Business Affairs - Cap. 18

4 comentarios
“- Oye, no te enojes conmigo - Dijo Yoochun, levantando sus manos. - Yo no soy el que fue y despidió al amor de su vida.”


Cuando Yunho llegó a trabajar a la mañana siguiente, no había nadie allí esperándolo. Ninguna taza de café en su escritorio. Ninguna sonrisa cálida y alegre, ni mucho menos un “Buenos días, Yunnie"


En su lugar había un pedazo de papel sobre su escritorio. Toma tus dos semanas de anticipación y métetelas por el culo. Siempre tuyo tan sinceramente, Jae.


Yunho suspiró y se sentó en su escritorio. A decir verdad, no había esperado que Jaejoong se presentara las dos semanas antes de que terminara oficialmente su contrato.


Sin embargo, una parte de él había esperado.


¿Esperado para qué? ¿Esperar a que pudieras pedir disculpas? Una disculpa ahora no significaría nada. No, esto es lo mejor. Un corte limpio cura más rápido. Sólo céntrate en olvidarlo.


Yunho miró fijamente a la pantalla de su computadora y trató de no pensar.
---------------


- ...Y entonces él estaba como: “Yo solo quería que me tiraras sobre tu escritorio” y yo solo pude pensar “¡¿qué?!" - Exclamó Yoochun. - En serio, la última vez que le di un beso me evitó durante una semana. Y ahora él... Es... Oh mierda, es tan sexy cuando se pone así.


- Mm-hmm. - Decía Yunho de forma monótona, sus ojos desenfocados y vidriosos. Las palabras de Yoochun entraban por un oído y salían por el otro.


- Pero yo estaba tan sorprendido, ¿sabes? - Continuó Yoochun. - Quiero decir, Dios, ¿qué le pasó? No es que me queje - Se rio. - Aun así... Siento que tenemos que hablar y aclarar las cosas.


- Uh-huh.


- ¡Pero es tan difícil hablar con él! El tipo solo me mira con su ceja levantada y frunce los labios y me mira fijamente hasta que las palabras se atascan en mi garganta. El tipo es... Realmente intimidante. - Admitió Yoochun, frotando la parte posterior de su cuello torpemente.


- Mmm.


- No tengo ningún problema en que estemos coqueteando. Arrinconarlo contra las paredes, claro, puedo hacer eso. Pero cuando se trata de hablar en realidad...


- Sí.


- ¿Estás escuchándome?


- Oh.


- Tierra llamando a Yunho, ¿hola?


- Hmm.


- Yunho tiene un pene pequeño y no tiene bolas, por eso despidió a Jaejoong.


- Mm-hmm.


Yoochun suspiró y agitó una mano delante de su cara. - ¡Yunho!


Los ojos de Yunho parecían enfocarse de nuevo. - ¿Eh? ¿Qué?


- Jesús - Se quejó Yoochun. - ¿Por qué estás tan distraído?


- No estoy distraído - Murmuró Yunho mirando hacia abajo en su escritorio.


- No, sólo deprimido.


- Tampoco eso. - Dijo Yunho. - Si has venido a insultarme es mejor que salgas de mi oficina.


- Oye, no te enojes conmigo - Dijo Yoochun, levantando sus manos. - Yo no soy el que fue y despidió al amor de su vida.


- Yo no llamaría a Jaejoong el amor de mi vida. - Murmuró Yunho.


- Entonces, ¿quién es? ¿Sooyeon? - Preguntó Yoochun secamente. - Lo dudo.


- ¡Mira! Se ha ido y él no va a volver, así que... Así que vamos a seguir adelante - Dijo Yunho con firmeza.


- Todavía no entiendo por qué lo despediste. - Reflexionó Yoochun. - ¿Tenías miedo de que él no sintiera lo mismo?


Yunho mordió su labio. - Él lo hacía.


- ¿Hacía qué?


- Él sentía lo mismo. Él... Él me dijo que me amaba.


Yoochun miró a Yunho con su boca abierta por unos momentos y luego golpeó una mano a su frente. - ¡¿Estás bromeando?! - Gritó exasperado. - ¿Cuándo ocurrió eso? ¿Por qué no me lo dijiste?


- Lo llevé a mi casa hace unas noches. - Dijo Yunho, no siendo capaz de mirar los ojos de Yoochun. - Y yo no te dije, porque no habíamos hablado antes.


- ¡Eres un idiota! ¡Él te ama! ¿Por qué lo despediste?


- Porque yo no estoy hecho para una relación, ¿de acuerdo? - Dijo Yunho con enojo. - Estoy casado y confundido y no tengo la menor idea de cómo estar enamorado.


- En otras palabras, tienes miedo. Eres un idiota asustado.


- Cállate. - Murmuró.


Yoochun rodó los ojos. - ¿Estás casado? Divorciarse de ella. ¿Estás confundido? Habla con Jaejoong y arregla las cosas. ¿No tienes ni idea de cómo estar enamorado? ¿Sabes una cosa? Estás enamorado ahora y por lo que parece estás haciendo un buen trabajo.


Yunho le lanzó una mirada fulminante. - Ve a molestar a Changmin.


Yoochun suspiró. - ¡Estoy tratando de ayudarte, Yunho! ¿Crees que quiero verte deprimido y solo hasta el día en que mueras? Quiero verte feliz y locamente enamorado y por sobre todo, quiero verte con Jae.


- Yoochun, por favor - Dijo Yunho en voz baja. - Estoy tratando esto de la mejor manera que puedo y no estás ayudando.


- Estoy preocupado por ti - Le dijo Yoochun poniéndose de pie. - Estoy aquí para ti si me necesitas, ¿de acuerdo?


Yunho suspiró mientras Yoochun dejaba la oficina. Una vez solo apoyó la cabeza sobre la mesa.
---------------


Changmin levantó la mirada cuando se abrió la puerta y luego volvió a mirar hacia abajo cuando vio que era sólo Yoochun. - Hola. - Saludó.


- ¿Así que aún vas a ir a esa cita con Kyuhyun? - Preguntó Yoochun con la decisión de ir directo al grano.


- No. - Respondió Changmin, hojeando algunos archivos.


- Vas a ir, ¿eh? ¿Tanto te gusta?


Changmin lo miró, su confusión escrita en su rostro. - Dije que no, ¿de qué estás hablando?


- ¿Quién te da el derecho a quererlo, eh? - Preguntó Yoochun airadamente, ignorando por completo lo que Changmin había dicho. - No voy a dejarte ir a esa cita.


- ... ¿Te sucede algo, Chunnie?


- ¿De verdad quieres pelear conmigo? Te dije que no vas a ir y eso es definitivo.


- ¡Ni siquiera quiero ir!


- Bien, esto es todo. - Masculló Yoochun agarrando a Changmin y tirándolo del brazo. Le dio la vuelta y lo inclinó encima de su escritorio, sosteniéndolo allí. - Supongo que tendré que recordarte quién es tu jefe. - Le murmuró al oído.


- ¿No es Yunho mi jefe? - Preguntó Changmin, imperturbable. Se dio la vuelta para que su espalda estuviera contra la mesa, frente a Yoochun. - ¿Y qué demonios estás haciendo?


Yoochun sonrió. - Recuerdo vagamente oírte mencionar que querías que te tirara sobre una mesa en un ataque de celos. Sólo estoy dándote lo que querías, Minnie.


Changmin rodó los ojos. - Tonto.


La sonrisa de Yoochun se hizo más amplia. Se inclinó para atrapar los labios de Changmin en un rápido beso, y su corazón saltó cuando el más joven no se resistió.


Changmin suspiró. - Yoochun. - Dijo seriamente. - ¿Qué está pasando entre nosotros?


Yoochun se alegró de que no fuera él el que tenía que tocar el tema. - No lo sé. ¿Qué quieres que pase entre nosotros?


- Bueno, eso depende de lo que tú estés buscando.


- ¿Qué es lo que tú quieres?


- ¿Puedes dejar de responder a las preguntas con más preguntas?


- ¿Puedes dejar de hacer preguntas tan difíciles?


- Aish, me rindo. - Murmuró Changmin, tratando de salirse de debajo de Yoochun.


- ¡No! - Dijo Yoochun rápidamente, empujándolo hacia abajo. - Yo… Yo no quiero nada a menos que tenga tu corazón también. Y no sé qué piensas tú, pero cuando se trata de lo que hay entre nosotros... Bueno, me gusta como suena eso de las citas.


Changmin chasqueó la lengua con desaprobación. - Ahora ¿por qué no has podido decirme eso desde un principio?


- Porque eso haría todo demasiado fácil. - Se burló Yoochun. Entrelazando sus dedos con los de Changmin. ¿Entonces...?


- ¿Entonces qué?


Yoochun resopló. - ¿Qué opinas de eso de nosotros?


- Estoy conforme con la idea de las citas. - Dijo Changmin a la ligera, sin poder contener una pequeña sonrisa.


Yoochun se rio y le robó otro beso.
---------------


Por casi dos semanas Yunho apenas salió de su oficina y, a pesar de estar encerrado allí, produjo muy poco trabajo. Yoochun tomó un montón de responsabilidades de Yunho con el fin de cumplir sus plazos, porque hablar con Yunho era como hablar con una pared de ladrillo, y él no estaba en condiciones de trabajar o reunirse con sus clientes.


Algunas veces Changmin y Yoochun lo presionaban para obtener información, pero nunca hablaba. Aún tenía que contratar a un nuevo secretario, y Changmin estaba siempre quejándose sobre la forma en que todo esto significaba más trabajo para él.


Las cosas continuaron así, Yunho negándose a reconocer que había errado, incluso en la ausencia de Jaejoong. Hasta que un martes por la mañana, Yoochun caminó a su oficina para encontrarse con Yunho esperándolo en ella.


- ¿Yunho?


Por un momento Yunho no dijo nada, sólo se quedó mirando sus pies. Y entonces luego habló. - Lo extraño, Yoochun. Yo realmente, realmente lo extraño.

4 comentarios:

  1. Anónimo8/09/2015

    Me encanto este cap, gracias por compartir
    ame el yoomin XD

    ResponderEliminar
  2. Yunho tontin .... " lo extraño" " yo realmente lo extraño" aish, yo quiero darle unos cuantos golpes....seguire leyendo :)

    ResponderEliminar
  3. Y qur esperas yunho?' ve por el!!!

    ResponderEliminar
  4. pues valla se tardo en darse cuenta de ello ahora que busque de el y lo traiga de regreso a su vida
    Gracias

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD