tan íntimo. Él nunca antes se toco de esa manera y nunca pensó que esas zonas suyas podrían ser tan placenteras.

Yunho deslizo un poco mas la colcha que lo cubría, dejándolo completamente sin ella,

Lo que vio…

...Era un lindo muchacho… complemente desnudo

Ahí…a merced de él.


Y todo… en jae era hermoso

delicado

y extrañamente hermoso…

si esas eran las palabras que lo describían

“Hermoso…”

Sus delgadas piernas

su vientre definido

y Aun esas zonas intimas eran coloreadas por un suave rosado bebe…

Se pregunto, si era posible que un hombre pudiese conservar aquel delicado color…

Tan puro…

Tan puro como la linda criatura que yacía bajo el.

Su vista se centro, en el delicado miembro de jae, levemente erguido, y en la punta una pequeña y brillante gota relucía, como una perla…Una perla presiminal…

Y así, parecía un dulce…con una delicada cereza en la cima, que brillaba esperando ser probado.

Y se pregunto a que sabría?

Si con solo verlo era tentador…-demasiado tentador para yunho- .Estaba seguro que todas las emociones y sensaciones que sentía eran nuevas para el y si seguía así, no pasaría mucho para que él se viniera. Es que desde que se había encerrado en la ducha no había podido evitar que su cuerpo reaccionase, a pesar de que había mantenido todo su autocontrol. Y ahora frente a jae y en ese estado, él también reaccionaba, y hasta podía jurar que estaba más ansioso que el pelinegro.

.

.

--yu…nho –el pelinegro se preocupo, en su mundo de sensaciones yunho ya no lo tocaba, al despojarlo de todo se había quedado en silencio, y sus caricia habían cesado. Acaso yunho se había arrepentido?

El mencionado levanto la vista. Jae lo miraba con suplica?...o miedo talvez

--bebe pasa algo ¿? –y se sorprendió de lo fácil que había sonado eso, aunque la situación de antes era mas sensual que tierna no dejaba de ser un acto de amor y solo estaban confirmando sellando esa unión.

Jaejoong se ruborizo aun desnudo frente a el, yunho con solo unas palabras lograba que se avergonzara más del estado en si.

Y eso fue suficiente para que yunho siguiera –te voy a besar –Aseguro. Jae se sorprendió.

Que no estaba muy abajo, para que lo hiciera? …sus labios estaban…

--Ahh –y ahí había quedado todo, la coherencia la débil ilación de ideas

Yunho se había atrevido a probar aquel delicioso postre.

Después de un toque de los labios de yunho. Una explosión de perlas, le cubrió el rostro. Jae respiraba excitado, aunque hubiese querido, no había podido contenerse… su cuerpo se había estremecido, este había reaccionado mandándole infinitas descargas que le recorrían como si fuera un tropel de hormigas que cosquilleaban por todo su cuerpo y que todos terminaban en su parte baja. Al sentir ese calida boca lo había llevado al cielo mismo…

Por Dios era así…como tocar el cielo mismo.

Y ahora su cuerpo se acostumbraba al placer que dejaba aquel orgasmo. Aun se sentía ligeramente mareado, lleno de aquellas sensaciones.

Pero callo en cuenta que el rostro de yunho estaba cubierto de su secreción. Se intimido, era demasiado embarazoso lo que había hecho.

--yunho…Perdón --trato de enderezarse para limpiarlo, pero yunho lo detuvo con una sonrisa sincera, lo recostó.

Cogio un manta y se limpio, sin querer aquel liquido toco sus labios…Su sabor…

mmm…su sabor era tan suave, casi neutral, aunque luego te dejaba un toque a dulce…se pregunto si así también sabia él? O solo era jae quien era asi.


--jae…--se volvió de nuevo, colocándose encima del pelinegro. Yunho sentia una increíble necesidad de probar esos labios…

Lo beso, era exquisitamente delicioso el sabor de jae, sus labios sumamente suaves y calidos que cada momento parecían una necesitad,

Y era tan natural el haberse acostumbrado el uno al otro, como si la inexperiencia había sido rezagada quedando desfasada con esos movimientos, suaves pero seguros, tan hondos que cada momento se hacia mas intenso, levemente se separaban para luego seguir, con mas ahínco y necesidad, tornándose cada vez mas fogosos. Cada uno daba de si enfrascados en sus sentimientos, en el calor que les llenaba por dentro como si una braza emanara desde lo más interior.

Para esos instantes ambos conocían su interior, se habían desplazado por aquella boca como si se tratase de la suya propia.

Mientras yunho cedía, juntando más sus cuerpos. Jaejoong sintió algo caliente y contundente rozar el interior de sus muslos.

Sabia lo que venia, pero estaba preparado?

Estaba preparado verdaderamente para ello?

Sabia que nunca podría estarlo, a pesar del placer que sentía y del amor que tenía a yunho….tenía miedo, no podían culparlo era tan nuevo todo que… bueno, aquello simplemente era el tope…

--jae te amo –esas tres palabras le hicieron despotricar su corazon derribando todo aquel muros de miedos y inseguridades…

Yunho lo amaba y eso era mas que suficiente, yunho siempre estaría para él y así debería corresponderle él, de la misma forma en que yunho lo hacia. Inconscientemente su cuerpo se había adelantado, abriendo las piernas ligeramente, aceptando lo que seguía, ahora quería saber, aunque las dudas estaban ahí latentes aun así, quería sentir lo que seguía…

Yunho había llegado a la conclusión de SOLO bezos…

Aunque era tonto pensar que podría detenerse. Cuando mas de una vez se decía a si mismo que pararía. Que esperaría por Jae -tal cual su padre le había dicho.

Pero de ahí a la realidad era tan difícil aquello. Que con cada beso se olvidaba de su intención. Y su cuerpo era fe de ello.

Y no podía simplemente dejarlo y contenerse…

Sintió, como jae relajo sus caderas, estas se abrieron juntando mas sus cuerpos, ambos gimieron.

--Jae…- detuvo sus bezos. Tenía que pedirle permiso antes de continuar, pero diablos como le pedía aquello…--puedo…llegar hasta el final?



Continuara…

5 comentarios:

  1. Anónimo10/22/2012

    hola!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!111...por favor continua el fic, es muy lindo..y ahhhhhhhh me tiene enganchada, perdon por no comentar los anteriores caps, pero es que los leo desde mi cell y es un jodido problema.....
    pero de todas maneras muchas gracias por escribir.........me mori de risa de ternura de emocion de todo......un fic buenisimo.....
    gracias esperare por el siguiente!

    ResponderEliminar
  2. nyankoYJ10/24/2012

    haaaaaa TE ODIO!!!!! COMO LO DEJASTE AHI BUUUUU!!!
    MORI CON LAS DESCRIPCIONES TAN INOCENTA (es que la pervertida d eyo esta demaciada acostumbrada a cosas mas fuertes XD) peroy ojala actualices pronto muero de deseperacion aunque algo me dice que los interrumpiran (espero que no o asecinare a una almohada)¬¬

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10/30/2012

    D:! sigueeeeee tienes que seguiiiiiir T___T

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11/04/2012

    Diooooos! Sigueeeeeeeeeee! T__T ¿como nos dejas ahí!? x.x

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1/15/2013

    Saben q conozco a la escritora,parece q no lo va a terminar T_T

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD