Our Destiny - Cap. 28

4 comentarios
Inesperado


-"Ummm- tapándose la boca- permiso- corriendo al baño.
-¿Estas bien amor?
-No "Ummm-bl-ehhh-ch!"- tosiendo- creo que la comida de ayer me cayó mal
-¿Hija no estarás embarazada?
-No eso es imposible
-Yo he leído que a veces es el padre es el que presenta los síntomas.
-Claro que no- susurro- nosotros aun no…
-Ahh cierto…están en terapia- usando comillas en forma de burla- terapia pamplinas, de todas formas deberías llevar a tu marido al hospital no es normal que vomite todas las mañanas.
-No hay de qué preocuparse- saliendo del baño- solo me cayó mal la comida y ya.


Jaejoong no había estado sintiéndose bien; desde su regreso de Jeju después del cumpleaños de su hermano se sentía agotado con facilidad, se mareaba constantemente, devolvía el estómago, le tenía repulsión a ciertos sabores pero lo que más le preocupa a Jaejoong era el entumecimiento que tenía en las piernas que le complicaba para caminar.


El mayor temor de Jaejoong era que estos síntomas estuvieran advirtiendo su próxima transformación en tritón ya que al no estar cerca del amor de su vida eso era muy factible, temía que su vida se dividiera en dos al igual como su hermano que cada 100 días cambiaba de forma. Jaejoong admiraba a su hermano sin embargo no quería estar en esa situación.


Estaba cansado de tener cuidado al bañarse por lo que decidió afrontar la situación; fingió un viaje por trabajo y se quedó una semana en la casa de Yoochun haciendo todo tipos de experimentos con agua para ver si le afectaba de alguna manera. Nada parecía afectarle por lo que en esta ocasión decidió sacar una cita para la siguiente semana para que evaluaran su condición en el hospital.


-Anda Jaejoong que te cuesta, tu mujer no se va a molestar.
-He estado “de viaje” mi mujer debe estar esperándome.
-Yo hablo con ella, vamos te vas a divertir, van a ir algunos amigos de la prepa además hoy me entregan mi nuevo y lujoso yate
-Otro yate
-Si
-Está bien pero solo por un rato.


En lo que esperaban la llegada del yate Yoochun, Jaejoong y unos amigos más se pusieron a jugar en la arena y las olas del mar. Estuvieron nadando un buen rato cuando Jaejoong se hundió completamente Yoochun que estaba a su lado se alarmo y quiso gritar para pedir ayuda pero Jaejoong se elevó un poco y evito que lo hiciera.


-Busca a Yunho por favor.
-Jae por favor ya deja a…
-Tú no entiendes, respira- empujándolo bajo el agua y señalando sus piernas.
-Es..es una cola- dijo tratando de recuperar el aliento.
-Me convertí en tritón de nuevo, usa tu yate o compra un boleto pero necesito que lo busques urgentemente.
-Ee..está b..bien.
-Por favor no me falles.


Yoochun se subió a su yate que recién le acaban de entregar y solicito ayuda para guiarse y luego manejo lo más rápido que pudo. Llego a Jeju unas 7 horas después


Casi tiro la puerta a patadas para que le abrieran


-Hola Min yo
-Te dije claramente que no quería volver a verte en mi casa
-Estoy buscando a Yunho
-¿A Yunho y porque?
-Te explico después, ¿dónde está Yunho?.


-Aquí estoy- bajando las escaleras- ¿Qué quieres de mí?
-Veras nosotros estábamos en el mar cuando…
-Directo al grano por favor no tengo mucho tiempo disponible.
-Jaejoong se convirtió en tritón de nuevo.
-¿Cómo?… ¿eso no puede ser posible?- grito sorprendido Chagmin
-Y eso que tiene que ver conmigo- fingiendo indiferencia.
-Jaejoong cree que si salen juntos del mar se volverán humanos de nuevo.
-No quiero hacerlo, ese es su problema.
-Yunho por favor- suplico Chagmin- él tiene una familia que cuidar y además yo sé que has estado añorando el mar y lo que eras antes; si…


Yunho salió corriendo de la casa abordo el primer taxi que vio y cuando llego a la playa se lanzó al agua, cerró los ojos y espero empezó a sentir un dolor de piernas horrible y cuando abrió los ojos vio a su hermosa cola de pez de nuevo en su lugar; no pudo evitarlo y dio un gran salto fuera del agua, para su suerte no habían personas en la playa.


Yunho estaba tan emocionado por haber recuperado lo que más había extrañado en estos meses que simplemente se olvidó de Jaejoong; nado lo más rápido que pudo luchando contra la fuerza del agua como los viejos tiempos, estaba recuperando su libertad…la preciosa libertad que ahora sentía que había sido desechada por las puras porque al final se había quedado sin su libertad y sin Jaejoong. Nado a tal prisa y disfrutando del paisaje, los animales, jugueteando con el agua sin fijar su dirección que más pronto de lo que hubiera pensado se encontró en la isla Bora Bora; estaba deleitándose con los arrecifes de coral pues era uno de sus lugares favoritos cuando finalmente recordó a Jaejoong.


“Te amoooo” escucho en un susurro traído por el viento al emerger del agua, la voz de Jaejoong se escuchaba tan real como las ocasiones que estuvieron en el mismo lugar.


Las olas del mar, los peces, los arrecifes de coral, todo aquel lugar parecía susurrarle los momentos felices que había pasado con Jaejoong; cada beso, cada caricia, cada frase de amor.


“Sabes yo siempre pensé que mi mundo se centraba en la ciudad…”
“Sinceramente yo no soy muy amante del mar, mi madre me trajo muy pocas veces…”
“La verdad es que le tenía un poco de miedo, casi me ahogo una vez…”
“Si no fuera por la maldición nunca hubiera conocido el mar tan afondo…”
“Gracias a ti puedo decir que soy inmensamente feliz en un lugar que para mí es bello solo si tu estas aquí…”
“Te amo”


Yunho no pudo soportarlo más y se vio obligado a regresar porque aunque no quisiera admitirlo se dio cuenta que ahora ya no le quedaba nada, ni siquiera su libertad. Él se había encargado de llenar el mar con recuerdos de Jaejoong, a cada lugar que quisiera ir tendría un recuerdo de Jaejoong, cada pedacito del mar le recordaría su romance con él; y fue entonces que entendió que el mar ya no era su hogar porque el mar solo era su pasado, su pasado feliz junto a Jaejoong. Ahora Yunho era una profesor de natación un estudiante de biología marina que en la superficie; en la isla donde vivía no compartía recuerdos con Jaejoong, no tenía recuerdos felices que añorar, recuerdos felices que en estos momentos solo lo entristecían y hacían que su corazón doliera, a pesar del tiempo que ya había pasado aun no podía superar a su gran amor y quizás no podría hacerlo nunca.


Nado de regreso mucho más rápido porque el dolor que sentía lo hacía querer hundirse a llorar en el fondo del mar por no estar con la persona amada pero al mantenerse ocupado nadando logro no desfallecer.


Cinco días después de que Jaejoong se convirtiera en tritón, Yunho lo encontró; se encontraba acurrucado en la playa de Jeju en una roca bien al fondo para que nadie pudiera verlo.


-Hagámoslo de una vez- tocando a Jaejoong para que despertara.
-Ohh Yunho viniste- emocionado.
-Salgamos de una vez, es de noche y nadie nos vera.
-No podemos hacer eso; Chunnie viene en las mañanas, él nos recogerá a esa hora
-Pero
-Yunho durmamos, estamos sin ropa, no podemos andar calatos por ahí.
-Ok- respondió secamente sentando cerca de Jaejoong, no pego un ojo en toda la noche, se sentía tan fuera de lugar ahora en el mar que lo único que quería era salir corriendo del mar.


En la mañana tal como lo había dicho Jaejoong apareció Yoochun.


-Probemos- dijo Yunho, tomando de la mano a Jaejoong y nadando a la orilla.


Jaejoong no dijo nada porque se sentía tan especial y no dejaba de ver su mano anudada a la de Yunho, no pudo evitar llorar y recriminarse por sus decisiones.


Tocaron la arena juntos pero seguían siendo tritones, se soltaron las manos y se arrastraron fuera del agua, cerca de ellos Yoochun vigilaba que nadie se acercara. El sol empezaba a brillar firmemente sobre la arena cuando empezaron a sentir dolor y poco después su cola cambio por piernas.


-Lo sabía- susurro Jaejoong.


Yunho no dijo nada aún mantenía la tristeza en sus ojos y trataba en vano de desviar la mirada, sus ojos le traicionaban y volteaban constantemente a ver la piel exquisita de Jaejoong, su cuerpo desnudo, su rostro, sus labios…


-Yoochun la ropa- grito Yunho.


Jaejoong se exalto con el grito y en ese momento se dio cuenta que estaba al lado de Yunho totalmente desnudo, no pudo deleitarse viendo el cuerpo de Yunho porque para su desgracia Yoochun fue muy rápido y trajo ropa para cubrirlos


-¿Y Min porque no vino?- pregunto Jaejoong
-Bueno él se preocupó tanto por ti, que se olvidó por completo que iba a convertirse en tritón.
-¿Se acabaron sus 100 días?
-Así parece, por ahora está en mi apartamento.

-Ohh, no- gimió Yunho- Min va a matarme

4 comentarios:

  1. Ahhh si tan solo uno de los dos hubiera dado su brazo a torcer hubieran pasado un momento juntos y hasta se hubieran reconcilida xD... Ahh Jae esta embarazado jagdkshsbshs ya quiero que se entere. Min pasará momento gratos con Chun.
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Eso quiere decir que... El yunjae es amor eterno y verdadero!! Hasta un fic lo sabe!!

    ResponderEliminar
  3. Sera q jae esta embarazado? O.O

    ResponderEliminar
  4. Para mi que si lo esta, que se enteren ya de tan hermoso estado.

    Gracias!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD