¿Cómo nace el amor?

16 comentarios
Titulo: Cómo nace el amor?
Autora: Felina
Extencion: Oneshot
Parejas: YooSu
Género: Slash
-----

Siempre se preguntaba porqué era que ese par no podía controlarse al beber… específicamente se cuestionaba porqué Yoochun solía embriagarse y parecer un tonto hablando en ocasiones hasta solo, con la pared o el aire. Eso era lo que Junsu pensaba mientras observaba a Jae y Micky caminando hacia la habitación, riendo como un par de tontos platicando puras incoherencias que, claro, ellos se entendían por estar en las mismas nefastas condiciones de embriaguez.

Minnie movía la cabeza en negación mientras sujetaba al pelinegro para evitar que diera de bruces contra el suelo y lo ayudaba a entrar de una buena vez a la cama. Yunho hacía lo propio con el pelioscuro, sacándole luego el calzado y cubriéndolo con las mantas, sentándose a su lado para acariciarle el cabello con suavidad… era extraño, pero ese gesto siempre conseguía arrullarlo y rápidamente caía en un profundo sueño. Yoochun era un poco más complicado, pero una vez que Junsu se acercara y le susurrara al oído que debía dormir, éste casi como si de un bálsamo se tratara aquella voz, se quedó dormido.

Los tres restantes se miraron un instante, antes de darse cuenta del olor a cerveza que inundaba la habitación, y ninguno quiso realmente pasar la noche ahí, así que terminaron tendiendo unos edredones en el suelo de la estancia y dormir Min y Junsu ahí, Yunho en el sofá más grande.

Al amanecer, los tres chicos se levantaron a la hora acostumbrada, mientras que los divertidos aún estaban en brazos de Morfeo. Era increíble cuán irresponsables podían llegar a ser en ocasiones… pero, tampoco era que no los entendieran, era simplemente que cada quien tiene sus formas de sacar el estrés, la de ellos es tomando, el punto es que a veces se vayan de la mano y terminen como la noche anterior, como el manager se entere o les hayan sacado fotos, o lo que sea que los delate, tendrán serios problemas, y Yunho como líder por delante al no haber evitado la situación.

El moreno mandó a Junsu a la ducha, y a Min en tanto a que le ayudara a despertar al par que seguro iba a recibir la mañana con un fuerte dolor de cabeza y una resaca de muerte. En efecto, lo primero que Jae y Yoochun hicieron fue cubrirse los ojos porque la luz les molestaba, quejarse de dolor de cabeza y pedir “amablemente” bajaran la voz para hablar porque el sonido martillaba contra sus oídos.

- en eso debieron pensar antes de beber hasta casi olvidar quiénes son… - recriminaba el líder, obligando a Jae a salir de la cama para que se enfríe antes de mandarlo a la ducha… -

- deja de hablarme tan fuerte, Yunho… - el mayor se sentó en su cama, cerrando los ojos y apoyando sus codos en sus rodillas…

- voy al baño… - sintiendo que la habitación le daba vueltas, el pelinegro se levantó para ir a mojarse la cara a ver si despertaba apropiadamente…

- espera, Junsu está ahí… - el menor le siguió, porque el ratón o no le había escuchado o fingió no hacerlo… - Yoochun ah, no entres… - por suerte para cuando el ratón abrió la puerta del baño el delfín venía saliendo con una toalla amarrada a la cintura… el pelinegro se quedó como idiota nada más mirándolo, cosa que le dio algo de nervios al pelirrojo, no porque fuera la primera vez que le ve en esas condiciones, sino por la forma en que se le quedó viendo, porque esos ojos oscuros parecían recorrer su cuerpo lascivamente.

- buenos días… - saliendo de su estupor, el pelinegro saludó con voz ronca, para meterse luego al baño y actuar como si nada.

………………………….

Situaciones como esa se siguieron suscitando los días siguientes, y ello preocupaba principalmente a Junsu. Porque Yunho se limitaba a llamarle la atención a los dos, su bien Yoochun era quien solía llegar en condiciones verdaderamente deplorables, sin embargo parecía que él y Jae tenían sus muy buenos motivos para embriagarse cada tanto…

- nada es una buena excusa para embriagarse, eso de “ahogar las penas” no son más que tonterías… - pensaba el pelirrojo, esperando en el departamento por la llegada de sus amigos. El móvil lo sacó de sus pensamientos, el nombre en la pantalla conocido… - Yunho?

- Jae está con nosotros, dice que se separó de Yoochun desde hace como dos horas, no ha llegado para allá?...

- no, estoy solo desde la tarde…

- más le valdrá a ese idiota no llegar ebrio hasta las manitas… - escuchaba el tono molesto del líder al otro lado de la línea… - Min, Jae y yo llegaremos más tarde, nos harán las pruebas de vestuario…

- Jae está en condiciones?...

- sí, se nota que no tomó ni pizca de cerveza, pero dice que Yoochun al despedirse le dijo que iría por ahí a tomarse una, así que…

- luego hablamos, Yoochun llegó… - sin esperar a que el moreno se despidiera, colgó y dejó el móvil en el sofá mientras se incorporaba e iba a la puerta donde el pelinegro estaba simplemente parado con la vista en su dirección… - Yoochun ah, cómo es posible que lo hayas hecho de nuevo…

El pelinegro le miró con profundidad, antes de acercarse a él, colocar sus manos en la cintura del menor de los dos y hacerlo retroceder hasta topar contra la pared de lado. Junsu no entendía lo que le pasaba, no era que fuera violento, pero le daba un poco de temor la forma en que lo miraba y la fuerza con que lo retenía contra el muro…

- qué te pasa?... – cuestionó el pelirrojo, tratando de apartar las manos de su amigo de su cintura…

- Te Amo… - soltó sin más, logrando que el delfín abriera los ojos de par en par notoriamente contrariado, sobre todo cuando sus labios fueron cubiertos por los del otro en un beso torpe y tembloroso.

Junsu se quedó quieto por la impresión, se preguntaba en quién demonios estaría pensando el atolondrado de Yoochun y porqué es que le estaba confundiendo justamente a él con una chica y le besaba ahora. Pero no pudo evitar sentir un vuelvo en el estómago cuando sintió los labios del ratón probando los suyos, aún cuando él todavía no daba señales de responderle la caricia, era extraño sentir el amargo sabor de la cerveza en esos sensuales labios que más de una chica (y definitivamente algún chico) desearía probar y que en ese momento hacen que su mundo se sacuda. Cuando Yoochun supuso que había sido demasiado tiempo de intentar que el pelirrojo le devolviera el beso y éste no lo haya hecho, se separó con un enorme pesar en el corazón…

- hazme un favor, Junsu ah, termina de enterrarme el puñal, mátame de una vez para poder sacarte de mi corazón… - susurró contra sus labios, tan solo para terminar de apartarse de su cuerpo y mirarle con rabia…

- de qué mierda estás hablando, Yoochun… - sin saber realmente porqué, el pelirrojo reaccionó de aquella manera… en realidad le asustaba… le asustaba demasiado que su amigo… su mejor amigo, le saliera ahora con eso…

- Joder!! No te lo acabo de decir, no acabo de besarte esperando que correspondieras… - respondió elevando un poco la voz, sintiendo la frustración crecer en su interior… lo estaba arruinando y lo sabía, pero no había podido más, por eso tomaba tratando de olvidar ese sentimiento por su amigo… pero era imposible, así que lo mejor era que el mismo Junsu rompiera de una vez por todas su corazón, a ver si así era capaz de entender cuán imposible es algo entre los dos… aunque pierda su amistad en el proceso…

- estás ebrio, no sabes lo que dices… - trató de convencerse el pelirrojo, tratando de encontrar algo que convierta esa situación en algún tipo de ilusión, de confusión, de…

- estoy ebrio pero no tanto como para no saber lo que digo, además, para que te lo sepas, tomo por ti, porque pretendo que de esa manera te voy a olvidar, pero por el contrario, más te pensaba y más cosas que amo de ti descubría… -

- cállate… -

- porqué, te incomoda, no? El hecho de que sea un chico te incomoda, dime, Junsu ah, te doy asco ahora, te genero aversión… - eso era lo que necesitaba ahora, que le dijera sí a esas cuestiones… - me odias?

- cállate Yoochun, no sabes lo que estás diciendo, es una tontería nada más…

- tontería? Te parece que decirte que Te Amo es una tontería? Pues no para mí, porque eso es lo que siento por ti, y ni siquiera se cómo pasó exactamente, pero un día me di cuenta de que adoraba estar contigo no solo por la amistad que nos une sino porque sentía bonito cuando llegábamos a tener un roce, cuando me abrazabas…

- calla, por favor… -

- cuando hacíamos bromas juntos, cuando hacíamos fanservice… sabes que hasta he llegado a masturbarme pensando en ti… - el pelirrojo le vio con los ojos de par en par… - sabes cuánto te deseo, cuántas ganas tengo de recorrer tu cuerpo, de hacerte mío, de… - un golpe contra su mandíbula lo hizo callar y retroceder un paso, sintió un hilo de sangre correr de su labio roto… -

- deja de decir estupideces… - tarde se dio cuenta de lo que había hecho, le había golpeado por impulso… - lo siento, Yoochun, no quise… - intentó acercarse, pero…

- deja… - el pelinegro se limpió con el puño la sangre… - no te comportes como el amigo, que no entiendes que quiero que me desprecies así!!!!

Junsu se quedó en su lugar, tratando de digerir y entender todo lo que acababa de pasar en cosa de minutos. Sumido en sus pensamientos no se dio cuenta del momento en que el pelinegro se retiró rumbo al baño para limpiarse la herida. Su mejor amigo enamorado de él… eso sí que era digno de historia de alguna loca fan. Porque para él Yoochun era su mejor amigo, y no podía sentir más que eso por él, pero tampoco podía hacer lo que el pelinegro quería, no podía sentir desprecio o algún tipo de rechazo hacia su persona, mucho menos odiarle… solo que… qué se supone debe hacer ahora? Es claro que no pueden seguir siendo los amigos de antes, es claro que no puede corresponderle…

Enfocó su vista alrededor descubriendo que el pelinegro no estaba y se asustó pensando en que pudiera haber salido, volteó a la puerta y luego al buró de lado donde las llaves de Yoochun se encontraban después de que hace unos minutos las dejara al entrar, así que suspiró aliviado, no le agradaba para nada la idea de que el ratón saliera ahora en esas condiciones… caminó hacia los dormitorios, donde no estaba y finalmente llamó a la puerta del baño…

- Yoochun?... – pero ninguna respuesta recibía… - Yoochun, por favor, abre, vamos a hablar… - el corazón del pelirrojo comenzó a latir de prisa, no quería pensar tonterías ahora, pero… no se escuchaba nada del otro lado de la puerta… - Yoochun, abre la puerta… - golpeó con fuerza, el pánico lo asaltó, si bien nunca en la vida el pelinegro ha hecho nada que le haga pensar que pueda intentar hacerse algún caso de daño, en ese instante el que no lo respondiera aunque sea para mandarlo al diablo lo aterró… - Chunnie, por favor, abre la puerta… - un sollozo escapó de su boca, sintió unas lágrimas comenzar a resbalar por sus mejillas… la puerta se abrió dejando ver a un pelinegro con los ojos llenos de lágrimas también, pero cuando escuchó el sollozo del pelirrojo no pudo seguir ignorándole y abrió la puerta… - idiota, me has dado un susto de muerte… - el delfín le golpeó el pecho con las manos en puño…

- deja de ser así, Junsu ah, por favor… eso me confunde y me hace tener esperanzas que se que no existen… - tomó las manos del pelirrojo y lo apartó en tanto salía del baño…

- es que eres en verdad un idiota, soy tu amigo, puedo preocuparme perfectamente por ti… - espetó molesto, siguiendo a su amigo ahora rumbo a la habitación…

- pero no entiendes que es lo que no quiero, que te preocupes así por mí porque te quiero un poco más y menos puedo dejar de sentir esto por ti… este amor que duele… -

El delfín se detuvo en seco, se mordió el labio inferior antes de decir más nada… pero era su mejor amigo, no podía verlo así, no le gustaba que le hablara de esa forma, que le espetara todo aquello como si fuera en verdad su culpa, como si lo hubiera hecho con predeterminación.

- lo siento… siento no poder odiarte, aborrecerte o dejar de quererte como el amigo que eres… - clavó su mirada en las orbes oscuras del otro… - siento no poder corresponderte, Yoochun ah…

Escucharlo así por fin era como el último impulso para enterrar el puñal, ahora lo sabía con claridad, Junsu era como el cielo, no puedes realmente alcanzarlo ni tocarlo con la punta de los dedos, es algo que sueñas con poder tener un día pero sabes no es más que una utópica idea de la felicidad total, de algo que él nunca podrá tener…

- también yo… - y se encerró en su habitación.

…………………………………….

La relación entre ambos chicos fue menguando cada día más, poco se hablaban a menos que fuera sumamente necesario, sabían cuán difícil era para ambos el hecho de que toda coreografía y en cada entrevista, show o concierto que dieran, el acomodo del grupo les tuviera cerca uno de otro. Poco se sonreían, evitaban al máximo que les cuestionaran sobre su amistad, hacían todo lo posible porque de hecho no se notara el distanciamiento entre ambos, pero era prácticamente algo que saltaba a la luz, si bien quedaba cubierto por otra serie de cosas, como que a Yoochun se le notara más unido a Yunho haciendo una y mil cosas juntos; y que Junsu se la pasara con Jae y Min gran parte del tiempo. Pero el hecho era que cuando se encontraban en el departamento, la tensión casi podía tocarse…

Era curioso como todos sabían cuál era el problema, pero que nadie se atreviera a abordar el tema con ninguno. Jae incluso no tenía idea de qué decir a Yoochun, a pesar de que era el único que lo sabía porque el pelinegro se lo había confesado el día que salieran a embriagarse hace poco menos de un mes. Yunho estaba preocupado pensando en lo mal que lo estaban pasando, pero como líder nada tenía que hacer, y como amigo… bueno, no podía obligar a Yoochun a no amar a Junsu, ni convencer a éste último de corresponder los sentimientos del primero. Min pensaba más o menos lo mismo que Yunho, si bien él tenía la inquietud de si de verdad el pelirrojo no sentía algo por el pelinegro, si bien no amor si una atracción que cruza los límites de la amistad.

Y Junsu comenzaba a darse cuenta de ello ahora que estaban distanciados, porque extrañaba las bromas, las charlas, las sonrisas, los abrazos, el simplemente poder estar con él en silencio mientras ven la tele (cuando tenían un poco de tiempo para ello), las miradas cómplices para hacer alguna tontería en los ensayos, las supuestas lecciones de inglés en las que terminaban riendo a carcajada suelta cada que pronunciaba incorrectamente una simple palabra. Vaya, que extrañaba a Yoochun en el amplio sentido de la palabra… pero… era que solo añoraba a su mejor amigo, o podía ser que necesitara de ese contacto especial que en ocasiones hacia que el corazón le latiera más rápido? Era acaso que le quería de esa manera en que vives feliz cada día solo por el hecho de saber que al siguiente le volverás a ver, que volverás a sentir su mano entrelazada con la tuya? Era ese lazo especial que los une, mucho más fuerte y profundo que la amistad?

Fue una tarde antes de comenzar el trabajo más pesado de fin de año, cuando por circunstancias de la vida, ambos jóvenes se quedaron solos en el departamento, a veces Junsu pensaba que era a propósito y que sus tres amigos lo planeaban, como si esperaran que al volver ellos se pudieran haber reconciliado y las cosas vuelvan a ser las mismas… pero la realidad era, que nada podía ser como antes…

- Yoochun… - le habló desde el umbral de la puerta de la Sala perteneciente al pelinegro, a Jae y Yunho… - estás ocupado?

- trato de terminar de componer una canción… - respondió sin voltearlo a ver, no quería ser el mismo grosero de los últimos días ignorándolo, pero…

- quiero intentarlo… -

- eh?... – mirándolo, el pelinegro no comprendió de qué estaba hablando…

- quiero intentar quererte como esperas… - sintiéndose sumamente nervioso, el pelirrojo respiró profundamente antes de continuar… - yo, no sé si lo que siento por ti es amor, pero…

- no sigas… - le interrumpió… - cometerás un error y yo contigo si me dejo llevar por lo bien que suena eso, pero… el amor no nace de la noche a la mañana, ni tampoco en unos días solo porque te dije lo que siento y porque ahora te sientes culpable…

- no te lo estoy pidiendo porque me sienta culpable, es decir, no es esa la razón por la que tomo esta decisión… - interrumpió a su vez… - me di cuenta de muchas cosas, de lo que significaba cada una de ellas, de lo que las diferencia en realidad de las que comparto con los otros…

- Junsu…

- me di cuenta de que aquella noche, cuando me besaste y yo no te respondí… Yoochun, ni siquiera te aparté, no lo deseaba, en el fondo quería que siguieras, porque esa sensación hizo que mi mundo se sacudiera, pero estaba confundido, era demasiado para digerirlo en solo unos minutos, ni siquiera me había planteado antes la posibilidad de que me gustaras, pero es así, me gustas, me gusta tu manera de ser como no me ha gustado la de nadie más…

- te estás escuchando?... – mera defensiva, el temor de sufrir más después…

- claro que me estoy escuchando, se lo que estoy diciendo, se cuán increíble suena, se que debes pensar que no hablo en serio, o que no se lo que digo y lo que de hecho significa cada palabra saliendo de mi boca, pero es la verdad… Te Quiero, Yoochun ah, en eso no miento…

Silencio…

Miradas conectadas…

Un sentimiento hablando sin necesidad de más palabras…

Porque, alguien puede decir cómo nace el amor?

Creo que no, el amor es algo tan complejo que solo te das cuenta de que lo tienes cuando ya está ahí, en ocasiones lo descubres de la manera menos pensada… e incluso con la persona en la que nunca pensaste de tal forma. Pero la realidad es esa, el amor es algo que no puedes describir pero que te golpea con fuerza cuando decide que es momento de ser expresado… y para Junsu ese momento llegó después de que quien fuera su mejor amigo se lo confesara y el distanciamiento apremiara a su sentimiento a salir a la luz, a enfrentar temores y dudas…

- amar y querer no es lo mismo, lo sabes, no Junsu?

- lo sé, pero se que lo que siento por ti va a madurar, y quiero que le ayudes a ello… quiero que me enseñes a amarte, Yoochun, porque es lo que deseo… - el pelirrojo se acercó a donde permanecía sentado el pelinegro, extendió su mano para que el otro la tomara y se pusiera en pie… - me dejarás?

Por respuesta recibió un beso, uno que esta vez si respondió y no dudó en profundizar, era extraño… la experiencia más extraña que ha vivido en sus 21 años de vida… pero hermosa también. Le gustaba la forma en que sus labios se movían acompañando y complementando los de Yoochun, le hacía estremecer la manera en que las manos del otro se colocaban en los costados de su cintura para acercarlo más al otro cuerpo, le agradaba sentir la lengua del pelinegro enredándose con la suya. No ha tenido oportunidad de besar mucho a pesar de su edad, una sola novia en su lista… pero esto, lo que Yoochun le hace sentir, la forma en que se siente, incluso mareado por las sensaciones que un solo beso provocan en su ser… eso debe tener un solo nombre: Amor.

- vamos a enseñarnos mutuamente a amar, Junsu ah… - le dijo con una sonrisa, acariciando suavemente su mejilla, haciéndolo sonrojar por esa caricia…

- ya no duele?... – su mano en el pecho de su novio, pareja? donde el corazón late apresurado…

- no… ahora quiere danzar con el tuyo… - su mano apoyada en el pecho del pelirrojo… - qué somos ahora, Junsu?

- algo más que amigos, qué nombre se le da a ese tipo de relación?... – sonrisa tierna…

- novios… - su boca adueñándose una vez más de la de su novio, sí, parece que eso eran ahora que han aclarado sus sentimientos…

Cuando se separaron el pelirrojo recargó su frente con la del pelinegro, suspiró inconscientemente una vez, cosa que arranó una sonrisa sincera en Yoochun, tal vez realmente se podrían amar después de todo…

- oye, qué le diremos a los otros?...

- supongo que la verdad, igual ellos saben lo que pasaba… -

- en serio?

- Junsu, necesitas poner más atención a tu alrededor, baby… - sonrisa coqueta…

- me estás diciendo despistado?... – su novio asintió… - idiota… - le golpeó amistosamente en el brazo… -

- déjame, soy feliz siendo idiota… - estrechó entre sus brazos al delfín, abrazo que éste correspondió…

- Yoochun?

- mh?

- Te Amo…

………………………………..

En cuanto los otros tres llegaron pudieron ver que todo estaba resuelto dado que el YooSu estaba jugando con la consola del pelirrojo y reían divertidos, sobre todo el delfín porque le iba ganando, una vez más, al pelinegro. Yunho les interrumpió saludando, pero como Jae y Min, sonreía ampliamente al verlos juntos otra vez. Y aunque se lo esperaba, fue sinceramente extraño saber que ahora eran novios…

- las fans del YooSu serían felices si lo supieran… - intento de burla por parte del menor, los cinco sentados en la sala…

- bueno, mientras tanto las seguiremos deleitando con mucho fanservice para ellas… - el ratón besó la mejilla del delfín…

- pero sean discretos, por favor… -

- así como tú y Yunho, que se la pasan agarraditos de la mano y haciéndose miraditas sospechosas… - nuevamente el menor, que siempre aprovecha para molestar a sus hyungs… de cariño, claro…

- eso no es cierto… - saltó nerviosamente el mayor, esperando que el moreno dijera algo, pero éste, tal vez por seguirle la corriente a Min, o quién sabe, le tomó la mano y le dio un sonoro beso en la mejilla, colocando un evidente sonrojo en Jae… - serás idiota… - y los otros cuatro se largaron a reír.

……………………………….

Una semana después tuvieron fin de semana libre, en el departamento solo se quedó Yoochun porque los otros cuatro aprovecharon para ir donde sus familias, el pelirrojo había invitado a su novio a pasarla con sus padres y hermano, pero éste se había negado diciendo que tenía pensado aprovechar para terminar de componer algo.

Curioso resultó entonces para los otros tres cuando a la mañana del lunes al llegar, Junsu ya estaba ahí, recién bañadito…

- llegaste temprano… - Jae le miró sorprendido… -

- eh... sí… - respondió con nerviosismo…

- y Yoochun?... – cuestionó el líder…

- en la ducha… - se puso de pie para ir a dejar el vaso vacío a la cocina… - mierda!... – exclamó por lo bajo, había cierta parte de su cuerpo que dolía…

- estás bien, porqué caminas como si te doliera la espalda… baja… - murmuró la última palabra el menor, abriendo los ojos de par en par… - dormiste con el ratón!

- eh!!!... – todos los colores del espectro conocido pasaron por el rostro del delfín.

- somos novios, qué tiene eso de malo… - el pelinegro apareció con el pecho desnudo y el cabello escurriendo agua sobre la toalla en sus hombros…

- pero no se lo monten en el departamento… - pidió el moreno, sintiendo vergüenza ajena por ese par… aunque una sonrisa pícara se formó en sus labios mientras miraba a Jae palmearle la espalda a Junsu…

- bueno, la próxima vez lo recordaremos, verdad Junsu ah… -

- eres un ratón pervertido… - atinó a decir, mientras se apresuraba a dejar el vaso en la cocina, los otros cuatro riendo en la estancia… - pero te amo así…

FIN

16 comentarios:

  1. Anónimo8/11/2009

    encantador y que gran verdad el amor no suje de la misma manera me gusto mucho el fic graciasssss

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/11/2009

    tan lindo *o*

    aunque me quede con ganas de yunjae ;.; porque sera que siempre le hacen el feo ;.; si ellos son tan lindos ;.;

    me gusto mucho esta muy lindo *o*

    ryouko

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8/11/2009

    ah kien no ama a un raton eprvertido *w* *baba* y mas con junsu nyaaaaa

    o.o q lindo

    amo al yoosu

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8/12/2009

    me encantoooooo!!!!!
    si amo al yoosu ahora lo adoro!!!!!!
    que bien escribes FELICIDADES!!!!!!
    YOOSU Fighting!!!!!!
    GRACIAS POR ESCRIBIR!!!!!!!!
    atte joeygdl

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8/14/2009

    YEAH!!!!!!!!!11

    YO TAMBIEN AMO EL YOOSU!!!!!!xdddddddd
    ELLOS SON SEXYS Y MICKY CHAN ME GUSTA!!

    ResponderEliminar
  6. asumi chan4/21/2010

    wiiiiiiiiiiiiiii
    ame
    este fic
    esta genial
    siiiiiiiiiiiiii
    n__n

    ResponderEliminar
  7. me encantan los fic's de aki ^^
    y este esta buenisimo tbn *0*

    bueno mañana sigo con mi lectura me voy...
    cuidensee
    y felicito a la niña ke hizo estooooo
    <3

    ResponderEliminar
  8. *w* KAWAII! Lo ame, lo ame, lo ameee! & me llego D:

    Raton pervertido (Y)
    &
    Delfín Despistado <3

    ResponderEliminar
  9. pervertidotes *-* waa muy lindo fic <3

    ResponderEliminar
  10. Anónimo10/26/2010

    ke lindos!!!!!!! uvieras puesto la partecita lemon del YooSu y tbn la aprtecita Lemon del YunJae ♥ *0*

    ResponderEliminar
  11. MarLLy3/09/2011

    amo a esta autora...los mejires fics!! =DD

    ResponderEliminar
  12. Anónimo3/09/2011

    fjdlkgjdfkljglkfdj me encantoo! *0*

    escribes de maravilla ~

    ResponderEliminar
  13. Anónimo7/08/2011

    ame esta parte --> Porque, alguien puede decir cómo nace el amor?
    Creo que no, el amor es algo tan complejo que solo te das cuenta de que lo tienes cuando ya está ahí, en ocasiones lo descubres de la manera menos pensada… e incluso con la persona en la que nunca pensaste de tal forma. Pero la realidad es esa, el amor es algo que no puedes describir pero que te golpea con fuerza cuando decide que es momento de ser expresado…
    U_u el amor es tan raro..^_^
    amo al Yoosu..^_^ tanto km el Yunjae..heheh

    ResponderEliminar
  14. .:"AbIgAiL":.1/16/2012

    kyaa estubo lindisimo tu fic
    me encanto
    eso de raton pervertido kyaaa
    ame tu fic

    ResponderEliminar
  15. loa me mil graxiassssss ..

    ResponderEliminar
  16. No recuerdo cuando fue la primera vez que leí este Fic pero me trae una enorme nostalgia primero por la visión que felina tenía sobre el Yoosu. Me encata su estilo. Segundo por que extraño a más no poder esta couple, creo que ando chipil por que mientras Jae a vuelto del SM y Yunho, Max y mi Yoochun estan por salir, el delfín se va. Y tercero. Siempre que leo a felina no puedo evitar recordar que no habrá más de sus historia por aquí. (Casi llora)

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD