Saltando la cerca

5 comentarios
Título: Saltando la cerca
Autor: Axy
Pareja: YooSu
Género: Slash
Extensión: Oneshot
--------

Desde que entré a la banda mi vida cambió mucho, tanto que dejé de tener tiempo para salir con chicas, o para preocuparme por cosas como el amor. Sinceramente no me molestaba para nada, era más bien, como un peso que desaparecía de mi espalda. Podía hacer lo que quisiera sin una sola atadura. Pero tenía que atenerme a la única y miserable consecuencia de ello: Vivir con los que se habían convertido en mis mejores amigos y no quejarme.

Gracias al cielo yo no era el menor, este era Changmin, quien tenía que soportar toda la violencia de Jaejoong, el mayor del grupo. Seguido a él venía Yunho, el líder, y casi en medio estábamos Yoochun y yo. Yoochun se había convertido en mi mejor amigo, con el que podía hablar y reírme sin esconder nada.

Pero hace unos meses las cosas cambiaron, Yoochun empezó a salir con una chica, salía todas las noches, y yo que compartía habitación con él, tenía que soportar todo el ruido que hacía cada madrugada al llegar a casa.

Traté de acostumbrarme, pero no lo logré… a veces me preguntaba porque era que él prefería estar con una chica allí afuera a estar aquí conversando conmigo. ¿Celos? Si, tenia celos…y ni siquiera comprendía bien el porqué, me estaba volviendo loco.

Semanas más tarde me cambie de habitación con Changmin y dejé de hablarle un poco a Yoochun. La separación me sentaba mal, ya no tenía con quien reír o hablar. Lo extrañaba mucho, muchísimo. Pero al parecer el sentimiento no era mutuo, él me evitaba.

Una noche, pasadas las nueve, llego a la casa con los ojos rojos e hinchados.

-Hyung, ¿estás bien? ¿Qué te pasó?- preguntó Changmin preocupado al verlo en tal estado. Yoochun solo bajó la cabeza y se dirigió a su habitación.

-Parece que ya no va a escapar de noche- dijo Jaejoong, a lo que Yunho asintió.

-Tal vez esta sea mi única oportunidad de volver a hablarle- pensé, y me dirigí a su cuarto, toque la puerta. Esta se abrió y antes de que yo pronunciara alguna palabra Yoochun me miró.

-Junsu… ¿volverías a la habitación?- yo asentí sin decir nada y la puerta se volvió a cerrar en mi cara.

Antes de regresar a la habitación, recordé que debía terminar algo en la computadora, así que fui hacia ella y olvidándome momentáneamente de la existencia del resto del mundo sin querer estuve allí sentado dos horas.

Al percatarme que ya eran pasadas las once tomé mi almohada del cuarto de Changmin y antes de llegar a la otra habitación, me detuve en la cocina…

Allí estaban Yunho y Jaejoong… fue la escena más confusa y enredada que hubiera visto jamás. Jae estaba sentado en la mesa y Yunho lo aprisionaba contra ella apoyando sus brazos. Las piernas y los brazos de Jae estaban enredados tras la cintura y el cuello de Yunho respectivamente y sus bocas estaban trabadas una en la otra. Jaejoong soltaba delicados sonidos que hicieron que mi piel se estremeciera.

Me di media vuelta de golpe, pero la imagen aun estaba impresa en mi mente. Mi corazón latía muy rápido y mis mejillas ardían, no podía creer lo que acababa de ver… dos de mis amigos… besándose… apasionadamente… en la cocina… nuestra cocina.

-Calma Kim Junsu- me dije a mí mismo y corrí lo más rápido que pude a mi habitación. Me metí a la cama en un solo movimiento y me tape hasta la cabeza con las sabanas. Cerré mis ojos con toda la fuerza que tenia pero la imagen parecía estar dibujada en tinta indeleble tras mis parpados.

-Yoochun…- lo llamé levantando la vista hacia su cama, contigua a la mía.

-Yoochun… despierta- pero no despertaba. Jalé las sabanas sobre mí, envolviéndome con ellas y de un brinco caí en la cama de mi amigo.

-¿Junsu?- pregunto abriendo pesadamente los ojos.

-Yoochun… vi a Yunho y a Jaejoong… besándose… en la cocina, de una manera muy… extraña…-

-Te quedaste traumado ¿no?- me dijo al tiempo que jalaba de mi brazo, recostándome a su lado. Mi corazón volvió a latir a mil por hora, velocidad que se duplico cuando me abrazó por los hombros y recostó su cabeza contra mi cuello.

-Te extraño, te extraño mucho- susurró.

-Pues es tu culpa,- respondí tercamente- eso te pasa por preferir irte con una chica a que quedarte con tu mejor amigo- Yoochun rió y se levantó apoyándose sobre su codo derecho, con la cabeza en la palma de la mano.

-¿Oigo celos?-

-No… no son celos… es que todo fue tan de repente, empezaste a salir todas las noches, me dejaste, quiero decir, nos dejaste a todos y me comenzaste a evitar, ya no sabía qué hacer así que me mude con Changmin… pero te extrañaba.-

-La verdad, es que no tengo novia-

-Si, se te veía en la cara que habían terminado-

-No, no… nunca tuve, solo fue una escusa para salir y que no preguntaran.-

No tenia novia… nunca existió esa novia a la que le tuve celos todo el tiempo, de la cual quería deshacerme por haberme quitado a mi mejor amigo.

-¿Y en donde rayos estuviste?- pregunté alzando la cabeza.

-En un psicólogo-

-¿Psicólogo?-

-Sí, me estaba volviendo loco por ti y ya no sabía qué hacer- mi corazón dio un brinco desbocado y solo atine a soltar una carcajada.

-No, ya, en serio- dije nervioso.

Yoochun tomó mi brazo y me jaló hacia él, de modo que quedamos frente a frente.

-Bueno, solo los 3 primeros días fui al psicólogo, pero no dio resultado, solo podía pensar en ti, en cómo nos habíamos vuelto tan amigos y no podía creer que mi corazón estaba desarrollando un sentimiento mas fuerte hacia ti. Ya no podía mirarte sin hacer nada, cada vez que sonreías mi corazón se aceleraba y creí que me estaba volviendo loco. Primero supuse que me verían raro si lo comentaba, pero luego me enteré de lo de Yunho y Jae, llevan juntos como 5 meses, por cierto ya era hora de que tú también te dieras cuenta. Pero la verdad era que yo aun no podía desenredar el nudo que se había hecho en mi cabeza, el nudo que tú hiciste en mi cabeza-

Mis mejillas estaban sonrojadas y en mis oídos oía el latir de mi corazón.

-No te pedí que te enamoraras de mí- susurré con un hilo de voz sin saber que mas decir.

-Iba a enamorarme de ti de un modo u otro, y hoy me di cuenta que ya no podía seguir viviendo sin ti, por eso volví-

-Estoy algo…confundido-

Mi cabeza daba vueltas, el chico al que más quería sobre la faz de esta tierra acababa de declararme su amor de una manera muy particular, dejándome sin palabras y sin cerebro por así decirlo.

Sentí una de las frías manos de mi amigo sobre mi rostro y cuando mis neuronas procesaron lo que ocurría, ya era muy tarde.

Los labios de Yoochun se presionaban delicadamente sobre los míos.

Aquel beso se deshizo del letargo continuo de mis reacciones y respondí a aquella sensación tan extraña.

Finalmente nuestros rostros se separaron y sin saber que hacer hundí mi cabeza en la curvatura del cuello de quien me acababa de besar.

-Te quiero Jun- me dijo abrazándome y yo suspire contra su clavícula, mis ojos estaban cerrados muy fuertemente y mi corazón latía descontrolado.

-¿Jun?... ¿Junsu?... ¿Estás bien?- no podía responder, solo me acurruque en su pecho. No estaba bien, todo había pasado tan rápido, y habían pasado tantas cosas, estaba muy confundido, y aquel beso me había dejado peor.

Suspire nuevamente tratando de deshacerme de ese pesar que nublaba mis pensamientos.

Sentí como caía en sueños y muy a lo lejos oí la voz de Yoochun cantando, agudicé mi oído para distraerme y me concentre en la letra de “Kiss the Baby Sky” que el cantaba para mí. Poco a poco me fui durmiendo, hasta que quede envuelto en el más profundo y pesado sueño que había tenido jamás.

Abrí mis ojos encontrándome boca abajo sobre una nube blanca, la cual luego reconocí como la cama, mi cabeza se sentía pesada, tal como una resaca luego de una noche de copas, y de golpe recordé lo que había pasado ayer.

Me alcé sobre mis brazos e inspeccione la habitación, no había nadie.

Aun cubierto por las sabanas me senté recostándome en la cabecera de la cama abrazando mis piernas flexionadas. Apoye mi cabeza en mis rodillas y solté un fuerte y largo suspiro; en ese momento la puerta del baño se abrió.

-Buenos días- oí su voz y levante la cabeza, obteniendo una perfecta vista de sus brazos alzados mientras se secaba el pelo con una toalla. Busque sus ojos tras aquella cascada ondulada y nuestras miradas se cruzaron, dejándome sin aire y con las mejillas encendidas en fuego. Una sonrisa cruzó sus labios mientras me miraba, acercándose a mí tomo mi rostro entre sus manos y besó mi frente de una manera tan tierna que por un momento pensé que seguía dormido.

-Apúrate Jun, o me comeré tu desayuno- dijo poniéndose su polo gris favorito antes de salir del cuarto.

Yo aun estaba confundido, quizás mis sentimientos estaban en lo correcto, pero nunca pensé en tener que pasarme al otro lado de “la cerca” de un día para otro. Me levante y me metí a la ducha dejando caer el agua sobre mi cabeza. Mis neuronas estaban hechas un enredo provocando inevitablemente una presentación de fotos de los acontecimientos de ayer tras mis parpados. El rostro de Yoochun al llegar a la casa, Yunho y Jae en la cocina, el abrazo en la cama… y… el beso… cuyo recuerdo hacia que mi piel se estremeciera. La puerta del baño se abrió de golpe y la voz de Jaejoong me trajo a la tierra de nuevo.

-Junsu, si no te apuras Yoochun se comerá tu porción de huevo revuelto, rápido que se está enfriando- dijo y salió del baño.

En menos de un minuto y medio ya estaba bajando las escaleras, porque quizás había algo que me gustara mucho más que cualquier otra cosa en el mundo, y eso era el huevo revuelto que preparaba Jaejoong.

Cuando llegue a la mesa la cuchara de Yoochun acababa de recoger una porción de mi plato y se dirigía a su boca. Lo tomé del brazo y logre comerme el bocado; pero de lo que no me di cuenta, era que las miradas de mis demás compañeros estaban posadas en nosotros dos.

-No preguntaré porque te volviste a mudar tan repentinamente- dijo Changmin y todos empezaron a reír.

-¿Quizás porque se aburrió de estar contigo?- respondió Yoochun abrazándose a mi brazo.

-No es justo Hyung! No puedes llevarte a Junsu Hyung así cuando tú quieras!-

Retire la cuchara de mi boca para responder, pero Yunho tomó la palabra primero.

-Puedes venir a nuestro cuarto si quieres- le dijo a Changmin apoyando su brazo en el hombro de Jaejoong.

-…No gracias, prefiero dormir solo- contestó y todos reímos.

Sinceramente no sentía un cambio tan radical con mis amigos, pero aun me incomodaba un poco pensar en el tema de “la cerca”. Lo que aún no entendía, era como podía estar tan tranquilo, un hombre me besó, un hombre se me declaró… ¿no debería estar más afectado?

Terminé mi desayuno mientras conversaba con Jaejoong sobre el nuevo estudio de grabación al que íbamos a ir. Todos nos levantamos de la mesa y fuimos a alistarnos para salir. Mientras subíamos las escaleras, Yunho le cogió la mano a Jaejoong y justo antes de entrar a su habitación lo abrazó por la cintura. Luego de haber visto lo de anoche no me sorprendí tanto, pero aun me era incomodo verlo. Entré a mi cuarto y me puse a escoger lo que me iba a poner, cundo termine de cambiarme me di cuenta que Yoochun no había venido.

-Yoochun-ah!...- lo llamé desde la puerta y asomó su cabeza desde la habitación de Changmin.

Ya se había cambiado, llevaba ese pitillo negro que siempre se ponía para grabar un nuevo single y un polo blanco de cuello en V que combinaba.

-What’s up baby?- preguntó acercándose a mí.

Se arreglo el pelo con la mano derecha y noté que llevábamos el mismo anillo en el dedo meñique.

-Nada, solo me preguntaba porque tardabas tanto-

-Ah, es que le había dejado mi pantalón a Chan y fui a recuperarlo, sabes que no puedo cantar sin el- dijo y sonrió.

En ese instante el timbre sonó y Yunho salió a abrir la puerta.

-Ya llegaron por nosotros- dijo desde el primer piso.

-Vamos- dijo Jaejoong al salir de su cuarto.

-Voy por el iPod- le dije a Yoochun y entre a la habitación, cogí el iPod, mis lentes de sol y salí.

Yoochun seguía allí, esperando al lado de la escalera.

-Rápido, o nos van a dejar- dije y antes de bajar me detuvo poniendo su mano sobre mi hombro.

-… Junsu… ¿estás mejor?- no pude evitar avergonzarme ante esa pregunta, ¿Qué se suponía que le dijera? “No, creo que también me gustas, pero soy hetero y tú no eres una chica”… ¿o algo así?

-Sí, estoy mejor- respondí dándome por vencido y tirando a la basura todos mis intentos fallidos de tratar de recuperarme.

***
Llegamos al nuevo estudio de grabación, era grande y mucho más bonito que el anterior. En una pared tenia escrito nuestro nombre “Dong Bang Shin Ki”.

-Bueno chicos, les habrán informado ya que además de la grabación de “Tea for Two” van a hacer una reedición de “Kiss the Baby Sky” así que ustedes deciden con cual empezar- dijo nuestro manager, pero la verdad era que nadie nos había dicho nada.

-Nadie me avisó que volveríamos a grabar mi canción…- dijo Yoochun.

-Ni siquiera la hemos practicado- agregó Chan, jalando una silla para sentarse.

-Pero si podemos cantarla, primero grabemos “Tea for Two” y luego ya vemos- dijo Jaejoong dejándonos satisfechos a todos.

La grabación de “Tea for Two” tomo mucho menos tiempo de lo que yo esperaba, apenas terminamos, celebramos por tener el single de “Stand by You” completo. Comimos unos cuantos bocadillos hasta que llego nuestro manager para hacernos continuar con el itinerario.

-Los felicito muchachos, terminaron más rápido que lo previsto, así que si terminan con la grabación de “Kiss the Baby Sky” igual de bien, tendrán la tarde libre-

En ese momento Yoochun y yo gritamos al unísono alzando los brazos

-Tarde libre!- y todos estallamos en risas.

Para la grabación de “Kiss the Baby Sky” tuvimos que organizarnos como la primera vez, íbamos a cantar por turnos. Primero grababa Jae, luego Changmin, después Yoochun, yo, y finalmente Yunho.

Mientras Jaejoong grababa, Changmin, Yoochun y yo jugábamos cartas en la mesa, y ocasionalmente Chunnie le reprochaba a Jae que estaba cantando mal. Cuando llegó el turno de Changmin, Yoochun y yo seguimos jugando, apostando quién pagaría el almuerzo de más tarde.

-Si gano tu pagas el almuerzo, y además…- dijo mirándome con esa sonrisa peligrosa en los labios -…tienes que besarme- completó soltando una carcajada.

-Eh?!? ¿Por qué tengo que besarte?-

-Para hacerlo más divertido-

-No pienso perder entonces, ¿y si yo gano? Tú pagas la comida! Y no voy a besarte!- respondí confiado.

-Ok baby- aceptó entre risas mientras yo trataba de concentrarme en las cartas.

Tras un arduo intercambio de cartas puse mi mano sobre la mesa.

-Gané- dije con toda la felicidad del mundo, pero Yoochun empezó a reír.

-Corrección, yo gané- dijo y puso sus naipes sobre los míos… me había ganado.

-Ahora Susu, me debes el almuerzo… y un beso- sonrió victorioso y cruzó sus brazos atrás de su cabeza.

-Pero… yo… No te pienso bes-

-Yoochun-hyung! Te toca cantar- dijo Changmin interrumpiéndome.

Yoochun se levanto, despeinándome con la mano al pasar a mi lado, y entró en el cuarto de grabación.

Traté de no mirarlo, pero lo único que tenía en mente eran las palabras “beso”, “Yoochun”, “yo”… “respira Junsu respira” y la escena de aquel inadvertido roce de labios de la otra noche… ¿Dije roce de labios? ¿¿En qué rayos me estoy convirtiendo??

La música empezó, y su voz hizo que me estremeciera desde la cabeza hasta los dedos de los pies. No me contuve más y voltee a mirarlo. Me levante de la silla y me senté en el borde de la mesa, frente al vidrio que separaba ambos cuartos. Por más que intentara no podía dejar de verlo, la verdad era que lo estaba intentando con un 5% de mis fuerzas, ya no sabía que pensar, al parecer estaba enamorado de el… muy enamorado… pero “la cerca” aún me torturaba.

En un momento sentí tres miradas que se posaban sobre mí, giré ligeramente mi cabeza y Jaejoong me sonrió maliciosamente, mientras que Yunho y Changmin me miraban extrañados. ¿Se habrían dado cuenta que estuve mirando a Yoochun todo el tiempo?

En ese momento Yoochun llego a la parte de la canción en la que dice los nombres de los miembros. Sus ojos estaban cerrados y su mano derecha sobre su estómago, como de costumbre.

Su voz resonó por todo el estudio mientras decía nuestros nombres. Esperé con ansias a oír el mío.

-TVXQ… My Hero… My Max…- mi corazón empezó a latir más rápido a medida que se acercaba más a mi nombre.

-My U-Know…- retuve la respiración.

-… My Xiah- dijo finalmente, abriendo sus ojos y fijando su mirada en la mía. Toda la sangre de mi cuerpo subió hacia mis mejillas.

-… and Micky- sonrió- We’re one, eternally-

-¡Y!... ¡Corten! perfecto Micky Yoochun! Terminaste. Siguiente, Xiah Junsu!- me levanté de un brinco al oír mi nombre y traté de controlar mi corazón, el cual había dejado mis manos y piernas temblando. Yoochun salió, me sonrió y se sentó en el lugar que yo acababa de dejar.

Entré a la cabina de grabación con las manos aún temblando, ¿Cómo era posible que me haya dejado tan nervioso?

Tuve que intentar el principio dos veces, porque mi voz no había salido a tiempo. Pero mientras cantaba sentía la mirada de Yoochun sobre mí y eso me lo ponía más difícil. Felizmente no tenía que cantar mucho, porque si me quedaba allí un rato mas era muy probable que me haya desmayado.

Salí y Changmin me ofreció jugar a las cartas nuevamente. Acepté y Yoochun se unió al juego.

Yunho termino de cantar y como de costumbre Changmin nos venció con las cartas.

-Bien, ahora solo nos falta grabar el coro con los 5- dijo el director, a lo que todos nos pusimos de pie, ubicándonos en nuestros puestos ya adentro de la cabina. Jaejoong, quien siempre estaba al centro, tenía el micrófono en frente. Quiso hablar para probarlo, pero en respuesta obtuvo un sonido estridente que nos hizo brincar del susto a todos, provocando que mi mano se aferrara a la muñeca de Yoochun. Cuando me di cuenta la solté rápidamente y el solo sonrió. Empezamos a cantar, todo iba muy bien, y nos turnábamos perfectamente en los volúmenes de las voces para dar el énfasis adecuado. En una parte solo cantábamos Yoochun y yo, yo era la voz de apoyo, por lo que la de Yoochun se escuchaba más fuerte.

-Never cry, never ever hide of myself prime- cantamos a coro, el siguió con la parte en japonés y antes de finalizar volteó a mirarme.

-…With me- cantó y tomó ligeramente mi mano.

No me soltó, ni yo lo solté, hasta que terminamos de grabar.

Extrañamente, cada vez que tomaba mi mano, o despeinaba mi cabello, un revoloteo en mi estomago me hacía sentir feliz… siempre lo había sentido, pero nunca había entendido que clase de sentimiento era… no había duda, él me hacia feliz, definitivamente estaba enamorado de él… pero ¿cómo es posible haberme convertido en gay en tan solo 15 horas? Quizás desde mucho antes empecé a sentir algo por el pero no lo noté. Pero él era el único chico que me atría… ¿ser homo no implica que me atraigan todos? ¡Yo que sé! ¡Es la primera vez que paso por esto!

***
El manager nos había dado la tarde libre, así que decidimos ir todos al centro comercial y apenas llegamos, en un abrir y cerrar de ojos, yo ya estaba siendo arrastrado por Yoochun hacia la heladería.

-Yoochun-ah…- lo llamé mientras me jalaba.

-Chunnie-ah!- lo volví a llamar –YAH! CHUN-AH!- grité por última vez y él se detuvo. Volteó y sonrió ante mi gesto enojado, acomodando su mano sobre la mía, entrelazando nuestros dedos. Se acercó, besó mi frente, y eso fue todo… todo lo necesario para permitirle que me arrastre sin quejarme.

Llegamos y mientras el pedía los helados escogí una mesa un poco alejada de la gente. Iba a intentar hablar con él, si es que el sonido de mi corazón desbocado me dejaba pensar. Volvió a la mesa con un plato enorme de helado y dos cucharas en mano, lo acomodo sobre la mesa y se sentó junto a mí.

-¿Por qué no te sientas al frente?, la mesa es pequeña y allá hay una silla- pregunte, no me ayudaba en nada que se haya sentado tan cerca.

-So funny, ¿y crees que voy a cambiar este sillón por una simple silla? En todo caso siéntate tú en la silla Junsu- respondió llevando una porción de helado a su boca, a lo que en venganza empuje su brazo y se embarro toda la cara.

Reí con todas mis fuerzas y me gané una porción de helado sobre mi nariz. Ambos seguimos riendo y mientras limpiaba aquel desastre sobre mi rostro, Yoochun deposito un fugaz beso sobre mi mejilla.

-Yoochun-ah… puedes dejar de besarme así-

-But I Love you babe-

-Si sé…- bajé la vista juntando todo el valor posible.

-Do you… Love me?- preguntó… tiré por la borda todo el rollo del valor y de “la cerca” y dejé que mi conciencia hablara por mí.

-Aún estoy confundido, no podría contestarte en este momento… apenas han pasado horas desde que me dijiste… eso…-

-mmm…-

-… ¿Esperarías mi respuesta?- pregunté sin pensarlo dos veces.

-Eternamente de ser necesario- respondió sonriendo y llevo un bocado de helado hacia mi boca.

Le devolví la sonrisa y acepte el bocado. Estuvimos conversando normalmente, como solíamos hacerlo siempre, y eso me alegro muchísimo. Le había pedido que espere por mi respuesta y aquel peso en mi subconsciente había disminuido enormemente. La verdad es que si estar junto a él me hace feliz no le veo nada malo a esa tonta cerca.

-Susu ¿quieres ir a comprarme una galleta?- me pregunto Yoochun cuando terminamos de comer el helado.

-Ve tuu~~- respondí recostándome contra él, empujándolo para que vaya.

-Si vas tú te invito una galleta ¿quieres?-

-¿Me estas sobornando Park Yoochun?- pregunte aún recostado contra su costado, alzando la vista. Sonrió soltando un suspiro de derrota. Sacó su billetera y la abrió para buscar el dinero, miré de reojo el interior y noté algo muy familiar en el pequeño marquito de fotos.

-EEH? Yoochun-ah! YAH!! ¿¡Por qué!? ¡¿Por qué tienes esa foto allí?!-

¿De dónde la había sacado? Mi foto de pequeño con aquel saquito rojo y mi pose de soldadito sonriente.

-Tú me la diste una vez…-

-Imposible!-

-…o yo la cogí…-

-Me la das ¡ahora!- dije estirando mi brazo para sacarla.

-¡No!- respondió en una carcajada y retiro su billetera de mi alcance -¡No! ¡Susu no! ¡Me encanta esa foto! ¡Es miaaa!- decía mientras huía de mis intentos por atrapar la foto.

-No me digan que ustedes también están en plan romántico- dijo una voz fastidiada frente a nosotros.

-Changmin-ah- lo llamé y se sentó en la silla vacía.

-¿Qué haces solo? ¿Y Yunho-Hyung? ¿Y Jaejoong?- preguntó Yoochun aún alzando la billetera sobre su cabeza.

-Por eso mismo estoy solo, por culpa de ellos y sus cochinadas- respondió apoyándose sobre la mesa –Primero lo dejé pasar porque solo estaban abrazados, pero luego Jae-Hyung entro a ver ropa, y en eso empezaron a besuquearse y Jae-Hyung jaló a Yunho-Hyung a uno de los vestidores y… ¡¡Junsu-Hyung!!- se detuvo en seco, me miró y sus ojos se abrieron tanto como si hubiera visto un fantasma.

-¿Eh? ¿Qué?- pregunté algo confundido.

-¿Tu…? ¿Tú? Emm… lo de… ¿Jaejoong-Hyung?... y… ehmm… que ellos…- balbuceaba tratando de decir algo coherente. Entendí a que se refería, pero Yoochun se adelantó y contestó por mí.

-Si sabe Changmin-ah, se entero ayer-

-Ahhh…que susto- suspiro derrumbándose sobre la mesa

-Al parecer dejó de ser un secreto- dije sonriente a lo que Chan alzó la vista y comenzó a quejarse.

-¡Todos! ¡Todos ustedes son homo! ¿Por qué rayos me metieron en esta banda si yo soy bien hombre? Tuvieron que haber escogido otro homo y en vez de Dong Bang Shin Ki (Dioses Nacientes del Este) se llamaban Dong Bang Gay Ki (Gays Nacientes del Este)-

-¡Que exagerado!- dijo Yoochun entre risas, pero yo no me iba a quedar de brazos cruzados luego de que Chan me llamara gay.

-Changmin-ah, yo no soy homo- vi que una de las manos de Chun se cerró en un puño y dude sobre lo que había dicho, el quererlo para mí me convertía en homo, y no podía negarlo… que idiota… él había cambiado por mí y yo acababa de darle la noticia de que me llegaba al pie lo que él haya dicho o hecho… ¡Que idiota!

-Pero…? Yo pensé que uste…-

-No Minnie, no hay nada entre nosotros- lo cortó y se puso de pie- …vamos a buscar Hyung, que nos lleven a casa y pedimos pizza en la noche-

-¡Pizza!- respondió Changmin y se levantó. Yoochun lo cogió del hombro y nuestras miradas se encontraron una milésima de segundo antes de que volteara.

Aquella mirada me partió el corazón, lo había ofendido y sus ojos me lo habían confirmado, tuve ganas de gritar que me retractaba, que si era gay, y sobre todo que también lo quería. Pero no tuve la valentía de hacerlo frente a toda la gente, los cinco éramos figuras públicas y teníamos que mantener en secreto nuestra vida privada. El regreso en el carro fue un martirio, Yoochun no hablaba y Changmin se había sentado a mi lado, en el sitio de Yoochun.

Apenas llegamos a la casa el entró y se encerró en el cuarto. Espere un poco a ver si le pasaba, pero dieron las 6 y ya llevaba una hora allí adentro.

-Yoochun-ah- lo llamé- Chunnie-ah… quiero hablar contigo- traté de abrir la puerta, pero estaba con llave.

-Yoochun-ah! ¡Ábreme!- volví a llamarlo

-Vete Junsu- oí una voz apagada desde dentro de la habitación y salí disparado a buscar la llave de la puerta, no lo iba a perder, así no.

Rebuscando en los cajones de la cocina encontré las llaves de las habitaciones y subí directamente al cuarto, abriendo la puerta de un golpe.

Encendí la luz, encontrándome con un bulto metido debajo de las sabanas
-¡Yoochun-ah!- lo llamé despojándolo de las sabanas que lo cubrían, no volteo a mirarme- ¿CREES QUE ES FACIL? ¡Te fuiste dos meses! Tuviste dos meses para aceptar que te volviste gay! ¿Y yo? ¡No ha pasado ni un día! ¡Ni un solo día y yo ya me he hecho la idea! ¡La idea de estar contigo siempre! ¡Luego de haberme dejado por tu “novia” y haberme dado celos y todo! ¿No debería ser yo el que este así ahora? ¿No deberías tener un poco mas de paciencia?- se me quebró la voz y comenzaron a caer lagrimas de mis ojos- Te Amo Park Yoochun, y te lo digo con toda la seguridad del mundo- volteó y su mirada sorprendida se encontró con la mía- Me gustaste desde que tomaste mi mano antes de nuestro debut y me convertí en gay en menos de un día, porque me entere que tus sentimientos hacia mi eran los mismos que yo tenía hacia ti-

Termine de hablar, me di media vuelta y salí de la habitación, pero antes de bajar a la sala tenía algo más que hacer.

-¡Changmin-ah!- lo llamé- ¡Yo también soy gay!- grité lo más fuerte que pude.

-¡Lo sabia!- oí su voz respondiéndome desde dentro de su cuarto.

Baje corriendo las escaleras y me recosté en el sillón de la sala, abrazándome a una almohada. Dejé de llorar y sequé mis mejillas. Oí pasos bajando las escaleras, viniendo hacia la sala.

-Junsu- dijo la voz de Yoochun, acariciando mi pelo con una mano- I’m sorry Junsu-

No le respondí. Me acurruque cara a cara con el respaldar del sillón, para que el no pueda verme.

-Junsu-yah~ Lo siento, en serio- sentí sus brazos rodeando mi cintura y sus piernas buscando espacio en el sillón. Cuando me di cuenta, el estaba echado contra mi espalda. –Lo siento- dijo por última vez contra mi cuello, y suspiro.

No sé como logré darme la vuelta sin que él se cayera, pero una vez frente a él rodee su cuello con mis brazos y me acomode contra su pecho.

Durante los aproximadamente 15 o 20 minutos que estuvimos así, el besó repetidas veces mi frente y ocasionalmente acariciaba mi espalda con su mano.

-¡Ahh! ¡Que hambre!- se oyó la voz de Yunho-Hyung y como acto reflejo nos separamos y nos sentamos, Yoochun encendió la tele y yo voltee a mirar a quien bajaba las escaleras.

-¡Hey Yoochun! ¿No que íbamos a pedir pizza?-

-Si Hyung, ya en un rato llamo, don’t worry- le respondió sonriente.

-Bueno, me avisas cuando la pidas para que todos bajemos a acomodar los platos y eso- dijo Yunho estirando sus brazos sobre su cabeza y volvió a subir.

Yoochun seguía sonriendo y tenía la vista fija en el televisor, no pude evitar sonrojarme y a la vez hacer un puchero, ya que nos habían interrumpido.

Voltee a mirarlo detenidamente, pero él no se dio cuenta, así que aproveche y estire mis brazos todo lo que pude, logrando poner mis manos sobre sus mejillas. Giré su rostro y fije su mirada con la mía. Me estire un poco hacia él y le di un besito suavecito y chiquitito. Aun sujetando su rostro me separe de él y vi como se dibujó una amplia sonrisa en sus labios.

En un veloz movimiento, se inclino y me devolvió otro beso, aun sonriendo.

-I Love you baby- dijo sujetando una de mis manos, entrelazando nuestros dedos. Y depositó un pequeño beso en mi mejilla.

Mi corazón latía con fuerza contra mi pecho y sentía mis mejillas ardiendo. Al fin el tema de la cerca dejo de confundir mis sentimientos, había logrado saltarla con éxito y no me arrepentía. Mi amor por Yoochun era más fuerte que cualquier otra cosa. Apoye mi cabeza en su hombro y le respondí sonriendo:

-Yo también-

~Fin~

5 comentarios:

  1. que bello!!!!
    muy hermoso lo ame!!!!!
    espero que sigas escribiendo asi de bien

    ResponderEliminar
  2. de verdad, no se como decirlo, pero ame este fic, por una simple razon, plasmaste completamente la esencia de yoochun y junsu, se ven totalmente reales, con su personalidad y forma de ser, definitivamente eso es lo que mas me llamo la atencion, aprte de la buena redaccion y la historia en sí, de verdad, hacia tiempo que no leia algo asi, muchas felicidades por ello ^-^ ojala puedas escribir un fic largo sobre ellos ^-^

    ResponderEliminar
  3. Gracias :D Me voy a seguir esforzando, y publicare mis fics aqui para que los lean :)

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6/06/2012

    "-¡Changmin-ah!- lo llamé- ¡Yo también soy gay!- grité lo más fuerte que pude.

    -¡Lo sabia!- oí su voz respondiéndome desde dentro de su cuarto."

    HAHAHAHAHAHAHAHAHAAHAHAH Changmin con un EPICO "Lo Sabia".. LO AMOO en todos los fics!!!!

    Aww estuvo lindisimo... JUNSUUUUU Salta el continente por miii

    Yo te doy amor!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Kyaaaaaaaaaaaa LO AMÉ!! hahahah que risa me dio: Dong Bang Gay Ki!! Gays Nacientes Del Este HAHAHHAH LOOL Y morí con changmin, QUE LINDO!! ASJAKKSJSKJA AMÉ ESTE ONE SHOT! GRACIAS POR ESCRIBIR! Eres Genial♥

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD